Mundo

jueves 26 nov 2020 | Actualizado a 23:40

El vicepresidente y el jefe de la diplomacia de EEUU dan negativo a COVID-19

Ambos líderes se sometieron a pruebas inmediatamente después de conocerse el positivo de Trump

Mike Pompeo antes de su reunión con el primer ministro de Croacia el 2 de octubre

, / 2 de octubre de 2020 / 09:18

Jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo y el vicepresidente, Mike Pence, anuncian que dieron negativo por coronavirus después de que el presidente Donald Trump anunciara que había sido infectado y que se ponía en cuarentena

El jefe de la diplomacia estadounidense Mike Pompeo dijo el viernes que dio negativo por coronavirus.

«Me siento fantástico», dijo Pompeo a los periodistas que lo acompañaban poco antes de llegar a Dubrovnik (Croacia), la última parada de su minigira europea.

Entretanto Mike Pence dio negativo a la prueba de COVID-19, anunció la Casa Blanca.

«El vicepresidente Pence y la segunda dama dieron negativo para el covid-19. El vicepresidente Pence sigue teniendo un buen estado de salud y le desea lo mejor a los Trump en su recuperación», declaró en Twitter su portavoz, Devin O’Malley.

(02/10/2020)

Comparte y opina:

Trump dice que dejará la Casa Blanca si se confirma la victoria de Biden

En un encuentro con periodistas, el primero desde las elecciones en el que respondió preguntas, el presidente estuvo cerca de admitir que solo cumpliría su primer mandato hasta que lo reemplace Biden el 20 de enero

El presidente Donald Trump en un acto desde la Casa Blanca Foto: AFP

Por AFP

/ 26 de noviembre de 2020 / 21:05

El presidente Donald Trump dijo el jueves que dejará la Casa Blanca si Joe Biden es confirmado oficialmente ganador de las de las elecciones estadounidenses pero reiteró que podría no admitir la derrota.

Trump emprendió un esfuerzo político y judicial sin precedentes para cuestionar los resultados de las elecciones y emprendió varias acciones legales carentes de sustento que fueron derribadas por tribunales de todo el país.

En un encuentro con periodistas, el primero desde las elecciones en el que respondió preguntas, el presidente estuvo cerca de admitir que solo cumpliría su primer mandato hasta que lo reemplace Biden el 20 de enero.

Preguntado sobre si dejaría la Casa Blanca en caso de que el Colegio Electoral confirme la victoria de Biden, respondió: «Ciertamente lo haré. Y tú lo sabes».

Sin embargo, «si lo hacen, cometerían un error», dijo Trump y agregó: «Va a ser muy difícil conceder» la victoria de Biden.

«Fue un fraude masivo», dijo el presidente sobre las elecciones del 3 de noviembre pero, nuevamente, sin aportar pruebas.

Trump describió la infraestructura electoral de Estados «como la de un país del tercer mundo».

Biden dijo el miércoles que los estadounidenses «no respaldarán» ningún intento por desconocer el veredicto de las urnas.

(26/11/2020)

Comparte y opina:

COVID-19 en el mundo: 1.422.951 muertos y 60.427.590 contagiados

El miércoles se registraron en el mundo 12.351 nuevas muertes y 635.138 contagios. Los países que más fallecidos registraron según los últimos balances oficiales son Estados Unidos con 2.439, México (858) e Italia (722).

Personal sanitario en Chile traslada a un paciente con síntomas de coronavirus

Por AFP

/ 26 de noviembre de 2020 / 08:25

La pandemia de nuevo coronavirus ha provocado al menos 1.422.951 muertos en el mundo desde que la oficina de la OMS en China dio cuenta de la aparición de la enfermedad en diciembre, según un balance establecido por AFP este jueves a las 11.00 GMT (07.00 Bolivia) a partir de fuentes oficiales.

Desde el comienzo de la epidemia más de 60.427.590 personas contrajeron la enfermedad. De ellas al menos 38.532.900 se recuperaron, según las autoridades.

Cifras

Esta cifra de casos positivos solo refleja una parte de la totalidad de contagios debido a las políticas dispares de los diferentes países para diagnosticar, ya que algunos solo lo hacen con aquellas personas que necesitan una hospitalización y en gran cantidad de países pobres la capacidad de testeo es limitada.

El miércoles se registraron en el mundo 12.351 nuevas muertes y 635.138 contagios. Los países que más fallecidos registraron según los últimos balances oficiales son Estados Unidos con 2.439, México (858) e Italia (722).

La cantidad de muertos en Estados Unidos asciende a 262.283, con 12.778.254 contagios. Las autoridades consideran que 4.835.956 personas sanaron.

Los más afectados

Después de Estados Unidos, los países con más víctimas mortales son Brasil, con 170.769 decesos y 6.166.606 casos, India, con 135.223 (9.266.705 casos), México, con 103.597 (1.070.487) y Reino Unido, con 56.533 (1.557.007).

Entre los países más golpeados, Bélgica registra la mayor tasa de mortalidad, con 138 decesos por cada 100.000 habitantes, seguido de Perú (108), España (94) e Italia (86).

China, sin tener en cuenta los territorios de Hong Kong y Macao, registró un total de 86.490 personas contagiadas, de las que 4.634 murieron y 81.550 sanaron totalmente.

El jueves a las 11.00 GMT y desde el comienzo de la epidemia, América Latina y el Caribe sumaba 440.211 fallecidos (12.673.887 contagios), Europa 390.074 (17.166.670), Estados Unidos y Canadá 273.972 (13.123.532), Asia 190.919 (12.110.417), Medio Oriente 76.191 (3.214.016), África 50.643 (2.108.855), y Oceanía 941 (30.221).

Este balance fue realizado utilizando datos de las autoridades nacionales recopilados por las oficinas de AFP y con informaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Debido a correcciones de las autoridades o la publicación tardía de los datos, el aumento de las cifras publicadas en 24 horas puede no encajar exactamente con los números del día anterior.

(26/11/2020)

Comparte y opina:

Más de 300 personas condenadas a cadena perpetua en Turquía por golpe de Estado fallido

Entre las personas condenadas figuran pilotos que bombardearon sitios emblemáticos de la capital Ankara, como el Parlamento, y oficiales que dirigieron la intentona desde la base militar de Akinci.

El intento de golpe en 2016

Por AFP

/ 26 de noviembre de 2020 / 08:14

Un tribunal turco condenó este jueves a 337 personas, entre ellas oficiales y pilotos de aviación, a cadena perpetua por el intento de golpe de Estado de 2016 contra el presidente Recep Tayyip Erdogan, al término de un macrojuicio en Ankara.

Todos fueron declarados culpables de «intento de derrocar el orden constitucional», «tentativa de asesinato del presidente» y «homicidios voluntarios», según el resumen del veredicto al que la AFP tuvo acceso.

Entre las personas condenadas figuran pilotos que bombardearon sitios emblemáticos de la capital Ankara, como el Parlamento, y oficiales que dirigieron la intentona desde la base militar de Akinci.

Otras 60 personas fueron condenadas a penas menores y 75 fueron absueltas, según el documento.

En total, 475 personas eran juzgadas en este proceso considerado como el más importante sobre la intentona golpista, que se centró en lo que ocurrió en la noche del 15 de julio de 2016 en la base aérea de Akinci, el centro de operaciones de los militares golpistas.

El entonces jefe del Estado Mayor y actual ministro turco de Defensa, Hulusi Akar, y otros ocho militares de alto grado fueron secuestrados en esta base antes de ser liberados en la mañana del 16 de julio, tras el fracaso del golpe que dejó 251 muertos y más de 2.000 heridos.

Esa noche, F16 lanzaron bombas en tres ocasiones contra el Parlamento turco, así como carreteras en torno al palacio presidencial, el cuartel general de las fuerzas especiales y de la policía de Ankara.

Los bombardeos causaron 68 muertos y más de 200 heridos en la capital turca. Nueve civiles perdieron la vida en un intento de resistir a los golpistas a la entrada de la base.

(26/11/2020)

Comparte y opina:

El reto de llevar la vacuna del coronavirus a todos los rincones de América Latina

Por si fuera poco, la región más castigada por la pandemia no es ajena a la desconfianza que genera la vacuna entre algunos sectores, producto de la desinformación.

La vacunación mundial Foto: Internet

Por AFP

/ 26 de noviembre de 2020 / 08:00

Latinoamérica tiene regiones recónditas e impenetrables; megalópolis y villas miseria sin servicios básicos; selvas tropicales, alta montaña, desierto, fenómenos naturales devastadores y unas economías duramente golpeadas, un conjunto de circunstancias que no facilitarán vacunar contra el coronavirus.

Por si fuera poco, la región más castigada por la pandemia no es ajena a la desconfianza que genera la vacuna entre algunos sectores, producto de la desinformación.

El transporte «a los sitios más alejados de las grandes ciudades y a barrios periféricos, con la conservación de la cadena de frío» para la vacuna será el primer reto, pero también contar con recursos humanos capacitados para el manejo adecuado de las vacunas, aseguró a la AFP el epidemiólogo colombiano Carlos Trillos.

La región ya experimentó un aperitivo de lo que será la campaña de vacunación tratando de llevar los cuidados y medidas contra el coronavirus a los tres millones de indígenas esparcidos por la Amazonia, un territorio de 7,4 millones km2, casi siete veces el tamaño de España.    

Desafiante y costoso 

Mientras el mundo festeja los primeros resultados exitosos de los ensayos de algunas vacunas, los gobiernos de la región buscan finiquitar planes para inmunizar a la mayoría de sus habitantes, un proceso que será «desafiante y costoso», estimó el subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Jarbas Barbosa.

Unos 12,5 millones de los 630 millones de latinoamericanos se han infectado de coronavirus y al menos 435.000 han muerto, un tercio del total de las víctimas mortales de la epidemia en el mundo, según un balance realizado por AFP basándose en informaciones oficiales.

La OPS espera distribuir vacunas en la región entre marzo y mayo de 2021 a través del Covax, un mecanismo implementado por la Organización Mundial de la Salud para garantizar un acceso equitativo en una carrera en la que las naciones emergentes tienen las de perder.

Datos

Todos los países de América Latina y el Caribe han suscrito su interés en adherirse al Covax, aunque algunos carecen de capacidad para comprar las vacunas, detalló Barbosa.  

Pero este instrumento proveerá dosis para alcanzar solamente a entre 10% y 20% de las poblaciones, por lo que muchos gobiernos han firmado aparte acuerdos bilaterales con laboratorios y firmas biotecnológicas.

La vacuna se administrará de forma gratuita. En una primera fase, las campañas se destinarán a profesionales de la salud, trabajadores esenciales y, en algunos casos, personas mayores o con condiciones que generen mayor riesgo de desarrollar formas graves de COVID-19.  

Justo cuando experimentan contracciones históricas por el impacto de la pandemia, las economías latinoamericanas han tenido que destinar importantes sumas de dinero a esas precompras.   Países de menores ingresos como Bolivia, Haití, Guyana y varias islas del Caribe apuestan a su condición de elegibles por el Covax para recibir vacunas sin aportar fondos, así como El Salvador, Honduras y Nicaragua, fuertemente afectados por el paso de los ciclones Iota y Eta.

Las últimas proyecciones del Covax estiman que solo vacunar al 20% de la población de la región costará más de 2.000 millones de dólares.

(26/11/2020)

Comparte y opina:

Biden exige respetar su victoria y Trump insiste en hablar de fraude

El presidente saliente sigue negando su derrota en las elecciones de hace tres semanas; una actitud que no tiene antecedentes. Y lo hace aún cuando el lunes dio luz verde para la transición hacia la asunción de su sucesor el 20 de enero.

Joe Biden y Donald Trump

/ 25 de noviembre de 2020 / 21:16

Joe Biden advirtió el miércoles que los estadounidenses no aceptarán que se desconozca su victoria en las elecciones presidenciales mientras que Donald Trump siguió denunciando sin pruebas un supuesto fraude e instó a sus partidarios a «revertir» el resultado de los comicios.

Los estados clave han estado certificando sus resultados a favor del exvicepresidente demócrata. Una a una, las acciones legales del equipo de Trump fracasan, a veces rechazadas con impaciencia por los jueces por falta de mérito. Pero Trump no cede.

El presidente saliente sigue negando su derrota en las elecciones de hace tres semanas; una actitud que no tiene antecedentes. Y lo hace aún cuando el lunes dio luz verde para la transición hacia la asunción de su sucesor el 20 de enero.

En una escena curiosa, el mandatario republicano habló este viernes por el altavoz del teléfono, sostenido por su abogado Rudy Giuliani, a senadores republicanos de la legislatura estatal de Pensilvania.

«Trump, Trump, Trump», gritaba el público.

«Tenemos que revertir la elección», dijo el presidente. «Hicieron trampa. Fue una elección fraudulenta», apuntó, repitiendo varias teorías de conspiración que han sido rechazadas en tribunales en todo el país.

Los resultados de Pensilvania, un estado clave para determinar el desenlace de la votación, fueron certificados oficialmente el martes a favor de Biden.

Ningún fraude masivo quedó demostrado, y Biden se encamina a ser declarado el 46° presidente de Estados Unidos el 14 de diciembre, cuando se reúna el Colegio Electoral que constitucionalmente determina al ganador de la Casa Blanca.

Casi al mismo tiempo que Trump, Biden habló desde su feudo en Wilmington, Delaware. «En Estados Unidos, tenemos elecciones íntegras, justas y libres, y luego respetamos los resultados».

«La gente de esta nación y las leyes del país no aceptarán otra cosa», añadió.

Biden procuró nuevamente marcar sus contraste con Trump. En tono presidencial, pronunció un discurso a la nación en la víspera del Día de Acción de Gracias en el que llamó a poner fin a la «sombría temporada de divisiones» en el país.

Biden no mencionó a Trump por su nombre, pero se refirió claramente a la negativa del presidente a aceptar los resultados de las elecciones.

El presidente electo dijo que la pandemia de covid-19 ha exacerbado las divisiones políticas en Estados Unidos y pidió unidad.

«Nos ha dividido. Nos ha enfurecido. Y nos puso uno contra el otro», dijo. «Sé que el país se ha cansado de la pelea». «Pero debemos recordar que estamos en guerra con un virus, no entre nosotros».

Ningún fraude masivo se ha demostrado durante las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Y Trump aparece cada vez más aislado, tanto desde las filas de su partido Republicano como entre las grandes voces mediáticas conservadoras, en su «lucha» contra el resultado oficial.

Poco antes, Trump había anunciado en Twitter el indulto de su exasesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn, quien se declaró culpable en 2017 de mentir al FBI sobre sus contactos rusos.

Equipo de gobierno

A pesar de su negativa a reconocer abiertamente que perdió, Trump autorizó el lunes por la noche la apertura del proceso de traspaso de mando previsto por ley. Y aunque el presidente saliente y el entrante todavía no se han hablado, Biden se encamina hacia la Oficina Oval de la Casa Blanca.

El visto bueno del gobierno de Trump permitió que el equipo de Biden comenzará a recibir información de primera mano de la administración saliente.

Esto es crucial para permitir que el demócrata organice su llegada a la Casa Blanca sin demasiados contratiempos mientras el país se enfrenta a varias crisis: la pandemia de covid-19, que ha dejado más de 260.000 muertos y devastado el economía, pero también un movimiento histórico de protesta contra el racismo.

Las primeras reuniones sobre el covid-19 tienen lugar el miércoles, según el equipo de Biden. Y el presidente electo debería finalmente tener acceso a información de inteligencia clasificada el lunes.

Es costumbre en Estados Unidos que el futuro mandatario esté al tanto de estas sesiones informativas diarias poco después del anuncio de su victoria.

«No vamos a llegar tan tarde como pensamos», había dicho Biden en NBC el martes, señalando que todavía tiene dos meses para prepararse.

«Estados Unidos está de vuelta» en el escenario mundial, aseguró Biden el martes, al presentar los primeros grandes nombres de su futuro gobierno.

Entre los nominados se contó Antony Blinken, un exalto funcionario de la administración de Barack Obama, de la cual Biden fue vicepresidente, a quien eligió como el próximo jefe de la diplomacia.

La próxima semana se anunciarán nuevos nombres importantes en el gobierno de Biden incluido su equipo de economía.

(25/11/2020)

Comparte y opina: