Mundo

viernes 4 dic 2020 | Actualizado a 19:26

EEUU supera los nueve millones de casos de coronavirus registrados

Nueva York y otras partes del noreste también están experimentando un aumento preocupante de los contagios a medida que avanza el otoño.

Por AFP

/ 30 de octubre de 2020 / 23:50

Estados Unidos superó el viernes los nueve millones de casos de coronavirus desde el inicio de la pandemia y superó su propio récord de nuevos contagios diarios por segundo día consecutivo, según un recuento de la Universidad Johns Hopkins que refleja un recrudecimiento de la enfermedad a cuatro días de las elecciones.

El país más afectado del mundo, que atraviesa una tercera ola desde mediados de octubre, acumula 9.034.295 infecciones, de acuerdo con el conteo en tiempo real de la universidad con sede en Baltimore.

El viernes, el país registró más de 94.000 nuevos casos de coronavirus en 24 horas, el número diario más alto desde el inicio de la pandemia, según Johns Hopkins. El día anterior había establecido un récord con 91.000 nuevas infecciones.

El conteo informó también de 919 nuevos fallecimientos, lo que eleva el número de muertos por la enfermedad a 229.544.
El covid-19 se expande actualmente a mayor velocidad en el centro oeste del país.

Nueva York y otras partes del noreste también están experimentando un aumento preocupante de los contagios a medida que avanza el otoño.

A cuatro días de las elecciones del 3 de noviembre, el candidato demócrata, Joe Biden, ha hecho de la gestión de la crisis sanitaria su principal tema de ataque contra el presidente Donald Trump.

Trump minimiza el virus incluso cuando el número de víctimas ha vuelto a acelerarse, y transita la recta final de la campaña con varios actos presenciales en los que raramente hay distanciamiento social o uso de mascarillas por parte de los asistentes.

En repetidas ocasiones ha dicho a sus partidarios que el virus se está yendo y que el país está «doblando la curva».

La pandemia de coronavirus sumió a Estados Unidos en la peor crisis sanitaria desde la llamada gripe española de 1918 y la peor recesión desde la crisis de 1929.

Este viernes Trump volvió a minimizar la gravedad del covid-19, del que él mismo se contagió y se recuperó.

«Solo queremos volver a la normalidad», lanzó a una multitud en un mitin en Michigan. «Si te contagias, estarás mejor y después serás inmune».

Biden, en tanto, arreció las críticas al mandatario.

En Des Moines, insistió en que Trump «ondeó la bandera blanca» de la rendición ante el covid-19.

(30/10/2020)

Comparte y opina:

Piñera promulga nuevo retiro anticipado de fondos de pensiones en Chile

Luego del primer retiro, ya en septiembre se reflejó una reactivación tímida del comercio, tratamientos de salud y reducción de impagos.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera. Foto: AFP - archivo

Por AFP

/ 4 de diciembre de 2020 / 17:01

El presidente de Chile, el conservador Sebastián Piñera, promulgó este viernes una ley que permite un nuevo retiro del 10% de los fondos de pensiones de los trabajadores como forma de aliviar la crisis económica que trajo la pandemia del coronavirus.

El proyecto fue aprobado el jueves en el Parlamento y permite el retiro, por segunda vez desde agosto de este año, de 10% de los fondos privados de pensiones que cada trabajador acumula en las Aseguradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

Estos fondos privados han sido uno de los tres principales blancos de las protestas sociales que han sacudido Chile desde octubre de 2019, porque pagan pensiones muy bajas y muy lejos del 100% del último sueldo, como prometieron cuando se implementó este sistema durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Luego del primer retiro, ya en septiembre se reflejó una reactivación tímida del comercio, tratamientos de salud y reducción de impagos.

«Estamos muy conscientes de los desafíos sociales que se derivan de la pandemia del coronavirus, de la recesión de la economía mundial y de la urgencia y justicia de mejorar las pensiones de todos los chilenos. Por eso nuestro gobierno ha buscado hacer frente a ambos desafíos en forma simultánea», indicó el mandatario al firmar la nueva ley que habilita un mecanismo al que un principio se opuso.

Inicialmente, el proyecto del Ejecutivo contenía una serie de requisitos, como el pago completo de impuestos por los montos retirados y la obligatoriedad de restituir los fondos a futuro.

Pero en su trámite en el Parlamento quedó casi en iguales condiciones que la iniciativa opositora, salvo en materia impositiva para quienes perciben más de 2.000 dólares mensuales.

La gran mayoría de la población aprueba el segundo retiro, según los sondeos. El primer retiro fue solicitado por unos 10 millones de trabajadores, quienes sacaron de las AFP unos 18.000 millones de dólares.

(04/12/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Ley histórica sobre despenalización del cannabis avanza en Congreso de EEUU

La nueva norma pretende sacar a la marihuana de la Lista de Sustancias Controladas, que la incluía junto a la heroína o la cocaína como un narcótico peligroso y estipulaba duras penas.

Por AFP

/ 4 de diciembre de 2020 / 16:18

La Cámara de Representantes de Estados Unidos votó por primera vez el viernes a favor de despenalizar el cannabis, en lo que supone un gran paso para situar las leyes federales en línea con las de varios estados y países que ya han liberado el uso de esta sustancia.

La Cámara baja, bajo control demócrata, aprobó fácilmente este proyecto de ley por 228 votos frente a 164. Sin embargo, sus posibilidades son mucho menores en el Senado, dominado por los Republicanos.

La nueva norma pretende sacar a la marihuana de la Lista de Sustancias Controladas, que la incluía junto a la heroína o la cocaína como un narcótico peligroso y estipulaba duras penas.

La inclusión del cannabis en esta lista dejaba al gobierno federal de Estados Unidos fuera de la línea adoptada por varios estados que ya legalizaron la marihuana para uso médico y algunos, como Colorado, que optaron por liberarlo completamente y regularon su consumo recreativo.

Este proyecto de ley federal es la culminación de cinco décadas de argumentación por parte de sus partidarios para convencer al gobierno federal de que reconozca el daño relativamente bajo que causa el consumo del cannabis comparado con otras drogas, así como el fracaso en la represión de su comercialización mientras se mandaba a prisión a cientos de miles de personas por delitos menores.

De aplicarse finalmente la ley, los registros penales de muchas personas arrestadas por consumo de marihuana acabarían eliminados y podrían revisarse las sentencias de quienes cumplen actualmente penas por delitos federales relacionados con el cannabis.

También autorizaría a los estados a establecer sus propias leyes y a lanzar una regulación federal y tasación del sector, como ya ocurre con el alcohol.

«Es un momento histórico», valoró el representante demócrata Tulsi Gabbard, que impulsó la legalización.

Los demócratas usaron argumentos como que los afroestadounidenses han sufrido legalmente mucho más que los blancos de arrestos y condenas, que la despenalización federal permitirá a los veteranos con lesiones de guerra obtengan un mejor acceso a la marihuana medicinal o que la nueva norma implicaría la desaparición de los bloqueos federales de larga duración a la investigación con marihuana.
Cada vez más, la posición federal de Estados Unidos va quedando apartada de las tendencias internacionales.
Su vecina del norte, Canadá, legalizó completamente la marihuana en 2018 y varias compañías la cultivan comercialmente allí.
Al sur, México también dio un importante paso hacia la legalización para uso medicinal y recreativo el mes pasado, cuando el Senado aprobó un proyecto de ley destinado a reducir la violencia ligada al narcotráfico.

Comparte y opina:

OMS: ‘Las vacunas no significan cero coronavirus’

La distribución de las vacunas contra el COVID-19 no eliminará por si sola la pandemia, advirtió este viernes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por AFP

/ 4 de diciembre de 2020 / 15:00

La distribución de las vacunas contra el COVID-19 no eliminará por si sola la pandemia, advirtió este viernes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«Las vacunas no significan cero COVID. Vacunas y [campañas de] vacunación no resolverán por si solas el problema», explicó el director de Emergencias de la OMS, Michael Ryan, en rueda de prensa mediante videoconferencia.

«No todo el mundo tendrá acceso a las vacunas a principios del año que viene», añadió.

El Reino Unido se convirtió el miércoles en el primer país occidental en aprobar el uso de una vacuna contra la pandemia.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, explicó que el progreso vivido este año en el campo de las vacunas «nos da aliento a todos, podemos empezar a ver luz al final del túnel».

«Pero la OMS está preocupada ante la creciente percepción de que la pandemia se acabó», advirtió.

«La verdad es que en estos momentos, muchos países están sufriendo una alta transmisión del virus, lo que pone enorme presión en hospitales, cuidados intensivos y trabajadores sanitarios», añadió.

El mundo llegó a los 65 millones de contagios registrados este viernes.

El nuevo coronavirus, que se originó oficialmente en China hace casi un año, ha matado a más de 1,5 millones de personas.

(04/12/2020)

Comparte y opina:

Jefe de la OMS advierte que los pobres pueden ser ‘pisoteados’ en estampida por la vacuna

Advirtió que el mundo tiene muchos otros desafíos. "No hay una vacuna contra la pobreza, no hay una vacuna contra el hambre. No hay una vacuna contra la desigualdad. No hay una vacuna contra el cambio climático", enumeró.

El Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, habla durante una conferencia de prensa

Por AFP

/ 4 de diciembre de 2020 / 12:42

El jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió el viernes que los pobres corren el riesgo de ser «pisoteados» en la estampida de los países ricos por una vacuna contra el COVID-19, y afirmó que éstas deben ser un bien público.

En una cumbre virtual de la ONU sobre la pandemia de coronavirus, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que el mundo está viendo «la luz al final del túnel» en la crisis del COVID que lleva ya casi un año.

«Pero déjenme ser claro. Simplemente no podemos aceptar un mundo en el cual los pobres y quienes están marginados son pisoteados por los ricos y poderosos en la estampida por la vacuna», dijo Tedros.

«Esta es una crisis mundial y las soluciones deben ser compartidas de manera equitativa como bienes públicos mundiales. No como materias primas privadas que amplíen las desigualdades y se convierten en una razón más por las cuales algunas personas son dejadas atrás», afirmó.

También advirtió que el mundo tiene muchos otros desafíos. «No hay una vacuna contra la pobreza, no hay una vacuna contra el hambre. No hay una vacuna contra la desigualdad. No hay una vacuna contra el cambio climático», enumeró.

Gran Bretaña se convirtió en la primera nación occidental en aprobar una vacuna para el covid-19, y se espera que pronto le sigan Estados Unidos y otros países con campañas de vacunación masivas.

Datos

La OMS ha creado la plataforma COVAX para garantizar una distribución equitativa de la vacuna en el mundo.

Estados Unidos se resiste y no forma parte de ella. El presidente Donald Trump ha atacado a Tedros y anunció que el país saldrá de la OMS, aunque el presidente electo Joe Biden ya dijo que eso no será así.

Tedros, un doctor y diplomático etíope, alabó a los países por suministrar vacunas, tests y tratamientos gratis para el covid, pero cuestionó por qué no hay esfuerzos similares con otras enfermedades ya existentes como el cáncer, la tuberculosis o el HIV/SIDA, o para necesidades como los cuidados maternales.

«La pandemia solo ha subrayado por qué la cobertura de salud universal es tan importante», dijo.

(04/12/2020)

Comparte y opina:

El ‘muro de Trump’, una promesa a medio cumplir que rompe huesos y sueños

A 45 días de que Trump abandone a regañadientes la Casa Blanca, los trabajadores desplegados en Colombus, Nuevo México, no cesan de remover tierra y poner cimientos

Empleados de una empresa estadounidense levantan un muro a lo largo de la frontera entre Columbus, estado de Nuevo México, EEUU, y Puerto Palomas

Por AFP

/ 4 de diciembre de 2020 / 12:29

En las tierras desérticas que enmarcan la frontera de México y Estados Unidos, un grupo de obreros trabaja sin pausa en la construcción del muro que prometió ruidosamente el presidente Donald Trump. Una obra a medias que está lejos de disuadir la inmigración ilegal en el lado estadounidense.

A 45 días de que Trump abandone a regañadientes la Casa Blanca, los trabajadores desplegados en Colombus, Nuevo México, no cesan de remover tierra y poner cimientos. Los últimos, pues el presidente electo Joe Biden anticipó que detendrá las obras.

«Hacemos 400 pies diarios (122 metros). No han dicho que van a parar. Si ya gastaron, ¿cómo lo van a dejar incompleto?», dice un obrero a la AFP a través de la frontera, que colinda con el mexicano poblado de Puerto Palomas. Apenas pronunciadas estas palabras -en perfecto español-, su supervisor le recuerda que no debe hablar con periodistas.

A ese ritmo, los trabajadores de esta empresa estadounidense podrían construir 5,5 km más hasta el 19 de enero, último día de mandato de Trump, antes de cuyo gobierno ya existían 548,6 km de barrera en esta frontera que mide más de 3.000 km, una de las más grandes del mundo.

Durante su administración se levantaron 658,1 km, muy lejos de los 1.187,7 km que ofreció erigir, según datos del Departamento de Aduanas y Protección Fronteriza estadounidense (CBP), al 20 de noviembre.

Solo 94,8 km son nueva edificación, pues el grueso del trabajo corresponde al refuerzo de la antigua estructura, que de medir unos cuatro metros ahora es un armatoste de acero de casi 10 metros de alto.

El avance del muro -que Trump prometió «grande y hermoso»- ha costado 15.000 millones de dólares. Y aunque por ahora es una promesa a medio camino, bastó para quebrar los sueños, y también los huesos, de muchos migrantes que se aventuraron a saltar.

Estrellarse contra la tierra prometida     

Los trabajadores que lo levantan usan cascos y lentes y se protegen del sol y el viento gélido del desierto envolviéndose el rostro con pañoletas.

Una grúa traslada una suerte de cuadrícula metálica para enterrarla en una zanja estrecha de 2,4 metros de profundidad. Es el cimiento para los barrotes que se colocarán en el siguiente turno, explica el obrero.

Entre viejo y nuevo muro se cubre apenas 35% de los 3.145 km de frontera. Las obras se han concentrado en las zonas más pobladas, con más cruces ilegales, reduciendo las opciones de los indocumentados.

«He visto aquí señores con la cabeza quebrada, brazos quebrados, con los dos pies quebrados. Gente que ha entrado aquí en silla de ruedas, muy dañada por los golpes del muro. Y no son dos o tres, son muchos».

Lo atestigua Alejandro Calderón, cubano de 55 años que, forzado por las restricciones de la pandemia del covid-19, se quedó administrando un albergue que acoge a quienes, como él, buscan llegar a Estados Unidos.

Reiteradamente ve cómo la desesperación se apodera de aquellos que huyen de la pobreza o la violencia en sus países y saltan el muro, estrellándose contra la tierra prometida.

Pero lo que más le sorprende es que a menudo los heridos sean devueltos a México sin recibir atención médica del lado estadounidense.

«En las condiciones que esté lo retornan aquí y entonces nosotros, sin condiciones porque no tenemos médicos, tenemos que darles los primeros auxilios», relata este ingeniero de profesión.

Esperanzados con Biden

Domingo Barahona, guatemalteco de 45 años, fracasó en dos intentos de entrar a Estados Unidos. Refugiado momentáneamente en Puerto Palomas (estado de Chihuahua, norte), probará un tercero.  

Días atrás le tocó ver a otros dos indocumentados con los huesos de la pierna expuestos por un desgarro tras aventarse por la barrera. «En migración de Estados Unidos ni una aspirina les dieron», relata.  

«Logran escalar, ponen un arnés, pero ya para bajar tienen que bajar a la brava», detalla Barahona.

El hombre llora al recordar a su hijo de 12 años, que lo espera en casa, y el asesinato de su hermano policía, víctima de una venganza de «gente mala».   Amenazado por las mismas personas, Estados Unidos es su objetivo. «Voy a morir luchando y no sentado esperando que me maten», advierte.

Aunque el triunfo del demócrata Biden devolvió la esperanza a los migrantes, éstos no se pueden dar el lujo de esperar a que desmantele las severas políticas del republicano Trump.

El nuevo mandatario «parece ser una persona muy humana. No es que Trump no sea humano, pero parece que no le gustan los migrantes», afirma Elienai Lopes, brasileño de 27 años y con cuatro intentos fallidos de cruzar.

«Tenemos muchas esperanzas» con Biden, dice.

(04/12/2020)

Comparte y opina:

Últimas Noticias