Mundo

Sunday 5 Feb 2023 | Actualizado a 16:15 PM

‘Toma el dinero y vete’, trabajadores de fábrica iPhone en China aceptan oferta para irse tras protestas

Desde la aparición de los primeros casos de COVID-19 en la fábrica, Foxconn solo tuvo una obsesión: mantener la producción de iPhone prevista.

La fábrica de teléfonos iPhone, Foxconn, que emplea a más de 200.000 personas, ha estado bajo confinamiento desde mediados de octubre, tras detectarse un brote de coronavirus. Foto: AFP

Por AFP

/ 24 de noviembre de 2022 / 13:06

Tras las violentas manifestaciones de los trabajadores esta semana, la mayor fábrica de iPhone en el mundo, en China, propone dinero a sus asalariados descontentos para que se vayan inmediatamente.

La indignación estalló el miércoles en la planta industrial de Zhengzhou, en el centro de China. Enfadados por no recibir las primas prometidas por quedarse a trabajar en la fábrica de iPhone, confinada desde octubre por un brote de COVID-19, los trabajadores se enfrentaron a las fuerzas de seguridad.

La usina, propiedad del grupo taiwanés Foxconn, principal subcontratista del gigante estadounidense Apple, emplea a más de 200.000 personas. La mayoría de ellas residen en el lugar, en dormitorios.

«De repente, los contratos cambiaron y todo el mundo estaba descontento», explica a la AFP una trabajadora, que requirió el anonimato.

«Como los anteriores incidentes con Foxconn hicieron que nadie confiara, estallaron las manifestaciones», dice.

Desde la aparición de los primeros casos de COVID-19 en la fábrica, Foxconn solo tuvo una obsesión: mantener la producción de iPhone prevista. Esto, de cara a las fiestas de fin de año.

Ello le llevó a confinar las instalaciones, en condiciones que los trabajadores de la fábrica de iPhone denunciaron como «caóticas».

Muchos de los empleados se fueron y la firma tuvo que encontrar a más personal, al que atrajo con jugosas primas. Pero parece que la empresa dio marcha atrás.

El jueves, en testimonios en redes sociales, varios empleados dijeron recibir primas de 10.000 yuanes (1.400 dólares) a cambio de poner fin a su contrato e irse inmediatamente.

En algunos de esos videos se puede ver en el fondo numerosos autobuses aparcados en el exterior de los dormitorios.

También puede leer: La ‘ciudad iPhone’ de China endurece sus medidas anticovid tras unas protestas violentas

«Error técnico»

«Todo el mundo tuvo su dinero y está a punto de partir», según la empleada que contactó la AFP. «Estoy más bien contenta», dice. «No se puede pedir demasiado».

Foxconn, que se disculpó el jueves, parece también querer indemnizar a los que fueron golpeados por la policía en las protestas, en las que hubo decenas de heridos.

Un empleado explicó a la AFP que sus compañeros heridos recibieron una prima adicional de 500 yuanes (70 dólares). La empresa no quiso pronunciarse a la AFP sobre el tema.

Los pantallazos de un anuncio oficial de Foxconn circulaban el jueves en las redes sociales. La firma prometía a los trabajadores que querían irse 10.000 yuanes para cubrir su sueldo, los gastos de transporte y de cuarentena.

El anuncio precisaba que recibirían primero 8.000 yuanes, y luego los 2.000 restantes en el momento de subir al autobús.

Según dijo un empleado a la AFP, las manifestaciones empezaron cuando los nuevos trabajadores firmaron un contrato para tener 3.000 yuanes (420 dólares) de primas por 30 días. Pero vieron que la cifra se reducía a 30 yuanes.

Foxconn aseguró el jueves que se trataba de un «error técnico» en su sistema de pagos y que se repararía.

En la fábrica, las protestas cesaron, declaró un trabajador a la AFP. «Todos los nuevos empleados debieron partir, ahora todo está normal», según él.

Un video disponible desde el jueves en la plataforma Kuaishou muestra a cientos de empleados esperando poder salir de las zonas de los dormitorios, con sus maletas.

«Toma el dinero y regresa a casa», dice la leyenda de este video, acompañado de un emoji que sonríe.

Comparte y opina:

Shah Rukh Khan, el rey de Bollywood

Sus papeles en televisión a principios de los años 80 mostraron su carisma natural, pero tardó varios años en hacerse un lugar en el cine.

El estreno de la película más reciente de Shah Rukh Khan, "Pathaan", fue un acontecimiento nacional en India. Foto: AFP.

Por AFP

/ 5 de febrero de 2023 / 16:10

Shah Rukh Khan, de 57 años, es la estrella más popular de Bollywood; y su amplio repertorio de papeles en la gran pantalla lo ha convertido en la encarnación cinematográfica de una India en plena transformación.

«King Khan» –cuyo apodo refleja décadas de reinado en las taquillas– es una rara figura unificadora de las múltiples divisiones geográficas, lingüísticas y religiosas de India.

El estreno de su largometraje más reciente, Pathaan, fue un acontecimiento nacional y atrajo a multitudes a los cines.

Sus admiradores se concentran a menudo a las puertas de su mansión de Bombay con la esperanza de verlo. Y él se deleita de su condición de icono público.

«Estoy muy contento de ser una estrella. Nunca me cansaré de ello», dijo en 2013 en una entrevista con la AFP.

Khan nació en el seno de una familia musulmana de Nueva Delhi. Sus papeles en televisión a principios de los años 80 mostraron su carisma natural, pero tardó varios años en hacerse un lugar en el cine.

También puede leer: Irán libera bajo fianza al cineasta Jafar Panahi tras casi 7 meses preso

Estrellato

Su cautivadora interpretación de un acosador obsesionado en Darr, el mayor éxito de taquilla de India en 1995, le catapultó al estrellato internacional.

En la película Dilwale Dulhania Le Jayenge, interpreta a un londinense que se enamora de otra mujer de la diáspora india mientras hace turismo por Europa.

Deciden casarse, en contra de la voluntad del padre de ella, que la había prometido en matrimonio a otro hombre en India.

Se estrenó en una década marcada por la liberalización de la economía del país y de su clase media urbana; con hombres y mujeres jóvenes que disfrutaban de un estilo de vida más rico que el de sus padres, y que se oponían a sus reglas.

La película sigue siendo una de las más populares de Bollywood, y se proyectó en un cine de Bombay todos los días, salvo durante el COVID-19, durante 27 años después de su estreno.

Comparte y opina:

Sin luz ni agua, los sudafricanos están al borde de un ataque de nervios

Las escuelas y los hospitales también pagan las consecuencias. En Pretoria, el hospital Kalafong estuvo sin agua durante dos días el pasado fin de semana.

Un hombre monta una barricada con neumáticos durante una protesta contra los continuos cortes de agua y electricidad en Soshanguve, al norte de Pretoria, el 1 de febrero de 2023. Foto: AFP.

Por AFP

/ 5 de febrero de 2023 / 13:35

Muchos sudafricanos privados de electricidad hasta diez horas al día padecen ahora carencia de agua corriente. Esto debido a que los cortes de energía perturban el sistema de aprovisionamiento.

Johannesburgo y Pretoria, en la región más poblada del país, una avería eléctrica ocurrida esta semana en una estación de bombeo dejó sin agua a muchos hogares. Así lo confirmó la empresa Rand Water.

Una situación que exaspera a la población, cuyas conversaciones giran en torno al desánimo, las políticas ineficaces y la corrupción creciente en un país azotado por la pobreza.

Desde hace meses, la gente se ve obligada a planificar actividades tan banales como hacer la comida o lavar la ropa, en función del calendario diario de cortes de agua. Esta medida se puede consultar mediante una aplicación móvil.

Thomas Mabasa, un trabajador de la compañía ferroviaria, ha tomado la costumbre de ducharse en su lugar de trabajo. Pero sus hijos «tienen que ir a la escuela sin» lavarse, comentó el hombre, de 43 años. Esta semana, él fue uno de los muchos manifestantes que protestaron en Soshanguve, al norte de la capital, cortando carreteras con piedras y basura.

«A veces, esperamos a ver si el agua vuelve en plena noche para despertar a los niños y ducharlos antes de que se vuelva a ir», explicó delante de una pila de neumáticos.

El país más industrializado de África se vio paralizado por numerosos cortes de electricidad el año pasado; y los problemas de la compañía pública Eskom, plagada de deudas, se agravaron.

La empresa suministra alrededor del 90% de la electricidad del país, sobre todo a través de unas vetustas centrales de carbón, pero desde hace años le cuesta satisfacer la demanda.

También puede leer: Manifestaciones en Tel Aviv contra reformas judiciales de Netanyahu

Vandalismo y sequía

La portavoz del Ministerio de Agua y Saneamiento, Wisane Mavasa, afirmó que el gobierno está trabajando con las compañías de agua «para mejorar la situación». También reconoció que la «crisis energética tiene un impacto en las infraestructuras hídricas».

El hecho de que las máquinas se tengan que estar encendiendo constantemente a causa de los cortes de luz provoca más averías. Esto también afecta a las estaciones de bombeo y de tratamientos de agua, que necesitan un flujo constante de energía, agregó.

La crisis de los sudafricanos se ve agravada además por la criminalidad, según el Ayuntamiento de Johannesburgo. La instancia afirma que centenares de depósitos de agua fueron vandalizados o robados en 2022, para utilizarlos de forma privada o revenderlos al mejor postor.

Las escuelas y los hospitales también pagan las consecuencias. En Pretoria, el hospital Kalafong estuvo sin agua durante dos días el pasado fin de semana.

Según Ethel Malatji, una estudiante de 21 años, cocinar, limpiar o lavarse es cada vez más difícil. «Ni siquiera tenemos agua para beber», dijo a la AFP.

En el extremo sur del país, la turística Ciudad del Cabo tuvo que cerrar algunas de sus playas en pleno verano austral. Y ocurrió después de que unas averías eléctricas en depuradoras derivaran en el vertido de aguas residuales al mar.

Y en el sureste, una ola de calor hizo que la demanda de agua se disparara y las autoridades tuvieron que poner en marcha un sistema de racionamiento.

Una situación que podría volverse más frecuente si no se resuelven los problemas de energía y de infraestructuras. Así lo advirtió Dewald van Niekerk, que dirige el African Center for Disaster Studies en la Universidad North-West.

Los sudafricanos, ya golpeados por la escasez de agua, pasarán por unas «condiciones de sequía extrema» en los próximos años, con el retorno del fenómeno climático de El Niño, subrayó. «La electricidad debe alimentar esas bombas de verdad», insistió.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Crisis económica en Egipto pone en aprietos a los amantes de los libros

Los egipcios han tenido que reducir drásticamente sus compras, y los libros han sido los primeros que han caído en los recortes en el consumo de los hogares.

Un hombre lleva una pila de libros a la 54º Feria Internacional del Libro de El Cairo, en Egipto, el 29 de enero de 2023. Foto: AFP.

Por AFP

/ 5 de febrero de 2023 / 12:52

Miles de visitantes acuden a la Feria Internacional del Libro de El Cairo, el mayor salón literario árabe del mundo, pero este año los precios son demasiado elevados para muchos de ellos.

Con una inflación en lo más alto y una libra egipcia por los suelos, a la edición de esta célebre cita literaria, que terminará el 6 de febrero, no le salen las cuentas.

Más de medio millón de personas visitaron la feria en un fin de semana, aunque «se esperaban mucho menos», dice a la AFP Waël Al Mulla, responsable de la editorial Masr El Arabia.

Pero este año, no se han producido muchas ventas y para los más de 800 editores que han participado en el encuentro, será difícilmente rentable.

Los egipcios han tenido que reducir drásticamente sus compras, y los libros han sido los primeros que han caído en los recortes en el consumo de los hogares.

«Los libros son un producto de lujo, no son para nada una prioridad en los gastos», admite Mulla.

También puede leer: Anitta, la súper estrella brasileña que aspira a ganar el Grammy

Maletas de libros

En un país donde la mayoría de bienes son importados, la devaluación no sólo ha afectado a las familias.

Las editoriales, asfixiadas por el precio del papel –que se ha multiplicado por cuatro en 2022–, han tenido que duplicar sus precios.

El año pasado, antes de que el libro cayera en picado, «con 2.000 libras» (que valían entonces unos 137 dólares por los 66 actuales); «se podía llenar una maleta de libros, hoy, es imposible», cuenta a la AFP Mohamed El Masry, de 38 años, al frente de las ediciones El Rasm Bel Kalemat.

Con estos precios, los visitantes se organizan para poder sacar el máximo rendimiento de sus compras.

«Vemos que la gente llega en grupo: deciden juntos que quieren comprar, pagan cada uno una parte de los libros y luego se los prestan». Así explica Abdallah Sakr, director de colección en El Mahrousa.

«Todo el mundo está sorprendido con los precios, pero todo el mundo sigue teniendo ganas de leer, así que la gente compra dos libros en lugar de cinco, o uno en lugar de dos». Insistió este profesional de 33 años.

Para seguir existiendo, los editores también se han tenido que adaptar.

«Muchos han reducido sus márgenes de beneficio y sus impresiones. Y ahora, escojo los libros con mucha más precaución: sólo tomo los libros que sé que venderé bien», dice Mulla.

«Algunas editoriales se limitan a lo estricto mínimo, han suspendido sus actividades hasta que se recupere el panorama económico», o se plantean cerrar, insiste el editor.

Comparte y opina:

El papa termina gira africana con misa al aire libre en Sudán del Sur

Francisco abogó el sábado por la protección de las mujeres, una de las poblaciones más afectadas por la violencia en este territorio.

Francisco llegando a Sudán del Sur. Foto: Reuters,

Por AFP

/ 5 de febrero de 2023 / 12:38

El papa Francisco oficiará este domingo una misa al aire libre ante miles de fieles en Juba, la capital de Sudán del Sur. Y de esta manera, pondrá fin a una gira que previamente lo llevó a República Democrática del Congo, dos países marcados por las atrocidades de la guerra.

La multitudinaria misa se celebrará en el mausoleo John Garang, así llamado en honor del dirigente independentista fallecido en 2005. Y será poco después de la firma de los acuerdos de paz que llevaron a Sudán del Sur a separarse de Sudán en 2011.

Pero a la guerra de independencia sucedió rápidamente una guerra civil, de 2013 a 2018, entre seguidores de los líderes Salva Kiir y Riek Machar. El hecho dejó 380.000 muertos y millones de desplazados.

En 2018 se firmó un acuerdo de paz, pero la violencia persiste y en diciembre la ONU contabilizaba 2,2 millones de desplazados internos.

El papa argentino, de 86 años, que llegó el viernes a Juba, urgió el sábado a los dirigentes sursudaneses a poner fin a esa espiral de odio y violencia. Francisco lo hizo para que millones de desplazados puedan «volver a vivir de manera digna».

Tras la misa dominical, el pontífice emprenderá el regreso a Roma, hacia las 07.30 locales (05.30 HB).

En el avión, ofrecerá su tradicional rueda de prensa junto a los jefes de las Iglesias de Inglaterra y Escocia, representantes de las otras dos confesiones cristianas de Sudán del Sur.

También puede leer: El papa clama en Sudán del Sur por una vida ‘digna’ para los refugiados

«Que la mujer sea protegida»

Francisco abogó el sábado por la protección de las mujeres, una de las poblaciones más afectadas por la violencia en Sudán del Sur.

El santo padre pidió que la mujer «sea protegida, respetada, valorada y honrada».

Un informe encargado por la ONU y publicado en 2022 subraya que las violencias sexuales contra la población femenina en Sudán del Sur son «generalizadas y sistemáticas».

En la mañana, dio un discurso en la catedral de Santa Teresa, en presencia de 5.000 fieles, donde pidió a obispos y sacerdotes «caminar en medio del sufrimiento y las lágrimas»; y «ensuciarse las manos por la gente».

Miles de personas se desplazaron hasta Juba para escuchar al papa. El viernes, urgió a dar «un nuevo impulso» a la paz en un país donde los ejércitos personales de Salva Kiir y Riek Machar están acusados de cometer crímenes de guerra.

Naciones Unidas y la comunidad internacional acusan regularmente a los dirigentes sursudaneses de mantener el statu quo, alimentar la violencia y suprimir las libertades políticas.

En 2019, un año después de la firma del acuerdo de paz, el papa recibió a Kiir y Mashar en el Vaticano y se arrodilló para besarles los pies, suplicándoles que hicieran las paces.

El gesto, simbólico, tuvo un gran impacto en el país, sin conseguir frenar la violencia.

Sudán del Sur es la segunda y última etapa de esta tercera gira de Francisco por África subsahariana.

El periplo se inició el martes en República Democrática del Congo (RDC), donde condenó las «crueles atrocidades» perpetradas desde hace décadas por grupos armados. Éstos dejaron cientos de miles de muertos y millones de desplazados.

En su primer discurso, en Kinshasa, Francisco denunció «el colonialismo económico», que impide a la RDC «beneficiarse suficientemente de sus inmensos recursos» naturales.

Comparte y opina:

Fieles salvadoreños peregrinan para adorar el Niño Jesús con danzas y comida

Ancianos, niños, hombres y mujeres caminaron casi 30 kilómetros, acompañados por una banda de música popular.

Una imagen de uno de los dos Niños Jesús salvadoreños, tallados en madera. Foto: elsalvador.com.

Por AFP

/ 4 de febrero de 2023 / 21:32

Centenares de salvadoreños caminaron este sábado varias horas cargando dos antiguas imágenes del Niño Jesús talladas en madera. Es una expresión de fe, sincretismo y alegría que hermana desde hace siglos a varios poblados del país, con danzas y comida.

Desde el poblado de San Ramón, una columna de fieles partió con la imagen de «Jesusito». Mientras que, desde la vecina localidad de Candelaria, los peregrinos hicieron lo mismo llevando la imagen del «Niño Zarco», un pequeño Jesús con intensos ojos azules.

Ancianos, niños, hombres y mujeres caminaron casi 30 kilómetros, acompañados por una banda de música popular. Con ella, saludaban a sus «hermanos» del pueblo de San Pedro Nonualco, situado en el centro de El Salvador; que celebra cada 4 de febrero una fiesta en honor al Dulce Nombre de Jesús.

«Nunca me pierdo estas fiestas, son mis preferidas», dijo a la AFP Marina Guzmán, maestra retirada de 62 años, del pueblo que acoge la fiesta.

Desde San Ramón y Candelaria, dos hombres cargaron en la espalda, a modo de mochila, cada una de las urnas de vidrio que protegían a las imágenes del Niño Jesús.

Siguiendo la tradición, otros feligreses salvadoreños cargaban también varas de bambú en las que iban amarradas frutas y animales de corral; lo hacían para agradecer a sus pequeños santos por brindarles alimentos.

También puede leer: Motociclistas retoman peregrinación para venerar al Cristo Negro en Guatemala

Antigua danza española

Agotados por el peregrinaje, los peregrinos fueron acogidos en San Pedro Nonualco como invitados especiales para la festividad.

Las «milagrosas» imágenes del Niño Zarco y Jesusito fueron sacadas de las urnas de vidrio y recorrieron en andas las calles principales del pueblo; mientras eran aclamadas por emocionados feligreses.

Los preparativos en San Pedro Nonualco comenzaron días antes. Cuatro cofradías se encargaron de organizar la festividad: patos, gallinas y pavos fueron paseados en postes de bambú. Esto es algo conocido localmente como «las palancas».

Trozos de carne de cerdo, maíz, frijoles, arroz y tamales fueron preparados para la ocasión, así como «chicha», una popular bebida alcohólica a base de maíz.

Los peregrinos se dirigieron luego al barrio Guadalupe, en donde hubo exhibición de bailes tradicionales y de «Los Historiantes». Ésta es una antigua danza española sobre la guerra entre cristianos y moros llegada a El Salvador durante la colonia.

Nadie sabe cuándo ni cómo inició la tradición de esta festividad, pero investigadores señalan que hay documentos de hace 200 años en los que ya se menciona.

«Es maravilloso continuar esta tradición que viene desde hace muchos años, los niños y los peregrinos siempre serán bienvenidos a nuestro pueblo». Así dijo a la AFP Carlos Bolaños, dirigente de la cofradía del Dulce Nombre de Jesús.

Por la noche, tras bailar, beber y comer, los feligreses planean quemar figuras de toros hechas con armazón de bambú y repletas de fuegos artificiales, como manda la tradición.

La festividad de los salvadoreños volvió a tener gran afluencia este sábado; después de dos años en que bajaron considerablemente los participantes debido a la pandemia de COVID-19.

Comparte y opina:

Últimas Noticias