Mundo

Thursday 18 Jul 2024 | Actualizado a 23:28 PM

Investigan en EEUU impacto de Instagram en los niños

La iniciativa tiene lugar tras "informes que revelan que una investigación interna de la propia Meta muestra que el uso de Instagram está asociado con un mayor riesgo de daños a la salud física y mental de los jóvenes

/ 18 de noviembre de 2021 / 19:03

Los fiscales generales de varios estados en Estados Unidos anunciaron el jueves la apertura de una investigación conjunta para determinar si Meta, empresa matriz de Instagram, impulsó la aplicación en los niños estando en conocimiento de que podría tener efectos nocivos para la salud de los menores.

El gigante de las redes sociales enfrenta una de sus crisis de reputación más graves desde que una denunciante filtró miles de documentos internos según los cuales ejecutivos de la empresa conocían del potencial dañino de sus sitios, provocando un renovado impulso en Estados Unidos para la regulación de la red social.

«Facebook, ahora Meta, no ha logrado proteger a los jóvenes en sus plataformas y en su lugar optó por ignorar o, en algunos casos, redoblar manipulaciones que representan una amenaza real para la salud física y mental: explotar a los niños en aras de obtener ganancias», dijo la fiscal general de Massachusetts, Maura Healey, en un comunicado.

La investigación tiene como objetivo «examinar escrupulosamente cómo esta empresa interactúa con los usuarios jóvenes, identificar cualquier práctica ilegal y poner fin a los abusos», precisó.

El grupo de fiscales generales incluye Nueva York, Colorado, Kentucky, California, Florida, Nebraska, Nueva Jersey, Tennessee y Vermont.

Apunta a revelar, entre otras cosas, las técnicas de Meta para aumentar la frecuencia y duración de la participación de los usuarios jóvenes y los daños resultantes, dijo a su vez el fiscal general de California, Rob Bonta.

Un nuevo movimiento de jóvenes

La iniciativa tiene lugar tras «informes que revelan que una investigación interna de la propia Meta muestra que el uso de Instagram está asociado con un mayor riesgo de daños a la salud física y mental de los jóvenes, incluidos la depresión, los trastornos alimentarios e incluso el suicidio», subraya el comunicado de Bonta.

«Estas acusaciones son falsas y demuestran un profundo desconocimiento de los hechos», respondió Meta en un comunicado.

En mayo, los fiscales generales de 44 estados habían enviado una carta al CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, pidiéndole que abandonara su proyecto de crear una versión de Instagram para menores de 13 años.

Mencionaron investigaciones que muestran una correlación entre el uso de las redes sociales y el «aumento de la angustia psicológica y la conducta suicida entre los jóvenes».

El grupo abandonó su iniciativa en septiembre ante múltiples críticas.

Unas semanas después durante una audiencia dedicada al impacto de Facebook e Instagram en los usuarios jóvenes, la denunciante Frances Haugen criticó los métodos que hacen que los adolescentes usen Instagram en altas dosis, hasta el punto de que a menudo caen en formas de adicción.

Haugen había previamente filtrado a legisladores y periodistas documentos de Facebook que pusieron en aprietos a la compañía, incluyendo acusaciones de que Zuckerberg cedió ante los censores estatales en Vietnam y subrayando cómo la plataforma alimenta el odio para mantener a los usuarios enganchados.

El gigante tecnológico cambió su nombre a «Meta» en octubre, en un intento de superar los escándalos y enfocarse en su propuesta de un futuro de Internet dominado por la realidad virtual.

Haugen dijo a la AFP que los jóvenes tienen más razones que nadie para presionar a las empresas de redes sociales.

«Quiero iniciar un movimiento juvenil» en ese sentido, afirmó, y agregó que los jóvenes que han crecido en línea no deben sentirse tan «impotentes» ante las redes sociales.

De 37 años, Haugen, matemática y especialista de datos, piensa que su papel consistiría simplemente en poner en marcha la reacción juvenil, imaginándola como un movimiento basado en las universidades. «Quiero (…) dar herramientas a los jóvenes» para ser conscientes de los efectos peligrosos de las redes sociales, dijo.

Haugen está desde hace dos meses en el centro de la atención por sus afirmaciones de que Facebook prioriza las ganancias sobre la seguridad de las personas.

Comparte y opina:

Meta desactiva cuentas de cibermercenarios que usaban Facebook para espiar

La red social de Menlo Park aseguró haber eliminado cuentas ligadas a Cobwebs Technologies, Cognyte, Black Cube y Bluehawk CI, todas basadas o fundadas en Israel.

/ 16 de diciembre de 2021 / 18:35

Meta, la empresa matriz de Facebook, anunció el jueves que desactivó unas 1.500 cuentas ligadas a empresas de cibermercenarios acusados de espiar a activistas, disidentes y periodistas en todo el mundo.

Las cuentas suspendidas de Facebook e Instagram fueron vinculadas a siete empresas cuyos servicios van desde el acaparamiento de información pública hasta el uso de perfiles falsos para construir confianza con sus víctimas, o incluso el espionaje digital a través de ataques de hackers.

Meta reveló planes para alertar a unas 50.000 personas que podrían ser blancos de espionaje en unos 100 países por parte de varias compañías, incluyendo algunas con sede en Israel, líder en la industria de cibervigilancia.

«La industria de vigilancia por encargo apunta a objetivos indiscriminados a nombre del mejor postor», según dijo en rueda de prensa Nathaniel Gleicher, jefe de las políticas de seguridad de Facebook.

La red social de Menlo Park aseguró haber eliminado cuentas ligadas a Cobwebs Technologies, Cognyte, Black Cube y Bluehawk CI, todas basadas o fundadas en Israel.

Otras compañías en la lista son BellTroX, en India; Cytrox, en Macedonia del Norte; y una firma aún no identificada en China. La plataforma también desactivó cuentas relacionadas en otras plataformas de Meta.

«Los cibermercenarios suelen afirmar que sus servicios solo apuntan a criminales y terroristas», según una declaración de Meta.

Pero «los objetivos son de hecho indiscriminados e incluyen periodistas, disidentes y críticos de regímenes autoritarios, familias, miembros de la oposición y activistas de derechos humanos», puntualizó el texto.

Las firmas que venden «servicios de inteligencia web» suelen iniciar con un proceso de vigilancia recolectando información disponible a través de fuentes públicas como artículos de prensa y Wikipedia.

Entonces, los cibermercenarios fabrican cuentas falsas en varias redes sociales para recabar información de los perfiles de personas, incluso uniéndose a conversaciones y grupos para aprender más de sus blancos, según los investigadores de Meta.

Comparte y opina: