Mundo

lunes 25 ene 2021 | Actualizado a 00:32

Más de 80 muertos por extremo clima invernal en Pakistán y Afganistán

Cachemira paquistaní fue la región más afectada con 23 muertos y diez desaparecidos, según las autoridades locales. En el pintoresco valle Neelum, las fuertes nevadas provocaron una avalancha que acabó con la vida de 14 personas.

Residentes retiran los escombros de una casa derrumbada por las fuertes nevadas que desencadenaron una avalancha en el valle de Neelum. Foto: AFP

Por AFP

/ 14 de enero de 2020 / 08:46

Al menos 80 personas han muerto en los últimos días en Pakistán y el vecino Afganistán debido a avalanchas, inundaciones y un extremo clima invernal, informaron este martes las autoridades, que intentan llegar hasta personas aisladas por la nieve.

Unas 42 personas perecieron y 21 resultaron heridas en Pakistán y varias más están desaparecidas, debido a diversos acontecimientos climáticos. En Afganistán han muerto 39 personas, según cifras oficiales de ambos países.

Cachemira paquistaní fue la región más afectada con 23 muertos y diez desaparecidos, según las autoridades locales. En el pintoresco valle Neelum, las fuertes nevadas provocaron una avalancha que acabó con la vida de 14 personas.

Las autoridades locales cerraron escuelas, mientras que varias carreteras quedaron inutilizadas en las zonas montañosas del norte, según las autoridades locales.

A lo largo de la frontera entre Afganistán y Pakistán, más de 300 casas fueron destruidas o dañadas parcialmente debido a la "ola de frío, las fuertes nevadas y lluvias que empezaron hace dos semanas" según Ahmad Tamiim Azimi, portavoz de la Autoridad nacional afgana de gestión de catástrofes (Andma).

Los duros inviernos suelen causar víctimas en Afganistán, especialmente en las remotas zonas montañosas del país. (14/01/2020)

Comparte y opina:

Presidente mexicano López Obrador anuncia que tiene COVID-19

El mandatario anunció que sus síntomas son leves y que esperará su turno en marzo para vacunarse

Por AFP

/ 24 de enero de 2021 / 22:09

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de 67 años, anunció este domingo que se contagió de COVID-19, pero que sus síntomas son leves y se siente optimista.

«Lamento informarles que estoy contagiado de COVID-19. Los síntomas son leves, pero ya estoy en tratamiento médico», señaló el mandatario izquierdista en un breve mensaje en su cuenta oficial de Facebook.

López Obrador, quien ha mantenido la mayoría de sus actividades durante la pandemia, designó a la secretaria de Gobernación (Interior), Olga Sánchez, para que lo reemplace en su conferencia matutina de lunes a viernes.

«Yo estaré pendiente de los asuntos públicos desde Palacio Nacional (…), mañana atenderé una llamada con el presidente (ruso) Vladimir Putin» para dialogar sobre la proyectada compra de la vacuna Sputnik V contra el nuevo coronavirus, añadió.

En el poder desde 2018, López Obrador tuvo tres actividades públicas desde el viernes pasado, la última de ellas ese día en el estado de San Luis Potosí. «Como siempre, soy optimista. Saldremos adelante todos», prometió el gobernante tras confirmar su contagio.

La conferencia diaria, que suele durar hasta tres horas, se realiza con la presencia de reporteros, si bien se ha reducido de manera importante esa asistencia para mantener el distanciamiento. El mandatario también ha realizado los fines de semana viajes a distintos puntos del país, donde encabeza actos por lo general en espacios cerrados y con pocas personas.

López Obrador sufrió un infarto en diciembre de 2013, debido a lo cual estuvo hospitalizado cinco días y le practicaron una angioplastia. También es hipertenso.

Críticas

El jefe de Estado ha sido criticado por relativizar la efectividad del cubrebocas para prevenir los contagios. Solo lo ha usado en contadas ocasiones, como cuando visitó al entonces presidente estadounidense, Donald Trump, en Washington en julio pasado.
Sin embargo, reconoce la gravedad de la crisis y asegura que su mayor desafío es enfrentar adecuadamente la pandemia, que deja unos 150.000 muertos y 1,7 millones de contagiados en el país.

México, con 128 millones de habitantes, es el cuarto más enlutado en números absolutos.

El 24 de diciembre, México fue el primer país latinoamericano en comenzar a aplicar la vacuna contra el COVID-19, en este caso la desarrollada por el dúo farmacéutico alemán-estadounidense de Pfizer/BioNTech.

En una primera fase están siendo inmunizados el personal médico que atiende la epidemia y los maestros del estado de Campeche. No obstante, López Obrador declinó ser vacunado con las primeras dosis y dijo que esperaría su turno en marzo, cuando según el calendario de la secretaría de Salud corresponde aplicar la vacuna a mayores de 65 años.

El líder izquierdista también ha sido criticado por el manejo de la pandemia, sobre todo al inicio por no ordenar un confinamiento estricto y a raíz de polémicas declaraciones.

«No es, según la información que se tiene, algo terrible, fatal, ni siquiera es equivalente a la influenza», dijo el 28 de febrero, cuando se dio a conocer el primer caso de COVID-19 en México.

Dos semanas después, expresó: «Hay quien dice que por lo del coronavirus no hay que abrazarse. Pero hay que abrazarse, no pasa nada».

Según el gobierno, el presidente es sometido regularmente a pruebas de COVID-19, enfermedad que ya ha afectado a varios de sus más cercanos colaboradores.

López Obrador se suma a otros líderes mundiales que han contraído el COVID-19 como Trump, el mandatario brasileño, Jair Bolsonaro; el presidente francés, Emmanuel Macron, y el primer ministro británico, Boris Johnson, entre otros.

Comparte y opina:

Colchicina, anti-inflamatorio común, trae esperanza a lucha contra el COVID

Jean-Claude Tardif, director del Instituto de Cardiología de Montreal (ICM), dijo que los resultados completos serán divulgados "lo más pronto posible"

Por AFP

/ 24 de enero de 2021 / 20:23

Un amplio ensayo clínico realizado en Canadá reveló que un antiinflamatorio de bajo costo llamado colchicina reduce significativamente el riesgo de sufrir complicaciones y muerte por COVID-19.

Jean-Claude Tardif, director del Instituto de Cardiología de Montreal (ICM), dirigió el estudio llamado «Colcorona», realizado entre 4.488 pacientes en todo el mundo desde marzo de 2020 y cuyos resultados preliminares se publicaron el viernes.

En una entrevista con la AFP este domingo, Tardif dijo que los resultados completos serán divulgados «lo más pronto posible».

— ¿Cuáles son las principales conclusiones de su investigación? 

—El estudio Colcorona arrojó resultados convincentes de una disminución del 20% en las hospitalizaciones o muertes relacionadas con el COVID-19 con (la ingesta de) colchicina, en comparación con el placebo… Cuando se trata de pacientes que tienen una prueba de COVID-19 que oficializa el diagnóstico, el resultado es aún mejor, es decir, hay una reducción del 25% en las hospitalizaciones, del 50% en la necesidad de un ventilador y de 44% en las muertes.

La hipótesis detrás del estudio fue que la razón por la que los pacientes desarrollan complicaciones con el COVID obedece a una respuesta inflamatoria exagerada que desarrollan los glóbulos blancos en reacción al virus… Nuestra intuición era que usar un fármaco como la colchicina para reducir esta reacción inflamatoria exagerada, conocida como «tormenta de citocina», podía prevenir complicaciones.

— ¿Por qué considera que los resultados son tan importantes en la lucha global contra el coronavirus? 

—La colchicina es un poderoso medicamento antiinflamatorio que se conoce desde hace mucho tiempo; se descubrió hace 150 años. Se extrae de una planta llamada Colchicum autumnale y se usa para tratar diversas enfermedades como la gota, una artritis inflamatoria y la pericarditis, entre otras.

Lo bueno del resultado del estudio es que la colchicina ya está disponible en las farmacias, pues se usa de manera segura y económica para muchas enfermedades… Nuestro descubrimiento no solo será útil en Francia, Canadá y Estados Unidos y los países del G8 sino (también en) países en desarrollo, países pobres; África, Asia se beneficiarán rápidamente de la colchicina barata, que se toma por vía oral en forma de tabletas.

Nuestros resultados dan una importante esperanza a los pacientes, a los sistemas sanitarios y a los gobiernos. Finalmente, estamos brindando parte de una solución significativa para reducir las internaciones y eventualmente la congestión de los sistemas hospitalarios.

—Los científicos esperan ahora los resultados completos de la investigación. ¿Cuándo planean publicarlos? 

—Estamos enviando el manuscrito a una importante revista científica hoy (domingo). Obviamente no puedo anticipar la fecha de publicación; la revista hará su trabajo, es una de las revistas más grandes del mundo. Compartiremos el resto de los resultados lo más pronto posible, posiblemente incluso antes de la publicación final (en la revista). Estamos convencidos de que nuestros resultados son concluyentes, concluyentes y pueden utilizarse inmediatamente para beneficiar a los pacientes.

Probablemente habrá una revisión rápida por parte de las agencias reguladoras como la EMA (Agencia Europea de Medicamentos), Health Canada, la FDA en Estados Unidos, que revisarán rápidamente los datos… Ahora creo que los médicos no tienen que esperar esta revisión reglamentaria por parte de las agencias… Los médicos, los profesionales de la salud, podrán recetar inmediatamente (la colchicina) porque ya está disponible.

(24/01/2021)

Comparte y opina:

FARC entierra su sigla de guerra en Colombia y se convierte en el Partido Comunes

El cambio fue anunciado al término de una asamblea en Medellín, que contó con la participación de solo unos cuantos delegados debido a las restricciones por la pandemia

Negociador. ‘Pastor Alape’ (centro), exguerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia

Por AFP

/ 24 de enero de 2021 / 20:07

La exguerrilla FARC enterró su sigla de guerra en la política y en adelante pasará a ser el Partido Comunes, anunció este domingo la formación de izquierda tras celebrar su segunda asamblea desde que firmó la paz en 2016.

Los excombatientes decidieron dejar atrás el acrónimo de Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, ante el daño que han causado a su proyección política las disidencias de las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, que mantienen el nombre de FARC y que se marginaron de los diálogos para seguir desafiando al Estado.  

«Somos Comunes, es nuestra nueva imagen. De hoy en adelante somos el partido Comunes, y el partido de la paz, la reconciliación y el amor para la vida», señaló en Twitter el excomandante y portavoz Pastor Alape.

Anuncio

El cambio fue anunciado al término de una asamblea en Medellín, que contó con la participación de solo unos cuantos delegados debido a las restricciones por la pandemia, y en medio de fracturas dentro de la organización.

Resistido por un ala de la antigua guerrilla, el jefe del Partido Comunes, Rodrigo Londoño, reconoció en días pasados que la sigla FARC evoca «la guerra» y «el dolor» que dejó más de medio siglo de levantamiento armado con millones de víctimas de por medio entre muertos, desaparecidos y desplazados.  

Así, los antiguos rebeldes quisieron dar un vuelco a su imagen previo a las legislativas y presidenciales de 2022.  

Datos

En su primera incursión electoral, en 2019, el también conocido como ‘partido de la rosa’ – por la imagen en su logo – fracasó estrepitosamente y desde entonces se han profundizado las divisiones internas, mientras decenas de excombatientes han caído asesinados.  

Según sus líderes, al menos 250 de ellos han muerto en la espiral de violencia que siguió a la firma de la paz. Detrás de la arremetida están las disidencias y otros grupos armados que siguen azuzando el conflicto con los recursos inacabados del narcotráfico y la minería ilegal.

En la reunión de este fin de semana, la otrora agrupación armada optó por el nombre de Partido Comunes entre otras dos alternativas: Unidad Popular del Común y Fuerza del Común, según explicó Sandra Ramírez.

La dirigente ocupa uno de los diez escaños que le fueron reservados a las disueltas FARC en ambas cámaras del Congreso, como parte del acuerdo de paz que desmovilizó a unos 13.000 exguerrilleros, el grueso de la organización.

Según las Fuerzas Militares, otros 2.500 rebeldes están con las disidencias que, sin un mando unificado, se han venido fortaleciendo en puntos alejados del territorio.

(24/01/2021)

Comparte y opina:

‘Nada detiene al PapJazz’: un festival internacional en Haití pese a la pandemia

En Haití un festival de jazz toma previsiones y se festeja en formato presencial

Por AFP

/ 24 de enero de 2021 / 19:59

Es uno de los pocos lugares del planeta donde todavía se puede asistir a conciertos: la 15ª edición del Festival Internacional de Jazz de Puerto Príncipe desafía la pandemia del coronavirus y hace las delicias de artistas de renombre.

«Hace tres meses que no toco el piano». Estas palabras, las primeras que pronunció Jacky Terrasson con una gran sonrisa en el concierto inaugural del PapJazz el sábado, revelan la singularidad del momento.

Mientras innumerables eventos culturales en todo el mundo deben ser cancelados o aplazados, la baja prevalencia de la pandemia de COVID-19 en Haití permite que el país no prohíba las reuniones masivas. Y los músicos están encantados.

«Estuvimos muy contentos de volver al escenario para tocar y compartir», cuenta Terrasson un día después de su primer concierto. «Se siente muy bien comunicar, intentar improvisar sobre Harry Potter o Michael Jackson. Tal vez hay un poco más de riesgo que el habitual porque sientes que tienes la suerte de estar ahí, así que lo das todo», explica el pianista de origen alemán, que vive en Nueva York.

«No tocar en público nos está matando»

Acostumbradas a viajar por todo el mundo para actuar, las estrellas de la docena de países que conforman el programa del PapJazz lo están pasando mal por esta privación de contacto con sus fans.

«No tocar en público nos está matando: ya no existimos», asegura Etienne Mbappé.

Mientras algunos aprendieron a hacer pan, este bajista aprovechó el confinamiento en París para montar un estudio de grabación en su casa, pero las presentaciones a través de internet no le bastan.

«Aunque la tecnología nos permite hacer espectáculos en directo desde el salón de casa, nada supera a lo real. Es como si te dijéramos que en lugar de comer, de morder tu comida, te la vamos a inyectar… Francamente no es lo mismo», dice el bajista camerunés, que toca con guantes.

Y los organizadores del festival están encantados de ver que las jam sessions, las descargas musicales improvisadas, que siguen a los conciertos terminen a primera hora de la mañana.

«Hasta ahora, nada ha detenido al PapJazz», se congratula Milena Sandler, directora de la Fundación de Jazz de Haití, que organiza el festival.

«Nos sentimos realmente privilegiados de poder recibir a músicos que no han podido trabajar desde hace un año en su país», dice.
Hasta el último momento, el avance de la epidemia de coronavirus en todo el mundo podría haber hecho que se cancelara todo.

Unas horas antes de la inauguración del festival, el ministerio de Salud haitiano recomendó, entre otras cosas, prohibir las grandes concentraciones… una precaución que el gobierno no siguió.

Reducir el número de espectadores, desinfectar los micrófonos y los instrumentos entre cada acto en el escenario: «Hacemos todo lo posible para que el festival no sea motivo de contagio de COVID-19», asegura Sandler.

Secuestros y crisis política

Pero para los fiesteros haitianos, más que la crisis sanitaria, es sobre todo la inseguridad reinante lo que ocupa sus mentes. «Vinimos a divertirnos porque lo necesitábamos, con todos los problemas que tenemos, los secuestros… Nos permite desahogarnos», admite Jacob, que acudió a la inauguración de PapJazz con su hijo pequeño, vestido con sus mejores galas.

Desde el otoño boreal, Haití registra un aumento de secuestros por parte de bandas armadas que piden rescate. Además, las tensiones políticas aumentan y la oposición exige la salida del presidente en dos semanas.

«Tenemos refuerzos a todos los niveles, no vamos a poner a nadie en peligro», asegura Milena Sandler.

Sin ocultar este difícil contexto, los músicos invitados al PapJazz no niegan el placer de intercambiar con sus pares haitianos.

«Vengo de África, la transmisión oral es muy importante», dice Etienne Mbappé a la treintena de jóvenes músicos que participan en un taller matutino.

«No se desanimen, el mundo es duro. Hoy es una crisis de salud, mañana será otra cosa», pregona el músico.

Comparte y opina:

Desfilar en la Semana de la Moda masculina pensando en una mujer

Los guiños femeninos en diseños de ropa masculina están borrando los límites que solía tenerel diseño de moda

Por AFP

/ 24 de enero de 2021 / 19:44

Unisex, neutro, «genderless»… La moda hace tiempo que empezó a jugar con los géneros hasta incluso difuminarlos, brindando una gran libertad a los diseñadores, como los jóvenes españoles que en la Semana de la Moda masculina de París multiplican los guiños a la mujer.

Este domingo Archie Alled-Martínez presentó por primera vez unas prendas pensadas y llevadas por una mujer. El barcelonés, de 30 años, dio así un golpe de timón al «fin del binarismo» que había declarado en su estreno en los desfiles masculinos en julio pasado.

«Ya no se trata de una colección versátil, de una mujer vestida con esmoquin, sino de looks más elaborados para ellas», explica a la AFP Alled-Martínez, para quien esta nueva colección ha llegado de «forma natural», a la luz del amplio eco que su marca encuentra entre el público femenino.

Este apasionado del punto, volcado en la sastrería tradicional y obsesionado por el detalle, presentó así en un video grabado en Barcelona a una «mujer femenina, pero severa, incluso un poco insolente».

Para este graduado de la prestigiosa Central Saint Martins de Londres, que trabajó para Givenchy antes de lanzar su firma Alled-Martínez, distinguir entre la Semana de la Moda masculina y femenina ya no tiene sentido.

«Que esta colección se presente durante los desfiles de hombre es casi anecdótico», reivindica.

De Madonna a Laura Ponte

Como Alled-Martínez, muchos otros diseñadores españoles que visten la silueta masculina tienen como principales clientas las mujeres.

El gran exponente de este fenómeno es sin duda Palomo Spain, una de las firmas españolas con mayor proyección internacional que ha vestido a Madonna, Rosalía y Beyoncé. Aunque sus diseños han sido calificados de «transgénero» y «gay», su «ropa es para quien quiera ponérsela», defendió a la AFP su fundador, Alejandro Palomo, al debutar en 2018 en los desfiles masculinos de París.

Palomo Spain es el gran ausente de esta Semana de la Moda masculina digital al haber decidido lanzar su colección más adelante. En cambio, su compatriota Oteyza presentó el martes en un video su nueva apuesta haciendo desfilar por primera vez en ese marco a una conocida modelo, Laura Ponte.

La española «tiene la sensualidad de la feminidad y a la vez la fuerza de unos rasgos muy marcados», por lo que encaja en la «dualidad» de la firma, explicó a la AFP el diseñador Paul García de Oteyza, que celebra su tercera temporada en París.

«Nunca hemos dado una excesiva importancia al género, pero sí al equilibrio entre el hombre y la mujer desde el punto de vista de la belleza», afirmó el diseñador.

«En Oteyza ambas bellezas se juntan porque todas las creaciones que hacemos para el hombre las utiliza la mujer y las llena de contenido», explicó el cofundador de esta firma que ha actualizado las capas, gabardinas y sombreros antaño más propias de las ferias andaluzas.

¿Adiós a las etiquetas?

El último español en desembarcar en la Semana de la Moda, el asturiano Arturo Obegero, también tiene una visión similar sobre las porosas fronteras del género.

«Creo prendas tanto para mujer como para hombre» explicó a la AFP este diseñador, de 27 años, que lanzó en 2020 su marca y el sábado se estrenó en el calendario oficial.

«Antiguamente hombres y mujeres vestían prácticamente igual, los hombres llevaban maquillaje», recordó.

Pero Obegero rehúsa que lo etiqueten: «No califico mi ropa de unisex o ‘genderless’, porque si explotamos mucho (esos términos) creamos más etiquetas, cuando lo que tratamos de hacer es escapar de ellas».

Comparte y opina:

Últimas Noticias