Mundo

lunes 18 ene 2021 | Actualizado a 20:12

Holanda lanza campaña de vacunación de COVID-19, el último país de la UE en hacerlo

La primera dosis de la vacuna Pfizer/BioNTech se administró a Sanna Elkadiri, una cuidadora de 39 años en un asilo de ancianos

La empleada holandesa de la residencia de ancianos Het Wereldhuis Sanna Elkadiri recibe la primera vacuna Pfizer en Veghel, Holanda

Por AFP

/ 6 de enero de 2021 / 10:48

Una trabajadora de salud recibió el miércoles la primera vacuna contra el COVID-19 en Holanda, el último país de la Unión Europea en lanzar su campaña de vacunación en medio de fuertes críticas por la lentitud del proceso.

 La primera dosis de la vacuna Pfizer/BioNTech se administró a Sanna Elkadiri, una cuidadora de 39 años en un asilo de ancianos, en un acto celebrado en la ciudad sureña de Veghel a la que asistieron funcionarios holandeses.  

El ministro de Salud, Hugo de Jonge, dijo a los periodistas que fue «un momento increíble». «Finalmente, después de diez meses (…), estamos empezando a poner fin a la crisis», dijo.

El gobierno holandés fue muy criticado por su lentitud en empezar el proceso de vacunación y el primer ministro, Mark Rutte, admitió esta semana que estaba «realmente decepcionado».  

El personal del hospital en contacto con los pacientes de covid-19 será el primero en recibir el tratamiento junto con los trabajadores de las residencias de ancianos del sur del país, indicaron las autoridades sanitarias.

Holanda es el último país de la UE en lanzar la campaña de vacunación, que comenzó el 27 de diciembre en los demás países, mientras que el Reino Unido comenzó a aplicar las dosis hace casi un mes. 

(06/01/2021)

Comparte y opina:

Agobiado por pandemia, Panamá usa hospital inconcluso de constructora de magnate mexicano

Panamá, con 4,2 millones de habitantes, es el país de Centroamérica con más contagios por COVID-19, con más de 298.000 casos acumulados y 4.787 muertos.

Por AFP

/ 18 de enero de 2021 / 19:23

Panamá habilitó este lunes un inconcluso y cuestionado hospital, construido por una empresa del magnate mexicano Carlos Slim, para atender enfermos de COVID-19, en medio de un repunte de contagios y una angustiosa espera por la vacuna del laboratorio Pfizer.

«Recibimos este edificio con todas las comodidades, con toda la tecnología y con 300 camas para atender a pacientes con covid-19», declaró el presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, durante el recorrido de inauguración. Además de las camas —85 para cuidados intensivos— las instalaciones tienen aparatos de ultrasonido portátiles, equipos de radiología convencional y consolas con acceso a oxígeno, según las autoridades.

El centro sanitario está ubicado en la denominada Ciudad de la Salud, un complejo hospitalario a las afueras de Ciudad de Panamá cuyas obras, salpicadas por presunta corrupción, fueron detenidas en 2015 por la empresa española Fomento de Construcciones y Contratas (FCC). Esta compañía, controlada por Slim, ganó en 2011 una licitación del seguro social por $us 554 millones para construir la obra.

El proyecto incluía 17 edificios con más de 1.700 camas, medio centenar de quirófanos y 300 consultorios en unos 220.000 metros cuadrados, pero los trabajos fueron suspendidos por presuntas irregularidades en la edificación y los materiales empleados. Por la paralización de la obra la compañía de Slim reclama ahora $us 125 millones y la finalización del contrato, pese a que aún falta un tercio de los trabajos.

Sin embargo, y pese a las disputas, la multinacional española permitió la habilitación de una parte del inconcluso hospital para atender a enfermos por COVID-19, según informó este lunes a la AFP el director de la Caja del Seguro Social, Enrique Lau.

En España, la justicia imputó a FCC por presuntamente pagar en Panamá sobornos por $us 82 millones en varios proyectos, incluida la Ciudad de la Salud.

A la espera de la vacuna

La habilitación del hospital se produjo en medio de la anunciada llegada de la vacuna del laboratorio Pfizer/BioNtech, con el que Panamá ha suscrito un contrato por $us 36 millones para recibir de manera escalonada 3 millones de dosis. Según el anuncio del gobierno, las primeras 40.000 dosis deben llegar esta semana.

«Después de casi 11 meses de pandemia estamos por recibir la vacuna. Nosotros estamos preparados para recibirla y comenzar el proceso de vacunar», pero todo está condicionado a la entrega por parte de los laboratorios, lamentó Cortizo este lunes.

En total, el país centroamericano espera contar con 5,5 millones de dosis de tres laboratorios distintos, por los que pagará $us 55 millones.

Panamá, con 4,2 millones de habitantes, es el país de Centroamérica con más contagios por COVID-19, con más de 298.000 casos acumulados y 4.787 muertos. En pleno rebrote de la pandemia, el país ha registrado en 45 días más de un tercio (125.000 casos) de los contagios acumulados y una tercera parte de las defunciones totales (más de 1.600).

Además, unas 51.000 personas se encuentran en aislamiento domiciliario y más de 2.600 están hospitalizadas, de las cuales 233 están en cuidados intensivos.

La situación ha provocado el colapso de morgues y hospitales, lo que ha obligado al gobierno a plantearse el alquilar de contenedores refrigerados para guardar muertos. Las autoridades también han tenido que habilitar diferentes infraestructuras, instalar hospitales de campaña y contratar médicos cubanos para atender a los enfermos.

Comparte y opina:

Brasil y Rusia lanzan vacunación masiva contra el COVID-19

Brasil empezó hoy la vacunación contra el coronavirus

Por AFP

/ 18 de enero de 2021 / 19:22

Brasil y Rusia lanzaron el lunes sus campañas nacionales de vacunación contra el covid 19 mientras varios países aceleran las suyas en una carrera en la que ya unos 40 millones de personas de todo el mundo recibieron sus primeras dosis.

Mientras la aparición de cepas más contagiosas del coronavirus preocupa a los gobiernos, las restricciones se multiplican en forma paralela a la vacunación, que está pareciendo muy desigual.

A este lunes, un recuento de la AFP muestra que al menos 60 países o territorios, que reúnen al 61% de la población del planeta, comenzaron a inmunizar a sus habitantes. Sin embargo, once países concentran el 60% de las dosis inyectadas.

Eso fue denunciado por el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Tedros Adhanom Ghebreyesus para quien el mundo tendría un «catastrófico fracaso moral» si los países ricos acaparan las vacunas en detrimento de los países pobres.

Brasil, uno de los países más castigados con la pandemia y que acumula unos 210.000 muertos, lanzó su campaña nacional de vacunación dos días antes de lo previsto debido a la presión de los gobernadores de los estados y, especialmente de Sao Paulo que empezó a vacunar el domingo.

En Rio de Janeiro, proporcionalmente el estado más afectado de Brasil, la vacunación inició a los pies de la emblemática estatua del Cristo Redentor. Los cariocas empezarán a recibir la primera dosis de la china CoronaVac, una de las dos autorizadas por Brasil, junto a la británica de AstraZeneca.

En el estado de Amazonas, azotado por una segunda ola que provocó un aumento de los muertos debido a la falta de oxígeno en los hospitales, las vacunas empezarán a llegar este lunes y las inyecciones deberían comenzar el martes.

Chile, que ha recibido tres cargamentos de la vacuna Pfizer/BioNtech, lanzó en la jornada la inmunización de la población en general, con prioridad en los mayores de 80 años y enfermos crónicos. Las vacunaciones habían empezado el 24 de diciembre para el personal afectado a la atención de lugares críticos.

Perú prolongó hasta el 31 la suspensión de todos los vuelos provenientes de Europa para evitar casos de las nuevas cepas.

El lanzamiento de la campaña en Brasil llega en momentos en que América Latina y el Caribe superaron los 550.000 muertos como consecuencia del nuevo coronavirus, según un balance establecido por AFP este lunes a partir de fuentes oficiales.

La región es la segunda más golpeada en número de decesos detrás de Europa (660.429).

Rusia en marcha

Rusia, donde la vacunación de maestros y personal sanitario dio sus primeros pasos en diciembre, inició este lunes una vacunación masiva con la esperanza de frenar al coronavirus sin volver a implantar nuevas órdenes de confinamiento.

«Anunciaron que podíamos vacunarnos sin registro previo. Entonces me vine de inmediato, dijo Valeri Krivteski, de 36 años, quien hacía fila en un centro montado en una lujosa tienda de la Plaza Roja de Moscú.

La semana pasada el presidente Vladimir Putin ordenó que toda la población (146 millones de personas) acceda a la vacuna nacional Sputnik V. En la prensa, expertos rusos pusieron en duda la capacidad de las autoridades para distribuir la vacuna en lugares alejados de los centros urbanos.

La vacunación se amplió también en Francia, donde la pandemia no cede e hizo que el gobierno adelantara el toque de queda a las 18 horas en todo el país.

Hasta ahora reservadas para personas consideradas prioritarias, entre ellos residentes de hogares de ancianos o personal sanitario, las inyecciones se extendieron este lunes a los mayores de 75 años.

Reino Unido, golpeado por una cepa del virus que es hasta 70% más contagiosa, según los expertos, decidió apresurar el lunes su campaña de vacunación.

Ahora la extendió a los mayores de 70 años y las autoridades obligan a quienes llegan del exterior a presentar un test negativo de covid 19 y someterse luego a una cuarentena.

Reticencia India

India, que empezó su campaña el sábado y espera vacunar a unos 300 millones de personas hasta julio, busca persuadir sobre la confiabilidad de la vacuna debido a que un tercio de las personas llamadas a recibir la primera dosis, no se presentó.

A la espera de que las vacunas den resultado, los gobiernos siguen imponiendo restricciones.

Austria extendió hasta el 8 de febrero su tercer confinamiento, iniciado en Navidad, y en Suiza se ordenó el teletrabajo desde el lunes en todos los ámbitos posibles y los comercios no esenciales están cerrados.

Australia anunció que considera mantener cerrado el acceso de extranjeros durante todo el año.

China y la OMS acusadas de lentitud

China, donde el virus apareció a finales de 2019, confinó el lunes otros tres millones de personas en el noreste de su territorio, después de haberse encontrado nuevos contagiados.

Pekín y la OMS son muy criticados por la propagación de la enfermedad que ya ha causado 2,03 millones de muertos en todo en mundo.

Un informe de expertos independientes que será presentado el martes a la OMS señala que «es evidente que las autoridades chinas nacionales y locales pudieron haber tomado medidas de salud pública más enérgicas en enero» de 2020.

Añade que «no se advierte claramente porqué (la OMS) no se reunió antes de la tercera semana de enero, ni porqué no pudo ponerse inmediatamente de acuerdo para lanzar una declaración de urgencia de salud pública de escala internacional».

Comparte y opina:

Brasil empieza a vacunar contra el COVID-19, presionado por segunda ola

Rio de Janeiro, el estado con la mayor tasa de muertes del país (151 cada 100.000 habitantes), vacunó a sus dos primeras ciudadanas -una enfermera y una residente de un asilo- bajo la icónica estatua del Cristo Redentor, al caer la tarde.

Una enfermera prepara una dosis de una vacuna contra COVID-19

Por AFP

/ 18 de enero de 2021 / 18:55

El gobierno brasileño adelantó para este lunes el lanzamiento de su campaña nacional de vacunación contra el coronavirus, después que el estado de Sao Paulo iniciara el domingo la inoculación sin esperar la orden de largada, en abierto desafío al presidente Jair Bolsonaro.

«Los gobernadores me solicitaron acelerar al máximo la distribución para que pudiesen empezar a vacunar hoy», dijo el ministro de Salud, Eduardo Pazuello, que preveía inicialmente un lanzamiento simultáneo en todos los estados el miércoles, con la vacuna china Coronavac aprobada para uso de emergencia.

Rio de Janeiro, el estado con la mayor tasa de muertes del país (151 cada 100.000 habitantes), vacunó a sus dos primeras ciudadanas -una enfermera y una residente de un asilo- bajo la icónica estatua del Cristo Redentor, al caer la tarde.

Otros estados como Goiás (centro-oeste) y Santa Catarina (sur) también iniciaron este lunes sus campañas.

El estado de Amazonas, golpeado por una segunda ola de la pandemia que provocó un aumento de muertes por falta de oxígeno y el desborde de los hospitales, esperaba recibir el cargamento al final del día y empezar a inmunizar el martes.

Pero quien obtuvo la foto para la Historia fue el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria -un probable adversario de Bolsonaro en las elecciones de 2022- quien inmediatamente después de la autorización de la Coronavac el domingo asistió a la inmunización de la enfermera negra Mônica Calazans, primera persona vacunada en Brasil.

Un centenar de personas fueron vacunadas ese mismo día y el proceso se prosiguió desde las primeras horas del lunes en el Hospital de Clínicas de la capital económica del país, centrada en los profesionales de salud.

«Estoy emocionada y me gustaría que todos los brasileños tuviesen ahora acceso a esta vacuna», dijo llorando a la AFP Katia Pereira, una enfermera de servicios infantiles, tras recibir el inmunizante.

La vacunación en Brasil, donde la pandemia ya dejó 210.000 muertos (un balance superado solo por Estados Unidos) arranca de todos modos con varias semanas de atraso respecto a los países más afectados, incluyendo algunos de la región como Argentina, México o Chile.

Bolsonaro: «La vacuna es de Brasil»

Pazuello criticó una «jugada de márketing» de Doria y Bolsonaro se indignó: «La vacuna es de Brasil y no de un gobernador», dijo a simpatizantes en Brasilia.

Doria pudo adelantarse porque el regulador sanitario (Anvisa) autorizó el domingo el uso de emergencia de 6 millones de dosis de la Coronavac, producida por el laboratorio chino Sinovac junto al Instituto Butantan, del estado de Sao Paulo.

Y el Butantan solicitó este lunes al regulador la autorización para utilizar un segundo lote ya disponible, de 4,8 millones de dosis.

Anvisa también autorizó el uso de dos millones de vacunas de la británica AstraZenevca/Oxford, en cooperación con la Fundación Fiocruz (del ministerio brasileño de Salud), por las que apostaba Bolsonaro, pero que aún deben llegar al país desde India, donde se fabrican.

Bolsonaro tuvo que resignarse así a adoptar un inmunizante al que llegó a referirse despectivamente como «la vacuna china de Doria».

La respuesta a la pandemia fue tema de polarización política desde el primer caso registrado en Brasil hace once meses, sembrando confusión en un país reputado por su extensa red de servicios públicos de salud y un histórico de campañas de vacunación exitosas.

Bolsonaro puso en duda la eficacia de las vacunas y ha estado sistemáticamente en contra de las restricciones impulsadas por los gobernadores para frenar los contagios, alegando la necesidad de evitar un derrumbe económico. Suele además circular en público sin mascarilla y preconiza un supuesto «tratamiento precoz» contra el virus, con medicamentos cuya eficacia no tiene comprobación científica.

La decisión de Anvisa «es una derrota para quienes pregonaban contra la vacuna (…), empezando por el presidente [Bolsonaro], que hablaba mal de la vacuna promovida por Butantan, como si fuese una disputa entre estados», dijo a la AFP el investigador Christovam Barcellos, de la fundación Oswaldo Cruz Fiocruz (Fiocruz).

«Esa competencia (…) es pésima, incluso porque puede provocar un alza de precios» de las vacunas, agregó Barcellos, quien espera que la fabricación de los inmunizantes en Brasil se inicie rápidamente.

Comparte y opina:

Brasil empieza a vacunar contra el COVID-19, presionado por segunda ola

En abierto desafío al presidente Jair Bolsonaro, gobernadores brasileños adelantaron a hoy el inicio de la vacunación, programada por el gobierno para el miércoles

Por AFP

/ 18 de enero de 2021 / 18:47

El gobierno brasileño adelantó para este lunes el lanzamiento de su campaña nacional de vacunación contra el coronavirus, después que el estado de Sao Paulo iniciara el domingo la inoculación sin esperar la orden de largada, en abierto desafío al presidente Jair Bolsonaro.

«Los gobernadores me solicitaron acelerar al máximo la distribución para que pudiesen empezar a vacunar hoy», dijo el ministro de Salud, Eduardo Pazuello, que preveía inicialmente un lanzamiento simultáneo en todos los estados el miércoles, con la vacuna china Coronavac aprobada para uso de emergencia.

Rio de Janeiro, el estado con la mayor tasa de muertes del país (151 cada 100.000 habitantes), vacunó a sus dos primeras ciudadanas —una enfermera y una residente de un asilo— bajo la icónica estatua del Cristo Redentor, al caer la tarde. Otros estados como Goiás (centro-oeste) y Santa Catarina (sur) también iniciaron este lunes sus campañas.

El estado de Amazonas, golpeado por una segunda ola de la pandemia que provocó un aumento de muertes por falta de oxígeno y el desborde de los hospitales, esperaba recibir el cargamento al final del día y empezar a inmunizar el martes. Pero quien obtuvo la foto para la Historia fue el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria —un probable adversario de Bolsonaro en las elecciones de 2022— quien inmediatamente después de la autorización de la Coronavac el domingo asistió a la inmunización de la enfermera negra Mônica Calazans, primera persona vacunada en Brasil.

Un centenar de personas fueron vacunadas ese mismo día y el proceso se prosiguió desde las primeras horas del lunes en el Hospital de Clínicas de la capital económica del país, centrada en los profesionales de salud.
«Estoy emocionada y me gustaría que todos los brasileños tuviesen ahora acceso a esta vacuna», dijo llorando a la AFP Katia Pereira, una enfermera de servicios infantiles, tras recibir el inmunizante.

La vacunación en Brasil, donde la pandemia ya dejó 210.000 muertos (un balance superado solo por Estados Unidos) arranca de todos modos con varias semanas de atraso respecto a los países más afectados, incluyendo algunos de la región como Argentina, México o Chile.

Bolsonaro: «La vacuna es de Brasil»

Pazuello criticó una «jugada de márketing» de Doria y Bolsonaro se indignó: «La vacuna es de Brasil y no de un gobernador», dijo a simpatizantes en Brasilia.

Doria pudo adelantarse porque el regulador sanitario (Anvisa) autorizó el domingo el uso de emergencia de 6 millones de dosis de la Coronavac, producida por el laboratorio chino Sinovac junto al Instituto Butantan, del estado de Sao Paulo. Y el Butantan solicitó este lunes al regulador la autorización para utilizar un segundo lote ya disponible, de 4,8 millones de dosis.

Anvisa también autorizó el uso de dos millones de vacunas de la británica AstraZenevca/Oxford, en cooperación con la Fundación Fiocruz (del ministerio brasileño de Salud), por las que apostaba Bolsonaro, pero que aún deben llegar al país desde India, donde se fabrican.

Bolsonaro tuvo que resignarse así a adoptar un inmunizante al que llegó a referirse despectivamente como «la vacuna china de Doria».

La respuesta a la pandemia fue tema de polarización política desde el primer caso registrado en Brasil hace once meses, sembrando confusión en un país reputado por su extensa red de servicios públicos de salud y un histórico de campañas de vacunación exitosas.

Bolsonaro puso en duda la eficacia de las vacunas y ha estado sistemáticamente en contra de las restricciones impulsadas por los gobernadores para frenar los contagios, alegando la necesidad de evitar un derrumbe económico. Suele además circular en público sin mascarilla y preconiza un supuesto «tratamiento precoz» contra el virus, con medicamentos cuya eficacia no tiene comprobación científica.

La decisión de Anvisa «es una derrota para quienes pregonaban contra la vacuna (…), empezando por el presidente [Bolsonaro], que hablaba mal de la vacuna promovida por Butantan, como si fuese una disputa entre estados», dijo a la AFP el investigador Christovam Barcellos, de la fundación Oswaldo Cruz Fiocruz (Fiocruz).

«Esa competencia (…) es pésima, incluso porque puede provocar un alza de precios» de las vacunas, agregó Barcellos, quien espera que la fabricación de los inmunizantes en Brasil se inicie rápidamente.

Comparte y opina:

Lima cumple 486 años sin celebraciones por pandemia de coronavirus

Lima fue fundada el 18 de enero de 1535 por Francisco Pizarro sobre predios de un cacique indígena, pero hace años que las autoridades evitan homenajear al conquistador español.

Por AFP

/ 18 de enero de 2021 / 18:03

Lima cumple este lunes 486 años, aniversario que conmemora con ceremonias sin público y conciertos virtuales por la ola de contagios que se producen en el país por la segunda ola de la pandemia del coronavirus.

«Es una época distinta, en la que estamos en medio de una pandemia. Más que una celebración, es una conmemoración, pero con la alegría y el orgullo de sentirnos limeños», dijo a la prensa el alcalde de Lima, Jorge Muñoz tras una ceremonia en la plaza de Armas, sin público.

«Tenemos el compromiso de poner el máximo esfuerzo en todos los aspectos para sacar adelante la ciudad y colaborar intensamente en la lucha contra el Covid-19», indicó Muñoz.

En la plaza de Armas y en la cercana Alameda Chabuca Granda, cerca del Palacio de Pizarro, la casa de gobierno, todos los años se realizaban ferias gastronómicas y multitudinarios conciertos.

Con la pandemia todas las actividades que aglomeren a personas quedaron suspendidas para evitar nuevos contagios.

La Municipalidad de Lima organizó conciertos virtuales el domingo que fueron difundidos en las redes sociales para que los limeños no salgan de sus casas.

El gobierno admitió que el país atraviesa una segunda ola de la pandemia con un sostenido incremento de muertes y nuevos contagios.

El sábado, la cifra de fallecidos superó los 116 en un día y los contagios llegaron a los 4.500.

El país sudamericano es uno de los más afectados de la región por la pandemia, con más de 38.871 muertos y 1.064.909 contagios hasta el domingo.

Lima fue fundada el 18 de enero de 1535 por Francisco Pizarro sobre predios de un cacique indígena, pero hace años que las autoridades evitan homenajear al conquistador español.

Hace medio siglo que el conquistador se considera un personaje controvertido, con la revalorización del imperio inca y los pueblos nativos.

Lima, capital virreinal en los siglos XVI-XIX, fue durante la colonia la principal ciudad de Sudamérica, y Perú fue el último bastión español en la región.

La capital tiene ahora 10 millones de habitantes, de los cuales el 72% considera que la delincuencia e inseguridad es su principal problema, según sondeos.

Comparte y opina:

Últimas Noticias