Nacional

sábado 16 ene 2021 | Actualizado a 11:39

García inaugura unidad educativa que lleva su nombre y un busto con su imagen

La obra está ubicada en el municipio Punata, Cochabamba. "No me gusta que coloquen mi nombre porque luego nos acusan al Evo y a mí que venimos a pedir que coloquen nuestros nombres", indicó el vicepresidente Álvaro García

El vicepresidente García llega al lugar donde está emplazado el busto con su imagen. Foto: Captura Bolivia TV

/ 29 de mayo de 2019 / 18:22

Con una inversión de Bs 6,7 millones, el vicepresidente Álvaro García entregó la mañana de este miércoles una unidad educativa que lleva su nombre, infraestructura en la cual también se descubrió un busto con su imagen.

La obra está ubicada en el municipio Punata, Cochabamba. Cuenta con 15 aulas, dos talleres, dos laboratorios, una sala de computación, ambientes para el personal administrativo, batería de baños, cancha polifuncional con graderías y tinglado, entre otros ambientes, según un boletín.

“Evo y Álvaro les están dejando colegios así. Como éstos hemos hecho 4.500 en toda Bolivia”, subrayó y luego se refirió al nombre de la unidad educativa.

“Estoy inaugurando la unidad educativa Álvaro García. Muchas gracias, alcalde; muchas gracias, papá. No me gusta que coloquen mi nombre porque luego nos acusan al Evo y a mí que venimos a pedir que coloquen nuestros nombres, recién me he enterado antes de ayer que había nombre. Gracias, para mí es un honor”, sostuvo.

El presidente de la Junta Escolar explicó que la decisión de poner el nombre de "Lic. Álvaro García Linera" al establecimiento educativo se asumió en una asamblea general.

En el país hay varias infraestructuras educativas que llevan el nombre del presidente Evo Morales. (29/05/2019)

Comparte y opina:

Arce a Áñez: Se aguantó un gobierno de facto, toca aguantar el COVID para recuperar la salud del pueblo

El Presidente respondió a las críticas de la exmandataria transitoria Áñez y dijo que la solución al problema del coronavirus es la vacunación, proceso que encomendó al nuevo ministro Jeyson Auza.

El discurso de este sábado del presidente Luis Arce, en la Casa Grande del Pueblo. Foto: Roberto Guzmán

/ 16 de enero de 2021 / 10:56

En la posesión del nuevo ministro de Salud, Jeyson Auza, el presidente Luis Arce le encomendó armar toda la logística para el futuro proceso de vacunación y aprovechó la oportunidad para responder a la expresidenta transitoria Jeanine Áñez que “así como hemos aguantado un gobierno de facto y hemos resistido hasta lograr la recuperación de la democracia, hoy nos toca aguantar al coronavirus y recuperar la salud para el pueblo boliviano”.

Áñez criticó a Arce el viernes mediante su cuenta de Twitter, luego que el mandatario pidió a la población “aguantar” para contener el rebrote del coronavirus, hasta que lleguen las vacunas para hacer frente a esta enfermedad. “Irresponsable e incapaz de resolver la necesidad en la salud de los bolivianos, al Presidente Arce solo se le ocurre pedir ‘aguantar’, mientras que el contagio y las muertes sigan. Esto es perverso!!!” (sic).

En el discurso por la posesión de Auza en la Casa Grande del Pueblo, Arce indicó que con la nueva autoridad (ante la salida obligada de Édgar Pozo, quien dejó el cargo por su contagio de COVID-19) se retoma la lucha contra el virus en un momento en que la población precisa tomar consciencia de que se debe “aguantar” esta pandemia.

“Y aguantar no significa encerrar a los bolivianos en sus hogares en una cuarentena rígida, sacar a los militares o policías para supuestamente defender a la población del COVID-19, significa resistir al embate de esta nueva ola. Pero no resistir sin una estrategia, que la venimos anunciando durante mucho tiempo, inclusive en reuniones con gobernaciones y municipios. Así como hemos aguantado un gobierno de facto y hemos resistido hasta lograr la recuperación la democracia, hoy nos toca aguantar al coronavirus y recuperar la salud para el pueblo boliviano”, remarcó el Presidente, en alusión al mandato de Áñez, quien llegó al poder tras la renuncia obligada de Evo Morales a la presidencia, en noviembre de 2019.  

“Aguantar ahora significa aplicar una estrategia en todas las instancias subnacionales, hemos dotado a los gobiernos pruebas, lo que el gobierno de facto no hizo, para detectar a personas que tienen el COVID-19. No solo a las que tienen sintomatología, sino a las que no la tienen, las asintomáticas, quienes infectan a más bolivianos. Es lo que queremos hacer con estos test, queremos identificar a las personas con COVID-19, no para dejarlas ahí y que mueran, sino identificarlas, medicarlas con los gobiernos subnacionales, no como antes cuando el gobierno de facto planteaba encerrarlas y luego mandarlas a terapia intensiva, donde morían nueve de cada 10 internados. Eso queremos hacer, medicar para aislar y sanar, para que los bolivianos no estemos en las extremas condiciones que nos hizo vivir el gobierno de facto”.

Añadió que está consciente que su propuesta de “aguantar y resistir” el rebrote de la enfermedad no es una solución. “Nos engañaríamos diciendo que encerrándonos en cuarentena tenemos la solución. También engañaríamos al decir que con la detección y el aislamiento solucionamos el problema. La solución es la vacunación. Allí va a estar la solución al problema. Esa es la estrategia del país, y lo estamos haciendo. Y a la cabeza del doctor Auza vamos a poder lograr los resultados que el pueblo espera”, afirmó Arce.

Esto es una luz al final del túnel, subrayó el Mandatario, y recordó que ya se cerraron dos acuerdos para la provisión de vacunas, negociación a la que el país llegó retrasado en hasta cuatro meses por “culpa” del mandato de Áñez. “Nuestra convicción y compromiso para resolver el problema del COVID-19 en el país. Nos hemos reunido con gobernadores y alcaldes, y les dijimos que no queremos un show político como en el pasado, no nos interesan el teatro ni las cámaras, sino la verdadera solución a los problemas, y vamos a poner todo el esfuerzo y no vamos a escatimar esfuerzos para que el pueblo tenga todo lo necesario para superar este problema”.

“Hermano ministro, al menos en esta lucha coyuntural, para aguantar y resistir al COVID es importante planificar el proceso de vacunación, que los gobiernos subnacionales cuenten con infraestructura para aplicar todas esas vacunas que van a llegar, y garantizar todos los implementos para garantizar la vacunación”. Además, Arce confirmó que a fines de este mes llega un primer lote pequeño de dosis, que serán aplicadas al personal de salud.

E insistió. “Pedimos a nuestro ministro planificar este proceso de vacunación, pensamos incluso en recurrir a los estudiantes de Medicina para que se desplacen por todo el país y que nos ayuden en la vacunación, para que la mayor población pueda beneficiarse con esta vacuna”. Garantizó a Auza el apoyo de su persona, el vicepresidente David Choquehuanca y todo el gabinete para cumplir este objetivo.

(16/01/2021)

Comparte y opina:

Pozo abandona el gabinete por el COVID-19 y Auza es nuevo ministro de Salud

La decisión se da luego de la confirmación del positivo a COVID-19 del ahora exministro Édgar Pozo.

El discurso del nuevo ministro de Salud, Jeyson Auza. Foto: Roberto Guzmán

/ 16 de enero de 2021 / 10:02

Luego de la confirmación del contagio de COVID-19 de Édgar Pozo, el presidente Luis Arce posesionó a Jeyson Marco Auza como nuevo ministro de Salud.

Auza ocupó cargos como presidente de la Confederación Médica de Bolivia y director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Chuquisaca.

Pozo estuvo en el cargo por dos meses y durante su gestión se firmaron los contratos de adquisición de vacunas contra el COVID-19 y de pruebas antígeno nasal.

El viernes confirmó que había contraído el nuevo coronavirus y puso en duda su continuidad como ministro, por estar en el grupo de riesgo.

Este es el segundo cambio que sucede en el gabinete de Arce, antes se destituyó a Wilson Cáceres de la cartera de Ministerio de Desarrollo Rural, por denuncias de nepotismo.

(16/01/2021)

Comparte y opina:

Gobierno de Arce aprueba imagen institucional con íconos de tejidos de cuatro regiones

La nueva Imagen Gobierno estará en la papelería de las diferentes instancias del gobierno. Los tejidos que están representados en el ícono son del altiplano, valles, amazonia y chaco

La nueva Imagen Gobierno

/ 15 de enero de 2021 / 23:42

La administración del presidente Luis Arce diseñó y aprobó el uso de su propia imagen institucional. Tiene íconos de tejidos del altiplano, valles, amazonia y chaco con la idea de revalorizar la cultura y diversidad.

Los íconos “están distribuidos en 24 texturas, colores y símbolos, con una composición coherente de los tejidos por región, para dotar a la Imagen Gobierno toda su fuerza expresiva, integradora, representativa y auténtica”, se explica en el decreto que institucionaliza este símbolo distintivo.

“Las entidades e instituciones señaladas en el Artículo 3 del presente Decreto Supremo deben implementar las imágenes y logotipos de la “Imagen Gobierno”, a partir de la publicación del presente Decreto Supremo”, refiere la disposición transitoria del decreto 4445.

La parte central del logotipo está “representada por el símbolo de una espiral que va de un punto medio hacia el infinito, este símbolo representa al Pachakuti, que alude al retorno de la dualidad y el orden, en un círculo infinito”.

Mientras que la “disposición horizontal del soporte secundario, respeta el orden de la cosmovisión andina del número cuatro”, refiere parte del justificativo y explicación del simbolismo del ícono institucional que estará en la papelería oficial.

Comparte y opina:

Costas dice que el COVID-19 está ‘fuera de control’ en Santa Cruz y que ya es una ‘catástrofe’

El gobernador Rubén Costas participó de la reunión del Comité de Operaciones de Emergencia (COE). La alcaldesa Angélica Sosa llamó a la población a mantener las medidas de bioseguridad y dijo que “sí podemos tener salud y trabajo”

El gobernador Rubén Costas, durante la conferencia de prensa de este viernes en Santa Cruz

/ 15 de enero de 2021 / 23:02

Con 24 casos de contagio cada hora, en el departamento de Santa Cruz la situación de COVID-19 está “fuera de control” y dejó de ser considerada una emergencia para pasar a una situación de desastre, advirtió el gobernador Rubén Costas a la conclusión de una reunión del Comité de Operaciones de Emergencia (COE).

“Desde este lunes vamos a propiciar y vamos a reunirnos con instituciones y municipios para evaluar y tomar las decisiones de emergencia que así ameriten, esta situación ya no es de emergencia sino de catástrofe, no debemos relajarnos ni abandonar nuestras medidas de bioseguridad”, sostuvo.

En la reunión del COE se hizo una evaluación de la situación epidemiológica, en una jornada en la que se detectaron 1.045 nuevos casos. Se decidió mantener las restricciones y contratar los más de 600 profesionales de salud para atender a los afectados por el virus.

Por su parte la alcaldesa interina Angélica Sosa, quien también participó de la reunión, demandó mayores acciones para enfrentar la actual situación epidemiológica y garantizar la vacunación contra el COVID-19.

“Sí podemos tener salud y trabajo, depende de la responsabilidad de cada uno”, reflexionó y cuestionó las protestas que rechazan las restricciones y la demanda de renuncia a la alcaldía o a su candidatura.

Para Costas, “la situación está fuera de control” y la responsabilidad es de todos para frenar la propagación del virus.

Comparte y opina:

Durante el gobierno de Áñez 50.824 personas fueron arrestadas por vulnerar la cuarentena

La defensora del Pueblo, Nadia Cruz, advirtió que la política para la atención y prevención del COVID-19 durante la pasada gestión gubernamental fue la “del miedo y la instrumentalización del derecho penal”.

El 18 de julio de 2020, al menos 18 jóvenes fueron detenidos en Santa Cruz por vulnerar la cuarentena.

/ 15 de enero de 2021 / 21:50

Durante el gobierno transitorio de Jeanine Áñez, 50.824 personas fueron arrestadas por vulnerar la cuarentena por la pandemia del COVID-19, según un informe de la Defensoría del Pueblo presentado este viernes. Además se concluyó que el Estado no asumió medidas “efectivas” y “oportunas” para evitar la propagación y contagio del coronavirus.

“Solamente este es un (dato) en un margen del 21 de marzo al 29 de septiembre de 2020 como información oficial recibida por el Estado; seguramente hubieron más arrestos porque además algo que nosotros observamos en su momento es que los arrestos estaban acompañados de multas, multas que no tenían un reglamento o transparencia de hacia dónde iban esos recursos económicos. Hasta hoy, la Policía Boliviana no ha respondido a la Defensoría del Pueblo sobre el procedimiento administrativo para el cobro de multas”, explicó la defensora Nadia Cruz, durante una entrevista con radio Illimani.

Cruz advirtió que la política para la atención y prevención del COVID-19 durante la pasada gestión gubernamental fue la “del miedo y la instrumentalización del derecho penal”.

“Se priorizó la persecución penal y no se llevó a tomar ni al 10% de la población las pruebas de diagnóstico. Hasta junio de 2020 se contaba con más de tres laboratorios a nivel nacional para pruebas que demoraban tres, cinco y siete días. No existían cifras sobre el real impacto del COVID-19 en Bolivia, eso nos está generando un problema porque no tenemos una línea base para entender la magnitud del COVID-19”, advirtió.

La defensora del Pueblo, Nadia Cruz. (c)

Cruz presentó un extenso informe defensorial denominado “Salud, derechos humanos y COVID-19 en Bolivia”, elaborado con información obtenida de 38 establecimientos sanitarios del país, entre febrero y noviembre de 2020.

En el informe se concluyó, además, que se afectó el derecho a la vida de los pacientes graves de COVID-19, en “virtud a que se restringió el acceso a la salud por la falta de fortalecimiento de la capacidad resolutiva de las UTIs”, a la economía de la población, en virtud al agio y especulación en la venta de medicamentos.

De acuerdo con el informe, los rastrillajes como acción preventiva para evitar la propagación del virus fueron realizados “inoportunamente”. Cruz explicó que solo Santa Cruz empezó con esta actividad en mayo de 2020 mientras que los otros departamentos entre junio y julio del mismo año.

Los primeros casos de COVID-19 en Bolivia aparecieron el 10 de marzo de 2020 en Oruro y Santa Cruz, una semana después el gobierno de Áñez dictó la norma respectiva para el ingreso de Bolivia en una etapa de cuarentena ante el incremento de casos de coronavirus.

“Es importante no cometer los errores que se han cometido, una de las situaciones que más nos preocupa en este momento es el fortalecimiento de segundo y tercer nivel al menos respecto a las unidades de terapia intensiva, es complejo, es difícil pero es urgente en este momento”, declaró.

En diciembre del pasado año, el Gobierno instruyó a la Policía anular todas las infracciones aplicadas por circulación vehicular sin autorización en la cuarentena por el COVID-2019 y que implicaban multas de hasta Bs 2.000 y la retención de los motorizados infractores.

Comparte y opina: