Mundo

miércoles 25 may 2022 | Actualizado a 18:57

Comisión acusa a Bolsonaro de delitos durante la pandemia en Brasil, él dice no tener ‘culpa de nada’

La CPI escudriñó durante seis meses las acciones y omisiones del gobierno durante la pandemia que ya ha dejado más de 600.000 muertos en Brasil, el segundo país más enlutado del mundo después de Estados Unidos.

Por AFP

/ 20 de octubre de 2021 / 18:41

Una comisión investigadora del Senado brasileño recomendó este miércoles imputar al presidente Jair Bolsonaro por varios delitos, entre ellos «crímenes contra la humanidad», por su gestión de la pandemia, mientras el mandatario aseguró no tener «culpa de absolutamente nada».

La CPI escudriñó durante seis meses las acciones y omisiones del gobierno durante la pandemia que ya ha dejado más de 600.000 muertos en Brasil, el segundo país más enlutado del mundo después de Estados Unidos.

El relator presentó este miércoles su informe final, en el que concluyó que el gobierno expuso «deliberadamente a la población al riesgo concreto de infección en masa», incluyendo a la vulnerable población indígena, por lo que pidió la inculpación de Bolsonaro y de otras 67 personas y empresas, como varios ministros y exministros y tres de los hijos del mandatario. 

Entre los delitos atribuidos al presidente figuran crímenes contra la humanidad, delito por favorecer una epidemia que resultó en muerte, prevaricación y diseminación de informaciones falsas sobre el virus.

La CPI no tiene el poder de hacer denuncias formales. Pero el informe, con testimonios conmovedores y revelaciones impactantes (como el uso de pacientes como «cobayas humanas» para probar medicamentos ineficaces contra el COVID), será enviado a diferentes órganos que pueden proseguir las investigaciones y formular cargos, como la Fiscalía General o una corte internacional.

Además de un «deliberado atraso» en la compra de vacunas, «se comprobó la existencia de un gabinete paralelo [que asesoraba al gobierno], la intención de inmunizar la población mediante el contagio natural, se dio prioridad a un tratamiento precoz sin amparo científico y se desestimularon las medidas no farmacológicas», como uso de mascarilla y distanciamiento, afirmó en sus conclusiones el senador opositor Renan Calheiros, encargado de elaborar del informe.

Se trató de una «estrategia macabra», añadió Calheiros. Si se hubieran adoptado medidas para contener la circulación del virus, «se podrían haber salvado 120.000 vidas para fines de marzo de 2021».

Bolsonaro es «el principal responsable de los errores cometidos por el gobierno», completa el relator del informe, que será votado por la comisión de once miembros la próxima semana, cuando se espera que sea aprobado con pocas modificaciones.

«No tenemos culpa de nada»

Bolsonaro, que siempre calificó la CPI de «payasada», se eximió de cualquier responsabilidad.

«Sabemos que no tenemos culpa de absolutamente nada. Sabemos que hicimos lo correcto desde el principio», dijo durante un acto oficial en el estado de Ceará pocas horas después de la publicación del informe.

Desde el inicio de la emergencia sanitaria, Bolsonaro minimizó la pandemia, criticó las medidas de aislamiento, el uso de barbijos y defendió medicamentos sin eficacia contra el covid, como la hidroxicloroquina.

Más de un año después de haber contraído el virus, asegura que no se vacunará y continúa defendiendo estos medicamentos, que son contraindicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

Aunque el informe final de la CPI podría traerle consecuencias políticas y judiciales graves, analistas coinciden en que su impacto a corto plazo será más que nada simbólico, porque Bolsonaro aún tiene apoyo suficiente en el Congreso para evitar un impeachment y ven poco probable que el fiscal general resuelva imputarlo.

La popularidad de Bolsonaro se encuentra en su nivel más bajo desde que asumió la presidencia, y las encuestas para las elecciones de 2022 lo muestran detrás del expresidente izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva.

Tramas impactantes

En un principio, la comisión hurgó en las responsabilidades por los pacientes muertos en Manaos por falta de oxígeno, pero luego se adentró en irregularidades como la demora del gobierno para comprar vacunas, o la existencia de un «gabinete paralelo» de médicos y empresarios defensores de medicamentos sin eficacia comprobada que asesoraba al mandatario.

En el camino fueron identificadas nuevas tramas, entre ellas supuestas irregularidades en la compra (no realizada) de la vacuna india Covaxin, que le valió a Bolsonaro una investigación judicial por «prevaricación» al no haber denunciado el caso, del que teóricamente estaba enterado, ante la Policía Federal.

O las conexiones entre el gobierno y operadoras privadas de salud en la promoción de medicamentos ineficaces para el «tratamiento precoz» del coronavirus.

Una de ellas es Prevent Senior, una operadora de salud para la tercera edad señalada de aplicar tratamientos experimentales sin consentimiento de los pacientes y de maquillar el número de muertos por coronavirus, un escándalo que ha impactado al país.

Comparte y opina:

Biden dice que irá a Texas en los próximos días tras masacre en escuela

Un adolescente de 18 años mató el martes a 19 niños y dos maestros en una escuela primaria de Texas.

Padres lloran tras conocer los sucesos en el colegio de sus niños.

Por AFP

/ 25 de mayo de 2022 / 16:52

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el miércoles que pronto irá a Texas tras la masacre en una escuela en la que murieron 19 niños y dos maestros.

«Jill y yo viajaremos a Texas en los próximos días para encontrarnos con las familias y hacerles saber que sentimos su dolor», dijo Biden en la Casa Blanca.

Comparte y opina:

Chile, la primera parada en Latinoamérica de la exhibición del enigmático Banksy

Comparado con artistas de la talla de Pablo Picasso o Andy Warhol, Banksy plasma en sus obras temas como los derechos de los animales, migración, política, la corona inglesa y últimamente sobre el coronavirus.

Banksy presenta sus obras en total anonimato. Foto: AFP.

Por AFP

/ 25 de mayo de 2022 / 11:36

Chile será la primera parada en Latinoamérica de «The Art of Banksy: Without Limits», la exposición no autorizada que rinde tributo a Banksy, el artista urbano que mantiene su identidad en el anonimato y que maravilla al mundo con sus grafitis y murales callejeros.

Una carpa instalada en el centro cultural Gabriela Mistral, en el centro de Santiago, recibirá desde el miércoles la muestra de más de 160 obras, murales y esculturas del enigmático artista británico que comenzó a pintar grafitis en la década de 1990 en Inglaterra y extendió su arte callejero para varios países.

«A mí me interesa cómo la gente sale (de la exhibición). Si después de ver más de 160 obras de él hay un cambio de chip en tu cerebro. Si te vuelves más humano, si te vuelves más empático, si rompes esa burbuja de individualismo en el cual nuestra sociedad contemporánea vive», dijo a la AFP Guillermo Quintana, curador y organizador de la exposición desde hace cuatro años.

La exhibición presentará cuadros originales de Banksy, como un tapete con la leyenda «Welcome», y también réplicas de famosos murales, como el de un grupo de palomas con mensajes antinmigración o el manifestante que lanza flores.

Para las réplicas contó con la colaboración de los artistas Desastre de México y Brookesia de España, y también reclutó a las chilenas Maida K y Antiza, «buscando la equidad de género», dice Quintana.

«Yo creo que no importa si eres chileno, mexicano, alemán, japonés, todos entendemos el mensaje de Banksy», aseveró el curador.

La muestra también presenta una reproducción de una estación del metro de Londres, que sumerge a los visitantes en el mundo del arte callejero de Banksy, la obra «Pulp Fiction», que retrata a las estrellas de la película Samuel L. Jackson y John Travolta apuntando plátanos en lugar de pistolas, y aún imágenes de «Dismaland», una crítica irónica a Disneyland.

Comparte y opina:

Los hermanos Dardenne tienden un espejo a Europa con «Tori y Lokita» en Cannes

Es su novena película en competición en Cannes, y los Dardenne persisten en empuñar la cámara como si se tratara de un potente foco y muestre la miseria y explotación sexual y laboral.

Los hermanos belgas Jean-Pierre y Luc Dardenne. Foto: AFP.

Por AFP

/ 25 de mayo de 2022 / 11:28

Los hermanos belgas Jean-Pierre y Luc Dardenne vuelven a tender un espejo a Europa con la historia conmovedora de dos niños migrantes ilegales, «Tori y Lokita», presentada este martes a competición por la Palma de Oro.

«Tori y Lokita» son dos niños africanos que luchan juntos en muchos, demasiados, frentes, y simultáneamente: para tener papeles en regla, para ganarse la vida, para ir a la escuela, para pagar a los traficantes que les hicieron cruzar el Mediterráneo, para mandar dinero a casa.

Solo lo podrán lograr si aúnan fuerzas. E inevitablemente, con todo tipo de trabajos, desde vender pizzas a distribuir droga.

Para Lokita, el peaje es aún más duro: prestarse a abusos sexuales.

«Nuestro cine consiste en ver cómo va el mundo. Y nos pareció que era una manera de verlo, a través de los ojos» de dos chicos, explicó Jean-Luc Dardenne en entrevista con la AFP.

Su hermano Luc dijo que, con el filme, esperaba «hacer caer algunos» prejuicios, en una Europa en la que crecen los movimientos populistas, de extrema derecha o de izquierda, y en la que el tema migratorio es uno de los que más preocupan en las encuestas ciudadanas.

«Interpretar a Lokita no fue fácil, porque es un papel bastante triste. Han sido muchas horas de ensayos a puerta cerrada», explicó a la prensa Joely Mbundu.

Los Dardenne se inspiran a menudo de las páginas de sucesos de los periódicos belgas. Cuando escogen una historia, solo queda tirar del hilo, armar el guión y buscar a los actores, a menudo no profesionales.

Desde que se alzaron con su primera Palma de Oro, en 1999, con «Rosetta», su fórmula prácticamente no ha cambiado: tomar de la mano al espectador desde el primer minuto y meterlo dentro de la narración. Seis años más tarde, volvieron a ganar el máximo galardón con «El niño». 

Comparte y opina:

Vía libre para la venta del Chelsea después de la aprobación del gobierno británico

El gobierno anunció el miércoles que aprobó la oferta de 4.250 millones de libras (5.327 millones de dólares) del consorcio, tal y como lo hizo el martes la Premier League

Emblema de Chelsea

Por AFP

/ 25 de mayo de 2022 / 10:57

La era Abramovich llega a su fin: el gobierno británico aprobó el miércoles la venta del Chelsea a un consorcio dirigido por un hombre de negocios estadounidense.

La invasión rusa de Ucrania ha puesto fin a dos décadas de reinado en el club del oeste londinense del multimillonario ruso Roman Abramovich, que ha convertido a los ‘Blues’ en un peso pesado en Inglaterra y en el fútbol europeo. Ahora cede el testigo al grupo dirigido por el estadounidense Todd Boehly.

El gobierno anunció el miércoles que aprobó la oferta de 4.250 millones de libras (5.327 millones de dólares) del consorcio, tal y como lo hizo el martes la Premier League.

Después de la luz verde de Londres, las autoridades europeas tienen que dar su aprobación todavía pero, para la BBC, este último trámite es considerado como una formalidad.

En medio de la tormenta desatada después de la invasión rusa en Ucrania, el multimillonario ruso, cercado por las sanciones de Londres, puso en venta el club el 2 de marzo, insistiendo que no reclamaría el rembolso de los préstamos adquiridos por el club a lo largo de sus 19 años de reinado, y que todos los beneficios de la operación irían destinados a las víctimas del conflicto.

Causas humanitarias en Ucrania

Después de un largo proceso de pujas, que implicaron a varios grupos, es el consorcio de Boehly y de sus socios inversores el que ha sido elegido por el banco neoyorquino Raine Group, que supervisa la venta.

El grupo de inversores, además de por Boehly, está compuesto por Mark Walter, con quien es copropietario de los Dodgers, franquicia de béisbol de Los Ángeles, del millonario suizo Hansjoerg Wyss, fundador de la empresa de material médico Synthes, y de la empresa de inversiones estadounidense Clearklake Capital.

«Teniendo en cuenta las sanciones que hemos impuesto a las personas ligadas a Putin y a la sangrienta invasión de Ucrania, el futuro del club a largo plazo solo puede ser asegurado con un nuevo propietario», estimó en Twitter Nadine Dorries, Secretaria de Estado británica de Cultura, Medios de Comunicación y Deportes.

«Estamos convencidos de que las ganancias de la venta no beneficiarán a Roman Abramovich o a otras personas sancionadas. Quiero agradecer a todo el mundo, especialmente a los responsables que han trabajado sin descanso para que el equipo continúe jugando y que han permitido esta venta, protegiendo a los aficionados y a la comunidad del fútbol en general».

Desde el 2 de marzo, el club juega en Premier League gracias a una licencia especial, que le impide ofrecer nuevos contratos a sus jugadores o hacer fichajes.

El gobierno aseguró querer «empezar un proceso para garantizar que los ingresos obtenidos por la venta son destinados a causas humanitarias en Ucrania, apoyando a las víctimas de la guerra».

Abramovich compró a los ‘Blues’ en 2003 por 140 millones de libras (175,5 millones de dólares). Gracias a la fortuna del oligarca próximo al Kremlin, el Chelsea, hasta ese momento un equipo de nivel medio del fútbol inglés, se transformó en un peso pesado en Inglaterra y en Europa, ganando, entre otros, cinco títulos de Premier League (2004-2005, 2005-2006, 2009-2010, 2014-2015 y 2016-2017) y dos Ligas de Campeones (2012 y 2021).

Esta temporada, el Chelsea terminó tercero de la Premier League y se clasificó a la próxima Liga de Campeones. El club perdió las finales de Copa de Inglaterra y de la Copa de la Liga, en las dos ocasiones contra el Liverpool en los penales.

Una vez la venta esté terminada, los ‘Blues’ podrán retomar plenamente su actividad y reconfigurar la plantilla.

Según el periódico británico The Telegraph, Todd Boehly ha prometido al entrenador Thomas Tuchel un presupuesto alrededor de los 200 millones de libras (250,7 millones de dólares) para fichajes, de los cuales una parte podría proceder de la venta de varios jugadores.

El entrenador alemán debería perder a los defensas Antonio Rudiger y Andreas Christensen, traspasados gratuitamente al Real Madrid y al Barcelona.

En una entrevista en la web el Chelsea realizada antes de la confirmación de la venta, Thomas Tuchel explicaba que el club funcionaba con una «enorme desventaja» y debería demostrar su agilidad en el mercado de fichajes.

Comparte y opina:

Las ‘Fiestas Galantes’ vuelven al palacio de Versalles tras la pandemia

Para participar, cada invitado pagó un mínimo de 155 euros.

Las 'Fiestas Galantes', tradición europea, volvieron después de dos años. Foto: AFP.

Por AFP

/ 25 de mayo de 2022 / 10:54

Por una noche unos 700 europeos y estadounidenses pudieron transformarse en duques, marqueses o condes vestidos con pelucas al estilo del siglo XVIII para asistir a las «Fiestas Galantes» del Palacio de Versalles, en las afueras de París, después de dos años sin festejo por la pandemia del covid-19.

Los aficionados a las fiestas barrocas participan en un matrimonio de época en la capilla real, antes de asistir en un baile en la Galería de los Espejos, animado por músicos de la Ópera Real, replicando la era dorada de Versalles.

Shawn y Kristine, una pareja de unos 40 años, vestidos con trajes en tonos azules y ataviados con pelucas alquiladas en Canadá, visitan los apartamentos reales. Viajaron desde Vancouver y es la primera vez que participan en esta fiesta.

En 2019 pensaron este viaje que tuvo que ser postergado dos años debido a la pandemia. Claire, de 30 años, es una bailarina profesional que vive en Nancy, en el este de Francia y para su cumpleaños decidió regalarle a su madre de 61 años esta experiencia.

«Es mágico poder encontrarse aquí con estas ropas. Todos son agradables y sonrientes. Nos hace mucho bien después de los dos años que acabamos de pasar», cuenta Claire con un vestido azul.

Jonathan, un editor de 50 años, viajó desde Los Ángeles para asistir a la fiesta vestido con un traje rojo encarnando a Lucifer, con una peluca con cuernos. «Es una experiencia extraordinaria vivir esto en Versalles. Vine con mi mujer y con amigos desde Estados Unidos», señala.

Bruno decidió encarnar al rey Luis XVI y para ello fabricó con sus propias manos una peluca y asistió acompañado de Daniel, quien se vistió de con un traje barroco de Saturno también «hecho a mano».

Ambos son fieles a esta cita anual. «Vamos al carnaval de Venecia, pero Versalles es mítico y nos hizo falta. Es bueno de volver a ver a los amigos y festejar de la forma que nos gusta», cuenta.

El director de los espectáculos organizados por el Palacio de Versalles, Laurent Brunner, explica que los participantes buscan una «pequeña revancha» de los últimos tiempos. «Estos últimos años fueron duros. El sentido de la fiesta es muy emblemático del siglo XVIII», observó.

Comparte y opina: