Mundo

lunes 1 jun 2020 | Actualizado a 12:39

Más allá de la política, EEUU depende de los insumos médicos de China para combatir el virus

El Departamento de Salud y Servicios Sociales está tratando de comprar 500 millones de máscaras para tener una reserva estratégica.

/ 5 de abril de 2020 / 14:29

AFP (Shaun Tandon)/ Washington

Políticos estadounidenses han expresado su furia por el manejo de la crisis del coronavirus de Pekín, pero se enfrentan a una dura realidad: Estados Unidos necesita desesperadamente de los suministros de China.

Antes de la crisis, el gigante asiático producía casi la mitad de las mascarillas importadas a Estados Unidos, que en tiempos normales cuestan menos de un dólar, pero ahora escasean en momentos en que se ha pedido a los estadounidenses usarlas cuando estén afuera.

China es el primer proveedor de equipo de protección en todo el mundo. “China es una fuente masiva de suministro de estos productos en un momento de increíble necesidad, tanto en Estados Unidos como a nivel mundial», dijo Chad Bown, investigador del Instituto Peterson de Economía Internacional.

“Entonces, si no estás abierto a China y estás tratando de comprar estos artículos a China en este momento, realmente no tienes esperanza”, dijo.

Los fabricantes estadounidenses han redoblado el paso, con 3M y Honeywell aumentando la producción de máscaras a 70 millones al mes, pero eso está muy por debajo de las necesidades y el Departamento de Salud y Servicios Sociales está tratando de comprar 500 millones de máscaras para tener una reserva estratégica.

La crisis de salud ha impulsado un negocio para los fabricantes chinos de las llamadas máscaras N95, diseñadas para bloquear el 95% de las partículas muy pequeñas.

Dan Harris, un abogado de Seattle que representa a compañías en mercados emergentes, escribió en su blog que recientemente escuchó de tres compañías que fueron estafadas por más de un millón de dólares después de hacer pedidos de mascarillas N95 de China. Una firma recibió «máscaras de Halloween mohosas y polvorientas».

China suministra el 48% del equipo de protección personal importado a Estados Unidos y el 50% a la Unión Europea, según los cálculos de Bown.

“Cuando comienzas una guerra comercial con un país que deliberadamente antagonizas mientras aún dependes de ellos para ciertas cosas, de alguna manera te has hecho esto a ti mismo”, dijo el especialista del instituto Peterson.

Yanzhong Huang, un experto en salud global del Consejo de Relaciones Exteriores y de la Universidad Seton Hall, dijo que Estados Unidos domina en muchos medicamentos vitales, incluido el tratamiento de enfermedades no transmisibles de creciente preocupación en China.

“No creo que sea prudente que ningún país use esto, realmente, como un arma”, dijo.

Para Bown, los países no deberían aspirar a la autosuficiencia en suministros médicos, sino más bien buscar un suministro global diverso.

Comparte y opina:

¿Quiénes son los manifestantes que protestan en EEUU?

La mayoría ve a ciudadanos no politizados, hartos contra la violencia policial y el racismo en la sociedad estadounidense; Trump culpa al movimiento de extrema izquierda Antifa

/ 1 de junio de 2020 / 12:19

Manifestantes que protestan por la muerte de Floyd en EEUU

Por AFP

La muerte de George Floyd los llevó a las calles a expresar su ira, a veces con violencia. ¿Pero quiénes son estos manifestantes? El presidente Donald Trump los considera izquierdistas radicales violentos, pero varios expertos alertan que las cosas no son tan simples.

Decenas de coches policiales destrozados, algunos quemados, agentes heridos, una comisaría en llamas, disturbios violentos frente a la Casa Blanca… Desde hace tres días estas son las imágenes de Estados Unidos que circulan por el mundo entero.

Las escenas de violencia se multiplican de Filadelfia a Los Ángeles, pasando por Washington DC, Nueva York y por Minneapolis, epicentro del movimiento donde George Floyd, un hombre negro de 46 años, murió tras ser arrestado e inmovilizado por un policía blanco que le apretó el cuello con su rodilla, impidiéndole respirar.

IZQUIERDA

Para Trump, es obra de grupúsculos organizados, sobre todo del movimiento de extrema izquierda Antifa, al cual incluirá en la lista de organizaciones terroristas, según anunció.

«Desde un punto de vista factual no es cierto que la mayoría de las personas involucradas en estas protestas o actos de destrucción de propiedad se identifiquen como Antifa o antifascistas. No hay pruebas para sostener esto», dijo Mark Bray, autor del libro «El antifascismo».

«Me parece bastante obvio que es un esfuerzo de la derecha para deslegitimizar el movimiento de protesta», añadió.

Aunque parte de los enfrentamientos más serios, sobre todo en Nueva York, tuvieron lugar en la noche, tras grandes marchas donde la gente gritaba «¡No puedo respirar!», las últimas palabras de Floyd, también hubo violencia a plena luz del día en algunas ciudades.

MASIVAS

En Filadelfia, algunos manifestantes que participaron en marchas masivas incendiaron vehículos policiales al mediodía, y en Chicago, otros dieron vuelta un patrullero.

De Chicago a Brooklyn con frecuencia la Policía se ha visto sometida a una lluvia de botellas de agua y otros proyectiles, y a veces responde en forma violenta, a palazos, con gases lacrimógenos y balas de goma ante manifestaciones de miles de personas, raras en Estados Unidos.

«La mayoría de las personas que manifiestan no rompen nada, pero el porcentaje de aquellos que están participando o que son comprensivos con (los saqueos) parece ser más alta que de costumbre», estimó Bray.

Varios funcionarios electos, desde Trump a la alcaldesa demócrata de Atlanta, Keisha Lance Bottoms, denunciaron la presencia de manifestantes venidos de otras ciudades con el objetivo de sembrar el caos.

Melvin Carter, alcalde de Saint Paul, vecina a Minneapolis, afirmó el sábado que un 80% de las personas arrestadas en manifestaciones no residen en Minnesota, aunque más tarde en la jornada se retractó.

Según varios periodistas estadounidenses que consultaron los archivos policiales, la proporción sería en realidad inversa.

El contexto es importante: todo esto ocurre en el marco del mayor confinamiento en un siglo, con gran parte de la población en aislamiento desde hace más de dos meses.

«Hay tantas cosas que hacen que Estados Unidos sea inflamable en este momento», destacó la escritora Michelle Goldberg en una columna en el New York Times.

«Un desempleo masivo, una pandemia que ha puesto al desnudo las desigualdades mortales en acceso a la salud y en el plano económico», enumeró. «Adolescentes sin mucha ocupación, violencia policial, extremistas de derecha que sueñan con una segunda guerra civil y un presidente siempre listo a arrojar gasolina sobre cada fuego».

PACÍFICO

En sus numerosos tuits, Trump solo ha mencionado las manifestaciones para denunciar la violencia y acusar a los gobernantes locales de mano blanda, nunca para reconocer la amplitud del movimiento, en su mayor parte pacífico.

En las grandes marchas que reunieron a miles de personas el fin de semana en Los Ángeles y Nueva York, el tono de los eslóganes y pancartas era más duro en general que durante las manifestaciones de 2014 tras la muerte de Michael Brown, un adolescente negro que murió a manos de la policía en Ferguson (Missouri).

La inmensa mayoría de los manifestantes protestó en calma, y algunos se interponían incluso frente a aquellos que participaban en actos de vandalismo, tratando de hacerlos razonar, pero la sensación es la del fin de un ciclo, de un cambio.

«Estoy cansada, estoy harta, ya basta», dijo Chavon Allen, una madre negra que manifestó en el centro de Houston.

Muchos creen que los manifestantes son ciudadanos de a pie, no politizados, que se congregaron espontáneamente para mostrar su hartazgo contra la violencia policial y el racismo flagrante de la sociedad estadounidense contra los negros.

«Ya no podemos contentarnos con permanecer inmóviles y mirar lo que sucede», dijo Tyler Geisen, un asistente social de 28 años que manifestó en Minneapolis.

Comparte y opina:

La economía chilena se desploma 14,1% en abril por la pandemia

El indicador, superó las proyecciones del mercado, donde los cálculos más pesimistas habían anticipado una caída en el cuarto mes del año.

/ 1 de junio de 2020 / 11:22

Largas colas para obtener un seguro de desempleo fuera de la sede de la Administración de Fondos de Desempleo de Chile en Santiago

Por AFP

La economía chilena se desplomó 14,1% en abril en comparación con el mismo mes del año anterior, por el fuerte impacto de la crisis sanitaria por el coronavirus sobre los servicios y el comercio, informó este lunes el Banco Central.

El indicador, el peor desde que existen registros, superó las proyecciones del mercado, donde los cálculos más pesimistas habían anticipado una caída en el cuarto mes del año de hasta un 10%.

Esta caída es consecuencia de las restricciones aplicadas por las autoridades para contener la expansión del coronavirus, que en Chile, un país de 18 millones de habitantes, ya pasó el umbral de los 1.000 fallecidos y roza los 100.000 contagiados.

De acuerdo al Indice de Actividad Económica del Banco Central (Imacec), un indicador que anticipa el posterior cálculo del PIB, la serie desestacionalizada disminuyó 8,7% respecto del mes precedente y 12,4% en doce meses.   El mes registró la misma cantidad de días hábiles que abril de 2019.  

Abril es el primer mes que da cuenta por completo de las restricciones a la movilidad y el cierre del gran comercio y la gran mayoría de las actividades productivas decretadas para contener los contagios de coronavirus.

Estas medidas, como cuarentenas en zonas de una ciudad y aduanas sanitarias para restringir el libre tránsito a lo largo del país, rigieron de forma parcial.

Sin embargo a partir de un incremento de los contagios desde principios de mayo, se reforzaron las restricciones y desde hace más de dos semanas rige la cuarentena total en Santiago, donde viven siete de los 18 millones de habitantes del país.

Datos

La paralización de actividades productivas y comerciales en la capital, anticipan que las cifras económicas de mayo serán aún peores.

De acuerdo al Banco Central durante abril la actividad minera disminuyó 0,1%, por la puesta en marcha de exigentes protocolos sanitarios que permitieron la continuidad operacional en la mayoría de los yacimientos mineros.

El resto de las actividades «no mineras» cayeron 15,5%, impactadas por los efectos de la emergencia sanitaria.   «En este contexto, las actividades más afectadas fueron los servicios y el comercio, y, en menor medida, la construcción y la industria manufacturera. En los servicios, destacaron las caídas de educación, transporte, restaurantes y hoteles y servicios empresariales», explicó el Banco Central.

Antes de la pandemia, las autoridades habían proyectado una expansión del 1,1% pero las estimaciones ahora alcanzan a una caída del PIB de entre 2,5% y un 4%.

(01/06/2020)

Comparte y opina:

Ecuador reanuda vuelos de pasajeros y reduce toque de queda

Durante esta jornada se restablecieron vuelos nacionales y los internacionales retornarán en el correr de la semana.

/ 1 de junio de 2020 / 11:09

Guardia de seguridad con una máscara en el aeropuerto de Guayaquil.

Por AFP

Ecuador, duramente golpeado por el coronavirus, reanudó este lunes los vuelos comerciales internos y retomará los internacionales en el correr de la semana, en tanto redujo de 15 a 11 horas el toque de queda, desescalando aún más el confinamiento impuesto desde marzo ante la pandemia.

«Hemos iniciado ya los vuelos comerciales desde el día de hoy», dijo a la prensa Luis Galárraga, portavoz del aeropuerto internacional de Tababela, que sirve a Quito, tras el despegue de un avión hacia la localidad de Loja (sur y cerca de la frontera con Perú).

Ante la presencia de la COVID-19, el gobierno había ordenado en marzo el estado de excepción, que se extenderá hasta mediados de junio.

También dispuso el cierre de fronteras, la suspensión de todos los vuelos (a excepción de los humanitarios y de carga), del trabajo presencial y de las clases e impuso un toque de queda de 15 horas diarias para promover el confinamiento, con miras a evitar la propagación del virus.

Datos

En tanto, los vuelos internacionales en el aeropuerto de Quito se restablecerán el próximo jueves, con el arribo de aviones procedentes de Miami y Houston, señaló Galárraga.

La terminal aérea del puerto de Guayaquil (suroeste), núcleo comercial de la nación, reabrirá las operaciones el miércoles con vuelos internacionales, indicó a su vez la portavoz Daniela Arosemana. Los domésticos se darán desde el 15 de junio.

Ecuador mantendrá por dos semanas la prohibición para vuelos provenientes de países con un alto contagio como Brasil, en tanto exige el resultado negativo de prueba de covid-19 y la cuarentena obligatoria para los viajeros provenientes del exterior.

Ecuador, con 17,5 millones de habitantes, es de los más azotados por la pandemia en Latinoamérica con más de 39.000 casos, incluidos 3.358 muertos (19 fallecidos por cada 100.000 personas).

(01/06/2020)

Comparte y opina:

En Minneapolis, refugiados africanos lloran su desaparecido ‘sueño americano’

En los muchos eventos organizados en homenaje a George Floyd participan africanos que partieron a América en busca de su sueño.

/ 1 de junio de 2020 / 10:56

Una protesta contra la muerte de George Floyd,

Por AFP

Su «sueño americano» ya estaba malherido, pero la muerte de George Floyd le asestó un golpe fatal. Indignados por la violencia policial y el racismo, muchos refugiados africanos han estado marchando con sus «hermanos» en Minneapolis desde hace una semana.

«Vine aquí porque mi país estaba en guerra, y termino con dos niños pequeños que tienen miedo porque no son blancos», cuenta llorando de rabia Tiha Jibi, que huyó de Sudán del Sur a los 15 años.   Su familia la pasó muy mal al abandonar su país. Pero creían que en Estados Unidos iban a encontrar la paz, la democracia, la igualdad que no tenían en África.

«Era una mentira, tenemos que enfrentarlo», dice esta madre, mientras participa en los muchos eventos organizados en homenaje a George Floyd, un afroestadounidense de 46 años que murió el lunes pasado durante un arresto por policías blancos.

«Soy una refugiada, pero no soy una refugiada blanca», suspira.   El estado de Minnesota, donde se encuentra Minneapolis, tiene la tasa más alta de refugiados per cápita en Estados Unidos: alberga al 2% de la población estadounidense pero al 13% de los refugiados presentes en el país, según datos del censo.   Entre ellos hay una gran comunidad del Cuerno de África, etíopes y somalíes, a quienes era fácil distinguir estos días en las procesiones gracias a las coloridas túnicas que visten las mujeres.  

«Deshumanizados»

Una más entre las que claman por justicia frente a una comisaría, Deka Jama, una somalí de 24 años que llegó en 2007 a Estados Unidos, subraya que sufre varias discriminaciones.

Antes de venir a Estados Unidos, «pensamos que todos seríamos iguales, que no seríamos juzgados por nuestra religión, nuestro color, nuestra ropa. Pero no es así como nos recibieron en absoluto», asegura envuelta en un velo debido a su fe musulmana, al igual que sus amigas que la acompañan.

Hoy esta joven se siente muy cercana a los descendientes de esclavos, estadounidenses por generaciones: «Hay algo que nos une: todos estamos deshumanizados» por una parte de la población, afirma.

Sin embargo, la comunidad somalí de Minnesota tiene un motivo de orgullo: Ilhan Omar, nacida en Mogadiscio hace 37 años y naturalizada estadounidense, fue elegida miembro de la Cámara de Representantes en 2018.   Pero ella también fue víctima de racismo, amenazas de muerte, campañas difamatorias.

A mediados de 2019, el presidente Donald Trump incluso le ordenó «regresar a su país», fingiendo ignorar que su país ahora es Estados Unidos.   Durante la semana pasada, Omar fue muchas veces invitada a programas de televisión para comentar sobre la muerte de Floyd. Y no ha dejado de hacer notar que, más allá de la violencia policial, es necesario abordar todas las desigualdades en el país.  

Pobreza

«Mucha gente está sufriendo miseria económica y social», dijo el domingo Omar, una figura del ala izquierda del Partido Demócrata.

Según el sitio de datos demográficos Minnesota Compass, las familias africanas en el estado están particularmente afectadas por la pobreza.   En 2016, el 12% de la población de Minnesota vivía por debajo del umbral de pobreza. El porcentaje era de 31% entre los etíopes y de 55% entre los somalíes.  

Para muchos refugiados, esto es otra cara del «sueño americano», el ascensor social, que se ha roto con el tiempo. Y los alborotadores durante las protestas estos días no ayudaron quemando negocios, algunos de los cuales pertenecían a inmigrantes.  

«Estoy muy decepcionado, muy decepcionado», repite Ahmed, un etíope que no quiere dar su apellido, mirando el esqueleto ennegrecido de un edificio.   Pero a él, como a muchos otros, son los niños lo que más le quita el sueño.

Una etíope que solicitó el anonimato dijo que tenía cuatro hijos y que, cuando fueran adultos, bien podrían enfrentar el acoso policial, incluso el destino de George Floyd.   «Es por eso que tenemos que apoyar este movimiento», dijo, alentando a los manifestantes que marchaban a contravía por la autopista.

 «Hay que hacerlo para detener el racismo, por el futuro».

(01/06/2020)

Comparte y opina:

‘Nueva epidemia de ébola’ en el noroeste de RDCongo

Las muertes se registraron en un barrio de Mbandaka, principal ciudad de la provincia del Ecuador, a unos 600 km al norte de la capital Kinshasa.

/ 1 de junio de 2020 / 10:44

Miembros de personal médico destinado a atender el ébola en RD Congo

Por AFP

«Una nueva epidemia» de fiebre hemorrágica ébola se declaró en el noroeste de la República Democrática del Congo (RDC), declaró este lunes el ministro de Salud, Eteni Longondo.

«Ya hay cuatro personas muertas», agregó el ministro en una conferencia de prensa.   El este de RDC ya registra actualmente otra epidemia de ébola, que ha matado a 2.280 personas desde agosto de 2018 y que debería ser declarada como oficialmente controlada el 25 de junio.

Las cuatro muertes se registraron en un barrio de Mbandaka, principal ciudad de la provincia del Ecuador, a unos 600 km al norte de la capital Kinshasa. Las dos ciudades están comunicadas por el río Congo a una semana de navegación.

«El Instituto Nacional de Investigación Biomédica (INRB, según sus siglas en francés) acaba de confirmarme que las pruebas venidas de Mbandaka son positivas de la enfermedad del virus Ébola», agregó el ministro.

La provincia del Ecuador ya se vio afecta por una epidemia de ébola entre mayo y julio de 2018, con un saldo de 54 casos, de los cuales 33 mortales.

(01/06/2020)

Comparte y opina: