miércoles 5 may 2021 | Actualizado a 20:37

Cuba abre sus aeropuertos a vuelos comerciales, menos La Habana

Cuba tiene seis aeropuertos internacionales, los cuales recibieron en 2019 4,2 millones de turistas extranjeros y en la isla operan unas 50 líneas aéreas extranjeras.

Por AFP

/ 16 de octubre de 2020 / 20:59

Los aeropuertos internacionales cubanos, excepto el de La Habana, ya están listos para recibir vuelos comerciales, poniendo fin al cierre de fronteras vigente desde el 24 de marzo por la pandemia de covid-19, anunció este viernes el ministro de Transporte, Eduardo Rodríguez.

«Todos los aeropuertos internacionales se encuentran abiertos para vuelos comerciales, excepto el aeropuerto de La Habana», dijo Rodríguez a la televisión local.

Cuba tiene seis aeropuertos internacionales, los cuales recibieron en 2019 4,2 millones de turistas extranjeros y en la isla operan unas 50 líneas aéreas extranjeras.

El inició de los vuelos será «un proceso» gradual, que depende de la coordinación de las líneas aéreas y las autoridades aeronáuticas cubanas, añadió.

El aeropuerto José Martí de La Habana, el principal del país, «se mantendrá limitado para vuelos humanitarios y de carga por el momento» dijo Rodríguez, sin que aún exista una fecha de reincorporación a la recepción de pasajeros.

El turismo es el motor de la economía cubana, y el segundo rubro de captación de divisas, después de la venta de servicios médicos, y el año 2020 ha sido fatal para esa actividad.

Según datos oficiales, entre enero y marzo del 2020, aún con las fronteras abiertas, llegaron al país solo 189.466 turistas, un 36,3% de los arribos en igual período de 2019.

En un esfuerzo por amortiguar esa baja, la isla abrió en julio sus cayos e islotes al turismo internacional en vuelos directos hacia esos destinos, y con limitaciones de movimiento para los veraneantes.

Al cierre del jueves, Cuba, con 11,2 millones de habitantes, reportó un acumulado de 6.118 casos de covid-19, con 124 fallecidos y 5.702 curados, lo que marca una tendencia al control de la pandemia.

Todas las operaciones aéreas se harán «bajo estricto control sanitario», que incluyen pruebas diagnóstico PCR a todos los viajeros.
Rodríguez también anunció que a partir del lunes 19 se levanta la prohibición de arribo al país de yates de recreo y cruceros.

(16/10/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Argentina: Récord de 663 muertes por COVID-19 en un solo día

El país registró 24.079 contagios en las últimas 24 horas, con un acumulado de infecciones de más de tres millones, en un país de 45 millones de habitantes.

Toman una prueba de COVID-19

Por AFP

/ 5 de mayo de 2021 / 19:48

Argentina registró este miércoles 633 fallecidos, el mayor número de muertes por covid-19 en un solo día desde que empezó la pandemia, lo que elevó el total de decesos a 65.865, informó el Ministerio de Salud.

La cifra de casos fatales superó ampliamente el pico anterior de 561, registrado el 29 de abril pasado.

El país registró 24.079 contagios en las últimas 24 horas, con un acumulado de infecciones de más de tres millones, en un país de 45 millones de habitantes.

La tasa de mortalidad es de 1.422 por cada millón de habitantes en Argentina. En América Latina, ocupa el cuarto lugar en el total de fallecidos y el sexto en el índice por millón, según índices de la AFP en base a informes oficiales de cada país.

A nivel mundial, Argentina ocupa el puesto 14 en el total de muertos y el lugar 30 en la tasa por millón de habitantes, mientras que es el undécima nación en cantidad de contagios.

El gobierno reforzó desde mediados de abril las medidas para reducir la circulación de personas con la intención de frenar la curva de contagios, que logró contener pero en un nivel alto, de cerca de 25.000 casos en promedio diario.

En la región metropolitana, donde viven 15 millones de personas, se detecta la mayor velocidad de contagios en las últimas semanas y ya casi no hay camas disponibles en las terapias intensivas de hospitales públicos y sanatorios privados.

Según el Ministerio de Salud, el porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva en todo el país es de 68,2%, índice que sube a 75,9% en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), el distrito que forman la ciudad de Buenos Aires y los 35 distritos que la rodean.

Unas 7,36 millones de personas han recibido hasta este jueves la primera dosis de algunas de las vacunas que se aplican en Argentina, mientras que 1,16 millones ya fueron inmunizadas con las dos dosis.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió este miércoles que los hospitales de la región están «peligrosamente llenos» y alertó sobre el alza de las hospitalizaciones y muertes de adultos jóvenes.

Comparte y opina:

Federación farmacéutica decepcionada por apoyo de EEUU a liberar patentes de vacunas anticovid

La IFPMA estima que este levantamiento podría "causar perturbaciones, distraer en vez de abordar los desafíos reales para poder aumentar la producción y la distribución de vacunas anticovid en todo el mundo"

Científicos en laboratorios.

Por AFP

/ 5 de mayo de 2021 / 19:31

La decisión de Estados Unidos de apoyar un levantamiento temporal de las patentes de vacunas anticovid «es decepcionante», afirmó este miércoles la Federación Internacional de la Industria Farmacéutica (IFPMA).

«Estamos completamente de acuerdo con el objetivo de que las vacunas anticovid-19 se repartan rápidamente y de forma equitativa en el mundo. Pero como hemos dicho constantemente, una suspensión es la respuesta sencilla pero incorrecta a un problema complejo», afirma el grupo de presión farmacéutico en un comunicado.

«Suspender las patentes no aumentará la producción ni proporcionará las soluciones prácticas que necesitamos para combatir esta crisis sanitaria mundial», considera la IFPMA.

Este organismo lucha contra la propuesta de levantamiento presentada a la Organización Mundial del Comercio (OMC) por India y Sudáfrica, y que cuenta con el respaldo de muchos países y organizaciones no gubernamentales.

La IFPMA estima que este levantamiento podría «causar perturbaciones, distraer en vez de abordar los desafíos reales para poder aumentar la producción y la distribución de vacunas anticovid en todo el mundo, es decir eliminar las barreras comerciales, resolver los problemas de cuello de botella en las cadenas de suministro, la escasez de materias primas e ingredientes y la voluntad de los países ricos de comenzar a compartir sus dosis con los países pobres».

De hecho, los países ricos han acaparado las dosis disponibles, lo que impide un reparto equitativo y ético.

Desde hace meses la industria y los grandes grupos farmacéuticos esgrimen este tipo de argumentos, de los que también se ha hecho eco la OMC.

El 24 de abril, el director de la IFPMA, Thomas Cueni, insistió en que se habían concluido 275 acuerdos de producción entre laboratorios, a veces entre rivales, para alcanzar el objetivo de 10.000 millones de dosis de vacunas producidas para finales de 2021.

Según el sector, algo tan trivial como la escasez de bolsas de plástico o de filtros puede bloquear la máquina. A veces faltan los lípidos necesarios para proteger el ARN mensajero de las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna.

La industria farmacéutica estima que actualmente es difícil obtener más de un centenar de los ingredientes utilizados en la fabricación de vacunas.

Comparte y opina:

Bolsonaro insinúa que China creó la pandemia para lanzar una ‘guerra química’

Estas tensiones diplomáticas y la demora para adquirir vacunas figuran en la agenda de una comisión parlamentaria brasileña que busca investigar si el gobierno fue negligente en la gestión de la pandemia que ya dejó casi 412.000 fallecidos en el país.

Foto: AFP

Por AFP

/ 5 de mayo de 2021 / 19:03

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, insinuó el miércoles que el virus del COVID-19 fue creado en un «laboratorio» por China para lanzar una «guerra química y bacteriológica».

«Es un virus nuevo, nadie sabe si nació en un laboratorio o nació porque un ser humano ingirió un animal inadecuado. Pero está ahí», dijo el líder ultraderechista en una ceremonia oficial en Brasilia.

«Los militares saben que es una guerra química, bacteriológica y radiológica. ¿No estaremos enfrentando una nueva guerra? ¿Qué país registró mayor crecimiento de su PIB? No se lo voy a decir», prosiguió.

Bolsonaro no mencionó explícitamente a China, pero el país asiático, donde comenzó la pandemia, es el único miembro del G20 que registró un crecimiento económico en 2020 (+2,3%).

Uno de sus hijos, el diputado Eduardo Bolsonaro, había acusado a China en marzo de 2020 de «ocultar» informaciones sobre el virus.

El legislador comparó la actitud del gobierno comunista chino con «la dictadura soviética», que inicialmente había ocultado la magnitud del desastre nuclear de Chernóbil en 1986.

China, primer socio comercial de Brasil y gran inversor en el país sudamericano, no tardó en replicar. «La parte china repudia con vehemencia sus palabras y exige que las retire de inmediato y pida disculpas al pueblo chino», tuiteó el embajador chino en Brasilia, Yang Wanming.
Brasil enfrenta dificultades para importar desde China las dosis de vacunas y los principales insumos para fabricarlas.

Estas tensiones diplomáticas y la demora para adquirir vacunas figuran en la agenda de una comisión parlamentaria brasileña que busca investigar si el gobierno fue negligente en la gestión de la pandemia que ya dejó casi 412.000 fallecidos en el país.

Comparte y opina:

El G7 finaliza sus debates con críticas a China, Rusia e Irán

Los países se comprometen a apoyar económicamente el programa Covax "para permitir un despliegue rápido y justo" de inyectables, aunque no anunciaron ayuda adicional.

Autoridades representantes.

Por AFP

/ 5 de mayo de 2021 / 18:37

El grupo de las siete principales economías mundiales G7 concluyó este miércoles su primera reunión presencial en más de dos años con críticas a Rusia por su «actitud irresponsable» en Ucrania y llamados a China a «respetar los derechos humanos».

Los cancilleres de Reino Unido, Estados Unidos, Francia, Alemania, Italia, Canadá y Japón también urgieron a Irán a liberar a las personas con doble nacionalidad detenidas de forma «arbitraria», al término de su reunión en Londres.

A un mes de la cumbre de mandatarios del G7 en Cornualles (sur de Inglaterra), los jefes de la diplomacia reanudaron los contactos directos tras meses de videoconferencias, así como el multilateralismo reivindicado por la nueva administración estadounidense.

Además de China, Rusia e Irán, los cancilleres amenazaron a la junta golpista de Birmania con nuevas sanciones y se comprometieron a apoyar económicamente el programa de reparto de vacunas Covax.

Sin embargo, no hubo ningún anuncio inmediato sobre nuevos fondos para mejorar el acceso a las vacunas, pese a los reiterados llamados para que el G7 haga más para ayudar a los países más pobres.

La reunión de esta semana marcó el tono de la cumbre de líderes de este grupo de potencias del 11 al 13 de junio, que supondrá el debut internacional del presidente estadounidense, Joe Biden.

«Reconocemos que nos reunimos en un contexto excepcional y de cambios rápidos», reza el comunicado final, que apuesta por el «sistema multilateral para dar forma a un futuro más limpio, más libre, más justo y más seguro para el planeta».

Críticas a China

Los cancilleres del G7 reservaron sus críticas más duras a China, a la que llamaron a cumplir con sus obligaciones en virtud de la legislación nacional e internacional.

Así, expresaron su preocupación por las violaciones de los derechos humanos y los abusos contra la minoría musulmana uigur en la provincia de Xinjiang y en el Tíbet, e instaron a poner fin a la represión de los manifestantes prodemocracia en Hong Kong.

Las siete potencias dejaron, no obstante, la puerta abierta a una futura cooperación con Pekín y subrayaron la necesidad de una postura común para enfrentar los retos globales, en contraste con el creciente unilateralismo de los últimos años durante el mandato de Donald Trump en Estados Unidos.

Los jefes de la diplomacia también criticaron a Rusia por su «actitud irresponsable y desestabilizadora» al acumular tropas en la frontera con Ucrania, su «ciberactividad maliciosa», su desinformación y sus acciones de inteligencia.

«Seguiremos reforzando nuestras capacidades colectivas y las de nuestros socios para hacer frente y disuadir el comportamiento ruso que está amenazando el orden internacional basado en normas», advirtieron.

Acceso a las vacunas

La reunión se produjo en un contexto de creciente presión para mostrar más solidaridad, máxime cuando a los países pobres les siguen faltando vacunas para luchar contra la pandemia y las campañas masivas de inmunización en los ricos permiten desconfinar.

Más de 1.200 millones de dosis de vacunas del COVID-19 se han administrado a nivel global, pero menos del 1% fue en los países menos desarrollados.

En su comunicado, el G7 promete apoyar económicamente el programa Covax «para permitir un despliegue rápido y justo» de inyectables, aunque no anunciaron ayuda adicional.

Con el apoyo de la mayoría de naciones ricas, este programa respaldado por la ONU pretende compartir las vacunas con las naciones más pobres.

Pero los países ricos lo dejaron de lado en las primeras fases, cerrando sus propios acuerdos con los grandes grupos farmacéuticos.

El ex primer ministro británico Gordon Brown había llamado al G7 a aportar la mayor parte de los 60.000 millones de dólares que, según él, se necesitan en los próximos dos años para vacunar a todo el mundo.

Pese a la urgencia de la situación en algunos países como India, el programa Covax, que se abastece principalmente de viales de AstraZeneca, solo entregó 49 millones de dosis en 121 países y territorios. El objetivo inicial era de 2.000 millones en 2021.

Comparte y opina:

Aumenta presión contra Iván Duque en Colombia tras una semana de protestas

Algunas ciudades como Cali registran desabastecimiento de gasolina y preocupación por el paso de camiones con insumos médicos en plena pandemia del coronavirus.

Disturbios en Colombia Foto archivo: César Malgarejo / EL TIEMPO

Por AFP

/ 5 de mayo de 2021 / 18:24

Miles de personas volvieron a las calles de Colombia este miércoles para protestar contra el gobierno del presidente Iván Duque, al fin de una semana de manifestaciones que se tornaron violentas y dejan 24 muertos, la mayoría por disparos.

Bajo la lupa de la comunidad internacional, que denunció excesos de la fuerza pública, estudiantes, sindicatos, indígenas y otros sectores salieron a las calles de la capital Bogotá, así como de Medellín en el noroeste y Cali en el suroeste.

Sus reclamos son variopintos: mejores condiciones en salud, educación, seguridad en las regiones, cese del abuso policial contra las manifestaciones, entre otras.

«Duele (…) la negligencia de un gobierno que está sordo, que prefiere enviar fuerza pública, en vez de ayudar [a la gente], prefieren ayudar a los bancos, a las grandes empresas», dice a la AFP Héctor Cuinemi, un estudiante de 19 años que protestaba en Bogotá.

En distintos puntos de la capital, numerosos grupos se dieron cita para avanzar luego hacia la central Plaza de Bolívar, aledaña a la sede presidencial.

En Cali (suroeste), un foco de los disturbios, miles de indígenas se sumaron a las protestas agitando sus bastones de mando y gritando «resistencia», mientras una multitudinaria manifestación se volcó a las calles en Medellín (noroeste) con música, teatro y arengas contra el gobierno.

Las movilizaciones han sido en su mayoría pacíficas, pero en algunas ciudades se tornaron violentas. De acuerdo a cifras oficiales con corte al martes, al menos 24 personas murieron (18 baleados), más de 800 quedaron lesionadas y 89 están desaparecidas. Onegés denuncian que la policía ha disparado contra manifestantes y que las víctimas fatales superan las 30 personas.

Las autoridades también registran tres policías heridos de bala.

Lo que empezó como una manifestación pacífica el 28 de abril en rechazo a una reforma fiscal ya retirada se transformó en la protesta más grande contra el gobierno conservador desde que llegó al poder en 2018.

Condena internacional

La presión en las calles no cede, ante la vigilancia de la comunidad internacional que denunció ataques de policías contra civiles.

La ONU, La Unión Europea, Estados Unidos, Amnistía Internacional y Human Rights Watch llamaron a la calma y le exigieron garantías al gobierno en medio de las protestas.

Según Reporteros sin Fronteras hubo además 76 agresiones contra periodistas, diez de ellos lesionados por la fuerza pública.

Bogotá vivió una noche de tensión el martes. Treinta ciudadanos y 16 policías resultaron heridos tras los choques con uniformados que dejaron 25 puestos policiales afectados, según la alcaldía local.

La violencia estalló también en Cali el lunes dejando cinco muertos y una treintena de lesionados.

Según la fiscalía, detrás de los desmanes están disidencias de las FARC que se apartaron del acuerdo de paz firmado en 2016; el ELN, la última guerrilla reconocida en Colombia, y bandas narco.

«La amenaza vandálica que enfrentamos consiste en una organización criminal que se esconde detrás de legítimas aspiraciones sociales para desestabilizar a la sociedad, generar terror en la ciudadanía y distraer las acciones de la fuerza pública», dijo el presidente este miércoles.

A las movilizaciones y los disturbios se suman bloqueos en vías. Algunas ciudades como Cali registran desabastecimiento de gasolina y preocupación por el paso de camiones con insumos médicos en plena pandemia del coronavirus.

Duque aseguró que abrirá «espacios de diálogo» para escuchar a los ciudadanos. El gobierno prevé once reuniones que comenzarían este martes con las cortes, el Congreso, organismos de control y la fiscalía, sin incluir todavía a los líderes de las protestas.

Comparte y opina: