Mundo

Monday 8 Aug 2022 | Actualizado a 08:12 AM

Johnson pende de un hilo tras el alud de dimisiones en su gobierno

Las renuncias de Javid y Sunak, dos pesos pesados del ejecutivo y el partido, tuvieron lugar horas después de que Johnson se disculpara por enésima vez

Boris Johnson sale del número 10 de Downing Street en el centro de Londres

Por AFP

/ 6 de julio de 2022 / 08:18

Boris Johnson comparece el miércoles ante los diputados británicos para defender su continuidad en un cargo que cada vez más pende de un hilo, tras un alud de dimisiones en protesta contra la legitimidad del controvertido primer ministro, cernido por los escándalos.

El martes por la noche, los ministros de Salud, Sajid Javid, y de Finanzas, Rishi Sunak, anunciaron casi al mismo tiempo sus respectivas renuncias, a raíz de los incesantes escándalos que rodean a Johnson y su ejecutivo.  

Les siguieron una docena de otros miembros del gobierno, de menor rango, en una sangría que continuó el miércoles con cuatro nuevas dimisiones.

El secretario de Estado para la infancia y la familia, Will Quince, afirmó «no tener otra opción» tras haber transmitido en los medios informaciones proporcionadas por la oficina de Johnson «que resultaron ser inexactas».   La asistente del secretario de Estado de transportes, Laura Trott, consideró que la confianza en el gobierno se ha «perdido».

El secretario de Estado de educación, Robin Walker, lamentó que los «grandes logros» del gobierno hayan sido «ensombrecidos por errores y cuestiones de integridad».

Y el secretario de Estado de finanzas, John Glen, alegó una «total falta de confianza» en Johnson al dimitir.

Cada vez más debilitado, pero aferrándose al puesto, el primer ministro comparece por la mañana en la sesión semanal de preguntas en el Parlamento y por la tarde ante el denominado «comité de enlace», formado por los presidente de las diferentes comisiones parlamentarias y encargado de examinar el trabajo del gobierno.

Entre ellos figuran algunos de sus más acérrimos detractores en el seno de su Partido Conservador.

«Integridad» del gobierno

Las renuncias de Javid y Sunak, dos pesos pesados del ejecutivo y el partido, tuvieron lugar horas después de que Johnson se disculpara por enésima vez, reconociendo que cometió un «error» al haber nombrado en un importante cargo parlamentario a Chris Pincher, responsable conservador que la semana pasada renunció por haber toqueteado, en estado de ebriedad, a dos hombres, uno de ellos diputado.

Tras haber afirmado lo contrario, Downing Street reconoció el martes que el primer ministro había sido informado en 2019 de anteriores acusaciones contra Pincher pero que las había «olvidado».

La renuncia de Sunak, de 42 años y de origen indio, tiene lugar en un contexto económico difícil, con el coste de la vida disparado en el Reino Unido y con acusaciones al ejecutivo de no hacer lo suficiente para ayudar a las familias que no logran llegar a fin de mes.

Los británicos esperan que el gobierno se comporte de manera «competente» y «seria», «es por esto que dimito», escribió Sunak en su mensaje a Johnson.

Por su parte, Javid, de 52 años y de origen paquistaní, consideró que los británicos necesitan «integridad de parte de su gobierno».

Maniobra contra Johnson

Desde el denominado «partygate», el escándalo por las fiestas organizadas en Downing Street que violaron las reglas anticovid en 2020 y 2021, hasta la irregular financiación de la lujosa reforma de su residencia oficial, pasando por acusaciones de amiguismo y designaciones a dedo, los escándalos no dejan de crecer en torno a Johnson.

Campeón de las legislativas de diciembre de 2019, cuando logró la más importante mayoría conservadora en décadas gracias a la promesa de realizar el Brexit, el primer ministro cae ahora en picado en las encuestas.

Según los sondeos, una mayoría de británicos lo considera un «mentiroso».  

Va a ser investigado por una comisión parlamentaria para determinar si engañó a sabiendas a los diputados cuando en diciembre negó la celebración de fiestas durante los confinamientos.  

Y el hecho de que afirmara desconocer las acusaciones contra Pincher, cuando muchos aseguraban lo contrario, y acabara reconociendo su «olvido» refuerza las acusaciones de que el primer ministro juega con la verdad.

Recientes reveses electorales, los últimos el 23 de junio en dos legislativas parciales, están convenciendo a un creciente número de rebeldes en el seno del Partido Conservador de que Johnson ya no puede liderarlos hacia unas nuevas elecciones generales en 2024.

El primer ministro sobrevivió a principios de junio a un voto de confianza lanzado por los rebeldes en un intento de bajarlo del poder.

Apoyado por 211 de sus 359 legisladores, salvó el puesto, pero los 148 votos en su contra hicieron patente que el descontento entre sus filas no deja de crecer.

Las normas del partido establecen que este procedimiento no se puede repetir durante el próximo año, pero muchos en su seno demandan ya un cambio para volver a intentar una maniobra contra Johnson.

(06/07/2022)

Comparte y opina:

Petro asumió en Colombia proponiendo paz a armados y fin de guerra antidrogas

El exsenador y exguerrillero de 62 años delineó profundos cambios para este país de 50 millones de habitantes

Gustavo Petro jura como presidente de Colombia

Por AFP

/ 7 de agosto de 2022 / 21:14

Gustavo Petro asumió este domingo como el primer presidente de izquierda de Colombia proponiendo nuevos acuerdos de paz con los grupos armados que se financian del narcotráfico y el fin de la «guerra antidrogas» que considera un fracaso.

En su primer discurso como jefe de Estado, el exsenador y exguerrillero de 62 años delineó profundos cambios para este país de 50 millones de habitantes, acosado por la inequidad, los rezagos económicos de la pandemia y una violencia cíclica de más de 60 años.

«Es la hora del cambio (…) Hoy empieza la Colombia de lo posible. Estamos acá contra todo pronóstico, contra una historia que decía que nunca íbamos a gobernar, contra los de siempre, contra los que no querían soltar el poder», destacó.

Con la asunción de Petro, Colombia ingresa por primera vez en la órbita de la izquierda en la región que podría consolidarse con el probable triunfo de Lula en Brasil.

Ante cientos de miles de personas congregadas en la Plaza de Bolívar, en el centro de Bogotá, y nueve presidentes invitados, Petro se comprometió a «conseguir la paz verdadera y definitiva» en sus cuatro años de mandato.

En ese sentido, dijo que cumplirá lo pactado con las FARC, la guerrilla que firmó la paz en 2016 para convertirse en partido político, y ofreció a los grupos que siguen en armas beneficios penales si renuncian a la violencia.  

«Convocamos (…) a todos los armados a dejar las armas en las nebulosas del pasado. A aceptar beneficios jurídicos a cambio de la paz», dijo.

Sin embargo, no especificó si su ofrecimiento implica rebaja de penas o sanciones alternativas a la cárcel como las acordadas con las disueltas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).   

Fracaso antidrogas

Varias organizaciones siguen en armas como el Ejército de Liberación Nacional, reconocida como la última guerrilla del país, las disidencias que no se acogieron al pacto de paz y el Clan del Golfo, la mayor banda del narcotráfico.

Las agrupaciones, que se nutren de las rentas de la cocaína, han manifestado por separado su intención de dialogar con el nuevo gobierno.

Petro también envió un mensaje velado a Estados Unidos al plantear el fin de la «fracasada guerra antidrogas» que Washington alienta desde hace cuatro décadas.

«Es hora de una nueva convención internacional que acepte que la guerra contra las drogas ha fracasado», dijo el primer mandatario de izquierda del país con la mayor producción mundial de cocaína.

Petro propuso cambiar el «fracaso por un éxito» y pasar de la persecución a «una política de prevención fuerte del consumo en las sociedades desarrolladas».

La espada de la polémica

De traje azul y corbata negra, Petro tomó juramento a la ambientalista Francia Márquez como la primera vicepresidenta afro de Colombia.

Seguidamente ordenó traer la espada del héroe independentista Simón Bolívar de la sede presidencial.

Su antecesor Iván Duque se rehusó a cederla para la ceremonia de investidura. La espada fue el símbolo fundacional del M-19, la guerrilla en la que militó Petro hasta 1990 y que fue robada por esa organización en 1974 y devuelta con la firma de la paz.

Petro inicia su gobierno con una batería de reformas en mente y las expectativas a cuestas de la mitad del país que votó por él en el balotaje del 19 de junio.  

Para ello armó un gabinete de diversas tendencias, con las mujeres al frente de varias carteras.

El lunes el gobierno presentará el primer proyecto al Congreso, donde cuenta con mayorías, para financiar sus planes sociales mediante un alza de impuestos a los ricos.  

«Los impuestos no serán confiscatorios, simplemente serán justos, en un país que debe reconocer como aberración la enorme desigualdad social en la que vivimos», anticipó Petro.

Recursos para la Amazonía

En el frente internacional, Petro ya anunció que reactivará las relaciones diplomáticas y comerciales con el gobierno de Venezuela, rotas desde 2019.

Desde Caracas el presidente Nicolás Maduro saludó al nuevo mandatario y dijo que está dispuesto a «reconstruir la hermandad sobre la base del respeto y de amor entre los pueblos».

Por lo pronto, Petro dijo que se enfocará en la lucha contra la crisis climática, para lo cual propuso crear un fondo internacional para proteger la Amazonía colombiana, azotada por la deforestación.

 «¿Dónde está el fondo mundial para salvar la selva amazónica? (…) Podemos convertir a toda la población que hoy habita la Amazonía colombiana en una población cuidadora de la selva», expresó. 

Planteó igualmente a la comunidad internacional «cambiar deuda externa por gastos internos para salvar y recuperar nuestras selvas».

«Disminuyan la deuda externa y gastaremos el excedente en salvar la vida humana. Si el FMI [Fondo Monetario Internacional] ayuda a cambiar deuda por acción concreta contra la crisis climática, tendremos una nueva economía próspera y una nueva vida para la humanidad», sostuvo.

(07/08/2022)

Comparte y opina:

Senado de EEUU aprueba ley clave de Biden para el cambio climático y la salud

El presidente estadounidense celebró decisión del senado y reconoció que no todos están contentos con el resultado final.

Joe Biden responde a una pregunta de un reportero mientras camina hacia Marine One en el jardín sur de la Casa Blanca

Por AFP

/ 7 de agosto de 2022 / 21:07

Tras 18 meses de negociaciones, el Senado de Estados Unidos aprobó el domingo un ambicioso plan de Joe Biden para el clima y la salud, ofreciendo una significativa victoria al presidente, a menos de 100 días de cruciales elecciones.

Solo con sus votos, los demócratas adoptaron este programa de 430.000 millones de dólares de inversiones, que retornará a la Cámara de Representantes para una votación final, antes de ser promulgado por Biden.

Biden celebró decisión del senado y reconoció que no todos están contentos con el resultado final.

«Ha requerido muchos acuerdos», dijo Biden en un comunicado «La Cámara de Representantes debería aprobarla lo antes posible y estoy deseando firmarla para que se convierta en ley», añadió.

Vehículos eléctricos

Producto de dificultosos compromisos con el ala derecha del Partido Demócrata, la iniciativa, bautizada «Ley de Reducción de la Inflación», incluye 370.000 millones de dólares para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en 40% antes de 2020.

 La instalación de placas solares será subsidiada en 30% y cada estadounidense recibirá hasta 7.500 dólares en créditos fiscales por la compra de un coche eléctrico.

Pero la Alianza para la Innovación Automotriz, que representa a los principales fabricantes, dijo que la mayoría de los autos no cumplirían los requisitos de crédito fiscal y consideró que el proyecto es una «oportunidad perdida».

La reforma permitiría fortalecer la resiliencia de los bosques frente a los monstruosos incendios que asolan el oeste del país, cuya multiplicación se ha atribuido directamente al calentamiento global.  

También se ofrecerán varios miles de millones de dólares en créditos fiscales a las industrias más contaminantes para ayudarlas en su transición energética, una medida fuertemente criticada por la izquierda del partido, que tuvo que alinearse detrás de este texto al no poder alcanzar un acuerdo más ambicioso.  

Biden ha debido resignarse a que los enormes planes de reformas con que llegó al poder fueran por la negativa a votarlos de un senador de su propio campo, el sumamente moderado Joe Manchin.  

En vista de la muy escasa mayoría demócrata en el Senado, Manchin, electo por West Virginia, un estado conocido por sus minas de carbón, ha adquirido prácticamente un derecho de veto sobre estos proyectos.  

A fines de julio, el líder de los demócratas en el Senado finalmente logró sin embargo arrancarle un compromiso.

Quejas

El sábado, los senadores comenzaron a debatir el texto en el hemiciclo durante quince horas ininterrumpidas y dispusieron decenas de enmiendas.   Tanto la oposición republicana, que considera muy caro el plan del gobierno, como el ala izquierda demócrata, que querría que fuera más ambicioso, aprovecharon esa oportunidad para formular sus planteos. 

El influyente senador de izquierda Bernie Sanders presentó varias enmiendas que apuntan a reforzar el aspecto social del texto, que en los últimos meses fue considerablemente recortado.

El texto prevé 64.000 millones de dólares de inversión en salud y la reducción paulatina del precio de ciertos medicamentos, que en Estados Unidos pueden llegar a ser hasta diez veces más caros que en otros países ricos.

Pero los progresistas tuvieron que abandonar sus ambiciones de guarderías y universidades públicas gratuitas y una mejor atención a los ancianos.  

«Millones de jubilados seguirán con los dientes podridos y no recibirán las dentaduras, audífonos o anteojos que se merecen», criticó Sanders.  

«Este proyecto de ley no resuelve en nada este problema», aseguró.  

(07/08/2022)

Comparte y opina:

Nuevo presidente de Colombia pide terminar con fracasada ‘guerra’ antidrogas

Cuestionó las "cuatro décadas" de persecución antidrogas que ha alentado Washington

Gustavo Petro, nuevo presidente colombiano

Por AFP

/ 7 de agosto de 2022 / 20:59

El nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro, planteó en su discurso de investidura acabar con la fracasada «guerra antidrogas» en el mundo y pasar a una «política de prevención fuerte del consumo» en los países desarrollados.

«Es hora de una nueva convención internacional que acepte que la guerra contra las drogas ha fracasado», dijo el primer mandatario de izquierda del país con la mayor producción mundial de cocaína.

Sin mencionar a Estados Unidos, el principal consumidor de la droga que se procesa en Colombia, Petro cuestionó las «cuatro décadas» de persecución antidrogas que ha alentado Washington.

«La guerra contra las drogas fortaleció las mafias y debilitó los Estados», apuntó, añadiendo que en ese tiempo un «millón de latinoamericanos» han sido asesinados y 70.000 norteamericanos mueren «por sobredosis cada año» 

«¿Vamos a esperar que otro millón de latinoamericanos caigan asesinados y que se eleven a 200.000 los muertos por sobredosis en Estados Unidos cada año?», añadió en su primer discurso como jefe de Estado.

En ese sentido, propuso cambiar el «fracaso por un éxito» y terminar la guerra antinarcóticos «por una política de prevención fuerte del consumo en las sociedades desarrolladas».

(07/08/2022)

Comparte y opina:

Petro es investido como primer presidente de izquierda de Colombia

El exsenador y exguerrillero de 62 años fue investido por el jefe del Congreso, Roy Barreras, durante una ceremonia en la Plaza de Bolívar, en el centro de Bogotá, a la que asisten nueve mandatarios y varias delegaciones internacionales.

Foto: AFP

Por AFP

/ 7 de agosto de 2022 / 17:30

Gustavo Petro asumió este domingo como primer presidente de izquierda en la historia de Colombia, ante cientos de miles de personas que apoyaron su plan para transformar un país inequitativo y acosado por la crisis económica y la violencia del narcotráfico.

El exsenador y exguerrillero de 62 años fue investido por el jefe del Congreso, Roy Barreras, durante una ceremonia en la Plaza de Bolívar, en el centro de Bogotá, a la que asisten nueve mandatarios y varias delegaciones internacionales.

«Juro a Dios y prometo al pueblo cumplir fielmente la Constitución y las leyes de Colombia», dijo el nuevo gobernante. 

De traje azul y corbata negra, recibió la banda presidencial y tomó juramento a la ambientalista Francia Márquez como la primera vicepresidenta afro de Colombia.

Petro, que sucedió en el poder al impopular Iván Duque, gobernará por cuatro años un país de 50 millones de habitantes que por primera vez ingresó a la órbita de la izquierda en la región.

El que fuera el líder de la oposición en las últimas dos décadas inició su gobierno con una batería de reformas en mente y las expectativas a cuestas de la mitad del país que votó por él en el balotaje del 19 de junio.

Colombia se adentra así en un período de cambios, con un izquierdista al mando, un Congreso a su favor y una oposición debilitada tras el declive del exmandatario Álvaro Uribe (2002-2010), el jefe de la derecha.

Petro parte de una «posición envidiable, con una mayoría amplia en el Congreso y, en términos de la calle, cuenta con un apoyo que no tuvo antes ningún gobierno en los últimos años», señaló a la AFP el analista Jorge Restrepo, del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac).

Primeros cambios

Petro armó un gabinete de diversas tendencias, con las mujeres al frente de varias carteras y la misión de sacar adelante reformas que comenzarán su curso legislativo el lunes.

Entre ellas está el proyecto que elevará los impuestos a los más ricos, afinará el recaudo y grabará las bebidas azucaradas, en busca de recursos para planes sociales.

«El nivel de endeudamiento y de déficit fiscal que encontramos para el próximo cuatrienio es crítico», aseguró Daniel Rojas, uno de los coordinadores de la comisión de empalme con el gobierno de Duque.

Aun así, Petro se ha propuesto recortar la brecha entre ricos y pobres, una de las más amplias del continente junto a la de Brasil, con mayor acceso al crédito, subsidios y la educación pública.

Después de los estragos de la pandemia, la economía recupera su crecimiento, aunque la inflación, que alcanzó en julio el 10,2% en la variación interanual, el desempleo (11,7%) y la pobreza que castiga al 39% de la población nublan el panorama.

«La gente espera que se den de manera temprana algunos de los cambios que se prometieron en campaña, lo que sumado a la situación económica (…) genera un ambiente de tensión», apuntó Patricia Muñoz, politóloga de la Universidad Javeriana.

En el frente internacional, Petro reactivará las relaciones diplomáticas y comerciales con el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, rotas desde 2019, y buscará apoyo y sede para retomar conversaciones de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la última guerrilla reconocida en el país.

Diálogos de vuelta

Si bien el acuerdo de paz con las FARC, la otrora organización armada de ultraizquierda, mermó la violencia, Colombia todavía no logra extinguir el último conflicto armado interno del continente.

Además del ELN, poderosas bandas del narco como el Clan del Golfo, que encabezaba el capo Otoniel, extraditado este año a Estados Unidos, imponen su ley en varias zonas del país.

Las disidencias que se marginaron del pacto de paz también desafían al Estado gracias a los recursos de la minería ilegal y principalmente del narcotráfico.

Petro recibe además un país con la mayor producción mundial de cocaína, ante lo cual ha propuesto replantear la fallida política de prohibición de las drogas en conjunto con Estados Unidos, el principal consumidor del derivado de la hoja de coca.

Junto con la invitación al diálogo al ELN, Petro propondrá a los grupos armados someterse a cambio de beneficios penales, al tiempo que reformará o disolverá la fuerza policial antidisturbios, implicada en violaciones de derechos humanos durante la represión de las masivas protestas de los últimos años.

«Vamos a ver un cambio lento en las fuerzas militares, (…) pero creo que podemos descartar algún tipo de malestar público, insurrección, huelga de brazos caídos o baja de la actividad operacional», dijo Jorge Restrepo.

Comparte y opina:

Recrean cerveza de hace 400 años tras ‘resucitar’ una levadura

El microorganismo fue la clave para recuperar la fórmula de la bebida.

Por AFP

/ 7 de agosto de 2022 / 16:36

MUNDO

Dentro de un barril de roble estaba el hongo de la fortuna. El bioingeniero ecuatoriano Javier Carvajal, a partir de una astilla, resucitó una levadura de alrededor de 400 años y recreó la que se cree es la cerveza más antigua de Hispanoamérica.

El microorganismo fue la clave para recuperar la fórmula de la bebida fabricada en Quito en 1566 por fray Jodoco Ricke, el franciscano de origen flamenco que introdujo el trigo y la cebada en lo que hoy es la capital ecuatoriana, de acuerdo con historiadores.

Con el hallazgo “no solo recuperamos un tesoro biológico sino también un trabajo silencioso de 400 años de domesticación de una levadura que probablemente venía de una chicha (bebida ancestral de maíz fermentado) y que había sido recolectada del ambiente”, señala Carvajal a la AFP.

En su laboratorio de la Universidad Católica de Ecuador (PUCE), vaqueros y mandil blanco, se acerca a un congelador y extrae un pequeño frasco con una variedad de la levadura Saccharomyces cerevisiae con la nomenclatura CLQCA10-328.

Carvajal sabía, por publicaciones especializadas, de la antiquísima cervecería en Quito. Había recuperado otras levaduras y se empecinó en encontrar la de la bebida de los franciscanos. Tardó un año hasta llegar a ella en 2008.

En el convento de San Francisco, un imponente complejo de tres hectáreas construido entre 1537 y 1680, estaba el tonel que buscaba, extrajo una astilla y bajo el microscopio vio el organismo que a la postre, después de un largo tiempo de cultivo, le permitió “resucitar” la levadura.

“Aquí ocupa un lugar en una cajita. Aquí es muy humilde, pero es la estrella” del laboratorio, dice el científico cervecero de 54 años.

El bioingeniero Javier Carvajal dedicó una década a recuperar el secreto cervecero centenario. Foto. APG

FÓRMULA.

Perteneciente a una familia de maestros cerveceros, Carvajal encontró en un artículo la fórmula vagamente descrita de la bebida de los franciscanos del siglo XVI.

De a poco fue llenando las lagunas de información hasta revivir la bebida con sabores a canela, clavo y caña de azúcar.

“Había un montón de huecos en esa receta y mi trabajo fue rellenar esos huecos (…) Ese es un trabajo de arqueología cervecera, dentro de la arqueología microbiana”, que había hecho para rescatar la levadura, responsable en gran parte del sabor de la bebida, comenta.

Después de una década de investigación y pruebas, en 2018 inició su producción artesanal, pero la pandemia frustró su salida al mercado. Todavía no ha definido una fecha exacta para su lanzamiento ni un precio.

En 2019, un año después de que Carvajal reconstruyera la bebida franciscana, investigadores israelíes fabricaron una cerveza similar a la que bebían los faraones tras extraer una levadura de hace más de 3.000 años hallada en antiguos jarrones.

Carvajal, que destaca el “trabajo de domesticación” de la levadura que hicieron los franciscanos, compara el que él hizo siglos después con una terapia intensiva pero a escala molecular.

“Es como que estuvieran dormidas, como semillas secas pero deterioradas por los años. Por eso hay que reconstruirles, fluidizarles, hidratarles y ver si sus signos vitales vuelven”, comenta.

El historiador Javier Gomezjurado explica a la AFP que la de San Francisco “fue la primera cervecería al menos en la América hispana”.

Para 1566, cuando empezó a funcionar, había apenas “ocho frailes” en el convento y la producción era “mínima”, relata el autor del libro Las bebidas de antaño en Quito.

Con el paso del tiempo y la introducción de maquinaria, las fórmulas originales fueron desapareciendo. La cervecería cerró sus puertas hacia 1970, pero para entonces ya se consumían bebidas modernas.

Carvajal dedicó una década a recuperar un secreto cervecero solo, afirma, por el placer del “valor de lo intangible”.

Temas Relacionados

Comparte y opina: