Mundo

lunes 18 ene 2021 | Actualizado a 19:05

Kim Jong Un, nombrado secretario general del partido en el poder en Corea del Norte (KCNA)

El líder norcoreano Kim Jong Un (C) en el 8 ° Congreso del Partido de los Trabajadores de Corea (WPK) en Pyongyang

Por AFP

/ 11 de enero de 2021 / 08:34

El líder norcoreano, Kim Jong Un, ha sido elegido secretario general del gobernante Partido de los Trabajadores, del que hasta ahora era presidente, un cambio que refleja su voluntad de reforzar su poder, según los analistas.   El país, muy afectado por las sanciones internacionales y más aislado que nunca debido a la pandemia del coronavirus, atraviesa apuros económicos.

El líder norcoreano fue elegido el domingo «por unanimidad» secretario general del partido, informó la agencia oficial norcoreana KCNA.

Hace cinco años, en el último congreso del Partido de los Trabajadores de Corea (WPK), Kim fue elegido presidente de la formación.

En aquel entonces esto se interpretó como un intento por consolidar la estatura de líder, que heredó el poder a la muerte de su padre en diciembre de 2011.

El octavo congreso del Partido de los Trabajadores de Corea (WPK), que se inauguró el 5 de enero en Pyongyang, restableció la secretaría, abandonada en 2016.

«Todos los delegados expresaron su total apoyo» con una salva de aplausos, añadió la agencia.

Este cambio de título se produce cuando Kim Jong Un se comprometió el miércoles durante el congreso a fortalecer las capacidades defensivas del país, que ya es una potencia nuclear. En una declaración provocadora, también afirmó que Estados Unidos es el «mayor enemigo» de su país.

Nueva imagen

En el congreso Kim también constató el fracaso de la política económica oficial y reconoció que entre «casi todos los sectores» muy pocos habían alcanzado sus objetivos.

Según los expertos, los nuevos títulos y funciones tienen un alcance altamente simbólico.

El cambio de título «es otra forma indirecta de reconocer que los planes introducidos en 2016, como el nuevo sistema de presidente, realmente no funcionaron», comentó Ahn Chan-il, un tránsfuga norcoreano convertido en investigador del Instituto Mundial de Estudios Norcoreanos de Seúl.

«Kim quería dar una nueva imagen (…) diferente de la de su padre – convirtiéndose en ‘presidente’ – pero parece que siente la necesidad de recalcar su vínculo con su padre para consolidar su liderazgo en estos tiempos difíciles», explicó.

El padre de Kim, Ki Jong Il, fallecido en 2011, siguió siendo el secretario general eterno del partido, mientras que su abuelo, Kim Il Sung, fundador de Corea del Norte y muerto en 1994, es el presidente eterno del país.

El congreso tiene como objetivo reforzar la autoridad del régimen. Los expertos en Corea del Norte lo siguen de cerca en busca de posibles señales de cambio en la política de uno de los países más cerrados del mundo.

¿Desfile militar?  

El congreso del Partido de los Trabajadores también nombró una nueva oficina política en la que no figura Kim Yo Jong, hermana y consejera de Kim.

No aparece en las listas de personas designadas para el comité central del partido, del que hasta entonces era miembro suplente, lo que parece un revés para quien había conseguido imponerse como una de las personas más influyentes del régimen.

Los analistas afirman que Corea del Norte ha aprovechado este Congreso para enviar un mensaje de desafío al futuro presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pero con prudencia, después de la tumultuosa relación entre Kim y Donald Trump, el presidente saliente.

Todo parece indicar que este congreso también fue una ocasión para que Pyongyang celebrara un desfile militar.

El ejército surcoreano afirma haber detectado indicios de que el desfile tuvo lugar el domingo por la noche pero desconoce si fue «el evento en sí mismo o un ensayo».

En octubre hubo un gran desfile para conmemorar el 75 aniversario de la fundación del Partido de los Trabajadores. En él se vio un gigantesco misil balístico intercontinental.

El lunes, en su discurso de Año Nuevo, el presidente surcoreano, Moon Jae-in, quien desempeñó un papel crucial en el proceso de negociación entre Kim y Trump, dijo que Seúl aprovechará el cambio de administración en Washington para lograr «un gran giro» en las negociaciones intercoreanas y entre Washington y Pyongyang, que se encuentran en punto muerto.

(11/01/2021)

Comparte y opina:

Brasil empieza a vacunar contra el COVID-19, presionado por segunda ola

Rio de Janeiro, el estado con la mayor tasa de muertes del país (151 cada 100.000 habitantes), vacunó a sus dos primeras ciudadanas -una enfermera y una residente de un asilo- bajo la icónica estatua del Cristo Redentor, al caer la tarde.

Una enfermera prepara una dosis de una vacuna contra COVID-19

Por AFP

/ 18 de enero de 2021 / 18:55

El gobierno brasileño adelantó para este lunes el lanzamiento de su campaña nacional de vacunación contra el coronavirus, después que el estado de Sao Paulo iniciara el domingo la inoculación sin esperar la orden de largada, en abierto desafío al presidente Jair Bolsonaro.

«Los gobernadores me solicitaron acelerar al máximo la distribución para que pudiesen empezar a vacunar hoy», dijo el ministro de Salud, Eduardo Pazuello, que preveía inicialmente un lanzamiento simultáneo en todos los estados el miércoles, con la vacuna china Coronavac aprobada para uso de emergencia.

Rio de Janeiro, el estado con la mayor tasa de muertes del país (151 cada 100.000 habitantes), vacunó a sus dos primeras ciudadanas -una enfermera y una residente de un asilo- bajo la icónica estatua del Cristo Redentor, al caer la tarde.

Otros estados como Goiás (centro-oeste) y Santa Catarina (sur) también iniciaron este lunes sus campañas.

El estado de Amazonas, golpeado por una segunda ola de la pandemia que provocó un aumento de muertes por falta de oxígeno y el desborde de los hospitales, esperaba recibir el cargamento al final del día y empezar a inmunizar el martes.

Pero quien obtuvo la foto para la Historia fue el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria -un probable adversario de Bolsonaro en las elecciones de 2022- quien inmediatamente después de la autorización de la Coronavac el domingo asistió a la inmunización de la enfermera negra Mônica Calazans, primera persona vacunada en Brasil.

Un centenar de personas fueron vacunadas ese mismo día y el proceso se prosiguió desde las primeras horas del lunes en el Hospital de Clínicas de la capital económica del país, centrada en los profesionales de salud.

«Estoy emocionada y me gustaría que todos los brasileños tuviesen ahora acceso a esta vacuna», dijo llorando a la AFP Katia Pereira, una enfermera de servicios infantiles, tras recibir el inmunizante.

La vacunación en Brasil, donde la pandemia ya dejó 210.000 muertos (un balance superado solo por Estados Unidos) arranca de todos modos con varias semanas de atraso respecto a los países más afectados, incluyendo algunos de la región como Argentina, México o Chile.

Bolsonaro: «La vacuna es de Brasil»

Pazuello criticó una «jugada de márketing» de Doria y Bolsonaro se indignó: «La vacuna es de Brasil y no de un gobernador», dijo a simpatizantes en Brasilia.

Doria pudo adelantarse porque el regulador sanitario (Anvisa) autorizó el domingo el uso de emergencia de 6 millones de dosis de la Coronavac, producida por el laboratorio chino Sinovac junto al Instituto Butantan, del estado de Sao Paulo.

Y el Butantan solicitó este lunes al regulador la autorización para utilizar un segundo lote ya disponible, de 4,8 millones de dosis.

Anvisa también autorizó el uso de dos millones de vacunas de la británica AstraZenevca/Oxford, en cooperación con la Fundación Fiocruz (del ministerio brasileño de Salud), por las que apostaba Bolsonaro, pero que aún deben llegar al país desde India, donde se fabrican.

Bolsonaro tuvo que resignarse así a adoptar un inmunizante al que llegó a referirse despectivamente como «la vacuna china de Doria».

La respuesta a la pandemia fue tema de polarización política desde el primer caso registrado en Brasil hace once meses, sembrando confusión en un país reputado por su extensa red de servicios públicos de salud y un histórico de campañas de vacunación exitosas.

Bolsonaro puso en duda la eficacia de las vacunas y ha estado sistemáticamente en contra de las restricciones impulsadas por los gobernadores para frenar los contagios, alegando la necesidad de evitar un derrumbe económico. Suele además circular en público sin mascarilla y preconiza un supuesto «tratamiento precoz» contra el virus, con medicamentos cuya eficacia no tiene comprobación científica.

La decisión de Anvisa «es una derrota para quienes pregonaban contra la vacuna (…), empezando por el presidente [Bolsonaro], que hablaba mal de la vacuna promovida por Butantan, como si fuese una disputa entre estados», dijo a la AFP el investigador Christovam Barcellos, de la fundación Oswaldo Cruz Fiocruz (Fiocruz).

«Esa competencia (…) es pésima, incluso porque puede provocar un alza de precios» de las vacunas, agregó Barcellos, quien espera que la fabricación de los inmunizantes en Brasil se inicie rápidamente.

Comparte y opina:

Brasil empieza a vacunar contra el COVID-19, presionado por segunda ola

En abierto desafío al presidente Jair Bolsonaro, gobernadores brasileños adelantaron a hoy el inicio de la vacunación, programada por el gobierno para el miércoles

Por AFP

/ 18 de enero de 2021 / 18:47

El gobierno brasileño adelantó para este lunes el lanzamiento de su campaña nacional de vacunación contra el coronavirus, después que el estado de Sao Paulo iniciara el domingo la inoculación sin esperar la orden de largada, en abierto desafío al presidente Jair Bolsonaro.

«Los gobernadores me solicitaron acelerar al máximo la distribución para que pudiesen empezar a vacunar hoy», dijo el ministro de Salud, Eduardo Pazuello, que preveía inicialmente un lanzamiento simultáneo en todos los estados el miércoles, con la vacuna china Coronavac aprobada para uso de emergencia.

Rio de Janeiro, el estado con la mayor tasa de muertes del país (151 cada 100.000 habitantes), vacunó a sus dos primeras ciudadanas —una enfermera y una residente de un asilo— bajo la icónica estatua del Cristo Redentor, al caer la tarde. Otros estados como Goiás (centro-oeste) y Santa Catarina (sur) también iniciaron este lunes sus campañas.

El estado de Amazonas, golpeado por una segunda ola de la pandemia que provocó un aumento de muertes por falta de oxígeno y el desborde de los hospitales, esperaba recibir el cargamento al final del día y empezar a inmunizar el martes. Pero quien obtuvo la foto para la Historia fue el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria —un probable adversario de Bolsonaro en las elecciones de 2022— quien inmediatamente después de la autorización de la Coronavac el domingo asistió a la inmunización de la enfermera negra Mônica Calazans, primera persona vacunada en Brasil.

Un centenar de personas fueron vacunadas ese mismo día y el proceso se prosiguió desde las primeras horas del lunes en el Hospital de Clínicas de la capital económica del país, centrada en los profesionales de salud.
«Estoy emocionada y me gustaría que todos los brasileños tuviesen ahora acceso a esta vacuna», dijo llorando a la AFP Katia Pereira, una enfermera de servicios infantiles, tras recibir el inmunizante.

La vacunación en Brasil, donde la pandemia ya dejó 210.000 muertos (un balance superado solo por Estados Unidos) arranca de todos modos con varias semanas de atraso respecto a los países más afectados, incluyendo algunos de la región como Argentina, México o Chile.

Bolsonaro: «La vacuna es de Brasil»

Pazuello criticó una «jugada de márketing» de Doria y Bolsonaro se indignó: «La vacuna es de Brasil y no de un gobernador», dijo a simpatizantes en Brasilia.

Doria pudo adelantarse porque el regulador sanitario (Anvisa) autorizó el domingo el uso de emergencia de 6 millones de dosis de la Coronavac, producida por el laboratorio chino Sinovac junto al Instituto Butantan, del estado de Sao Paulo. Y el Butantan solicitó este lunes al regulador la autorización para utilizar un segundo lote ya disponible, de 4,8 millones de dosis.

Anvisa también autorizó el uso de dos millones de vacunas de la británica AstraZenevca/Oxford, en cooperación con la Fundación Fiocruz (del ministerio brasileño de Salud), por las que apostaba Bolsonaro, pero que aún deben llegar al país desde India, donde se fabrican.

Bolsonaro tuvo que resignarse así a adoptar un inmunizante al que llegó a referirse despectivamente como «la vacuna china de Doria».

La respuesta a la pandemia fue tema de polarización política desde el primer caso registrado en Brasil hace once meses, sembrando confusión en un país reputado por su extensa red de servicios públicos de salud y un histórico de campañas de vacunación exitosas.

Bolsonaro puso en duda la eficacia de las vacunas y ha estado sistemáticamente en contra de las restricciones impulsadas por los gobernadores para frenar los contagios, alegando la necesidad de evitar un derrumbe económico. Suele además circular en público sin mascarilla y preconiza un supuesto «tratamiento precoz» contra el virus, con medicamentos cuya eficacia no tiene comprobación científica.

La decisión de Anvisa «es una derrota para quienes pregonaban contra la vacuna (…), empezando por el presidente [Bolsonaro], que hablaba mal de la vacuna promovida por Butantan, como si fuese una disputa entre estados», dijo a la AFP el investigador Christovam Barcellos, de la fundación Oswaldo Cruz Fiocruz (Fiocruz).

«Esa competencia (…) es pésima, incluso porque puede provocar un alza de precios» de las vacunas, agregó Barcellos, quien espera que la fabricación de los inmunizantes en Brasil se inicie rápidamente.

Comparte y opina:

Lima cumple 486 años sin celebraciones por pandemia de coronavirus

Lima fue fundada el 18 de enero de 1535 por Francisco Pizarro sobre predios de un cacique indígena, pero hace años que las autoridades evitan homenajear al conquistador español.

Por AFP

/ 18 de enero de 2021 / 18:03

Lima cumple este lunes 486 años, aniversario que conmemora con ceremonias sin público y conciertos virtuales por la ola de contagios que se producen en el país por la segunda ola de la pandemia del coronavirus.

«Es una época distinta, en la que estamos en medio de una pandemia. Más que una celebración, es una conmemoración, pero con la alegría y el orgullo de sentirnos limeños», dijo a la prensa el alcalde de Lima, Jorge Muñoz tras una ceremonia en la plaza de Armas, sin público.

«Tenemos el compromiso de poner el máximo esfuerzo en todos los aspectos para sacar adelante la ciudad y colaborar intensamente en la lucha contra el Covid-19», indicó Muñoz.

En la plaza de Armas y en la cercana Alameda Chabuca Granda, cerca del Palacio de Pizarro, la casa de gobierno, todos los años se realizaban ferias gastronómicas y multitudinarios conciertos.

Con la pandemia todas las actividades que aglomeren a personas quedaron suspendidas para evitar nuevos contagios.

La Municipalidad de Lima organizó conciertos virtuales el domingo que fueron difundidos en las redes sociales para que los limeños no salgan de sus casas.

El gobierno admitió que el país atraviesa una segunda ola de la pandemia con un sostenido incremento de muertes y nuevos contagios.

El sábado, la cifra de fallecidos superó los 116 en un día y los contagios llegaron a los 4.500.

El país sudamericano es uno de los más afectados de la región por la pandemia, con más de 38.871 muertos y 1.064.909 contagios hasta el domingo.

Lima fue fundada el 18 de enero de 1535 por Francisco Pizarro sobre predios de un cacique indígena, pero hace años que las autoridades evitan homenajear al conquistador español.

Hace medio siglo que el conquistador se considera un personaje controvertido, con la revalorización del imperio inca y los pueblos nativos.

Lima, capital virreinal en los siglos XVI-XIX, fue durante la colonia la principal ciudad de Sudamérica, y Perú fue el último bastión español en la región.

La capital tiene ahora 10 millones de habitantes, de los cuales el 72% considera que la delincuencia e inseguridad es su principal problema, según sondeos.

Comparte y opina:

General asume cartera de Defensa en Colombia, ante «infección aguda» de ministro por COVID-19

Ocupará el cargo hasta que el ministro titular pueda regresar a sus funciones

Por AFP

/ 18 de enero de 2021 / 17:58

El comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, Fernando Navarro, fue nombrado Ministro de Defensa encargado ante una infección por COVID-19 que mantiene al titular de la cartera, Carlos Holmes Trujillo, en «cuidado crítico», anunció el gobierno este lunes.

Navarro ocupará el cargo «hasta tanto el Ministro Carlos Holmes Trujillo se recupere y pueda regresar a sus funciones», explicó la presidencia en un comunicado.

Trujillo, de 69 años, se encuentra en una unidad de «cuidado crítico» del Hospital Militar Central de Bogotá, «debido a la actual infección respiratoria aguda, secundaria a neumonía viral por SARS COV-2». Según el gobierno, «se mantiene un monitoreo estricto de su condición clínica».

El ministro reveló que se había contagiado con el nuevo virus el 12 de enero y fue hospitalizado ese día en la ciudad de Barranquilla. Dos días después su despacho informó que había sido trasladado a Bogotá para continuar su tratamiento.

Con casi dos millones de contagios, Colombia es el segundo país latinoamericano con mayor cantidad de casos de coronavirus detrás de Brasil. La pandemia ha provocado 48.631 decesos en el país, que en las primeras semanas de 2021 registra un incremento de casos y muertes por COVID-19.

Comparte y opina:

Biden impulsa la unidad nacional a 48 horas de asumir la presidencia de EEUU

Washington sigue conmocionada por el asalto al Capitolio el 6 de enero, cuando una turba de simpatizantes de Trump invadió la sede del Congreso en un intento de invalidar la victoria de Biden.

Joe Biden, presidente electo de EEUU

Por AFP

/ 18 de enero de 2021 / 17:54

A dos días de convertirse en el 46º presidente de Estados Unidos, Joe Biden impulsó el lunes la unidad nacional con tareas de voluntariado, mientras el saliente Donald Trump sigue atrincherado en la Casa Blanca en una capital repleta de tropas y barreras de seguridad.

En el Día de Martin Luther King Jr., un feriado que los estadounidenses dedican tradicionalmente al servicio comunitario, el futuro presidente demócrata viajó desde su casa en Delaware al vecino estado de Pensilvania para participar en la distribución de alimentos para una organización benéfica en Filadelfia.

«El servicio es una forma adecuada de comenzar a sanar, unir y reconstruir este país que amamos», dijo Biden en un video en Twitter.

Pero este gesto del demócrata de 78 años, que simboliza sus pedidos de reconciliación tras cuatro años de polarización política, se enfrenta a la dura realidad de múltiples crisis.

La pandemia de covid-19 golpea sin tregua a los estadounidenses, la distribución de vacunas trastabilla y la recuperación económica sigue incierta.

Y tras el rechazo de Trump de aceptar su derrota electoral en noviembre, la nación está más dividida y crispada que nunca.

Falsa alarma

Washington sigue conmocionada por el asalto al Capitolio el 6 de enero, cuando una turba de simpatizantes de Trump invadió la sede del Congreso en un intento de invalidar la victoria de Biden.

La toma dejó cinco muertos y provocó la segunda acusación de Trump por parte de la Cámara de Representantes, esta vez por «incitar a la insurrección», luego de ser absuelto por el Senado de otro proceso de juicio político el año pasado.

Cuando Biden preste juramento el miércoles al mediodía, en una plataforma en la fachada oeste del Capitolio, hasta 25.000 efectivos de la Guardia Nacional patrullarán la ciudad.

La enorme explanada del «National Mall», donde los estadounidenses suelen acudir en masa para asistir a la ceremonia cada cuatro años, también estará cerrada.

Los puestos de control y las grandes zonas de acceso bloqueado significan que solo habrá unos pocos invitados. Medidas similares se implementaron en los Capitolios estatales de todo el país, donde las autoridades locales temen provocaciones de grupos de derecha.

Casi 70 manifestantes han sido acusados de participar en el asalto al Capitolio y cientos de personas están siendo investigadas, entre ellas, legisladores y exmiembros o miembros activos de la policía.

Para garantizar que la propia Guardia Nacional no suponga un riesgo para la seguridad, el FBI dijo que está verificando los antecedentes de los reservistas.

«Queremos asegurarnos de que tenemos a las personas adecuadas en la burbuja», dijo a Fox News el general William Walker, jefe de la Guardia Nacional de Washington.

Un ensayo de la ceremonia de investidura fue interrumpido el lunes por la mañana y los participantes fueron trasladados a un lugar seguro debido a una «amenaza externa», informó la Policía, sobre el incidente, que resultó ser una falsa alarma.

Trump evalúa indultos

Trump, que todavía no ha felicitado a Biden ni lo ha invitado a tomar el té en la Oficina Oval como es costumbre, ha estado en gran parte ausente de la escena política en los últimos días.

El mandatario republicano prevé partir temprano el miércoles hacia su residencia en Mar-a-Lago, Florida. Se convertirá así en el primer presidente en no asistir a la juramentación de su sucesor desde Andrew Johnson en 1869.

El helicóptero Marine One lo llevará de la Casa Blanca a la Base Conjunta Andrews para tomar el Air Force One, el avión presidencial que ya no podrá usar a partir del mediodía. Y según reportes de Bloomberg, estaría organizando una despedida militar para sí mismo.

Pero antes de dejar el cargo, el multimillonario se prepara para indultar o conmutar las penas de prisión de un centenar de personas.

Según CNN y otros medios, Trump tiene una lista de unas 100 personas a las que concederá clemencia luego de lo que el diario The New York Times señala como un intenso esfuerzo de cabildeo. Los posibles indultos más controvertidos serían para Edward Snowden, Julian Assange y el ultraderechista exasesor de Trump, Stephen Bannon.

En los últimos meses, Trump ha indultado a colaboradores y familiares condenados en la investigación por una posible colusión entre Rusia y su equipo de campaña en 2016. Todos tenían en común su falta de cooperación con la justicia.

«¿Y si Trump perdona a los terroristas que irrumpieron en el Capitolio?», se preguntó incluso la líder de los demócratas en el Congreso, Nancy Pelosi.

Aumenta además la especulación sobre si Trump dará el paso sin precedentes, y legalmente turbio, de otorgarse indultos preventivos a sí mismo y a sus hijos, que han sido asesores de campaña y de la Casa Blanca.

Si lo hiciera, sería un final políticamente explosivo para su ya tumultoso mandato y podría generar ira entre los republicanos en el Senado, donde se espera que comience pronto un juicio político en su contra.

Comparte y opina:

Últimas Noticias