Mundo

domingo 18 abr 2021 | Actualizado a 10:21

Bolsonaro bajo presión para asumir la lucha contra la pandemia en Brasil

Aliados y adversarios, empresarios y epidemiólogos, médicos y medios muestran su saturación ante el mandatario de ultraderecha, quien en los últimos días dio señales de querer corregir el tiro, aunque sin convencer.

El presidente brasileño Jair Bolsonaro

/ 25 de marzo de 2021 / 16:25

El presidente brasileño Jair Bolsonaro está bajo fuego cruzado por su displicencia para afrontar con firmeza la pandemia de coronavirus que causa estragos en el país, donde ya dejó más de 300.000 muertos.

Aliados y adversarios, empresarios y epidemiólogos, médicos y medios muestran su saturación ante el mandatario de ultraderecha, quien en los últimos días dio señales de querer corregir el tiro, aunque sin convencer.

La idea de que sus posturas contra el uso de máscaras, así como la promoción de aglomeraciones y el rechazo de medidas de confinamiento fueron causantes de muchas de las muertes por covid es retomada por personalidades y especialistas, en tanto que formadores de opinión no vacilan en tratarlo de «genocida».

El gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, un exaliado de Bolsonaro convertido en uno de sus principales adversarios, lo calificó de «psicópata».

«Hay una acumulación de desgastes. La paciencia de los dirigentes políticos con Bolsonaro se está agotando», dijo a la AFP Ricardo de Joao Braga, investigador asociado al portal Congresso em Foco, especializado en asuntos parlamentarios.

Bolsonaro conserva un núcleo duro de partidarios y un 30% de opiniones favorables, pero el 54% de los brasileños desaprueba su gestión de la pandemia, según una encuesta reciente del instituto Datafolha.

«Jair Bolsonaro ahora quiere convencer a los brasileños de que es el presidente de la República y no el irresponsable que todos conocen», escribió este jueves el diario O Estado de S.Paulo en un editorial.

«Diluir las presiones»

El martes a la noche, Bolsonaro trató de mostrar empatía con «todos los que perdieron un familiar», en un discurso a la nación que tuvo por eco estruendosos cacerolazos en las principales ciudades del país.

Al día siguiente, quiso escenificar la unión nacional convocando a los máximos dirigentes del Congreso y la corte suprema y a varios gobernadores a una reunión, tras la cual anunció la creación de un comité para resolver la crisis sanitaria «sin conflicto y sin politización».

La foto final, según los medios, no dejó entrever el clima tempestuoso de ese encuentro.

El único consenso real logrado parece ser la necesidad de enfatizar la campaña de vacunación, poniendo fin a las reticencias que Bolsonaro expresaba hasta hace poco sobre su eficacia; en una ocasión, llegó a decir que las vacunas podrían provocar alteraciones genéticas y convertir a un paciente en un «caimán».

Pero el excapitán del Ejército parece poco dispuesto a cambiar su discurso anticonfinamiento o a dejar de recomendar los «tratamientos precoces» con medicamentos como la hidroxicloroquina, sin pruebas científica de eficacia contra el covid.

«En principio la reunión estaba reservada a Bolsonaro y los presidentes de la Cámara, el Senado y el Supremo. Pero después se volvió un gran encuentro» con participación de varios ministros, refiere Joao Braga.

Bolsonaro esperaba así «diluir las presiones», pero eso «molestó a los verdaderos interlocutores», estima el analista.

«Brasil exige respeto»

Algunas horas después, el presidente de la Cámara de Diputados, Artur Lira, abandonó las sonrisas de rigor y subió de tono en un discurso ante el plenario.

«El momento es grave y todo tiene sus límites (…). Estoy mostrado la alerta amarilla», dijo Lira, advirtiendo que el Congreso podría hacer uso de «remedios que a veces son fatales». Un planteamiento interpretado como una amenaza de iniciar un proceso de destitución contra Bolsonaro.

Varias decenas de solicitudes de impeachment ya fueron presentadas y es justamente el presidente de la Cámara quien decide si cabe someterlas al voto de los legisladores.

El sector empresarial, que respaldó a Bolsonaro en su elección en 2018 ante un temor del retorno de la izquierda, también dio un paso al frente.

«El país puede salir adelante si seguimos una agenda responsable (…) El país está cansado de ideas fuera de lugar, de palabras inconsecuentes, de acciones equivocadas o tardías. Brasil exige respeto», afirma una carta pública firmada por 1.500 empresarios, banqueros y economistas, que tuvo un gran eco en el país.

Comparte y opina:

Neymar, una nueva lesión y muchos interrogantes

Neymar debería volver al París St. Germain el próximo 3 de agosto para jugar el Trofeo de Campeones contra el Rennes, en la ciudad china de Shenzhen.

Neymar. Foto: AFP

/ 6 de junio de 2019 / 16:44

La lesión sufrida el miércoles en el amistoso contra Catar, que dejó a Neymar impedido de disputar la Copa América de Brasil-2019 relanzó numerosos interrogantes sobre el futuro deportivo del 'menino' tanto en la selección auriverde como en el París St. Germain.

¿Es esta una lesión diplomática?

En Brasil nadie se atreve realmente a imaginar que Neymar pudo simular una lesión para liberarse de disputar la Copa América, que se inicia en ocho días, sin tener que invocar una razón extradeportiva.

"No creo que sea una lesión simulada, para mí la imagen muestra claramente una rotura de los ligamentos del tobillo", dijo Paulo Vinicius Coelho, comentarista de Fox Sports, citando el diagnóstico oficial de la CBF.

El hecho es que algunas voces se alzaban en la CBF para que Neymar renunciara a jugar el torneo continental.

Francisco Noveletto, uno de los ocho vicepresidentes de la CBF, declaró la noche del martes que estaba "dispuesto a apostar" que Neymar renunciaría a disputar el torneo, porque "no está en condiciones psicológicas de disputar la Copa y de enfrentarse a una manada de periodistas".

Pero horas antes desde París, el presidente de la Confederación Brasileña, Rogério Caboclo, había descartado toda posibilidad de que el '10' no participara en la Copa América.

En las redes sociales, aunque algunos pocos  usuarios de Internet evocan una teoría conspirativa, la mayoría prefiere hablar de un golpe del destino.

"El destino encontró la solución a un problema que ni (el entrenador) Tite, ni el CBF, ni el propio Neymar tuvieron el coraje de resolver por el bien del Seleçao y especialmente del jugador: extraerlo del 'ojo del ciclón'", por ejemplo, escribió un usuario de Twitter.

'Ney' seguirá teniendo el foco en él hasta que se resuelva el caso de violación, pero él puede dedicarse completamente a su defensa.

¿Como será el futuro deportivo de Neymar?

Neymar debería volver al París St. Germain el próximo 3 de agosto para jugar el Trofeo de Campeones contra el Rennes, en la ciudad china de Shenzhen.

Pero nadie se anima a afirmar que el delantero de 27 años estará recuperado plenamente de su lesión. Y también podría perderse ese partido por razones extradeportivas, principalmente judiciales.

La CBF no especificó el tiempo de inactividad que deberá cumplir Neymar. "Me pregunto por qué ha sufrido tantas lesiones  en los últimos años, cuando se lesionó muy pocas veces al principio de su carrera", dijo Paulo Vinicius Coelho, recordando las sucesivas lesiones en los pies que lo dejaron fuera de los campos de juego por varios meses y que incluso pusieron en duda su participación en el Mundial de Rusia-2018.

En las últimas semanas han circulado muchos rumores sobre el regreso de Neymar al Barcelona, pero sus lesiones recurrentes y su imagen seriamente comprometida podrían llevar a que el club catalán desista de intentar su retorno.

Neymar jugó en el Barcelona desde 2013 al 2017, siendo transferido al París St. Germain a mediados de 2017 por la cifra récord de 222 millones de euros.

En la Seleçao, Tite, quien dijo que Neymar es "indispensable" pero no "insustituible", ya está buscando una alternativa. Vinicius Junior o Lucas podrían ser llamados para reemplazarlo en el plantel que jugará la Copa América y el joven David Neres, de 22 años, quien brilló con el Ajax de Ámsterdam, tomó su lugar en la oncena titular.

¿Resurgirá Neymar?

Más allá de las consecuencias deportivas por su ausencia en la Copa América, la imagen de Neymar recibió un serio golpe.

La noche del miércoles, poco antes del inicio del amistoso contra Catar, en el que resultó lesionado, la sorpresiva transmisión de extractos de una entrevista a la joven que lo acusa de violación ya había dañado seriamente su reputación.

Unas horas más tarde, la circulación de un video que mostraba a la joven golpeando a Neymar en una habitación de hotel y acusándolo de haberla agredido el día anterior, echó más leña al fuego.

Las empresas que tienen acuerdos de patrocinio con Neymar no ocultan su preocupación: Mastercard canceló la transmisión durante la Copa América de una campaña publicitaria protagonizada por el jugador, según la prensa española, mientras que Nike había informado sobre su "profunda preocupación" el lunes.

"Solo el fútbol puede salvarlo, solo concéntrate en su juego", le aconsejó Paulo Vinicius Coelho. (06/06/2019)

Comparte y opina:

Últimas Noticias