Nacional

lunes 29 nov 2021 | Actualizado a 17:38

Ministra informa de herido ‘de proyectil’ en Santa Cruz y acusa a la Unión Juvenil Cruceñista

La ministra de Salud, Gabriela Montaño, informó la tarde de este lunes de un herido de proyectil que se encuentra en estado crítico. Responsabilizó de lo ocurrido a la Unión Juvenil Cruceñista

La ministra de Salud, Gabriela Montaño.

/ 28 de octubre de 2019 / 17:27

La ministra de Salud, Gabriela Montaño, informó la tarde de este lunes de un “herido de proyectil” y responsabilizó de lo ocurrido a la Unión Juvenil Cruceñista (UJC), un grupo que es parte del Comité Cívico Pro Santa Cruz. No dio más datos de las circunstancias de lo que pasó y se limitó a dar cuenta que el herido de bala se encuentra en estado crítico.

“Paciente de 35 años de edad con herida de proyectil en abdomen producto de violencia unionista, ingresó al Hospital Japonés con un cuadro de abdomen agudo quirúrgico. Se realiza una cirugía laparoscópica. Se encuentra en estado crítico. Será trasladado luego a Terapia Intensiva”, explicó en un mensaje en su cuenta en Twitter.

No dio detalles sobre el lugar del hecho ni las circunstancias.

La situación más conflictiva se vivió este lunes, como ocurrió en los últimos días, en el Plan 3000, entre personas que buscan imponer el paro cívico en contra de las elecciones por sospechas de fraude y quienes defienden los resultados de las justas que dieron ganador en primera vuelta al presidente Evo Morales.

Miembros de la UCJ participan activamente de la medida de presión que se cumple desde la pasada semana en Santa Cruz.

Comparte y opina:

Morales advierte que defenderán al gobierno de Arce y exige justicia para que ‘no vuelvan otros golpistas’

El expresidente Evo Morales calificó de un “calentamiento” la marcha que lideró desde Caracollo y que este lunes acabó con una masiva concentración en la plaza San Francisco de La Paz

Evo Morales aparece junto al presidente Luis Arce (i) y el secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi.

/ 29 de noviembre de 2021 / 16:42

Ante una masiva concentración en la plaza San Francisco, La Paz, el expresidente y jefe del MAS Evo Morales advirtió que los sectores sociales defenderán al gobierno de Luis Arce ante cualquier intento de nuevo golpe de Estado y exigió justicia por lo ocurrido durante y después de la crisis de 2019 “para que nunca más vuelvan otros golpistas”.

“Esta marcha es un calentamiento todavía, si siguen molestando, mejor que no nos provoquen, que no provoquen al movimiento indígena originario, a los profesionales patriotas. Vamos a defender nuestra revolución, nuestro proceso y modelo económico, eso pasa por la defensa de Lucho (Arce) y David (Chiquehuanca)”, advirtió en el acto de masas.

El presidente Arce y el vicepresidente Choquehuanca participaron de la movilización en respaldo a la actual administración. Antes intervinieron dirigentes de diferentes sectores sociales como el dirigente de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, quien incluso amenazó con trasladar la protesta a Santa Cruz, donde está el bastión de la oposición política.

Una masiva concentración de sectores sociales se concentró en la plaza San Francisco.

Morales lideró una caminata desde Caracollo. “Es importante que la justicia boliviana haga justicia, tantas pruebas, el pueblo pide justicia, tiene que hacerse justicia, esa tarea es responsabilidad de la Justicia boliviana, justicia para que nunca más vuelvan otros golpistas, se trata de eso”, arengó el expresidente en alusión a lo ocurrido en la crisis de 2019 y durante el gobierno de Jeanine Áñez.

Actualmente está en curso el caso denominado Golpe de Estado, que tiene a la expresidente Áñez en la cárcel. También hay causas abiertas por las masacres de Senkata y Sacaba, donde en noviembre de 2019, a días de la renuncia de Morales, perdieron la vida más de una veintena de personas por impactos de bala y un operativo policial-militar

Comparte y opina:

Marcha llega a Calamarca y Arce denuncia que la oposición busca ‘el estancamiento de Bolivia’

El presidente Luis Arce se sumó este sábado a la marcha que encabeza el expresidente Evo Morales en respaldo a la actual administración. Morales le dijo a Arce que “no está solo”

Por Carlos Corz

/ 27 de noviembre de 2021 / 15:42

La marcha de sectores afines al oficialismo llegó este sábado a Calamarca. El presidente Luis Arce se sumó a la caminata y participó del acto de recibimiento en este municipio del altiplano paceño, donde destacó el simbolismo de unidad de la marcha y el mensaje de trabajo y desarrollo a sectores que “buscan el estancamiento de Bolivia” por intereses de grupo y externos.

Arce dio encuentro a la marcha y caminó junto al expresidente Evo Morales hasta Calamarca, la penúltima parada antes de culminar en la ciudad de La Paz. Morales encabeza la movilización en apoyo a la actual administración y en respuesta a las protestas de sectores de oposición como el paro en contra de la ley abrogada de lucha contra el lavado de dinero.

En la plaza principal se preparó un acto de recibimiento. “Todos estamos conscientes de que Bolivia necesita trabajar, necesita salir de la crisis, necesita avanzar y hay gente que no quiere que avancemos, hay gente que quiere que nos estanquemos, porque responde no solo a sus intereses personales de grupo, sino a intereses internacionales”, arengó Arce.

Minutos antes, Morales le aseguró que tiene el respaldo de la mayoría de los bolivianos y que no debe sentirse solo.

“Hermano Lucho no te sientas solo, el pueblo está contigo”, expresó el expresidente y jefe del Movimiento Al Socialismo (MAS) en el acto.

Una masiva marcha se enfila a la ciudad de La Paz, integrada por diferentes sectores, principalmente, del llamado Pacto de Unidad y de la Central Obrera Boliviana (COB).

Este domingo llegará y pernoctará en Achica Arriba, para el lunes cubrir el último tramo a la ciudad de La Paz.

“El pueblo quiere gozar de su propia riqueza para sí mismo. Nunca más permitiremos que intereses extranjeros se entrometan entre lo que nosotros los bolivianos queremos definir para nuestro país”, afirmó Arce.

Comparte y opina:

Calvo declarará el lunes en la Fiscalía por denuncias como ejercicio indebido de la profesión

El dirigente cívico Rómulo Calvo fue denunciado por el diputado del MAS Hernán Hinojosa. El abogado Martín Camacho dijo que la denuncia es risible.

El presidente del Comité Pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, en declaraciones a la prensa.

/ 26 de noviembre de 2021 / 23:47

El dirigente cívico cruceño Rómulo Calvo acudirá el lunes a la Fiscalía, para declarar en una denuncia penal presentada por el diputado del MAS Hernán Hinojosa por delitos como ejercicio indebido de la profesión, informó el abogado Martín Camacho.

Calvo fue notificado con la citación por los delitos de incumplimiento de deberes, contribuciones y ventajas ilegítimas de la servidora o servidor público, y ejercicio indebido de la profesión.

“Se va a presentar Rómulo con sus abogados y vamos a prestar las declaraciones que sean necesarias para aclarar esta risible denuncia”, afirmó en alusión al ejercicio indebido de la profesión de quien es médico.

Hinojosa denunció en agosto que el cívico cometió ejercicio ilegal de la profesión cuando ejerció como proctólogo en 2006 en la Caja Petrolera de Salud, siendo que su título profesional en esa especialidad lo obtuvo recién en 2008.

Calvo trabajaba en la Caja Petrolera de Salud, de donde fue destituido por faltar sin justificación a su fuente de trabajo. La decisión fue impugnada arguyendo que contaba con fuero sindical entre 2018 y 2020, ampliado al 2021.

Además, se lo acusa de haber trabajado 31 días en seis meses. También enfrenta un proceso en La Paz por el paro de nueve días que lideró, junto a gremiales y transporte pesado, en contra de la abrogada ley de estrategia de lucha contra la legitimación de ganancias ilícitas.

Comparte y opina:

‘Cuidado se acabe la paciencia’, mensaje de Morales a medios que ‘falsean la verdad’

El expresidente Evo Morales lidera una marcha desde Caracollo a la ciudad de La Paz en respaldo al gobierno del presidente Luis Arce

Evo Morales en Ayo Ayo

/ 26 de noviembre de 2021 / 23:39

Sin identificarlos, el expresidente Evo Morales advirtió a algunos medios de comunicación que “cuidado se acabe la paciencia” frente a informaciones que difunden “falseando la verdad” sobre la marcha que lidera.

“Pedimos a otros medios de comunicación que estén falseando la verdad, cuidado, cuidado se acabe la paciencia, para algunos medios de comunicación con mentiras, intrigas y hasta especulación”, advirtió en Ayo Ayo.

Desde Caracollo, Morales lidera una marcha en apoyo al presidente Luis Arce y el vicepresidente David Choquehuanca en respuesta a los movimientos cívicos que empiezan a articularse en torno a las llamadas “leyes malditas” y ahora exigiendo un nuevo Padrón Electoral.

La marcha llegó este viernes a Ayo Ayo en su camino hacia la ciudad de La Paz.

En contrapartida, Morales agradeció a los medios de comunicación que en su criterio informan de “manera transparente, con sinceridad y honestidad sobre la marcha”.

Comparte y opina:

El CAT sobre crisis de 2019: Hubo racismo, ‘pititas’ financiaron paramilitares y se usó la Biblia

En el análisis del Comité Contra la Tortura (CAT), se estigmatizó a los indígenas por su tez morena y la wiphala fue quemada en “un acta de venganza e incitación al odio”

Protestas en Senkata, El Alto, durante la crisis política y social de noviembre de 2019.

/ 26 de noviembre de 2021 / 20:59

En la sesión del Comité Contra la Tortura (CAT), el relator Claude Heller, aseguró que la en la crisis de 2019 en Bolivia se dio acciones de racismo y discriminación, quema de la wiphala en “un acto de venganza e incitación al odio” y financiamiento de los “pititas” a grupos paramilitares que actuaron en “cooperación de elementos de las fuerzas de seguridad”.

Dependiente de la Organización de Naciones Unidas (ONU), la CAT expresó en la sesión de Ginebra, Suiza, que en la crisis de 2019, principalmente en los cabildos, se “usó la Biblia y la religión” como justificativo de la “causa divina de su movimiento contra el presidente Evo Morales”, quien dimitió el 10 de noviembre de ese año.

“Los hechos de discriminación racial se expresaron en acciones conjuntas de militares y policías, y la represión y el lenguaje racista, y antindígena se dirigieron en contra de la población movilizada, que en su mayoría era indígena, obrera y campesina, tal como ocurrió en Betanzos, Yapacaní, Montero, Sacaba y Senkata. La gran mayoría de las personas heridas, asesinadas o detenidas desde el 10 de noviembre pertenecía a este segmento de la población”, rememoró Heller.

Es más, denunció que desde “la propia presidencia interina (de Jeanine Áñez) se expresaron discursos racista y de discriminación en contra de los pueblos indígenas recogidos en redes sociales, pretendiendo restaurar el protagonismo del catolicismo en la vida pública”.

La protesta cívica liderada por Luis Fernando Camacho, alentada por denuncias de fraude electoral, el motín policial y la “sugerencia” militar de dimisión derivaron en la dimisión de Morales. Camacho llegó hasta Palacio de Gobierno con una biblia en la mano y manejando el discurso de que Dios volvió.

Como resultado de una reunión extralegislativa convocada por la Iglesia Católica y la Unión Europea, representes del movimiento cívico y líderes políticos decidieron que la entonces senadora de oposición Áñez tome el poder. Como lo hizo Camacho, Áñez entró al Palacio de Gobierno con una biblia en la mano.

“Los ataques físicos, amenazas, insultos y malos tratos a mujeres indígenas por grupos organizados acompañados por expresiones de intolerancia relacionado con su etnicidad y filiación política proliferaron”, denunció Heller y recordó que se estigmatizó “a la población indígena, campesina y rural en situación de pobreza y tez morena, que lo identificaban como el MAS”.

“En una muestra de intolerancia cultural y falta de respeto por los símbolos indígenas la wiphala que es una bandera indígena esgrimida como identificación y protesta fue removida de instituciones públicas e incendiada en un acta de venganza e incitación al odio”, denunció respecto a hechos como el que policías arrancaron de sus uniformes este símbolo.

También mencionó a la Resistencia Juvenil Cochala (RCJ) y la calificó como un grupo paraestatal que operó en la crisis de 2019 y de forma posterior. “Estos grupos paramilitares estuvieron financiados por los denominados pititas, personas de clase media alta, y con la cooperación de elementos de las fuerzas de seguridad”.

Los denominados Pititas son quienes se movilizaron en contra del gobierno de Morales. Heller también mencionó entre los grupos paraestatales a la Unión Juvenil Cruceñista (UJC).

El viceministro de Justicia, César Siles, estuvo en presente en la sesión y corroboró que durante y posterior a la crisis de 2019 recrudecieron las acciones de intolerancia, de racismo y discriminación.

“No vamos a permitir impunidad, no vamos a negociar contra quienes han discriminado bajo ningún sentido, político ni legal. Lo que corresponde es impulsar los procesos judiciales que se han iniciado, los procesos judiciales que están en curso, activando algunos que hubieran sido archivados o rechazados conforme a normativa penal, siempre respetando el debido proceso”, respondió ante las observaciones.

Policías fueron procesados por el motín de 2019 y están en curso procesos contra Áñez, exministros y miembros de los entonces mandos militares y policiales por el caso golpe de Estado.

Comparte y opina:

Últimas Noticias