Nacional

martes 7 jul 2020 | Actualizado a 02:10

Siete delitos acechan a Mostajo, el más señalado

El embajador negó que hubiera favorecido a su primo en negocios

/ 27 de mayo de 2020 / 15:06

Toma. Mohammed Mostajo, de sombrero, a lado de la hija de Áñez. Foto: RRSS

En el escándalo de los respiradores con presunto sobreprecio, el embajador de Ciencia y Tecnología, Mohammed Mostajo, es el más señalado. Aunque el Ministerio Público adelantó que lo convocará, un exdiputado se encargó de acusarlo bajo siete delitos.

Enriquecimiento ilícito, enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado, favorecimiento al enriquecimiento ilícito, uso indebido de influencias, beneficios en razón cargo, delitos contra la salud pública e incumplimiento de deberes fueron los delitos que encontró el exlegislador cruceño Bernardo Montenegro, del extinto Poder Democrático y Social (Podemos), del expresidente Jorge Quiroga.

El exlegislador presentó en la Fiscalía Departamental de Santa Cruz una demanda contra el funcionario, cuyos legajos fueron derivados el 20 de mayo por la fiscal Mirna Arancibia a su par de La Paz, Marco Antonio Cossío.

¿Por qué lo hace? Montenegro respondió a La Razón que cree que Mostajo participó del presunto negociado a partir de su papel en el gobierno de Jeanine Áñez.

Dijo que antes de que se destapara el escándalo, el funcionario siempre hablaba de su participación en la compra. “Ahora pretende deslindarse de la responsabilidad”, afirmó el exdiputado.

Miembro del Comité Científico que asesora a la presidenta Áñez en la emergencia sanitaria por la expansión del nuevo coronavirus en Bolivia, Mostajo fue señalado insistentemente como uno de los implicados en la compra de 170 respiradores españoles con un presunto sobreprecio.

En su defensa, el embajador dijo a los medios de información que su rol en esta crisis es solo plantear estrategias respecto de las medidas de prevención, como la cuarentena o las restricciones.

El 5 de abril, tres días antes de que jurara al cargo el otrora ministro de Salud Marcelo Navajas, informaba en una entrevista con Bolivia Tv sobre la compra de 500 respiradores para la emergencia.

El 20 de mayo, cuando había estallado el caso, el fiscal Cossío lo señaló como una de las 10 personas próximas a ser citadas.

Con un doctorado en Biología Molecular y Celular en la universidad de Harvard, en Estados Unidos, Mostajo fue posesionado el 13 de abril como embajador de Ciencia, Tecnología e Innovación por la presidenta Áñez.

Aunque dice no conocerlo, sino como parte del entorno de la Mandataria, Montenegro sospecha que el embajador aprovecha su cargo para favorecer a uno de sus primos en los negocios del Estado en la provisión de insumos y medicamentos para la emergencia sanitaria por el COVID-19.

Así, cuenta que a principios de mayo Eduardo Claros Mostajo, sin ser funcionario, participó de la entrega de medicamentos en Trinidad junto el ministro de Justicia, Álvaro Coímbra.

“Hay algo raro y oscuro” en esas acciones, “no sé si es porque (Mostajo) es demasiado cercano a la Presidenta o hay algo que se está encubriendo”, insistió Montenegro sobre la falta de convocatoria del funcionario en las investigaciones judiciales.

En una entrevista con el programa “No Mentirás”, hace una semana en la red PAT, Mostajo admitió ser primo de Claros, aunque negó que le hubiera favorecido con nada o que aquel haya vendido algo al Estado.

“Este embajador fue y es (seguramente dados sus estudios y conocimientos) quien estuvo y está a cargo en este periodo de emergencia de todo lo que se refiere a adquisición de bienes tecnológicos como ser los respiradores”, dice el memorial de Montenegro presentado el 19 de mayo.

También pide al Ministerio Público investigar quién es Claros Mostajo o de quiénes son o a qué se dedican las empresas Mediquip, Dolphin Mall y Medimark.

Entre el 8 y 11 de mayo, el Ministerio de Salud acordó con la española IME Consulting Global Services SL la compraventa de 170 respiradores a un costo unitario de $us 28.080, a diferencia de los $us 7.234 del precio de fábrica.

Comparte y opina:

La Fiscalía imputa a Evo Morales por ‘sedición’ y el MAS dice que no hay base cierta

El expresidente es investigado por un audio filtrado en que, de acuerdo a las primeras investigaciones, se le escucha planificar el cerco a las ciudades, en noviembre del año pasado.

/ 6 de julio de 2020 / 20:40

Evo Morales en una fotografía de archivo.

Por Iván Bustillos

La  Comisión de Fiscales Anticorrupción, a cargo de la investigación del caso Audio, emitió este lunes la imputación formal contra el expresidente Evo Morales y Faustino Y. Y. por los delitos de «terrorismo» y «financiamiento al terrorismo».

El principal hecho en que se basa la acusación fiscal es la presunta coordinación que mediante una llamada telefónica mantuvieron el exmandatario y Faustino Y. Y. para el “bloqueo de alimentos y cerco a las ciudades capitales durante los conflictos de noviembre del 2019”, destaca una nota de prensa de la Fiscalía de La Paz.

El Ministerio Público asegura que “evidenció que el exjefe de Estado y el coimputado Faustino Y.Y. mantuvieron comunicación mediante llamadas telefónicas el 14 de noviembre de 2019, desde la ciudad de México hasta El Torno, Santa Cruz. Aparentemente, en esa conversación, Morales habría instruido al dirigente cocalero cometer actos ilícitos durante los hechos violentos registrados en el país a partir del 10 de noviembre de 2019”. 

Contraparte

Para el abogado y diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS) Víctor Borda, hay un problema de origen en la imputación, cuando se trata de establecer un delito a partir de una conversación. «Una acusación formal es una calificación provisional del delito; tiene que haber suficientes indicio es para acreditar que con probabilidad (el acusado) es autor del hecho; en este caso, al expresidente se le está sindicando de ‘terrorismo’ por una conversación que ha mantenido con un exdirigente. Y ahí yo no veo el nexo. ¿Cuáles son esos otros indicios? Porque el terrorismo implica un hecho doloso, donde tiene que haber resultado el hecho, hacer volar un planta o cualquier hecho violento», explicó.

El legislador pregunta: ¿Cuál ha sido el resultado de esa conversación, se ha materializado o no? Y concluye: «Entonces, una vez más se está demostrando que el Ministerio Público no está aplicando la ley, la Constitución, sino que definitivamente está actuando en base a intereses políticos».

Una conversación, destaca Borda, no es suficiente para sostener la denuncia de grave delito, «peor aún para materializar una imputación por el delito de terrorismo, cuando terrorismo implica actos de hecho que atenten contra la vida o contra la seguridad interna del Estado».

Según la Fiscalía, por una «triangulación» de las llamadas telefónicas que hicieron ambos imputados, ellos “se habrían comunicado en al menos dos ocasiones más, entre el 12 y 17 de noviembre de 2019”. Un elemento central para la acusación también es el video del momento en que hablan Morales y Faustino Y. Y., cuando se habla del referido corte de alimentos a las ciudades. Dicho video fue encontrado en el celular del hijo de Faustino Y. Y., Alejandro Y. S.

La Fiscalía sustenta su acusación en la pericia audiológica forense que hizo del audio el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) del Ministerio Público de Colombia, que dio como resultado, asegura el Ministerio Público, “que las muestras tienen una alta probabilidad de identificación de la voz del señor Evo Morales Ayma”.

La Comisión de Fiscales que procesa el caso, además de emitir la imputación formal, solicita la detención preventiva del expresidente Evo Morales.

(06/07/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Mesa muestra el rezago de Bolivia ante Uruguay y Paraguay en la lucha contra el COVID-19

Reclama una inversión transparente de los recursos contra el COVID-19 y una mejor coordinación entre el Gobierno, las gobernaciones y municipios.

/ 6 de julio de 2020 / 16:55

Carlos Mesa Gisbert en una entrevista con La Razón

Por Iván Bustillos

Comparando el número de contagiados por cada 100.000 habitantes en Bolivia, Uruguay y Paraguay, el candidato a la presidencia por la alianza Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, reclamó este lunes el rezago en que está el país con respecto de dichos países.

Hasta el domingo 5, el número acumulado de casos positivos con COVID-19 en Bolivia llegó a poco más de 39.000; esto significa, señaló Mesa, 323 contagiados por cada 100.000 habitantes; cuando en Paraguay existen 33 enfermos por cada 100.000 personas, y en Uruguay, 27 por esos mismos 100.000 habitantes. Para el candidato, esto solo significa que ambos países “han logrado un éxito en la lucha contra el COVID-19 gracias a sus adecuados planes de contingencia”.

“¿Qué hicieron bien esos gobiernos y qué hizo mal nuestro gobierno?”, se preguntó el candidato. En el caso de Uruguay, afirmó, desde que apareció la pandemia, el 13 de marzo, lo primero que se hizo fue tener una respuesta sanitaria basada en pruebas masivas y el seguimiento a la enfermedad: “Se hizo y hace un número muy significativo de test, un seguimiento muy riguroso, vacunas antigripales para no confundir los síntomas de enfermedad entre unos casos y otros”.               

Destacó que hasta la fecha en ese país se hayan hecho 45.000 pruebas, y “en los propios hogares”, 2.000 pruebas diarias, lo que contrasta con la realidad boliviana. Afirmó: “Nuestra capacidad de aislamiento y seguimiento (que es lo que se consigue precisamente con las pruebas) es casi nula debido a la descoordinación de los distintos niveles de gobierno y, para colmo de males, heredamos un sistema de salud desastroso del mal gobierno del MAS”.

Para Mesa, el éxito uruguayo también se da por el “apoyo del sistema político y la ciudadanía”; en esto, parte del fracaso boliviano, dice, está en “un parlamento (con mayoría masista) que pone trabas”.

En relación a Paraguay, el candidato destacó el presupuesto destinado por ese país a la lucha contra la pandemia, 1.600 millones de dólares, apuntando, nuevamente la compra de test para encarar el mal.

Es aquí que el candidato deplora la poca transparencia e ineficacia de la inversión boliviana. “Bolivia no ha hecho una inversión clara ni transparente en una dimensión adecuada para trajes de bioseguridad, número de test y sobre todo unidades de terapia intensiva. Pero particularmente, no ha establecido una coordinación adecuada entre el sistema nacional, el sistema departamental y los sistemas municipales”, afirmó.

Según el Ministerio de Salud, a la fecha está prevista la llegada al país de 495.600 pruebas, que serán distribuidas en al menos cuatro entregas: hasta el 30 de junio debían arribar 32.400; 243.400 hasta el 31 de julio; 100.000 hasta el 31 de agosto; y, 119.800 hasta el 30 de septiembre.

Para Mesa, en momentos en que estamos camino al pico de los contagios, “todavía estamos a tiempo”. Por eso demandó hacer “muchos más test”, comprar “más unidades de terapia intensiva y equipos de bioseguridad”, aparte coordinar entre los gobiernos nacional y subnacionales.

(06/07/2020)

Comparte y opina:

Copa cuestiona los ‘desatinos’ en la crisis sanitaria y urge un gobierno legítimo

La Presidenta del Senado aseguró que solo autoridades electas por voto popular podrán enfrentar la pandemia con decisiones adecuadas y con consenso popular. “Bolivia no puede ser una excepción entre 30 países que van a las urnas”.

/ 6 de julio de 2020 / 16:43

La presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa, en una pasada rueda de prensa. Foto: APG

La presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa Murga, aseguró este lunes que “Bolivia no puede ser la excepción”, pues 30 países del mundo llevan a cabo procesos electorales en medio de la pandemia. Dijo que se necesita que un Gobierno legítimo y surgido de la voluntad popular mayoritaria para que adopte medidas sanitarias de prevención de contagios del coronavirus.

“Nuestro país necesita tener un gobierno elegido por el pueblo boliviano dentro de las urnas, los desatinos que cometió el gobierno de transición al tomar decisiones para combatir el coronavirus los sentimos todos, la falta de conciencia y una política integral se sienten en todos los hogares bolivianos”, afirmó.

Las decisiones del futuro Gobierno contarán con respaldo de la población, indicó.

Copa criticó la falta de políticas coherentes en los aspectos sanitario, social y económico del régimen de transición. “El 1 de mayo dijeron que tendríamos 600.000 empleos, ¿dónde están esos empleos?”, cuestionó.

La senadora alertó de la campaña para postergar los comicios, pero aseguró que si se cumple el protocolo de bioseguridad, el riesgo de contagio será inferior y se podrá elegir a las nuevas autoridades nacionales.

Además, destacó que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) considerara las estadísticas y datos del Ministerio de Salud y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para establecer la fecha de las elecciones para el domingo 6 de septiembre.

(06/07/2020)

Comparte y opina:

El Ministro de Trabajo se aísla por prevención al contagio

Óscar Mercado tuvo contacto con pacientes de COVID-19 Los ministros de Salud, de la Presidencia y de Minería son pacientes del nuevo coronavirus; guardan atención médica por su recuperación.

/ 6 de julio de 2020 / 16:12

El ministro de Trabajo, Óscar Mercado, dio negativo a la prueba.

El ministro del Trabajo, Óscar Mercado, tomó la decisión de aislarse preventivamente después de que un integrante de su equipo de seguridad diera positivo a la prueba de coronavirus.

Él, no obstante, dio negativo al mismo examen, pero deberá cumplir el periodo de cuarentena establecido por los protocolos sanitarios, de 14 días.

«El personal del grupo de su seguridad fue reportado como positivo al examen, por ello la autoridad ministerial cumplirá de manera voluntaria y estricta con el protocolo de aislamiento preventivo, al haber estado en contacto directo y permanente con los funcionarios mencionados», indica un documento publicado por el ente estatal en su perfil de Facebook.

La autoridad continuará trabajando desde su casa como delegado del Gobierno en Cochabamba para la lucha contra la COVID-19.

Hasta el domingo fueron confirmados los casos positivos de los ministros de Salud, Eidy Roca; de la Presidencia, Yerko Núñez, y de Minería, Jorge Fernando Oropeza.

(06/07/2020)

Comparte y opina:

Tres muertos en la cárcel de San Pedro, realizan pruebas sobre si son por COVID-19

Como medida de prevención, la mañana de este lunes fueron desinfectadas las instalaciones del centro penitenciario.

/ 6 de julio de 2020 / 13:48

Frontis de la cárcel de San Pedro de La Paz.

Por Iván Bustillos

El jefe de seguridad penitenciaria, Marco Pérez, informó que este fin de semana en el penal de San Pedro murieron tres internos. Aún se realizan las pruebas para saber si los decesos son por coronavirus.

Como medida de prevención, este lunes por la mañana se realizó la desinfección del centro penitenciario.

“Hacer conocer que tenemos tres decesos que se han dado el día de ayer (domingo), de los cuales estamos todavía a la espera de que el Sedes nos confirme si son casos positivos o no de COVID-19, pero por protocolo hemos pedido al personal del Sedes que venga a hacer la desinfección correspondiente”, señaló a la prensa el funcionario de penitenciarías.

Según informes preliminares, uno de los internos falleció por bronco aspiración; se los encontró muertos en el patio y en sus celdas; uno de los reos se sabe que tenía 50 años y otro 66. El personal médico del penal revisa las historias clínicas de los muertos para ver si tenían enfermedades de base.

Pérez añadió que hasta el momento no se tiene casos de policías que hayan presentado síntomas de coronavirus, al menos en relación a los tres decesos del domingo.

(06/07/2020)

Comparte y opina: