Mundo

jueves 21 ene 2021 | Actualizado a 07:39

El ‘talibán estadounidense’ es liberado tras 17 años de prisión

Lindh abandonó en las primeras horas de la mañana la prisión federal de alta seguridad en Terre Haute, Indiana, en base a declaraciones de su abogado, Bill Cummings.

Combinación de imágenes del talibán estadounidense John Walker Lindh. Foto: AFP

Por AFP

/ 23 de mayo de 2019 / 10:05

John Walker Lindh, el "talibán estadounidense" capturado mientras luchaba con los insurgentes islamistas en noviembre de 2001, fue liberado este jueves tras 17 años de prisión, informaron medios locales citando a su abogado.

La cadena CNN y The Washington Post indicaron que Lindh abandonó en las primeras horas de la mañana la prisión federal de alta seguridad en Terre Haute, Indiana, en base a declaraciones de su abogado, Bill Cummings. El exconvicto se instalará en Virginia bajo estrictos términos de libertad condicional que limitan su capacidad de conectarse o contactar a otros islamistas.

(23/05/2019)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Incendio en sede del mayor fabricante de vacunas del mundo, situado en India

Los canales de Tv mostraban una enorme humareda gris sobre la sede del Serum Institute of India, en Pune (oeste), donde se producen en este momento millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19

Los bomberos intentan controlar un incendio que se desató en el Serum Institute de India en Pune el 21 de enero de 2021.

Por AFP

/ 21 de enero de 2021 / 07:12

Un incendio se registró este jueves en el Serum Institute of India, el mayor fabricante de vacunas del mundo, según imágenes de la televisión local, aunque los medios indios aseguraron que la producción de vacunas no se veía afectada.

Las televisiones indias mostraban una enorme humareda gris sobre la sede del Serum Institute of India, en Pune (oeste), donde se producen en este momento millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19 desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

Sin embargo, según las cadenas, el incendio fue declarado en un sitio que está en obras, apartado de las instalaciones donde se fabrican las vacunas.

«La instalación de producción de vacunas no se vio afectado y esto no afectará a la producción», declaró a la AFP una fuente del Serum Institute of India, precisando que «el fuego se produjo en la nueva fábrica en construcción».

«Hemos enviado seis o siete camiones de bomberos al lugar. De momento, no tenemos más información sobre el alcance del incendio o sobre si alguien quedó atrapado», precisó a la AFP un responsable del parque de bomberos local.

«Al lugar llegaron equipos de policía», indicó a la AFP la policía de Pune.

India es el segundo país más afectado por el COVID-19, después de Estados Unidos, con más de 10 millones de casos declarados, aunque su tasa de mortalidad es una de las más bajas del mundo.

A principios de enero, fueron aprobadas dos vacunas: la Covishield, desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford y producida por el Serum Institute of India; y la Covaxin, fabricada por la empresa local Bharat Biotech.

India inició el sábado una de las campañas de vacunación más ambiciosas del mundo, para inmunizar a 300 millones de personas hasta julio.

(21/01/2021)

Comparte y opina:

Muertes por COVID-19 en EEUU superaron a los estadounidenses caídos en la Segunda Guerra Mundial

La cifra es un claro recordatorio del costo de la pandemia, algo que el nuevo presidente Joe Biden mencionó en su discurso inaugural el miércoles.

Por AFP

/ 21 de enero de 2021 / 00:27

La cifra de muertos por covid-19 en Estados Unidos superó el miércoles a las pérdidas del país durante la Segunda Guerra Mundial, de acuerdo al conteo que realiza la Universidad Johns Hopkins.

El conteo registraba en la tarde un total de 405.400 fallecidos por la enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

Superó en menos de un año el total de muertes de combatientes y no combatientes estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial: 405.399 entre 1941 cuando Estados Unidos ingresó al conflicto y 1945, de acuerdo cifras del departamento para los Asuntos de los Veteranos.

La cifra es un claro recordatorio del costo de la pandemia, algo que el nuevo presidente Joe Biden mencionó en su discurso inaugural el miércoles.

«Necesitamos toda nuestra fuerza para perseverar a través de este oscuro invierno [boreal]. Estamos ingresando a lo que puede ser el periodo más duro y mortal del virus», advirtió.

Estados Unidos tiene el 4% de la población mundial pero alcanza el 20% de las muertes globales.

Biden dijo que su respuesta a la pandemia será basada en conclusiones a partir de la evidencia científica, en contraste con su antecesor Donald Trump.

El miércoles firmó un decreto que hace obligatorio el uso de tapabocas en edificios públicos federales y enviará al Congreso un paquete de emergencia y ayuda económica por 1,9 billones de dólares.

Comparte y opina:

México aplaude suspensión de muro fronterizo decretada por Joe Biden

Biden firmó este miércoles un decreto ordenando poner un alto al muro fronterizo y presentará un proyecto ante el Congreso que permitirá la naturalización de unos 700.000 jóvenes que llegaron como indocumentados

Vista parcial del muro fronterizo México-Estados Unidos. Foto: AFP

Por AFP

/ 20 de enero de 2021 / 23:22

El gobierno de México saludó este miércoles la decisión del presidente entrante de Estados Unidos, Joe Biden, de suspender la construcción de un muro en la frontera común que había ordenado su predecesor, Donald Trump.

«México saluda el fin de la construcción del muro, la iniciativa migratoria en favor de DACA y un camino hacia la doble ciudadanía», escribió en Twitter el canciller mexicano Marcelo Ebrard.

«Como escribió el presidente López Obrador hace unos años al ahora presidente Joe Biden, los puentes abren paso a la cooperación y al entendimiento», agregó.

Biden firmó este miércoles un decreto ordenando poner un alto al muro fronterizo y presentará un proyecto ante el Congreso que permitirá la naturalización de unos 700.000 jóvenes que llegaron como indocumentados en su infancia acompañando a sus padres, colectivo conocido como los «soñadores».

El gobierno de Barack Obama había instaurado un programa conocido como DACA, que protegía de la deportación a esos jóvenes y que el gobierno de Trump buscaba terminar.

Más temprano, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, deseó a Joe Biden éxito en su mandato en Estados Unidos, dijo compartir las prioridades del demócrata y subrayó que la cooperación binacional debe ser respetuosa de la soberanía.

«Coincido en sus tres planteamientos principales (…) son muy importantes: [combate a la] pandemia, reactivación económica y migración. Y desde luego, deseándole al presidente Biden que le vaya muy bien en su gestión», expresó López Obrador este miércoles al iniciar su rueda de prensa matutina.

López Obrador, quien tuvo un trato estrecho con el presidente saliente, el republicano Donald Trump, fue de los últimos en felicitar a Biden por su triunfo en las elecciones de noviembre, pues esperó a la reunión y confirmación del Colegio Electoral, el 14 de diciembre.

A la pregunta expresa de la prensa, López Obrador aseguró que con Trump tuvo una «buena relación en beneficio para México» y que siempre fue respetuoso con la soberanía mexicana.

Confió en que la relación con Biden «va a ser muy buena» y subrayó que la cooperación debe ser «ordenada y respetuosa, que no haya injerencia».

Analistas y opositores han advertido sin embargo, que entre el gobierno de López Obrador y el de Biden podrían surgir diferencias en materia laboral, energética, agrícola y medioambiental.

En los últimos días, el caso del exministro de Defensa Salvador Cienfuegos, detenido por la DEA en Estados Unidos por lazos con el narcotráfico y entregado a México para que fuera investigado, desató acusaciones entre ambos países.

La Fiscalía General mexicana exoneró a Cienfuegos al considerar que las pruebas en su contra no eran sólidas, mientras que López Obrador acusó a la DEA de «fabricar» los cargos, algo rechazado por el Departamento de Justicia estadounidense.

Comparte y opina:

Kamala Harris, una vicepresidenta histórica

A los 56 años, la dinámica y belicosa exsenadora demócrata de California permitió que Joe Biden, de 78 años, obtuviera el apoyo de un electorado más diverso que buscaba estar mejor representado en la cima del poder.

Kamala Harris

Por AFP

/ 20 de enero de 2021 / 21:08

Pionera en multitud de ocasiones, Kamala Harris rompió este miércoles otro nuevo techo de cristal al convertirse en la primera mujer, y la primera persona de color, en acceder a la vicepresidencia de Estados Unidos en la consagración de una carrera fuera de lo común.

A los 56 años, la dinámica y belicosa exsenadora demócrata de California permitió que Joe Biden, de 78 años, obtuviera el apoyo de un electorado más diverso que buscaba estar mejor representado en la cima del poder.

Tanto es así que algunos dijeron que no votaron por Biden sino por ella, una abogada de padre jamaicano y madre india.

Vestida de blanco, en recuerdo a las sufragistas, Harris dio su discurso de victoria en noviembre rindiendo un emocionado homenaje a su madre y a quienes «sacrificaron tanto por la igualdad, la libertad y la justicia para todos».

«Pienso en ella, en las generaciones de mujeres, negras, asiáticas, blancas, latinas, nativas americanas, que abrieron el camino», lanzó.

Y saludando la «audacia» de Joe Biden al haberla elegido, prometió: «Podré ser la primera mujer en este cargo, pero no seré la última». «Porque cada niña que me está mirando esta noche ve que este es un país de posibilidades», añadió.

Activa

Durante la campaña, esta exfiscal llamó incansablemente a una movilización histórica, denunciando los intentos de obstruir el voto en los estados tradicionalmente republicanos.

«¿Por qué creen que tanta gente poderosa (…) está tratando de impedirles que voten?», preguntó a una audiencia de jóvenes electores afroestadounidenses en la sureña Georgia. «Ellos saben del poder que ustedes tienen», respondió.

Tras la ola histórica de indignación contra el racismo y la violencia policial, prometió junto a quien fuera vicepresidente de Barack Obama «erradicar» las injusticias.

Siempre con tapabocas para protegerse del coronavirus y respetando la distancia social como Biden, Harris hizo una campaña más activa que el septuagenario, en la que se la pudo ver bailar o hablar con clientes de los cafés, siempre al aire libre por el covid-19.

Pionera

Con una carrera brillante, digna del mejor «sueño americano» a pesar de capítulos controvertidos, Harris soñaba con convertirse en la primera mujer negra presidenta de Estados Unidos.

Finalmente se postuló a la vicepresidencia pero, sin duda, con la mirada puesta en las elecciones presidenciales de 2024 y con la esperanza de romper entonces el techo de cristal definitivo.

Harris acumula ya varios títulos de pionera.

Creció en Oakland, donde su padre, profesor de economía, y su madre, investigadora del cáncer de mama ya fallecida, eran activistas de los derechos civiles.

Graduada de la Universidad Howard, fundada en Washington DC para acoger a estudiantes afroestadounidenses en medio de la segregación, recuerda regularmente su membresía en la asociación de estudiantes negros «Alpha Kappa Alpha».

Después de dos mandatos como fiscal en San Francisco (2004-2011), fue elegida dos veces fiscal general de California (2011-2017), convirtiéndose en la primera mujer, pero también la primera persona negra, en encabezar los servicios judiciales del estado más poblado del país.

Después, en enero de 2017, prestó juramento en el Senado en la capital estadounidense como la primera mujer del sur de Asia y la segunda senadora negra de la historia.

Como vicepresidenta tampoco abandonará definitivamente la Cámara Alta: según la constitución, ella podrá inclinar la balanza en caso de igualdad previsible en las votaciones del Senado, que desde este miércoles tiene 50 legisladores demócratas contra 50 republicanos.

«Lista para ser presidenta» – Sus rigurosos interrogatorios a los candidatos de Donald Trump en las audiencias de confirmación le hicieron famosa en el Senado.

Pero fue durante uno de los debates de las primarias demócratas -cuando se enfrentó al propio Biden, atacándolo por sus posiciones pasadas con respecto a las políticas de desegregación racial en la década de 1970-, cuando llamó la atención de más gente.

Su relato de cómo, cuando era pequeña, estaba en uno de los autobuses que llevaban escolares negros a barrios blancos, emocionó a la audiencia y le hizo crecer brevemente en las encuestas.

Sin embargo, acabó tirando la toalla de la carrera presidencial. Su experiencia en los poderes legislativo, judicial y ejecutivo, y su cercanía con Beau Biden, hijo de Joe y exfiscal de Delaware que murió de cáncer en 2015, convencieron a su exrival para elegirla como su compañera de fórmula.

Biden se benefició también de su imagen de mujer moderna, «Momala» de los dos hijos de su marido, orgullosa de su familia mixta y ensamblada con el abogado blanco Douglas Emhoff, quien también participó activamente en la campaña presidencial.

Pero el pasado de Harris como fiscal también pesa en su contra. Votantes negros y progresistas deploran su reputación de dureza, en particular al castigar estrictamente delitos menores que, según sus detractores, han afectado principalmente a las minorías.

Frente a Mike Pence, en el único debate de los candidatos a vicepresidentes, atacó varias veces el manejo del gobierno de la crisis del coronavirus, que calificó como «el mayor fracaso de cualquier administración presidencial en la historia» del país.

Al día siguiente, el todavía presidente Donald Trump la llamó «monstruo».

«No hago comentarios sobre observaciones pueriles», reaccionó Harris.

A su lado, Biden se indignó por las afirmaciones «vergonzosas» del ahora exmandatario. Antes de elogiar a su compañera de fórmula: «Es una de las mejores personas que he conocido. Es alguien que está lista, desde el primer día, para ser presidenta de Estados Unidos», aseguró.

Comparte y opina:

‘Nos regresaron la esperanza’, migrantes confían en cambio de política con Biden

La migración fue un tema central durante el gobierno de Trump, quien tomó medidas polémicas como la separación de familias de migrantes indocumentados o la construcción de un muro en la frontera con México, de casi 3.200 km.

Por AFP

/ 20 de enero de 2021 / 20:55

Migrantes que aguardan en México sus trámites para radicarse en Estados Unidos confiaron este miércoles en que el nuevo presidente de ese país, Joe Biden, flexibilizará su política tras las duras medidas del gobierno de Donald Trump.

«Estamos muy alegres, contentos, nos regresaron la esperanza», dijo a la AFP la nicaragüense Jessica Valles, quien lleva 18 meses en Ciudad Juárez (norte) esperando una respuesta favorable a su solicitud.

Con ese sentimiento, Valles siguió este miércoles por televisión la investidura de Biden en un albergue que acoge a migrantes varados.

«Nos hace sentir más confiados y estamos viendo que el nuevo presidente no nos está dejando de lado y creo que sí está pensando en nosotros», señaló por su parte Fátima, una salvadoreña que lleva dos años en México y quien evitó dar su apellido.

La migración fue un tema central durante el gobierno de Trump, quien tomó medidas polémicas como la separación de familias de migrantes indocumentados o la construcción de un muro en la frontera con México, de casi 3.200 km.

Bajo el gobierno de Trump, Estados Unidos envió también a México a unos 60.000 migrantes, la mayoría de Centroamérica, en el marco del programa «Quédate en México».

Esa política dispone que los solicitantes de asilo que llegan a la frontera sur estadounidense deben esperar en territorio mexicano la resolución de sus casos.

Biden firmó este miércoles un decreto ordenando poner un alto al muro -cuyas obras continuaban este miércoles en Juárez- y presentará un proyecto ante el Congreso que permitirá la naturalización de unos 700.000 jóvenes que llegaron como indocumentados en su infancia acompañando a sus padres, colectivo conocido como los «soñadores».

También proyecta un plan de asistencia para El Salvador, Guatemala y Honduras, de donde son originarios la mayoría de los migrantes, así como fondos adicionales para la vigilancia y control fronterizos.

«Es una esperanza, no puedo decir que vaya a suceder porque los políticos prometen mucho, pero tenemos la esperanza de que así sea, de que se nos dé la oportunidad», comentó por su parte Dennys López, un cubano que lleva cuatro años en México y tres meses en Ciudad Juárez.

Tras las multitudinarias caravanas migratorias de finales de 2018 y principios de 2019, Trump amenazó a México con sanciones comerciales si no tomaba medidas para detener la oleada migratoria.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, desplegó entonces unos 26.000 militares en sus fronteras norte y sur.

Comparte y opina:

Últimas Noticias