Mundo

martes 20 oct 2020 | Actualizado a 08:09

El Congreso peruano debate acaloradamente si destituye al presidente Vizcarra

Vizcarra acudió al Congreso para hacer sus descargos, aunque no estaba obligado por ley, junto a su abogado, Roberto Pereira. “No me corro, no lo he hecho antes y no lo voy a hacer ahora”, dijo.

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, este viernes ante el Congreso. Foto: AFP

Por AFP

/ 18 de septiembre de 2020 / 21:36

El Congreso de Perú debate acaloradamente este viernes si destituye o no al presidente Martín Vizcarra, en un juicio político que tiene en vilo al país en medio de la pandemia del coronavirus y la recesión económica.

Vizcarra acudió al Congreso para hacer sus descargos, aunque no estaba obligado por ley,  junto a su abogado, Roberto Pereira.

«No me corro, no lo he hecho antes y no lo voy a hacer ahora», anunció Vizcarra al iniciar sus descargos. Luego se retiró del Congreso para dejar a su abogado hacer uso de la palabra.

«Planteo que se desestime el pedido de vacancia por la causal de incapacidad moral. Es evidente que esta moción adolece de una mínima elemental tipificación de los hechos», sostuvo Pereira en su alegato.

Antes de ello, el jefe del Congreso, Manuel Merino, pidió evitar gestos de intolerancia a Vizcarra, dirigiéndose a parte de sus colegas presentes. Aunque la mayoría seguía la audiencia por internet debido a medidas de bioseguridad por la pandemia.

El popular mandatario corre el riesgo de ser cesado por el Congreso a 10 meses del fin de su período y tener un destino parecido al de su predecesor, Pedro Pablo Kuczysnki (2016-2018), quien no pudo culminar su mandato al verse forzado a dimitir por presiones del Parlamento.

Vizcarra está acusado de instar a dos asesoras a mentir en una investigación sobre los contratos de un cantante, según unos audios filtrados hace ocho días. Esto llevó al Congreso a abrirle un juicio de destitución por «incapacidad moral».

Durante el acalorado debate, que continuaba ocho horas después de iniciado, con una pausa al almuerzo, la parlamentaria conservadora María Teresa Céspedes dijo que apoyaba la moción de destitución porque «el presidente ha mentido a la población».

Mientras el Congreso debatía su futuro, Vizcarra viajó a la ciudad norteña de Trujillo, donde instó a los parlamentarios a que «piensen en las deficiencias de su región y trabajemos juntos para forjar el desarrollo».

«Hagámoslo por la gente, por los niños y jóvenes que nos reclaman responsabilidad y nos exigen a los políticos que dejemos de pelear y pensemos que el Perú es primero», acotó Vizcarra.

Si el presidente es cesado, tomará las riendas del país el jefe del Congreso, un político de bajo perfil casi desconocido para los peruanos.

«La rapidez con la que se ha hecho este proceso refleja una crisis de las instituciones, que desprestigia más ante la gente el sistema democrático», dijo a la AFP el analista político Augusto Álvarez Rodrich.

Debate y votación

La sesión plenaria comenzó la mañana de este viernes, una semana después de que el Parlamento aprobara sentarlo en el banquillo por 65 votos a favor, 36 en contra y 24 abstenciones.

Al término del debate, los congresistas votarán si sacan o no de la presidencia a este ingeniero provinciano de 57 años, sin lazos con la élite política y económica limeña.

Aunque los medios afirman que sus enemigos no contarían con los 87 votos necesarios para destituirlo, nadie puede anticipar el resultado del juicio político, pues ningún partido votaría en bloque.

En esta pugna no hay diferencias ideológicas, ya que tanto el mandatario como la mayoría parlamentaria son de centroderecha, y tampoco está en discusión el manejo de los grandes problemas de Perú: la pandemia y la recesión.

Todo parece ser una mera lucha por el poder en la que el contrato del cantante es un pretexto, según analistas y ciudadanos.

«El grueso de la población básicamente quisiera pasar la página de este incidente», declaró a AFP el analista político José Carlos Requena.

El Tribunal Constitucional rechazó el jueves paralizar el juicio, pero accedió a clarificar (en unas 10 semanas) los requisitos para que el Congreso declare la «incapacidad moral» de un presidente, pues la carta magna no lo precisa.

«No gana nadie»

Vizcarra, quien carece de partido y de bancada, dijo el jueves que seguía «trabajando» a pesar de la incertidumbre sobre su futuro.

El mandatario afirmó entonces que existe un «complot contra la democracia» y que se metió en este embrollo por la «traición de alguien» de su «entorno cercano», en alusión a la asistente que lo grabó.

A pesar de los comprometedores audios, ocho de cada 10 peruanos quieren que Vizcarra continúe y, aunque el 41% considera «incorrecta» su conducta, no estima que sea «grave», según una encuesta de la firma Ipsos.

Si es cesado, el jefe del Congreso se convertiría en el tercer presidente que tiene Perú desde 2018, un reflejo de la debilidad institucional que ha caracterizado al antiguo virreinato español desde su independencia en 1821, según analistas.

«Acá no gana nadie, pierde el Ejecutivo y el Congreso, porque la gente percibe que hay dos poderes del Estado en una pugna política mientras hay una pandemia matando peruanos y un desempleo espantoso, que recién se recuperará en cinco años», expresó Álvarez Rodrich.

(18/09/2020)

Comparte y opina:

La tormenta perfecta que impactó al ‘oasis’ y llevó a las protestas en Chile hace un año

La consigna "Chile despertó" se convirtió entonces en el eslogan de este amplio movimiento social.

Encapuchados quemaron dos Iglesias en Chile, lo que originó repudió ciudadano.

Por AFP

/ 20 de octubre de 2020 / 00:00

Cuando en octubre del año pasado el presidente Sebastián Piñera calificó a Chile como un «oasis» de estabilidad en una convulsionada América Latina, no imaginó que apenas días después su propio país estallaría.

El viernes 18 de octubre una protesta estudiantil contra el alza en la tarifa del Metro derivó en un generalizado reclamo por mayor igualdad social que un año después no logra ser acallado y tiene a Chile a las puertas de un plebiscito para decidir si se cambia o no la Constitución heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Estas son las frases que marcaron este «estallido social»:»Evadir, no pagar, otra forma de luchar», gritaron los estudiantes arriba de los torniquetes el viernes 18 de octubre de 2019, iniciando la mayor revuelta desde el retorno a la democracia tras la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Antes de la explosión social, las autoridades chilenas bromeaban frente a la prensa por situaciones cotidianas, dando cuentan de su desconexión frente a una ciudadanía ya cansada de los «abusos» y desigualdades sociales acumuladas en 30 años de democracia.

«Destacar a los románticos que han caído las flores; el precio de las flores, así que los que quieran regalar flores en este mes, las flores han caído un 3,7%», decía el entonces ministro de Hacienda, Felipe Larraín, tras la nula variación de los precios domésticos el mes anterior a las protestas.

«Se ha abierto un espacio para que quien madrugue puede ser ayudado a través de una tarifa más baja», afirmó por su parte el entonces ministro de Economía, Juan Andrés Fontaine, para explicar que el alza en la tarifa del Metro (de 30 pesos, 0,03 centavos de dólar) solo aplicaba en los horarios puntas.

Pero en una ciudad donde los trabajadores deben hacer largos trayectos para ir y venir de casa tras largas jornadas de trabajo su llamado a «madrugar» fue visto como una bofetada.

«Cabros esto no prendió»

En los días previos, el expresidente del directorio del Metro, Clemente Pérez, también había menospreciado la fuerza de los estudiantes:

«Cabros (muchachos) esto no prendió (no tuvo éxito)», afirmó apenas dos días antes de que estallaran las mayores protestas en décadas.

Bajo la consigna «No son 30 pesos, son 30 años», los chilenos se unieron a los estudiantes y salieron para reclamar profundas reformas sociales.

Pero también esa jornada se vivieron escenas de profunda violencia. Una docena de estaciones del Metro fueron atacadas e incendiadas. Varios edificios de Santiago ardieron también esa noche de furia, en la que también hubo ataques al comercio, saqueos, barricadas y enfrentamientos con la Policía.

La consigna «Chile despertó» se convirtió entonces en el eslogan de este amplio movimiento social.

Dos días después del inicio de las manifestaciones y un estallido de violencia sin precedentes en los años de democracia, el presidente Piñera declaró que el país estaba en «Guerra, contra un enemigo poderoso e implacable».

La esposa del mandatario Cecilia Morel contribuía a alimentar el caos: En un audio que se filtró -pero que posteriormente se comprobó su autenticidad- describió lo sucedido como una «invasión alienígena».

«Estamos absolutamente sobrepasados, es como una invasión extranjera, alienígena», se le escuchaba decir en el audio, en el que también agrega: «aprovechen de racionar las comidas y vamos a tener que disminuir nuestros privilegios y compartir con los demás».

La frase agregó gasolina al fuego y los cientos de miles de manifestantes pasaron a 1,2 millones una semana después del inicio de las protestas, el 25 de octubre, cuando tuvo lugar en la Plaza Italia la mayor concentración desde que hay registros, donde los manifestantes clamaron al unísono: «No estamos en guerra».

(19/10/2020)

Comparte y opina:

Indígenas colombianos protestan contra violencia con juicio simbólico a Duque

El mandatario no salió al encuentro de la aglutinación indígena en Plaza de Bolívar en rechazo a las ‘aglomeraciones’ en medio de la pandemia

Por AFP

/ 19 de octubre de 2020 / 21:15

Miles de indígenas colombianos protestaron este lunes contra la violencia que soportan en sus territorios mediante un juicio simbólico al mandatario Iván Duque, organizado muy cerca de la sede presidencial, en el corazón de Bogotá.

El movimiento que reúne a comunidades originarias del suroeste del país, una de las más castigadas por grupos armados que se financian del narcotráfico, se aglutinó pacíficamente en la Plaza de Bolívar.

Al sonido de tambores y cornetas, unos 7.000 manifestantes con mascarillas se concentraron en este punto de la capital, tras cruzar durante nueve días parte de Colombia en autobuses y algunos tramos a pie.

Sin embargo, Duque no salió a su encuentro alegando su rechazo a las «aglomeraciones» en medio de la pandemia.

«Así el presidente no haya dado la cara, hoy le decimos que cobardemente se ha atrincherado», dijo a la AFP Hermes Pete, autoridad del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC).

Ante el desaire, los indígenas organizaron un juicio abierto y de carácter simbólico para denunciar al gobierno por la vulneración de sus derechos fundamentales.

Aunque son múltiples sus reclamos, los indígenas han hecho sentir con fuerza su rechazo a la ola de violencia que los envuelve, y que según sus líderes deja 313 muertos en más de dos años de la administración Duque.

El grupo que llegó el domingo a Bogotá dio inicio a una semana de agitación social.

El miércoles se sumará a un «paro nacional» convocado por sindicatos y estudiantes en rechazo a la gestión presidencial, a casi un año de las masivas protestas que marcaron un hito en el país.

Los pueblos originarios representan alrededor del 4,4% de los 50 millones de habitantes de Colombia.

(19/10/2020)

Comparte y opina:

Argentina supera el millón de contagios de COVID-19

En las últimas 24 horas se notificaron además 451 muertes, lo que lleva la cantidad de fallecidos a 26.716.

Por AFP

/ 19 de octubre de 2020 / 20:25

Argentina superó este lunes el millón de contagios de covid-19 desde marzo, con más de 26.000 muertos, pese a las medidas de restricción que impulsó el gobierno hace siete meses para frenar la propagación del virus en este país de 44 millones de habitantes.

El último reporte del Ministerio de Salud arrojó 12.982 nuevos contagios en las últimas 24 horas, lo que elevó el balance de casos a 1.002.649, de los cuales 803.965 ya se recuperaron.

En las últimas 24 horas se notificaron además 451 muertes, lo que lleva la cantidad de fallecidos a 26.716.

Según el informe, la ocupación en unidades de terapia intensiva alcanza a 64% en todo el territorio.

Argentina ocupa el quinto lugar en cantidad de casos detrás de Estados Unidos, India, Brasil y Rusia, todos países que lo superan en población, según el último balance mundial de AFP.

Cuarentena ‘light’

Pese a las restricciones de movilidad dentro del país, ninguna provincia está bajo cuarentena estricta, que sólo se cumplió al inicio de la pandemia en marzo y, según los expertos, sirvió para morigerar la curva de contagios.

Numerosas actividades comerciales e industriales están restablecidas en el país, salvo reuniones públicas masivas y otras que impliquen encuentros de personas en lugares cerrados.

El mayor foco de contagios se desplazó de Buenos Aires y su periferia -la región más poblada del país con 14 millones de habitantes- al resto de Argentina, que representa actualmente casi 60% de los casos.

«Argentina no sufre una pandemia, son múltiples epidemias muy diferentes en su evolución», explicó a la AFP Omar Sued, infectólogo y presidente de la Sociedad Argentina de Infectología.

Si hasta julio el foco estaba en Buenos Aires, «en los últimos meses la situación se dio vuelta», indicó.

«La evolución que hay hoy en Córdoba por ejemplo es muy diferente a la de Buenos Aires que está en una meseta y en caída», explicó Sued.

Las provincias con mayor número de casos son Mendoza, Córdoba, Santa Fe, Jujuy y Salta.

Pocas pruebas

Desde el inicio del brote se realizaron 2.626.406 pruebas, lo que equivale a 57.880 muestras por millón de habitantes.
«La capacidad diagnóstica y de laboratorio no es suficiente para la población del país, en parte debido a que el personal para eso es limitado», explica Sued.

Sin embargo en el inicio de la pandemia «se hacían unos 300 muestras diarias y hoy estamos en 27.000», remarcó.

«Si bien es muy limitado para lo que tendríamos que tener, Argentina es un país con una gran crisis económica que está gastando más de un millón de dólares por día solamente en pruebas de diagnóstico», dijo.

En recesión desde 2018, el Fondo Monetario Internacional estimó que la economía caerá 11,8% este año, en tanto la pobreza alcanza al 40,9% de la población, según datos del primer semestre.

Desafío

Con la temporada de vacaciones de verano en el hemisferio austral por delante, las autoridades evalúan protocolos sanitarios para habilitar el movimiento turístico, especialmente en las concurridas playas de la provincia de Buenos Aires, todo un desafío para la política sanitaria.

«En todos los países las aperturas de verano se asociaron a un aumento de transmisión del virus», señaló Sued al considerar que Argentina no será la excepción.

Anticipándose a ello y a las reuniones sociales en el marco de las fiestas navideñas «se espera un rebrote de contagios para enero y febrero», dijo el especialista.

«Frente a esta situación las restricciones de movilidad y la conducta individual son los únicos vehículos para crear burbujas seguras hasta tener acceso a una vacuna, que tampoco será la panacea», alertó.

(19/10/2020)

Comparte y opina:

Colo Colo-Wilstermann, solo puede quedar uno en la Libertadores… o ninguno

Los clubes llegan en trayectorias diametralmente opuestas, con el 'Cacique' sumido en una crisis de fútbol desde comienzos de año

Jugadores de Wilstermann en uno de sus últimos entrenamientos

Por AFP

/ 19 de octubre de 2020 / 20:06

Colo Colo y Jorge Wilstermann se citarán el martes en Santiago en el último intento para conseguir acceder a los octavos de final de la Copa Libertadores 2020, aunque el resultado del otro partido del Grupo C podría dejar en la cuneta a ambos clubes.

Un punto separa a los dos conjuntos y el ‘Rojo’ boliviano (7) lleva en el bolsillo la ventaja y depende de sí mismo, aunque el vencedor será quien pugne por una plaza en la siguiente ronda del torneo continental. Solo un empate pondría a ambos en apuros.

En ese caso, si gana Peñarol (6) en Montevideo al líder y ya clasificado a octavos Athletico Paranaense (10), chilenos y bolivianos quedarán fuera.

De cualquier forma el vencedor en Santiago tiene asegurada la continuidad en la Libertadores o, en última instancia, en la Copa Sudamericana al quedar tercero del grupo.

Los clubes llegan en trayectorias diametralmente opuestas, con el ‘Cacique’ sumido en una crisis de fútbol desde comienzos de año, dos derrotas consecutivas en la Copa y sin ganar en liga desde marzo.

Wilstermann tampoco ha sido un ejemplo de regularidad y la pandemia tiene paralizado el fútbol boliviano desde marzo, aunque en la Copa cosecha un empate y una victoria en los últimos dos encuentros.

(19/10/2020)

Comparte y opina:

Homenaje al cineasta brasileño Glauber Rocha en la Fiesta de Roma

El fallecido cineasta era conocido por sus filmes de alto contenido político

Por AFP

/ 19 de octubre de 2020 / 18:17

Con un documental sobre su exilio voluntario en Italia en la década del 70, la Fiesta del Cine de Roma rindió homenaje al fallecido realizador brasileño Glauber Rocha, considerado el padre del «cinema novo».

El documental, que lleva el título «Glauber, claro», realizado por el director de cine brasileño César Augusto Meneghetti, de 55 años, introduce al espectador en el espíritu de Rocha, en su vital creatividad acompañada por la necesidad de protestar a su manera contra un sistema y un mundo que rechazaba.

“Es un metafilme, nos metimos dentro de un filme y en su mundo», confesó a la AFP desde Brasil Meneghetti, quien no pudo asistir a la proyección este lunes en el auditorio MAXXI de Roma por la pandemia.

La película, dedicada al influyente director, actor y guionista, fallecido en 1981 a los 43 años, se inspira en el film «Claro», rodado por Rocha en Roma en 1975 durante su exilio en Italia.

El mosaico de recuerdos, de amigos, de actores, de colaboradores y críticos, describe una generación entera, que ayer como hoy, creía en principios y se sentía políticamente comprometida.

«Nos guió en el montaje la sinceridad, lo emocional, lo que salía del corazón, la cronología no contaba. Nos dejamos llevar», confesó Meneghetti.

Conocido por sus filmes políticos, expresados de manera fuerte, a menudo combinados con misticismo y folclore, entre ellos «Deus e o Diabo na Terra do Sol», de 1964, pero también por su particular estilo y fotografía, Rocha resulta 45 años después muy actual.

«Esos jóvenes de 80 años que entrevisté son aún muy vitales y creen todavía que hay que luchar por un mundo mejor», asegura en un perfecto italiano Meneghetti, que quería realizar el filme desde el 2005, cuando estudiaba en el Centro Experimental de Cine de Roma.

Rocha, que relataba historias entre verdad e imaginación, fue en varias ocasiones censurado en Brasil durante la dictadura militar (1964-1985) por lo que se marchó de su país para vivir en muchos lugares, tales como España, Chile, Italia y Portugal.

«Era un visionario. Se anticipó al hombre global y era también un pensador», sostiene el cineasta, que no lo conoció personalmente.

El documental aborda, sin decirlo explícitamente, argumentos muy actuales en su país como el autoritarismo, la violencia estatal, el racismo y utiliza material inédito de los archivos históricos de la televisión estatal italiana.

«Ha sido una fortuna poder mostrar un pedazo importante de la historia del cine», resume Meneghtti.

(19/10/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina: