Mundo

miércoles 20 ene 2021 | Actualizado a 08:04

Uruguay prorroga restricciones de ingreso al país hasta el 30 de enero

Hasta el 16 de diciembre, cuando se anunciaron nuevas restricciones de ingreso, el país permitía la entrada desde el extranjero a uruguayos, residentes o por temas laborales o familiares, entre algunas otras excepciones.

El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, durante una reunión de gabinete.

Por AFP

/ 6 de enero de 2021 / 21:52

Luis Lacalle Pou

«Lamentablemente, y muy a nuestro pesar, vamos a seguir con las fronteras cerradas durante 20 días más», dijo el mandatario en conferencia de prensa, al explicar sobre la extensión de la medida que en principio regía hasta el 10 de enero.

«Seguramente vamos a hacer una evaluación dentro de 10 días», agregó.

Hasta el 16 de diciembre, cuando se anunciaron nuevas restricciones de ingreso, el país permitía la entrada desde el extranjero a uruguayos, residentes o por temas laborales o familiares, entre algunas otras excepciones.

Pero el gobierno decidió endurecer el cierre de fronteras ante el exponencial aumento de casos del nuevo coronavirus.

No obstante, Lacalle flexibilizó otras medidas tomadas el último mes de 2020, como la posibilidad de extender dos horas, hasta las 02.00, el horario de cierre de bares y restaurantes, sujeto a análisis de cada departamento.

De la misma manera, el gobierno autorizó el regreso de los espectáculos públicos «con un aforo mínimo para no perder la temporada estival», así como de los espectáculos deportivos, aunque éstos últimos seguirán sin público.

Lacalle volvió a hacer hincapié en la exhortación al teletrabajo y aclaró que sigue vigente la reglamentación del derecho de reunión para evitar aglomeraciones.

Uruguay fue durante la mayor parte de 2020 un país modelo en el control de la pandemia, pero en noviembre entró en un crecimiento exponencial de los casos de covid-19. Actualmente suma 23.048 contagios y 221 muertes por la enfermedad en una población de 3,4 millones de personas.

Este miércoles registró 946 nuevos contagios, el dato más elevado desde que comenzó la emergencia sanitaria, y cuatro fallecimientos.

Comparte y opina:

Sale Trump, entra Biden: EEUU abre un nuevo capítulo

La jornada quedará inscrita en los libros de historia, en particular por el ascenso, por primera vez, de una mujer a la vicepresidencia

Un nuevo episodio en la historia de EEUU con la toma de posesión de Joe Biden

Por AFP

/ 20 de enero de 2021 / 07:56

Estados Unidos pasa la página finalmente este miércoles con la toma de posesión de Joe Biden, que llega a la Casa Blanca presentándose como un unificador de un país dividido, sacudido y maltrecho tras cuatro años de presidencia de Donald Trump.

Aunque a último minuto le deseo buena suerte a su sucesor en un mensaje de video, el temperamental millonario nunca lo felicitó y, en un hecho sin precedentes en 150 años, faltará a su ceremonia de investidura en Washington ya que partirá a Florida horas antes.

Barack Obama, George W. Bush y Bill Clinton estarán, en cambio, en primera fila de ese momento bisagra de la democracia estadounidense previsto para las 12.00 (13.00 Bolivia) bajo un impresionante despliegue de seguridad que ha tornado irreconocible a la capital federal.

La jornada quedará inscrita en los libros de historia, en particular por el ascenso, por primera vez, de una mujer a la vicepresidencia de la primera potencia mundial. Kamala Harris, de 56 años, será también la primera persona negra, y de origen indio, en ocupar esa posición.

En el final de un mandato marcado por una avalancha de escándalos y dos «impeachments», Donald Trump deja el poder en su nivel más bajo de popularidad, abandonado por una parte de su bando horrorizado por los hechos de violencia en el Capitolio el 6 de enero, de los cuales lo acusan de incitar.

Luego de una breve ceremonia en la base militar Andrews, en las afueras de Washington, abordará por última vez el Air Force One para ir a su club de golf Mar a Lago, en Florida, donde comenzará su vida de expresidente.

En una de sus últimas decisiones en el cargo, Donald Trump otorgó el martes un amparo de deportación por 18 meses (DED) a los venezolanos que se encuentren actualmente en territorio estadounidense afectados por «la situación de deterioro» provocada por el «gobierno autocrático» de Caracas.

También indultó a 73 personas, entre ellas a su exconsejero Steve Bannon, aunque la lista no incluye a Trump ni ninguno de sus hijos, derrumbando las especulaciones ventiladas en los últimos días por medios estadounidenses.

Biden marca el contraste

Joe Biden, que llega al poder con 78 años tras medio siglo en política, buscar marcar desde el primer día el contraste, tanto en la forma como en el fondo, con el exempresario neoyorquino de bienes raíces.

En un momento de fuerte simbolismo, Mitch McConnell, jefe de los republicanos en el Senado, estará junto a Biden, durante una misa en la catedral St. Matthews en la mañana.

Clima, inmigraciones, relaciones exteriores: en su primeras horas en el Despacho Oval, Joe Biden firmará una serie de decretos que marcarán una ruptura con el gobierno anterior.

La noche del martes, poco después de su llegada a Washington, rindió homenaje, en una ceremonia solemne», a las víctimas del covid-19, en un visible contraste con Donald Trump que durante meses intentó minimizar el impacto de una pandemia que ha arrebatado más de 400.000 vidas estadounidenses.

«A veces es difícil recordar. Pero esa es la forma de sanar. Es importante que hagamos eso como país», indicó Biden en un breve y sombrío discurso ante el imponente monumento a Abraham Lincoln.

Acompañado de su esposa Jill, y de Harris, la ex mano derecha de Barack Obama luego permaneció de pie, mientras sonaba la canción «Hallelujah» de Leonard Cohen, ante 400 velas iluminadas alrededor del estanque rectangular en el que se reflejaba el icónico obelisco de la ciudad, un monumento a George Washington.

Banderas en vez de multitudes

Biden asume las riendas de un país en un clima muy particular, bajo el efecto combinado de la epidemia de covid-19 y del traumatismo aún fresco por el asalto de cientos de simpatizantes de Trump, incitados por él, al Capitolio, que dejó cinco muertos.

Las medidas de seguridad alrededor de la ceremonia son excepcionales. Unos 25.000 miembros de la Guardia Nacional y miles de policías de todo el país serán desplegados. En señal de la tensión reinante doce de ellos fueron descartadas del dispositivo de seguridad en el marco de una investigación por eventuales lazos con grupos extremistas, indicó el martes el Pentágono.

Sin las multitudes que tradicionalmente llenaban la enorme explanada del «National Mall» para ver a su nuevo presidente, Biden tendrá ante sí más de 190.000 banderas plantadas para representar al público ausente.

Muros elevados, a veces coronados con alambres de púas, protegen la «zona roja», entre la colina del Capitolio y la Casa Blanca.

Mientras tanto, el martes empezó el proceso de confirmación en el Senado de los ministros designados por el presidente electo, paso necesario para que el gobierno tome forma y comience su marcha ante las numerosas crisis que enfrenta Estados Unidos.

El futuro secretario de Estado, Antony Blinken, prometió romper con cuatro años de unilateralismo y «redinamizar» las alianzas amenazadas durante el gobierno de Donald Trump.   Pero el próximo jefe de la diplomacia estadounidense también dijo que el republicano «tenía razón al asumir una posición más firme ante China».

La candidata a secretario del Tesoro, Janet Yellen, llamó a responder con amplitud a la crisis económica provocada por la pandemia, abogando por más gasto y dejando de lado por el momento las preocupaciones por el déficit fiscal.

(20/01/2021)

Comparte y opina:

Biden comienza su gobierno con decretos sobre el clima, migración y COVID-19

Con 17 decretos para revertir políticas que marcaron la gestión de su predecesor, Donald Trump, entre ellas el retorno al acuerdo de París sobre el clima

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, llora mientras habla en el Centro de Reserva de la Guardia Nacional Major Joseph R.

Por AFP

/ 20 de enero de 2021 / 07:39

Joe Biden marcará su entrada a la Casa Blanca en Washington este miércoles con 17 decretos para revertir políticas que marcaron la gestión de su predecesor, Donald Trump, entre ellas el retorno al acuerdo de París sobre el clima y la anulación de la decisión de dejar la OMS y cambios migratorios.

Un hito en este cambio de folio es que el inmunólogo Anthony Fauci va a intervenir en nombre de Estados Unidos en una reunión del Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el jueves, explicó a los periodistas Jeff Zients, encargado de la respuesta a la pandemia del nuevo gobierno que asume este miércoles.  

Para limitar la propagación del virus -que ha dejado más de 400.000 muertos en el país- el presidente va a firmar un decreto para que sea obligatorio el uso de mascarillas en los edificios federales y para los empleados del gobierno central.  

Para paliar los efectos de la crisis inducida por la pandemia, Biden prevé una moratoria contra los desalojos y un congelamiento de los préstamos estudiantiles federales.  

Para el demócrata, la lucha contra el calentamiento climático es otra prioridad de su mandato y recién llegado a su despacho va a enviar un correo a la ONU para que Estados Unidos pueda volver en un mes al Acuerdo de París contra el calentamiento global, agregó Gina McCarthy, responsable de este asunto en el nuevo gabinete.  

Biden también quiere revertir una serie de medidas de desregulación ambiental tomadas por el gobierno republicano. Entre ellas va a revocar la autorización para el controvertido oleoducto de Keystone XL, que une Estados Unidos y Canadá.

(20/01/2021)

Comparte y opina:

Búsqueda desesperada de oxígeno en Manaos para salvar a pacientes en casa

En capital del estado de Amazonas la tasa de óbitos aumentó en los últimos días de 142 a 187 por 100.000 habitantes.

El servicio de emergencia en Manaos recoge a una enferma

Por AFP

/ 20 de enero de 2021 / 02:06

Habitantes de Manaos peregrinan en busca de oxígeno para improvisar unidades de cuidados intensivos en casa, donde creen que sus seres queridos tienen más chances de sobrevivir que en los hospitales de la capital de la Amazonía brasileña, desbordados por una segunda ola de COVID-19.

«Todos aquí tienen un familiar tratándose en casa. Prefieren eso a dejarlos morir en los hospitales», dice Fernando Marcelino mientras señala a decenas de personas que, como él, esperan bajo un calor de 30º y desde hace más de doce horas una carga de oxígeno en un punto de venta de ese nuevo mercado.

Muchos pacientes hospitalizados, no solo por el nuevo coronavirus, murieron en las últimas semanas por la escasez de oxígeno, sumiendo en la pesadilla a una de las ciudades que había sido una de las más golpeadas por la primera ola de la pandemia, que ya dejó 210.000 muertos en Brasil.

Amazonas, estado en el que recientemente se ha encontrado una nueva cepa del coronavirus que se sospecha es más contagiosa, es proporcionalmente el segundo de los 27 estados brasileños más afectado, con 149 muertos por 100.000 habitantes.

En su capital, Manaos (2,2 millones de habitantes), la tasa de óbitos aumentó en los últimos días de 142 a 187 por 100.000 habitantes.

El gobierno, acusado de pasividad ante la catástrofe, acelera desde el fin de semana los envíos de oxígeno a esta ciudad conectada con el resto de Brasil principalmente por vía aérea o fluvial. Y ayuda a evacuar pacientes hacia otros estados.

«El oxígeno está llegando, pero no sabemos cuánto va a durar», explica Marcelino, protegido con doble mascarilla, guantes y lentes.

Este pastor evangélico supo a través de conocidos que una empresa en la zona industrial vendía oxígeno a quien tuviese cilindros, para llenarlos por entre 300 y 600 reales (USD 57 a 114), según el tamaño.

Decenas de carros se alinean en la estrecha calle a las afueras de la ciudad.

Una persona muestra a la AFP videos filmados en un hospital público, donde tiene internado a un familiar. «Esto es inhumano», dice, señalando la pantalla del teléfono donde se ven pacientes en camas alineadas en los pasillos. 

«El sábado fue nuestro peor momento, porque el oxígeno se estaba acabando», cuenta Roberto Freitas, un administrador de obras de 32 años, que durante dos días buscó desesperadamente una recarga para el padre de su cuñada.

Un empleado de la alcaldía «me dijo que el oxígeno no llegaría y que podía contratar un camión frigorífico (para el cuerpo). Tú no sabes qué pensar, sólo lo peor, es sólo llorar», afirma.

Tras conseguir una pequeña recarga, se enteró por vecinos de que una empresa suministraba oxígeno y se colocó en la fila de madrugada.

Freitas también teme por su padre, que muestra síntomas de la enfermedad, pero a quien no quiere internar porque «no hay hospital con estructura», apunta.

Habla con tanta propiedad sobre el manejo del oxígeno que parece un profesional de la salud, con conocimientos adquiridos en conversaciones por internet o en consultas con un médico amigo.

«Nos estamos volviendo médicos, es lo que nos toca», explica.

En Manaos, hasta el personal de los hospitales teme ser tratado en el lugar. Luciana, una enfermera de 26 años que esperó por un cilindro de oxígeno durante todo el día, no ve la hora de sacar a una colega del principal centro especializado en COVID-19.

«Empezó a tener síntomas durante la semana, conseguimos estabilizarla en casa pero se nos acababa el oxígeno y tuvimos que internarla», cuenta la joven, que no tuvo tiempo de quitarse el uniforme azul.

«Tenemos miedo de que se contagie de otras infecciones, es más seguro en casa porque en el hospital hay muchas bacterias y hongos», agrega, e interrumpe la conversación al escuchar que alguien con un megáfono grita nombres.

Luciana se acerca a la barrera de metal donde todos se agolpan. La policía custodia el lugar. Cuando los primeros en la fila cargan al hombro sus cilindros, ya es de noche en Manaos.

Los demás siguen aguardando, inmóviles. Fábio Costa, que llegó al mediodía, sabe que demorará en irse pero no teme ser multado por incumplir el toque de queda decretado a partir de las 19H00 para evitar la propagación del coronavirus: «Lo que me asusta es no llevar ese oxígeno hoy», afirma. (20/01/2021)

Comparte y opina:

OMS: La cepa británica del coronavirus está presente en al menos 60 países y territorios

La variante se considera entre un 50 y 70% más contagiosa que el nuevo coronavirus original.

A man wearing personal protective equipment (PPE) prepares to spray disinfectant around Klong Toey fresh market after it was temporarily shut down due to several vendors testing positive for the Covid-19 novel coronavirus, in Bangkok on January 14, 2021. (Photo by Lillian SUWANRUMPHA / AFP)

Por AFP

/ 20 de enero de 2021 / 01:50

La variante británica del coronavirus continúa propagándose por todo el mundo y la semana pasada estaba presente en 60 países y territorios, es decir 10 más que el 12 de enero, informó este miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La cepa sudafricana que, al igual que la británica, es mucho más contagiosa que el virus SARS-CoV-2 original, se propaga más lentamente y está presente en 23 países y territorios, o sea tres más que el 12 de enero, precisa la OMS en su revisión epidemiológica semanal.

La OMS también afirma que sigue la propagación de las dos otras variantes surgidas en Brasil, el P1, que apareció en el estado de Amazonas y también se detectó en Japón en 4 personas llegadas de Brasil, y otra cepa.

«Actualmente hay poca información disponible para evaluar si estas nuevas variantes modifican la transmisibilidad o la gravedad», señala la agencia de la ONU, pero subraya que sus características genéticas similares a las variantes británica y sudafricana hacen que se necesiten estudios adicionales.

La variante británica de la que se informó a mediados de diciembre a la OMS se considera entre un 50 y 70% más contagiosa que el nuevo coronavirus original. Está presente en las 6 zonas geográficas de la OMS, mientras que la sudafricana solo se halla en 4 de ellas, recalcó la organización sin especificar cuáles.

Estas dos variantes, mucho más contagiosas, no son a priori más peligrosas, según el estado actual de la investigación, pero como las personas pueden caer enfermas con más facilidad, aumenta la presión sobre los sistemas sanitarios, que en algunos países como Reino Unido o Estados Unidos a veces están desbordados.

También se plantea el tema de la eficacia de las vacunas contra estas nuevas variantes, pero hasta ahora nada demuestra que los productos utilizados sean menos eficaces.

Además, los laboratorios han asegurado que pueden proporcionar rápidamente nuevas versiones de su vacuna si fuera necesario.

La pandemia del nuevo coronavirus ha causado más de 2 millones de muertos. La OMS afirma que el número de fallecimientos aumentó un 9% en la semana que terminó el 17 de enero con relación a la semana anterior, alcanzando un récord de 93.000 muertes. (20/01/2021)

Comparte y opina:

EEUU concentra la atención mundial, conozca los momentos clave de la investidura de Biden

El presidente electo llegará en caravana al Capitolio para la ceremonia de investidura que comenzará a las 11.00 en un escenario montado frente a la vasta explanada del National Mall.

Por AFP

/ 20 de enero de 2021 / 01:46

Joe Biden asumirá como el 46º presidente de Estados Unidos este miércoles en Washington, una jornada histórica con un protocolo estricto, que tendrá su punto alto al mediodía, cuando jure en el Capitolio.

Noche en la Blair House

El presidente electo, de 78 años, y su esposa Jill pasaron la noche del martes en la Blair House, la residencia oficial para los invitados extranjeros del presidente de Estados Unidos, situada frente a la Casa Blanca en los alrededores de la plaza Lafayette.

Oficio religioso

En la mañana de este miércoles, Biden asistirá a una misa en la catedral de San Mateo, patrono de los funcionarios, en Washington.

Católico practicante, el mandatario electo invitó a los líderes del Congreso a que lo acompañen.

Así que estarán la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, el líder demócrata del Senado Chuck Schumer, y los líderes republicanos de ambas cámaras, Kevin McCarthy y Mitch McConnell.

Esta misa «es una parte importante del respeto a la tradición», explicó a la cadena CNN el senador Chris Coons, cercano a Biden.

Juramento

El presidente electo llegará en caravana al Capitolio para la ceremonia de investidura que comenzará a las 11.00 en un escenario montado frente a la vasta explanada del National Mall.

La estrella pop Lady Gaga entonará el himno nacional y su colega Jennifer Lopez brindará un «espectáculo musical».

Biden y su vicepresidenta Kamala Harris jurarán sus cargos desde las 12.00 y luego el ya presidente ofrecerá su discurso inaugural, en el que expresará su visión para «vencer la pandemia, reconstruir, unificar y sanar la nación», de acuerdo al comité organizador.

Ofrenda en Arlington

A primera hora de la tarde, Biden viajará al Cementerio Nacional de Arlington, no muy lejos del Capitolio, para depositar una ofrenda floral en la tumba del Soldado Desconocido, junto con los expresidentes Barack Obama, George W. Bush y Bill Clinton y sus esposas. Regresará en caravana hacia la Casa Blanca.

Entrada a pie

El convoy debe detenerse a unas decenas de metros de la Casa Blanca para que Biden ingrese a pie, rodeado de una escolta militar.

Se espera que poco después firme sus primeros decretos presidenciales.

Velada en televisión

Biden y Harris se dirigirán a la nación durante un programa especial de televisión que será presentado por el actor Tom Hanks y transmitido en los principales canales estadounidenses a partir de las 20.30 locales.

Titulado Para Celebrar Estados Unidos, contará con muchos invitados musicales como Jon Bon Jovi, Foo Fighters, John Legend, Demi Lovato, Bruce Springsteen, Justin Timberlake y Luis Fonsi, entre otros.

(20/01/2021)

Comparte y opina: