Mundo

viernes 29 may 2020 | Actualizado a 06:15

Trump cree que EEUU tendrá una vacuna contra el coronavirus antes de «fin de año»

El mandatario también dijo que instaría a la reapertura de las escuelas y universidades en septiembre. "Quiero que regresen", aseveró.

/ 3 de mayo de 2020 / 22:43

Prueban vacuna contra el COVID-19. Foto: Archivo-AFP

Por AFP

El presidente Donald Trump dijo el domingo que Estados Unidos tendrá una vacuna contra el coronavirus antes de que acabe el año.

«Creemos que tendremos una vacuna antes de fin de año», dijo Trump en un especial de la cadena Fox News en el Lincoln Memorial, en Washington.

El mandatario también dijo que instaría a la reapertura de las escuelas y universidades en septiembre. «Quiero que regresen», aseveró.

La predicción de cuándo habrá una vacuna contra el coronavirus se adelanta a medida que Estados Unidos y otros países compiten por ser los primeros en presentarla.

Trump insistió en que no le molestaría que otro país desarrollara la vacuna antes que los investigadores de Estados Unidos. «Si es otro país, me quitaré el sombrero (…) No me importa, solo quiero recibir una vacuna que funcione», añadió.

Preguntado sobre los riesgos durante los ensayos en personas en este proceso de desarrollo contra reloj, dijo que «son voluntarios. Saben en qué se están metiendo».

El presidente reconoció que se estaba adelantando al parecer de sus propios asesores. «Los médicos dirían ‘bueno, no deberías decir eso’. Diré lo que pienso «, afirmó.

Comparte y opina:

Récord de casos de coronavirus y más de mil muertos en 24 horas en Brasil

En cuanto al número muertos, Brasil registró su tercer peor día desde el inicio de la pandemia: 1.156, lo que eleva el total a 26.754, el sexto país con más muertos.

/ 29 de mayo de 2020 / 00:55

Los entierros aumentaron considerablemente en el cementerio de Sao Paulo, Brasil

Por AFP

Brasil, considerado el epicentro de la pandemia del coronavirus, registró este jueves un nuevo récord de casos confirmados y sumó más de 1.000 muertos en 24 horas.

Según el último balance oficial del Ministerio de Salud, fueron confirmados 26.417 nuevos casos en el segundo país del mundo con más contagios del mundo (438.238), por detrás de Estados Unidos.

En cuanto al número muertos, Brasil registró su tercer peor día desde el inicio de la pandemia: 1.156, lo que eleva el total a 26.754, el sexto país con más muertos.

Con esta cifra, Brasil, que está todavía lejos de alcanzar el pico de contagios, podría superar a España y Francia, que registran hasta este jueves 27.119 y 28.662 muertos respectivamente, según un conteo de la AFP.

Los números de Brasil son menos impactantes si se reportan a sus más de 210 millones de habitantes: el coeficiente es de 125 muertos por millón de habitantes, frente a más de 300 en Estados Unidos y 580 en España.

Los expertos advierten que los datos de contagios podrían ser hasta quince veces superiores, según ciertas estimaciones, dado que en Brasil no se practican test masivos.

La pandemia avanza en Brasil en un clima de tensiones exacerbadas entre los gobernadores favorables a las medidas de confinamiento y el presidente Jair Bolsonaro, que las considera una ruina económica.

La mayoría de los estados impusieron medidas de cuarentena parcial, si bien algunos ya empezaron a flexibilizarlas o anunciaron que lo harán en breve, pese a que los sistemas de salud están llegando en algunos casos a la saturación.

Sao Paulo, el estado más rico y el que tiene más casos y muertos, llegó este jueves a los 6.980 muertos y se acerca ya a los 100.000 contagiados, un día después de que el gobernador Joao Doria anunciara una prórroga hasta el 15 de junio de la cuarentena, aunque permitiendo la reapertura comercial en ciertas regiones en función de la incidencia de la pandemia.

Rio de Janeiro es el segundo estado en número de muertos (4.846) y casos (44.886).

Otros estados del norte, como Amazonas y Pará, y del nordeste, como Ceará, presentan escenarios más trágicos, con una proporción mayor de muertos por millón de habitantes.

Comparte y opina:

El parlamento chino adopta su polémica ley de seguridad sobre Hong Kong

Washington revocó el estatus especial de Hong Kong, lo que allana el camino para retirar los privilegios económicos y comerciales de que goza la excolonia británica.

/ 29 de mayo de 2020 / 00:23

Parlamento chino adoptó el jueves la polémica ley sobre la seguridad nacional en Hong Kong. Foto: AFP

Por AFP

El parlamento chino adoptó este jueves la polémica ley sobre la seguridad nacional en Hong Kong, como respuesta a las grandes manifestaciones prodemocracia del año pasado en la excolonia británica, a pesar de las amenazas de sanciones de Estados Unidos.

Como se esperaba, los casi 3.000 diputados de la Asamblea Nacional Popular (ANP) china adoptaron por unanimidad esta medida que ha reactivado las protestas en Hong Kong y llevó a Estados Unidos y Gran Bretaña a convocar una reunión informal del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas este viernes para analizar la situación.

Washington revocó el estatus especial de Hong Kong, lo que allana el camino para retirar los privilegios económicos y comerciales de que goza la excolonia británica.

El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, dijo que el estatus ha sido suspendido porque China incumple los acuerdos firmados con Gran Bretaña para su retroceso y que le conferían un alto grado de autonomía.

«Ninguna persona razonable puede decir hoy en día que Hong Kong mantiene un alto grado de autonomía de China», afirmó.

China ha hecho de la ley de seguridad una prioridad en la sesión anual de la ANP tras las protestas que sacudieron la excolonia a favor de la democracia durante siete meses el pasado año.

La ley castigará la secesión, la subversión del poder del Estado, el terrorismo y actos que pongan en riesgo la seguridad nacional y permitirá que las agencias de seguridad del continente operen abiertamente en Hong Kong.

Li Zhanshu – el presidente del Comité Permanente del ANP – dijo que la ley está «en línea con los intereses fundamentales de todos los chinos, incluidos los compatriotas de Hong Kong».

La jefa del ejecutivo hongkonés, Carrie Lam, prometió «reforzar la aplicación de la ley y la educación para defender la seguridad nacional».

En Hong Kong, los opositores a la influencia del gobierno central afirman que la medida abre el camino a un retroceso sin precedentes de las libertades en esta metrópolis financiera de siete millones de habitantes.

«Es el fin de Hong Kong», dijo a la AFP Claudia Mo, diputada prodemocracia en el Consejo Legislativo hongkonés. «A partir de ahora, Hong Kong será una ciudad china como las otras», añadió.

Joshua Wong, una de las figuras más destacadas de la oposición, estimó que la futura ley va a «matar los movimientos democráticos» en el territorio autónomo.

Estados Unidos trató el miércoles de convocar una reunión formal del Consejo de Seguridad para analizar la aprobación de la ley, pero China lo vetó.

Tras sumarse Gran Bretaña, Estados Unidos convocó para este viernes una reunión informal por videoconferencia que permitirá a los miembros plantear varios asuntos, a lo que en principio, China no puede oponerse.

La reunión está prevista este viernes por la mañana, según informaron diplomáticos a la AFP.

Acción estadounidense

Según la ley aprobada el año pasado para apoyar el movimiento prodemocracia, Washington debe certificar que Hong Kong todavía goza de las promesas de libertad realizadas por Pekín cuando negoció con Gran Bretaña la devolución de la colonia.

En un comunicado conjunto, el Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y Australia acusaron este jueves a Pekín de violar sus obligaciones internacionales respecto a Hong Kong.

El presidente Donald Trump aseguró que anunciará «lo que vamos a hacer con China» en una conferencia de prensa prevista este viernes, y dejó claro que «no está contento» con Pekín aunque no dio más detalles.

Esta medida sería un acto de «barbarie», denunció el jueves la oficina del ministerio chino de Relaciones Exteriores en el enclave.

Ley del himno

La reacción de Washington se produce después nuevas manifestaciones el miércoles en Hong Kong contra otro polémico proyecto de ley que criminaliza los insultos al himno nacional.

La policía dispersó a los manifestantes con gases lacrimógenos y detuvo a más de 300 personas, la mayoría por infringir la prohibición de manifestarse.

«Es como un toque de queda de facto», dijo Nathan Law, un prominente abogado prodemocracia, a la AFP.

«Creo que la gente tiene que entender por qué la gente está realmente enojada».

Pero un portavoz de la oficina de enlace de Pekín en Hong Kong advirtió a los manifestantes que «no jueguen con fuego», tras apoyar la ley de seguridad, según la agencia estatal Xinhua.

Según sus detractores, la medida supone el fin del principio «un país, dos sistemas», que rige las relaciones entre Hong Kong y Pekín desde que el territorio fue devuelto por el Reino Unido a China en 1997.

Comparte y opina:

Autoridades de puerto mexicano de Acapulco cavan tumbas para víctimas pobres de coronavirus

Las tumbas del panteón El Palmar de Acapulco, situado a 378 km de la capital mexicana, no son las únicas cavadas por autoridades regionales.

/ 29 de mayo de 2020 / 00:05

Habilitan 300 tumbas para enterrar gratuitamente a víctimas pobres de COVID-19. Foto: AFP

Por AFP

Las autoridades del puerto mexicano de Acapulco (estado de Guerrero, sur) habilitan 300 tumbas para enterrar gratuitamente a víctimas pobres de COVID-19.

«Esto no es una fosa común. Son espacios individuales dispuestos por el gobierno municipal para sepultar a las víctimas de la pandemia y cuyos deudos carezcan de recursos económicos para contratar cremaciones o servicios funerarios especiales», dijo Gerardo Sánchez, titular de la Dirección de Panteones de la alcaldía de Acapulco.

México, de 120 millones de habitantes, suma 81.400 casos de covid-19 y 9.044 defunciones.

Acapulco registra 984 personas contagiadas y 90 decesos.

«Él no podía respirar, lo llevé al hospital y de ahí me lo entregaron muerto», declaró a la AFP, en el cementerio, Amalia Guevara, quien perdió a su esposo.

La prensa mexicana reportó en días pasados una acelerada ocupación de camas de terapia intensiva con respiradores artificiales en los pocos hospitales del puerto, destino turístico de artistas y políticos de talla internacional en las décadas de 1950 y 1960.

«Hay que tener mucho cuidado porque lo que se ve aquí (es) que a diario (…) entran cuerpos y cuerpos. Hay que tomar precauciones los que salgan a la calle, y si no hay que salir, pues no hay que salir, porque la verdad es que sí que está complicado», relata Marco Rodríguez, sepulturero del lugar.

Las tumbas del panteón El Palmar de Acapulco, situado a 378 km de la capital mexicana, no son las únicas cavadas por autoridades regionales.

Como parte de la estrategia ante la pandemia, el gobierno federal recomendó a autoridades regionales, en sus lineamientos para el manejo de cadáveres, preparase para un «incremento súbito de muertes» y la «ampliación de espacios en panteones o buscar un nuevo sitio para la inhumación masiva».

Guadalajara (oeste), la segunda ciudad en importancia del país, la fronteriza localidad de Tijuana (norte) y el Iztapalapa (centro), el municipio de la capital mexicana con el mayor número de contagios del país, han dispuesto espacios para inhumar a muertos por el nuevo coronavirus.

En el panteón de Acapulco, región azotada por el crimen organizado, personal municipal protegido con trajes sanitarios comenzó la excavación de las primeras 70 tumbas el pasado fin de semana.

Quince ya están ocupadas. Al pie de los sepulcros hay crucifijos, fotografías, veladoras y arreglos florales para recordar a las víctimas.

El ritual del entierro, que implica habitualmente muchedumbres, rezos y la contratación de grupos musicales para despedir al difunto, ha sido prohibido y reducido a la presencia de dos familiares, quienes deben portar cubrebocas y mantener una distancia entre sí.

Comparte y opina:

Trump quiere cortar las alas a Twitter

Muy activo en Twitter, donde mezcla a un ritmo frenético anuncios políticos, ataques personales, teorías de conspiración y declaraciones de campaña, el inquilino de la Casa Blanca denuncia desde hace mucho tiempo lo que considera un sesgo ideológico y político de los gigantes de Silicon Valley.

/ 28 de mayo de 2020 / 20:54

El presidente de Estados Unidos Donald Trump. Foto: AFP

Por AFP

Molesto con la actitud de Twitter hacia él, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó el jueves un decreto para limitar la protección de las redes sociales y la laxitud de la que gozan para la publicación de contenido.

«Estamos aquí para defender la libertad de expresión frente a uno de los peores peligros», dijo el presidente en la Oficina Oval, refiriéndose a lo que llamó el «monopolio» de los gigantes tecnológicos.

«Tienen el poder incontrolado de censurar, editar, ocultar o modificar cualquier forma de comunicación entre individuos y grandes audiencias públicas», explicó Trump al firmar el decreto, que debería ser el punto de partida de una larga batalla judicial.

Muy activo en Twitter, donde mezcla a un ritmo frenético anuncios políticos, ataques personales, teorías de conspiración y declaraciones de campaña, el inquilino de la Casa Blanca denuncia desde hace mucho tiempo lo que considera un sesgo ideológico y político de los gigantes de Silicon Valley.

«No podemos permitir que esto continúe, es muy, muy injusto», dijo.

El decreto supuestamente permite regular la famosa sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones, la «Communications Decency Act» de 1996, pilar del funcionamiento de las plataformas digitales.

Esta norma ofrece inmunidad a Facebook, Twitter, YouTube o Google contra cualquier acción legal relacionada con el contenido publicado por terceros y les da la libertad de intervenir en las plataformas como lo deseen.

El decreto modificaría el alcance de esta ley y permitiría a las autoridades reguladoras decidir sobre las políticas de moderación de contenido.

«Decisiones editoriales»

Trump acusa a Twitter de tomar «decisiones editoriales» y mostrar «activismo político» en la elección de los mensajes que decide enviar a verificación.

Sus detractores sostienen que el presidente no actúa en nombre de la libertad de expresión sino en su propio interés.

Trump amenaza la Sección 230 para «intimidar» a las redes sociales, opinó el senador demócrata Ron Wyden.

«Creo que estas compañías, y todos los estadounidenses que ejercen su derecho a expresarse en línea, resistirán este decreto ilegal de todas las formas posibles», apuntó.

El debate sobre el sacrosanto estatuto de alojamiento de las plataformas en internet va mucho más allá de la disputa entre Trump y Twitter.

Progresistas y conservadores han alzado sus voces durante años para obligar a las redes a asumir una mayor responsabilidad y, por lo tanto, a filtrar mejor el contenido.

Twitter, frecuentemente acusado de ser negligente en el tratamiento de los comentarios hechos por gobernantes, publicó por primera vez el martes dos mensajes de Trump, agregando la mención: «Verifique los datos».

Eran dos tuits en los que el presidente afirmaba que la votación por correo era necesariamente «fraudulenta» porque estaba sujeta a manipulación.

La cuestión es particularmente delicada en medio de un año electoral alterado por la pandemia del coronavirus, que plantea dudas sobre cómo se organizarán los comicios presidenciales estadounidenses del 3 de noviembre, en los que Trump busca la reelección.

«Estos tuits contienen información potencialmente engañosa sobre el proceso de votación y han sido reportados», dijo un portavoz de Twitter.

¿Censurar en nombre de la censura?

Mark Zuckerberg, fundador y dueño de Facebook, entró en la batalla al recordar en Fox News el jueves por la mañana que, en su opinión, las plataformas no deben ser «árbitros de la verdad sobre todo lo que la gente dice ‘online'».

Pero «un gobierno que elige censurar una plataforma porque le inquieta el tema de la censura no me parece exactamente el reflejo correcto», agregó.

El tempestuoso Trump agregó leña al fuego al tuitear que era «ridículo» y «estúpido» por parte de Twitter afirmar que no existía fraude en el voto por correo.

A Trump le siguen 80 millones de personas en su red social favorita.

Cuando se le preguntó durante la firma del decreto sobre la posibilidad de eliminar su cuenta en Twitter, respondió: «Si tuviéramos una prensa honesta en este país, lo haría en un segundo».

Twitter, sin embargo, no tomó medidas contra otros mensajes controvertidos publicados recientemente por el presidente, en los que plantea una teoría de conspiración contra el presentador del canal de cable MSNBC Joe Scarborough, un examigo de Trump devenido en abierto crítico.

Varios sitios web han alimentado durante años, sin ninguna prueba, la idea de que en 2001, cuando Scarborough era congresista republicano, mató a Lori Klausutis, una de su colaboradoras.

El viudo de Klausutis imploró la semana pasada a Twitter que actuara para evitar que Trump difundiera «mentiras».

Comparte y opina:

Argentina apunta a un nuevo programa con el FMI en 2020

Argentina, con una deuda total de 324.000 millones de dólares (90% del PIB), se encuentra en recesión desde 2018, agravada ahora por la pandemia del coronavirus.

/ 28 de mayo de 2020 / 20:29

La sede de FMI en Washington, EEUU . Foto: AFP

Por AFP

Argentina se prepara para suscribir un nuevo programa con el Fondo Monetario Internacional en 2020, dentro de un esquema de estabilización tras más de dos años de recesión y luego de renunciar a un acuerdo anterior, señaló el ministro de Economía, Martín Guzmán.

«Venimos trabajando de una forma muy constructiva con el FMI. Argentina apunta a tener un nuevo programa», dijo Guzmán en un encuentro este jueves con agencias internacionales de noticias.

Argentina hizo un acuerdo con el FMI en 2018 por 57.000 millones de dólares, de los cuales recibió 44.000 millones. Pero el presidente de centro-izquierda Alberto Fernández renunció a los tramos pendientes cuando asumió en diciembre pasado.

Sin embargo, su gobierno resalta que ha logrado una relación «constructiva» con el organismo multilateral, que le respalda en su intento de canje de deuda por 66.000 millones de dólares. Un nuevo programa con el FMI se plantearía una vez que se acuerde la reestructuración de esa deuda.

Un nuevo acuerdo con el FMI, ente muy impopular en Argentina donde se le acusa de muchas de sus crisis, requerirá «una legitimación de la sociedad argentina», consideró Guzmán.

«Es un debate que tenemos que dar y que es parte de lo que Argentina va a hacer como un conjunto general de esquema de estabilización. Es algo que se va a dar en el transcurso del año 2020», aseguró.

«Con el FMI buscamos todos mirar hacia adelante. Hay algo que ya pasó, que no funcionó, y ahora tenemos que buscar resolver el problema», añadió.

Argentina, con una deuda total de 324.000 millones de dólares (90% del PIB), se encuentra en recesión desde 2018, agravada ahora por la pandemia del coronavirus.

Comparte y opina: