Mundo

domingo 11 abr 2021 | Actualizado a 14:51

Lula sigue preso tras nuevo forcejeo judicial en Brasil

El juez Marco Aurélio Mello, del Supremo Tribunal Federal (STF), conmocionó por la tarde al país al ordenar la liberación de los presos con recursos pendientes tras haber sido condenados en segunda instancia. Es el caso de Lula

El expresidente Luiz Inácio Lula Da Silva. Foto:AFP

/ 19 de diciembre de 2018 / 23:42

El expresidente de izquierda Luiz Inacio Lula da Silva permanecerá finalmente en prisión, después de horas de forcejeo judicial provocado este miércoles por un fallo que abría la puerta a su liberación.

El juez Marco Aurélio Mello, del Supremo Tribunal Federal (STF), conmocionó por la tarde al país al ordenar la liberación de los presos con recursos pendientes tras haber sido condenados en segunda instancia. Ese es el caso de Lula, que purga desde abril en Curitiba (sur) una pena de 12 años y un mes de cárcel por corrupción pasiva y lavado de dinero.

Pero pocas horas más tarde, atendiendo a un pedido de la Fiscal General, el presidente de la alta corte, José Antonio Dias Toffoli, suspendió esa decisión, que podría haber beneficiado a decenas de miles de reclusos sobre los que no pesasen órdenes de prisión preventiva por su peligrosidad.

«Concedo la suspensión de la medida cautelar para suspender los efectos de la decisión anunciada el día de hoy», escribió Dias Toffoli.

El magistrado agregó que dejaba sin efecto la medida de Mello hasta que el STF vuelva a tratar el próximo 10 de abril, en sesión plenaria de sus 11 miembros, la cuestión del encarcelamiento después de un fallo de segunda instancia, decidido por el propio STF en 2016.

El expresidente Lula (2003-2010) fue condenado en primera instancia a nueve años y seis meses de prisión por corrupción y lavado de dinero en julio de 2017, acusado de haber recibido un apartamento en el litoral de Sao Paulo a cambio de favorecer a constructoras en contratos con la estatal Petrobras.

La sentencia fue aumentada en enero a 12 años y un mes por un tribunal de apelación.

En abril, el STF decidió, en una votación muy apretada de seis contra cinco, que la sentencia debía aplicarse tras la condena en segunda instancia, incluso si quedan pendientes otros recursos.

El fundador del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) enfrenta varios otros procesos, pero se declara inocente en todos y víctima de una persecución política y judicial.

Jarrón de agua fría

La decisión de Mello fue muy celebrada por el PT, pero el fallo de Dias Toffoli derrumbó su alegría.

Así y todo, la defensa de Lula pidió al juez Mello que reafirme su competencia para poder ejecutar su decisión.

No es la primera vez que la situación de Lula origina un embrollo judicial.

El domingo 9 de julio, un juez de turno de un tribunal de segunda instancia ordenó su liberación, pero la medida fue contrariada por otro magistrado.

Esta nueva confusión se produjo en vísperas de que el próximo 1 de enero asuma el poder el ultraderechista Jair Bolsonaro, un duro crítico de los gobiernos de izquierda, que prometió durante su campaña que Lula iba a «pudrirse en prisión».

El excapitán del Ejército celebró en Brasilia la primera reunión con la totalidad de su gabinete de gobierno, pero ni él ni ninguno de los ministros comentó el caso.

Su ministro de Justicia será Sérgio Moro, responsable de la condena en primera instancia de Lula y emblema de la operación Lava Jato, que estalló en 2014 y puso al descubierto una gigantesca red de pago de sobornos por parte de empresas privadas a políticos y autoridades, a cambio de obtener licitaciones de obras públicas en Petrobras.

Hasta la invalidación de su candidatura a inicios de septiembre, Lula era el favorito en las encuestas de opinión para ganar las elecciones.

Comparte y opina:

El vendaval Bolsonaro provoca una renovación en el Congreso de Brasil

El Partido Social Liberal (PSL), al que Bolsonaro se afilió en marzo, pasó de 8 a 52 diputados (de un total de 513), entre ellos su hijo Eduardo Bolsonaro, superando las expectativas de los 'bolsonaristas' más optimistas.

Jair Bolsonaro celebra su victoria en la primera vuelta de las elecciones generales en Brasil. Foto: AFP

/ 8 de octubre de 2018 / 21:42

El vendaval electoral que dejó a Jair Bolsonaro a las puertas de la presidencia de Brasil impactó también en el Congreso, donde la pequeña fuerza del líder ultraderechista se convirtió en la segunda bancada de la Cámara de Diputados, en detrimento de otros partidos tradicionales.

«Estos últimos días hubo una ola pro-Bolsonaro muy fuerte, un tsunami que afectó a la elección de mucha gente y ha dejado un Congreso más de derechas, más polarizado, más tenso», dijo a la AFP Sylvio Costa, fundador de la consultora política Congresso em Foco.

Bolsonaro (46% de los votos en la primera vuelta del domingo), quedó en excelente posición para disputar el balotaje del 28 de octubre frente a Fernando Haddad (29%), del izquierdista partido de los Trabajadores (PT).

Y el Partido Social Liberal (PSL), al que Bolsonaro se afilió en marzo, pasó de 8 a 52 diputados (de un total de 513), entre ellos su hijo Eduardo Bolsonaro, superando las expectativas de los ‘bolsonaristas’ más optimistas.

E irrumpió con 4 escaños (de un total de 81) en el Senado, entre ellos el obtenido por otro de sus hijos, Flávio Bolsonaro.

Los resultados contrarían todas las previsiones de los analistas, que pronosticaban muy pocos cambios y una dificilísima gobernabilidad si Bolsonaro, un excapitán del Ejército nostálgico de la dictadura militar (1964-1985) y que fue un poco prolífico diputado durante 27 años, ganase la presidencia.

Erosión del PT

El PT de Haddad y del ahora encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, prosigue su erosión, aunque se mantiene como principal fuerza de la Cámara. En la elección de 2014 logró 69 escaños, las deserciones lo dejaron al final de la legislatura con 61 y ahora tiene 56.

En la cámara alta, perdió 7 de sus 13 senadores.

Pero la onda expansiva del controvertido exmilitar arrasó con las otras dos fuerzas históricas del Congreso.

El centroderechista Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), del expresidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), pasó de 49 a 29 diputados.

Y el Movimiento Democrático Brasileño (MDB), del impopular presidente saliente Michel Temer, cayó de 51 a 33 diputados.

MDB y PSDB siguen siendo, sin embargo, la primera y la segunda fuerza del Senado, donde la caída fue de menor amplitud que en la Cámara, probablemente porque solo renovaba dos tercios de sus escaños.

Muchos de los diputados y senadores investigados por la Operación Lava Jato, que desde 2014 reveló un entramado de corrupción centrado en la estatal Petrobras, no han logrado renovar sus cargos. Solo fueron reelectos un 46% de los diputados, mucho menos que lo esperado.

‘Buey, bala y Biblia’

La lógica indica que Bolsonaro tendría ahora, en caso de ser electo, un escenario más propicio para impulsar sus reformas promercado o del sistema político que prometió durante la campaña.

Un respaldo reforzado además por el apoyo que obtuvo de la bancada conocida como ‘BBB’ (Buey, Bala y Biblia), que reúne transversalmente a los parlamentarios del agronegocio, los partidarios de la liberalización del porte de armas y los evangélicos.

Su discurso de mano dura contra la violencia, que en 2017 dejó un récord de 63.000 asesinatos, y contra el aborto, así como sus gestos hacia los poderosos propietarios rurales, le hicieron ganarse el favor de los sectores más conservadores del Congreso.

«Bolsonaro va a gobernar con los lobbys parlamentarios. Esa es la verdad. Va más allá de los partidos», declaró la semana pasada el influyente pastor evangélico Silas Malafaia, durante una transmisión en directo por Facebook junto a Bolsonaro.

En Brasil, para gobernar con un Legislativo atomizado en unos 30 partidos, el presidente suele recurrir a la atribución de cargos ministeriales o en los altos escalones del Estado a cambio de votos en el Congreso, una práctica enquistada que para muchos explica la extendida corrupción en el país.

Eso será un problema para Bolsonaro, que prometió reducir drásticamente el número de ministerios, poner militares en el gobierno y terminar con los viejos vicios del Congreso.

Pero también se le auguraría difícil la gobernabilidad para Haddad, que debería lidiar con un Legislativo más conservador y con un gran sentimiento ‘antipetista’, que asocia al partido de Lula con la corrupción y a su sucesora Dilma Rousseff (destituida por el Congreso en 2016) con el mal manejo económico. (08/10/2018)

Comparte y opina:

El vendaval Bolsonaro provoca una renovación en el Congreso de Brasil

El Partido Social Liberal (PSL), al que Bolsonaro se afilió en marzo, pasó de 8 a 52 diputados (de un total de 513), entre ellos su hijo Eduardo Bolsonaro, superando las expectativas de los 'bolsonaristas' más optimistas.

/ 8 de octubre de 2018 / 21:42

El vendaval electoral que dejó a Jair Bolsonaro a las puertas de la presidencia de Brasil impactó también en el Congreso, donde la pequeña fuerza del líder ultraderechista se convirtió en la segunda bancada de la Cámara de Diputados, en detrimento de otros partidos tradicionales.

«Estos últimos días hubo una ola pro-Bolsonaro muy fuerte, un tsunami que afectó a la elección de mucha gente y ha dejado un Congreso más de derechas, más polarizado, más tenso», dijo a la AFP Sylvio Costa, fundador de la consultora política Congresso em Foco.

Bolsonaro (46% de los votos en la primera vuelta del domingo), quedó en excelente posición para disputar el balotaje del 28 de octubre frente a Fernando Haddad (29%), del izquierdista partido de los Trabajadores (PT).

Y el Partido Social Liberal (PSL), al que Bolsonaro se afilió en marzo, pasó de 8 a 52 diputados (de un total de 513), entre ellos su hijo Eduardo Bolsonaro, superando las expectativas de los ‘bolsonaristas’ más optimistas.

E irrumpió con 4 escaños (de un total de 81) en el Senado, entre ellos el obtenido por otro de sus hijos, Flávio Bolsonaro.

Los resultados contrarían todas las previsiones de los analistas, que pronosticaban muy pocos cambios y una dificilísima gobernabilidad si Bolsonaro, un excapitán del Ejército nostálgico de la dictadura militar (1964-1985) y que fue un poco prolífico diputado durante 27 años, ganase la presidencia.

Erosión del PT

El PT de Haddad y del ahora encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, prosigue su erosión, aunque se mantiene como principal fuerza de la Cámara. En la elección de 2014 logró 69 escaños, las deserciones lo dejaron al final de la legislatura con 61 y ahora tiene 56.

En la cámara alta, perdió 7 de sus 13 senadores.

Pero la onda expansiva del controvertido exmilitar arrasó con las otras dos fuerzas históricas del Congreso.

El centroderechista Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), del expresidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), pasó de 49 a 29 diputados.

Y el Movimiento Democrático Brasileño (MDB), del impopular presidente saliente Michel Temer, cayó de 51 a 33 diputados.

MDB y PSDB siguen siendo, sin embargo, la primera y la segunda fuerza del Senado, donde la caída fue de menor amplitud que en la Cámara, probablemente porque solo renovaba dos tercios de sus escaños.

Muchos de los diputados y senadores investigados por la Operación Lava Jato, que desde 2014 reveló un entramado de corrupción centrado en la estatal Petrobras, no han logrado renovar sus cargos. Solo fueron reelectos un 46% de los diputados, mucho menos que lo esperado.

‘Buey, bala y Biblia’

La lógica indica que Bolsonaro tendría ahora, en caso de ser electo, un escenario más propicio para impulsar sus reformas promercado o del sistema político que prometió durante la campaña.

Un respaldo reforzado además por el apoyo que obtuvo de la bancada conocida como ‘BBB’ (Buey, Bala y Biblia), que reúne transversalmente a los parlamentarios del agronegocio, los partidarios de la liberalización del porte de armas y los evangélicos.

Su discurso de mano dura contra la violencia, que en 2017 dejó un récord de 63.000 asesinatos, y contra el aborto, así como sus gestos hacia los poderosos propietarios rurales, le hicieron ganarse el favor de los sectores más conservadores del Congreso.

«Bolsonaro va a gobernar con los lobbys parlamentarios. Esa es la verdad. Va más allá de los partidos», declaró la semana pasada el influyente pastor evangélico Silas Malafaia, durante una transmisión en directo por Facebook junto a Bolsonaro.

En Brasil, para gobernar con un Legislativo atomizado en unos 30 partidos, el presidente suele recurrir a la atribución de cargos ministeriales o en los altos escalones del Estado a cambio de votos en el Congreso, una práctica enquistada que para muchos explica la extendida corrupción en el país.

Eso será un problema para Bolsonaro, que prometió reducir drásticamente el número de ministerios, poner militares en el gobierno y terminar con los viejos vicios del Congreso.

Pero también se le auguraría difícil la gobernabilidad para Haddad, que debería lidiar con un Legislativo más conservador y con un gran sentimiento ‘antipetista’, que asocia al partido de Lula con la corrupción y a su sucesora Dilma Rousseff (destituida por el Congreso en 2016) con el mal manejo económico. (08/10/2018)

Comparte y opina:

Nuevo secuestro agrava situación en la frontera entre Ecuador y Colombia

Se trata de Oscar Efrén Villacís Gómez y Katty Vanesa Velasco Pinargote, una pareja de Santo Domingo de los Tsáchiras. Este nuevo secuestro profundiza el drama en un país todavía conmocionado por las muertes del periodístico del diario El Comercio.

/ 17 de abril de 2018 / 21:34

El gobierno de Ecuador anunció que otros dos de sus ciudadanos fueron secuestrados en la frontera con Colombia, según un video enviado por el mismo grupo que mató en cautiverio a dos periodistas y un chofer del diario El Comercio.

Los secuestrados son Oscar Efrén Villacís Gómez y Katty Vanesa Velasco Pinargote, una pareja de mediana de edad que habría sido aprehendida «el miércoles por la noche o el jueves por la mañana» en el cantón fronterizo de San Lorenzo, la provincia de Esmeraladas, informó el ministro.

Desde el miércoles pasado habían perdido el contacto con sus familias.

Las autoridades ecuatorianas, que no ofrecieron más detalles sobre los secuestrados, desconocen su paradero. La última comunicación que tuvieron con los captores fue el lunes por la noche.

Navas explicó que Walter Artízala, alias Guacho, líder del Frente Oliver Sinisterra que mató a los comunicadores, dio a conocer el secuestro a través de «un video de prueba de vida».

Este nuevo secuestro profundiza el drama en un país todavía conmocionado por las muertes del periodistas Javier Ortega (32 años), el fotógrafo Paúl Rivas (45) y el chofer Efraín Segarra (60), cuyos cuerpos no han sido todavía encontrados.

Los tres cayeron en poder de los captores el pasado 26 de marzo cuando realizaban un reportaje sobre la inusitada violencia que azota a la frontera de Ecuador derivada del narcotráfico en Colombia, primer productor mundial de cocaína.

El lunes, el Frente Oliver Sinisterra suspendió la entrega de los tres cuerpos al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), alegando las acciones militares en curso.

Eso prolongó todavía más el dolor de las familias, que exigen a los gobiernos su pronta recuperación.

«Deles lo que piden»

En el corto video mostrado a la prensa se ve a un hombre y a una mujer de mediana edad, maniatados y con una soga al cuello, y flanqueados por dos hombres de espaldas, armados y con vestimenta militar.

Le piden al presidente Lenín Moreno que les ayude para que no corran la misma suerte que los dos periodistas y el chofer asesinados por Guacho.

«Señor presidente, se le dice a usted que por favor nos ayude, que nos dé la mano, que no nos pase lo que les pasó a los periodistas, nosotros tenemos hijos, tenemos familia que ir a ver al Ecuador (…) Dele lo que ellos quieran para que nos suelten y nos dejen libres», suplica el hombre.

Navas detalló que el video llegó a las autoridades «por la vía whatsapp» y recordó que «es la primera vez» que Guacho le manda una prueba de vida directamente al gobierno de Ecuador, «no como en ocasiones anteriores que lo hacía a través de medios de comunicación colombianos».

Durante el secuestro de los periodistas, varios medios colombianos recibieron del Frente Oliver Sinisterra un video con la prueba de vida, un comunicado anunciando su muerte y fotos que muestran a tres hombres encadenados y ultimados a balazos.

Estas informaciones empujaron a Quito y a Bogotá a pronunciarse, y ambos gobiernos cayeron en contradicciones que fueron muy cuestionadas.

«No puedo entender muy bien ese juego entre líneas que se este cociendo ahí, pero presumiblemente hay algún tipo de cambio de estrategia en esta organización criminal», explicó a la AFP Daniel Pontón, experto en seguridad del ecuatoriano Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN).

«El señor Guacho no actúa solo, creo que hay una agenda que no conocemos que está manejando los hilos y justamente en la imprevisibilidad de sus acciones está su fortaleza y eso es lo que nos genera un escenario incierto», agregó.

«Juego macabro»

El ministro calificó el hecho de «juego macabro» y aseguró que Ecuador ejercerá «toda la presión militar y policial necesaria» para recobrar la calma en la frontera, donde grupos armados que se financian con el narcotráfico y otras actividades ilegales campan a sus anchas.

En ambos lados de la frontera, en acciones coordinadas, militares de los dos países buscan dar con el paradero de Guacho, un exguerrillero de las ya disueltas FARC que se mueve con unos 80 combatientes en una zona estratégica para la salida de la droga donde también ejerce influencia la mafia mexicana.

Ecuador, un país que nunca había sido golpeado con tal crueldad por el narcotráfico, ha sido blanco desde el mes de enero de una serie de ataques que han dejado por ahora siete muertos y cuatro decenas de heridos. (17/04/2018)

Comparte y opina:

Colombia abre diálogos de paz con el ELN, su última guerrilla

Con la firma de la paz en noviembre con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el ELN, alzado en armas desde 1964, es la única guerrilla activa del país, con unos 1.500 combatientes y varios miles de milicianos, según cifras oficiales.

/ 8 de febrero de 2017 / 03:02

Colombia abrió este martes diálogos de paz con su último grupo rebelde activo, el ELN, buscando superar más de medio siglo de guerra interna y alcanzar la «paz completa» tras el histórico acuerdo con la guerrilla FARC.

Después de tres años de contactos secretos y varios meses de demora, delegados del gobierno de Juan Manuel Santos y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) instalaron la mesa de negociaciones en una ceremonia en Sangolquí, a unos 30 km de Quito, ante representantes de los garantes Ecuador, Brasil, Chile, Cuba, Noruega y Venezuela.

«Estamos ante la oportunidad de, por fin, pasar la página de la guerra», dijo el jefe negociador del gobierno, Juan Camilo Restrepo.

Con la firma de la paz en noviembre con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el ELN, alzado en armas desde 1964, es la única guerrilla activa del país, con unos 1.500 combatientes y varios miles de milicianos, según cifras oficiales.

«Asistimos a estas conversaciones con la convicción de que debemos cambiar lo que haya que cambiar con tal que se abran las puertas a una democratización del país que brinde a Colombia una vida digna», apuntó por su parte Pablo Beltrán, nombre de guerra de Israel Ramírez, jefe de la delegación del ELN.

Las partes se sentarán a debatir a partir del miércoles a puertas cerradas, según fuentes de la cancillería de Ecuador, donde se celebrarán la primera y la última ronda de negociaciones. El resto se prevé en los otros países garantes.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, expresó en un comunicado su anhelo de que las delegaciones «entablen un diálogo enfocado, provechoso y plural, que atienda las necesidades de los territorios afectados por la violencia».

«Aplaudimos al ELN y al gobierno de Colombia, que han instalado la fase pública de los diálogos de paz», dijo a su vez el jefe negociador de las FARC, Iván Márquez, a través de su cuenta en Twiter.

Renunciar «al secuestro»

En la ceremonia, el gobierno colombiano planteó el espinoso tema de la retención de personas por parte de la guerrilla guevarista, que ha mantenido en suspenso el inicio de las conversaciones.

«Quiero aprovechar esta ocasión para invitar al ELN a darle hoy la mejor noticia a los colombianos con su renuncia pública al secuestro», dijo Restrepo. «Sin esta decisión por parte del ELN será muy difícil avanzar en la construcción de acuerdos», añadió.

La mesa debía instalarse en octubre, pero se retrasó por la exigencia de Santos de que fuera liberado un excongresista rehén del ELN desde abril, y de la guerrilla de que el gobierno indultara a dos rebeldes presos y nombrara facilitadores de paz a otros dos.

La entrega la víspera del militar Fredy Moreno Mahecha, capturado por el ELN el 24 de enero en el noreste de Colombia, reforzó la confianza en el proceso. «Genera un buen ambiente», declaró a AFP en Quito el senador de izquierda Iván Cepeda, facilitador de los diálogos con las FARC.

«Si no se maneja bien, el tema del secuestro puede hacer inviable la mesa de negociación», advirtió sin embargo Carlos Arturo Velandia, exjefe del ELN, nombrado meses atrás facilitador de paz por Santos.

Asumir «responsabilidad»

Entretanto, el ELN pidió al gobierno que asuma su «responsabilidad» en la conflagración interna que ha desangrado a Colombia y ha involucrado a guerrillas, paramilitares y fuerzas estatales, dejando 260.000 muertos, 60.000 desparecidos y 6,9 millones de desplazados.

«Estamos dispuestos a asumir responsabilidad por los hechos ocurridos durante el conflicto. Y esperamos que los líderes de la otra parte hagan lo mismo. Sin esa asunción de responsabilidades no vamos a entregar la verdad completa a los millones de víctimas colombianas», dijo Beltrán.

Según el politólogo Frédéric Massé, el proceso con el ELN «se anuncia difícil» y diferente al que se desarrolló durante cuatro años en Cuba con las FARC.

«EL ELN tiene reivindicaciones un poco más fundamentalistas que las FARC», dijo este profesor de la Universidad Externado de Bogotá. «Para el ELN, es la sociedad la que debe negociar», agregó.

La «participación de la sociedad civil en la construcción de la paz» es precisamente uno de los seis puntos de la agenda, que también incluye los de «democracia para la paz», «transformaciones para la paz», «víctimas», «fin del conflicto armado» e «implementación».

Según un sondeo divulgado este martes en Colombia, 61,2% de los consultados «no cree» en las intenciones del ELN de alcanzar un acuerdo de paz. (07/02/2017)

Comparte y opina:

Chávez recorre Caracas por última vez

"Gracias comandante por devolvernos la patria", expresó la segunda hija de Chávez, María Gabriela, en un mensaje ante el féretro, leído después de que el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, dijera que el mandatario "se convirtió en un presidente ejemplar, el único que se acordó de los pobres".

/ 15 de marzo de 2013 / 18:55

Con el féretro cargado por ocho húsares, el cuerpo del líder venezolano Hugo Chávez dejó la  capilla ardiente y recorre las calles de Caracas hasta un simbólico cuartel, en el último adiós al fallecido mandatario a un mes de las elecciones para elegir a su sucesor.

En el patio de la Academia Militar, por la que durante nueve días y noches desfilaron cientos de miles de venezolanos para despedir a su líder, que perdió la batalla contra un cáncer tras 14 años en el poder, fueron sus hermanos y principales colaboradores los que cargaron el féretro por un corredor dejado por  dos formaciones de 2.000 cadetes que entonaron el «Patria Querida», hasta que fue introducido en el coche fúnebre con la bandera venezolana.

El cortejo fúnebre empezó a avanzar por el engalanado Paseo de los Próceres, escoltado por jinetes, ante la atenta mirada de las miles de personas que se acercaron para verle desde las primeras horas de la mañana.

Una misa y una ceremonia solemne encabezada por el presidente interino de Venezuela, Nicolás Maduro, y la familia de Chávez, en el salón de honor de la Academia Militar, habían dado inicio al acto que culminará con la llegada del féretro al Cuartel de la Montaña, en la barriada del 23 de enero, un bastión chavista en el oeste de Caracas.

«Gracias comandante por devolvernos la patria», expresó la segunda hija de Chávez, María Gabriela, en un mensaje ante el féretro, leído después de que el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, dijera que el mandatario «se convirtió en un presidente ejemplar, el único que se acordó de los pobres». 

«Yo vine porque es nuestro presidente. El mejor homenaje que le podemos hacer es seguir batallando por nuestra revolución y estar alegres, no tristes», dijo a la AFP Judith Santana, una abogada de 51 años, en las gradas del Paseo de los Próceres, entre miles de seguidores, muchos de ellos vestidos con camisetas rojas con el rostro del mandatario y el brazalete con los colores de la bandera venezolana.

El recorrido de 12 kilómetros por las grandes avenidas de Caracas ha movilizado una gigantesca multitud, al igual que el cortejo que trasladó durante siete horas el féretro del mandatario a la Academia Militar desde el Hospital Militar, donde falleció el martes 5 de marzo, pocos días después de regresar de La Habana.

Se desconoce la hora a la que llegará al Cuartel de la Montaña, un antiguo cuartel que le sirvió a Chávez como base para su fallido golpe de Estado en 1992 contra el mandatario Carlos Andrés Pérez.

También desde la mañana, centenares de personas se habían concentrado frente al cuartel, convertido en Museo Histórico Militar, a esperar la llegada del féretro. «Es un orgullo para nosotros que nuestro comandante esté aquí, él siempre fue de aquí», explicó a la AFP Carmen González, vecina del 23 de Enero.

¿Embalsamado?

Dos días después de la muerte de Chávez, Maduro anunció que el líder venezolano sería embalsamado para que los venezolanos pudieran ver a su líder «para siempre», pero el miércoles rectificó y admitió que será «bastante difícil» hacerlo, pues el procedimiento debería haber comenzado «mucho antes».

«Tengo la responsabilidad máxima de informar estos pasos para que todo el mundo sepa que hay dificultades, que pudieran impedir que se haga lo que se hizo con Lenin, Ho Chi Minh o Mao Tse Tung», añadió Maduro, recordando las figuras con las que comparó a Chávez, que murió víctima de un cáncer.

También sigue la duda de si a la larga el cuerpo de Chávez descansará en el Panteón Nacional, junto al histórico libertador Simón Bolívar, a quien el fallecido mandatario admiraba. El oficialismo postergó el martes un debate en el Parlamento para proponer una enmienda a la Constitución que lo haga posible. Según la Carta Magna, se tienen que esperar 25 años para que un fallecido pueda ocupar esa ilustre edificación.

Abierto hasta la madrugada

Hasta la 01H55 (06H25 GMT) del viernes estuvo abierta la capilla ardiente en la Academia Militar para ver el cuerpo de Chávez, vestido de traje verde olivo, cruzado con una cinta de la bandera de Venezuela, con el collar de Bolívar y su emblemática boina roja, constató una periodista de la AFP.

Sus seguidores hicieron cola hasta prácticamente el último minuto, como habían hecho en los días precedentes los cientos de miles que pudieron despedirse del mandatario. También se le hicieron todo tipo de homenajes, y hasta se le recitaron coplas y poemas. 

Con el traslado del cuerpo de Chávez, se cierran los actos de despedida de un líder que marcó la historia de Venezuela y del continente. El 14 de abril, Maduro tiene el reto de reeditar la victoria electoral que el fallecido mandatario obtuvo frente al líder opositor Henrique Capriles Radonski el pasado 7 de octubre.

Comparte y opina:

Últimas Noticias