Nacional

jueves 2 dic 2021 | Actualizado a 18:10

La pelea entre Quiroga y Doria Medina fragmenta el voto opositor

El PDC  de Jorge Quiroga y la UD de Samuel Doria Medina se disputan el mismo nicho electoral, que es ganar adeptos en la clase media. 

/ 29 de septiembre de 2014 / 04:00

Jorge Quiroga, del Partido Demócrata Cristiano (PDC), y Samuel Doria Medina, de Unidad Demócrata (UD), ya no se tratan como antes. Se desafían y debaten para ser la segunda fuerza política en el país. Es decir, una pelea de segundos para definir la preferencia electoral de la oposición con el gran riesgo de fragmentación de votos.

Todo comenzó cuando el candidato a la vicepresidencia de la UD, Ernesto Suárez, cuestionó que “hayan candidaturas que no despegan y que perjudican o roban votos”. Luego fue más específico y señaló: “La (candidatura) de Quiroga no le roba votos al MAS, nos disputa los votos a nosotros”.

Encuesta. Suárez se refería a los datos que arrojaban las encuestas de Equipos Mori (julio), en las que el candidato Evo Morales llegaba al 52% de intención de voto, Doria Medina 15%, luego un empate entre Juan del Granado y Quiroga con 4% y un 0,5% a Fernando Vargas del Partido Verde de Bolivia (PVB).   
La declaración de Suárez, que se produjo a inicios de septiembre, provocó la reacción de quien fuera vicepresidente del país entre 1997 y 2001 y Jefe del Estado entre 2001 y 2002, en tiempos de la Acción Democrática Nacionalista (ADN) del extinto Hugo Banzer Suárez.

“Si queremos saber quién dispersa, quién fragmenta, quién es funcional, quién tiene otros intereses, se aclara en un debate. Que nos diga el señor Doria Medina cuándo, dónde debatimos estos temas para que quede claro de una sola vez y después volvamos a lo que el país necesita, mostrar la alternativa al MAS”, declaró Quiroga.

Doria Medina aceptó el debate, pero en el escenario que ayer preparó la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP), mas el candidato del PDC insistió en un encuentro cara a cara y acusó a UD de emplear la estrategia de la guerra sucia que aplicó la empresa estadounidense que ayudó a Gonzalo Sánchez de Lozada en 2002.

A esto se ha sumado la denuncia por discriminación de la candidata a la vicepresidencia del PDC, Tomasa Yarhui, en contra de la UD, por objetar el spot de la campaña de Quiroga en la que aparecía una niña. Yarhui, molesta, dijo que se quiso separarla de su hija. Aseguró que seguirá junto con su hija en tareas de campaña.

Para el analista político Eduardo Leaño, lo único que estos dos partidos están logrando con su pelea es “fragmentar la votación de la oposición” en la clase media, que es el nicho de electorado que se disputan ambas fuerzas. Pero también explicó que este debate de la oposición solo favorece al Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido gobernante que sale más fortalecido en primer lugar.

¿UD es el más perjudicado?

El perdedor o el más perjudicado de esta “pelea de la oposición” es el candidato de la Unidad Demócrata (UD), Samuel Doria Medina, según el analista político Eduardo Leaño.   

De acuerdo con el sociólogo y experto en temas electorales, Doria Medina viene haciendo campaña hace diez años con sus Centros de Innovación Tecnológica (Cites), tenía algún diputado, asambleísta departamentales, mientras que Quiroga está fuera del país, llegó recién y en poco tiempo se puso en competencia electoral.

“Esta pelea es natural porque ambos pelean el mismo sector electoral que es la clase media y se disputan esa plaza con todo lo que pueden”, comentó Leaño. “El que pierde es Samuel porque Tuto comenzó de cero”, precisó el analista.

Leaño sostuvo que tanto el PDC como la UD no tienen fortaleza en ningún departamento. Aparentemente, la UD tenía más presencia en Santa Cruz por la alianza con Rubén Costas, pero tampoco se aprecia esa ventaja.

Recordó que en 2009 la oposición, encabezada por Convergencia Nacional (CN), obtuvo de 28% a 30% y Quiroga en 2005 llegó a similar votación.  “Esto muestra que si van divididos es posible que lleguen a la fragmentación y se dividirán la votación al 15%”, proyectó Leaño sobre lo que puede ocurrir.

Comparte y opina:

Laboratorio de Aduana apunta a atender a usuarios externos

Permite ‘pago justo’ de aranceles por exportación de mercancías

Equipos. El Laboratorio Merceológico de la Aduana Nacional, en la ciudad de El Alto.

/ 1 de marzo de 2014 / 04:00

El Laboratorio Merceológico de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB) recientemente inaugurado en El Alto, apunta también a atender a usuarios externos para el análisis de minerales y mercancías para un pago justo de aranceles.

El 29 de enero, la entidad abrió el centro en su oficina regional de la ciudad de El Alto, con el propósito de contar con un instrumento técnico que permita realizar el análisis de mercancías (entre ellas minerales), para determinar su correcta clasificación arancelaria.

Ante la consulta de este diario sobre el procedimiento para que mineros o empresas acudan al sitio, la presidenta de la ANB, Marlene Ardaya, explicó que inicialmente solo se realizará el “servicio al interior de la Aduana”, es decir, a requerimiento de las administraciones aduaneras.

Señaló que también se determinará, en base a un sistema selectivo y aleatorio, qué tipo de mercaderías se someterán a análisis con el objetivo de determinar la correcta clasificación arancelaria y, paralelamente, correcto pago de tributos y cumplimiento de requisitos exigibles a las mercancías.

Asimismo, Ardaya anunció que “posteriormente se pretende la prestación de servicios de análisis a usuarios externos, para lo cual se elaborarán procedimientos previo estudio de factibilidad de acuerdo con las capacidades con que se cuente (la Aduana)”.

La autoridad estatal sostuvo que los modernos equipos permiten trabajar con muestras de minerales, lo que se hará de forma coordinada con el Servicio Nacional de Registro y Comercialización de Minerales (Senarecom) y una vez que se tenga los reportes y análisis, “se podría estar afectando incluso el tema de las regalías, considerando que se harán las respectivas auditorías de las regiones”.

El Laboratorio Merceológico es un instrumento técnico que coadyuva en la identificación de mercaderías objeto de comercio exterior, utilizando técnicas no disponibles en la inspección o aforo, a objeto de determinar su correcta clasificación arancelaria.

Tiene la finalidad de establecer   prerrogativas que afectan a mercancías como gravámenes, impuestos internos, valor, origen, certificaciones, autorizaciones y/o prohibiciones, entre otros.

La Aduana no disponía de medios de verificación de la composición de mercaderías (entre ellas  minerales), que eran declaradas por el importador o exportador. Actualmente este laboratorio cuenta con algunos equipos de última generación y alta precisión para la fiscalización dirigida por la institución recaudadora.

Ayuda en la fiscalización

La implementación del nuevo Laboratorio Merceológico de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB) coadyuvará principalmente en las tareas de fiscalización, entre otros beneficios.  

Se convierte en la principal herramienta técnica con que pueda contar una aduana, que además debería llegar a ser el referente nacional para “el control y análisis de mercancías”, explicó a este diario la presidenta de la entidad, Marlene Ardaya.

Controlará y verificará el ingreso y salida de mercancías, los requisitos técnicos en la importación y exportación de productos como la apropiación de subpartidas arancelarias y pago de gravámenes e impuestos. También verificará requisitos en la clasificación de origen de mercancía.

Instalaron modernos equipos 

El espectrofotómetro de absorción atómica permite el análisis de aguas, minerales, metales,  aleaciones y amplia gama de muestras de industrias químicas. El microscopio con fluorescencia industrial sirve para realizar análisis de drogas, alimentos, textiles, papeles, plásticos, maderas, entre otros productos.

Inversión con apoyo del BID

La Aduana invirtió Bs 181.000 en la readecuación de la infraestructura del Laboratorio Merceológico y aproximadamente Bs 1.057.000 en la compra de equipos, materiales y reactivos, dinero  proveniente de la ayuda del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), según explicación de la presidenta Marlene Ardaya.

Comparte y opina:

Laboratorio de Aduana apunta a atender a usuarios externos

Permite ‘pago justo’ de aranceles por exportación de mercancías

/ 1 de marzo de 2014 / 04:00

El Laboratorio Merceológico de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB) recientemente inaugurado en El Alto, apunta también a atender a usuarios externos para el análisis de minerales y mercancías para un pago justo de aranceles.

El 29 de enero, la entidad abrió el centro en su oficina regional de la ciudad de El Alto, con el propósito de contar con un instrumento técnico que permita realizar el análisis de mercancías (entre ellas minerales), para determinar su correcta clasificación arancelaria.

Ante la consulta de este diario sobre el procedimiento para que mineros o empresas acudan al sitio, la presidenta de la ANB, Marlene Ardaya, explicó que inicialmente solo se realizará el “servicio al interior de la Aduana”, es decir, a requerimiento de las administraciones aduaneras.

Señaló que también se determinará, en base a un sistema selectivo y aleatorio, qué tipo de mercaderías se someterán a análisis con el objetivo de determinar la correcta clasificación arancelaria y, paralelamente, correcto pago de tributos y cumplimiento de requisitos exigibles a las mercancías.

Asimismo, Ardaya anunció que “posteriormente se pretende la prestación de servicios de análisis a usuarios externos, para lo cual se elaborarán procedimientos previo estudio de factibilidad de acuerdo con las capacidades con que se cuente (la Aduana)”.

La autoridad estatal sostuvo que los modernos equipos permiten trabajar con muestras de minerales, lo que se hará de forma coordinada con el Servicio Nacional de Registro y Comercialización de Minerales (Senarecom) y una vez que se tenga los reportes y análisis, “se podría estar afectando incluso el tema de las regalías, considerando que se harán las respectivas auditorías de las regiones”.

El Laboratorio Merceológico es un instrumento técnico que coadyuva en la identificación de mercaderías objeto de comercio exterior, utilizando técnicas no disponibles en la inspección o aforo, a objeto de determinar su correcta clasificación arancelaria.

Tiene la finalidad de establecer   prerrogativas que afectan a mercancías como gravámenes, impuestos internos, valor, origen, certificaciones, autorizaciones y/o prohibiciones, entre otros.

La Aduana no disponía de medios de verificación de la composición de mercaderías (entre ellas  minerales), que eran declaradas por el importador o exportador. Actualmente este laboratorio cuenta con algunos equipos de última generación y alta precisión para la fiscalización dirigida por la institución recaudadora.

Ayuda en la fiscalización

La implementación del nuevo Laboratorio Merceológico de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB) coadyuvará principalmente en las tareas de fiscalización, entre otros beneficios.  

Se convierte en la principal herramienta técnica con que pueda contar una aduana, que además debería llegar a ser el referente nacional para “el control y análisis de mercancías”, explicó a este diario la presidenta de la entidad, Marlene Ardaya.

Controlará y verificará el ingreso y salida de mercancías, los requisitos técnicos en la importación y exportación de productos como la apropiación de subpartidas arancelarias y pago de gravámenes e impuestos. También verificará requisitos en la clasificación de origen de mercancía.

Instalaron modernos equipos 

El espectrofotómetro de absorción atómica permite el análisis de aguas, minerales, metales,  aleaciones y amplia gama de muestras de industrias químicas. El microscopio con fluorescencia industrial sirve para realizar análisis de drogas, alimentos, textiles, papeles, plásticos, maderas, entre otros productos.

Inversión con apoyo del BID

La Aduana invirtió Bs 181.000 en la readecuación de la infraestructura del Laboratorio Merceológico y aproximadamente Bs 1.057.000 en la compra de equipos, materiales y reactivos, dinero  proveniente de la ayuda del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), según explicación de la presidenta Marlene Ardaya.

Comparte y opina: