Mundo

viernes 7 may 2021 | Actualizado a 12:05

Hospitales desbordados en Florida cuando arranca la vacunación de mayores de 65 años

El Jackson Health System, el mayor sistema hospitalario de Miami, anunció el martes que esperaba vacunar a partir de esta semana a 10.000 de sus pacientes mayores de 65, además de los que enfrentan mayor riesgo si contraen el virus.

/ 31 de diciembre de 2020 / 01:03

Decenas de miles de personas hacen largas filas y tienen saturadas las líneas telefónicas de los hospitales desde que comenzó esta semana la vacunación contra el coronavirus de los mayores de 65 años en Florida, el estado con la mayor proporción de jubilados de Estados Unidos.

Desde el lunes, cuando el gobierno local dio luz verde a las vacunaciones de los mayores de 65 años –que representan cerca del 20% (más de 4 millones) de la población–, las imágenes de televisión muestran largas filas frente a los hospitales que iniciaron el proceso.

El Jackson Health System, el mayor sistema hospitalario de Miami, anunció el martes que esperaba vacunar a partir de esta semana a 10.000 de sus pacientes mayores de 65, además de los que enfrentan mayor riesgo si contraen el virus.

El programa de vacunación masiva arrancó el miércoles con la inoculación del productor musical Emilio Estefan, de 67 años, y de la leyenda de los Miami Dolphins Nat Moore, de 69.

«Creo que hay mucha información errónea», dijo Estefan en una conferencia de prensa en el Jackson Health, defendiendo la vacuna de quienes desconfían de su eficacia.

«La gente necesita saber que no podemos arriesgarnos», añadió el productor cubanoamericano, ícono de la «ciudad mágica».

Al norte de Miami, en el área de Fort Lauderdale, el hospital Broward Health recibió tantas llamadas telefónicas que sus autoridades anunciaron que ya no tendrán más horarios disponibles hasta febrero.

La página web del Departamento de Salud destinada a reservar horarios para vacunarse en el condado de Broward, en el sur de Florida, está inoperante desde la tarde de este miércoles. «Lo sentimos», dice. «Este sitio fue clausurado para su mantenimiento».

Mientras tanto, en el centro del estado, el condado de Orange –donde está Orlando– anunció el martes en un comunicado que en las 24 horas transcurridas desde el lunes unas 30.000 personas habían agendado citas.

Con esto, añadió, la ciudad llegó al límite de su capacidad de vacunación hasta nuevo aviso.

Suministro limitado

El gobernador, Ron DeSantis, pidió paciencia en una conferencia este miércoles en un vecindario para jubilados en Palm Beach.

«El suministro de la vacuna contra el covid es limitado», dijo. «No tenemos suficientes vacunas disponibles para los más de 4 millones de personas mayores de 65. Ya llegaremos allí».

Pero, después de casi un año de confinamiento, en especial para los mayores y los más vulnerables, la espera se hace larga.

«No veo la hora de ver a mis nietos. No veo la hora de abrazarlos. Ha sido mucho tiempo», dijo Candice Seltzer, una jubilada que se acababa de vacunar, al canal CNN.

Más de 175.000 personas se han vacunado en Florida, de acuerdo al Departamento de Salud.

Desde que empezaron a distribuirse las vacunas el 14 de diciembre –primero del laboratorio Pfizer y luego de Moderna–, los primeros en inocularse fueron los trabajadores de la salud y los residentes y empleados de las casas de ancianos.

La semana pasada, DeSantis extendió el derecho a la vacunación a todos los mayores de 65 años y a los pacientes con condiciones críticas.

Florida alcanzó 1,3 millones de casos de coronavirus y un total de 21.546 fallecidos este miércoles, en momentos en que registra cifras similares a las que reportaba en su peor momento de la pandemia en julio.

Históricamente, Florida tiene la mayor proporción de ancianos del país porque los estadounidenses acostumbran a ir a jubilarse a este estado subtropical atraídos por sus playas y su clima cálido.

(31/12/2020)

Comparte y opina:

Varios muertos en tiroteo en un torneo de videojuegos en Florida

El tiroteo tuvo lugar en el Jacksonville Landing, un centro comercial y de entretenimiento a la ribera del río St. Johns, en Jacksonville, una ciudad en el extremo noreste de Florida.

La Policía de Jacksonville bloquea el ingreso a la calle en la que se registró un tiroteo en medio de un campeonato de videojuegos.

/ 26 de agosto de 2018 / 21:06

Varias personas murieron este domingo en un tiroteo masivo en un torneo de videojuegos en Jacksonville, Florida, entre ellos un sospechoso que falleció en el lugar, informó la policía, pidiendo a la ciudadanía que evite la zona mientras la escena del crimen permanece activa.

«Múltiples muertes en la escena, muchos están siendo transportados», escribió en Twitter la oficina del comisario de Jacksonville.

«Un sospechoso murió en el lugar», informó. «No sabemos por el momento si hay otro sospechoso».

El noticiero local News4Jax informó, citando fuentes policiales anónimas, que cuatro personas fallecieron y 11 resultaron heridas.

La policía pidió a los ciudadanos que «se mantengan alejados (…), alejados por muchas cuadras» porque la zona «no es segura por el momento».

También pidió a las personas que estén aún escondidas que llamen al número de emergencias para que los equipos SWAT vayan a rescatarlas.

«Los rescataremos. Por favor no salgan corriendo», escribió en Twitter.

El tiroteo tuvo lugar en el Jacksonville Landing, un centro comercial y de entretenimiento a la ribera del río St. Johns, en Jacksonville, una ciudad en el extremo noreste de Florida.

Ocurrió en el mientras se desarrollaba el torneo de videojuegos de la liga del football americano (NFL), llamado Madden NFL 19, en el restaurante GLHF Game Bar.

Complexity Gaming, uno de los equipos que participaba en el torneo, dijo que su jugador Drini Gjoka «resultó herido en un pulgar».

«Nunca más en mi vida daré nada por sentado. La vida puede esfumarse en un segundo», escribió Gjoka en Twitter.

Otros jugadores se volcaron a Twitter para relatar sus experiencias.

Espere

«Tengo suerte de estar vivo, me siento mareado y estoy temblando todavía», escribió @SirusTheVirus, quien se identifica como jugador Madden profesional. «No puedo creer que una bala golpeó la pared a mi lado… ver cuerpos en el piso… esto es una pesadilla total».

«Me llevaron al hospital», escribió otro jugador, @DubDotDUBBY. «Una bala me rozó la cabeza. Me siento bien, sólo tengo un rasguño en la cabeza. Trumatizado y devastado».

-«Epidemia nacional»-

Este es el último de los numerosos episodios de violencia armada que tienen lugar en Estados Unidos, donde la tenencia de armas se debate constantemente entre quienes piden un mayor control de su venta y quienes defienden su derecho constitucional a portarlas.

El 14 de febrero de este año, 17 personas murieron y otras 17 resultaron heridas en un tiroteo en una escuela secundaria en Parkland, al norte de Miami. La masacre, una de las peores de la historia moderna estadounidense, atizó la discusión con una renovada energía.

David Hogg, uno de los sobrevivientes de Parkland que lidera ahora un movimiento nacional contra las armas, participaba en una protesta frente a la sede de Smith and Wesson en Springfield, Massachusetts, cuando recibió noticias de la masacre.

«Sabremos que no habrá un cambio hasta que lo exijamos en noviembre y después», escribió Hogg, de 18 años, llamando a participar en las elecciones de noviembre para hacer contrapeso a los conservadores que apoyan a la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA, en inglés).

«La violencia armada es una epidemia nacional», escribió otra sobreviviente de Parkland, Delaney Tarr. (26/08/2018)

Comparte y opina:

Últimas Noticias