Mundo

martes 15 jun 2021 | Actualizado a 12:35

Cuatro mineros rescatados en China tras 36 días bajo tierra

El rescate de estos hombres, atrapados a más de 200 metros bajo tierra, duró dos horas, ya que se los sacó a la superficie uno a uno, según el canal público CCTV.

Trabajos de rescate en la mina de de Shandong. Foto: @XHNews

Por AFP

/ 29 de enero de 2016 / 16:51

Cuatro mineros fueron rescatados en China tras pasar 36 días atrapados bajo tierra al derrumbarse la mina donde trabajaban, anunció este viernes (29 de enero) la agencia estatal Xinhua.

Los cuatro, atrapados desde el 25 de diciembre en la provincia de Shandong (este), fueron rescatados a través de túneles excavados luego de que detectaran señales de que había supervivientes el 30 de diciembre.

El rescate de estos hombres, atrapados a más de 200 metros bajo tierra, duró dos horas, ya que se los sacó a la superficie uno a uno, según el canal público CCTV.

Imágenes de este canal mostraban a socorristas aplaudiendo cuando iban saliendo los hombres, los cuales luego aparecían cubiertos con mantas y se subían a ambulancias.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Una burbuja de seguridad titánica para el encuentro entre Biden y Putin

Todo el barrio y sus alrededores están cerrados y los barcos fondeados en el lago deben zarpar o corren el riesgo de encontrarse frente a frente con lanchas armadas

Militares suizos en la "Villa La Grange", donde el presidente de Estados Unidos y el presidente ruso asistirán a una reunión el 16 de junio

Por AFP

/ 15 de junio de 2021 / 12:24

Incluso en una ciudad como la suiza Ginebra acostumbrada a las funciones diplomáticas, la cumbre entre los presidentes de Estados Unidos y Rusia supone un evento de magnitud, rodeado de un despliegue de fuerza titánico para garantizar su seguridad.

Unos 4.000 policías, militares y otros agentes de seguridad se movilizaron para asegurar que todo se desarrollará sin contratiempos.

Desde hace más de una semana, la Villa La Grange y el adyacente parque, donde Joe Biden y Vladimir Putin deben encontrarse durante unas horas el miércoles, están rodeados por unas barreras metálicas rematadas por alambres.

Todo el barrio y sus alrededores están cerrados y los barcos fondeados en el lago deben zarpar o corren el riesgo de encontrarse frente a frente con lanchas armadas.

Además, tropas de soldados suizos se han apostado ante las representaciones rusa y estadounidense, separadas por apenas unos centenares de metros, para apoyar a la policía diplomática de Ginebra, encargada de la protección exterior de numerosas embajadas de la ciudad.

Datos

No lejos del edificio de las Naciones Unidas, a apenas unas decenas de metros de la embajada rusa, el icónico hotel Intercontinental se va a convertir en una fortaleza para hospedar a Joe Biden.

El presidente estadounidense dormirá en la ciudad antes de la cumbre, mientras que su homólogo ruso no llegará hasta el miércoles, justo a tiempo para la reunión.

«El trabajo de la policía ginebrina es titánico, lo habéis visto. Pueden contar con el apoyo del ejército, otras policías cantonales y cuerpos locales para poner en marcha este gigantesco dispositivo», señaló Stéphane Theimer, vicedirector de la policía federal suiza.

Alrededor del 95% de los policías ginebrinos estarán desplegados junto a 900 agentes de refuerzo llegados de otras partes de Suiza.

El ejército del aire suizo está encargado de asegurar la viligancia del cielo en caso de violación del espacio aéreo cerrado en un radio de 50 kilómetros. Incluso se desplegaron baterías antiaéreas.

Para evitar verse atrapada por los gigantescos convoyes presidenciales, la ciudad llamó a sus habitantes a trabajar ese día desde casa.

(15/06/2021)

Comparte y opina:

¿Qué demócrata se encamina a ser el alcalde de la Nueva York pospandemia?

Salvo sorpresa, como Nueva York es un feudo demócrata, el vencedor de las primarias demócratas del 22 de junio será electo como alcalde en noviembre

Una pareja juega con su perro en Brooklyn, Nueva York, durante el confinamiento

Por AFP

/ 15 de junio de 2021 / 12:12

Trece candidatos y ningún favorito: a una semana de las primarias demócratas que designarán al que casi con toda seguridad será el alcalde de la Nueva York pospandemia, «progresistas» y «moderados» se enfrentan en una carrera también incierta a raíz de un nuevo sistema de votación que dificulta los pronósticos.

¿Eric Adams, expolicía negro y presidente del distrito de Brooklyn? ¿Andrew Yang, empresario de tecnología de padres taiwaneses, que se hizo conocido al prometer el desembolso de mil dólares a cada estadounidense como candidato a las primarias demócratas a la presidencia en 2020? 

¿O tendrá la mayor ciudad de Estados Unidos su primera alcaldesa? Kathryn Garcia ha desempeñado varios puestos de responsabilidad en la alcaldía y cuenta con el apoyo de dos diarios, incluido el New York Times. Y Maya Wiley, abogada negra experta en derechos civiles, fue apoyada recientemente por la congresista Alexandria Ocasio-Cortez, más conocida como AOC, estrella del ala izquierda del partido.

 Estos precandidatos, ejemplo de la diversidad que distingue a esta ciudad, dominan los sondeos para ocupar el que es conocido como «segundo cargo más difícil» del país, después del de presidente. Uno de ellos reemplazará al alcalde saliente, Bill de Blasio, muy de izquierda, que culmina ocho años de gobierno con una gran impopularidad.  

La participación tradicionalmente baja en las primarias -apenas un 20% de los electores demócratas registrados votaron en 2013 para designar a De Blasio, sucesor del multimillonario Michael Bloomberg- hace que las encuestas sean poco fiables.

 Salvo sorpresa, como Nueva York es un feudo demócrata, el vencedor de las primarias demócratas del 22 de junio será electo como alcalde en noviembre, en unos comicios que lo enfrentarán al vencedor de las primarias republicanas.    

Desigualdades

Los principales desafíos son «levantar la ciudad tras el COVID-19, las tensiones raciales, la equidad», resume Penny Arnold, de 51 años, que votó con anticipación el fin de semana en el Museo Metropolitano.

 Epicentro del coronavirus en abril y mayo de 2020, la capital económica estadounidense, que registró más de 33.000 muertos por el COVID-19, fue durante meses una sombra de sí misma.   Miles de comercios cerraron y decenas de miles de habitantes huyeron de la ciudad espantados por los camiones-morgue estacionados frente a los hospitales desbordados.  

Sin turistas ni trabajadores los barrios financieros de Wall Street y Midtown quedaron desiertos, y explotó el desempleo y la cantidad de personas sin hogar. Los tiroteos y homicidios, en baja desde la década de 1990, se dispararon.

 La crisis sanitaria, y luego las manifestaciones a veces violentas tras la muerte de George Floyd en mayo de 2020, subrayaron la amplitud de las desigualdades raciales en una metrópolis que algunos veían de lejos como una isla de riqueza.

 Ahora que la ciudad regresa a la vida -65% de la población adulta recibió al menos una dosis de la vacuna anti COVID-19 y la tasa de casos positivos cayó a 0,59%- ¿elegirá la ciudad un candidato de extrema izquierda como Maya Wiley, o más moderado como Eric Adams, Andrew Yang o Kathryn Garcia?  «Esta elección es un indicador de las divisiones entre demócratas en el plano nacional», subrayó Ester Fuchs, de la Universidad de Columbia.

 Algunos piensan que «como ‘AOC’ ganó, la victoria será de los progresistas. Pero hay un grupo importante de demócratas de la vieja escuela en esta ciudad», dijo esta profesora de ciencia política que trabajó en el pasado para Michael Bloomberg.

(15/06/2021)

Comparte y opina:

El consumo de energías fósiles es un 80% del total, igual que hace 10 años

Los combustibles fósiles (carbón, petróleo, gas), fuente principal del calentamiento global, representaban todavía un 80,2% del consumo de energía a finales de 2019, apenas una décima por debajo del porcentaje de 2009

Por AFP

/ 15 de junio de 2021 / 11:59

Un 80% del consumo mundial de energía en 2019 procedió de energías fósiles, el mismo porcentaje que hace 10 años, periodo en que las renovables solo prosperaron ligeramente, advirtió la red REN21 en un informe publicado este martes.

Los combustibles fósiles (carbón, petróleo, gas), fuente principal del calentamiento global, representaban todavía un 80,2% del consumo de energía a finales de 2019, apenas una décima por debajo del porcentaje de 2009, apunta esta red de expertos dedicada a las energías renovables.

En el mismo periodo, la porción de energías renovables creció alrededor de un 5% anual pero, debido al crecimiento de la demanda energética mundial, solo pasó del 8,7 al 11,2% del consumo global, indica este informe mundial.

«Estamos lejos del cambio de paradigma necesario para un futuro energético limpio, más sano y más equitativo», indica el informe.

«Con subvenciones a los carburantes fósiles de 550.000 millones de dólares en 2019 –casi el doble de lo invertido en renovables–, las promesas de acción climática de los últimos diez años evidencian ser palabras al viento», estimó la directora de REN21, Rana Abid.

«El año 2020 habría podido cambiar la tónica», pero los planes de reimpulso post-covid acuerdan seis veces más inversiones a las energías fósiles que a las renovables, denuncia esta red.

Apunte

Por contra, alaba «los progresos considerables» realizados en el sector de la electricidad, donde casi la totalidad de nuevas instalaciones son renovables y que añadió más de 256 gigavatios (GW) en 2020, superando en más de un 30% el récord anual precedente.

En un número creciente de regiones, como partes de China, la Unión Europea, India o Estados Unidos, ahora es menos costoso construir parques eólicos o fotovoltaicos que explotar centrales de carbón existentes, indica REN21.

«Los gobierno no deben contentarse con apoyar las energías renovables pero también deben poner fuera de servicio las centrales de combustibles fósiles», insistió Rana Abid.

(156/06/2021)

Comparte y opina:

Posible punto de no retorno hacia calentamiento irreversible

Durante sus 389 días en el mar, los equipos a bordo del rompehielos "Polarstern" recogieron mucha información sobre el cambio climático

El buque de investigación y rompehielos alemán "Polarstern" llega al puerto de la ciudad de Bremerhaven, en el norte de Alemania, después de una misión de un año

Por AFP

/ 15 de junio de 2021 / 11:46

El punto de no retorno hacia un calentamiento irreversible puede haberse superado, advirtió este martes el científico alemán que dirigió la mayor expedición enviada al Ártico.

«Únicamente el estudio de los años venideros permitirá saber si todavía podemos salvar la banquisa del Ártico, presente todo el año gracias a una protección del clima, o si ya hemos traspasado ese punto de no retorno», dijo Markus Rex, ocho meses después del retorno de la misión internacional que estuvo un año en el Ártico.

«La desaparición de la banquisa de verano en el Ártico es una de las primeras minas en este campo de minas, uno de los primeros puntos de no retorno a los que se llega cuando vamos demasiado lejos en el calentamiento» climático, agregó el científico en una rueda de prensa en Berlín, con la ministra de Educación e Investigación, Anja Karliczek.

De hecho «podemos preguntarnos si no hemos caminado ya sobre esta mina y activado el inicio de la explosión», estimó.

Si ese punto irreversible se hubiera traspasado, esto puede generar consecuencias «en efecto dominó» para el planeta, advirtió el científico y «agravar aún más el calentamiento con la desaparición del casquete polar de Groenlandia o el deshielo de zonas amplias del permafrost del Ártico».

Los datos

La mayor expedición enviada al Polo Norte, llamada MOSAIC, regresó a Alemania en octubre y sus responsables alertaron sobre la amenaza que planea sobre la banquisa, que desaparece a una «velocidad dramática».

Durante sus 389 días en el mar, los equipos a bordo del rompehielos «Polarstern» recogieron mucha información sobre el cambio climático, sobre todo en los meses en que el navío estuvo a la deriva en los hielos del Polo Norte.

El retroceso de la banquisa es considerado por los científicos como el «epicentro del calentamiento global», según Rex.

(15/06/2021)

Comparte y opina:

Agitación en Italia por el levantamiento de la prohibición de despidos

En Francia y Alemania, países que no han recurrido al congelamiento de los despidos, los efectos de la pandemia sobre el empleo han sido menos graves

Mario Draghi, presidente del Consejo de Ministros de Italia

Por AFP

/ 15 de junio de 2021 / 11:36

Los sindicatos de Italia temen un «tsunami social» y los partidos de izquierda vaticinan «una hecatombe laboral» si se levanta la prohibición de despidos adoptada para enfrentar la pandemia viral, mientras el gobierno de Mario Draghi enfrenta fuertes presiones.

«Hay que tomar decisiones», aseguró el jefe de gobierno quien, cuando asumió en febrero pasado, advirtió que iba a «proteger a todos los trabajadores y que sería un error proteger a todas las empresas de forma indiscriminada».  

La Comisión europea considera la prohibición de despidos una medida «contraproductiva», debido a que protege a los trabajadores con contrato indeterminado y no a los precarios, la mayoría jóvenes y mujeres.

En Francia y Alemania, países que no han recurrido al congelamiento de los despidos, pero que decidieron financiar el desempleo parcial, los efectos de la pandemia sobre el empleo han sido menos graves que en Italia, según la Unión Europea.

A priori, la congelación de los despidos vence a finales de junio para las grandes empresas, en particular las del sector de la construcción y la industria, y a finales de octubre para las pequeñas y medianas empresas y de servicios.    

El gobierno dividido

La heterogénea coalición gobernante está dividida sobre la cuestión: si el inclasificable Movimiento 5 Estrellas (M5E) milita, como los sindicatos, por una nueva prórroga de la prohibición de despidos, la extrema derecha con la Liga de Matteo Salvini reclama «la libertad» para las empresas de contratar.  

El ministro de Trabajo, Andrea Orlando, miembro del Partido Democrático (centro-izquierda), se aventuró en mayo a anunciar a la prensa una prórroga del bloqueo para algunos casos hasta finales de agosto, pero tuvo que dar marcha atrás por presión de los empresarios.  

No se descarta como solución la de autorizar una prórroga «selectiva» de la medida, según el sector, ya que algunos están muy debilitados, como el textil. Una idea del ministro de Desarrollo Económico, Giancarlo Giorgetti, miembro de la derechista Liga.  

¿Se espera una avalancha de despidos? «No, las estimaciones más realistas calculan cerca de 70.000 a 100.000 despidos, una cifra notable pero no enorme», relativizó con la AFP Francesco Seghezzi, presidente de la Fundación Adapt, especializada en investigaciones sobre el mundo del trabajo.  

Estimaciones muy por debajo de los cálculos de los sindicatos que temen «un millón» más de desempleados, mientras que el Banco de Italia estima que en 2020 se salvaron 440.000 puestos de trabajo gracias a la prohibición de despidos.  

«Italia fue uno de los primeros países donde la pandemia se propagó en forma masiva, lo que generó muchos temores» por lo que el ejecutivo encabezado entonces por Giuseppe Conte «apostó por un cierre generalizado de la economía y por congelar los despidos» a partir de finales de febrero de 2020, explicó Seghezzi.  

(15/06/2021)

Comparte y opina:

Últimas Noticias