Mundo

sábado 31 oct 2020 | Actualizado a 17:34

Ataúdes de cartón mitigan demanda durante emergencia por coronavirus en Ecuador

La provincia de Guayas, que está militarizada y cuya capital es Guayaquil, tiene la mayor incidencia de covid-19 en el país, con 2.524 contagiados, incluidos 126 fallecidos.

Funcionarios acomodan un ataúd de cartón donado. Foto: AFP

Por AFP

/ 6 de abril de 2020 / 10:39

Guayaquil, la ciudad más castigada por el coronavirus en Ecuador, intenta responder con ataúdes de cartón a la alta demanda de féretros provocada por la pandemia, informó el domingo la Asociación de Cartoneros.

El municipio recibió una donación de 1.000 féretros de cartón prensado de la Asociación de Cartoneros, la cual se entregó a dos cementerios de la localidad.

 «Es para que puedan cubrir la demanda de estos féretros, porque tienen mucha, y no hay en la ciudad o son sumamente caros», explicó un vocero del cabildo guayaquileño a la AFP.  

La provincia de Guayas, que está militarizada y cuya capital es Guayaquil, tiene la mayor incidencia de covid-19 en el país, con 2.524 contagiados, incluidos 126 fallecidos.  

En la ciudad escasean los ataúdes, señaló a la AFP Santiago Olivares, propietario de una empresa funeraria. «Vendí 40 que tenía en la sucursal del centro y otros 40 de la sede de Durán. Me tocó pedir 10 más para salir el fin de semana y ya se acabaron», comentó.  

Los féretros en el puerto de Guayaquil, el motor económico de Ecuador, se venden por 400 dólares, en el caso de los más económicos, pero en la ciudad los proveedores están con sobredemanda.  

«Por el toque de queda no hay suficiente provisión de materiales, madera y metal de los que hacemos las cajas», señaló Olivares, recordando que un ataúd de cartón no incumple las normas sanitarias dictadas por el gobierno para el entierro de pacientes fallecidos por la covid-19.  

Los ataúdes de cartón «serán de gran ayuda para brindar una digna sepultura a las personas fallecidas durante esta emergencia sanitaria», publicó en Twitter la alcaldía de Guayaquil, donde familias claman para que las autoridades retiren los cadáveres de viviendas y calles.  

En Ecuador, que reportó el domingo 3.646 casos, incluidos 180 muertos, rige un toque de queda de 15 horas.  

Frente a la pandemia, el gobierno ecuatoriano también declaró el estado de excepción, la emergencia sanitaria, la suspensión del trabajo presencial y las clases, el confinamiento de personas, la restricción vehicular y el cierre de fronteras.

Comparte y opina:

Los sectores más ricos de Chile votaron contra una nueva Constitución

De las 34 comunas (municipios) de la zona metropolitana de Santiago solo tres -de un total de cinco en todo el país- votaron a favor del "Rechazo": Vitacura (66%), Las Condes (56)% y Lo Barnechea (61%).

/ 31 de octubre de 2020 / 17:31

Residen en los barrios más ricos y votaron el domingo mayoritariamente contra una nueva Constitución. En Chile, los resultados del referéndum confirmaron la brecha social que denuncian desde hace un año los manifestantes en las calles.

De las 34 comunas (municipios) de la zona metropolitana de Santiago solo tres -de un total de cinco en todo el país- votaron a favor del «Rechazo»: Vitacura (66%), Las Condes (56)% y Lo Barnechea (61%).

Ubicadas en el noreste de la capital, estas tres comunas de vastas áreas verdes y restaurantes, boutiques de lujo y centros comerciales, son conocidas como el «Triángulo dorado».

Y desde el inicio de la crisis social hace poco más de un año, han sido señaladas como símbolos de las desigualdades estructurales del país.

Para Ana María Álvarez Rojas, investigadora en Ciencias Sociales de la Universidad Católica Silva Henríquez, el voto en contra de un cambio de la carta magna en estos barrios «no debe sorprender».

«Las personas favorecidas por el modelo económico actual no quieren perder sus privilegios. Estas élites siempre han estado aisladas de la gente. Dicen: ‘Queremos seguir así, tenemos una vida que nos importa'», explica la académica, que recuerda que «el 85% del 1% más rico de Chile vive en estos municipios».

La aplastante victoria (78%) del voto a favor del fin de la Constitución, heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y acusada por muchos electores de impedir cualquier reforma social fundamental, genera «incertidumbre» entre estos chilenos privilegiados.

«Estamos tratando de vender nuestras casas para tener la mayor cantidad de efectivo posible si tenemos que salir del país y asentarnos en otro lugar», explica a la AFP Aranza, de 40 años, frente a un centro comercial en el vecindario de Lo Barnechea, donde abundan los coches de lujo.

«Vamos a esperar a ver qué tipo de Constitución preparan, si mantienen el derecho a la propiedad…», dice preocupado bajo condición de anonimato un hombre de unos 50 años, al pensar en la futura asamblea constituyente ciudadana que se encargará de redactar la nueva carta fundamental.

Percepciones

Las protestas que empezaron en octubre de 2018 por el aumento del precio del boleto del metro en Santiago, se convirtieron rápidamente en una expresión muy amplia de rabia social contra las desigualdades y contra una élite considerada desconectada de la vida cotidiana de la mayoría.

Publicado en la prensa poco antes del referéndum del 25 de octubre, un estudio titulado «Percepciones sobre desigualdad en la élite chilena» causó revuelo al mostrar cuánto este grupo «subestima» las desigualdades que dividen al país.

Así, para las 500 personas interrogadas, los pobres representarían el 25% de la población, la clase media el 57% y la clase acomodada el 18%, dando crédito a la idea de que Chile sería sobre todo «un país de clase media».

Pero según las evaluaciones del Banco Mundial, la realidad es muy diferente: los pobres representan el 77% de la población, la clase media, el 20%, y la clase adinerada solo el 3% restante.

Asimismo, los encuestados estimaron que el 39% de los chilenos tiene acceso a un sistema de salud privado, garantía de mejor atención, frente al 18% en la realidad.

El presidente conservador Sebastián Piñera, cuestionado tras los resultados del referéndum, admitió que los habitantes de estos barrios, entre ellos gran parte del poder político (los ministros, altos funcionarios, congresistas, etc.) «viven una realidad muy diferente al resto del país, lo que les hace ver el mundo de otra manera».

Sin embargo, esta particular «realidad» también se ve favorecida por la organización política y administrativa de la capital, que no tiene alcalde y otorga una fuerte autonomía financiera a cada comuna.

Mantenidas por impuestos locales, incluida una tasa profesional, las comunas que albergan a las familias adineradas, además de las tiendas y restaurantes que las acompañan, están en mejor situación y pueden mejorar y aumentar las infraestructuras para sus ciudadanos.

El gasto municipal por habitante es elocuente: en Vitacura representa 1.136.044 pesos (1.470 dólares) en 2019, frente a 143.328 pesos (185 dólares) en Cerro Navia, un barrio pobre del noroeste de Santiago.

«No existe un sistema de redistribución entre comunas. Existe un fondo común municipal, pero no es efectivo. Las comunas privilegiadas concentran todas las ventajas», resume Álvarez Rojas.

«Las desigualdades se agravaron con la dictadura, donde la segregación era una política de Estado», recuerda en momentos en que los chilenos aún digieren con esperanza y también incertidumbre el voto del domingo que fue un claro reflejo del deseo de pasar página definitivamente a la era Pinochet.

(31/10/2020)

Comparte y opina:

México dedica altar de Día de Muertos a fallecidos por COVID-19

Según la creencia mexicana, en el Día de Muertos, que se celebra los días 1 y 2 de noviembre, las ánimas regresan a casa para convivir con sus familiares, que les preparan altares en su honor con su fotografía, coloridas flores de cempasúchil, y sus alimentos y bebidas preferidos.

Las familias mexicanas también elevaron altares a sus familiares

Por AFP

/ 31 de octubre de 2020 / 16:37

El gobierno de México dedicó un altar del tradicional Día de Muertos a los poco más de 90.000 fallecidos que ha dejado el covid-19 en el país, y además decretó tres días de luto nacional en su memoria.

«A partir de hoy se inician tres días de luto nacional dedicados a recordar a todos nuestros difuntos y en especial a quienes han perdido la vida a causa de la pandemia del covid-19», dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador al presentar este sábado la ofrenda en el patio del Palacio Nacional.

«Con esta ofrenda apegada a costumbres que vienen de lejos, recordamos a los difuntos niños y adultos», agregó.

Según la creencia mexicana, en el Día de Muertos, que se celebra los días 1 y 2 de noviembre, las ánimas regresan a casa para convivir con sus familiares, que les preparan altares en su honor con su fotografía, coloridas flores de cempasúchil, y sus alimentos y bebidas preferidos.

Muchas familias suelen acudir a los cementerios para poner altares a los fallecidos, aunque en este año las autoridades cerraron varios de esos recintos para evitar aglomeraciones y contagios.

Tras unas breves palabras, el mandatario recorrió otros altares de Día de Muertos en los alrededores del patio, que fueron colocados por representantes de diversos pueblos originarios del país.

«Agradezco a las mujeres y los hombres de los pueblos originarios, de las distintas culturas del México profundo que han participado en la creación de adorno de estos altares», dijo López Obrador.

La pandemia en México ha dejado 91.289 fallecidos y 918.811 casos confirmados.

(31/10/2020)

Comparte y opina:

Inglaterra, de nuevo confinada contra el coronavirus hasta diciembre

Desde el jueves y hasta el 2 de diciembre, los 56 millones de habitantes de Inglaterra solo podrán salir de casa para comprar comida, acudir al médico, hacer ejercicio o ir a trabajar si les es imposible hacerlo a distancia

El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció hoy un segundo confinamiento en Inglaterra

/ 31 de octubre de 2020 / 15:33

El primer ministro británico, Boris Johnson, acabó cambiando su enfoque y ante la evidencia de que el coronavirus está fuera de control anunció un segundo confinamiento en Inglaterra el sábado, día en que el Reino Unido superó el millón de casos.

«Tenemos que ser humildes ante la naturaleza», afirmó en una rueda de prensa convocada repentinamente y retrasada varias veces durante un día de intensas reuniones gubernamentales y filtraciones a la prensa que aceleraron un anuncio inicialmente previsto para el lunes.

«A menos que actuemos podríamos ver las muertes en este país alcanzar miles por día», agregó junto a sus principales consejeros científico y médico, Patrick Vallance y Chris Whitty.

Desde el jueves y hasta el 2 de diciembre, los 56 millones de habitantes de Inglaterra solo podrán salir de casa para comprar comida, acudir al médico, hacer ejercicio o ir a trabajar si les es imposible hacerlo a distancia, explicó.

Todos los comercios no esenciales y los locales de ocio tendrán que cerrar, pero a diferencia del primer confinamiento guarderías, escuelas y universidades permanecerán abiertas.

Las medidas serán debatidas y votadas por el parlamento el miércoles.

Reaccionar tarde

Muy criticado durante la primera ola por haber reaccionado tarde y posteriormente por las graves consecuencias del confinamiento en la economía británica, Johnson se había resistido a volver a imponer medidas a nivel nacional.

Fue duramente atacado por la oposición laborista cuando se supo que había rechazado un corto confinamiento de dos o tres semanas preconizado a mediados de septiembre por sus consejeros científicos.

Pero el Reino Unido, país más castigado de Europa como más de 46.500 muertes confirmadas por covid-19, ve como bate con fuerza una segunda ola.

El sábado superó el millón de positivos: 1.011.660 casos de covid-19 desde principios de año.

En este contexto, el primer ministro siguió el ejemplo de sus dos vecinos más cercanos -Francia e Irlanda- que ya tienen a sus poblaciones reconfinadas.

Hasta el mismo viernes, su canciller y número dos del ejecutivo, Dominic Raab, había insistido en mantener una política de restricciones locales.

«Vamos a hacer todo lo que podamos de un modo focalizado» en las zonas de mayor contagio, dijo a la BBC. «No vamos a adoptar un único enfoque para todos» que «sería peor», insistió.

«Desastrosas» repercusiones económicas

El norte del país, en torno a ciudades como Liverpool y Mánchester, ya estaba bajo fuertes restricciones, con cierre de bares y prohibición de reunirse con familiares y amigos con quienes no se conviva.

Pero un estudio publicado el jueves por el Imperial College London e Ipsos Mori lanzó la alerta sobre la rápida propagación del virus más al sur, que podría rápidamente encontrarse al mismo nivel.

Así, Johnson se vio empujado por sus asesores a frenar ahora la disparada en los contagios, con la esperanza de poder permitir que las familias se reúnan en Navidad.

Estas medidas solo afectan a Inglaterra, porque cada una de las cuatro naciones que forman el Reino Unido decide sus políticas sanitarias.

Los más de tres millones galeses ya fueron reconfinados hace una semana por su gobierno regional durante 17 días.

Mientras la presión subía por lado para que Johnson hiciese lo mismo, también aumentaba la oposición de parte de los conservadores: «íNo lo hagas Boris!», escribió el jueves en primera página el diario conservador Daily Telegraph.

Se temen en particular las consecuencias económicas, después de que el FMI avanzase esta semana una caída del 10,4% del PIB británico en 2020, peor de lo previsto.

Las repercusiones serán «desastrosas» en la hostelería y la restauración, denunció en Twitter Kate Nicholls, directora general de UK Hospitality, pidiendo mayor apoyo financiero del gobierno.

En opinión de Stephen Griffin, profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad de Leeds, «este déjà vu (…) era totalmente evitable» si se hubiese mantenido el control de la epidemia mediante un sistema eficaz de pruebas y rastreos.

Esta vez «espero que el tiempo ganado con el segundo confinamiento se utilice correctamente y el Reino Unido pueda finalmente emular a los países donde la epidemia está controlada» como Corea del Sur o Australia, agregó.

(31/10/2020)

Comparte y opina:

A días de las elecciones, Washington se blinda por miedo a disturbios

El fin de semana, gran número de tiendas en el centro de Washington protegían sus escaparates con tablones de madera ante los temores a manifestaciones que podrían surgir durante o después de la jornada electoral del martes.

Trump y Biden

/ 31 de octubre de 2020 / 14:05

El sonido del martilleo, de un taladro y un serrucho en acción: he ahí la banda sonora de la capital estadounidense a pocos días de la elección presidencial.

El fin de semana, gran número de tiendas en el centro de Washington protegían sus escaparates con tablones de madera ante los temores a manifestaciones que podrían surgir durante o después de la jornada electoral del martes.

Equipos de trabajadores se desplegaron en cada esquina, rodeando los edificios de oficinas en el «Downtown D.C.», en una señal del nerviosismo que se vive en todo el país a medida que se acercan los comicios.

En caso de una carrera reñida y resultados retrasados, algunos temen escenarios catastróficos en los que los partidarios de ambos candidatos saldrían a la calle para exigir la retirada del oponente, o incluso tomar las armas.

Y el presidente Donald Trump, que busca un segundo mandato, no tranquilizó los ánimos al negarse repetidamente a dejar claro si, en caso de ser derrotado el 3 de noviembre, cedería pacíficamente el poder.

«Más vale prevenir»

Sean Anger, gerente de obras para una empresa de la cercana ciudad de Maryland, dice que ha estado ocupado construyendo barricadas en al menos 20 edificios en los últimos días. Un servicio que cuesta miles de dólares.

«Hicimos esto en el momento de los disturbios de hace unos meses», recuerda, mientras sus colegas clavan grandes paneles que confeccionan a la medida de las vitrinas.

Durante la primavera boreal, estallaron en Washington y otras ciudades estadounidenses grandes manifestaciones antirracistas, algunas de las cuales estuvieron marcadas por la violencia y resultaron en saqueos. Muchos de los blindajes que están siendo instalados ahora habían sido retirados hace sólo unas semanas.

«Tuvimos una ventana rota la primera noche de las protestas. Hubo daños en toda la calle», recuerda Kosta Abatzis, dueño de una tienda de ropa de hombre ubicada a una cuadra de la Casa Blanca.

«Odio ver esto», dice delante de las grandes placas de madera, «pero es mejor que tener que pasar por todo el procedimiento de reemplazar» una ventana a través de la compañía de seguros.

Alexandre Provenzano, propietario de una peluquería cercana, también se queja: «Dejamos puestas las tablas durante dos meses y ahora voy a tener esto hasta enero, para la toma de posesión (del presidente). Así es como voy a pasar las fiestas» decembrinas.

«Es muy difícil trabajar en estas condiciones, ni siquiera se puede ver el nombre de mi salón», subraya. A pesar de todo, «más vale prevenir que lamentar».

«Caos y confusión»

La policía de la capital anunció el cierre de calles en una amplia zona alrededor de la Casa Blanca el 3 y 4 de noviembre.

«Sabemos que a algunas personas les gustaría crear caos y confusión», dijo la alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, en una conferencia de prensa el jueves. «No tenemos alguna información específica sobre el tema, pero estamos preparados para mantener la ciudad a salvo», dijo.

Varias organizaciones ya tienen planeado realizar manifestaciones. Una de ellas, Shutdown DC, presentó un permiso para conglomerar hasta 10.000 personas en la plaza Black Lives Matter (Las vidas de los negros importan), frente a la Casa Blanca, la noche del 3 de noviembre. Entre música y discursos, se prevé para el evento una gran pantalla que muestre los resultados electorales.

Pero previendo posibles enfrentamientos, la organización también puso en marcha entrenamientos para sus miembros: interacciones con la policía y otros grupos de manifestantes, técnicas de desescalada de violencia…

«Nos hemos estado preparando desde hace mucho tiempo», dijo a la AFP Hope Neyer, jefa de prensa de Shutdown DC.
«Desafortunadamente, estamos dispuestos a correr riesgos porque sabemos lo importante que es este momento», subrayó.

(31/10/2020)

Comparte y opina:

Austria instaura toque de queda a partir del martes y cierra hoteles y restaurantes

"Un segundo confinamiento se aplicará a partir del martes y hasta fines de noviembre", declaró el canciller conservador Sebastian Kurz en conferencia de prensa en Viena

Por AFP

/ 31 de octubre de 2020 / 12:20

El gobierno austriaco anunció el sábado un nuevo confinamiento, con la aplicación de un toque de queda y el cierre de restaurantes, hoteles, instituciones culturales y deportivas, para tratar de contener la segunda ola de la pandemia de COVID-19.

«Un segundo confinamiento se aplicará a partir del martes y hasta fines de noviembre», declaró el canciller conservador Sebastian Kurz en conferencia de prensa en Viena.

(31/10/2020)

Comparte y opina: