Mundo

viernes 18 sep 2020 | Actualizado a 22:59

Hong Kong: Movimientos amenazan con volver a las calles ante una nueva ley de seguridad

La propuesta de ley, que debería reprimir la traición, la subversión y la sedición, fue introducida en la sesión inaugural del parlamento chino en Pekín.

/ 22 de mayo de 2020 / 09:36

La jefa del ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam, aplaude durante la sesión de apertura del Congreso Nacional del Pueblo

Por AFP

Los movimientos prodemocracia de Hong Kong prometieron este viernes que volverán a salir a las calles para protestar contra el proyecto de una nueva ley de seguridad que consideran una grave amenaza a la autonomía del territorio chino.

La propuesta de ley, que debería reprimir la traición, la subversión y la sedición, fue introducida en la sesión inaugural del parlamento chino en Pekín, celebrada este viernes.

La ley sigue a las repetidas advertencias de los líderes comunistas chinos de que no tolerarán la disidencia en Hong Kong, un territorio semiautónomo que el año pasado ya vivió siete mases de manifestaciones masivas a favor de la democracia.

«Es la mayor arma nuclear que el Partido Comunista Chino ha usado en su destrucción mutua con Hong Kong», dijo Jimmy Sham, el líder de Civil Human Rights Front, organizador de la manifestación de un millón de personas que desató las protestas el año pasado.

Sham hizo un llamamiento a volver a las calles, mientras que otros activistas convocaron a través de internet protestas para el domingo.

Según Joshua Wong, uno de los principales activistas prodemocracia, el mensaje es claro: «Pekín está intentando silenciar las voces críticas de los hongkoneses por la fuerza y el miedo», escribió en Twitter.

«Amenaza casi existencial»  

Por su parte Amnistía Internacional advirtió que la legislación supone «una amenaza casi existencial al imperio de la ley en Hong Kong» y aseguró que es «un momento siniestro para los derechos humanos en la ciudad».

Tras el anuncio de la ley, la bolsa de Hong Kong perdió más de un 5%.

Desde 1997, cuando Hong Kong, entonces una colonia británica, volvió a soberanía China, el territorio goza de libertades mucho más amplias que en China, según el principio de «un país, dos sistemas».

Sin embargo el poderoso movimiento prodemocracia teme que Pekín recorte libertades.

El Partido Comunista Chino dejó claro el viernes que la nueva ley tiene el objetivo de sofocar el movimiento prodemocracia.

«Tenemos que tomar medidas poderosas para prevenirlos legalmente, detenerlos y castigarlos», dijo Wang Chen, el vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional (APN), en referencia a las fuerzas «antichinas».

Ley

El artículo 23 de la Ley Básica de Hong Kong, una especie de miniconstitución, establece que la ciudad tiene que promulgar una ley que prohíba «la traición, la secesión la sedición y la subversión» contra el gobierno chino.

Sin embargo nunca se implementó está cláusula que la oposición de Hong Kong teme que limite sus derechos civiles.

En 2003, un intento de la asamblea legislativa de Hong Kong de aplicar el artículo 23 fracasó después de que un millón de personas salieran a la calle para protestar.

En este caso, la ley sería aprobada por el parlamento nacional chino y evitaría así pasar por la asamblea de Hong Kong.

Wang Chen dijo que los plazos para implementar esa ley de seguridad obligaron a los líderes chinos a tomar partido.

«Más de 20 años después de la vuelta de Hong Kong, hay leyes relevantes que todavía no se materializaron a causa del sabotaje y la obstrucción de los que intentan sembrar disturbios en Hong Kong y en China en su conjunto, así como de las fuerzas externas hostiles», dijo.

La jefa del ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam, dijo por su parte el viernes que está dispuesta a «cooperar plenamente» con Pekín y que su gobierno «completará la legislación lo antes posible»  Estados Unidos reaccionó al anuncio de China y la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, advirtió que imponer una ley sería «altamente desestabilizador y recibiría una fuerte condena de los Estados Unidos y la comunidad internacional».

(22/05/2020)

Comparte y opina:

El Congreso peruano debate acaloradamente si destituye al presidente Vizcarra

Vizcarra acudió al Congreso para hacer sus descargos, aunque no estaba obligado por ley, junto a su abogado, Roberto Pereira. “No me corro, no lo he hecho antes y no lo voy a hacer ahora”, dijo.

/ 18 de septiembre de 2020 / 21:36

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, este viernes ante el Congreso. Foto: AFP

Por AFP

El Congreso de Perú debate acaloradamente este viernes si destituye o no al presidente Martín Vizcarra, en un juicio político que tiene en vilo al país en medio de la pandemia del coronavirus y la recesión económica.

Vizcarra acudió al Congreso para hacer sus descargos, aunque no estaba obligado por ley,  junto a su abogado, Roberto Pereira.

«No me corro, no lo he hecho antes y no lo voy a hacer ahora», anunció Vizcarra al iniciar sus descargos. Luego se retiró del Congreso para dejar a su abogado hacer uso de la palabra.

«Planteo que se desestime el pedido de vacancia por la causal de incapacidad moral. Es evidente que esta moción adolece de una mínima elemental tipificación de los hechos», sostuvo Pereira en su alegato.

Antes de ello, el jefe del Congreso, Manuel Merino, pidió evitar gestos de intolerancia a Vizcarra, dirigiéndose a parte de sus colegas presentes. Aunque la mayoría seguía la audiencia por internet debido a medidas de bioseguridad por la pandemia.

El popular mandatario corre el riesgo de ser cesado por el Congreso a 10 meses del fin de su período y tener un destino parecido al de su predecesor, Pedro Pablo Kuczysnki (2016-2018), quien no pudo culminar su mandato al verse forzado a dimitir por presiones del Parlamento.

Vizcarra está acusado de instar a dos asesoras a mentir en una investigación sobre los contratos de un cantante, según unos audios filtrados hace ocho días. Esto llevó al Congreso a abrirle un juicio de destitución por «incapacidad moral».

Durante el acalorado debate, que continuaba ocho horas después de iniciado, con una pausa al almuerzo, la parlamentaria conservadora María Teresa Céspedes dijo que apoyaba la moción de destitución porque «el presidente ha mentido a la población».

Mientras el Congreso debatía su futuro, Vizcarra viajó a la ciudad norteña de Trujillo, donde instó a los parlamentarios a que «piensen en las deficiencias de su región y trabajemos juntos para forjar el desarrollo».

«Hagámoslo por la gente, por los niños y jóvenes que nos reclaman responsabilidad y nos exigen a los políticos que dejemos de pelear y pensemos que el Perú es primero», acotó Vizcarra.

Si el presidente es cesado, tomará las riendas del país el jefe del Congreso, un político de bajo perfil casi desconocido para los peruanos.

«La rapidez con la que se ha hecho este proceso refleja una crisis de las instituciones, que desprestigia más ante la gente el sistema democrático», dijo a la AFP el analista político Augusto Álvarez Rodrich.

Debate y votación

La sesión plenaria comenzó la mañana de este viernes, una semana después de que el Parlamento aprobara sentarlo en el banquillo por 65 votos a favor, 36 en contra y 24 abstenciones.

Al término del debate, los congresistas votarán si sacan o no de la presidencia a este ingeniero provinciano de 57 años, sin lazos con la élite política y económica limeña.

Aunque los medios afirman que sus enemigos no contarían con los 87 votos necesarios para destituirlo, nadie puede anticipar el resultado del juicio político, pues ningún partido votaría en bloque.

En esta pugna no hay diferencias ideológicas, ya que tanto el mandatario como la mayoría parlamentaria son de centroderecha, y tampoco está en discusión el manejo de los grandes problemas de Perú: la pandemia y la recesión.

Todo parece ser una mera lucha por el poder en la que el contrato del cantante es un pretexto, según analistas y ciudadanos.

«El grueso de la población básicamente quisiera pasar la página de este incidente», declaró a AFP el analista político José Carlos Requena.

El Tribunal Constitucional rechazó el jueves paralizar el juicio, pero accedió a clarificar (en unas 10 semanas) los requisitos para que el Congreso declare la «incapacidad moral» de un presidente, pues la carta magna no lo precisa.

«No gana nadie»

Vizcarra, quien carece de partido y de bancada, dijo el jueves que seguía «trabajando» a pesar de la incertidumbre sobre su futuro.

El mandatario afirmó entonces que existe un «complot contra la democracia» y que se metió en este embrollo por la «traición de alguien» de su «entorno cercano», en alusión a la asistente que lo grabó.

A pesar de los comprometedores audios, ocho de cada 10 peruanos quieren que Vizcarra continúe y, aunque el 41% considera «incorrecta» su conducta, no estima que sea «grave», según una encuesta de la firma Ipsos.

Si es cesado, el jefe del Congreso se convertiría en el tercer presidente que tiene Perú desde 2018, un reflejo de la debilidad institucional que ha caracterizado al antiguo virreinato español desde su independencia en 1821, según analistas.

«Acá no gana nadie, pierde el Ejecutivo y el Congreso, porque la gente percibe que hay dos poderes del Estado en una pugna política mientras hay una pandemia matando peruanos y un desempleo espantoso, que recién se recuperará en cinco años», expresó Álvarez Rodrich.

(18/09/2020)

Comparte y opina:

Abogado de Vizcarra pide al Congreso de Perú que desestime la moción de destitución

El debate puede durar varias horas, antes de votar si sacan o no de la presidencia a este ingeniero provinciano de 57 años, sin lazos con la élite política y económica limeña.

/ 18 de septiembre de 2020 / 14:51

Roberto Pereira, abogado del presidente Vizcarra

Por AFP

La defensa del presidente peruano, Martín Vizcarra, exhortó al Congreso a desestimar la moción de destitución que los legisladores debaten y votarán este viernes en el marco de un juicio político por una supuesta obstrucción a la justicia del mandatario.

«Planteo que se desestime el pedido de vacancia por la causal de incapacidad moral. Es evidente que esta moción adolece de una mínima elemental tipificación de los hechos», dijo el abogado Roberto Pereira durante su alegato ante el Congreso.

«Para poder quebrar la voluntad popular, para sacarlo del cargo, tienen que ser hechos absolutamente objetivos y graves», agregó.

Vizcarra corre el riesgo de ser cesado por el Congreso a 10 meses del fin de su periodo. Se le acusa de instar a dos asesoras a mentir en una investigación sobre los contratos de un cantante, según unos audios filtrados hace ocho días.  

La revelación de esos audios llevó al Parlamento a abrirle un juicio de destitución por «incapacidad moral».

El debate puede durar varias horas, antes de votar si sacan o no de la presidencia a este ingeniero provinciano de 57 años, sin lazos con la élite política y económica limeña.

Dato

Al iniciar el debate, la congresista María Teresa Céspedes, vocera del conservador partido Frente Popular Agrícola del Perú (Frepap) dijo que su bancada apoyaría la moción de destitución.

«Es necesario que el Congreso ejecute la vacancia», dijo Céspedes, cuya bancada suma 15 votos.   El parlamentario Daniel Urresti, de Podemos Perú (derecha), dijo que el «mandatario carece de liderazgo en el tema de seguridad al dejarse grabar por una persona de su entorno más cercano».

Pero Urresti aseguró que Vizcarra seguirá en el cargo porque no se llegará a los votos necesarios para destituirlo.

El Congreso necesita 87 votos, de un total de 130 representantes, para despedir a Vizcarra, un mandatario de centro-derecha que carece de partido y de bancada, pero que mantiene niveles altos de popularidad.

Si el presidente es destituido, tomará las riendas del país el jefe del Congreso, el opositor Manuel Merino, un político de bajo perfil casi desconocido para los peruanos.

(18/09/2020)

Comparte y opina:

TikTok critica prohibición en EEUU y rechaza acusaciones sobre seguridad nacional

En su propuesta a la administración Trump, la empresa se comprometió "a alcanzar niveles sin precedentes de transparencia y responsabilidad adicionales

/ 18 de septiembre de 2020 / 11:33

Por AFP

La aplicación china TikTok criticó este viernes la decisión de Washington de prohibir su descarga en Estados Unidos a partir del domingo, y aseguró que presentó todas las garantías para mantener a salvo la seguridad de datos de los usuarios estadounidenses.

«No estamos de acuerdo con la decisión del Departamento de Comercio y estamos decepcionados de que desde el domingo se esté bloqueando las descargas de nuevas actualizaciones, y prohibiendo el uso de la aplicación TikTok en Estados Unidos a partir del 12 de noviembre», dijo un portavoz de la empresa a la AFP.

En su propuesta a la administración Trump, la empresa se comprometió «a alcanzar niveles sin precedentes de transparencia y responsabilidad adicionales, mucho más allá de lo que otras aplicaciones están dispuestas a hacer, aseguró el vocero citando la posibilidad de que terceros realicen auditorías para verificar la seguridad con la supervisión del gobierno de Estados Unidos.

«El presidente [Donald Trump] deja hasta el 12 de noviembre para resolver los problemas de seguridad nacional que plantea TikTok. Las prohibiciones podrían levantarse si es necesario», dijo el Departamento de Comercio.

En cuanto a WeChat, un funcionario del departamento dijo que «estará cerrado» en el país a partir de la medianoche del lunes.

El anuncio se hace mientras las negociaciones con la empresa matriz china ByteDance para vender sus actividades en suelo estadounidense a un grupo local se encuentran estancadas.

(18/09/2020)

Comparte y opina:

Por primera vez en su historia, los Emmys serán celebrados virtualmente

La premiación a lo mejor de la televisión tendrá un formato diferente como medida de prevención a la pandemia por COVID-19.

/ 18 de septiembre de 2020 / 11:28

La sede de los premios en Los Ángeles, en 2019. Foto: AFP-archivo

Por AFP

Sin alfombra roja, un teatro lleno de estrellas o Juego de Tronos, los Emmys, que premian lo mejor de la televisión, serán, este domingo, totalmente diferentes y tendrán el desafío de hacer la primera ceremonia en directo y virtual en estos tiempos de pandemia.

Jimmy Kimmel será el anfitrión de la edición 72 de estos premios, pero la amenizará solo en un escenario de Los Ángeles, aún bajo restricciones por el virus, mientras los ganadores estarán en la comodidad de sus casas.

Además de lo impredecible de esta noche sin precedentes, los nominados han sido animados a ponerse creativos con sus discursos y a estar cómodos: ¿cambiarán los vestidos y esmóquines por pijamas?

«Los índices de audiencia han estado cayendo en las ceremonias de premios por años… Ésta será al menos una oportunidad para mezclar las cosas, y hacer una ceremonia diferente a cualquier otra que se haya hecho», dijo la editora de los premios de Indiewire TV, Libby Hill.

«Incluso si la noche del domingo termina siendo un completo desastre, al menos será un desastre interesante. Y realmente poco más se puede pedir en 2020».

Capturando el espíritu de protesta y anárquico de este año, la miniserie de HBO Watchmen encabeza la lista de nominaciones con 26.

La inquietante adaptación del cómic —que se estrenó en octubre pasado y cautivó a los críticos y a la audiencia por igual— aborda el racismo histórico de Estados Unidos, así como la violencia policial e incluso el uso de máscaras.

«Watchmen se refiere tan específicamente a tantas cosas sin precedentes que estamos viviendo ahora mismo», dijo Hill, que pronostica muchos premios.

Con la eterna ganadora Juego de Tronos finalmente en su dragón rumbo a Poniente, la categoría drama promete ser más disputada este año.

«Es un alivio para HBO que tengan Succession en el momento adecuado», dijo el columnista de los premios Deadline, Pete Hammond.

Este programa adorado por la crítica, que aborda la guerra en una familia poderosa por el control de un imperio mediático, suma 18 nominaciones este año, las mismas que Ozark, la oscura historia de Netflix sobre lavado de dinero ambientada en el corazón de Estados Unidos.

El gigante del streaming consiguió este año un récord de 160 nominaciones con el que espera llevarse su primer Emmy a mejor serie dramática, en la que compite también con la saga de la realeza británica The Crown.

La serie de Star Wars The Mandelorian ya se llevó sus primeros cinco Emmys en las categorías técnicas esta semana para el flamante Disney+.

En la categoría comedia, que el año pasado ganó la ya ya concluida Fleabag, la competencia parece concentrarse entre The Marvelous Mrs Maisel y la canadiense Schitt’s Creek, sobre una familia rica forzada a vivir en un motel.

Esta serie cobró más popularidad cuando entró en el catálogo de Netflix y en su temporada final recibió las nominaciones que nunca antes tuvo en sus primeros cuatro años.

Los votantes de los Emmy «saben que es la última oportunidad del programa… que es la que tiene un gran impulso», dijo Hammond.

De las más de 100 nominaciones de actuación de este año, más de un tercio fueron para actores negros, un nuevo récord.

La noche honrará además la carrera de Tyler Perry, el magnate negro del entretenimiento que ha impulsado una mayor diversidad en Hollywood, y que este año pagó los gastos funerarios de víctimas negras de violencia policial, incluido George Floyd.

Se espera que el tema de la lucha contra el racismo ocupe un lugar destacado en la ceremonia, y es probable que muchas estrellas aprovechen la vitrina para pedir el voto en contra de Donald Trump en las próximas elecciones.

Y está, claro, la pandemia.

Con los nominados recibiendo sus premios desde lugares de su elección, Kimmel describe estos Emmys como una combinación con Gran Hermano… Y probablemente haya sorpresas.

«Es un juego de azar», dijo Hammond. «Es lo único que no se puede predecir».

(18/09/2020)

Comparte y opina:

Congreso peruano abre juicio de destitución de Vizcarra

El popular mandatario corre el riesgo de ser cesado por el Congreso, a 10 meses del fin de su periodo, y tener un destino parecido al de su predecesor Pedro Pablo Kuczysnki

/ 18 de septiembre de 2020 / 11:25

Martín Vizcarra ejerce su defensa ante moción de vacancia presidencial

Por AFP

El jefe del Congreso de Perú, el opositor Manuel Merino, abrió este viernes el juicio político al presidente Martín Vizcarra, que debe concluir esta misma jornada con la votación de una moción de destitución del mandatario.

Merino, quien asumiría el poder si el presidente es cesado, abrió la sesión plenaria que mantiene en vilo al país andino hacia las 10H00 locales (11.00 en Bolivia) con la presencia de Vizcarra y de su abogado defensor, Roberto Pereira. Tras los descargos, los parlamentarios iniciarán un debate, que puede tomar varias horas, antes de proceder a votar.

«Se inicia la sesión virtual del Congreso», dijo Merino, dirigiéndose a parte de sus colegas presentes mientras que la mayoría sigue la audiencia por internet debido a medidas de bioseguridad por la pandemia.

«No me corro», anunció Vizcarra al iniciar sus descargos en una intervención que debe durar una hora.   Se necesitan 87 votos, de un total de 130 escaños, para sacar del poder a Vizcarra, un mandatario de centro-derecha que mantiene un alto nivel de popularidad a pesar del escándalo generado por la filtración la semana pasada de unos audios en que insta a mentir a dos asesoras en las investigaciones de unos cuestionados contratos a un cantante.

Merino, también de centro-derecha, es un político de bajo perfil casi desconocido para los peruanos.

(18/09/2020)

Comparte y opina: