Mundo

sábado 5 dic 2020 | Actualizado a 02:17

Argentina supera el millón de contagios de COVID-19

En las últimas 24 horas se notificaron además 451 muertes, lo que lleva la cantidad de fallecidos a 26.716.

Por AFP

/ 19 de octubre de 2020 / 20:25

Argentina superó este lunes el millón de contagios de covid-19 desde marzo, con más de 26.000 muertos, pese a las medidas de restricción que impulsó el gobierno hace siete meses para frenar la propagación del virus en este país de 44 millones de habitantes.

El último reporte del Ministerio de Salud arrojó 12.982 nuevos contagios en las últimas 24 horas, lo que elevó el balance de casos a 1.002.649, de los cuales 803.965 ya se recuperaron.

En las últimas 24 horas se notificaron además 451 muertes, lo que lleva la cantidad de fallecidos a 26.716.

Según el informe, la ocupación en unidades de terapia intensiva alcanza a 64% en todo el territorio.

Argentina ocupa el quinto lugar en cantidad de casos detrás de Estados Unidos, India, Brasil y Rusia, todos países que lo superan en población, según el último balance mundial de AFP.

Cuarentena ‘light’

Pese a las restricciones de movilidad dentro del país, ninguna provincia está bajo cuarentena estricta, que sólo se cumplió al inicio de la pandemia en marzo y, según los expertos, sirvió para morigerar la curva de contagios.

Numerosas actividades comerciales e industriales están restablecidas en el país, salvo reuniones públicas masivas y otras que impliquen encuentros de personas en lugares cerrados.

El mayor foco de contagios se desplazó de Buenos Aires y su periferia -la región más poblada del país con 14 millones de habitantes- al resto de Argentina, que representa actualmente casi 60% de los casos.

«Argentina no sufre una pandemia, son múltiples epidemias muy diferentes en su evolución», explicó a la AFP Omar Sued, infectólogo y presidente de la Sociedad Argentina de Infectología.

Si hasta julio el foco estaba en Buenos Aires, «en los últimos meses la situación se dio vuelta», indicó.

«La evolución que hay hoy en Córdoba por ejemplo es muy diferente a la de Buenos Aires que está en una meseta y en caída», explicó Sued.

Las provincias con mayor número de casos son Mendoza, Córdoba, Santa Fe, Jujuy y Salta.

Pocas pruebas

Desde el inicio del brote se realizaron 2.626.406 pruebas, lo que equivale a 57.880 muestras por millón de habitantes.
«La capacidad diagnóstica y de laboratorio no es suficiente para la población del país, en parte debido a que el personal para eso es limitado», explica Sued.

Sin embargo en el inicio de la pandemia «se hacían unos 300 muestras diarias y hoy estamos en 27.000», remarcó.

«Si bien es muy limitado para lo que tendríamos que tener, Argentina es un país con una gran crisis económica que está gastando más de un millón de dólares por día solamente en pruebas de diagnóstico», dijo.

En recesión desde 2018, el Fondo Monetario Internacional estimó que la economía caerá 11,8% este año, en tanto la pobreza alcanza al 40,9% de la población, según datos del primer semestre.

Desafío

Con la temporada de vacaciones de verano en el hemisferio austral por delante, las autoridades evalúan protocolos sanitarios para habilitar el movimiento turístico, especialmente en las concurridas playas de la provincia de Buenos Aires, todo un desafío para la política sanitaria.

«En todos los países las aperturas de verano se asociaron a un aumento de transmisión del virus», señaló Sued al considerar que Argentina no será la excepción.

Anticipándose a ello y a las reuniones sociales en el marco de las fiestas navideñas «se espera un rebrote de contagios para enero y febrero», dijo el especialista.

«Frente a esta situación las restricciones de movilidad y la conducta individual son los únicos vehículos para crear burbujas seguras hasta tener acceso a una vacuna, que tampoco será la panacea», alertó.

(19/10/2020)

Comparte y opina:

Más de 225.000 casos de COVID-19 en 24 horas en EEUU, un nuevo récord

Los funcionarios de salud esperaban el aumento después de que millones de estadounidenses viajaran el Día de Acción de Gracias la semana pasada a pesar de los llamados a quedarse en casa.

Por AFP

/ 4 de diciembre de 2020 / 23:29

Estados Unidos registró el viernes, por segundo día consecutivo, un récord de contagios por coronavirus en 24 horas, con 225.201 nuevos casos identificados, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

A su vez, el país ha deplorado más de 2.500 muertes vinculadas al covid-19, según un comunicado que realiza todos los días a las 20.30 horas locales la institución universitaria.

Estados Unidos enfrenta un repunte espectacular de la epidemia desde hace varias semanas.

El listón de los 200.000 nuevos contagios en 24 horas ya se había cruzado tres veces en el último mes, con un pico de más de 210.000 entre el miércoles y el jueves.

Los funcionarios de salud esperaban el aumento después de que millones de estadounidenses viajaran el Día de Acción de Gracias la semana pasada a pesar de los llamados a quedarse en casa.

Desde hace dos semanas, Estados Unidos ha cruzado regularmente la barrera de las 2.000 muertes diarias, como sucedió en la primavera boreal, en el apogeo de la primera ola de la epidemia.

El número de personas hospitalizadas por covid-19 también está aumentando, especialmente en los cuatro estados más poblados (California, Florida, Nueva York y Texas), señala el Covid Tracking Project.

Con un total de más de 14.3 millones de casos y 278.000 muertes, Estados Unidos es el país más afectado del mundo por la pandemia.

(04/12/2020)

Comparte y opina:

Autoridades sanitarias británicas esperan disminución importante de la pandemia en primavera

El Reino Unido será el primer país en aplicar una vacuna contra el COVID-19 la próxima semana.

Por AFP

/ 4 de diciembre de 2020 / 22:31

Las autoridades sanitarias británicas informaron el viernes que es «probable» que la pandemia del covid-19 se reduzca de forma importante «de aquí a la primavera» boreal gracias a las vacunas, aunque advirtieron que se produciría un repunte después de Navidad.

«Los efectos de la vacunación se empezarán a notar probablemente de aquí a la primavera (boreal) con una importante reducción del número de hospitalizaciones, visitas médicas y decesos relacionados con el covid, pero tendrán que pasar muchas semanas hasta entonces», apuntan en una carta común al personal sanitario los directores médicos de Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte.

«Las interacciones en torno a Navidad podrían ejercer una presión adicional en los hospitales y los centros sanitarios en Año Nuevo y tenemos que prepararnos para ello», advierten.

En todo el país, estará permitido que se reúnan tres hogares entre el 23 y el 27 de diciembre.

El Reino Unido, el más enlutado de Europa por la pandemia, con más de 60.000 muertos, se convirtió esta semana en el primer país occidental en aprobar el uso de una vacuna contra el covid-19, tras dar su autorización a la propuesta de Pfizer y BioNTech.

Las primeras dosis se aplicarán la próxima semana.

La campaña de vacunación seguirá un orden de prioridad que comienza con residentes y trabajadores de geriátricos, personal médico y mayores de 80 años.

Pero la distribución será complicada a nivel logístico puesto que este tratamiento requiere permanecer a muy bajas temperaturas.
Las autoridades también cuentan con la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford, más fácil de transportar, para vacunar a más población.

En total, el gobierno se ha asegurado el acceso a más de 350 millones de dosis de aquí a finales de año que viene, después de reservarlas en siete laboratorios.

Entretanto, las autoridades instan a la población a respetar las restricciones locales impuestas a la mayor parte de habitantes del Reino Unido.

(04/12/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Trump ordena retiro de la ‘mayoría’ de soldados de EEUU en Somalia

Unos 700 soldados de las fuerzas especiales estadounidenses entrenan y asesoran al ejército de este país del Cuerno de África contra los yihadistas de Al Shabab, afiliados a Al Qaeda.

Por AFP

/ 4 de diciembre de 2020 / 19:32

El presidente Donald Trump ordenó la salida de «la mayoría» de las tropas estadounidenses de Somalia «antes de 2021», es decir justo antes de abandonar el poder, tras haber acelerado la salida de Afganistán e Irak y cumplir con su promesa de «poner fin a las guerras interminables» en las que está embarcado su país.

Trump «ha ordenado al Departamento de Defensa y al Comando de África de Estados Unidos que reubiquen a la mayoría del personal y activos fuera de Somalia para principios de 2021», dijo el Pentágono en un comunicado.

«Parte de las fuerzas podrán ser reasignadas fuera de África oriental. El resto se trasladarán desde Somalia hacia los países vecinos para permitir operaciones transfronterizas de Estados Unidos y las fuerzas aliadas para mantener la presión sobre las organizaciones extremistas violentas», dijo.

Unos 700 soldados de las fuerzas especiales estadounidenses entrenan y asesoran al ejército de este país del Cuerno de África contra los yihadistas de Al Shabab, afiliados a Al Qaeda.

«Estados Unidos no se está retirando ni separándose de África», aseguró el Pentágono.

«Continuaremos debilitando las organizaciones extremistas violentas que amenacen potencialmente nuestro territorio», agregó, y se comprometió a «mantener la capacidad de llevar a cabo operaciones antiterroristas selectivas en Somalia».

También continuará con sus actividades de inteligencia.

«Guerras eternas»

Estos anuncios responden al deseo de Trump de retirar soldados de los principales escenarios de operaciones en el extranjero y de «poner fin a las guerras interminables de Estados Unidos», un deseo que comparte la mayoría de la opinión pública.

Desde la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales de noviembre, el magnate republicano, aunque todavía no ha admitido su derrota, ha intentado acelerar el retiro de varios países, entre ellos Afganistán e Irak, antes del traspaso del poder el 20 de enero.

El actual ocupante de la Casa Blanca pretende dejar a su sucesor solamente 2.500 soldados en cada uno de esos dos países.

Biden también se dijo favorable a poner fin a las «guerras eternas» y podría confirmar estas retiradas, manteniendo apenas unas pequeñas unidades de las fuerzas especiales encargadas de operaciones antiterroristas.

En Somalia, la redistribución anunciada «es una buena decisión» que «parece permitir pasar de un vasto esfuerzo que apunta a combatir contra Al-Shabab en nombre del gobierno somalí a una misión más específica de contraterrorismo», dijo Defense Priorities, un centro de reflexión cercano al progresimo.

Las intervenciones militares estadounidenses en Somalia «demuestran desde hace varios años que permanecer hasta que no haya más potenciales terroristas en el terreno significaría no irse nunca», agregó.

Al Shabab sigue siendo una amenaza importante en Somalia y en la región, según afirmó el Inspector General del Pentágono en un informe muy reciente.

El grupo «continúa adaptándose, resistiendo y sigue siendo capaz de atacar los intereses occidentales y de sus socios en Somalia y África Oriental», señaló.

El propio jefe del Estado Mayor estadounidense, el general Mark Milley, admitió el miércoles que Al-Shabab seguían siendo «una amenaza» que debía ser «vigilada».

Milley explicó que Estados Unidos buscaba el mejor equilibrio para minimizar los riesgos en términos humanos y financieros, y al mismo tiempo llevar a cabo «operaciones antiterroristas» eficaces.

«Pero ninguna de estas operaciones está libre de riesgos», advirtió, recordando la muerte el mes pasado de un agente de la CIA en Somalia.

A finales de noviembre, justo después de esa muerte, el secretario de Defensa interino estadounidense, Chris Miller, visitó el país africano para pasar la fiesta de Acción de Gracias con sus tropas, cuando la decisión de un próximo retiro de las tropas ya era esperada.

(04/12/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Piñera promulga nuevo retiro anticipado de fondos de pensiones en Chile

Luego del primer retiro, ya en septiembre se reflejó una reactivación tímida del comercio, tratamientos de salud y reducción de impagos.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera. Foto: AFP - archivo

Por AFP

/ 4 de diciembre de 2020 / 17:01

El presidente de Chile, el conservador Sebastián Piñera, promulgó este viernes una ley que permite un nuevo retiro del 10% de los fondos de pensiones de los trabajadores como forma de aliviar la crisis económica que trajo la pandemia del coronavirus.

El proyecto fue aprobado el jueves en el Parlamento y permite el retiro, por segunda vez desde agosto de este año, de 10% de los fondos privados de pensiones que cada trabajador acumula en las Aseguradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

Estos fondos privados han sido uno de los tres principales blancos de las protestas sociales que han sacudido Chile desde octubre de 2019, porque pagan pensiones muy bajas y muy lejos del 100% del último sueldo, como prometieron cuando se implementó este sistema durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Luego del primer retiro, ya en septiembre se reflejó una reactivación tímida del comercio, tratamientos de salud y reducción de impagos.

«Estamos muy conscientes de los desafíos sociales que se derivan de la pandemia del coronavirus, de la recesión de la economía mundial y de la urgencia y justicia de mejorar las pensiones de todos los chilenos. Por eso nuestro gobierno ha buscado hacer frente a ambos desafíos en forma simultánea», indicó el mandatario al firmar la nueva ley que habilita un mecanismo al que un principio se opuso.

Inicialmente, el proyecto del Ejecutivo contenía una serie de requisitos, como el pago completo de impuestos por los montos retirados y la obligatoriedad de restituir los fondos a futuro.

Pero en su trámite en el Parlamento quedó casi en iguales condiciones que la iniciativa opositora, salvo en materia impositiva para quienes perciben más de 2.000 dólares mensuales.

La gran mayoría de la población aprueba el segundo retiro, según los sondeos. El primer retiro fue solicitado por unos 10 millones de trabajadores, quienes sacaron de las AFP unos 18.000 millones de dólares.

(04/12/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Ley histórica sobre despenalización del cannabis avanza en Congreso de EEUU

La nueva norma pretende sacar a la marihuana de la Lista de Sustancias Controladas, que la incluía junto a la heroína o la cocaína como un narcótico peligroso y estipulaba duras penas.

Por AFP

/ 4 de diciembre de 2020 / 16:18

La Cámara de Representantes de Estados Unidos votó por primera vez el viernes a favor de despenalizar el cannabis, en lo que supone un gran paso para situar las leyes federales en línea con las de varios estados y países que ya han liberado el uso de esta sustancia.

La Cámara baja, bajo control demócrata, aprobó fácilmente este proyecto de ley por 228 votos frente a 164. Sin embargo, sus posibilidades son mucho menores en el Senado, dominado por los Republicanos.

La nueva norma pretende sacar a la marihuana de la Lista de Sustancias Controladas, que la incluía junto a la heroína o la cocaína como un narcótico peligroso y estipulaba duras penas.

La inclusión del cannabis en esta lista dejaba al gobierno federal de Estados Unidos fuera de la línea adoptada por varios estados que ya legalizaron la marihuana para uso médico y algunos, como Colorado, que optaron por liberarlo completamente y regularon su consumo recreativo.

Este proyecto de ley federal es la culminación de cinco décadas de argumentación por parte de sus partidarios para convencer al gobierno federal de que reconozca el daño relativamente bajo que causa el consumo del cannabis comparado con otras drogas, así como el fracaso en la represión de su comercialización mientras se mandaba a prisión a cientos de miles de personas por delitos menores.

De aplicarse finalmente la ley, los registros penales de muchas personas arrestadas por consumo de marihuana acabarían eliminados y podrían revisarse las sentencias de quienes cumplen actualmente penas por delitos federales relacionados con el cannabis.

También autorizaría a los estados a establecer sus propias leyes y a lanzar una regulación federal y tasación del sector, como ya ocurre con el alcohol.

«Es un momento histórico», valoró el representante demócrata Tulsi Gabbard, que impulsó la legalización.

Los demócratas usaron argumentos como que los afroestadounidenses han sufrido legalmente mucho más que los blancos de arrestos y condenas, que la despenalización federal permitirá a los veteranos con lesiones de guerra obtengan un mejor acceso a la marihuana medicinal o que la nueva norma implicaría la desaparición de los bloqueos federales de larga duración a la investigación con marihuana.
Cada vez más, la posición federal de Estados Unidos va quedando apartada de las tendencias internacionales.
Su vecina del norte, Canadá, legalizó completamente la marihuana en 2018 y varias compañías la cultivan comercialmente allí.
Al sur, México también dio un importante paso hacia la legalización para uso medicinal y recreativo el mes pasado, cuando el Senado aprobó un proyecto de ley destinado a reducir la violencia ligada al narcotráfico.

Comparte y opina: