Mundo

miércoles 16 jun 2021 | Actualizado a 19:51

Las cenizas de Fidel Castro recorrerán Cuba para su último adiós

Varias personas conversan en el malecón en La Habana (Cuba), pocas horas después de anunciarse el fallecimiento del líder cubano Fidel Castro.

/ 26 de noviembre de 2016 / 13:18

 

   Sara Gómez Armas

   La Habana, 26 nov (EFE).- Cuba ha declarado nueve días de luto nacional para rendir tributo al líder histórico de la Revolución, Fidel Castro, que falleció en la noche del viernes a los 90 años y cuyas cenizas recorrerán la isla para que todos los cubanos le despidan hasta su inhumación el 4 de diciembre en Santiago.

Al filo de la media noche, en una alocución transmitida en la televisión cubana, su hermano, el presidente Raúl Castro, anunció visiblemente emocionado, con tono contenido y «profundo dolor», según sus propias palabras, la muerte del comandante, retirado del poder desde 2006 por una enfermedad.

«Con profundo dolor comparezco para informarle a nuestro pueblo, a los amigos de nuestra América y del mundo que hoy 25 de noviembre del 2016, a las 10.29 horas de la noche falleció el comandante en jefe de la Revolución cubana Fidel Castro Ruz», indicó Raúl Castro, vestido con uniforme militar, desde su despacho.

El mandatario agregó que los restos del líder cubano serán incinerados según la «voluntad expresa» de Fidel, de quien todavía no se sabe si falleció en su casa o en un hospital.

Pocas horas después de su muerte, una nota oficial del Consejo de Estado informaba sobre los detalles de las honras fúnebres y los nueve días de duelo nacional en honor al líder revolucionario, que cumplió 90 años el pasado 13 de agosto y que delegó el poder en su hermano Raúl en 2006 a causa de una grave enfermedad.

«Durante la vigencia del duelo nacional cesarán las actividades y espectáculos públicos, ondeará la enseña nacional a media asta en los edificios públicos y establecimientos militares y la radio y la televisión mantendrán una programación informativa, patriótica e histórica», indica la nota oficial.

Los cubanos podrán rendir homenaje al Comandante a partir del lunes 28 de noviembre en el memorial José Martí de la Plaza de la Revolución de La Habana, donde se depositarán durante dos días los restos incinerados de Fidel.

En esa emblemática plaza, lugar de eternos discursos de Fidel contra el «imperialismo yanqui», se celebrará un gran acto homenaje antes de que sus cenizas inicien un periplo por toda la isla hasta Santiago de Cuba, en un itinerario que rememora «La Caravana de la Libertad», el rumbo inverso que los barbudos de Sierra Maestra siguieron cuando triunfó la Revolución, en enero de 1959.

El periplo culminará en Santiago de Cuba -considerada cuna de la Revolución porque allí tuvo lugar el asalto al cuartel de Moncada el 26 de julio de 1953, inicio de ese movimiento-, donde tendrá lugar otro masivo acto de masas para decir adiós al carismático líder el 3 de diciembre en la Plaza Antonio Maceo.

Las exequias del Comandante se celebrarán el 4 de julio en el cementerio de Santa Ifigenia.

La noticia de la muerte de Fidel Castro ha pillado por sorpresa a los cubanos, ya que fue dada a conocer sin previo aviso en un mensaje televisado que cortó la programación habitual en la media noche; y en las calles de la isla se respiraba calma y normalidad en las horas posteriores al anuncio.

Las últimas imágenes de Fidel Castro son del pasado 15 de noviembre, cuando recibió en su residencia al presidente de Vietnam, Tran Dai Quang; y la última vez que se le vio en un acto público fue el 13 de agosto, con motivo de su 90 cumpleaños en un acto en el teatro Karl Marx de La Habana.

En esa ocasión se vio a Castro con un aspecto frágil, vestido con un chándal blanco y flanqueado por su hermano Raúl y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Desde su cumpleaños ha recibido también en su domicilio a otros mandatarios como el presidente de Irán, Hasán Rohaní; el de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa; o los primeros ministros de Japón, Shinzo Abe; de China, Li Keqiang, y Argelia, Abdelmalek Sellal.

En abril, en el XVII Congreso del Partido Comunista de Cuba, Fidel Castro también reapareció y pronunció un discurso con un fuerte sabor a despedida y en el que recordó los motivos que le llevaron a hacerse comunista.

«A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos, como prueba de que en este planeta si se trabaja con fervor y dignidad, se pueden producir los bienes materiales y culturales que los seres humanos necesitan, y debemos luchar sin tregua para obtenerlos», afirmó Castro en las que fueron sus últimas palabras al pueblo cubano.

Comparte y opina:

Putin califica de ‘constructiva’ su primera cumbre con Biden

A pesar de las tensiones, la cumbre celebrada en la elegante Villa La Grange, comenzó con un apretón de manos entre ambos dirigentes

La cumbre entre Biden y Putin en Ginebra

Por AFP

/ 16 de junio de 2021 / 13:26

La primera cumbre entre el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su par ruso fue «constructiva», aseguró Vladimir Putin tras el encuentro de tres horas y media en Ginebra.

«Las conversaciones fueron absolutamente constructivas», dijo Putin durante una rueda de prensa en solitario en Ginebra, donde ambos mandatarios acordaron el regreso de sus respectivos embajadores, un gesto de apaciguamiento en sus tensas relaciones.

Los embajadores «regresarán a su lugar de trabajo. Cuándo exáctamente es una cuestión puramente técnica», dijo el mandatario ruso, quien también avanzó posibles «compromisos» para un intercambio de prisioneros.

Las relaciones diplomáticas entre Moscú y Washington estaban muy degradadas desde que el actual mandatario estadounidense llegó al poder en enero.

Después que Biden comparara a Putin con un «asesino», Rusia llamó a consultas en marzo a su embajador Anatoli Antonov y dijo que su par estadounidense en Moscú, John Sullivan, debería regresar a Washington.

Apretón de manos

A pesar de las tensiones, la cumbre celebrada en la elegante Villa La Grange, comenzó con un apretón de manos entre ambos dirigentes.

Biden tomó la iniciativa y tendió la mano a Putin. «Siempre es mejor verse cara a cara», dijo el estadounidense al inicio de la primera con el líder ruso desde que llegó a la Casa Blanca.

Putin llegó a Ginebra el miércoles al mediodía, media hora antes del inicio de la cita, y Biden lo hizo el martes, procedente de Bruselas, donde participó en sendas cumbres de la OTAN y con sus aliados de la Unión Europea.

Desde su llegada al poder, el 46° presidente de Estados Unidos adoptó un tono firme con relación a Putin, para dejar claras las diferencias con su intempestivo predecesor, Donald Trump. Biden prometió además que subrayará ante su homólogo cuáles son «las líneas rojas» que no debe franquear.

«No busco un conflicto con Rusia, pero responderemos si Rusia continúa con sus actividades dañinas», indicó el presidente estadounidense antes de la cumbre.

Aunque la Casa Blanca insistió en que no se debe esperar ningún avance espectacular, el presidente de 78 años sabe que en Ginebra tiene la oportunidad de pulir su imagen de excelente negociador.

En los últimos días los observadores recordaban la célebre cumbre en Ginebra entre los presidentes Ronald Reagan y Mijaíl Gorbachov en 1985, que marcó el comienzo del deshielo de la Guerra Fría.

«Siempre estoy listo», declaró Biden al llegar a Ginebra y ser cuestionado sobre su estado de ánimo antes de este encuentro que concentra la atención del mundo.

Pero el presidente ruso también tiene una larga experiencia en materia de cumbres. Desde que llegó al poder a fines de 1999 ya se codeó con cuatro presidentes estadounidenses. Biden es el quinto.

Muchos expertos coinciden en que Putin ya logró lo que más deseaba: la celebración de la cumbre como muestra de la importancia de Rusia en el escenario mundial.

En una entrevista con la cadena NBC, Putin dijo esperar que el presidente demócrata se muestre menos impulsivo que su predecesor republicano. Pero aprovechó la ocasión para calificar a Donald Trump como un hombre «talentoso».

‘Sabía que violaba la ley

El único punto de acuerdo entre la Casa Blanca y el Kremlin era que las relaciones entre ambos países están en su punto más bajo en décadas.

Los temas de controversia son numerosos y las discusiones prometían ser ásperas y difíciles, en particular sobre Ucrania y Bielorrusia.

Uno de los temas más sensibles es el de la desinformación en línea y los ataques informáticos.

Putin aseguró en este sentido que acordó con Biden «abrir un diálogo sobre ciberseguridad».

Más allá del intento de interferencia en las elecciones de 2016, los ciberataques masivos registrados recientemente contra empresas como SolarWinds, Colonial Pipeline y JBS y atribuidos a Moscú o a grupos de piratas informáticos radicados en Rusia, han molestado a Washington.

La ciudad está bajo estricta seguridad, pero un pequeño grupo de manifestantes quiso mostrar su apoyo a Aléxei Navalni, líder opositor ruso que está en prisión tras sobrevivir a un envenenamiento que él atribuye al Kremlin. Muchos coreaban «Una Rusia sin Putin».

Datos

El martes, desde Bruselas, Joe Biden lanzó una clara advertencia a propósito del activista ruso. La muerte de Navalni «sería una tragedia», dijo Biden. «Eso deterioraría las relaciones con el resto del mundo y también conmigo», advirtió.

Navalni «sabía que violaba la ley» al no respetar las condiciones de una condena con suspensión de pena cuando fue tratado en Alemania de un envenenamiento, aseguró el miércoles el presidente ruso tras la cumbre.

El presidente de Suiza, Guy Parmelin se mostró por su parte esperanzado ante este encuentro.

«El mundo lleva 18 meses de una pandemia que golpeó terriblemente. La reunión de Ginebra representa una oportunidad para que los presidentes de Estados Unidos y Rusia infundan un poco más de optimismo, un poco más de esperanza en la política mundial», dijo.

(16/06/2021)

Comparte y opina:

Putin anuncia que Rusia y EEUU acordaron regreso de sus embajadores

Las relaciones diplomáticas entre Moscú y Washington estaban muy degradadas desde que el actual mandatario estadounidense llegó al poder en enero.

El encuentro de los presidentes Vladimir Putin y Joe Biden, este miércoles en Ginebra. Foto: AFP

Por AFP

/ 16 de junio de 2021 / 12:26

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo este miércoles que su país y Estados Unidos acordaron el regreso de sus respectivos embajadores, después de reunirse con su par Joe Biden en Ginebra.

«Regresarán a su lugar de trabajo. Cuándo exactamente es una cuestión puramente técnica», dijo a los periodistas Putin tras una cumbre en la ciudad suiza.

Las relaciones diplomáticas entre Moscú y Washington estaban muy degradadas desde que el actual mandatario estadounidense llegó al poder en enero.

Después que Biden comparara a Putin con un «asesino», Rusia llamó a consultas en marzo a su embajador Anatoli Antonov y dijo que su par estadounidense en Moscú, John Sullivan, debería regresar a Washington.

Sullivan abandonó Moscú en abril cuando ambos países anunciaron una ola de sanciones y de expulsiones de diplomáticos.

Comparte y opina:

Diez días que estremecieron a los mercados en Perú

El dólar, que en diciembre se cotizaba a 3,62 soles, llegó al récord de 3,94 soles al otro día del balotaje del 6 de junio, y luego ha bajado ligeramente.

Foto: AFP

Por AFP

/ 16 de junio de 2021 / 12:20

Los mercados peruanos, en vilo tras 10 días sin conocerse el ganador de las elecciones, reflejan la incertidumbre que se apoderó del país en medio de la crisis sanitaria y económica causada por la pandemia.

A la espera de que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) dirima las impugnaciones de votos y proclame al vencedor, la indefinición y temores a un triunfo del izquierdista Pedro Castillo causaron volatilidad en el mercado cambiario y sobresaltos en el bursátil.

El dólar, que en diciembre se cotizaba a 3,62 soles, llegó al récord de 3,94 soles al otro día del balotaje del 6 de junio, y luego ha bajado ligeramente.

En la Bolsa de Lima, el Índice General acumula una caída de 11,7% desde el cierre previo a la votación, con un desplome de 7,7% al día siguiente de que Castillo se perfilara como posible ganador.

«Depende del gabinete»

Para aplacar los miedos del sector privado, el principal asesor económico de Castillo, Pedro Francke, ha dicho que su programa no tiene «nada que ver con la propuesta de Venezuela».

«No haremos expropiaciones, no haremos estatizaciones, no haremos controles de precios generalizados, no haremos un control de cambios que haga que no puedas comprar y vender dólares y sacar los dólares del país», prometió en una entrevista con la AFP el viernes.

Para el economista Jorge González Izquierdo -exministro de Trabajo del presidente Alberto Fujimori, el padre de la candidata derechista Keiko Fujimori- «no es necesariamente cierto que si gana Castillo todo se derrumba, porque dependerá mucho del gabinete ministerial que nombre».

Por ello, aconseja al vencedor, en especial si es Castillo, que anuncie a la brevedad un jefe de Gabinete, un ministro de Economía, un presidente del Banco Central y un ministro de Energía y Minas.

«Si se nombran personajes que despiertan confianza en los mercados, las cosas se van a apaciguar bastante, porque el mensaje que daría Castillo es que será un gobierno de centro reformista y no de izquierda extrema», dice González Izquierdo a la AFP.

«Deterioro»

El economista Elmer Cuba, miembro del directorio del Banco Central y socio de la firma Macroconsult, afirma que «los mercados de dinero y de capitales ya han reaccionado con deterioro [a la incertidumbre], en particular el tipo de cambio, el valor de las empresas no mineras y los costos de financiamiento».

Sin embargo, destaca Cuba en un artículo de opinión, el prolongado escrutinio electoral ha servido para que «los voceros económicos de Castillo afirmen lo que no harían en política económica».

Desde la semana pasada, Francke y otros economistas de su equipo han sostenido reuniones con el sector financiero, que mantiene cautela sobre el futuro de la economía peruana, que antes de la pandemia era atractiva para los inversionistas extranjeros.

«No creo que los empresarios piensen en proyectos de inversión hasta que esto [el escturinio electoral] se resuelva», afirmó a la AFP el analista y exembajador Hugo Otero.

«Son 10 días que estremecieron al Perú, así como el libro de John Reed», añade Otero parafraseando los ‘Diez días que estremecieron al mundo’, la obra del periodista estadounidense que fue testigo de la revolución rusa en 1917.

El factor pandemia

Aunque Perú ha vivido estos 10 días una «expectativa paralizante», según Otero, las dificultades de su economía comenzaron antes.

El país ha estado en campaña electoral desde enero, inicialmente por las parlamentarias y primera vuelta presidencial del 11 de abril, y luego la segunda vuelta entre Castillo y Fujimori.

Si bien el PIB creció 58% en abril frente al mismo mes de 2020 (cuando el país estaba en cuarentena por lo que la base de comparación es muy baja), la pandemia, la incertidumbre electoral y un «mal manejo» de la política fiscal, según González Izquierdo, seguirán lastrando a la economía peruana.

Desde inicios de año, el Banco Central ha vendido 10.300 millones de dólares para sostener a la moneda peruana, «la mayor intervención registrada en posición vendedora en un semestre», según el propio ente emisor.

«No se ha iniciado un proceso de recuperación, y esto se explica porque la pandemia sigue allí vigente. Y así la economía no puede levantar cabeza», asegura González Izquierdo.

Perú reporta 190.000 muertos y más de dos millones de casos de COVID-19. Además, tiene la mayor tasa de mortalidad por la pandemia en el mundo (582 decesos por cada 100.000 habitantes), desde que ajustó las cifras en mayo.

González Izquierdo resalta que «la tremenda incertidumbre política y social, bastante acentuada» se sentirá aún más en los indicadores económicos de mayo y junio, cuando entre en la medición el impacto de la segunda vuelta.

Por ello, estima que si bien en 2021 el PIB crecería entre 7% y 9%, sería principalmente por efecto de la comparación con 2020, año en que la economía peruana se hundió 11,12%.

Comparte y opina:

La OPS pide endurecer medidas contra COVID-19 en países de alta transmisión

Regiones de México y Brasil, así como Cuba, República Dominicana, Guatemala, Panamá, Colombia, Bolivia, Chile y Uruguay han reportado un alza de contagios recientemente, dijo la directora de la OPS, Carissa Etienne.

La directora de la OPS, Carissa Etienne. Foto: AFP

Por AFP

/ 16 de junio de 2021 / 12:17

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) destacó este miércoles la incidencia de casos de COVID-19 en varios países de las Américas en las últimas semanas, y llamó a endurecer las medidas para contener la propagación del virus en lugares de alta transmisión.

Regiones de México y Brasil, así como Cuba, República Dominicana, Guatemala, Panamá, Colombia, Bolivia, Chile y Uruguay han reportado un alza de contagios recientemente, dijo la directora de la OPS, Carissa Etienne, en rueda de prensa semanal.

«En este contexto, instamos a los países a endurecer las medidas de salud pública en lugares con alta transmisión. Esta es la forma más eficaz de reducir los casos hasta que tengamos suficientes vacunas para todos», dijo.

La OPS recomienda enfáticamente usar máscaras, mantener distanciamiento físico entre las personas, y evitar aglomeraciones en espacios interiores como formas de contener la expansión del virus.

Etienne recordó que actualmente menos de una de cada 10 personas en América Latina y el Caribe está completamente vacunada contra el COVID-19.

«Somos una región de más de 600 millones de personas donde los casos aumentan, los hospitales están llenos y las variantes circulan rápidamente».

En México, Etienne señaló un «leve aumento» de las infecciones en las últimas semanas, impulsado principalmente por las regiones de Baja California y Yucatán.

En el Caribe, Cuba y República Dominicana continúan generando la mayoría de los casos nuevos, con altas tasas de mortalidad en Trinidad y Tobago, apuntó.

También subrayó el incremento de las infecciones en partes de Belice, Guatemala y Panamá.

En Sudamérica, remarcó el pico de contagios en toda Colombia, con una ocupación muy alta de camas de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) en las grandes ciudades metropolitanas.

Las infecciones por COVID-19 llenan hospitales en ciudades como Sao Paulo, en Brasil, así como en Bolivia, Chile y Uruguay, en particular con pacientes más jóvenes de entre 25 y 40 años, agregó.

Comparte y opina:

Con un horizonte sombrío, Paraguay se desborda por el COVID-19

Este país sudamericano, con una población de 7,3 millones de personas, suma casi 11.000 fallecidos por COVID-19 y unos 400.000 contagios

Personas entierran a un familiar que murió por COVID-19 en Ypane, Paraguay

Por AFP

/ 16 de junio de 2021 / 11:00

La doctora Fátima Obando no quiere rechazar pacientes, pero sabe que en el Hospital de Clínicas, a las afueras de Asunción, no hay capacidad para recibirlos. Paraguay atraviesa por el peor momento de la pandemia y los pronósticos para las próximas semanas son sombríos.

«No se hace un rechazo directo a los pacientes, pero cuando llegan se les explica que ya no hay suficientes bocas de oxígeno, por lo cual no se les puede dar la atención que merecen. Lastimosamente, desde hace dos semanas se viene rechazando pacientes», relató a la AFP Obando, jefa del departamento de control de infecciones del Hospital de Clínicas.

Paraguay, con una población de 7,3 millones de personas, suma casi 11.000 fallecidos por COVID-19 y unos 400.000 contagios. En las últimas dos semanas se ubica como el país con mayor mortalidad en el mundo, con una tasa de 24,79 decesos por cada 100.000 habitantes, según un conteo de AFP en base a cifras oficiales.

El director de Vigilancia de la Salud, Guillermo Sequera, advirtió que Paraguay «está en rojo» por el elevado número de muertos. «El país se encuentra con un nivel de transmisión comunitaria muy alto. Los pronósticos son bastante oscuros para este mes, y probablemente para parte de julio también», indicó.

Las más de 750 camas de terapia intensiva del país están ocupadas. Además, unos 200 enfermos en estado delicado convalecen en salas comunes y hasta en pasillos de los hospitales esperando la liberación de un espacio en la Unidad de Tratamiento Intensivo. Entre 30 y 40% de los pacientes en UTI no soportan el rigor y fallecen.

«La situación es bastante complicada. A pesar del impresionante crecimiento (en la capacidad de atención en terapia intensiva) que se tuvo, no hay forma de dar respuestas. Si seguimos a este ritmo ni aunque tengamos 1.000 o 2.000 camas vamos a poder dar respuesta», declaró el ministro de Salud, Julio Borba.

Súplica

Marta Aquino, de 26 años, logró ingresar a su madre en el Hospital de Clínicas, donde estudia. Pero antes atravesó por el sufrimiento de verla pasar dos días sin oxígeno, atendida en una silla.

«Llegamos a suplicar para que la atiendan» en el hospital de la seguridad social. «Pero no nos dieron ningún tipo de atención. Solo argumentaron que no tenían espacio en ese momento, que estaban saturados», refirió Aquino a la AFP.

Según la doctora Obando, en los hospitales no solo escasea el oxígeno, sino también los antivirales y los antibióticos.

«Tal vez hubo insuficiente planificación del ministerio de Salud. No se tuvo a tiempo el equipamiento, la infraestructura, no se contrató la cantidad suficiente de personal que se iba a necesitar para estos tiempos», evalúa.

En todo caso, el resultado son duras imágenes que muestran salas atestadas de enfermos graves.

«Tenemos 16 camas de terapia COVID-19 que están al 100% todos los días. Tenemos 20 camas de internación común en el área de contingencia respiratoria que están ocupadas también al 100%. Hemos tenido que habilitar áreas COVID-19 en otras zonas del hospital. En este momento manejamos un promedio de 100 pacientes por día hospitalizados por COVID-19», refiere Obando.

Pocas vacunas

En ese contexto, la campaña de vacunación ha avanzado muy lentamente. El fin de semana pasado se formaron largas filas, cuando ya pueden ser inmunizados los mayores de 55 años. Un total de 50.000 pudieron vacunarse entre sábado y domingo.

Según cifras oficiales, en Paraguay se ha administrado la primera dosis a 475.000 personas, equivalente a 6,7% de la población que tiene que ser inmunizada. La meta es llegar a 30% en diciembre y a 75% de los habitantes en 2023.

«Menos de 500.000 paraguayos ha recibido en forma parcial o total la inmunización a través de la vacuna. Eso sigue favoreciendo la alta transmisión y va en contra de la disminución de la hospitalización y de la tasa de mortalidad», advirtió a la AFP el epidemiólogo Tomás Mateo Balmelli.

(16/06/2021)

Comparte y opina:

Últimas Noticias