Mundo

martes 14 jul 2020 | Actualizado a 06:47

Los muertos en un día por coronavirus en Italia son menos de 100 por primera vez en dos meses

El país europeo fue por muchas semanas el epicentro mundial de la pandemia que azotó sobre todo a la rica e industrializada región de Lombardía y alcanzó a 32.007 fallecidos

/ 18 de mayo de 2020 / 14:00

Turistas caminan por el centro de Roma, una señal del desconfinamiento. Foto: AFP

Por AFP

El número diario de muertos de COVID-19 cayó este lunes en Italia por debajo de los 100, por primera vez en dos meses, anunciaron fuentes oficiales.

En total, 99 pacientes murieron en las últimas 24 horas en la península, según Protección Civil italiana.

Se trata del balance más bajo desde el 9 de marzo (97 muertos) en el momento en que el país, golpeado por la epidemia del nuevo coronavirus, iniciaba el confinamiento.

Según el último balance 32.007 personas han muerto en Italia por el virus y casi 226.000 contagiados.

Después de China, donde apareció el virus a fines de 2019, Italia fue por muchas semanas el epicentro mundial de la pandemia, que azotó sobre todo a la rica e industrializada región de Lombardía.

El primer país que decide confinar a toda su población, Italia sigue traumatizada tras dos meses de encierro, con una economía de rodillas y un alto número de víctimas.

Iniciado con cautela el 4 de mayo, el desconfinamiento se aceleró este lunes, con la reapertura de tiendas, cafeterías, restaurantes y terrazas, lo que marca un tímido retorno a una relativa normalidad.

“Serán meses muy duros y complejos, no debemos ignorarlo”, advirtió el primer ministro, Giuseppe Conte, quien salió este lunes para una breve caminata por el centro de la ciudad.

(18/05/2020)

Comparte y opina:

Estudio señala que inmunidad ante COVID-19 puede desaparecer al cabo de unos meses

Sugiere que no se puede dar por descontada la inmunidad, capaz de proteger el organismo contra nuevas infecciones, tras haber superado una primera vez la enfermedad. Este es el caso de otros virus como la gripe.

/ 13 de julio de 2020 / 13:37

Brigadas médicas realizan pruebas para detectar contagios en México. Foto: AFP

Por AFP

Los pacientes que se recuperan del COVID-19 podrían perder su inmunidad al cabo de unos meses, afirma un estudio publicado este lunes y que según expertos podría influir en la gestión de las autoridades de la próxima fase de la pandemia.

En el primer estudio de este tipo, un equipo de investigadores del King’s College de Londres examinó los niveles de anticuerpos de más de 90 pacientes confirmados con el virus SARS-CoV-2 y su evolución en el tiempo.

Los análisis sanguíneos mostraron que incluso los individuos con síntomas leves producían algún tipo de respuesta inmune al virus.

Del grupo estudiado, 60% de los pacientes dio una respuesta «potente» en las primeras semanas posteriores a la infección.

Sin embargo, después de tres meses, solo 16,7% mantenía un nivel alto de anticuerpos neutralizadores del COVID-19 y algunos de ellos ni siquiera tenían una cantidad detectable en la sangre.

El estudio sugiere por lo tanto que no se puede dar por descontada la inmunidad, capaz de proteger el organismo contra nuevas infecciones, tras haber superado una primera vez la enfermedad. Este es el caso de otros virus como la gripe.

Estas conclusiones, que todavía no fueron objeto de examen por parte de otros colegas científicos, fueron publicadas en el sitio medrxiv.

Nueva fase frente a la pandemia

Expertos que no participaron en estos trabajos estimaron que estos resultados pueden influir en cómo los gobiernos preparan la nueva fase frente a la pandemia, incluida la fabricación de una vacuna.

Este estudio «subraya la necesidad de comprender mejor cómo funciona la respuesta inmune protectora (al COVID-19) para poder desarrollar una vacuna eficaz», dijo Laurence Young, de la Universidad de Oncología Molecular.

«Y es que si a la infección se responde con niveles de anticuerpos que disminuyen en dos o tres meses, la vacuna hará potencialmente lo mismo» y «una sola inyección no será quizás suficiente», explicó por su parte la doctora Katie Doores, principal autora del estudio, al diario británico The Guardian.

James Gill, de la Escuela Médica de Warwick en Inglaterra, indicó que este trabajo enfatiza la necesidad de que todo el mundo siga tomando medidas para mitigar la propagación del virus, especialmente con el inicio de las vacaciones en Europa.

«De la misma forma en que estos pacientes se sorprendieron de tener anticuerpos del COVID-19 no les debería sorprender si el beneficio protector es leve e incluso transitorio», afirmó.

«Es como si uno gana 10 libras a la lotería: no va a pensar que su suerte se ha incrementado y usar todos los ahorros de su vida para seguir comprando lotería», dijo Gill.

«Incluso quienes dieron positivo al test, especialmente quienes no saben dónde se contagiaron, deberían seguir yendo con cuidado, manteniendo el distanciamiento social y usar adecuadamente la mascarilla», agregó.

(13/07/2020)

Comparte y opina:

La ONU advierte que el hambre crece en el mundo y empeorará con el coronavirus

Según un estudio de la organización multilateral, el número de personas que padecen hambre aumentó en 10 millones de personas en un año y en 60 millones en los últimos cinco años.

/ 13 de julio de 2020 / 13:33

La ONU advirtió que la pandemia aumentará la pobreza en el mundo. Foto: AFP

Por AFP

Casi uno de cada nueve seres humanos sufrió de desnutrición crónica en 2019, una proporción que debería agravarse a raíz de la pandemia de COVID-19, según un informe anual de la Organización de Naciones Unidas (ONU) publicado este lunes.

La hambruna afectó el año pasado a unos 690 millones de personas, es decir 8,9% de la población mundial, indica ese informe de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), redactado con la colaboración del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, Unicef, el Programa Mundial de Alimentos y la Organización Mundial de la Salud.

«El número de personas que padece hambre en el mundo ha comenzado a aumentar lentamente desde 2014», sostiene el informe, bajo el título «El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo».

Dietas desequilibradas

Más que contar con alimentos, ellos deben ser nutritivos, subraya el estudio, citando las costosas «consecuencias para la salud y el medio ambiente» de las dietas desequilibradas, lo que ha agravado el fenómeno de la obesidad en algunos países.

Según el estudio, el número de personas que padecen hambre aumentó en 10 millones de personas en un año y en 60 millones en los últimos cinco años.

La FAO, que se fijó hace cinco años como meta erradicar el hambre en el mundo en 2030, considera imposible cumplirla si la tendencia actual se mantiene.

Para 2030, más de 890 millones de personas podrían verse afectadas por el hambre, es decir el 9,8% de la población mundial, calcula la entidad especializada.

La pandemia de coronavirus ha golpeado fuertemente a las naciones más pobres y se calcula que de 83 a 132 millones de personas podrían considerarse desnutridas este año.

Los expertos de Naciones Unidas reconocieron sin embargo que antes de la propagación del coronavirus ya se había detectado un aumento del hambre en el mundo.

La situación empeora en América Latina

En los últimos cinco años la situación empeoró en América Latina, con un aumento del hambre que podría abarcar a un 9,5% de su población en 2030, según el informe.

El hambre afectó a cerca de 47,7 millones de personas en América Latina y el Caribe en 2019, lo que corresponde a un 7,4% de sus habitantes.

La región, pese a contar con capacidad para alimentar a su población, ha visto empeorar su seguridad alimentaria en los últimos años y la pandemia de coronavirus podría impactar de forma especialmente severa a ciertos países y territorios.

América Latina y el Caribe se convirtió este lunes además en la segunda región más afectada del mundo por el nuevo coronavirus en número de muertos detrás de Europa, con 144.758 decesos declarados.

Alrededor de una cuarta parte de la población de África también podría pasar hambre en 2030 frente a un 19,1% en la actualidad.

En Asia, el número de hambrientos se redujo de 8 millones desde 2015, aunque ese continente alberga a más de la mitad de los desnutridos.

Muy caro comer bien

«Una de las razones por la que millones de personas en todo el mundo sufren hambre, inseguridad alimentaria y desnutrición es que no pueden pagar el costo de una dieta saludable», denuncia el informe.

En todos los continentes, la obesidad en los adultos está en aumento y las dietas saludables con frutas, verduras y alimentos ricos en proteínas resultan inaccesibles para unas 3.000 millones de personas.

Más del 57% de la población de África subsahariana y Asia meridional no puede permitirse una dieta saludable.

Los países de bajos ingresos dependen de alimentos básicos con almidón y tubérculos que pueden costar un 60% menos que las dietas saludables, pero carecen de las proteínas necesarias y las vitaminas y minerales claves para reducir las infecciones y prevenir las enfermedades.

(13/07/2020)

Comparte y opina:

OMS: El mundo no recuperará la normalidad previa a la pandemia en un ‘futuro previsible’

"El virus sigue siendo el enemigo público número uno, pese a que las acciones de muchos gobiernos y personas no lo reflejan", declaró el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

/ 13 de julio de 2020 / 13:28

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. Foto: AFP

Por AFP

El mundo no recuperará la «vieja normalidad en un futuro previsible», advirtió este lunes la Organización Mundial de la Salud (OMS), al día siguiente de reportar un record de 230.000 nuevos contagios de COVID-19 en una jornada.

«El virus sigue siendo el enemigo público número uno, pese a que las acciones de muchos gobiernos y personas no lo reflejan», declaró a la prensa el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

A su parecer, «muchos países van en la mala dirección». «Los mensajes contradictorios de los dirigentes minan el ingrediente esencial de cualquier respuesta: la confianza», añadió, sin citar nombres.

El jefe de la OMS instó una vez más a los gobiernos a comunicarse claramente con sus ciudadanos y a establecer estrategias integrales para suprimir la transmisión (del coronavirus) y salvar vidas, y al mismo tiempo pidan a la gente que continúe tomando precauciones, como respetar la distancia social, lavarse las manos, usar mascarillas, y aislarse en caso de estar enfermos.

«Si no se siguen estos principios básicos, esta pandemia solo puede ir en una dirección. O sea, de peor en peor», aseguró. «Quiero ser franco con ustedes: no habrá un regreso a la normalidad en un futuro previsible».

La pandemia de COVID-19 ha provocado la muerte de más de 569.000 personas en todo el mundo desde finales de diciembre.

Oficialmente se han detectado más de 12,9 millones de infectados, entre los cuales al menos 6,9 millones se consideran actualmente curados.

Estados Unidos, que registró su primer deceso vinculado al coronavirus a comienzos de febrero, es el país más afectado tanto en número de casos como de muertes, seguido por Brasil.

«El epicentro del virus se encuentra ahora en el continente americano, donde se han registrado más del 50% de los casos de todo el mundo», añadió Tedros Adhanom Ghebreyesus.

(13/07/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

América Latina se convierte en la segunda región del mundo con más muertos por coronavirus

Brasil es el país más afectado de la región y el segundo del mundo, con 72.100 decesos y más de 1,8 millones de contagios, entre ellos el presidente Jair Bolsonaro.

/ 13 de julio de 2020 / 13:24

Un cementerio de fallecidos por COVID-19 en Brasil, el país más afectado en la región. Foto: AFP

Por AFP

América Latina y el Caribe se convirtió este lunes en la segunda región más afectada del mundo por el nuevo coronavirus en número de muertos detrás de Europa, donde el reconfinamiento de una zona de España debido a un repunte de casos quedó paralizado por la justicia.

Con 144.758 muertos declarados el 13 de julio en la mañana, la región supera el saldo de Estados Unidos y Canadá (144.023 decesos acumulados), y se ubica detrás de Europa, que registra 202.505 muertos, según un recuento de la AFP.

Brasil es el país más afectado de la región y el segundo del mundo, con 72.100 decesos y más de 1,8 millones de contagios, entre ellos el presidente Jair Bolsonaro.

México anunció el domingo que el virus había matado en total a 35.006 personas, situando al país por delante de Italia en número de decesos (34.954, de acuerdo con cifras de la AFP).

«La epidemia sigue activa y sigue en crecimiento, pero la velocidad en la que va en crecimiento es cada vez más lenta», apuntó sin embargo el subsecretario de Salud y encargado de la estrategia contra la pandemia en México.

En Bolivia, el titular de Economía Oscar Ortiz anunció que contrajo el coronavirus, convirtiéndose en el quinto ministro contagiado, mientras la presidenta Jeanine Añez, también permanece aislada por el COVID-19.

Argentina superó los 100.000 casos, con el Área Metropolitana de Buenos Aires como foco del 95% de los contagios de todo el país.

Guatemala anunció que mantiene el toque de queda parcial, vigente desde el 22 de marzo, aunque algunos poblados ya podrán levantar las medidas contra el nuevo coronavirus.

Reconfinamiento en suspenso

A nivel mundial, el COVID-19 ha causado más de 568.000 muertos y casi 13 millones de contagios, según el balance de AFP.

En algunos países que ya habían avanzado en las etapas de desconfinamiento, los gobiernos están haciendo marcha atrás ante los rebrotes de la enfermedad.

En España, los habitantes de la ciudad de Lérida y siete comunas que la rodean en Cataluña tenían que mantener un confinamiento domiciliario a partir de este lunes, pero un tribunal puso en suspenso la medida.

Los jueces decidieron «no ratificar las medidas» tomadas por el gobierno regional al considerarlas «contrarias al derecho», indicó en su cuenta Twitter el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Esta decisión puede ser apelada.

Este foco de contagio, donde viven unas 200.000 personas y situado a unos 150 kilómetros de Barcelona, es uno de los que preocupan más a las autoridades españolas.

El país es uno de los más afectados por la pandemia en Europa, con más de 28.400 decesos. En este contexto de rebrote, varias regiones, como Cataluña y Baleares, decidieron reforzar la obligación de llevar mascarilla.

En otras zonas del mundo, también se están volviendo a imponer restricciones para luchar contra estos repuntes de infecciones.

En Sudáfrica, se volvió a imponer el toque de queda entre las 21.00 y las 04.00, ante el repunte de contagios.

El país registró unos 12.000 nuevos casos diarios en las últimas semanas, unas 500 infecciones por hora.

Para no saturar los hospitales, el presidente Cyril Ramaphosa también decidió suspender la venta de alcohol, que provoca numerosos accidentes de tráfico y violencia.

«Preservar la seguridad»

Estados Unidos es de lejos el país más golpeado por la pandemia, con más de 135.000 fallecidos y 3,3 millones de contagios. El número de casos se ha disparado en las últimas semanas en el país, alcanzando un récord de 66.528 en 24 horas el sábado.

El aumento en los casos ha obligado a algunos gobernadores a dar marcha atrás en su decisión de reabrir las economías de sus estados y a aceptar el uso de mascarillas.

El gobierno del presidente Donald Trump volvió a presionar el domingo por la reapertura completa de las escuelas en el otoño boreal a pesar de la expansión de la pandemia.

Por su parte, la Autoridad Palestina anunció la aplicación de un toque de queda cotidiano nocturno y completo los fines de semana durante dos semanas para luchar contra el virus tras un aumento en el número de casos.

Hungría prohibirá a partir del martes el acceso a su territorio de viajeros de países latinoamericanos, africanos, de la mayoría de los asiáticos y algunos europeos, ante el aumento de la propagación del coronavirus en el mundo.

«Tenemos que preservar nuestra seguridad para que el virus no entre desde el extranjero. La tasa de infección en nuestro país es baja y queremos que continúe», dijo el jefe del gabinete del primer ministro Viktor Orban, Gergely Gulyas, a la prensa.

(13/07/2020)

Comparte y opina:

Más de 80 multimillonarios instan a los gobiernos de todo el mundo a subir impuestos

Entre los firmantes de una carta abierta se encuentran el cofundador de los helados Ben and Jerry's Jerry Greenfield, el guionista británico Richard Curtis y la cineasta estadounidense Abigail Disney.

/ 13 de julio de 2020 / 10:02

El guionista británico Richard Curtis, en la Conferencia COP26 de la ONU contra el Cambio Climático, el 27 de febrero de 2020. Foto: AFP

Por AFP

Más de 80 multimillonarios instaron este lunes a los gobiernos de todo el mundo a subir impuestos, «inmediatamente» y de «forma permanente», a los más ricos para ayudar a financiar la recuperación tras la pandemia de coronavirus.

En una carta abierta publicada antes de la próxima reunión de ministros de finanzas del G20 y de una cumbre europea extraordinaria, el grupo, que se hace llamar «Millonarios por la Humanidad», afirmó que los más ricos «tienen un papel fundamental que desempeñar para sanar al mundo».

Entre los firmantes se encuentran el cofundador de los helados Ben and Jerry’s Jerry Greenfield, el guionista británico Richard Curtis y la cineasta estadounidense Abigail Disney, junto a 80 empresarios y creadores en su gran mayoría estadounidenses.

La carta, abierta a firmas en internet, no contaba el lunes por la mañana con ningún signatario latinoamericano o español.

«No, no somos los que cuidamos a los enfermos en las salas de cuidados intensivos. No somos quienes conducen las ambulancias (…) no estamos reabasteciendo los estantes de las tiendas de comestibles o entregando comida de puerta en puerta», afirman.

«Pero tenemos dinero, mucho dinero. Dinero que se necesita desesperadamente ahora y que seguirá necesitándose en los próximos años, mientras nuestro mundo se recupera de esta crisis», agregan.

Y llama a los «gobiernos a subir los impuestos de la gente como nosotros. Inmediatamente, sustancialmente y de forma permanente».

Algunos países ya han planteado la introducción de impuestos más altos.

En el Reino Unido, el Instituto de Estudios Fiscales advirtió que el aumento impositivo sería inevitable para muchos, no sólo para los superricos, y a principios de mes el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, dijo que su gobierno podía subir impuestos, al igual que Rusia que dijo enfocarse en los ingresos más altos.

Durante años, multimillonarios como Warren Buffett y Bill Gates han pedido que se les grave más. Hace un año, un pequeño grupo de multimillonarios estadounidenses, incluido el financiero George Soros, el cofundador de Facebook Chris Hughes y los herederos de los imperios Hyatt y Disney, también publicaron una carta apoyando la idea de un impuesto sobre la fortuna.

(13/072020)

Comparte y opina:

Últimas Noticias