miércoles 12 may 2021 | Actualizado a 11:36

La odisea sin fin de pacientes que aún sufren los efectos del COVID-19

Son los ‘COVID a largo plazo’, que arrastran aún síntomas como fiebre, tos, dolores de cabeza y dificultad para respirar, a los que se suman palpitaciones cardíacas, erupciones cutáneas con sensación de quemazón y ‘dedos del pie COVID’.

Una enfermera brinda tratamiento a un paciente con COVID-19

Por AFP

/ 11 de julio de 2020 / 14:10

Seis meses después de su aparición en China, la lista de síntomas causados por el COVID-19 no deja de alargarse y miles de personas, de todas las edades, todavía sienten sus efectos después de semanas, incluso meses, de haber sido infectados por el nuevo coronavirus. Ellos son los «COVID a largo plazo».

Para Jenny Judge, psiquiatra en Londres, todo comenzó en marzo, con fiebre, tos, dolores de cabeza y dificultad para respirar.

A estos síntomas «clásicos» se fueron añadiendo palpitaciones cardíacas, erupciones cutáneas con sensación de quemazón, alucinaciones auditivas y «dedos del pie COVID» con lesiones y picor.

Se han registrado más de 12 millones de casos de coronavirus en todo el mundo, con más de 560.000 muertes. Seis millones de pacientes están «curados».

Pero esto no refleja completamente la realidad. Según un estudio de 143 pacientes italianos dados de alta del hospital, publicado el jueves en la revista médica Jama Network, el 87% sufría, por lo menos, de un síntoma 60 días después del inicio de la enfermedad.

Fatiga y dificultades respiratorias

Otro estudio, publicado la semana pasada por la Agencia de Salud Pública de Estados Unidos, mostró que, de 350 personas entrevistadas dos o tres semanas después de haber dado positivo, aproximadamente el 60% de los pacientes hospitalizados y un tercio de los pacientes a domicilio no estaban curados.

Los daños en los órganos en las formas graves de COVID-19, o las secuelas de las estancias en reanimación pueden explicar que las personas hospitalizadas sigan necesitando atención.

Pero los pacientes que permanecen en casa a menudo no tienen una explicación para estos síntomas persistentes y, a veces, se enfrentan a la incredulidad de sus empleadores y médicos, en particular cuando no se les realizó una prueba de diagnóstico positiva al coronavirus, o bien cuando sus síntomas no se ajustan a la descripción oficial de las autoridades sanitarias.

«Esta gente se siente muy abandonada. Algunos pueden sentir un cansancio muy debilitante», observa Tim Spector, profesor de epidemiología genética en el King’s College de Londres, creador de un amplio proyecto de vigilancia de los síntomas de la enfermedad.

Al menos 3,8 millones de británicos descargaron la aplicación lanzada en marzo, 300.000 en Estados Unidos y 186.000 en Suecia.

Se han identificado 19 síntomas y hasta 1 de cada 10 pacientes presenta, al menos, alguno de ellos después de 30 días.

Tim Spector estima que 250.000 británicos podrían sufrir de un «COVID a largo plazo». Considera que esta enfermedad es «más extraña» que las enfermedades autoinmunes raras, como el lupus, que presenta manifestaciones muy variadas.

«Algunas personas sólo tienen problemas de piel, otros tienen diarrea y dolor en el pecho», comenta.

Puede ser cualquiera

Los grupos de apoyo reúnen a miles de personas en las redes sociales y han surgido palabras clave sobre COVID-19 en varios idiomas.

Muchos dicen que tienen dificultades para ser escuchados por el cuerpo médico, especialmente los que se enfermaron al inicio de la epidemia, cuando se realizaron pocas pruebas y que, por lo tanto, no tienen cómo probar su infección.

Incluso como médico, Jenny Judge confiesa haber enfrentado escepticismo en el hospital. Un médico le sugirió que su ritmo cardíaco alto podía ser debido a la ansiedad.

Esto se explica, en parte, por el hecho de que los médicos que trabajan en hospitales están empezando a ver llegar a estos pacientes, cuyos síntomas hasta ahora no se consideraban lo suficientemente graves como para justificar un seguimiento en el hospital.

Pero esta mujer de 48 años, sin historial médico, también ve una parte de negación. «Si aceptas que una persona que se parece a tí, que es médico, ha tomado todas las precauciones, sigue enferma después de más de 100 días, entonces también puede ser tu caso», señaló.

Falsas esperanzas

Paul Garner, profesor de Infectología en la Liverpool School of Tropical Medicine, comenzó a escribir un blog en el British Medical Journal, frustrado al ver que seguía enfermo después de un mes.

Sufrió dolores de cabeza atroces, respiración entrecortada, hormigueo en los miembros y una vez creyó perder el conocimiento. «Pensé que me estaba muriendo, fue aterrador», explica.

Lo más difícil de soportar fue la confusión y los cambios de humor, comenta este médico, de 64 años, que, hasta ese momento, gozaba de buena salud.

Interrogado el día 96 de su enfermedad, habla de una mejoría gradual, pero le preocupa que las personas vulnerables puedan sufrir presiones para volver al trabajo antes de estar preparadas.

Todavía no se sabe si estos síntomas persistentes son causados por el propio virus o por la respuesta inmune exagerada del cuerpo.

Según Tim Spector, algunos de los «COVID a largo plazo» todavía tienen rastros del virus en el organismo, pero se desconoce si eso implica que aún son contagiosos.  

Un estudio publicado en 2009 sobre 233 pacientes con SRAS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo), otro coronavirus, mostró que cuatro años después, 40% de los pacientes padecían depresión o fatiga crónica.

Los jóvenes, menos propensos a desarrollar una forma grave de COVID-19 o a morir por ella, deben ser advertidos de que la enfermedad también puede debilitarlos durante meses, añade Jenny Judge.  

«Es una especie de ruleta rusa, no se sabe todavía qué es lo que hace que algunas personas tengan una enfermedad más larga», subraya.

(11/07/2020)

Comparte y opina:

Expertos independientes: La pandemia de COVID-19 ‘podría haberse evitado’

La pandemia de nuevo coronavirus ha provocado al menos 3.319.512 muertos en el mundo desde que la oficina de la OMS en China dio cuenta de la aparición de la enfermedad

Trasladan a un paciente con COVID-19 a una sala de cuidados intensivos

Por AFP

/ 12 de mayo de 2021 / 11:36

Un verdadero «cóctel tóxico» de negación, malas decisiones y falta de coordinación hundió al mundo en una pandemia que «podría haberse evitado», según un informe de expertos independientes dado a conocer este miércoles.

Con el objetivo de poner fin más rápido a la pandemia de COVID-19, el panel independiente sobre la preparación y la respuesta a la pandemia recomienda que los países ricos que dispongan de suficientes vacunas se comprometan a «entregar al menos 1.000 millones de dosis de aquí a septiembre de 2021» a 92 naciones desfavorecidas.

La pandemia de nuevo coronavirus ha provocado al menos 3.319.512 muertos en el mundo desde que la oficina de la OMS en China dio cuenta de la aparición de la enfermedad en diciembre de 2019, según un balance establecido por la AFP este miércoles a las 10H00 GMT a partir de fuentes oficiales.

Desde el comienzo de la epidemia, más de 159.593.520 personas contrajeron la enfermedad. La gran mayoría de los enfermos se recupera, pero una parte aún mal evaluada conserva los síntomas durante semanas o, incluso, meses.

(12/05/2021)

Comparte y opina:

El poeta Francisco Brines recibe el Premio Cervantes en un acto íntimo en su casa

El Cervantes se suma en su palmarés al Premio Nacional de Literatura obtenido en 1987 por 'El otoño de las rosas, tal vez su libro más conocido, y al Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 2010

Francisco Brines, poeta.

Por AFP

/ 12 de mayo de 2021 / 11:27

En un acto íntimo y pospuesto inicialmente por su delicada salud, el poeta español Francisco Brines recibió este miércoles en su casa de manos de los reyes de España el Premio Cervantes, el más prestigioso de las letras en castellano.

La entrega del galardón suele celebrarse el 23 de abril en una ceremonia solemne en Alcalá de Henares, ciudad natal del autor de Don Quijote de la Mancha, pero este año tuvo que ser aplazada por el delicado estado de salud del poeta de 89 años.

Finalmente, los reyes Felipe y Letizia se desplazaron este miércoles hasta la casa del escritor en su pueblo natal de Oliva (Valencia, este) y organizaron un acto en ‘petit comité’ con el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes.

«Para mí es un honor y un placer poderle entregar esta medalla del Cervantes. Nos alegra mucho poder entregarla personalmente», dijo el rey Felipe VI al poeta, que apenas podía responder con un hilo de voz.

Brines toma el relevo a otro poeta, el catalán recientemente fallecido Joan Margarit, a quien la pandemia también aguó la entrega del premio, que terminaría recibiendo en diciembre en un pequeño acto en Barcelona.

El jurado, que se saltó la tradicional alternancia entre autores españoles y latinoamericanos, premió a Brines «por su obra poética, que va de lo carnal y lo puramente humano a lo metafísico, lo espiritual».

«Es uno de los maestros de la poesía española actual», dijo entonces el ministro de Cultura.

Brines se enmarca junto a poetas como José Ángel Valente, Jaime Gil de Biedma o Ángel González en la llamada Generación del 50, un grupo de autores que en el ecuador de la dictadura franquista desarrollaron una obra a caballo entre lo intimista y lo social.

El Cervantes se suma en su palmarés al Premio Nacional de Literatura obtenido en 1987 por El otoño de las rosas, tal vez su libro más conocido, y al Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 2010.

Considerado el Nobel de las letras en lengua española, este galardón está dotado con $us 148.000.

En el palmarés del Cervantes figuran autores como la mexicana Elena Poniatowska (2013), el español Juan Marsé (2008), el peruano Mario Vargas-Llosa (1994), el paraguayo Augusto Roa Bastos (1989) o el cubano Alejo Carpentier (1977).

Comparte y opina:

Bryne, la pequeña ciudad noruega que vio crecer a Haaland

Y fue en este lugar de Noruega, más inclinado hacia los deportes de invierno, donde Haaland, dio sus primeros pelotazos

Erling Braut Haaland (círculo) en el equipo de Bryne en Stabaek, cerca de Oslo, en 2014

Por AFP

/ 12 de mayo de 2021 / 11:23

Las puertas de la sala de deporte estaban siempre abiertas para que los jóvenes pudieran matar el aburrimiento jugando al balón. En ella crecieron varios talentos y un gigante fuera de serie: Erling Braut Haaland.  

Bryne, una pequeña ciudad de 12.000 habitantes en la costa sudoeste de Noruega vio crecer a la estrella en ciernes del fútbol mundial, un coloso de 20 años que tiene aterrados a los porteros.  

Y el jueves, en la final de la Copa de Alemania, entre su club Borussia Dortmund y Leipzig, el portero rival sabrá que tiene frente a él una gran amenaza.  

Y fue en este lugar de Noruega, más inclinado hacia los deportes de invierno, donde Haaland, dio sus primeros pelotazos.

«Siempre marcó», recuerda Alf Ingve Berntsen, que lo entrenó cuando era pequeño. «Con 12 años jugaba ya con los de 13 y seguía marcando. Cuando lo convocaron para la selección regional, marcaba. Con 15 años le llamaron para la nacional (cadetes, NDLR) y… marcó».  

«Vimos bastante pronto que podría hacerse un nombre. Pero nunca pensamos que lo haría tan deprisa, que sería el mejor goleador de la Liga de Campeones con 19-20 años», admite el profesor de deporte del liceo regional, que está pegado al estadio de fútbol municipal.  

Ni un retrato, ni una calle con el nombre de la estrella local en la ciudad. Solo un letrero sobre un puente decrépito rompe la sobriedad de esta ciudad: «Una vida, un club».  

Sin embargo, la toponimia local permite adivinar las raíces del héroe de Jaeren, una región que fue el escenario de una épica batalla vikinga.  

La zona concentra la mayor cantidad de tractores de Noruega. En torno a la aldea de «Braut», el aire está impregnado del olor del abono. En el polígono industrial de «Håland» se suceden naves rectangulares sin encanto. 

Braut y Haaland, dos apellidos que resuenan como dos metáforas del superdotado delantero del Borussia de Dortmund: el tractor por un lado, la máquina de hacer goles por el otro.

(12/05/2021)

Comparte y opina:

Salsa, queso y lava, la pizza que se cuece al calor de un volcán en Guatemala

Aunque la idea le surgió en 2013, fue hace tres años que este emprendedor empezó a hornear pizzas usando la actividad del volcán como fuente de calor.

Pizza Pacaya.

Por AFP

/ 12 de mayo de 2021 / 11:14

En una cocina improvisada entre filosas rocas volcánicas, David García extiende la masa y coloca los ingredientes para formar la pizza que pasará por un horno particular: un extenso río de lava ardiente que brota del furioso volcán Pacaya, en el sur de Guatemala.

El flujo al rojo vivo avanza lentamente mezclado con lava solidificada y su intenso calor servirá para hornear la «Pizza Pacaya», un platillo que se ha convertido en un imán para los turistas que escalan el macizo cercano a la capital, uno de los tres volcanes activos del país centroamericano.

García, un contador de 34 años, termina de esparcir la salsa de tomate, abundante queso y las carnes de su amplio repertorio de sabores en la bandeja metálica que tendrá que soportar temperaturas superiores a los 1.000 grados Celsius.

Protegido de pies a cabeza para evitar quemaduras, el hombre, que viste botas estilo militar, acomoda la pizza en la lava. «Ya está lista, solo que se derrita más el queso», anuncia este chef unos diez minutos después a sus comensales.

«Qué buena se ve esa pizza», exclama uno de los turistas al ver el queso burbujear.

La experiencia

AFP

«Muchas personas en la actualidad vienen a disfrutar de la experiencia de comer una pizza hecha a base de calor volcánico», señala García a la AFP en la zona rocosa que conduce al cráter del volcán, y que con el tiempo convirtió en su lugar de trabajo.

Aunque la idea le surgió en 2013, fue hace tres años que este emprendedor empezó a hornear pizzas usando la actividad del volcán como fuente de calor. «Los primeros días no mucho se vendía», recuerda, aunque ahora la suerte le cambió tras estallar su fama en las redes sociales.

Al inicio, David horneaba en pequeñas cavernas que encontraba en las piedras, pero en las últimas semanas pasó a cocinar en la lava en movimiento al abrirse una nueva grieta del volcán por la fuerte actividad eruptiva que mantiene la montaña desde febrero.

El Pacaya, de 2.552 metros de altura y situado unos 25 km al sur de Ciudad de Guatemala, mantiene en alerta a las autoridades y pobladores de aldeas cercanas por las explosiones, la lluvia de ceniza y los ríos de lava, algunos de los cuales han llegado cerca de lugares habitados.

Vecinos incluso recorren regularmente los campos de rocas elevando plegarias para apaciguar la violencia del volcán.

«Que haya un cocinero de pizza en las brasas del volcán es alucinante y único en el mundo», señala Felipe Aldana, uno de los turistas en el volcán, tras probar una rebanada de pizza.

El joven supo de la pizza volcánica por Facebook y se dijo: «Es una experiencia que tengo que tener».

«Solo ver que algo que te vas a comer se está cocinando en lava es ridículo pensarlo, pero es algo que solo aquí se puede ver», añade Kelt Van Meurs, un visitante holandés.

La pizza «sabía muy buena y tiene un ‘crunch’ magmático», detalla.

Comparte y opina:

Luto y debate sobre porte de armas en Rusia tras matanza en escuela

Las banderas de varios edificios públicos ondean a media asta, según imágenes de la agencia de prensa local Tatar-Inform. Los primeros entierros de las víctimas ya han comenzado a celebrarse.

Banderas de Rusia y la República de Tartaristán ondean a media asta en memoria de las víctimas del tiroteo en la escuela de Kazán el 12 de mayo de 2021

Por AFP

/ 12 de mayo de 2021 / 11:03

La república rusa de Tartaristán, en el centro de Rusia, está de luto este miércoles, un día después de un cruento tiroteo en una escuela que se saldó con la muerte de siete alumnos y dos adultos y avivó el debate sobre el porte de armas y el uso de internet.

Centenares de flores, juguetes y velas fueron depositados durante toda la noche en la escuela nº175 de Kazán, la capital del Estado, donde se produjo el ataque.  

Las banderas de varios edificios públicos ondean a media asta, según imágenes de la agencia de prensa local Tatar-Inform. Los primeros entierros de las víctimas ya han comenzado a celebrarse.  

Entre ellos el de Elvira Ignatieva, una profesora de inglés de 25 años, que según la agencia de prensa TASS, murió cuando intentaba salvar a un niño y se interpuso entre el alumno y el agresor.

«Ella se llevó la primera bala, en la cabeza. No se escondió, quiso protegerlos», sollozaba su tío, Talgat Gumerov, de 65 años, en el entierro.

El martes, Ilnaz Galiaviev, de 19 años, irrumpió en esta escuela armado con un fusil y abrió fuego. Los chicos asesinados tenían entre 13 y 14 años y eran de la misma clase. Hubo otros alumnos que saltaron por las ventanas de un tercer piso para escapar y están heridos.

En total, 20 menores y tres adultos están hospitalizados, algunos de ellos en estado grave.

Además, también falleció otra empleada del centro educativo.

AFP

Un exalumno que no era agresivo

El sospechoso fue detenido por la policía. Un video difundido en las redes sociales y en la televisión rusa mostraba al presunto tirador, un joven sin camisa y ensangrentado tendido en una celda, afirmando haber premeditado su acto porque «odia a todos» y diciendo que era «Dios».

Este miércoles será presentado ante un juez que oficializará su detención.

El agresor había dejado la escuela hacía cuatro años para estudiar informática, pero se vio obligado a dejar estos estudios el mes pasado.

Según el centro en el que estudiaba es una persona «calmada y no era agresivo».

Las autoridades informaron de que había obtenido legalmente su arma con el certificado de aptitud mental exigido por la ley.

Según la prensa local, el agresor habría informado de sus intenciones en una cuenta en la aplicación de mensajes Telegram, en una cuenta llamada «Dios».  

Fue el tiroteo más grave en una escuela rusa desde 2018, donde este tipo de drama es relativamente raro y donde el control de armas es estricto. Sin embargo, los incidentes violentos que involucran a estudiantes han ido en aumento en los últimos años.

El martes, el presidente ruso, Vladimir Putin ordenó una revisión de las reglas del permiso de porte de armas para endurecer las normas.

 El presidente de la Cámara baja del parlamento, Viatcheslav Volodin, consideró además necesario «poner fin al anonimato de internet» para luchar contra la difusión de mensajes violentos que ensalzan el extremismo».

(12/05/2021)

Comparte y opina:

Últimas Noticias