Nacional

viernes 14 ago 2020 | Actualizado a 12:58

Estudio: Áñez ‘nunca’ debió ser candidata y la situación del país ‘va por mal camino’

Un informe de la fundación Friedrich Ebert Stiftung establece que el 47,8% de 140 entrevistados cree que la situación política del país es “mala”; el 31,4%, “muy mala”; el 18,5%, “regular”; el 1,4%, “buena”, y el 0,7%, “muy buena”.

/ 25 de junio de 2020 / 10:58

La presidenta Jeanine Áñez, en un acto de homenaje a la Policía, el 19 de junio. Foto: ABI

Un estudio devela la impertinencia de la candidatura de la presidenta Jeanine Áñez en una situación del país que “va por mal camino”, una situación política “mala” y una situación de la economía también “mala”, ante una fractura social que aún es “más profunda y crítica” y una opinión dividida sobre las elecciones generales.

Presentado por la fundación Friedrich Ebert Stiftung (FES), el criterio fue resuelto por 140 entrevistados, un “un grupo selecto y plural de actores políticos, analistas, periodistas y especialistas en distintos ámbitos”, vía on-line mediante la plataforma SurveyMonkey y entre el 1 y 17 de junio.

Ante la pregunta de con cuál de estas frases está más de acuerdo, el 53,6% de los entrevistados respondió que “la presidenta Áñez nunca debió haberse presentado como candidata”, el 27,9% dice que ella “debe renunciar a su candidatura para concentrarse en las acciones del Gobierno contra el coronavirus” y el 8,8% considera que la mandataria “puede ser presidenta y candidata al mismo tiempo sin que afecte las acciones del Gobierno contra el coronavirus”.

Desde hace más de tres meses el país se encuentra sumergido en una crisis sanitaria por la expansión del nuevo coronavirus, que según reportes oficiales hasta el miércoles afecta 27.487 pacientes y dejó 876 fallecidos.

Elecciones generales

Con el argumento de la situación de salud, el gobierno de Áñez se resistió por varios días a promulgar la ley que fija el 6 de septiembre como fecha de las elecciones y al hacerlo, la mandataria afirmó que fue presionada por Carlos Mesa, candidato presidencial de Comunidad Ciudadana (CC), y el Movimiento Al Socialismo (MAS).

Sobre esa decisión, sancionada por la Asamblea Legislativa y bajo la iniciativa del Tribunal Supremo Electoral (TSE) previo consenso con las fuerzas políticas, la opinión está dividida: el 29,5% expresa estar de acuerdo y el 29,5%, en desacuerdo; con la diferencia de que 19,4% dice estar “muy de acuerdo” y 17,2%, “muy en desacuerdo”.

Ante la pregunta de si el Gobierno de la presidenta Áñez está comprometido con la realización de las elecciones, el 69% respondió que “no”; el 16,5%, “sí”, y el 14,3%, “no sabe”.

Sobre cuán de acuerdo está con la afirmación de que la gestión de la emergencia sanitaria puede desencadenar una nueva crisis política en el país, el 47,7% respondió “de acuerdo”; el 36%, “muy de acuerdo”; el 9,5%, “en desacuerdo”; y el 5,8%, “muy en desacuerdo”.

Respecto de la situación política del país, el 47,8% cree que es “mala”; el 31,4%, “muy mala”; el 18,5%, “regular”; el 1,4%, “buena”, y el 0,7%, “muy buena”.

Situación del país

Con siete meses del gobierno transitorio, la situación del país es difícil, alimentada por las consecuencias de la emergencia sanitaria, que mantiene a los bolivianos en cuarentena por el COVID-19 desde el 22 de marzo.

En su informe “Perspectivas Económicas Mundiales” publicado el 8 de junio, el Banco Mundial pronosticó una brutal contracción de 5,9% del Producto Interno Bruto (PIB) de Bolivia en 2020, en medio de la pandemia.

De enero a marzo de este año, la economía boliviana se ha ido desacelerando hasta alcanzar una expansión de solo el 0,55%, uno de los crecimientos más bajos de los últimos 19 años, comparado con el primer trimestre de cada gestión, según el Índice Global de la Actividad Económica (IGAE), información que es publicada mensualmente por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El cuestionario Delphi, de la FES, abordó el asunto. El 81,4% respondió que el país va “por mal camino”; el 9,2%, por “buen camino”, y el 9,2%, “no sabe”.

Sobre la situación económica del país, el 43,5% de los entrevistados considera que es “mala”; el 31,4%, “regular”; el 22,1%, “muy mala”; el 2,1%, “buena”, y el 0,71%, “muy buena”.

Situación social

Al asumir que en la crisis política de 2019 se produjo una “fractura social”, el estudio encontró estas respuestas: el 57,8% considera que la fractura “es aún más profunda y crítica”; el 40%, “se mantienes igual”, y el 0,7%, “ha sido superada”.

Sobre tres opciones planteadas a los entrevistados respecto a la preocupación actual de los bolivianos, los resultados del estudio son: el 71,4% considera que la preocupación mayor es “la crisis económica con aumento de pobreza”; el 42,8%, “el riesgo de contagio de coronavirus (mío o de algún familiar)”; el 42,8%, “el autoritarismo y la persecución política”; el 42,1%, “el colapso del sistema de salud”; el 38,7%, “la no realización de las elecciones este año”, y el 28,2%, “hechos de violencia derivados de la emergencia sanitaria”.

El informe fue anunciado para este jueves en el marco del Proyecto de Análisis Prospectivo y Diálogo, de la fundación Friedrich Ebert Stiftung.

Comparte y opina:

El Gobierno dice que Huarachi se queda solo en los bloqueos

Las organizaciones sociales contabilizaron hasta la noche del jueves 175 puntos de cortes de ruta en el país; el viceministro Israel Alanoca afirmó que los cercos bajaron en 50%.

/ 14 de agosto de 2020 / 10:21

El viceministro Israel Alanoca, en conferencia de prensa este viernes. Foto: ABI

Al día siguiente de la promulgación de la Ley 1315, que blinda las elecciones hasta el 18 de octubre, el Gobierno consideró que la intensidad de los bloqueos bajó a la mitad y que el secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, se queda solo en el conflicto.

El dirigente está «totalmente solo en este momento, él ya debería deponer sus acciones porque tiene que actuar con responsabilidad”, dijo la mañana de este viernes el viceministro de Coordinación Gubernamental, Israel Alanoca, quien analizó así el impacto de la legalización de la fecha de los comicios, dispuesta con anterioridad por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

“Por más que una persona tenga el derecho legítimo a la huelga y a la protesta, estos derechos acaban cuando empiezan (a tocar) los derechos de otros y aquí han ocurrido actos contrarios a la Constitución, a las leyes y esos actos van a tener que ser investigados, procesados y sancionados”, advirtió el funcionario.

Las protestas se activaron desde el 3 de agosto, al influjo de la COB y el Pacto de Unidad, en rechazo a la postergación de elecciones para el 18 de octubre. Hasta la noche del jueves, las organizaciones contabilizaron 175 puntos de bloqueo en la mayoría de las carreteras del eje troncal del país.

“De aproximadamente 130 bloqueos que aún había en toda Bolivia, hasta el día de ayer nos han informado que más del 50% ya ha cesado y eso a nosotros nos genera alegría, porque la misma gente se dio cuenta que estos bloqueos no nos llevan a nada, sino incluso a propagar más el coronavirus”, dijo Alanoca.

Luego de casi dos semanas de bloqueos, la Asamblea Legislativa sancionó ayer la ley que convalida la fecha establecida por el TSE. Más tarde, la presidenta Jeanine Áñez promulgó la ley, 1315, que ratifica comicios para el 18 de octubre.

Aunque la Asamblea Legislativa consideró que está en manos del TSE la resolución de la crisis, la noche del jueves el organismo electoral confirmó que las elecciones del 18 de octubre serán “definitivas, inamovibles e impostergables”.

(14/07/2020)

Comparte y opina:

Un grupo irregular ataca el edificio de la COB, en La Paz, con bombas molotov

Las cámaras de seguridad captaron que en la tarde del jueves había gente que merodeaba por el sector y también registró el automóvil en el que escaparon los supuestos implicados.

/ 14 de agosto de 2020 / 01:18

Los restos de una bomba molotov en el interior del edificio de la COB, en La Paz.

Cerca de las 22.30 fue perpetrado un atentado contra el edificio de la Central Obrera Boliviana (COB) donde un grupo de personas hicieron detonar dos explosivos luego de intentar tomar las instalaciones de la institución ubicadas en la calle Pisagua, en La Paz.

Una testigo, que vive en un cuarto al lado de la COB y que prefirió guardar su nombre en reserva, informó a La Razón que escuchó patadas en las puertas de las oficinas y que en ese momento se comunicó con los vecinos, quienes dieron la voz de alarma con pitos.

Vea el reporte de Cadena A sobre el atentado.

“Los vecinos han salido de inmediato y los hombres han escapado. Han hecho explotar dos bombas molotov”, contó.

Otros vecinos contaron en las redes sociales que los estruendos fueron fueron fuertes, tipo dinamitazos, que incluso causaron zozobra en la zona.

Según la red televisiva Cadena A, uno de los explosivos detonó en un automóvil particular de una persona que estaba en una reunión por el lugar. Dentro del edificio se evidenció los restos de una botella con una mecha.

La Policía acudió hasta el lugar y cerca de la plaza Pérez Velasco aprehendió a seis personas que se encontraban en posesión de dinamitas.

De manera preliminar se sabe que no hubo daños personales, solo materiales.   

Las cámaras de seguridad captaron que en la tarde había gente que merodeaba por el sector y también registró el automóvil en el que escaparon los supuestos implicados.

La COB y el Pacto de Unidad se encuentran movilizados, con bloqueos en buena parte de las carreteras del país, contra la postergación de elecciones para el 18 de octubre dispuesta por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), ahora homologada por la Asamblea Legislativa y finalmente legitimada con la Ley 1315 promulgada la tarde del jueves por la presidenta Jeanine Áñez.

(14/08/2020)

Comparte y opina:

Para el TSE, las elecciones del 18 de octubre son ‘definitivas, inamovibles e impostergables’

Salvador Romero considera que “progresivamente las movilizaciones irán cediendo y se sembrará la paz” en el país. La COB rechazó la Ley 1315.

/ 13 de agosto de 2020 / 20:22

Los vocales, entre ellos Salvador Romero, en la conferencia de prensa de este jueves.

Para el TSE, las elecciones del 18 de octubre son ‘definitivas, inamovibles e impostergables’

Salvador Romero considera que “progresivamente las movilizaciones irán cediendo y se sembrará la paz” en el país. La COB rechazó la Ley 1315.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) ratificó que las elecciones generales se llevarán a cabo el domingo 18 de octubre, fecha que será “definitiva, inamovible e impostergable”, según lo anunció el presidente del organismo electoral, Salvador Romero.

La posición del TSE se conoció horas después de que la Asamblea Legislativa sancionara la ley y que ésta fuera promulgada por la presidenta candidata Jeanine Áñez.

“Hoy Bolivia tiene certeza; el Tribunal Electoral aprobó por unanimidad la resolución 205/2020 que confirma y establece al domingo 18 de octubre de 2020 como fecha definitiva, inamovible e impostergable de la jornada electoral», afirmó Romero en conferencia de prensa la noche de este jueves.

La ley promulgada “transmite un mensaje político fuerte porque fue aprobada de manera unánime por las bancadas” de la Asamblea Legislativa, dijo el vocal, quien destacó la apertura del TSE al diálogo, que permitió precisamente blindar la postergación que dispuso a través de una ley.

La Cámara de Diputados sancionó la ley cuyo límite de elecciones señala hasta el domingo 18 de octubre. El miércoles, en un intento de abrirse al diálogo, la Central Obrera Boliviana (COB) y el Pacto de Unidad, que reúne a cinco confederaciones, propuso elecciones para una semana antes de la fecha prevista, para el 11 de octubre.

Molesto con las decisiones de este jueves, el secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi, consideró como una traición la sanción de la ley y rechazó la fecha.

Entretanto, la presidenta Jeanine Áñez consideró que la ley que promulgó por iniciativa de la Asamblea Legislativa implica una “segunda pacificación” del país, en referencia a la resolución de la crisis política y social de noviembre, tras la renuncia de Evo Morales, a través de una represión militar-policial que terminó con una treintena de fallecidos en Sacaba (Cochabamba) y Senkata (El Alto).

Romero consideró que el 18 de octubre «no es una fecha ideal o escogida por una candidatura, fuerza política, social o regional, sino debe ser aquella fecha en la que todos los ciudadanos estemos de acuerdo junto los actores políticos».

Consideró que una vez que fue promulgada la ley de elecciones en esa fecha “progresivamente las movilizaciones irán cediendo y se sembrará la paz como queremos todos”.

“El objetivo es común: elecciones confiables y en un plazo cercano», dijo Romero.

La COB y el Pacto de Unidad protestan porque consideran que la fecha fue elegida por el TSE sin una ley que la avale. Ahora, la Ley 1315 homologa la fecha de comicios.

(13/08/2020)

Comparte y opina:

La COB habla de traición y rechaza la ley de elecciones

El ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, denunció que la norma fue consensuada entre la Asamblea Legislativa, el Ejecutivo y el Tribunal Supremo Electoral (TSE), sin tomar en cuenta a las organizaciones sociales, por lo cual siguen los bloqueos.

/ 13 de agosto de 2020 / 17:45

La conferencia de la COB y el Pacto de Unidad de este jueves. Foto: Álvaro Valero

La COB y el Pacto de Unidad desconocieron este jueves la ley de convocatoria a elecciones generales y calificaron de “traición y maniobra política” la elaboración de la ley que establece el 18 de octubre de 2020 como fecha límite para la realización de los comicios.

“La COB y el Pacto de Unidad nunca han traicionado y jamás van traicionar a su pueblo. Hoy hemos sufrido una traición y eso tienen que conocer el pueblo y los movilizados. Esta ley que jamás se ha consensuado con nosotros, que jamás se ha consensuado con el pueblo boliviano”, dijo el secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi, en una conferencia.

Aclaró que las movilizaciones no tienen un fin político y que se trata de una reivindicación social por la inestabilidad laboral, la reactivación del aparato productivo, la atención en salud, el cierre del año escolar, entre otras demandas.

“A partir de ello empezó nuestra lucha y habíamos advertido y no pueden confundir esta lucha social con una lucha político electoral. Entonces decir al pueblo boliviano que no hemos traicionado y no vamos a traicionar; entonces que el pueblo juzgue todo lo que ha pasado hasta este momento”, concluyó Huarachi.

Este jueves se cumplen 11 días del bloqueo de caminos, medida aprobada en un cabildo, el 28 de julio, en rechazo a la postergación de las elecciones del 6 de septiembre.

Mediante un acuerdo en el Legislativo, se sancionó la norma que establece que los comicios se realicen hasta el 18 de octubre, bajo la mirada de organismos internacionales. Se dejó en manos del Tribunal Supremo Electoral (TSE) consensuar una fecha definitiva.

La COB y el Pacto de Unidad anunciaron el miércoles que una salida es que las elecciones se realicen el domingo 11 de octubre.

Entretanto la presidenta trasnsitoria, Jeanine Áñez, promulgó la ley sancionada por el Legislativo. En su discurso de ocasión, afirmó que el acto implica “una segunda pacificación” del país.

Recordó que firmó dos veces una ley referida a las elecciones de este año. “La clave de ambas es muy simple: es la voluntad del pueblo de convivir en paz y armonía”.

(13/08/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Añez promulga la ley de elecciones y dice que implica la ‘segunda pacificación’ del país

La COB consideró un acto de traición que la Asamblea Legislativa sancione la norma sin el consenso con los trabajadores que se encuentran en conflicto con el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

/ 13 de agosto de 2020 / 17:02

La presidenta Jeanine Áñez muestra la ley de elecciones luego de promulgarla. Foto: Álvaro Valero-La Razón

En un acto breve en el Palacio de Gobierno, la presidenta Jeanine Áñez promulgó la ley que fija elecciones hasta el 18 de octubre. En su discurso de ocasión, afirmó que el acto implica “una segunda pacificación” del país.

Recordó que firmó dos veces una ley referida a las elecciones de este año, “la segunda pacificación” del país. “La clave de ambos es muy simple: es la voluntad del pueblo de convivir en paz y armonía”, señaló la mandataria.

La Ley de Postergación de Elecciones Generales 2020 fue sancionada este jueves con premura en la Asamblea Legislativa, cuyas autoridades consideraron que se trata de una norma que pretende aportar con un granito de arena a la solución de los conflictos en el país.

Sancionada la ley, la Central Obrera Boliviana (COB) y el Pacto de Unidad, que propician un bloqueo de carreteras desde el 3 de agosto contra la postergación de elecciones para el 18 de octubre dispuesta por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), consideraron que la ley, si consenso con los trabajadores en conflicto, es un acto de traición.

El secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi, dijo que tanto la Asamblea Legislativa como el TSE no atendieron su propuesta de elecciones el 11 de octubre. “Ellos han cerrado (la ley) sin concertar, y eso se llama traición, esa traición va a juzgarla el pueblo”, afirmó minutos después de la sanción de ley.

Sancionada la ley, la jefa de bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS), Betty Yañíquez, afirmó que está en manos del TSE resolver el conflicto con los movimientos sociales. “Hemos cumplido con nuestra responsabilidad” de sancionar la ley, dijo.

En alusión a las medidas de presión, Áñez consideró que promulgada la ley no hay razón para los bloqueos. “Los bolivianos, más allá de nuestras diferencias, preferimos la democracia a la dictadura, el diálogo al bloqueo”, señaló en el Palacio de Gobierno.

“Queremos la vida antes que la guerra, por eso queremos que pase el oxígeno”, insistió.

Y, por último, dijo que los bolivianos tienen “metas comunes, que ahora son la salud y la economía”.

La consolidación de las elecciones tropieza desde antes del 3 de mayo, la fecha inicial, debido a la declaratoria de la cuarentena debido a la irrupción del nuevo coronavirus. Sin consenso más que el interés del MAS, la Asamblea Legislativa, con la firma de su titular en ejercicio Eva Copa, promulgó la Ley 1297, que fijó un rango de fechas para los comicios hasta el 2 de agosto.

La norma, que no quiso firmarla Áñez, incluso fue denunciada ante el Tribunal Constitucional.

Más tarde, el TSE acordó con las fuerzas políticas, con respaldo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Unión Europea (UE) y la Iglesia Católica, el 6 de septiembre como fecha de la votación. La ley, 1304, fue sancionada por la Asamblea Legislativa y firmada apenas por Áñez, quien consideraba no prudente llevar elecciones en esa fecha debido a los picos de contagio de COVID-19.

Finalmente, por iniciativa propia y sin ningún consenso político, el TSE definió postergar las elecciones para el 18 de octubre, decisión que generó las protestas de la COB y el Pacto de Unidad que ahora sostienen un bloqueo de carreteras desde el 3 de agosto.

(13/08/2020)

Comparte y opina: