Mundo

miércoles 23 jun 2021 | Actualizado a 08:39

Johnson celebra histórica victoria conservadora en bastión de la izquierda británica

El primer ministro británico fue inicialmente muy criticado por su gestión errática de la crisis sanitaria, pero ahora ve su popularidad impulsada por el éxito de su campaña de vacunación

Johnson saluda en Hartlepool, noreste de Inglaterra, el 7 de mayo de 2021 durante una visita tras la victoria del Partido Conservador

Por AFP

/ 7 de mayo de 2021 / 11:32

El primer ministro Boris Johnson celebró este viernes la histórica victoria de los conservadores en Hartlepool, bastión laborista del noreste de Inglaterra, en unos comicios complejos con mucho en juego que pueden resultar cruciales para la unidad del Reino Unido.

En los primeros resultados anunciados tras las elecciones del jueves, Jill Mortimer, candidata conservadora al escaño por Hartlepool, vacante en el Parlamento de Westminster tras la dimisión de su diputado por acusaciones de acoso sexual, obtuvo casi el doble de votos que su adversario laborista.

Es la primera vez desde la creación de este puesto en 1974 que esta localidad del «muro rojo», zona históricamente izquierdista del desindustrializado norte de Inglaterra, elige a un diputado de derechas.

Johnson no perdió la oportunidad de desplazarse inmediatamente allí y recordar que en 2016 Hartlepool votó por el Brexit.  

«Gracias a él podemos hacer otras cosas» como «enfrentarnos a la Superliga europea y (…) actuar de forma un poco diferente en lo que respecta a la vacunación [contra el COVID-19], que ha sido tan importante y hemos podido realizar más rápidamente que otros países europeos», afirmó aunque nada de todo esto deriva realmente del Brexit.

Estas elecciones, que suman comicios municipales y regionales además de este escaño nacional, son la primera prueba electoral para los conservadores tras la salida de la Unión Europea (UE) y la irrupción del coronavirus.

El primer ministro británico fue inicialmente muy criticado por su gestión errática de la crisis sanitaria, pero ahora ve su popularidad impulsada por el éxito de su campaña de vacunación.

(07/05/2021)

Comparte y opina:

Cali, el soterrado odio de clases que destaparon las protestas en Colombia

Con sus boutiques de lujo, mansiones con piscina y avenidas repletas de palmeras, Ciudad Jardín parece un pequeño Beverly Hills, donde prácticamente nadie salió a manifestarse cuando el presidente Iván Duque decretó en plena pandemia un alza de impuestos para la clase media.

Manifestaciones en Colombia

Por AFP

/ 23 de junio de 2021 / 08:35

En un barrio rico de Cali, civiles sacaron sus pistolas y fusiles para disparar contra manifestantes, con policías a su lado. Querían cuidar sus «bienes» de la ira popular. Tras 50 días de protestas, el odio de clases se instala en la tercera ciudad de Colombia.

Ya fracturada por la desigualdad y el racismo, la capital del Valle del Cauca (suroeste) se encontró con una realidad soterrada.

El 28 de mayo, una turba de barrios marginales arribó al exclusivo sector de Ciudad Jardín e intentó incendiar una estación de policía. Los vecinos respondieron a tiros.

«Se vivió algo como una guerra civil en la cual, en un bando, estaban civiles preocupados por sus hogares y sus bienes y la policía, y por el otro lado manifestantes (…) queriendo imponer esa anarquía y ese caos en nuestro barrio», dijo a la AFP Andrés Escobar, un publicista de 30 años.

Escobar fue uno de los que sacó su arma. Asegura que hizo «unos disparos al aire» con una pistola automática, en la más sangrienta jornada del llamado paro nacional, que dejó 13 muertos en la ciudad.

Fue la más clara manifestación de «un conflicto (…) atravesado por las diferencias de clase, por las diferencias de raza y por las diferencias étnicas» que agudizó la pandemia, asegura Luis Castillo, sociólogo de la Universidad del Valle.

Con sus boutiques de lujo, mansiones con piscina y avenidas repletas de palmeras, Ciudad Jardín parece un pequeño Beverly Hills, donde prácticamente nadie salió a manifestarse cuando el presidente Iván Duque decretó en plena pandemia un alza de impuestos para la clase media, que luego retiró.

Ni tampoco contra la represión policial, que avivó el malestar.

Racismo

Quienes se movilizaron el 28 de abril fueron sindicatos y estudiantes que exigen un cambio de rumbo al gobierno conservador desde 2019.

Pero también y por primera vez, jóvenes negros y mestizos de sectores populares como Siloé en las laderas de la montaña del suroeste, o Aguablanca en el este, arrinconados por la pandemia que arrojó tres veces más personas a la pobreza en Cali (+67%) que en el resto del país.

En esta ciudad existe una clara «segregación racial» de jóvenes afrodescendientes que viven en barrios desfavorecidos, afirma Castillo. Lo que explica que se rebelaran cuando el confinamiento reventó la economía informal.

Aunque la desigualdad ya venía empeorando incluso antes de la pandemia, se agigantó entre 2019 y 2020, cuando cayeron en pobreza 375.990 personas en la urbe de 2,2 millones de habitantes.

Sin nada que perder, estos mismos jóvenes escalaron el pulso cerrando calles enteras para instalarse en verdaderos campamentos urbanos que exasperan a una parte de la población.

Pero «nosotros estamos hablando de un paro» nacional, «entonces (…) tenemos que hacer que nada funcione», justifica Cero, líder del «punto de resistencia» conocido como Puerto Madera, bajo una máscara antigás.

Los manifestantes con los que habló la AFP tienen entre 15 y 35 años, son trabajadores informales, estudiantes o desempleados por la pandemia. Piden trabajo, educación y salud, y no se sienten representados por el Comité del Paro que negocia con el gobierno en Bogotá.

Algunos cocinan, otros dibujan siluetas de compañeros fallecidos en el suelo, escuchan reggaetón o fuman para matar el tiempo. Aseguran tener armas pero solo dejan ver escudos de factura casera, palos y piedras.

Es gente cansada «de ver familias en la miseria», explica Plein, coordinador de la «primera línea» en Puerto Madera, herido de bala en una confrontación con la policía. «Queremos que los mismos derechos que tenga alguien con un poco de plata sean lo mismo que el pobre», exige.

Comparte y opina:

El apretón de manos regresa lentamente tras 16 meses de pandemia

Cada vez más empresas y oficinas gubernamentales locales utilizan ahora un brazalete de color para permitir a los empleados, clientes o visitantes señalar su grado de apertura al contacto: rojo, amarillo o verde, del nivel más desconfiado al más cómodo.

Apreton de manos.

Por AFP

/ 23 de junio de 2021 / 08:30

Desapareció con la pandemia de coronavirus, pero gracias a la vacunación masiva y el levantamiento progresivo de las restricciones en Estados Unidos y Europa el apretón de manos está de regreso. El futuro de la tradición, no obstante, es incierto.

Una de las imágenes que marcaron el encuentro entre el presidente ruso Vladimir Putin y su homólogo estadounidense Joe Biden en Ginebra fue su apretón de manos, tanto por su dimensión diplomática como sanitaria.

Unos días antes, los invitados del G7 en Cornualles, entre ellos Biden, se habían saludado chocando codo con codo.

Las restricciones impuestas por el COVID-19 fueron levantadas en casi todo Estados Unidos, las recomendaciones sanitarias son menos estrictas, no hay órdenes específicas en las empresas y cada uno maneja a su manera los contactos físicos.

Jesse Green, un técnico en telefonía de Nueva York, se niega aún a estrechar la mano de sus clientes, y limita el gesto a las personas conocidas que sabe que se han vacunado.

«Con la pandemia las personas se tornaron más conscientes de lo que hacen con las manos», dijo.

Cada vez más empresas y oficinas gubernamentales locales utilizan ahora un brazalete de color para permitir a los empleados, clientes o visitantes señalar su grado de apertura al contacto: rojo, amarillo o verde, del nivel más desconfiado al más cómodo.

Abogado sexagenario, William Martin ya no estrecha más la mano de nadie, estén o no vacunados. Y seguirá así «hasta que sea seguro» hacerlo, afirmó, dando a entender que podrían pasar años.

El abrazo, frecuente entre los estadounidenses, es menos practicado actualmente, y menos aún el beso, que nunca prendió en Estados Unidos.

«Regresar a las costumbres anteriores no cambiará las tasas de infección», estima sin embargo Jack Caravanos, profesor de salud pública en la Universidad de Nueva York (NYU), que recuerda que según investigaciones el virus no se transmite mayormente por el contacto físico.

«Dicho eso, sabemos que el resfrío, la gripe y varias otras infecciones circulan por el contacto», dijo. «Así que eliminar el apretón de manos tendría pese a todo un impacto positivo desde un punto de vista de salud pública».

Confianza en el otro

Muchos consideran al apretón de manos como un riesgo sanitario.

«Pienso que no deberíamos nunca estrecharnos las manos, para ser honesto con ustedes», dijo el experto en inmunología Anthony Fauci, consejero de la Casa Blanca para la pandemia, en abril de 2020.

«Siempre hay gente con fobia a los gérmenes, que no quieren tocar a las personas porque ven el contagio en todos lados», sostiene Allen Furr, profesor de sociología en la Universidad de Auburn. «Podríamos tener más» gente así luego de la pandemia, añadió.

La desconfianza podría incluso ser moneda común entre los muy jóvenes. «Son años en los cuales los niños se forman», explica Andy McCorkle, auxiliar de enfermería de 33 años. «Tengo la impresión de que esto va a fijar psicológicamente la necesidad de mantener la distancia».

Estrechar la mano «es un ritual» que los adultos enseñan a los niños, señala Allen Furr. Pero tras 16 meses traumatizantes, la transmisión de esta tradición puede ser cuestionada.

Al efecto covid se agrega una tendencia de fondo de intercambios menos formales que ya afectaba al apretón de manos, señala el sociólogo.

La pandemia trajo los saludos codo con codo, puño con puño, «namasté» al modo indio (uniendo ambas palmas de las manos)… ¿Enterrarán al viejo apretón de manos?

«Perderíamos mucho» si lo abandonamos, opina Patricia Napier-Fitzpatrick, fundadora de la Escuela de Etiqueta de Nueva York.

Desde hace siglos con ese gesto «uno muestra que tiene confianza en el otro», destacó.

Además «uno comprende mucho de alguien con su apretón de manos», dijo la profesora, para quien el gesto permite «decodificar su lenguaje corporal».

Progresivamente, algunos como Richard Vaughn, obrero de la construcción en Nueva York, con fobia a los gérmenes pero tranquilo gracias a su gel hidroalcohólico, recuperan la vieja costumbre.

En Estados Unidos, donde la pandemia alimentó la polarización, estrechar la mano también «se ha tornado en algo político», una señal de desafío de las restricciones sanitarias, observa el auxiliar de enfermería McCorkle.

«Pienso que seguiremos estrechándonos las manos, pero habrá más tolerancia hacia aquellos que no se sienten cómodos haciéndolo. Es un ritual demasiado importante en nuestra cultura», concluyó Furr.

Comparte y opina:

Una osa panda da a luz a mellizos en un zoológico de Tokio

Los restaurantes cercanos al zoológico aumentaron las existencias a principios de mes en cuanto se supo que Shin Shin estaba preñada, debido a que se espera un auge de visitantes en la zona después del parto.

Oso panda Foto: www.taringa.net

Por AFP

/ 23 de junio de 2021 / 08:23

Una osa panda del zoológico de Ueno, en Tokio, dio a luz a mellizos este miércoles, semanas después de que la noticia de que Shin Shin estaba preñada disparara las existencias en los restaurantes cercanos.

Los oseznos nacieron a primeras horas de este miércoles, informó el zoológico en un comunicado, en el que añade que aún no ha confirmado su sexo.

«Actualmente el personal hace todo lo posible para proteger y vigilar a la madre y los bebés», agrega.

El zoológico dará una rueda de prensa el miércoles por la mañana y publicará imágenes de los dos retoños.

Los restaurantes cercanos al zoológico aumentaron las existencias a principios de mes en cuanto se supo que Shin Shin estaba preñada, debido a que se espera un auge de visitantes en la zona después del parto.

Las acciones de un restaurante chino cercano se dispararon casi un 30% durante el embarazo y subían en torno al 6,4% en las primeras operaciones del miércoles.

Los cuidadores del zoológico estaban en alerta por un posible embarazo después de que Shin Shin y Ri Ri se aparearan a principios de marzo.

Ambos eran padres ya de Xiang Xiang, una osa panda que nació en junio de 2017 y que se convirtió en el centro de todas las miradas en el zoológico.

Estaba previsto repatriarla a China dos años después del nacimiento, pero los japoneses negociaron prolongar el plazo. Se supone que partirá a finales de año.

Los medios de comunicación japoneses cubren regularmente los pandas de Ueno, que antes de la pandemia atraían a hordas de turistas nacionales y extranjeros.

Se calcula que quedan unos 1.800 pandas gigantes en libertad, que viven principalmente en bosques de bambú de las montañas de China, según el grupo ecologista WWF.

Otros 600 viven en zoológicos y centros de reproducción de todo el mundo.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza clasifica los pandas gigantes como «vulnerables».

Estos mamíferos blancos y negros despiertan mucho interés en el mundo y China aprovecha la ocasión para desplegar un programa de «diplomacia panda» con el que fomenta los lazos en el extranjero.

Los osos tienen problemas de reproducción pero el año pasado nacieron varios en el mundo.

A principios de junio, una osa panda de Malasia dio a luz a su tercera cría desde que se halla en el país.

Y una cría nacida en Washington DC embelesa a los estadounidenses desde agosto de 2020. En tan solo unos meses más de un millón de personas se han conectado a una «Panda Cam» para ver a Xiao Qi Ji (Pequeño Milagro).

Comparte y opina:

Twitter busca usuarios estrella para incursionar en contenidos pagos

Además de querer aumentar la cantidad de usuarios y fidelizarlos, Twitter busca aumentar ingresos sin interferir en el flujo normal de mensajes que es parte de su atractivo.

Twitter

Por AFP

/ 23 de junio de 2021 / 08:15

Twitter anunció el martes que un pequeño grupo de usuarios de Estados Unidos de alto perfil probará una herramienta que hará que sus seguidores paguen por acceder a contenidos exclusivos.

La plataforma comenzó a aceptar los pedidos de usuarios interesados en hacer dinero a partir de «Ticketed Spaces» o «Super Follows».

«Ticketed Spaces ayuda a crear experiencias de audio únicas y exclusivas en Twitter Spaces, por las que la audiencia quiera pagar», dijeron en una publicación Ellen Havlicek y Esther Crawford, encargadas del producto.

Las redes sociales batallan para acoger a personalidades populares que atraen audiencia, lo cual, a su vez, permite luego vender más anuncios o promociones.

Además de querer aumentar la cantidad de usuarios y fidelizarlos, Twitter busca aumentar ingresos sin interferir en el flujo normal de mensajes que es parte de su atractivo.

Ticketed Spaces permitirá que estrellas de Twitter vendan acceso a contenidos como eventos de audio en vivo por precios que van de $us 1 a dólares, dijeron Crawford y Havlicek.

Los usuarios creativos podrán ofrecer a «super» seguidores contenidos especiales o interacciones exclusivas por una tarifa mensual de $us 3, 5 o 10.

«Queremos hacer que Twitter no sea solo un espacio divertido para conseguir audiencia sino un lugar en el que se pueda ganar dinero con grandes conversaciones», dijeron Crawford y Havlicek.

Twitter se llevará 3% de los primeros $us 50.000 que genere un usuario vendiendo entradas o suscripciones y luego de eso su tajada llegará a 20%, según informaron.

«Buscamos un pequeño número de personas para ser las primeras en probar con Ticketed Spaces y Super Follows con sus audiencias y compartir la experiencia», dijeron Crawford y Havlicek .

«Ayúdennos a probar y mejorar estas experiencias antes de lanzarlas más vastamente en los próximos meses», añadieron.

Comparte y opina:

Las olas de calor, una creciente amenaza mortal

Entre las regiones del mundo más expuestas, figuran el sur y el sureste de Asia, el Golfo, el golfo de México y algunas regiones del continente africano.

Por AFP

/ 23 de junio de 2021 / 00:21

Las olas de calor en el mundo serán probablemente cada vez más mortíferas al superar los límites de resistencia del organismo humano, según el borrador de un informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU consultado por la AFP.

No se trata tanto del calor extremo en términos de temperaturas elevadas, cada vez más frecuentes, sino de su combinación con una humedad alta. Este fenómeno llamado «temperatura húmeda» se mide con un termómetro de bulbo húmedo y se expresa con el valor TW.

En concreto, sirve para determinar la humedad relativa ambiente y sus posibilidades de evaporación. Puesto que el cuerpo humano no puede perder calor si la TW exterior es superior a la suya, los científicos coinciden en que el ser humano no puede sobrevivir mucho tiempo por encima de 35 ºTW.

«Hay tanta humedad en el aire que la sudoración no permite rebajar la temperatura excesiva. Tras una media docena de horas, si no hay manera de refrescarse artificialmente, los órganos empezarán a fallar hasta producirse la muerte», según Colin Raymond, investigador de la NASA.

Raymond es el autor principal de un estudio publicado en mayo de 2020 que identificó dos lugares en el Golfo donde ya se alcanzaron los 35 ºTW. Hasta entonces los científicos creían que esta temperatura no se daría hasta mediados de siglo.

300.000 muertos

Entre las regiones del mundo más expuestas, figuran el sur y el sureste de Asia, el Golfo, el golfo de México y algunas regiones del continente africano.

En 2015, dos canículas de alrededor 30 ºTW dejaron más de 4.000 muertos en India y Pakistán. En cambio, la temperatura húmeda permaneció bajo ese techo durante la gran canícula que dejó más de 50.000 muertos en Europa en 2003.

Según el estudio de Colin Raymond, la frecuencia de estos picos de calor húmeda se más que duplicó en el mundo desde 1979 y las temperaturas «superarán frecuentemente 35 ºTW» en varias partes del mundo si el calentamiento mundial alcanza +2,5 ºC.

El Acuerdo de París de 2015 fijó el objetivo de mantener el calentamiento por debajo de +2 ºC y a ser posible a +1,5 ºC, respecto a la era preindustrial. Pero las trayectorias actuales superan ampliamente estas metas.

El calor excesivo ya provocó estragos, según dos estudios recientes.

El Instituto de Datos y Evaluaciones de Salud de Estados Unidos (IHME), basado en Seattle, estimó que unas 300.000 muertes acontecidas en 2019 podían atribuirse a consecuencias de las canículas, de las cuales un tercio en India.

Además, 37% de estas muertes, es decir, un poco más de 110.000, están relacionadas con el calentamiento, según investigadores de la London School of Hygiene and Tropical Medicine. Estos porcentajes pueden ser superiores, hasta 60%, en algunos países, como Brasil, Perú, Colombia, Filipinas, Kuwait y Guatemala.

Según informes citados por el IPCC, en un mundo a +1,5 ºC, 14% de la población estará expuesta a canículas severas al menos una vez cada cinco años, «en aumento significativo».

A +2 ºC, «1.700 millones de personas adicionales estarán expuestas a temperaturas muy altas, 420 millones a temperaturas extremas y unos 65 millones a canículas excepcionales una vez cada lustro».

Las poblaciones más afectadas serán los habitantes de las megalópolis tropicales de los países en desarrollo, especialmente en Asia y África.

Déficit de datos

«En estas regiones, la población urbana aumenta fuertemente a la vez que planea la amenaza de canículas mortales», explica Steffen Lohrey, de la Universidad de Berlín, principal autor del estudio en el que se basan las cifras del IPCC.

El África subsahariana se halla especialmente expuesta, pero la ausencia de datos impide evaluar la envergadura del problema: la principal base de datos mundial sobre las catástrofes naturales, la Emergency Events Database (EM-DAT), solo registró dos episodios de canícula en los últimos 120 años.

«No se tiene conocimiento de las consecuencias de estas canículas, como si no hubiesen existido, pero sabemos que sí se dieron», subraya Luke Harrington, de la Universidad de Oxford, que estudia este déficit de informaciones.

En comparación, la EM-DAT contabiliza 83 canículas que dejaron más de 140.000 muertos en el continente europeo en los últimos 40 años.

Otras regiones amenazadas son China central y el oeste de Asia, donde «las temperaturas extremas del termómetro húmedo se acercarán y seguramente superarán los límites fisiológicos humanos», según el IPCC.

La adaptación a estos fenómenos refleja además disparidades económicas y sociales.

Con climas y niveles de riqueza comparables, Europa cuenta con un mayor número de víctimas que América del Norte. Y es que en esta última región «todo el mundo tiene aire acondicionado y los edificios modernos están bien aislados. Es una simple cuestión de infraestructuras», analiza Jeff Stanaway, del IHME.

En cambio, en los países en desarrollo las poblaciones sufren plenamente las consecuencias de un nivel económico bajo.

Un estudio entre la población pobre de Hanói evidenció que la mortalidad durante las canículas era similar entre quienes poseían un aire acondicionado en casa y quienes no porque muchos no podían pagar la electricidad para su funcionamiento.

Comparte y opina:

Últimas Noticias