Mundo

miércoles 20 ene 2021 | Actualizado a 19:42

A 12 días del fin de su mandato, Trump tiene varias opciones

Una acusación por "incitación a la insurgencia" podría presentarse en el pleno de la Cámara de Representantes el lunes, según los medios.

Donald Trump

/ 8 de enero de 2021 / 22:48

¿Ser destituido, renunciar, ser discreto o liberarse de todas las convenciones? Varios escenarios emergen para los últimos 12 días del mandato de Donald Trump después de la invasión de sus partidarios en el Capitolio.

«íEstás despedido!»

Demócratas, columnistas e incluso algunas voces republicanas quieren despedir de inmediato al presidente Donald Trump, quien, como presentador de un «reality», le gustaba lanzar a los concursantes: «íEstás despedido!».

Instan al vicepresidente Mike Pence a activar la 25ª enmienda de la Constitución, que permite que un presidente considerado «no apto» para cumplir sus funciones sea destituido.

Sin embargo, el leal vicepresidente Mike Pence no está a favor, según los medios estadounidenses.

Para actuar, también necesitaría el apoyo de la mayoría de los miembros del gabinete, lo que parece imposible, especialmente después de la salida de dos secretarias debido a la violencia del miércoles pasado.

Un segundo juicio político

Si Mike Pence no actúa, el Congreso iniciará nuevos procedimientos para un juicio político, tal como han anunciado líderes demócratas.

Una acusación por «incitación a la insurgencia» podría presentarse en el pleno de la Cámara de Representantes el lunes, según los medios.

Para destituir a Donald Trump, tendría que ser declarado culpable por dos tercios del Senado, lo que es muy cuesta arriba antes de que Joe Biden preste juramento el 20 de enero.

El hecho es que un segundo «juicio político», tras el fracaso del primero a principios de 2020, dejaría una marca indeleble en su historial: ningún presidente estadounidense ha sufrido este deshonor.

Renuncia

El Wall Street Journal, propiedad del magnate Rupert Murdoch, aliado de Donald Trump, le pidió que «asuma la responsabilidad personal y dimita».

«Es mejor para todos, incluido él mismo, si se va en silencio», escribieron sus columnistas.

«Quiero que renuncie. Quiero que se vaya. Ha causado bastante daño», dijo la senadora republicana Lisa Murkowski, una moderada, en una entrevista con Anchorage Daily News.

«Es lo correcto, pero no estoy segura de que sea capaz de hacer lo correcto», agregó.

A pesar de su cambio de tono el jueves, el presidente no hizo la conexión entre sus ardientes llamamientos a sus partidarios y la turba que luego asaltó el Congreso.

Poco inclinado a la autocrítica, sería sorprendente que siguiera el consejo de Murkowski.

Vacaciones en Florida

Aquellos a quienes todavía escucha «deberían decirle al presidente Trump que se vaya de la ciudad: tome el Air Force One, vaya a Mar-a-Lago y quédese allí», dijo el exsecretario de Seguridad Nacional de Barack Obama, Jeh Johnson, a la cadena NPR, citando la residencia del mandatario en Florida.

«Cuanto menos haga el presidente durante los próximos doce días, mejor será», dijo también el senador republicano Ben Sasse en la misma radio.

Entusiasta del golf, Donald Trump posee muchas propiedades en Florida, Virginia, pero también en Escocia, donde ya ha pasado mucho tiempo durante su presidencia. Podría ir allí de nuevo.

El presidente saliente también se ha visto privado de su segunda ocupación favorita desde el viernes: tuitear. La plataforma ha anunciado que suspendió su cuenta de manera permanente.

Huida hacia adelante

Donald Trump, quien antes de estos eventos había mencionado la posibilidad de una nueva candidatura presidencial en 2024, puede que no se haya rendido.

Entonces podría verse tentado a utilizar los últimos días de su mandato para solidificar su base electoral.

A pesar de sus promesas de garantizar una transición «sin problemas», anunció que no asistirá a la ceremonia de investidura de su sucesor, algo inaudito desde 1869.

Según informes de los medios de prensa, prepara una visita a la frontera sur la próxima semana para elogiar su firmeza en la política migratoria.

También consideraría dar una entrevista de fin de período que, sin un guión, podría reflejar sus diatribas y teorías conspirativas habituales.

Según varios medios, también ha preguntado en las últimas semanas a sus asesores sobre la posibilidad de concederse un indulto presidencial.

Comparte y opina:

Corte Suprema de EEUU comienza audiencia histórica sobre derechos de gays y transgénero

El gobierno de Donald Trump -que llegó al poder con el apoyo de la derecha religiosa- apoya a los empleadores, amparándose en una interpretación estricta de una ley federal de 1964 que prohíbe, entre otras, la discriminación "en base al sexo".

Protestas en Washington. Foto: Internet

/ 8 de octubre de 2019 / 18:08

Los nueve jueces de la Corte Suprema de Estados Unidos comenzaron a analizar este martes un caso sobre el derecho a despedir a un empleado homosexual o transgénero, una audiencia histórica sobre una cuestión que genera profundas divisiones en la sociedad.

El gobierno de Donald Trump -que llegó al poder con el apoyo de la derecha religiosa- apoya a los empleadores, amparándose en una interpretación estricta de una ley federal de 1964 que prohíbe, entre otras, la discriminación "en base al sexo".

"El 'sexo' se refiere aquí a si naciste mujer u hombre, no a tu orientación sexual o identidad de género", argumentó el representante legal del gobierno ante la Corte Suprema, Noel Francisco, quien considera que es competencia del Congreso y no de la justicia actualizar la ley.

Sin embargo, los derechos de las minorías han registrado avances gracias a los tribunales. Un ejemplo es la legalización del matrimonio gay en Estados Unidos tras un pronunciamiento de la Corte Suprema en 2015.

"Este es un tema muy importante, estamos hablando de un millones y millones de personas que van al trabajo todos los días con miedo de ser despedidos", dijo al final de la audiencia Gerald Bostock, uno de los afectados cuyo caso llegó al máximo tribunal.

Bostock era un trabajador social del estado de Georgia hasta que fue despedido tras incorporarse a un equipo deportivo gay.

La Corte Suprema también analizará el caso Donald Zarda, un instructor de paracaidismo de Nueva York que fue despedido luego de bromear con una clienta -que iba a saltar amarrada a él con un arnés- sobre que era homosexual.

Zarda murió en un accidente en 2014, pero su familia ha continuado la disputa legal.

El despido de Zarda fue anulado por la justicia, pero el de Bostock se ratificó en un tribunal. Esa diferencia de interpretación de la ley justifica la intervención de la Corte Suprema.

El martes por la mañana, un centenar de personas se reunieron delante de la Corte Suprema en Washington en apoyo a los derechos de las minorías, grupo al que se sumó la actriz transgénero Laverne Cox.

"Espero que sin importar lo que decidan los jueces, los estadounidenses sepan que no está bien discriminar a alguien simplemente por ser como es", dijo la actriz de la serie "Orange is the New Black".

"Ya fue suficiente"

Los nueve magistrados examinarán por primera vez el caso de una persona transgénero.

Aimee Stephens, registrada como hombre al nacer, trabajó durante seis años en una casa funeraria de Detroit, estado de Michigan. Dos semanas después de anunciar a su jefe su decisión de asumir su identidad femenina, éste le contestó: "Esto no va a funcionar".

El propietario de la funeraria, Thomas Rost, quien se describe como un "ferviente cristiano", alega que su decisión se basa en la defensa de sus valores y en la necesidad de "evitar todo lo que pueda molestar" al luto de sus clientes.

"Es tiempo de que alguien se levante y diga que ya fue suficiente", dijo la mujer que se mueve en silla de ruedas por una avanzada insuficiencia renal.

"Estamos luchando por toda la gente que vemos aquí", dijo a la AFP.

Más de 200 empresas

Los cuatro magistrados progresistas parecían inclinados a interpretar de una manera extensiva la ley de 1964 sobre la discriminación, pero los jueces conservadores se expresaron más cerca de la posición del gobierno y a favor de los empleadores.

Desde la histórica decisión sobre el matrimonio homosexual, la Corte se ha inclinado hacia el conservadurismo, con la llegada de los jueces nominados por Trump.

En junio de 2018, el tribunal respaldó a un pastelero cristiano que se negó a preparar una torta de casamiento para una pareja homosexual alegando que iba en contra de su fe.

Bernie Sanders, que lucha en las primarias demócratas para las elecciones de 2020, dijo que si la "Corte Suprema quiere estar en el lado correcto de la historia", entonces "debe reconocer que las personas trasngénero tienen los mismos derechos civiles y humanos que todo el resto".

Unas 200 grandes empresas, incluyendo a Apple, General Motors o Walt Disney también se expresaron a favor de los empleados. (08/10/2019)

Comparte y opina: