Mundo

Friday 7 Oct 2022 | Actualizado a 17:07 PM

La crisis del 2008 habría causado más de 500.000 muertes por cáncer en el mundo

La relación entre el desempleo y el exceso de índice de mortalidad es más importante en los cánceres que se pueden tratar, destacan los investigadores, "lo que demuestra la importancia del acceso a los tratamientos".

/ 25 de mayo de 2016 / 22:56

El aumento del desempleo y los recortes en la sanidad, consecuencia de la crisis financiera del 2008, habrían contribuido a un aumento de la mortalidad por cáncer de más de 500.000 personas en el mundo, según un estudio publicado el miércoles.

«Asociamos la reciente crisis económica a 260.000 muertes adicionales por cáncer en los países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) entre 2008 y 2010, de ellos 160.000 en la Unión Europea», según las conclusiones de este estudio publicado en la revista británica The Lancet.

«A nivel planetario, son más de 500.000 muertes adicionales por cáncer durante este período», indicó a la AFP el doctor Mahiben Maruthappu del Imperial College de Londres, que dirigió las investigaciones.

«El cáncer es la principal causa de muerte en el mundo, es crucial entonces entender cómo los cambios económicos pueden influir en la superación de un cáncer», estima.

En 2012, esta enfermedad causó 8,2 millones de muertes.

«Hemos descubierto que el aumento del desempleo estaba asociado a un incremento de la mortalidad por cáncer, pero que la cobertura de sanidad general protegía la población contra estos efectos. En especial, en el caso de los cánceres donde existe un tratamiento, como el cáncer de seno, de próstata o colorrectal», agrega.

Si sucede lo contrario, el ahorro en los tratamientos médicos puede costar vidas, recalca el científico.

Para su estudio, los investigadores estadounidenses y británicos han utilizado datos del Banco Mundial y de la Organización Mundial de la Salud.

Desempleo y mortalidad

Estos datos les han permitido observar el vínculo entre el desempleo, los recortes en sanidad y la mortalidad por cáncer en más de 70 países, que representan más de 2.000 millones de personas. Se han basado en las tendencias entre 1990 y 2010 puesto que los datos después de 2010 no estaban disponibles.

Los tipos de cáncer se han divido en dos categorías: «los que se pueden tratar», cuyo índice de sobrevida es superior al 50% y los «incurables», cuya superación es inferior al 10%.

La relación entre el desempleo y el exceso de índice de mortalidad es más importante en los cánceres que se pueden tratar, destacan los investigadores, «lo que demuestra la importancia del acceso a los tratamientos».

Los científicos precisan que un aumento del 1% del desempleo está asociado a 0,37 muertos por cáncer adicionales por cada 100.000 habitantes. Un incremento del 1% en los recortes en el presupuesto sanitario (en porcentaje del Producto Interior Bruto) está asociado a 0,0053 muertes adicionales.

En Estados Unidos, han sido registradas 18.000 muertes suplementarias y en Francia, 1.500. Los investigadores en cambio no encontraron una mayor mortalidad en Gran Bretaña ni en España durante el período 2008-2010.

«En los países donde no existe una cobertura social general, el acceso a los tratamientos suele depender del contrato de trabajo. Sin empleo, los pacientes son diagnosticados probablemente más tarde y reciben un tratamiento inadecuado o con retraso», explica el profesor Rifat Atun, de Harvard.

Los autores del estudio insisten en que los resultados establecen más una asociación que un vínculo de causa y efecto. Aunque subrayan que existe «una correlación cronológica» porque la evolución del desempleo y de la mortalidad coinciden, lo que hace pensar en la hipótesis de una relación de causa y efecto.

Varios estudios ya habían demostrado el impacto en la salud mental y física del aumento del desempleo y de los recortes presupuestarios.

El desempleo sería una de las causas de los cerca de 45.000 suicidios que se producen cada año en 63 países, según un estudio de investigadores suizos publicado en febrero de 2015 en The Lancet Psychiatry.

Otro estudio llevado a cabo por científicos franceses, publicado en marzo de 2015, reveló un aumento de la mortalidad entre los desocupados, casi tres veces más que en las personas no desocupadas.

El desempleo tiene «efectos graves en los accidentes cardiovasculares y en patologías crónicas», observaron los investigadores.

Comparte y opina:

El coronavirus da un primer golpe al empleo en EEUU

Mientras las negociaciones continúan el jueves entre bastidores, el Departamento de Trabajo de Estados Unidos publicó estadísticas preocupantes sobre el mercado del empleo en medio de la pandemia.

/ 19 de marzo de 2020 / 15:28

Miles de personas fueron despedidas en una semana en Estados Unidos debido a las drásticas medidas adoptadas para luchar contra el coronavirus, un argumento que blandirá el gobierno de Donald Trump para llevar al Congreso a aprobar un paquete de reactivación económica de 1,3 billones de dólares.

Mientras las negociaciones continúan el jueves entre bastidores, el Departamento de Trabajo de Estados Unidos publicó estadísticas preocupantes sobre el mercado del empleo en medio de la pandemia.

Los pedidos semanales de subsidios por desempleo aumentaron fuertemente (+70.000) como consecuencia del impacto económico de la pandemia, hasta las 281.000 nuevas solicitudes en datos corregidos por variaciones estacionales en la semana que terminó el 14 de marzo.

Se trata del nivel más alto desde septiembre de 2017, precisó en un comunicado.

La cifra supera las proyecciones de los analistas, que esperaban 220.000 nuevas inscripciones a este seguro.

El aumento es "claramente atribuible a los impactos" del coronavirus, señaló el ministerio, que añadió que en numerosos estado hubo un aumento de los despidos vinculados a la pandemia, especialmente en los sectores de la hotelería, los restaurantes y el transporte.

Medidas como el cierre de bares o restaurantes, la cancelación de vuelos, eventos y viajes por turismo para contener la expansión del mal llevan a muchos sectores a una caída de actividad.

En Estados Unidos, muchos empleos del sector servicios son precarios, pagados por día o semanalmente. Cuando la coyuntura se deteriora son las primeras víctimas, pues no existe una red de seguridad social como ocurre en Europa o en países de América Latina.

En algunos Estados, como Nueva York, Oregon y Nueva Jersey, hubo un flujo tal de personas que pidieron subsidios por internet, que los sistemas se bloquearon, según la radio pública NPR.

Según CNBC, Michelle Myer, economista en jefe de Bank of America, envió una carta a los clientes de la institución para informarles de  que la economía estadounidense, "en caída libre" por la pandemia, está en recesión.

"Se perderán empleos, se destruirá riqueza, la confianza se erosionará", advierte. "El declive será importante pero pensamos que será de corta duración", añadió.

Varios economistas señalaron en los últimos días que los fundamentos de la economía estadounidense estaban sanos antes del surgimiento de esta pandemia y esperan que se produzca un rebote importante una vez que pase la crisis.

De hecho, Estados Unidos tenía una tasa de desempleo de 3,5% en febrero, un mínimo en cinco años, y la previsión de crecimiento económico era de más de 2%, por encima de Europa.

Surgida en China a fines de 2019, esta pandemia ha dejado 10.755 contagiados y 154 muertos en Estados Unidos, según la última proyección de la universidad John Hopkins. (19/03/2020)    – Cuarto trimestre "gigante" -   ==============================      El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, declinó comentar este jueves pronósticos económicos catastróficos para el segundo trimestre, luego de que el banco JP Morgan estimara una contracción del PIB de 14% en Estados Unidos.   "Pienso que hay especulaciones. Nadie tiene un panorama exacto de la situación", enfatizó.   Sin embargo en el tercer trimestre podría haber un rebote, para un cuarto trimestre "gigantesco", señaló, confiado en la capacidad del país de encontrar una vacuna.   En este momento la prioridad es que se adopte "el plan de reactivación de un billón de dólares para inyectar dinero en la economía", destacó Mnuchin en Fox Business News.   El miércoles, el ministro sostuvo que el desempleo podría llegar al 20% si los legisladores no actúan rápidamente.   Anticipando un debate sobre el déficit que generaría un plan de este volumen inédito, Mnuchin destacó que emitir más deuda pública "no es un problema".   El Partido Republicano de Trump, que controla el Senado, había recortado las aspiraciones de los demócratas en la Casa Blanca cuando en 2009 pidieron un megapaquete financiero para enfrentar la crisis hipotecaria y bancaria.   El Fondo Monetario Internacional advierte regularmente a Estados Unidos del nivel de su deuda pública, exponencial.   Antes de la pandemia, el déficit fiscal federal estaba proyectado por encima del billón de dólares anual en los próximos 10 años.

Comparte y opina:

Trump lanza un plan masivo para proteger a la economía de la pandemia

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, trabaja con el Senado y la Cámara de Representantes en un programa de ayuda "audaz y muy importante", anunció Donald Trump durante una conferencia de prensa.

/ 17 de marzo de 2020 / 16:51

El gobierno y el banco central de Estados Unidos anunciaron el martes un plan masivo de ayuda a la economía para enfrentar las consecuencias de la pandemia de coronavirus, proyecto que depende del visto bueno del Congreso.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, trabaja con el Senado y la Cámara de Representantes en un programa de ayuda "audaz y muy importante", anunció Donald Trump durante una conferencia de prensa.

Luego de tardar en reaccionar, el inquilino de la Casa Blanca se vanaglorió de que este plan será inédito. "Creo que nunca antes vi algo igual", sostuvo.

La pandemia de nuevo coronavirus, que comenzó en China a fines de 2019 y que se extiende día a día en el mundo, obliga a los países a tomar medidas drásticas. En Estados Unidos como en otros sitios las aerolíneas dejan aviones en tierra, las escuelas y liceos cierran, así como bares y restaurantes.

El propio Trump desaconsejó reuniones de más de 10 personas, y con ello es claro que toda la actividad económica se ve resentida.

Mnuchin no reveló el monto del plan de ayuda, pero la prensa estadounidense maneja de fuentes del gobierno la cifra de 850.000 millones de dólares.

El funcionario sin embargo mencionó algunas de las medidas que pretende promover la Casa Blanca.

"Tenemos la intención de enviar cheques inmediatamente a los norteamericanos", sostuvo, precisando que hablaba de un lapso de dos semanas, añadió. Una medida similar fue adoptada por el gobierno de George W. Bush durante la crisis hipotecaria de 2008.

Mnuchin insistió en la importancia de inyectar dinero al mercado para ayudar a familias y pequeñas empresas que ven afectados sus negocios por la caída de demanda.

"También podemos garantizar préstamos a industrias cruciales como el transporte aéreo y la hostelería", explicó el secretario del Tesoro.

Paso a la acción

Mnuchin advirtió que la pandemia de coronavirus puede ser incluso más devastadora para las aerolíneas que las consecuencias de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York.

"Esto es peor que el 11 de septiembre para la industria del transporte aéreo", dijo, cuando muchas aerolíneas dejan sus aviones en tierra por los cierres de frontera impuestos desde Europa a Asia, desde Estados Unidos a América Latina, para tratar de detener los contagios de covid-19.

El lunes, las compañías aéreas solicitaron una ayuda de 50.000 millones de dólares al gobierno federal para capear el temporal.

El gobierno trabaja para que este proyecto que requiere aprobación legislativa sea adoptado "rápidamente" en el Senado, destacó Mnuchin. Mientras el Senado es controlado por el oficialismo republicano, la oposición demócrata maneja la Cámara de Representantes.

Ayuda al crédito

Además de la ayuda del gobierno federal, la Reserva Federal de Nueva York, encargada de vigilar que los mercados dispongan de liquidez suficiente, anunció antes el martes una nueva inyección masiva de 500.000 millones de dólares en el mercado monetario.

Esta operación se agrega al calendario habitual y "tiene como objetivo asegurar que el monto de reservas siga amplio y ayudar a un funcionamiento sin trabas de los mercados financieros de corto plazo en dólares", señaló el organismo en un comunicado.

Además, el banco central estadounidense anunció mecanismos para dar facilidades de crédito para apoyar a empresas y familias, en un esfuerzo para mitigar el impacto económico de la pandemia en Estados Unidos. Los sectores automotor e inmobiliario, así como las empresas serán beneficiarios de estas ayudas.

El objetivo es minimizar dificultades de reembolso de créditos que profundizarían los daños económicos causados por el coronavirus.

El lunes por primera vez, el propio Trump reconoció que no puede descartarse que Estados Unidos entre en recesión. Muchos economistas consideran que la economía ya se contrae.

El último plan de ayuda de este volumen se remonta a febrero de 2009, cuando el gobierno del entonces recién asumido Barak Obama, que luchaba contra la crisis financiera originada en los créditos hipotecarios basura, anunció 787.000 millones de dólares en ayudas durante tres años para sostener el consumo y el sector inmobiliario.

Ese plan estaba estructurado en un tercio de alivios fiscales y dos tercios de gasto público. Los republicanos recortaron los números argumentando el control del déficit fiscal.

Los anuncios de la Fed y la perspectiva de un plan de reactivación tranquilizaron al mercado. Al cierre, el índice principal de Wall Street, el Dow Jones Industrial Average, subió un fuerte 5,20% a 21.237,38 puntos, en tanto el tecnológico Nasdaq ganó 6,23% a 7.334,78 unidades, y el S&P 500 6,00% à 2.529,19.

Estos anuncios se suman a un plan de ayuda por 100.000 millones de dólares que pagará licencias médicas a trabajadores directamente afectados. Esta iniciativa aún requiere aprobación del Senado.

La pandemia ya se ha cobrado más de 7.000 vidas y ha infectado a más de 180.000 personas, según un balance de la AFP. (17/03/2020)

Comparte y opina:

La crisis del 2008 habría causado más de 500.000 muertes por cáncer en el mundo

La relación entre el desempleo y el exceso de índice de mortalidad es más importante en los cánceres que se pueden tratar, destacan los investigadores, "lo que demuestra la importancia del acceso a los tratamientos".

/ 25 de mayo de 2016 / 22:56

El aumento del desempleo y los recortes en la sanidad, consecuencia de la crisis financiera del 2008, habrían contribuido a un aumento de la mortalidad por cáncer de más de 500.000 personas en el mundo, según un estudio publicado el miércoles.

«Asociamos la reciente crisis económica a 260.000 muertes adicionales por cáncer en los países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) entre 2008 y 2010, de ellos 160.000 en la Unión Europea», según las conclusiones de este estudio publicado en la revista británica The Lancet.

«A nivel planetario, son más de 500.000 muertes adicionales por cáncer durante este período», indicó a la AFP el doctor Mahiben Maruthappu del Imperial College de Londres, que dirigió las investigaciones.

«El cáncer es la principal causa de muerte en el mundo, es crucial entonces entender cómo los cambios económicos pueden influir en la superación de un cáncer», estima.

En 2012, esta enfermedad causó 8,2 millones de muertes.

«Hemos descubierto que el aumento del desempleo estaba asociado a un incremento de la mortalidad por cáncer, pero que la cobertura de sanidad general protegía la población contra estos efectos. En especial, en el caso de los cánceres donde existe un tratamiento, como el cáncer de seno, de próstata o colorrectal», agrega.

Si sucede lo contrario, el ahorro en los tratamientos médicos puede costar vidas, recalca el científico.

Para su estudio, los investigadores estadounidenses y británicos han utilizado datos del Banco Mundial y de la Organización Mundial de la Salud.

Desempleo y mortalidad

Estos datos les han permitido observar el vínculo entre el desempleo, los recortes en sanidad y la mortalidad por cáncer en más de 70 países, que representan más de 2.000 millones de personas. Se han basado en las tendencias entre 1990 y 2010 puesto que los datos después de 2010 no estaban disponibles.

Los tipos de cáncer se han divido en dos categorías: «los que se pueden tratar», cuyo índice de sobrevida es superior al 50% y los «incurables», cuya superación es inferior al 10%.

La relación entre el desempleo y el exceso de índice de mortalidad es más importante en los cánceres que se pueden tratar, destacan los investigadores, «lo que demuestra la importancia del acceso a los tratamientos».

Los científicos precisan que un aumento del 1% del desempleo está asociado a 0,37 muertos por cáncer adicionales por cada 100.000 habitantes. Un incremento del 1% en los recortes en el presupuesto sanitario (en porcentaje del Producto Interior Bruto) está asociado a 0,0053 muertes adicionales.

En Estados Unidos, han sido registradas 18.000 muertes suplementarias y en Francia, 1.500. Los investigadores en cambio no encontraron una mayor mortalidad en Gran Bretaña ni en España durante el período 2008-2010.

«En los países donde no existe una cobertura social general, el acceso a los tratamientos suele depender del contrato de trabajo. Sin empleo, los pacientes son diagnosticados probablemente más tarde y reciben un tratamiento inadecuado o con retraso», explica el profesor Rifat Atun, de Harvard.

Los autores del estudio insisten en que los resultados establecen más una asociación que un vínculo de causa y efecto. Aunque subrayan que existe «una correlación cronológica» porque la evolución del desempleo y de la mortalidad coinciden, lo que hace pensar en la hipótesis de una relación de causa y efecto.

Varios estudios ya habían demostrado el impacto en la salud mental y física del aumento del desempleo y de los recortes presupuestarios.

El desempleo sería una de las causas de los cerca de 45.000 suicidios que se producen cada año en 63 países, según un estudio de investigadores suizos publicado en febrero de 2015 en The Lancet Psychiatry.

Otro estudio llevado a cabo por científicos franceses, publicado en marzo de 2015, reveló un aumento de la mortalidad entre los desocupados, casi tres veces más que en las personas no desocupadas.

El desempleo tiene «efectos graves en los accidentes cardiovasculares y en patologías crónicas», observaron los investigadores.

Comparte y opina:

Últimas Noticias