Mundo

sábado 27 feb 2021 | Actualizado a 21:07

Millonarios y empresas prometen unos 800 millones de euros para reconstruir Notre Dame

Entre las donaciones anunciadas por grandes fortunas francesas, destacó la de la familia de Bernard Arnault, propietario del grupo de productos de lujo LVMH, que prometió 200 millones de euros.

/ 17 de abril de 2019 / 04:20

Empresas y millonarios prometieron donaciones para reconstruir la catedral de Notre Dame de París, destruida parcialmente por un incendio, las cuales sumaban al menos 800 millones de euros el martes.

Entre las donaciones anunciadas por grandes fortunas francesas, destacó la de la familia de Bernard Arnault, propietario del grupo de productos de lujo LVMH, que prometió 200 millones de euros.

Además propuso que su empresa ponga a disposición «sus equipos creativos, arquitectónicos y financieros» para ayudar a la reconstrucción y a la recaudación de fondos.

La familia Bettencourt, heredera de L’Oréal, anunció una donación de 200 millones de euros, cien a través de la compañía y cien a través de su fundación.

Por su parte la familia de François Pinault, propietario del grupo Kering, que comercializa marcas como Gucci o Yves Saint Laurent, anunció 100 millones de euros a través de su compañía de inversiones Artemis.

A través del grupo empresario familiar, el gigante francés de la publicidad JCDecaux se comprometió a donar 20 millones de euros.

Martin Bouygues, propietario del grupo Bouygues, y su hermano Olivier dijeron estar «muy afectados» y harán una donación «a título personal» de diez millones de euros a través de su holding familiar, SCDM.

El millonario Marc Ladreit de Lacharrière, que controla la compañías de inversiones Fimalac, prometió también diez millones de euros «para la restauración de la aguja, símbolo de la catedral» que se derrumbó por el incendio.

En nombre de las empresas francesas

El presidente de la petrolera francesa Total, Patrick Pouyanné, anunció en Twitter que el grupo, «primer mecenas de la Fundación para el Patrimonio», una fundación privada francesa,  haría un «donativo especial» de cien millones de euros.

A través de su fundación, el banco Crédit Agricole anunció una donación, cinco millones de euros, destinados a las medidas de salvaguardia de urgencia de la catedral.

El banco BNP Paribas anunció una donación de 20 millones de euros, mientras Crédit Mutuel y CIC no precisaron los montos de sus promesas.

El grupo informático Capgemini anunció un millón de euros, la constructora Vinci dijo que aportaría «parte de la financiación» pero sin anunciar el monto y el grupo Michelin también participará a través de fundación.

La principal organización patronal francesa, el Medef, pidió a las empresas que participen en la colecta organizada por la Fundación del Patrimonio. La Confederación de Pequeñas y Medianas Empresas (CPME) está por su parte «a disposición de los poderes públicos para movilizar a su red nacional de artesanos».

Otras compañías, como Groupama, anunciaron una donación de 1.300 robles de sus bosque en Normandía para reconstruir «la techumbre» de la catedral, y la compañía Air France dijo que «transportará gratuitamente a todos los responsables oficiales que participarán en la reconstrucción».

Donaciones desde el extranjero

En un tuit en Estados Unidos, el director ejecutivo de Apple, Tim Cook, anunció que su firma haría un donativo pero sin dar el monto.

Por su parte la millonaria brasileña Lily Safra y la fundación en nombre de su marido Edmond Safra, banquero sirio libanés fallecido en 1999, anunciaron una donación de 10 millones de euros.

También Henry Kravis, cofundador del fondo de inversión estadounidense KKR, y su esposa Marie-Josée Kravis, «apenados por el incendio», prometieron 10 millones de dólares.

La ciudad húngara de Szeged también donará 10.000 euros porque en 1879 París había ayudado a reconstruir esta ciudad del sur del país, devastada por una inundación.

En Costa de Marfil el rey de Krindjabo, la capital del reino de Sanwi, en el sureste del país, prometió un donativo pero sin especificar el monto. Un príncipe de su reino fue bautizado en la catedral en el siglo XVIII. (17/04/2019)

Comparte y opina:

Discriminación de bolivianos en el exterior

La pregunta es cómo garantizamos el voto de los bolivianos que viven fuera del país.

Tras el anuncio del Órgano Electoral Plurinacional (OEP), que fijó las elecciones generales para el 20 de octubre del año en curso, con el fin de garantizar en los comicios la participación de las y los bolivianos en el exterior, comenzaron las críticas sin fundamento, de políticos y opinadores conservadores.

Primero, pretenden insistentemente devaluar el Estado de Derecho o la institucionalidad del cuarto Órgano de Poder (el Electoral), con el flaco favor e inducción por parte de opiniones públicas de algunos personeros del Gobierno, que lamentablemente hasta hoy no hacen funcionar la vocería del Partido, diferenciado a quienes hacen y están en gestión administrativa, dejando de lado la particularidad de autoridades electas.

Segundo, ¿se trata de posturas negativas hepáticas que van con su discurso de “perdedores”? Porque si revisamos su antecedente de votantes, todos juntos alcanzan casi el 30% de base social electoral, misma que ahora disputan entre ellos y, en sus mismos términos: “a ver quién jala más y en torno a ello generar unidad y voto único”. Mientras tanto, el MAS parte de su base electoral de voto duro superior al 30%.

Tercero, su falta de argumentos sociales y de derecho reflejan su talla de “no estadistas”, encontrando más bien escaso saber constitucional, de normativa y de derecho, incurriendo en faltas electorales y hasta delitos de discriminación.

Cuarto, podrían argüir que su posición es contra una institución, pero lo que no pueden justificar es que el efecto es discriminación a nuestros compatriotas que viven, para el caso en Argentina y Uruguay.

Quinto, hace unos días hemos encontrado titulares de posición política o de activismo político, como “El TSE atiende pedido de Evo”, “El TSE adelanta elecciones como pidió el Gobierno”, “Observan sumisión…” Periodistas y opinadores han abundado en vociferaciones nada racionales, y sin carácter de estadistas y tampoco de hermanos compatriotas.

Sexto, esas posturas de políticos identificados como neoliberales, de derecha, además de varios periodistas y opinadores, son discriminatorias y atentatorias al derecho de información y a los derechos políticos; porque no encontré a nadie que defendiera el derecho de nuestros hermanos y hermanas residentes en el exterior. Porque en esta carrera electoral hacia la silla presidencial, los que quieren volver son los que tienen mayor amplificación mediática que militancia real y hacen eco de la desinformación.

Séptimo, es reprochable e indignante la talla de políticos conservadores que a diario hacen gala de la discriminación y su perfil de incompetencia para ser estadistas, considerando el principal antecedente: que en el marco de sus obligaciones, la Cancillería puso en conocimiento del Tribunal Supremo Electoral la preocupación de compatriotas que quieren hacer uso de su derecho político y participar en las elecciones generales de 2019, tal cual refrendara el OEP, que la fijación de los comicios para el 20 de octubre es para garantizar la participación de las y los bolivianos en exterior.

Octavo, ¿a quiénes pertenecen esas posturas discriminatorias para con nuestros compatriotas en el exterior? Pertenecen a políticos neoliberales, conservadores y que ya estuvieron en gestión de gobierno y quienes fueron parte del remate de nuestros bienes-recursos naturales y nos dejaron en extrema pobreza, razones por las que muchos de nuestros hermanos salieron del seno de la madre patria en busca de mejores días para sus familias, pero sin dejar de aportar a nuestro crecimiento, a través de sus remesas, por ejemplo.

Finalmente, es de esperar que si no son los políticos conservadores, sea nuestro pueblo, dentro y fuera de nuestras fronteras, que racionalice, reivindicando y cuidando la vigencia de nuestro derecho a la dignidad, soberanía y libertades establecidas en la Constitución, desde la No discriminación en el artículo 14, II., así como los derechos políticos en el 27 y la nacionalidad en el 141, y las normas que desarrollan las mismas.

Comparte y opina:

Últimas Noticias