Mundo

Tuesday 23 Jul 2024 | Actualizado a 17:18 PM

Al menos cuatro muertos en tiroteo en EEUU, incluyendo el atacante

El incidente es el último de una serie de mortales ataques de hombres armados en el último mes en Estados Unidos.

Foto: CNN

Por AFP

/ 1 de junio de 2022 / 22:10

Al menos tres personas murieron este miércoles a manos de un tirador, quien también perdió la vida, en el campus de un hospital de Tulsa, Oklahoma, informó la policía, en momentos en que Estados Unidos lidia con el duelo y la rabia que dejó el reciente tiroteo en una escuela de Texas.

La policía no detalló si el atacante, que estaba armado con un rifle, fue baleado por agentes de seguridad o si se suicidó.

«Podemos confirmar que 4 personas fallecieron, incluyendo el tirador, en una situación de tiroteo activo en el campus del hospital St. Francis. Funcionarios están todavía desalojando el edificio», tuiteó la policía de Tulsa desde su cuenta oficial, agregando que ampliará la iformación.

Más temprano, el capitán de la policía Richard Meulenberg dijo que agentes estaban tratando la escena como «catastrófica» con «varias» personas baleadas y «múltiples heridos».

La administración de Joe Biden, informada del tiroteo, ofreció en un comunicado apoyo a los funcionarios locales.

El incidente es el último de una serie de mortales ataques de hombres armados en el último mes en Estados Unidos.

Hace poco más de una semana, un joven armado con un fusil de asalto AR-15 irrumpió en una escuela en Uvalde, Texas, y asesinó a 19 niños y dos maestras, antes de ser abatido por las fuerzas del orden.

El control al acceso a las armas de fuego en Estados Unidos, derecho garantizado por la segunda enmienda de la Constitución, enfrenta a una resistencia profunda por parte de la mayoría de los republicanos y algunos estados rurales demócratas.

Pero Biden, que visitó Uvalde el fin de semana, se comprometió a inicios de esta semana a «seguir presionando» por una reforma.

Comparte y opina:

‘El que se asustó que se tome una manzanilla’, dice Maduro tras cuestionamientos de Lula

El lunes, Lula se dijo preocupado por palabras de Maduro sobre un "baño de sangre" si ganase la oposición.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela

Por AFP

/ 23 de julio de 2024 / 17:17

«Que se tome una manzanilla», dijo este martes el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, un día después de que su par de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, expresara preocupación por advertencias del mandatario venezolano sobre un «baño de sangre» si la oposición gana las elecciones presidenciales del domingo.

«Yo no dije mentiras. Solo hice una reflexión. El que se asustó que se tome una manzanilla», clamó Maduro sin mencionar expresamente a Lula. «En Venezuela va a triunfar la paz, el poder popular, la unión cívico-militar-policial perfecta».

El gobernante socialista hizo referencia al ‘Caracazo’, un estallido social en febrero de 1989 que dejó miles de muertos según denuncias, aunque el saldo oficial fue de unos 300 fallecidos. El antecesor de Maduro, Hugo Chávez (1999-2013), justificó con ello la fallida insurrección que encabezó el 4 de febrero de 1992 y que marcaría el ascenso de su popularidad.

«Yo dije que si, negado y trasmutado, la derecha extremista (…) llegara al poder político en Venezuela vendría un baño de sangre. Y no es que lo digo inventando, es que ya vivimos un baño de sangre, el 27 y el 28 de febrero», manifestó Maduro.

Leer también: Lula asustado con advertencia de Maduro sobre ‘baño de sangre’ en Venezuela

Maduro

El lunes, Lula se dijo preocupado por palabras de Maduro sobre un «baño de sangre» si ganase la oposición.

«Me asusté con las declaraciones de Maduro, de que si él pierde las elecciones habrá un baño de sangre. Quien pierde las elecciones toma un baño de votos, no de sangre», afirmó el presidente brasileño. «Maduro tiene que aprender: cuando ganas, te quedas (en el poder). Cuando pierdes, te vas. Y te preparas para disputar otra elección», añadió en una conferencia de prensa con agencias internacionales en Brasilia.

«Yo le auguro a los que se asustaron que en Venezuela vamos a tener la victoria electoral más grande de la historia», insistió el presidente venezolano, que aspira a un tercer mandato que lo proyectaría a 18 años en el poder.

El diplomático Edmundo González Urrutia es el candidato de la principal alianza opositora, que lo postuló ante la imposibilidad de presentar a la exdiputada María Corina Machado, favorita en las encuestas, pero inhabilitada para ejercer cargos públicos por una sanción administrativa.

Comparte y opina:

Kamala Harris pide el voto para evitar un futuro de ‘caos, miedo y odio’ con Trump

Trump (...) está convencido de que Kamala Harris es una rival "más fácil" que Biden porque "ella es mucho más radical".

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris. (Foto archivo).

Por AFP

/ 23 de julio de 2024 / 17:11

«¿Queremos vivir en un país de libertad, compasión y estado de derecho o en un país de caos, miedo y odio?», preguntó este martes Kamala Harris en un mitin en Wisconsin, un estado clave para derrotar a Donald Trump, quien la considera una rival «más fácil» que Joe Biden.

«El camino hacia la Casa Blanca pasa por Wisconsin», uno de los cinco o seis estados que decidirán la suerte de las elecciones presidenciales del 5 de noviembre, dijo la vicepresidenta estadounidense en Milwaukee (norte).

Harris

Trump, que resultó herido el 13 de julio en un intento de asesinato, lideraba la carrera en Wisconsin frente al presidente Joe Biden. No obstante, aún es demasiado pronto para saber si mantendrá su ventaja respecto con Kamala Harris en las encuestas.

La exsenadora por California estaba exultante. La suerte le sonríe desde que Biden renunció a la campaña por la reelección y pidió apoyo para ella porque «es la mejor».

«Me han dicho, esta mañana, que hemos ganado el apoyo de suficientes delegados para asegurar la nominación democráta», afirmó. 

La mayoría de los delegados demócratas (cerca de 4.000 personas encargadas de nombrar oficialmente al candidato) han expresado su intención de apoyarla de aquí a la convención del partido prevista a partir del 19 de agosto en Chicago (norte).

Cuenta además con el apoyo de las bases, que le han dado más de $us 100 millones para la campaña en apenas dos días.

Es «una campaña impulsada por el pueblo» mientras que Trump «depende del apoyo de millonarios y grandes corporaciones» a los que hace promesas «a cambio de contribuciones», acusó Harris.

La primera mujer vicepresidenta de la historia de Estados Unidos dice que luchará por una clase media «fuerte» y por el derecho al aborto.

Leer también: Trump acepta debatir con Harris si es nominada candidata demócrata a las presidenciales

Una rival «más fácil»

Trump, coronado hace unos días como el candidato de los republicanos en una convención convertida en oda al líder, está convencido de que Kamala Harris es una rival «más fácil» que Biden porque «ella es mucho más radical» , declaró en una llamada con periodistas.

Y dice estar «absolutamente» preparado para debatir con ella en más de una ocasión, tras ganar el debate de junio contra un Biden de 81 años desorientado y con problemas de elocución.

Pero sabe que el anciano ahora es él. Tiene 78 años frente a los 59 de Harris, que además espera beneficiarse de su experiencia como exfiscal para derrotar al republicano, condenado por 34 delitos por falsificación de registros contables en un caso de pagos ocultos a una exactriz y con varios juicios pendientes.

Harris repitió ante una audiencia exaltada que conoce bien a los tipos como Trump; que sabe como lidiar con «depredadores que abusaron de mujeres, estafadores que timaron a los consumidores, tramposos que rompieron las reglas en beneficio propio».

Ambos se miden también en el frente exterior. Esta semana cada uno se reunirá con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu en Washington.

Harris, afroestadounidense de ascendencia surasiática, es consciente de que solo tiene 105 días para convencer a los estadounidenses de que es la persona idónea para liderar la primera potencia mundial.

Apoyo masivo

Su candidatura despierta entusiasmo entre las bases tras semanas de desánimo y obtuvo un apoyo masivo entre los pesos pesados del partido.

Los líderes demócratas en el Senado y la Cámara de Representantes, Chuck Schumer y Hakeem Jeffries respectivamente, la apoyaron este martes, engrosando una larga lista formada por varios gobernadores, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, la influyente Nancy Pelosi y hasta la filántropa Melinda French Gates, exesposa del cofundador de Microsoft Bill Gates, y el actor George Clooney. 

El poderoso sindicato metalúrgico USW se sumó a la ola de entusiasmo. Destacó en un comunicado que Harris siempre ha defendido los intereses de los trabajadores.

El único demócrata de peso que queda por posicionarse públicamente es el expresidente Barack Obama.

Harris también cuenta con Biden, a quien no ha parado de elogiar desde el domingo.

El presidente regresa este martes a la Casa Blanca tras permanecer casi una semana aislado en su casa de Delaware por covid.  El miércoles por la noche dará un discurso a la nación para explicar los motivos que le llevaron a renunciar a un posible segundo mandato.

Comparte y opina:

Kamala Harris parte en campaña como probable candidata demócrata

La vicepresidenta tiene menos de cuatro meses por delante para convencer a los estadounidenses de que es la persona idónea para liderar la primera potencia mundial.

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris.

Por AFP

/ 23 de julio de 2024 / 16:19

Kamala Harris celebra este martes un mitin en Wisconsin, un estado clave para derrotar a Donald Trump, con la tranquilidad de haber conseguido el apoyo necesario para ser nominada candidata demócrata a las elecciones de noviembre.

La vicepresidenta tiene menos de cuatro meses por delante para convencer a los estadounidenses de que es la persona idónea para liderar la primera potencia mundial.

Harris, de 59 años, llegó este martes a Milwaukee para dar un mitin en esta ciudad del estado norteño de Wisconsin.

En esta localidad de la región de los Grandes Lagos se celebró hace unos días la Convención Republicana, convertida en una oda al líder supremo del partido: Donald Trump, después de que el magnate sobreviviera a un intento de asesinato.

Pero Wisconsin es también, y sobre todo, uno de los cinco o seis estados que decidirán la suerte de las elecciones presidenciales del 5 de noviembre. 

Donald Trump lidera la carrera en este estado frente a Joe Biden; no obstante, aún es demasiado pronto para saber si mantendrá su ventaja contra Kamala Harris.

Leer también: Kamala Harris se muestra como alternativa al problema de Trump con las mujeres

Apoyo masivo

El lunes por la noche la vicepresidenta marcó la pauta de lo que será su campaña como sustituta del presidente Joe Biden, quien tiró la toalla el domingo tras semanas de presiones de demócratas que ponían en duda su capacidad para un segundo mandato.

Harris arremetió duramente contra Trump en un discurso en Delaware (este).

«Háganme caso cuando digo que conozco el tipo (de persona) que es Donald Trump», dijo, remontándose a su época de fiscal de California, cuando tuvo que lidiar con «depredadores que abusaron de mujeres, estafadores que timaron a los consumidores, tramposos que rompieron las reglas en beneficio propio».

«Llevaremos nuestro caso ante el pueblo estadounidense y vamos a ganar», afirmó Harris, cuya candidatura despierta entusiasmo entre las bases tras semanas de desánimo. Prueba de ello son los más de 100 millones de dólares recaudados desde que se postuló, informó el martes su equipo de campaña.

Candidata demócrata

La exsenadora por California confirmó, como se esperaba, que los temas sociales, y en particular el derecho al aborto, centrarán su campaña.

Su elección como candidata demócrata se da por sentada de aquí a la Convención Demócrata prevista a partir del 19 de agosto en Chicago (norte).

La mayoría de los delegados demócratas(cerca de 4.000 personas encargadas de nominar oficialmente al candidato) han expresado su intención de apoyarla.

«Espero poder aceptar formalmente esta nominación pronto», afirmó la única mujer vicepresidenta en la historia de Estados Unidos.

Joe Biden, de 81 años, pidió a los demócratas que se vuelquen a la candidatura de Harris porque «es la mejor». Este martes regresa a la Casa Blanca tras permanecer casi una semana aislado en su casa de Delaware por COVID-19. El miércoles por la noche dará un discurso a la nación para explicar los motivos que le llevaron a renunciar a la carrera por su reelección.

El apoyo a su sustituta en la campaña es masivo, empezando por el gobierno.

«Una voz fuerte»

El jefe de la diplomacia, Antony Blinken, dijo que la política exterior es el «punto fuerte» de Harris; «una voz muy fuerte, muy eficaz y profundamente respetada».

Los líderes demócratas en el Senado y la Cámara de Representantes, Chuck Schumer y Hakeem Jeffries respectivamente, esperaron a este martes para pronunciarse.

«Ahora que el proceso se ha desarrollado desde la base, de abajo hacia arriba, estamos aquí hoy para dar nuestro apoyo a la vicepresidenta Kamala Harris», afirmó Schumer, en rueda de prensa con Jeffries.

Engrosan así una lista larga de apoyos, como el de varios gobernadores, algunos de ellos considerados rivales potenciales hasta que se pronunciaron, y otros pesos pesados del partido, como la expresidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi y la exsecretaria de Estado Hillary Clinton. 

También la respaldó la filántropa Melinda French Gates, exesposa del cofundador de Microsoft, Bill Gates, y George Clooney. El actor, gran activista demócrata, rompió filas hace unas semanas para pedir que Biden se hiciera al costado y dejara el sitio a un candidato con más posibilidades después de su mal desempeño en un debate en junio contra Trump.

El poderoso sindicato metalúrgico USW se sumó a la ola de entusiasmo. Destacó en un comunicado que Harris siempre ha defendido los intereses de los trabajadores.

El único demócrata de peso que queda por posicionarse públicamente es el expresidente Barack Obama, muy influyente en el partido.

Comparte y opina:

Maduro debe aceptar resultado de comicios si pierde, dice expresidente argentino Fernández

El próximo domingo se celebrarán las elecciones presidenciales donde Maduro, candidato oficialista, encuentra su principal rival en Edmundo González Urrutia

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el expresidente de Argentina, Alberto Fernández.

Por AFP

/ 23 de julio de 2024 / 16:11

El expresidente argentino Alberto Fernández (2019-2023) instó el martes al mandatario venezolano, Nicolás Maduro, a aceptar el resultado en caso de perder las elecciones que se celebrarán en ese país el 28 de julio, a las que Fernández irá como veedor.

«Si (Maduro) es derrotado, lo que tiene que hacer es aceptar, como dijo (el presidente de Brasil, Luiz Inácio) Lula (da Silva): el que gana, gana, y el que pierde, pierde (…) voy a hacer lo que me pidieron, ser un veedor de las elecciones para que todo funcione bien», dijo en una entrevista radial Fernández sobre los comicios venezolanos.

«Lo que Venezuela necesita es recuperar su convivencia democrática y que los que están deambulando por el mundo porque se fueron del país por la causa que fuera puedan volver», añadió Fernández sobre los casi ocho millones de venezolanos que migraron del país en la última década, según la ONU.

El próximo domingo se celebrarán las elecciones presidenciales donde Maduro, candidato oficialista, encuentra su principal rival en Edmundo González Urrutia, quien cuenta con el apoyo de la líder opositora María Corina Machado, favorita en las encuestas pero inhabilitada políticamente por un organismo del gobierno para ejercer cargos públicos.

Leer también: Embajador de Venezuela dice que Maduro ganará y la oposición no reconocerá su victoria

Aceptar resultado

Las declaraciones de Fernández se dan un día después de que Lula asegurara haberse «asustado» con las advertencias de Maduro. El candidato afirmó que una victoria opositora en las elecciones del domingo se traduciría en un «baño de sangre».

«Me asusté con las declaraciones de Maduro, de que si él pierde las elecciones habrá un baño de sangre. Quien pierde las elecciones toma un baño de votos, no de sangre», afirmó el mandatario brasileño sobre su aliado durante una conferencia de prensa con agencias internacionales en Brasilia.

«Maduro tiene que aprender: cuando ganas, te quedas (en el poder). Cuando pierdes, te vas. Y te preparas para disputar otra elección», añadió Lula.

Comparte y opina:

Hamás anuncia un acuerdo de ‘unidad nacional’ con sus rivales palestinos

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, dijo que representantes de 14 grupos palestinos acordaron la formación de "un gobierno interino"

Reunión entre china y delegaciones palestinas

Por AFP

/ 23 de julio de 2024 / 13:17

Hamás anunció este martes haber firmado en Pekín un acuerdo con otras organizaciones palestinas, entre ellas su rival Fatah, un pacto que según China contempla un gobierno de unidad nacional en Gaza cuando termine la guerra con Israel.

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, dijo que representantes de 14 grupos palestinos acordaron la formación de «un gobierno interino de reconciliación nacional» para la Franja de Gaza una vez termine la guerra iniciada en octubre.

Wang recibió en Pekín a Musa Abu Marzuk, alto cargo de Hamás, y al enviado de Fatah Mahmud al Alul, así como a emisarios de otros 12 grupos palestinos.

«Hoy firmamos un acuerdo de unidad nacional, y afirmamos que el camino para completar este recorrido es la unidad nacional. Estamos comprometidos con esa unidad nacional y llamamos a alcanzarla», dijo Abu Marzuk.

Lea: Gobierno de Gaza reporta decenas de muertos en bombardeos israelíes en el sur

Hamás

Este acuerdo es el «punto más destacado» de la llamada «declaración de Pekín», destacó Wang, quien detalló que en la reunión de este martes hubo también representantes de Rusia, Egipto -habitual mediador entre Hamás e Israel- y Argelia.

Pekín quiere «desempeñar un papel constructivo en salvaguardar la paz y la estabilidad en Oriente Medio», enfatizó Wang.

Mahmud al Alul, de Fatah, agradeció a China su apoyo a la causa palestina. «Tienen ustedes el cariño y la amistad, de todo el pueblo palestino», dijo Al Alul, que no se pronunció sobre el acuerdo.

Hamás gobierna la Franja de Gaza, mientras que Fatah es la espina dorsal de la Autoridad Palestina, que está presidida por Mahmud Abás y ejerce un control parcial sobre Cisjordania ocupada.

La enemistad entre ambos movimientos es abierta desde que en 2007 Hamás expulsó por la fuerza a Fatah de la Franja de Gaza.

Israel no tardó en arremeter contra el acuerdo, y en particular contra el movimiento de Mahmud Abás.

«Hamás y Fatah han firmado un acuerdo en China de cara a un control conjunto de Gaza después de la guerra. En lugar de rechazar el terrorismo, Mahmud Abás abraza a los asesinos y violadores de Hamás, y descubre así su verdadera cara», escribió en la red X el canciller israelí, Israel Katz.

«Esto no ocurrirá, porque el poder de Hamás será aplastado, y Abás observará Gaza de lejos», enfatizó el ministro.

Voluntarismo diplomático

El acuerdo se produce más de nueve meses después del inicio de la guerra de Gaza, con el asalto sorpresa de comandos de Hamás en suelo israelí el 7 de octubre pasado.

El ataque se saldó con la muerte de 1.197 personas, en su mayoría civiles, según un recuento de AFP en base a fuentes israelíes. Los islamistas secuestraron igualmente a 251 personas, de las cuales 116 siguen en Gaza, incluyendo a 44 que el ejército da por fallecidas.

La respuesta israelí causó de momento la muerte de más de 39.000 palestinos en Gaza, en su mayoría civiles, y una situación humanitaria dramática, según datos del ministerio de Salud de este territorio gobernado por Hamás.

China ha tratado de ejercer un rol de mediador en el conflicto de Gaza. Que cuenta con la dificultad añadida de la rivalidad entre Hamás y Fatah.

Israel ha prometido proseguir la guerra hasta destruir a Hamás. Y al igual que Estados Unidos ha hecho saber que no quiere ver al grupo islamista gobernando el enclave palestino una vez concluya la actual contienda.

Históricamente, China ha mostrado simpatía hacia la causa palestina, y defiende la creación de un Estado palestino. Al tiempo que mantiene buenas relaciones con el Estado de Israel.

El gigante asiático quiere posicionarse como un actor más neutral que Estados Unidos, estrecho aliado de Israel.

Desde hace años China ha mostrado una firme voluntad de ejercer un papel relevante en Oriente Medio. El año pasado sorprendió al propiciar un acercamiento entre Arabia Saudita e Irán, las dos grandes potencias rivales de la región.

Comparte y opina: