Nacional

martes 2 jun 2020 | Actualizado a 22:57

En 10 días se ha más que duplicado el número de casos de COVID-19 en el país

El 22 de abril se reportaron 762 personas contagiadas con esta enfermedad y para el 2 de mayo esa cifra se había disparado hasta las 1.470. La tasa de letalidad es de 5 decesos por cada 100 positivos, mientras que el número de pacientes recuperados es de 11 por cada 100 infectados.

/ 3 de mayo de 2020 / 16:31

Personal del Hospital de Clínicas, en La Paz, mide la temperatura de un paciente entrante

En un lapso de 10 días, Bolivia ha pasado de tener 672 personas contagiadas con COVID-19 a 1.470. La cifra se ha más que duplicado durante este período y muestra un ritmo ascendente. Y desde el 10 de marzo, cuando se reportaron los dos primeros casos, hasta el 2 de mayo, cuando se registró el pico más alto con 241 infectados, el promedio diario de personas aquejadas con este mal llega a 28.

Bolivia registró el sábado un nuevo récord de casos positivos al nuevo coronavirus con 241 contagiados, sumando un total de 1.470 en 52 días, con 71 decesos y 159 recuperados. La tasa de letalidad ha retrocedido a 4,8% (5 muertos por cada 100 infectados), pero debido al aumento de los casos positivos, mientras que el número de pacientes curados sigue siendo una de las más bajas a nivel regional, con una tasa de 10,8% (11 restablecidos por cada 100 enfermos).

Santa Cruz, La Paz, Beni, Oruro y Cochabamba registran los índices más elevados de enfermos por coronavirus. El primero concentra el 54,8% del total de casos confirmados, el segundo el 16%, el tercero el 13%, el cuarto el 7,6% y el último el 5,5%. El 3,1% restante se dividen entre Potosí, Pando, Chuquisaca y Tarija.

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, afirmó este domingo que si la población cumple a cabalidad la cuarentena y los gobiernos regionales apoyan en ese plan, la población “podrá salir” después del 31 de mayo.

La presidenta Jeanine Áñez anunció el pasado miércoles la continuidad de la actual cuarentena denominada “total” hasta el 10 de mayo y el inicio de una “cuarentena dinámica” a partir del 11.

Esta última implica el retorno gradual de actividades económicas en determinados departamentos y ciudades bajo una evaluación cada semana sobre el comportamiento de los casos de COVID-19 y que definirá la categorización del riesgo alto, medio y moderado.

CRONOLOGÍA

Haciendo una recapitulación. El 10 de marzo pasará a la historia como el día en que se confirmaba los dos primeros casos del nuevo coronavirus o COVID-19 en Oruro y Santa Cruz. La enfermedad había ingresado a territorio nacional hace exactamente un mes a través de dos mujeres que arribaron de Italia. Desde esa fecha y hasta el 10 de abril se registraron 275 infectados en ocho de los nueve departamentos del país, excepto Beni, 20 de los cuales perdieron la vida.

El 12 de marzo, cuando el país tenía solo tres casos importados, el Gobierno nacional anunció las primeras medidas para contener el virus: suspensión de clases hasta el 31 de marzo, restricción de viajes hacia y desde Europa, cuarentena obligatoria a viajeros que lleguen de países con infectados, prohibición de eventos con más de 1.000 personas y la conformación de un gabinete para la atención del COVID-19.

El 15 de marzo, cuando el país sumaba 11 casos positivos, la presidenta Jeanine Áñez endureció las primeras medidas y determinó horario laboral continuo, prohibió los eventos con más de 100 personas, eliminó aranceles para importaciones de medicamentos y equipos, y prohibió el ingreso de viajeros, con excepción de los bolivianos, provenientes de China, Corea, Italia y España, que en ese entonces eran los más afectados por el virus.

Dos días después, la Mandataria dictó una cuarentena parcial para que todas las personas permanezcan en sus casas de 17.00 a 05.00. Para ello redujo la jornada laboral de 08.00 a 13.00, restringió la venta en mercados y supermercados hasta las 15.00, la circulación de vehículos, hasta las 16.00 y los viajes interdepartamentales e interprovinciales.

El 25 de marzo, con 39 pacientes confirmados, Áñez declaró el estado de “Emergencia Sanitaria” en Bolivia y la cuarentena total en todo el territorio desde las 00.00 del 26 y hasta el 15 de abril, medida que posteriormente fue ampliada hasta el 30 de abril y ahora hasta el 10 de mayo. Con ello se estableció el cierre total de fronteras, la prohibición de la circulación de vehículos, salvo los de seguridad y salud, y se restringió la circulación de cada persona a una vez por semana y de 07.00 a 12.00, según la terminación de su carnet de identidad, para aprovisionarse de alimentos.

Además fijó una multa de Bs 1.000 para quienes infrinjan la cuarentena y de Bs 2.000 para conductores, más arresto de ocho horas. También anunció las primeras medidas económicas, entre la dotación de una canasta familiar, el pago de los servicios de luz y agua, un bono Familia para estudiantes de colegios fiscales.

Comparte y opina:

Los precios del gas natural se encaminan a la baja desde el segundo trimestre de 2020

El coste al mercado brasileño ha caído en 9,6% y a la Argentina en 8,9%. YPFB calculó que este año, en el peor de los escenarios, el país recibirá un 45% menos de ingresos por concepto de la renta petrolera. Esta caída representa unos $us 669 millones menos que percibirán gobernaciones, municipios, universidades públicas, Tesoro General de la Nación (TGN) y Fondo Indígena.

/ 1 de junio de 2020 / 20:32

Una planta de YPFB.

Por Miguel Lazcano

Los precios del gas natural que Bolivia exporta a los mercados de Argentina y Brasil ya se encaminan a la baja desde el segundo trimestre de este año. El coste del combustible que se envía al mercado argentino ha mermado en 8,9% y en 9,6% el que se despacha al mercado brasileño, según datos preliminares publicados en el sitio web del Ministerio de Hidrocarburos.

Al primer trimestre de este año, el precio del gas natural boliviano que se despachaba a la Argentina era de $us 6,2547 por millón de BTU (unidad térmica británica). Para el segundo trimestre, el importe que deberá pagar en promedio Integración Energética Argentina SA (IEASA) a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) será de $us 5,7009 por millón de BTU, una caída de 8,9%.

En el caso del mercado brasileño, los precios han fluctuado de $us 5,0732 por millón de BTU en el primer trimestre a $us 4,58735 en el segundo trimestre. Una disminución de 9,6%. Los datos son preliminares y susceptibles a modificación, según se lee en  el portal del Ministerio de Hidrocarburos.

Desde marzo de este año, el precio internacional del barril de petróleo se ha derrumbado hasta alcanzar su cota más baja en abril, cuando la cotización se situó por debajo de los $us 20. Este comportamiento se debe  a la escasa demanda de petróleo que existe en este momento a nivel global a causa de la COVID-19 o nuevo coronavirus.

El precio del gas natural boliviano está indexado al precio barril de petróleo, pero, gracias a las fórmulas que se aplican para calcular su coste en los dos contratos firmados con Petróleo Brasileiro SA (Petrobras) e IEASA (ex Enarsa), los efectos recién se están empezando a visualizar.

Para el tercer trimestre, los precios del gas boliviano de exportación habrán caído aún más por efecto del desplome registrado a comienzos de año en la cotización del barril de petróleo.

El 20 de abril, el entonces presidente de YPFB, Herland Soliz, calculó que las entidades territoriales autónomas (ETA) verán reducidos sus ingresos por concepto de renta petrolera —Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) y regalías— en un 45%, en el peor de los escenarios. Las ETA son las gobernaciones, municipios, universidades públicas y Fondo Indígena.

Para afrontar la crisis mundial ante el desplome del crudo, la petrolera estatal realizó tres posibles escenarios sobre la reducción de la renta petrolera para este año. Este análisis se lo efectuó con un precio referencial del barril de petróleo WTI de $us 25, 20, 15 y 10. En el peor de los escenarios, el país recibirá ingresos por un total de $us 1.164 millones frente a los $us 1.833 millones presupuestados para 2020. La caída es de $us 669 millones.

Comparte y opina:

Argentina baja en el mes de mayo su demanda de gas natural boliviano

Las nominaciones estuvieron por debajo de lo establecido contractualmente, que fija un volumen mínimo de 16 millones de metros cúbicos por día. La cantidad requerida en mayo de este año estuvo un 12,9% menos a lo solicitado en similar período de 2019.

/ 1 de junio de 2020 / 16:35

Planta de gas del campo Sábado, en Tarija.

Por Miguel Lazcano

El mercado argentino demandó en mayo una media de 14,08 millones de metros cúbicos por día (MMm3d) de gas natural boliviano, casi dos millones menos a lo establecido contractualmente. Del 100 por ciento del volumen importado en ese mes por el país vecino para abastecer su mercado interno, Bolivia le proveyó el 82,2% y el 17,8% del combustible restante provino de mercados de ultramar (gas natural licuado-GNL).

De acuerdo con los datos oficiales publicados en el sitio web del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) de Argentina, en el mes de mayo el país vecino importó 436,7 millones de metros cúbicos (MMmc) de gas natural de Bolivia, a un promedio diario de 14,08 millones. El volumen es inferior a los 16 MMm3d que Argentina debe nominar en promedio en el quinto mes del año.

La cuarta adenda al contrato de compra venta de gas natural firmado entre Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) e Integración Energética Argentina SA (IEASA) establece un volumen mínimo de 16 MMm3d y un máximo de 20,4 MMm3d para el mes de mayo. Las cantidades varían para los meses de junio, julio y agosto, cuando YPFB debe garantizar un mínimo de 18 MMm3d pero se mantiene el máximo en 20,4 MMm3d.

Los volúmenes requeridos en mayo de este año por IEASA son un 12,9% menos a las compras registradas en similar período de 2019, cuando el total de las importaciones llegaron a 501,4 MMmc.

El miércoles pasado, el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, dijo que las ventas de gas natural a la Argentina registran cierta estabilidad, pero que debido al ingreso del invierno en la región, se prevé un incremento importante como ocurre cada año en estos meses.

La información publicada en el portal de Enargas da cuenta de que el 29, 30 y 31 de mayo YPFB no envió ni una molécula de gas natural al país vecino.

Comparte y opina:

Asoban advierte con iliquidez y quiebra de bancos si se difiere por otros seis meses pago de créditos

La institución solicitó una reunión a la presidenta Jeanine Añez para exponer su preocupación sobre la emisión de más decretos o normas que afecten a la estabilidad del sistema financiero.

/ 27 de mayo de 2020 / 17:58

Producción fotográfica sobre préstamos y créditos bancarios. Foto: Archivo

La Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) advirtió, en una nota enviada a la presidenta transitoria Jeanine Añez, que el diferimiento en el pago de créditos por otros seis meses, una vez sea levantada la emergencia sanitaria y cuarentena como consecuencia de la pandemia del COVID-19, pueda ocasionar iliquidez en el sistema financiero y derivar, como en el pasado, en la quiebra de muchos bancos.

La institución, que agrupa a 11 entidades financieras, entre bancos múltiples y bancos pymes, envió el 15 de este mes una carta a la presidenta Añez en la que le hace conocer la “enorme preocupación” del sector con relación a la Ley 1294 (Ley Excepcional de Diferimiento de Pagos de Créditos y Reducción Personal de Pagos de Servicios Básicos), que en uno de sus apartados aplaza por seis meses el pago de créditos una vez sea levantada la cuarentena en el país.

“El diferir cuotas de pago de manera irrestricta y automática conlleva efectos devastadores en el sistema financiero, en la cadena de pagos de la economía, en la moral de pago de los consumidores financieros, en la confianza de los ahorristas, aspectos alcanzados con esfuerzo a lo largo de muchos años, y que hoy se ponen en riesgo”, se lee en la misiva firmada por el presidente de Asoban, Marcelo Trigo, documento al que tuvo acceso La Razón.

La Ley 1294 especifica que las entidades de intermediación financiera que operan en territorio nacional deben realizar el diferimiento automático del pago de las amortizaciones de crédito a capital e intereses, y otro tipo de gravámenes del sistema crediticio nacional, por el tiempo que dure la Declaratoria de Emergencia por la Pandemia del Coronavirus (COVID-19) y otorgando un lapso máximo de hasta seis  meses posteriores al levantamiento de la declaración de emergencia.

A pesar de lo estipulado en la norma, impulsado por el Movimiento al Socialismo (MAS), el Ejecutivo aprobó el Decreto Supremo 4206 que reglamenta la Ley 1294 y en la que se establece que “las entidades de intermediación financiera quedan autorizadas a realizar el diferimiento automático de las cuotas correspondientes al pago de las amortizaciones de crédito a capital e intereses, por los meses de marzo, abril y mayo”.C

Confusión

Ante la evidente confusión desatada por lo que señala la ley y lo que indica el decreto reglamentario, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, José Luis Parada, anunció el 12 de mayo que se emitirá un nuevo decreto ampliando el diferimiento en el pago de créditos, pero para aquellos sectores de menores ingresos. Dijo que la norma estaría lista en un par de días.

Añadió que la medida se da luego de que, junto al ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, se reuniera con la presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa, además de otros legisladores, a quienes se les explicó el cumplimiento y aplicación de la norma 1294 sobre el pago de créditos.

“Por lo tanto, garantizamos el cumplimiento de la Ley (1294 de Diferimiento de Créditos), no hay por qué seguir distorsionando algo que el Gobierno viene cumpliendo desde que tomó posesión este gobierno”, afirmó entonces.

Antes de esta declaración, el 2 de mayo pasado, la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (Asfi) recordó a los consumidores financieros que a partir de junio se deben pagar las deudas a las entidades financieras, “conforme al cronograma original de la operación crediticia”, disposición que iba en contra de la Ley 1294 pero que estaba acorde a los estipulado en el Decreto Supremo 4206.

Anoticiados por esta conminatoria, la Confederación de la Micro y Pequeña Empresa de Bolivia (Conamype) planteó un recurso legal contra el ente regulador. La justicia falló a favor de la Conamype y obligó a la ASFI a cumplir la Ley 1294 que establece la postergación del pago de las cuotas de los créditos.

Sostenibilidad

Para Asoban, por la forma en la que está siendo interpretada la Ley 1294, “no se está dimensionando de manera precisa la magnitud real de sus efectos”.

“La situación por la que atraviesa el sector, a raíz de la ralentización general de la economía, la crisis política y social vividas a fines del pasado año; agravada por la crisis sanitaria actual, amerita con urgencia un análisis profundo, sereno y absolutamente focalizado en la economía real y, fundamentalmente, en la sostenibilidad del sistema financiero; consecuentemente, en la viabilidad económica de nuestro país y el bienestar de su población”, afirma la institución.

Añade que la actual coyuntura exige decisiones responsables que deben trascender las posiciones políticas “que hoy, por la coyuntura electoral, están siendo afectadas sin considerar las consecuencias que en el corto y mediano plazos pueden acarrear para el conjunto de la economía y, en particular para la banca”.

Hasta hoy el sistema financiero ha demostrado ser solvente, pero fácilmente esa solidez puede ser “erosionada por problemas de liquidez asociados al diferimiento irrestricto y extendido del pago de créditos”, sostiene Asoban.

Iliquidez

“Los bancos se deben a sus ahorristas y su rol es intermediar los recursos que le son confiados con responsabilidad, precautelando su recuperación. Los intereses generados por la cartera de créditos, permiten a las entidades bancarias honrar los intereses sobre los depósitos y afrontar los gastos operacionales y administrativos”.

Según Asoban, el que la banca no cuente con el flujo necesario para afrontar las obligaciones financieras y operativas, sumirá al sector en iliquidez, “riesgo que en la historia del país derivó en que muchas entidades financieras quiebren”.

Para concluir, el presidente de Asoban solicita a la presidenta Añez una reunión “con carácter de extrema urgencia”, antes de que se emitan más decretos supremos o normas que afecten al sistema financiero.

Comparte y opina:

Multicine implementa sistema de bioseguridad y control para habilitar operación de delivery de sus locales comerciales

Comercios como Pollos Copacabana, Burger King, Factory Express, Subway y Alexander Coffee están atendiendo delivery a puertas cerradas desde el 6 de mayo en la Av. Arce, y dada la gran demanda ahora algunos comercios de El Alto se alistan para satisfacer pedidos de clientes alteños.

/ 25 de mayo de 2020 / 19:23

Una fotografía de archivo del Multicine.

Por Miguel Lazcano

Multicine ha implementado un sistema y protocolo de bioseguridad para el funcionamiento de delivery durante la cuarentena con el propósito de que los locatarios brinden un servicio de reparto seguro y garantizado en sus centros comerciales de La Paz y El Alto, señala la empresa en una nota de prensa.

El protocolo incluye limpieza y desinfección para el personal de los locales, proveedores de insumos, y personal de seguridad y limpieza de Multicine. Adicionalmente incluye el diseño del recorrido específico y normas de ingreso para el personal de delivery. Capacitación en el manejo y control de distanciamiento social, desinfección de pisos y áreas internas y externas, manejo de basura y residuos sólidos y el adecuado uso y desecho de equipos de protección personal para todos sus empleados.

Cinco locales comerciales atienden pedidos de delivery en Multicine de la Av. Arce desde el 6 de mayo, y a partir del viernes 22 de mayo algunos locales del patio de comidas del Alto como Pollos Chuy, Toby, Doña Milanesa, La Llajuita, Sabor Gaucho, Mozzarella Pizza y Pollos Copacabana atenderán la demanda de clientes de esa ciudad, bajo la misma modalidad de delivery.

¨Desde el 22 de marzo en que el gobierno nacional estableció cuarentena total en todo el territorio, y preocupados por la situación sanitaria mundial, es que empezamos nuestra tarea de desarrollar políticas y protocolos de bioseguridad, compilando información de nuevas prácticas de atención, limpieza y desinfección que precautelen la seguridad de nuestros clientes así como el de nuestro personal y la de nuestros comercios asociados, señaló Annete Nelkenbaum, gerente de los centros comerciales.

Multicine consiente de los cambios que ha generado esta pandemia, sigue trabajando en la mejora de sus procedimientos de bioseguridad a implementar para una próxima reapertura tanto de sus centros comerciales, así como para sus salas de cine.

Multicine Centro de Entretenimiento cuenta con dos centros comerciales, uno en la ciudad de La Paz y otra en la ciudad de El Alto. Ambos centros comerciales ofrecen una variedad de servicios de entretenimiento, patio de comidas, tiendas comerciales, servicios bancarios, supermercados, parqueos y salas de cine.  La empresa tiene una experiencia de más de 10 años en la industria del entretenimiento desde diciembre del 2009 que abrió sus puertas en la Av. Arce de la ciudad de La Paz.

Comparte y opina:

Altifibers pagó beneficios sociales a 145 extrabajadores

El pago se efectuó de manera directa en algunos casos y en otros a través de abonos en fondos en custodia del Ministerio de Trabajo. Quedan solo 36 colaboradores, que recibirán beneficios luego de concluir tareas administrativas pendientes.

/ 25 de mayo de 2020 / 16:09

Una trabajadora de la empresa Altifibers muestra el pago de su liquidación.

Por Miguel Lazcano

Altifibers SA, la empresa textil que a principios de este mes decidió suspender operaciones por “fuerza mayor”, pagó la totalidad de los beneficios  y derechos sociales a 145 de los 181 trabajadores que figuraban en sus planillas del mes de mayo. Quedan 36 personas que recibirán sus beneficios cuando concluyan tareas administrativas pendientes.

“Efectivamente hicimos el esfuerzo de gestionar los recursos necesarios para cumplir con nuestras obligaciones, en los plazos establecidos por Ley, y estamos en condiciones de informar que, a la fecha, se ha pagado beneficios a 145 personas, a unos de manera directa y a quienes no se presentaron a través de fondos en custodia del Ministerio de Trabajo”, explicó el gerente de Altifibers, Alfredo Ascarrunz.

El ejecutivo aclaró igualmente que existe un grupo de 36 trabajadores que vienen colaborando con tareas pendientes y procesos administrativos, “que una vez concluidos también podrán cobrar los beneficios que les correspondan”.

Ascarrunz destacó el hecho de que, a pesar de tener muchos compromisos, la empresa decidió priorizar la situación de los trabajadores, “pues se trata de colaboradores que en muchos casos han sido parte de la familia Altifibers desde hace más de dos décadas”.

“Estamos conscientes de las consecuencias que tiene la suspensión indefinida de nuestras operaciones, pero en lo inmediato no existen alternativas que nos permitan visualizar una salida diferente a la que elegimos”, añadió.

Mercados

El ejecutivo recordó que la suspensión de operaciones obedece a que los principales mercados de exportación de los textiles de llama y alpaca producidos por Altifibers están cerrados  y que la mayoría de los pronósticos indican que esta situación no cambiará en el largo plazo.

La mayor parte de las exportaciones de la empresa estaban dirigidas a Italia y China, dos de los primeros países en cerrar sus fronteras en los primeros meses de este año.

“En nuestro caso los problemas comienzan incluso antes del inicio de la cuarentena en Bolivia, porque tuvimos un primer trimestre muy difícil y con una caída drástica de nuestras ventas al exterior”, dijo.

Ascarrunz agregó que, para los socios, el personal administrativo y los empleados es muy doloroso haber llegado a un desenlace ajeno a su control. “Lo que sí podíamos hacer era cubrir los beneficios y demás compromisos con el personal. Eso estaba en nuestras manos y gracias a Dios pudimos hacerlo”, concluyó.

Comparte y opina: