Mundo

miércoles 20 oct 2021 | Actualizado a 03:51

Diputados chilenos aprueban polémico cuarto retiro anticipado de fondos de pensiones

El gobierno afirmó que este nuevo retiro no se justifica, porque lo peor de la crisis económica ya pasó y la medida puede atizar la inflación al entrar en circulación entre 12.000 y 16.000 millones de dólares.

/ 28 de septiembre de 2021 / 19:35

La Cámara de Diputados de Chile aprobó este martes un cuarto retiro anticipado del 10% de los fondos de pensiones para paliar las dificultades económicas causadas por la pandemia, una medida muy popular que atiza la inflación y resistida por el gobierno conservador de Sebastián Piñera.

«APROBADO, Cámara aprueba proyecto para permitir a los afiliados del sistema previsional, el retiro anticipado y voluntario de parte de los fondos», anunció la Cámara Baja en Twitter luego que la iniciativa consiguiera 94 votos a favor (uno más del necesario), 39 en contra y nueve abstenciones. Para convertirse en ley, el proyecto ahora debe ser aprobado por el Senado.

El proyecto presentado por legisladores de centroizquierda recibió los votos de 17 diputados oficialistas, que desoyeron las advertencias del gobierno pues resultaba muy impopular rechazarlo en medio de la campaña de las elecciones presidenciales y parlamentarias del 21 de noviembre.

«Nos parece una muy mala noticia para las pensiones de los chilenos», dijo tras la votación el ministro de la Presidencia, Juan José Ossa, quien criticó el «oportunismo electoral» de los diputados oficialistas que apoyaron el retiro.

Desde septiembre de 2020 y en plena pandemia, el Congreso aprobó tres retiros de 10% cada vez de los fondos acumulados en cuentas individuales en las administradoras privadas de fondos de pensiones, compañías criticadas por los chilenos por pagar jubilaciones bajas.

El gobierno afirmó que este nuevo retiro no se justifica, porque lo peor de la crisis económica ya pasó y la medida puede atizar la inflación al entrar en circulación entre 12.000 y 16.000 millones de dólares.

Además, el gobierno destacó que los empleos se recuperaron y las ayudas estatales directas a las familias fueron ampliadas.

Los retiros anteriores también fueron aprobados gracias a legisladores oficialistas que se sumaron a los opositores.

«Ya no tenemos cuarentenas, ya ha comenzado la recuperación [económica] y estamos frente a un alza sin precedentes del consumo», dijo durante el debate el diputado José Auth, uno de los pocos opositores que votó contra la iniciativa.

«Los retiros han hecho retroceder seis años la meta de tener pensiones dignas», afirmó Auth tras la votación, mientras sus colegas opositores festejaban.

Pero la diputada comunista Karol Cariola justificó la aprobación del nuevo retiro, afirmando que «hay una restricción económica [entre la población] que es real, endeudamiento de personas que durante muchos meses no recibieron ayudas del Gobierno».

Sistema cuestionado

En los tres primeros retiros los trabajadores chilenos sacaron en total 50.000 millones de dólares, según la Superintendencia de Pensiones.

Con estos retiros, ya suman cinco millones de personas, de 11 millones de afiliados, que se quedaron sin fondos de jubilación en estas administradoras instauradas hace 40 años bajo la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Buena parte de la actual expansión económica se debe al fuerte aumento del consumo por los retiros y las ayudas del gobierno a las familias, que en el segundo semestre han llegado a 16 de los 19 millones de habitantes.

La indignación por las bajas jubilaciones fue una de las causas del violento estallido social de 2019, movilización que ha sido canalizada en un proceso constituyente.

En Chile existe un clamor por cambiar el sistema de pensiones, pero por ahora no hay un modelo que lo sustituya.

Riesgo de sobrecalentamiento

La Cámara Baja dio luz verde al nuevo retiro semanas después de que el Banco Central elevara la tasa de interés para contener la inflación, que amenaza con superar la meta anual de 4%. Hasta agosto la cifra acumulada era de 3,2%.

La aprobación se dio en medio de advertencias de que la economía corre riesgo de «sobrecalentamiento» por exceso de liquidez, por los retiros y las ayudas por la pandemia.

«Hay un esbozo de sobrecalentamiento que se ve en las cifras de inflación, que vienen al alza, pero sobre todo hay un potencial de sobrecalentamiento», explicó recientemente a la AFP el economista Guillermo Larraín, exsuperintendente de Pensiones y exsuperintendente de Valores y Seguros.

En tanto, el presidente del Banco Central, Mario Marcel, advirtió que «es distinto entregar recursos para alimentar el consumo cuando una economía está en una recesión, a cuando la economía está en un escenario de riesgo de sobrecalentamiento».

Comparte y opina:

Pedro Castillo se apresta a tomar las riendas del convulsionado Perú

El rey de España, Felipe VI, llegó este martes a Lima para asistir al cambio de mando, al que acudirán también seis presidentes, el secretario de Educación de Estados Unidos, Miguel Cardona.

Pedro Castillo (d) y el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, sostuvieron hoy un encuentro en Lima.

Por Francisco Jara / AFP

/ 27 de julio de 2021 / 19:04

El maestro rural de izquierda Pedro Castillo asume el miércoles la Presidencia de Perú con el reto de superar la pandemia, reactivar la economía y acabar con las convulsiones políticas que marcaron el último quinquenio.

Tres días de ceremonias están programadas por la juramentación del nuevo mandatario, quien recibirá la banda bicolor el día en que Perú conmemora el bicentenario de la independencia.

El rey de España, Felipe VI, llegó este martes a Lima para asistir al cambio de mando, al que acudirán también seis presidentes, el secretario de Educación de Estados Unidos, Miguel Cardona, y el exmandatario boliviano Evo Morales.

Castillo es «el primer presidente pobre del Perú», consideró ante la AFP el analista Hugo Otero, al destacar que es el primero sin parentesco ni lazos con las élites política, económica y cultural del país.

«El desafío más grande de Castillo es no defraudar a la gente que necesita respuestas rápidas, porque está sin trabajo y tiene hambre, o corre peligro de muerte por el covid-19», indicó Otero.

Perú ha sido duramente golpeado por la pandemia: acumula más de dos millones de contagios y casi 200.000 muertos, siendo el país con mayor tasa de mortalidad del mundo por el coronavirus, con 603 decesos cada 100.000 habitantes.

Además, una larga cuarentena en 2020 causó la pérdida de dos millones de empleos y sumió al país en la recesión. El PIB cayó 11,12%.

Castillo fue proclamado hace ocho días como presidente electo por el jurado electoral, que demoró un mes y medio en revisar impugnaciones de votos y apelaciones antes de declararlo ganador del balotaje del 6 de junio frente a la derechista Keiko Fujimori.

El nuevo mandatario, de 51 años, que siempre luce un sombrero blanco de copa alta típico de los campesinos de su natal Cajamarca (norte), es católico y contrario al aborto y las uniones entre personas del mismo sexo.

Llamada de Blinken

Castillo tuvo este martes en la mañana un encuentro con trabajadores de la empresa pública de agua potable y por la tarde se reuniría con algunos de los dignatarios extranjeros.

El lunes, recibió la llamada telefónica del jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, quien lo felicitó pero también le dijo que Washington espera de él «un rol constructivo» respecto de Venezuela, Cuba y Nicaragua.

Aunque sectores políticos y empresariales peruanos temen un giro al socialismo semejante al del gobierno de Caracas, el principal asesor económico de Castillo, Pedro Francke, dijo a la AFP que el programa no tiene «nada que ver con la propuesta de Venezuela».

La semana pasada, Castillo se desmarcó del gobernante venezolano Nicolás Maduro al descartar que vaya a copiar «modelos» extranjeros e insistir en que no es «chavista» ni «comunista».

La gobernabilidad será otro reto del nuevo gobernante, tras una polarizada campaña electoral y las convulsiones políticas del último quinquenio, que condujeron a Perú a tener tres presidentes en cinco días de noviembre de 2020.

«Castillo tiene que posicionarse rápidamente como presidente de todos los peruanos y ya no como el presidente de la mitad de los peruanos», declaró a la AFP la politóloga Jessica Smith.

«Gobernar para un país llamando a la unidad va más allá de los discursos, eso tiene que traducirse en hechos y gestos concretos», agregó.

Congreso fragmentado

Castillo, que debe anunciar en cualquier momento los nombres de su jefe de gabinete y ministros claves, tendrá como jefa del Congreso peruano a la centroderechista María del Carmen Alva.

Diez partidos tienen presencia en el fragmentado nuevo Congreso de 130 miembros. Las mayores bancadas son de Perú Libre, el partido de Castillo, cuenta con 37 escaños, y del partido fujimorista Fuerza Popular, con 24. Acción Popular, el partido de Alva, tiene 16.

Castillo viajará el jueves a la ciudad andina de Ayacucho para una juramentación simbólica en la Pampa de la Quinua, escenario de la batalla de Ayacucho del 9 de diciembre de 1824, que selló la independencia de Perú y del resto de la América española. El viernes encabezará una Parada Militar en Lima.

El presidente interino Francisco Sagasti, quien recibió el pasado viernes a Castillo en el Palacio de Gobierno, le recomendó que evalúe si se justifica insistir en su propuesta de cambiar la Constitución, rechazada por la derecha.

Sagasti destacó el «sentido del humor» y la «sencillez» del nuevo presidente, quien le «preguntó donde pondría los animalitos que tiene en su casa rural de Cajamarca».

Comparte y opina:

El maestro izquierdista Pedro Castillo es el presidente electo de Perú

"Traigo el corazón abierto para cada uno de ustedes, acá en este pecho no hay rencor", dijo Castillo desde un balcón, en alusión a los duros ataques de sus adversarios.

Pedro Castillo y Dina Boluarte, presidente y vicepresidenta del Perú, saludan desde un balcón en Lima la noche del lunes.

/ 20 de julio de 2021 / 00:31

El maestro de escuela izquierdista Pedro Castillo fue proclamado este lunes presidente electo de Perú, tras seis semanas en vilo luego del reñido balotaje del 6 de junio y denuncias de fraude de su rival derechista, Keiko Fujimori.

«Proclamo presidente de la república a don José Pedro Castillo Terrones», dijo en una breve ceremonia virtual el titular del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Jorge Luis Salas, luego de que este órgano terminara de resolver numerosas impugnaciones y apelaciones de Fujimori.

«En nombre de mi familia quiero saludar a las autoridades electorales […], saludar también a los partidos políticos que hemos participado en esta fiesta democrática», dijo Castillo, de 51 años, tras la proclamación ante cientos de partidarios congregados en la sede de su partido Perú Libre en Lima.

Cuatro años después de salir del anonimato al liderar una huelga del magisterio, Castillo debe tomar en nueve días las riendas del país, aunque, con su partido como primera minoría en un Congreso fraccionado, deberá buscar acuerdos para acabar con la inestabilidad de los últimos cinco años.

«Traigo el corazón abierto para cada uno de ustedes, acá en este pecho no hay rencor», dijo, en alusión a los duros ataques de sus adversarios.

Además, tendió la mano hacia su rival. «Invoco a la señora Keiko Fujimori […] para sacar adelante el país», apuntó.

Saludo de embajada de EEUU

La embajada de Estados Unidos en Lima dijo que esperaba fortalecer los lazos con el gobierno de Castillo y felicitó a los peruanos por el cierre del proceso electoral.

«Valoramos nuestros lazos profundos y esperamos fortalecerlos con el presidente electo Pedro Castillo luego de su toma de posesión», indicó la legación norteamericana en un tuit.

De su lado, el gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, celebró la «inobjetable» elección de Castillo y se mostró deseoso de «desarrollar una relación bilateral de cooperación integral», según una nota de la cancillería.

El escrutinio actualizado del 100% de las actas hecho por el órgano electoral (ONPE) dio el triunfo a Castillo con el 50,12% de los votos frente al 49,87% de Fujimori, quien venía denunciado un supuesto «fraude», sin aportar pruebas concluyentes, a pesar de que los observadores de la OEA, Estados Unidos y la Unión Europea afirmaron que la votación fue limpia.

Castillo obtuvo 44.263 votos más que su adversaria, según las cifras finales.

El anuncio del JNE desató de inmediato un carnaval entre los cientos de campesinos que acampaban desde hace semanas en apoyo a Castillo frente a la sede de ese cuerpo electoral en el centro de Lima.

«Por fin tenemos presidente», dijo a la AFP Rosa Huamán, una ama de casa de 27 años del distrito limeño de Ate, mientras la multitud coreaba «sí se pudo».

Tras un quinquenio de convulsiones políticas que llevaron a Perú a tener tres presidentes en cinco días en noviembre de 2020, el país vivía bajo tensión desde el balotaje debido a la demora en conocerse oficialmente al vencedor.

Centenares de militares retirados realizaron mitines, algunos exhibiendo sables, para rechazar el supuesto «fraude» y pedir que las Fuerzas Armadas impidieran que Castillo llegara al poder.

«Nada que ver» con Venezuela – Fujimori, quien deberá ir a juicio por supuesto lavado de dinero al no ganar la presidencia, había presentado numerosas impugnaciones de votos y apelaciones para dilatar la proclamación del vencedor, mientras sus partidarios exigían en las calles anular el balotaje y convocar a nuevas elecciones.

Sin embargo, pocas horas antes de la proclamación, la dirigente anunció que reconocería los resultados, y de esta manera su tercera derrota en un balotaje presidencial.

«Voy a reconocer los resultados porque es lo que manda la ley y la constitución que he jurado defender», dijo en rueda de prensa.

«Hago un llamado a los peruanos a no rendirnos y poner en práctica una defensa democrática» ante el gobierno de Castillo, expresó Fujimori, quien acusa al nuevo presidente de ser «comunista», lo que él ha negado.

Además, el principal asesor económico de Castillo, Pedro Francke, aseguró a la AFP que su programa no tiene «nada que ver con la propuesta de Venezuela».

El nuevo mandatario debe asumir el 28 de julio, día en que expira el mandato del presidente interino Francisco Sagasti y en el que Perú conmemora el bicentenario de su independencia.

La tardanza en la proclamación -que usualmente se hacía unas cuatro semanas antes de la juramentación- obligará a hacer un acelerado proceso de traspaso del mando en los ministerios y otras reparticiones públicas.

Castillo recibirá un país duramente golpeado por el covid-19: Perú acumula casi dos millones de contagios y casi 200.000 muertos. Tras ajustar las cifras, el 31 de mayo, pasó a ser el país con mayor tasa de mortalidad del mundo por la pandemia: 592 decesos por cada 100.000 habitantes.

Comparte y opina:

Montesinos se entromete en pugna electoral de Perú 20 años después de su captura

Los audios fueron divulgados el jueves por Fernando Olivera, el mismo que difundió en 2000 un video que mostraba a Montesinos sobornando a un parlamentario opositor para que se uniera al oficialismo

Vladimiro Montesinos, exjefe de inteligencia de Perú

Por Francisco Jara / AFP

/ 25 de junio de 2021 / 16:49

Veinte años después de caer preso, el exjefe de inteligencia Vladimiro Montesinos saltó al primer plano en Perú con la difusión de unos audios en que propone comprar al jurado electoral, que debe proclamar al nuevo presidente.

Los audios fueron divulgados el jueves por Fernando Olivera, el mismo que difundió el 14 de septiembre de 2000, en un canal de cable, un video que mostraba a Montesinos, entonces mano derecha del presidente Alberto Fujimori, sobornando a un parlamentario opositor para que se uniera al oficialismo.

Olivera presentó varias grabaciones de llamadas telefónicas con las que intenta demostrar que Montesinos buscó ayudar a consumar un fraude electoral a favor de la candidata derechista Keiko Fujimori, la hija de su antiguo jefe.

Montesinos, quien cumple una condena de 25 años, pide a un interlocutor que contacte a un abogado conectado con tres de los cuatro miembros del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) para sobornarlos e impedir que eventualmente proclamen al izquierdista Pedro Castillo como ganador del balotaje presidencial del 6 de junio.

«Veo esto como un intento más para echar abajo las elecciones. Y llama la atención que Montesinos pueda hacer todo esto desde la prisión de la Marina», dice a la AFP el analista Hugo Otero, exasesor del difunto presidente Alan García.

La Marina dijo que investigará el hecho y admitió que Montesinos tenía permiso para llamar a su pareja. «Mientras tanto, el interno no podrá realizar ninguna llamada telefónica», indicó en un comunicado.

«Conexiones con el JNE»

En un audio, Montesinos dice a su interlocutor: «Escúchame, ¿te acuerdas de Guillermo? Ya, el pata tiene conexiones con el JNE. Allá hay cuatro que son colegiados de cuatro, ¿no es cierto? Él tiene llegada a tres directo».

«Claro, pues, con tres es suficiente. Entonces sería bueno que lo localizaras a él para que pueda apoyar, tienes que echar un poco de gasolina [dinero]. Tú me entiendes, ¿no?», agrega Montesinos, de 76 años, quien tiene prohibido hacer llamadas telefónicas desde la cárcel de alta seguridad de la Base Naval del Callao, donde cumple su sentencia.

Olivera, quien dirige un minoritario partido llamado Frente de la Esperanza, indicó que el interlocutor de Montesinos era el militar retirado Pedro Rejas. Y el aludido que podía supuestamente contactar a los magistrados es el abogado Guillermo Sendón.

«No hubo nunca la intención de hacer ninguna compra de nada porque es absurdo pensar en eso», aseguró Sendón a la radio RPP este viernes.

«No hubo ninguna conversación más con el señor Rejas y no sé lo que habrán hablado después ellos, pero para mí jamás hubo la seguridad de que se quería hacer ese fraude», afirmó.

La difusión de los audios echó más leña a la hoguera en un país en vilo que espera desde hace casi tres semanas que el JNE acabe de revisar impugnaciones de votos presentadas por el fujimorismo y proclame al nuevo presidente de Perú.

Castillo superó por 44.000 votos a su rival según el escrutinio final, pero el JNE demora en dar su veredicto por la enorme cantidad de impugnaciones y por la deserción de uno de los magistrados.

«Vladivideos»

Luego de su llegada al poder en 1990, Alberto Fujimori puso a Montesinos al frente de los servicios de inteligencia, desde donde se tornó la eminencia gris de un gobierno entonces en combate abierto con las guerrillas de Sendero Luminoso y Tupac Amaru.

Una década más tarde, en septiembre de 2000, y con el gobierno contra las cuerdas, Montesinos cayó en desgracia con la divulgación de videos que lo mostraban sobornando a legisladores para que apoyaran a Fujimori, quien había sido reelegido recientemente a un tercer periodo.

Dos días después de la difusión, el presidente de ancestros japoneses anunció que convocaría a nuevos comicios, en los que no se presentaría, y disolvió los servicios de inteligencia. En las semanas siguientes se divulgaron más «vladivideos».

Arresto en Venezuela

Montesinos partió el 24 de septiembre a Panamá para pedir asilo, pero regresó a Perú un mes después. Entonces Fujimori encabezó personalmente su búsqueda, pero su exmano derecha huyó transitando por varios países del Caribe hasta recalar en Venezuela.

Fue hallado oculto en una casa de un barrio pobre de Caracas el 24 de junio de 2001, siete meses después de que Fujimori se marchara de Perú y renunciara a presidencia por fax desde Japón. Fue devuelto por el presidente Hugo Chávez a Lima, donde fue juzgado y condenado.

Desde prisión Montesinos suele querellar a la prensa alegando que se le acusa sin pruebas.

Olivera divulgó los audios para solicitar que se anulen las elecciones presidenciales -tanto la primera como la segunda vuelta-, en las que él no pudo competir porque el JNE dictaminó que no cumplía los requisitos.

Comparte y opina:

Castillo se da por vencedor en Perú y recibe saludo de Evo Morales

En un mensaje ante seguidores en la sede de su partido Perú Libre en el centro de Lima, Castillo dijo que sus observadores dan por segura su victoria e instó a sus seguidores a no caer en provocaciones

Pedro Castillo

/ 9 de junio de 2021 / 16:59

Pedro Castillo ya se considera ganador del ajustado balotaje presidencial del domingo en Perú, aunque las autoridades seguían sin anunciar un vencedor tres días después, pese a que el profesor rural de izquierda supera por estrecho margen a la derechista Keiko Fujimori.

Castillo, quien ha lanzado mensajes en tono de seguro vencedor al ostentar 50,19% contra 49,80% para Fujimori, tras contabilizarse el 98,4% de las mesas pasadas las 14h00 locales (19h00 GMT) de este miércoles, según el órgano electoral peruano (ONPE).

Asimismo, el aspirante de izquierda recibió el saludo del expresidente boliviano Evo Morales por su «victoria».

«íMuchas felicidades por esta victoria, que es la victoria del pueblo peruano, pero también del pueblo latinoamericano que quiere vivir con justicia social!», tuiteó el exmandatario izquierdista indígena (2006-2019).

En un mensaje ante seguidores en la sede de su partido Perú Libre en el centro de Lima, Castillo dijo que sus observadores dan por segura su victoria e instó a sus seguidores a no caer en provocaciones, en tanto agradeció saludos «por su victoria» enviados por países de América Latina.

«Seremos un gobierno respetuoso de la democracia, de la Constitución actual y haremos un gobierno con estabilidad financiera y económica», dijo Castillo la noche del martes desde un balcón ante cientos de seguidores.

«Quiero expresar a nombre del pueblo peruano a las personalidades de diferentes países que hoy en la tarde han venido expresando el saludo al pueblo peruano», agregó en alusión a mensajes de «embajadas y gobiernos de América Latina y de otros países».

Castillo tiene casi 72.000 votos más que su rival, pero la contienda sigue abierta, según fuentes de la ONPE.

Las Fuerzas Armadas exhortaron a «todos los peruanos» a respetar los resultados del balotaje y reafirmaron su «compromiso de respetar la voluntad ciudadana», en momentos en que circulan en las redes sociales llamados para que los militares impidan que Castillo asuma el poder.

Al igual que en las tres últimas elecciones presidenciales en Perú, casi tan ajustadas como la actual, el conteo oficial demora a la espera de los votos de las remotas zonas rurales y selváticas, así como los del exterior.

Fujimori consigue hasta ahora el 66,48% de los sufragios emitidos en el exterior, con el 89,47% de esas mesas escrutadas.

Pero «remontar esa diferencia va a ser muy difícil, deben quedar más votos por contar en Perú que en el extranjero», dijo a la AFP el analista Hugo Otero, porque todavía queda por escrutar poco menos del 2% de las mesas en el país, la mayoría de zonas remotas.

«Miente, miente»

Al cierre de la votación el domingo, la hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori lideraba el escrutinio pero Castillo se fue arrimando talones hasta aventajarla a medida que avanzó el conteo.

Fujimori denunció el lunes «indicios de fraude» tras ser superada por Castillo.

Su equipo cifra ahora las esperanzas en la impugnación de actas de sufragio que serán resueltas «en un plazo de 10 a 12 días» por el Jurado Nacional Electoral (JNE), dijo a la AFP una fuente del organismo.

Luis Galarreta, candidato a la vicepresidencia de Fujimori, afirmó que los delegados electorales de Perú Libre hicieron «fraude en mesa».

Sin embargo, la ONPE niega la posibilidad de fraudes, lo mismo que la Misión de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA), que calificó el proceso de normal y transparente.

«Miente, miente, más de lo mismo: El Fujimorismo», dijo el partido de Castillo en un comunicado, afirmando que «no es un secreto la vieja práctica del fujimorismo sobre fraudes electorales».

Entre otras cosas, Perú Libre recuerda «la venganza de la señora Keiko Fujimori por no aceptar los resultados en el año 2016», cuando perdió ante Pedro Pablo Kuczynski por estrecho margen (50,12% contra 49,88%), en alusión al papel de su partido Fuerza Popular para destituir al mandatario en marzo de 2018.

Mientras los partidarios de Castillo empiezan a cantar victoria, los seguidores de Fujimori convocaron una manifestación este miércoles en la tarde en Lima para denunciar «fraude».

La incertidumbre se acentúa en un país sumido en convulsiones políticas que condujeron a tener cuatro presidentes desde 2018, tres de ellos en cinco días de noviembre pasado.

La elección volvió a dejar en evidencia no solo la división política que sufre el, sino también la brecha entre Lima y el «Perú profundo», postergado por siglos y muy golpeado por la recesión económica causada por la pandemia.

En la región andina de Cusco, la antigua capital del imperio inca, Castillo conquistó el 83% de los votos, y en Puno, a orillas del lago Titicaca, el 89%. En estas zonas predominan las poblaciones quechua y aymara, respectivamente.

Comparte y opina:

Perú honra al exjefe de la ONU Pérez de Cuéllar, muerto a los 100 años

El exjefe de la ONU falleció en su casa en Lima el miércoles en la noche "después de una semana complicada" en su condición de salud, dijo su hijo Francisco Pérez de Cuéllar al anunciar su deceso.

Javier Pérez de Cuéllar Foto: http://goldmercuryaward.org/

/ 5 de marzo de 2020 / 17:09

La bandera de Perú ondeaba a media asta el jueves en edificios públicos de Lima en honor al diplomático peruano Javier Pérez de Cuéllar, secretario general de la ONU de 1982 a 1991, fallecido en la víspera a los 100 años de edad.

"Me aúno a los sentimientos de pesar por el sensible fallecimiento del Embajador Javier Pérez de Cuéllar, insigne peruano y figura emblemática de nuestra diplomacia, que dedicó su vida a servir al país y a la paz internacional", declaró el canciller peruano Gustavo Meza-Cuadra en Twitter.

El exjefe de la ONU falleció en su casa en Lima el miércoles en la noche "después de una semana complicada" en su condición de salud, dijo su hijo Francisco Pérez de Cuéllar al anunciar su deceso.

Los restos del diplomático serán velados este jueves en su hogar y llevados el viernes al Palacio de Torre Tagle, sede de la cancillería peruana, donde recibirá honores oficiales. Será sepultado el sábado en el Cementerio Presbítero Maestro de Lima, indicó su hijo.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, se declaró "profundamente entristecido por el fallecimiento" de su predecesor y envió sus condolencias a "su familia, el pueblo peruano, y a tantos otros alrededor del mundo cuyas vidas fueron tocadas por este notable y compasivo líder mundial".

Agregó que "dejó un profundo impacto" tanto en la ONU como en el mundo con una gestión al frente de la organización que coincidió con "algunos de los años más helados de la Guerra Fría".

Guterres recordó además que tuvo un "rol crucial en una cantidad de éxitos diplomáticos, incluyendo la independencia de Namibia, el fin de la guerra Irán-Irak, la liberación de los rehenes estadounidenses en Líbano, el acuerdo de paz en Colombia y, en sus últimos días de gestión, un histórico acuerdo de paz en El Salvador".

Por su parte, el presidente peruano Martín Vizcarra lamentó "profundamente" en Twitter el fallecimiento de este "insigne peruano, demócrata a carta cabal, quien dedicó su vida entera al trabajo por engrandecer a nuestro país".

La Iglesia católica destacó, por su lado, sus "múltiples valores cristianos que llevó a la práctica, con sencillez y discreción, con servicio abnegado".

"Como Iglesia, sentimos la alegría y el honor de haberlo tenido en nuestras aulas, en el Colegio San Agustín y en la Pontificia Universidad Católica del Perú", indicó el arzobispo de Lima, Carlos Castillo, en un mensaje enviado desde Roma.

Rival de Fujimori

Una vez retirado de la ONU, diversos grupos políticos peruanos lo instaron a ser candidato presidencial en 1995 para enfrentar al presidente Alberto Fujimori, quien tres años antes había dado un "autogolpe". Sin embargo, el gobernante de ascendencia japonesa consiguió la reelección con el 64% de los votos.

Después de los comicios se fue a vivir a París, pero regresó a Lima tras la caída de Fujimori en noviembre de 2000 y colaboró con el presidente Valentín Paniagua en el gobierno de transición que dirigió el país durante ocho meses.

Desde el 22 de noviembre de 2000 al 28 de julio de 2001 fue simultáneamente presidente del Consejo de Ministros y ministro de Relaciones Exteriores.

También fue embajador de Perú en la desaparecida Unión Soviética, Francia, Polonia y Suiza y representante peruano ante la Unesco.

"Fuente de inspiración"

Nacido en Lima en 1920, abogado y diplomático de carrera, fue el quinto secretario general de Naciones Unidas, entre enero de 1982 y diciembre de 1991. La ONU lo saludó cuando cumplió 100 años, el pasado 19 de enero.

Guterres lo homenajeó en esa ocasión en Twitter: "Con enorme orgullo y alegría extiendo mis mejores deseos al celebrar su centenario. Muchas veces he reflexionado sobre su ejemplo y experiencia en busca de inspiración y orientación".

Pérez de Cuéllar estuvo casado en dos ocasiones, primero con la francesa Yvette Roberts y luego con la peruana Marcela Temple Seminario, ambas fallecidas.

En su primer matrimonio nacieron sus hijos Francisco (1947) y Águeda (1955). (05/03/2020)

Comparte y opina: