Mundo

viernes 24 jun 2022 | Actualizado a 19:07

Amarga cosecha para los agricultores indios tras la prohibición de exportar trigo

Un trabajador carga una bolsa con trigo en un granero en Khanna, en el estado indio de Punyab, el 18 de mayo de 2022.

Un trabajador carga una bolsa con trigo en un granero en Khanna, en el estado indio de Punyab, el 18 de mayo de 2022.

Por AFP

/ 22 de mayo de 2022 / 11:01

La decisión del gobierno indio de prohibir las exportaciones de trigo para asegurar el consumo interno, en medio de la estampida de precios internacionales por la guerra en Ucrania, causó consternación en el extranjero e hizo subir aún más los precios del cereal.

La decisión provocó el enfado de los agricultores y comerciantes indios, que vieron cómo se les negaba una ganancia inesperada, ya que los precios internos se desplomaron.

India es el segundo mayor productor de trigo en el mundo, pero el gobierno — principal comprador de trigo en el país– defendió la prohibición, argumentando que había que asegurar la seguridad alimentaria de la población.

La medida, aunada a la reducción de la oferta mundial por la guerra ruso-ucraniana, hizo que los precios subieran a niveles inéditos en los mercados de materias primas en Chicago y Europa.

Sin embargo, en el mayor mercado de cereales de Asia, en Khanna, en el estado indio del Punyab, los precios cayeron.

Cada año, miles de agricultores acuden a este mercado para vender sus productos. El lugar está formado por unos diez almacenes gigantes, cada uno del tamaño de un campo de fútbol.

Antes de la prohibición de exportar, 100 kilos de trigo valían 2.300 rupias (unos 30 dólares). Después, los precios se desplomaron a 2.015 rupias, el precio mínimo fijado por el gobierno para comprar el grano.

Cientos de millones de pequeños agricultores en la India viven en condiciones de extrema dificultad, sujetos a los vaivenes del clima. En el Punyab, muchos ya estaban sufriendo las pérdidas de producción debido a la extrema ola de calor que azota la zona.

Ante esa situación, el agricultor Navtej Singh guardó la mitad de su cosecha de 60 toneladas para venderla durante la temporada baja, cuando los precios tienden a subir.

Está consternado por la decisión del gobierno y ahora lucha por vender lo que le queda.

«Esta prohibición ha sido un shock», dice a AFP. «El precio ha caído al mínimo y ni siquiera cubre nuestros gastos. No puedo esperar ni un día», explica.

Según él, las autoridades no consultaron a nadie y actuaron de manera egoísta.

«Ya sufrimos las pérdidas de producción este año y la orden de prohibición (de exportar) nos ha complicado la vida», lamenta.

«Alimentar el mundo»

Antes de la guerra en Ucrania y la ola de calor, las autoridades esperaban que la producción de trigo (109 millones de toneladas en 2021) y las exportaciones (7 millones de toneladas) aumentaran para este año en el país.

El mes pasado, el primer ministro Narendra Modi incluso se ofreció a ayudar a cubrir el déficit mundial de trigo, diciendo que estaba dispuesto a «alimentar al mundo».

Pero las condiciones meteorológicas extremas son cada vez más frecuentes, un fenómeno que, según los expertos, se debe al cambio climático.

Tras ser golpeados por la ola de calor, los agricultores del Punyab no pudieron producir las cantidades esperadas y la cosecha nacional fue cuatro millones de toneladas inferior a lo previsto.

Las autoridades redujeron las cantidades compradas para el vasto sistema de distribución pública, que proporciona cereal a precios muy reducidos a unos 800 millones de personas, debido al fin de los planes de apoyo puestos en marcha durante la pandemia.

Como resultado, mientras que el precio del trigo se desplomó para los comerciantes indios, el precio al por menor de la harina de trigo se encuentra en el nivel más alto de los últimos 12 años.

Manish Panji, jefe del programa de suministro de grano del gobierno de Punyab en Khanna, defiende por eso la prohibición de las exportaciones. Sin ella, argumenta, el precio del quintal de trigo podría haberse disparado hasta las 3.000 rupias.

Pero, según el comerciante Raj Sood, el gobierno debería de haber sido más prudente en lugar de detener bruscamente las exportaciones y crear un caos en el mercado.

«El mercado ya estaba en tensión por la crisis de las cosechas y, sin pensarlo, el gobierno ordenó la prohibición», critica.

«No hay duda de que las principales pérdidas las sufrirán los grandes exportadores como Cargill, ITC y Glencore, pero los pequeños comerciantes y los agricultores también se verán afectados», lamenta.

Comparte y opina:

EEUU: Un juez de la Corte Suprema reaviva temor por matrimonio entre homosexuales

"En futuros expedientes" sobre el respeto de la privacidad, "deberíamos revisar todas las jurisprudencias", escribió el juez Clarence Thomas en un alegato personal que acompaña a la decisión.

Por AFP

/ 24 de junio de 2022 / 18:09

La decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos de enterrar el derecho al aborto reactivó las especulaciones sobre otras conquistas sociales, como el matrimonio entre homosexuales, reavivadas por la línea argumental de uno de los jueces más conservadores.

«En futuros expedientes» sobre el respeto de la privacidad, «deberíamos revisar todas las jurisprudencias», escribió el juez Clarence Thomas en un alegato personal que acompaña a la decisión.

Cita tres sentencias: «Griswold v. Connecticut», de 1965, que consagra el derecho a la anticoncepción; «Lawrence v. Texas», de 2003, que declara inconstitucionales las leyes que sancionan las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo; y «Obergefell v. Hodges», de 2015, que protege el matrimonio para todos a nivel de Estados Unidos.

Según Clarence Thomas, como estas sentencias se basan en el mismo precepto de la Constitución que el que protegía el derecho al aborto, la Corte tiene «el deber de ‘corregir el error'» que establecieron. Habría entonces que analizar si otros apartados de la Constitución «garantizan el sinfín de derechos» así «generados», explicó.

Por ahora solo es la opinión de uno de los nueve jueces integran el templo del derecho estadounidense.

La profunda remodelación de la Corte Suprema bajo la presidencia de Donald Trump, que nombró a tres nuevos jueces dando una clara mayoría a los conservadores, hace temer a los demócratas, abogados y asociaciones defensoras de derechos, que varias conquistas, incluida la del matrimonio entre personas del mismo sexo, acaben en el banquillo.

Los tres magistrados progresistas de la Corte se han desvinculado de la mayoría que, según ellos, «pone en peligro otros derechos a la privacidad, como la anticoncepción y los matrimonios homosexuales».

El viernes, el presidente estadounidense, Joe Biden, recordó que ya había «advertido» de las posibles consecuencias de esta decisión sobre el aborto y otros derechos «que damos por sentados», como el acceso a la anticoncepción o el derecho «a casarse con la persona que NOSOTROS amamos».

«Este es un camino extremo y peligroso en el que la Corte Suprema nos ha derribado», sentenció tras el fallo del máximo tribunal este jueves.

Comparte y opina:

Macron condena fallo sobre el aborto en EEUU, que limita libertades de mujeres

La muy conservadora Corte Suprema de Estados Unidos puso fin este viernes a una sentencia que durante casi medio siglo garantizó el derecho de las mujeres al aborto.

El presidente francés Emmanuel Macron

Por AFP

/ 24 de junio de 2022 / 16:54

El presidente francés, Emmanuel Macron, lamentó el viernes que la Corte Suprema de Estados Unidos «pusiera en duda» las libertades de las mujeres y subrayó que «el aborto es un derecho fundamental para todas las mujeres».

«Se tiene que proteger. Expreso mi solidaridad con las mujeres cuyas libertades fueron puestas en duda hoy por la Corte Suprema de Estados Unidos», tuiteó.

La muy conservadora Corte Suprema de Estados Unidos puso fin este viernes a una sentencia que durante casi medio siglo garantizó el derecho de las mujeres al aborto.

Esta decisión no convierte en ilegales las interrupciones del embarazo, sino que hace retroceder a Estados Unidos a la situación vigente antes de la sentencia «Roe v. Wade» de 1973, cuando cada estado era libre de autorizarlas o no.

La mitad de los estados, sobre todo en el sur y el centro, podría prohibirlo totalmente.

Comparte y opina:

Diálogo entre gobierno e indígenas en punto muerto tras violenta jornada en Ecuador

Este viernes miles de indígenas aguardan en tres puntos de concentración para marchar de nuevo en demanda de soluciones al deterioro económico en las comunidades rurales.

Por AFP

/ 24 de junio de 2022 / 16:50

La jornada más violenta en 12 días de protesta en Ecuador minó la opción de una salida negociada a la crisis. Son los indígenas quienes «no quieren dialogar», reprochó el gobierno, tras la muerte de tres manifestantes en una fallida irrupción en el Congreso.

«Se han desenmascarado ellos solos. No quieren dialogar. No quieren acordar. No quieren que el país se reactive. No quieren paz. Hasta ahora lo único que han demostrado es que quieren violencia», dijo este viernes el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, en entrevista con la emisora FM Mundo.

El jueves, el presidente Guillermo Lasso permitió el ingreso de unos 5.000 indígenas a la Casa de la Cultura, un lugar simbólico para los pueblos originarios, que estaba bajo control de la fuerza pública.

Lasso buscaba así propiciar conversaciones con el movimiento de protesta que llegó a la capital Quito esta semana para exigir alivios frente al aumento del costo de vida.

Sin embargo, un grupo de manifestantes avanzó luego hacia el Congreso e intentó quebrar el piquete militar que lo rodeaba.

Tres personas murieron en los enfrentamientos, con lo que ya son seis las víctimas mortales que deja la rebelión indígena, según la Alianza de Organizaciones por los Derechos Humanos.

De un lado, bombas molotov, cohetes pirotécnicos, piedras. Del otro, gas lacrimógeno y granadas aturdidoras, en unos choques que se extendieron hasta la noche. Las autoridades registraron más de 180 heridos entre militares y policías.

«Hemos cedido (…) en un afán de que la paz se recupere en la ciudad y en el país. Sin embargo, sucedió todo lo contrario. Lo aprovecharon para generar más desmanes», añadió Jiménez.

Este viernes miles de indígenas aguardan en tres puntos de concentración para marchar de nuevo en demanda de soluciones al deterioro económico en las comunidades rurales.

Una caravana de taxistas recorrió la zona financiera de Quito con la consigna «fuera Lasso, fuera». El país, exhausto y semiparalizado, cuenta pérdidas diarias por 50 millones de dólares.

«Si no quiso dialogar en los primeros días, nosotros pensamos que este gobierno ya no es del pueblo, este gobierno representa a las grandes empresas neoliberales que nos explotan», dijo a la AFP Efraín Fueres, un campesino de 43 años que luciendo un poncho gris se encuentra concentrado en la sede cultural.

Contraprotestas

Unos 14.000 indígenas protestan en el país, pero el foco principal está en la capital ecuatoriana, de tres millones de habitantes, la cual despertó militarizada y bajo la humareda que dejaron los destrozos nocturnos.

Barricadas con troncos y neumáticos quemados, hogueras, vidrios rotos. Al paso de los manifestantes los comercios cierran.

«La gente que produce estamos mal (…) los mercados no están pagando un precio justo», dijo el indígena Carlos Pilla, de la provincia de Tungurahua (sur).

Los manifestantes alegan estar cosechando a pérdida y piden reducir el costo de combustibles que encareció los fletes.

Desgastada por el estallido, Quito también es escenario de contraprotestas. En las tardes, cientos de vehículos de alta gama recorren la zona financiera retumbando sus bocinas y ondeando banderas blancas.

Numerosos manifestantes se reúnen en apoyo a Lasso, que ve en las movilizaciones indígenas un intento por derrocarlo.

El país amasó fama de ingobernable luego de forzar la salida de tres presidentes entre 1997 y 2005 a punta de protestas.

En los barrios acomodados, los ecuatorianos piden el cese de la violencia.

«Hay un racismo que ha exacerbado (…) se ha profundizado la lucha de clases», dijo en entrevista con la AFP el indígena Leonidas Iza, líder de las marchas.

La mayoritaria oposición del Congreso reunió 47 firmas este viernes para pedir destitución del presidente Lasso, en un largo proceso que deberá reunir 92 apoyos para forzar la salida del mandatario. El oficialismo tiene 13 de los 137 escaños.

Mientras la industria petrolera se descalabra. El país está produciendo al 54% de su capacidad, por la toma de pozos y los cortes de ruta en medio de las protestas.

Pero los indígenas no ceden: «Es una movilización indefinida hasta tener los resultados», anunció Iza.

Comparte y opina:

FMI aumenta riesgo de recesión en EEUU y reduce a 2,9% su previsión de crecimiento

En su revisión anual de la economía estadounidense -conocida como artículo IV-, el FMI recortó su previsión de crecimiento de la mayor economía mundial para 2022

Por AFP

/ 24 de junio de 2022 / 16:39

La inflación persistente y los incrementos de tasas de interés de la Reserva Federal aumentan el riesgo de que Estados Unidos enfrente una recesión, opinó este viernes la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva.

En su revisión anual de la economía estadounidense -conocida como artículo IV-, el FMI recortó su previsión de crecimiento de la mayor economía mundial para 2022 a 2,9% desde 3,7% que pronosticaba en abril, con una nueva desaceleración a 1,7% en 2023.

Comparte y opina:

Corte Suprema de EEUU revoca el derecho constitucional al aborto

Esta decisión no convierte en ilegales las interrupciones del embarazo, sino que hace retroceder a Estados Unidos a la situación vigente antes de la sentencia

Manifestantes a favor del aborto se reúnen frente a la Corte Suprema de EEUU en Washington, el 24 de junio

Por AFP

/ 24 de junio de 2022 / 10:50

La muy conservadora Corte Suprema de Estados Unidos puso fin este viernes a una sentencia que durante casi medio siglo garantizó el derecho de las mujeres estadounidenses al aborto, pero que nunca había sido aceptada por la derecha religiosa.

Esta decisión no convierte en ilegales las interrupciones del embarazo, sino que hace retroceder a Estados Unidos a la situación vigente antes de la sentencia «Roe v. Wade» de 1973, cuando cada estado era libre de autorizarlas o no.  

En un país muy dividido es probable que la mitad de los estados, especialmente en el sur y el centro más conservadores y religiosos, podrían prohibirlas en un plazo más o menos corto.  

«La Constitución no hace ninguna referencia al aborto y ninguno de sus artículos protege implícitamente este derecho», escribió el juez Samuel Alito, en nombre de la mayoría. Roe v. Wade «debe ser anulado».  

«Es hora de devolver el tema del aborto a los representantes elegidos por el pueblo», a los parlamentos locales, escribió.  

Una formulación muy parecida al anteproyecto de sentencia que había sido filtrado a principios de mayo, provocando importantes manifestaciones en todo el país y una ola de indignación en la izquierda.

Desde entonces la situación era tensa en las inmediaciones del alto tribunal, acordonado por las fuerzas de seguridad para mantener a distancia a los manifestantes.  

El 8 de junio incluso se detuvo a un hombre armado cerca del domicilio del magistrado Brett Kavanaugh y fue acusado de intento de asesinato.

(24/06/2022)

Comparte y opina:

Últimas Noticias