Mundo

lunes 24 ene 2022 | Actualizado a 17:58

Comité en EEUU recomienda vacuna anticovid de Pfizer para niños de 5 a 11 años

Los expertos independientes concluyeron que los beneficios conocidos -tanto directos, para la salud de los niños, como indirectos, para poner fin a las interrupciones escolares- superaban los riesgos conocidos.

/ 26 de octubre de 2021 / 18:32

Un panel médico de asesores del gobierno de Estados Unidos respaldó el martes el uso de la vacuna contra el covid-19 de Pfizer en niños de 5 a 11 años, lo que allana el camino para que los más pequeños se vacunen en pocas semanas.

Los expertos independientes concluyeron que los beneficios conocidos -tanto directos, para la salud de los niños, como indirectos, para poner fin a las interrupciones escolares- superaban los riesgos conocidos.

Tras un día de presentaciones y debate, la votación final fue de 17 votos a favor y una abstención.

La recomendación del comité es de carácter consultivo, pero es inusual que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) no la siga. Por esto se espera que la agencia autorice pronto el uso de la vacuna para esta franja etaria, por lo que unos 28 millones de niños serían elegibles para recibir la vacuna desde mediados de noviembre.

«Para mí está bastante claro que los beneficios superan el riesgo cuando oigo hablar de niños que están siendo ingresados a cuidados intensivos, que tienen efectos de largo plazo después de padecer covid, y que están muriendo», dijo Amanda Cohn, de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), que votó a favor.

«La cuestión no es saberlo todo, sino saber lo suficiente», dijo Paul Offit, pediatra del Hospital Infantil de Filadelfia, quien también votó a favor pero reflexionó sobre el hecho de que con el tiempo se dispondría de datos de seguridad más completos.

Añadió que muchos niños de alto riesgo podrían beneficiarse, además de que el riesgo teórico de miocarditis, el efecto secundario más preocupante, sería probablemente muy bajo, dada la dosis reducida de 10 microgramos, en comparación con los 30 microgramos en edades más avanzadas.

No obstante, varios expertos matizaron en parte sus votos diciendo que no estarían a favor de un amplio mandato de vacunación en las escuelas y que la inyección debería seguir siendo una decisión personal de las familias.

Más temprano, el científico principal de la FDA, Peter Marks, había dicho que los niños más pequeños estaban «lejos de librarse de los daños del covid-19».

Añadió que, en este grupo, en Estados Unidos se habían producido 1,9 millones de infecciones y 8.300 hospitalizaciones, de las que aproximadamente un tercio requirieron cuidados intensivos.

También ocurrieron alrededor de 100 muertes, lo que convierte al covid en una de las 10 principales causas de muerte entre los niños, añadió.

Efectos secundarios inusuales

Un estudio de Pfizer compartido por la FDA mostraba que la vacuna tenía una eficacia de 90,7% para prevenir el covid-19 sintomático y no presentaba problemas de seguridad graves.

El científico de la FDA Hong Yang presentó un modelo que mostraba que, con las tasas de infección actuales, la vacuna evitaría muchas más hospitalizaciones por covid que las que podría causar la miocarditis.

Si la transmisión en la comunidad se redujera a niveles muy bajos, esta relación podría cambiar, pero incluso entonces la vacunación podría merecer la pena debido a los riesgos a largo plazo relacionados con los casos no hospitalizados, añadió.

Entre estos riesgos a largo plazo del covid se encuentra el síndrome inflamatorio multisistémico en niños (MIS-C), una complicación rara pero muy grave, que ha afectado a más de 5.000 niños de todas las edades y se ha cobrado 46 vidas.

Pfizer evaluó los datos de seguridad entre 3.000 voluntarios, y los efectos secundarios más comunes de la vacuna fueron leves o moderados, como dolor en el lugar de la inyección, fatiga, dolor de cabeza, dolor muscular y escalofríos.

No hubo casos de miocarditis o pericarditis (inflamación alrededor del corazón). La empresa aclaró, sin embargo, que no había suficientes voluntarios para poder detectar efectos secundarios muy inusuales.

Sólo se detectaron muy pocos casos de miocarditis en adolescentes después de que se autorizara la vacuna en junio y se administrara a millones de personas de esa franja etaria.

Matthew Oster, investigador de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), hizo una presentación sobre lo que se sabe hasta ahora sobre el efecto secundario entre los grupos que ya pueden vacunarse.

De los 877 casos de miocarditis inducidos por la vacuna en menores de 29 años, 829 fueron hospitalizados, según los datos oficiales. La gran mayoría fueron dados de alta, pero cinco siguen en cuidados intensivos.

Es probable que la tasa de este efecto secundario sea menor en el grupo de edad de cinco a once años que entre los adolescentes varones, porque se cree que está relacionado con la testosterona.

La reunión ocurre cuando Estados Unidos está saliendo de su última ola, generada por la variante delta.

En Estados Unidos el 57% de la población está totalmente vacunada.

Comparte y opina:

El telescopio espacial James Webb llegó a su puesto de observación

El telescopio James Webb, cuyo coste para la NASA asciende a unos 10.000 millones de dólares, es uno de los equipos científicos más caros jamás construidos

/ 24 de enero de 2022 / 17:54

El telescopio espacial James Webb alcanzó su órbita final, a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra, desde donde podrá observar las primeras galaxias del Universo.

En torno a las 19.00 GMT activó sus propulsores para alcanzar el punto de Lagrange 2, ideal para observar el cosmos. «íBienvenido a casa, Webb!», exclamó el jefe de la NASA, la agencia espacial estadounidense, Bill Nelson, en un comunicado.

«Hemos dado un paso más para descubrir los misterios del Universo. íY tengo ganas de ver las primeras nuevas imágenes del Universo del telescopio Webb este verano!», añadió.

En esta región del espacio permanecerá alineado con la Tierra mientras se mueve alrededor del Sol, lo que permitirá que el parasol que lleva Webb proteja el equipo sensible al calor y a la luz.

Es la tercera vez que el telescopio activa sus propulsores desde que fue lanzado a bordo de un cohete Ariane 5 el 25 de diciembre.

El gran impulso del cohete se redujo deliberadamente para evitar que el instrumento rebasara su objetivo y asegurarse de que llegara a él por etapas.

El telescopio James Webb, cuyo coste para la NASA asciende a unos 10.000 millones de dólares, es uno de los equipos científicos más caros jamás construidos, comparable a su predecesor Hubble o al acelerador de partículas del CERN.

Halo

Mientras que el telescopio espacial Hubble estaba en una órbita alrededor de la Tierra, Webb se halla en la zona del espacio llamada punto de Lagrange 2 (L2), donde las fuerzas de atracción de la Tierra y el Sol son contrarrestadas por la fuerza centrífuga del telescopio, lo que permite una trayectoria estable usando menos combustible.

El nuevo telescopio no estará exactamente en el punto L2 sino que oscilará a su alrededor como un «halo» a una distancia similar a la de la Tierra y la Luna, en un ciclo de seis meses.

En el pasado hubo otras misiones espaciales en L2, como el telescopio espacial infrarrojo Herschel desarrollado por la Agencia Espacial Europea o un satélite de la NASA que ya estaba destinado a estudiar el Big Bang.

El posicionamiento de James Webb también le permitirá estar en contacto constante con la Tierra a través de Deep Space Network, una red de tres grandes antenas en Australia, España y California.

La NASA logró a principios de enero desplegar el enorme espejo del telescopio que le permitirá recibir la radiación emitida por las primeras estrellas y galaxias, formadas hace más de 13.400 millones de años, menos de 400 millones de años después del Big Bang.

Con la expansión del Universo, esta luz recorre más camino y al hacerlo «se enrojece». Al igual que el sonido de un objeto se amortigua cuando se aleja, la onda de luz se estira y pasa de la frecuencia visible a simple vista a la del infrarrojo.

Sin embargo, Webb, a diferencia de Hubble, está equipado para percibir estas señales infrarrojas, lo que le permitirá ver no solo objetos más antiguos sino también las nubes de polvo interestelar que absorben la luz de las estrellas y las ocultan de la mirada de Hubble.

También ayudará a explorar los exoplanetas, que orbitan alrededor de estrellas distintas al Sol. Examinará su atmósfera, buscando condiciones propicias para la aparición de vida.

Ahora que está en su posición definitiva habrá que esperar a que sus instrumentos científicos se enfríen antes de ser calibrados con suma precisión. Sus primeras imágenes se esperan para junio o julio.

Comparte y opina:

Bezos, el hombre más rico de la Tierra, dejará por unos minutos el planeta el martes

La misión llega días después de que el fundador de Virgin Galactic, el magnate Richard Branson, cruzara la frontera final del planeta, superando por poco al magnate de Amazon en el duelo espacial entre los dos multimillonarios.

/ 18 de julio de 2021 / 09:22

Jeff Bezos, la persona más rica del mundo, se unirá al club de astronautas el martes en el primer lanzamiento con tripulación de la empresa Blue Origin, otro momento clave en un gran mes para la incipiente industria del turismo espacial.

La misión llega días después de que el fundador de Virgin Galactic, el magnate Richard Branson, cruzara la frontera final del planeta, superando por poco al magnate de Amazon en el duelo espacial entre los dos multimillonarios.

Sin embargo, las miras de Blue Origin apuntan más alto: literalmente en términos de la altitud a la que ascenderá su nave reutilizable New Shepard, en comparación con el avión espacial de Virgin, pero también en sus ambiciones futuras.

Bezos fundó Blue Origin en 2000, con el objetivo de algún día construir colonias espaciales flotantes con gravedad artificial donde vivirán y trabajarán millones de personas.

Su viaje a más de 100 km del suelo terrestre se realizará apenas dos semanas después de dejar el cargo de director general de Amazon, grupo del cual mantiene cerca del 10% de las acciones.

En su hazaña espacial, Bezos estará acompañado por su hermano Mark, un financista que dirige la Fundación Familiar Bezos y trabaja como bombero voluntario, pero el destaque será la expiloto Wally Funk, quien a los 82 años se convertirá, con esta travesía, en el astronauta de mayor edad de la historia.

El otro afortunado para este paseo espacial será Oliver Daemenen, quien pasará a ser el viajero espacial más joven de la historia, con 18 años. El joven holandés es el primer cliente pago de la firma.

Notablemente ausente está el misterioso ganador de una subasta de 28 millones de dólares por un asiento, que tuvo «conflictos de programación» y participará en un vuelo futuro, y ha pedido permanecer en el anonimato, indicó la compañía.

New Shepard despegará a las 08H00 (13H00 GMT) del 20 de julio desde una instalación remota en el desierto del oeste de Texas llamada Launch Site One, unos 40 kilómetros al norte de Van Horn, la ciudad más cercana.

Después del despegue, New Shepard acelerará hacia el espacio a velocidades superiores a Mach 3, utilizando un motor de hidrógeno líquido/oxígeno líquido sin emisiones de carbono.

El evento se transmitirá en vivo en BlueOrigin.com a partir de una hora y media antes.

«Emocionante»

Por otra parte, Blue Origin también afirma que su cohete es más ecológico que el de su rival de Virgin Galactic.

Hoy, la compañía desarrolla un cohete orbital de carga pesada llamado New Glenn y también un módulo de aterrizaje lunar que espera poder negociar con la NASA en el marco del programa Artemis.

«Han tenido 15 vuelos exitosos sin tripulación en New Shepherd y hemos estado esperando años para ver cuándo van a comenzar a llevar gente», declaró a la AFP Laura Forczyk, fundadora de la consultora espacial Astralytical, quien calificó al viaje como «un momento emocionante» para los entusiastas del espacio.

Las ambiciones de la moderna compañía de Bezos no se detienen en el turismo espacial, ya que ahora espera convertirse en un importante subcontratista de las misiones de la NASA.

Todo esto surge a partir de una empresa como Amazon que en 27 años pasó de ser un emprendimiento montado en un garaje a una corporación en expansión valorada en 1,8 billones de dólares en bolsa.

Actualmente, la firma SpaceX, del multimillonario Elon Musk es la principal socia del sector privado para la agencia espacial estadounidense, lo que incluye transportar a varios astronautas a la Estación Espacial Internacional (EEI) desde 2020.

Comparte y opina:

¿Quién trabaja en remedios contra el coronavirus y cuándo estarán disponibles?

La tarea se presenta complicada ya que nunca se ha logrado una vacuna muy eficaz para los humanos contra un patógeno de la familia de los coronavirus.

/ 16 de marzo de 2020 / 23:13

Empresas farmacéuticas y laboratorios de investigación trabajan contra reloj para encontrar vacunas y tratamientos contra el nuevo coronavirus que se extiende por todo el mundo.

"Esto va a necesitar muchos ensayos, muchos errores, pero tenemos muchas opciones por explorar", dice Benjamin Neuman, un virólogo de la Universidad de Texas A&M en Texarkana.

La tarea se presenta complicada ya que nunca se ha logrado una vacuna muy eficaz para los humanos contra un patógeno de la familia de los coronavirus.

El presidente estadounidense, Donald Trump, exhortó a los científicos y la industria farmacéutica a acelerar la búsqueda, pero los expertos temen que haya poco margen de maniobra. Estos son algunos de los actores del sector farmacéutico, pequeños y grandes, que trabajan para derrotar al coronavirus.

Moderna

Objectivo: una vacuna

Posible disponibilidad: en año y medio

El primer ensayo clínico para probar una vacuna contra el nuevo coronavirus empezó este lunes en Seattle, indicaron las autoridades sanitarias estadounidenses.

La vacuna se llama mRNA-1273 y es obra de los científicos de los Institutos Nacionales de Salud estadounidenses y de la empresa de biotecnología Moderna, con sede en Cambridge, en el estado de Massachusetts.

Los participantes en el ensayo deberán pasar por distintas fases para determinar si la vacuna es eficaz y segura.

Funciona con la información genética de la parte del virus que se adhiere a las células y las infecta, unas puntas llamadas proteínas de espícula.

Esa información se almacena en una sustancia llamada "ARN mensajero" que transporta el código genético del ADN a las células.

El ADN es como un libro de referencia en una librería, y el ARN es similar a la fotocopia de una página de ese libro que contiene las instrucciones para llevar a cabo una tarea.

Si todo sale según lo previsto, la vacuna podría venderse de aquí a año y medio si la pandemia continúa hasta la próxima estación gripal, según el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, Anthony Fauci.

Gilead Sciences

Objetivo: un tratamiento

Posible disponibilidad: en los próximos meses

De todos los medicamentos que podrían combatir el coronavirus, el remdesivir de la compañía estadounidense Gilead podría ser el primero a la venta.

El antiviral se creó para luchar contra otros virus como el ébola, aunque no surtió efecto, y aún no ha sido aprobado en ningún sitio. Pero ha sido prometedor en el tratamiento de pacientes contagiados por el coronavirus en China, según médicos, y se ha utilizado para ayudar a curar a dos pacientes en Estados Unidos y en Francia.

Gilead ha lanzado la última fase de los ensayos clínicos en Asia, conocida como la "Fase 3". 

"De momento solo hay un medicamento del que pensamos que podría tener una eficacia real, y se trata del remdesivir", indicó en rueda de prensa Bruce Aylward, un funcionario de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según Fauci, asesor de Trump sobre el coronavirus, ese antiviral podría estar disponible "en los próximos meses".

El remdesivir se modifica en el interior del cuerpo humano para parecerse a uno de los cuatro elementos constitutivos del ADN, los nucleótidos.

Cuando los virus se replican, lo hacen "rápidamente y con un poco de negligencia", explica Neuman. El remdesivir podría incorporarse en el virus en una de esas réplicas. El antiviral añadiría al virus mutaciones no deseadas que podrían destruirlo.

Regeneron

Objetivo: tratamiento y vacuna

Posible disponibilidad: sin determinar

Regeneron desarrolló el año pasado un medicamento administrado por vía intravenosa, conocido como "anticuerpos monoclonales", que permitió mejorar de manera significativa la tasa de supervivencia de pacientes enfermos de ébola.

La empresa modificó genéticamente ratones para que tuvieran un sistema inmunitario parecido al de los seres humanos. Los ratones fueron expuestos a virus, formas atenuadas de virus o proteínas virales, para llevarlos a producir anticuerpos humanos, explica a la AFP Christos Kyratsous, vicepresidente de investigación en Regeneron.

Esos anticuerpos se aislaron después y fueron examinados para seleccionar los más eficaces. Luego se pusieron en cultivo en laboratorios, se purificaron y fueron administrados a humanos por vía intravenosa.

"Si todo va bien, y debería ser así, en las próximas semanas podremos saber cuáles son los mejores anticuerpos", y los ensayos clínicos podrían empezar este verano boreal, según Kyratsous.

El medicamento podría funcionar como tratamiento y también como vacuna aunque, en el segundo caso, sus efectos solo serían temporales, ya que los anticuerpos no acabarán formando parte de la memoria del sistema inmunitarios de las personas.

Regeneron intenta también luchar contra la inflamación de los pulmones que se produce en las formas más graves del nuevos coronavirus. Para ello utiliza otro de sus medicamentos, el Kevzara, destinado originalmente a tratar las inflamaciones provocadas por la artritis.

El Kevzara trataría por tanto un síntoma en lugar de atacar al virus.

Sanofi

Objetivo: una vacuna

Posible disponibilidad: sin determinar

El grupo farmacéutico francés Sanofi se unió al Departamento de Salud de Estados Unidos para desarrollar una vacuna, utilizando una "tecnología de recombinación del ADN".

Ésta consiste en combinar el ADN del virus con el ADN de un virus inofensivo para crear una nueva entidad celular capaz de provocar una respuesta inmunitaria.

Los antígenos creados por esa operación pueden reproducirse luego a gran escala.

Esa tecnología es la utilizada por Sanofi para su vacuna contra la gripe. Gracias a sus investigaciones sobre el SRAS, la empresa cree tener cierta ventaja a la hora de crear rápidamente una vacuna contra el nuevo coronavirus.

David Loew, vicepresidente ejecutivo y responsable de Sanofi Pasteur, cree que podrá tener una vacuna "en menos de seis meses" y lanzar un ensayo clínico dentro de "un año o un año y medio".

Inovio Pharmaceuticals

Objetivo: una vacuna

Posible disponibilidad: entregas de urgencia a finales de 2020

Inovio, una compañía estadounidense de biotecnología, trabaja desde su creación en 1983 en vacunas ADN, que funcionan como las vacunas a base de ARN mencionadas anteriormente.

"Prevemos empezar los ensayos clínicos en Estados Unidos en abril y, poco después, en China y en Corea del Sur, donde la epidemia afecta a más gente", declara en un comunicado el presidente de Inovio, J. Joseph Kim.

"Tenemos intención de entregar un millón de dosis de aquí a finales de año gracias a nuestros recursos y nuestras capacidades existentes".

Las otras investigaciones destacadas

Al igual que Moderna, CureVac trabaja con la universidad de Queensland en una vacuna con el "ARN mensajero". Su director ejecutivo, Daniel Menichella, se entrevistó con funcionarios de la Casa Blanca hace unos días y tiene previsto sacar una vacuna contra el coronavirus en los próximos meses. 

La compañía británica GlaxoSmithKline (GSK) colabora con una empresa china para poner a disposición su tecnología de fabricación de adyuvantes para las vacunas contra las epidemias.

Los adyuvantes se añaden a algunas vacunas para aumentar la respuesta inmunitaria contra las infecciones.

En Estados Unidos, la empresa farmacéutica Johnson & Johnson se plantea utilizar algunos de sus medicamentos para ver si pueden ayudar a tratar los síntomas de los pacientes ya infectados por el virus.

La compañía trabaja también en la elaboración de una vacuna con una versión desactivada del patógeno.

La empresa californiana de biotecnología Vir aisló anticuerpos de supervivientes del SRAS para analizar si podían tratar el nuevo coronavirus. Su laboratorio ya desarrolló tratamientos contra el ébola y otras enfermedades.

La cloroquina, la forma sintética de la quinina, utilizada para tratar la malaria, también podría permitir luchar contra el coronavirus, y varios científicos piden más investigaciones al respecto. (16/08/2020)

Comparte y opina:

Últimas Noticias