Nacional

jueves 6 ago 2020 | Actualizado a 20:22

El MAS denuncia ante la comunidad internacional plan de Áñez para ‘inhabilitar’ a Arce

La Gestora Pública y el Viceministerio de Transparencia impulsan una querella en la Fiscalía en contra del extitular del Ministerio de Economía por la compra de programas informáticos

/ 1 de julio de 2020 / 11:21

El candidato a la presidencia por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce Catacora.

El Movimiento Al Socialismo (MAS) denunció que el Gobierno de la presidenta Jeanine Áñez  impulsa un plan para inhabilitar la candidatura a la Presidencia de candidato, el exministro  Luis Arce, luego de que se anunciara desde el Órgano Ejecutivo procesos en su contra.

El más reciente trata la denuncia sobre la licitación de programas informáticos para la Gestora Pública con presunta irregularidad.

Esa entidad y ahora el Viceministerio de Transparencia impulsan una querella en la Fiscalía en contra del extitular del Ministerio de Economía y hombre fuerte del gobierno de Evo Morales.

“Denunciamos a la opinión pública nacional e internacional que el gobierno de facto pretende inhabilitar a nuestro candidato a la Presidencia por el MAS-IPSP, Luis Arce Catacora, que se presenta primero en la preferencia ciudadana, con amplia ventaja, según todas las encuestas, y con ese propósito político ha iniciado, hoy, 30 de junio, una demanda judicial sobre bases totalmente ilegales”, reseña el comunicado.

En una conferencia de prensa, Arce consideró «que la denuncia no es casual» y dice que surge luego de su advertencia de un inminente retorno al «neoliberalismo» y las críticas a los casos de corrupción que golpean al actual Gobierno.

‘Estrategia’

El expresidente Evo Morales planteó similar denuncia en su cuenta de Twitter y anunció que el fin de la “estrategia judicial con fines políticos” es “impedir” la participación electoral del MAS, que –en su criterio— figura primero en las encuestas de intención de voto para las elecciones generales del 6 de septiembre.

El MAS apunta a Áñez, también candidata de la alianza Juntos, en medio de una fuerte tensión por el manejo de la crisis sanitaria generada por la pandemia del coronavirus.

Transparencia asimismo ha pedido a la Fiscalía que Arce responda por el millonario desfalco en el ex Fondo Indígena en el cual son procesadas varias exautoridades y dirigentes del MAS.

Pedidos

En ese sentido, el MAS pidió al Tribunal Supremo Electoral (TSE) otorgar garantías para que se lleve adelante un proceso electoral en el que la participación de los frentes ocurra en igualdad de condiciones.

El partido opositor también convocó a la Fiscalía General del Estado a actuar de forma “imparcial” frente a las acciones de la administración de Áñez que —asegura— exponen un “revanchismo político.

“Llamamos a las organizaciones sociales, pueblos indígenas y militancia del MAS-IPSP a mantenerse alertas frente a estos intentos que pretenden inculcar nuestros derechos ciudadanos”, concluye el comunicado. (01/07/2020)

Comparte y opina:

Richter: La declaración de Áñez profundiza las diferencias

El politólogo señala que lo expresado por la Presidenta transitoria en el aniversario patrio, agrede innecesariamente a los poderes y actores políticos, y ratifica que el eje de su plan de gobierno se ciñe a los bonos.

/ 6 de agosto de 2020 / 19:03

La presidenta Jeanine Áñez, en su discurso en el Palacio de Gobierno. Foto: APG

Las evaluaciones sobre el discurso de la presidenta transitoria, Jeanine Áñez, por el 195 aniversario de la independencia de Bolivia, comienzan a aflorar. El politólogo Jorge Richter es crítico y opina que la “declaración” de la también candidata profundiza las diferencias, agrede a todos los actores políticos y ratifica que los bonos son el eje de su gobierno.

Para Richter, lo esgrimido por Áñez no puede ser considerado un mensaje a la nación digno de un 6 de agosto, sino una “típica declaración cotidiana de un político cualquiera en un día cualquiera en la plaza Murillo; es la clara expresión de un enunciado que lo ha escrito el ministro Murillo y lo leyó la señora Áñez, y reafirma que ella no gobierna el país”.

Sobre esa base, halla elementos clave en lo expresado por la Presidenta, que no se guardó calificativos para los otros poderes. “Profundiza las diferencias. Agrede innecesariamente, en un momento realmente álgido, a todos los actores políticos, al Órgano Electoral, al Órgano Legislativo, a los candidatos a la presidencia de otros partidos, a todos en su conjunto”.

“Y finalmente agrede, por desconocimiento absoluto, a la construcción histórica de lo que ha sido el armado de un pacto social inclusivo que se constituye en 2009 con una Constitución Política que reconoce finalmente la pluralidad y la diversidad de Bolivia. Sin entender ella lo que significa para Bolivia, y para lo social en Bolivia, el republicanismo”, añade Richter.

El analista remarca que, “lejos de la tradición de los informes que los presidentes daban ante el Legislativo sobre la situación y el estado del país, encontramos una visión que encierra odio, intolerancia, uso de la fuerza y que es la visión resumida de lo que guiaba a estos sectores conservadores de Bolivia, en las acciones anteriores y del 10 de noviembre”.

Asimismo, otro punto que desnuda la declaración de Áñez, según Richter, es que la columna vertebral de su plan de gobierno se basa simplemente en otorgar bonos. “El tema de los bonos es el eje de su gobierno, es tan crítico el desconocimiento de lo que significa gobernar el país, de la dimensión que tiene el Estado, que reduce todo a tres consignas por los bonos”.

Y continúa: La primera es que hoy estamos entre quienes saben hacer bonos y los que no lo saben, textual; que hoy se está contra los bonos o se está a favor de los bonos; y tenemos como mensaje corolario que tenemos que unirnos por los bonos como enseñanza de la pandemia”, concluye el politólogo, para quien estas señales son claramente preocupantes.  

(06/08/2020)

Comparte y opina:

Bolivia de aniversario en medio de una crisis sanitaria y política sin precedentes

En su mensaje al país, la presidenta Jeanine Áñez culpó al Tribunal Electoral de “jugar” con el cambio de fecha de elecciones y a la Asamblea Legislativa, de frenar créditos.

/ 6 de agosto de 2020 / 16:41

Los actos tradiciones de celebración en La Paz se redujeron este jueves a una presentación del Batallón Colorados de Bolivia. Foto: Roberto Guzmán

Declarado en emergencia por la irrupción del COVID-19 en marzo, con al menos 128 puntos de bloqueo contra la postergación de las elecciones y con poderes del Estado en pugna, el país celebra su aniversario 195 en medio de una crisis política y sanitaria sin precedentes.

Los actos tradicionales de celebración de las fiestas patrias fueron suspendidos sin mayor trámite debido a que el país, como el mundo, se encuentra en emergencia sanitaria por la expansión de contagios del nuevo coronavirus, que con el reporte del miércoles alcanzó a 85.141 personas y dejó sin vida a 3.385.

Esa situación de emergencia obligó al Tribunal Supremo Electoral (TSE) a suspender inicialmente el calendario electoral y postergar luego, y sucesivamente, las elecciones generales que estaban previstas para el 3 de mayo.

La suspensión de los comicios de mayo ya supuso una crisis política entre los órganos Legislativo, Ejecutivo y Electoral: el TSE sugirió nuevas elecciones para septiembre, pero la Asamblea Legislativa aprobó una ley con un rango de fechas tope para el 2 de agosto y, ante la negativa de la presidenta transitoria Jeanine Áñez de promulgar la norma con el argumento de la propagación de contagios, tuvo que ser la titular en ejercicio del órgano legislativo, la senadora Eva Copa, la que firme la Ley 1297.

La ley nunca pudo aplicarse, primero por un recurso abstracto en contra de su artículo 2 (que fijaba el 2 de agosto el tope para la votación) que no pudo ser resuelto por el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) y, segundo, por la definición de una nueva fecha, también sugerida por el TSE, que fue sancionada por la Asamblea Legislativa y convertida en Ley 1304 promulgada por Áñez, que fijó elecciones para el 6 de septiembre.

La nueva fecha fue resultado de un acuerdo político que consiguió el TSE con la mayoría de las fuerzas habilitadas para terciar en las elecciones, entre ellas el Movimiento Al Socialismo (MAS), que postula a la Presidencia al exministro Luis Arce; Comunidad Ciudadana (CC), del expresidente Carlos Mesa, y Bolivia 21, cuyo candidato es el también expresidente Jorge Quiroga. Áñez apenas firmó la ley; ella, su gobierno y su alianza Juntos alegaron que es más importante ocuparse de la salud que de las elecciones.

Para el cientista político Fernando Mayorga, con el acuerdo sobre la nueva fecha de las elecciones “las cosas parecían encaminarse institucionalmente y sin mayor conflictividad”.

Pugna de poderes

Sin embargo, la situación degeneró en un conflicto de poderes. En medio de su objeción a las elecciones, el Gobierno comenzó a gestar presiones contra el TSE y su presidente, Salvador Romero. A través del procurador del Estado, José María Cabrera, acusó a Romero de negligencia en el proceso penal por presunto fraude en las elecciones anuladas de octubre de 2019 y también reclamó del TSE un informe técnico, médico y científico que justifique las elecciones definidas para septiembre.

El 23 de julio, el TSE sorprendió con la modificación de la fecha de elecciones, a pesar de la vigente Ley 1304. Fijó comicios para el 18 de octubre, una eventual segunda vuelta el 29 de noviembre y la posesión de las nuevas autoridades de los órganos Legislativo y Ejecutivo en diciembre.

Solo el MAS cuestionó la modificación y denunció la decisión “unilateral” del TSE, aunque más tarde hizo lo mismo el Gobierno; las demás fuerzas políticas expresaron su respaldo a la medida. La pugna de poderes se amplió al Órgano Legislativo, que, sin embargo, no pudo hacer nada por hacer valer su iniciativa anterior de validar por voto de los dos tercios del MAS la fecha de los comicios.

Conflicto

La postergación de las elecciones impulsó la protesta de la Central Obrera Bolivia (COB) y del Pacto de Unidad, un acuerdo de organizaciones sociales que en el pasado respaldaron al gobierno de Evo Morales, que desde el cabildo de la semana pasada en El Alto ahora propician el bloqueo de al menos 128 puntos en seis departamentos del país.

El TSE no logró convencer a la dirigencia de su decisión en sendas reuniones con la dirigencia de los movimientos sociales en conflicto. El secretario ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB), Orlando Gutiérrez, cuestionó el miércoles que el TSE y el Gobierno “están subestimando la fuerza del pueblo” y advirtió con movilizaciones en La Paz si es que la administración de Áñez interviene con las fuerzas públicas los puntos de bloqueo.

La COB planteó una fecha intermedia, entre el 6 de septiembre y 18 de octubre, para la celebración de las elecciones, que era la tarea primordial del gobierno de transición.

El país sufre “una coyuntura crítica que puede tornarse impredecible si no hay un acuerdo procedimental entre la COB y el TSE que implicaría la aceptación del 18 de octubre y su respaldo en una ley que garantice su realización sin posibilidad alguna de postergación”, opinó el analista para La Razón.

Asamblea

Sin embargo, la pugna de poderes está más acentuada entre los órganos Legislativo, dominado por el MAS, y el Ejecutivo, regido por la sucesión de Áñez. El único acercamiento importante que ambos lograron fue el acuerdo para la convocatoria a elecciones, a finales de noviembre del año pasado.

Con la emergencia sanitaria en curso, la crisis política incluso llegó a afectar la coordinación entre ambas instituciones para la vigencia de las leyes. Por ejemplo, Áñez no quiso promulgar la Ley 1297, de Postergación de Elecciones; la firmó Copa.

El Gobierno denuncia recurrentemente el bloqueo en la Asamblea Legislativa de créditos necesarios para la crisis sanitaria, unos $us 1.700 millones, entre ellos $us 327 millones provenientes del Fondo Monetario Internacional (FMI). Si bien el MAS viabilizó algunos préstamos, objeta esencialmente éste último con el argumento de que el Gobierno no lo justifica bien.

Otro asunto de conflicto fueron los ascensos en las Fuerzas Armadas. Incluso el Alto Mando castrense irrumpió en la Asamblea Legislativa con ese objetivo. Al final, la Cámara de Senadores no validó el trámite y el Gobierno procedió al acto de promoción a través de un decreto y en un acto oficial.

Por este caso, el Ministerio de Defensa procesa a la senadora Copa.

Otras leyes

Por iniciativa, la Asamblea Legislativa sancionó las leyes de Estado de Excepción, de atención gratuita en clínicas privadas para enfermos con COVID-19 y de donación de plasma hiperinmune, que a más de un mes no son promulgadas por Áñez y, al contrario, fueron derivadas a control constitucional.

Entretanto, el MAS se resiste a aprobar créditos que con mucha insistencia reclama la administración Áñez, al punto de ocupar grande el discurso de aniversario de la mandataria, este jueves.

En su mensaje-informe, la mandataria evidenció la pugna entre los órganos Legislativo, Electoral y Ejecutivo. Apuntó a la Asamblea Legislativa de impedir la atención de la emergencia sanitaria, pero dirigió sus dardos al TSE, al que cuestionó la modificación de la fecha de las elecciones, a pesar de que ella fue quien cuestionó los comicios para el 6 de septiembre con el alegato de la emergencia sanitaria.

“Al Tribunal Electoral le pido algo sobre las fechas de elecciones: sean serios, por favor, y dejen de mover las fechas”, reclamó este jueves.

El miércoles, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, culpó a Romero de “incendiar” el país. “El Sr Romero Presidente del @TSEBolivia incendio Bolivia cambiando fecha de elecciones de manera irresponsable y unilateralmente (sic)” escribió en Twitter.

Mientras los órganos del Estado están en franca disputa por intereses particulares, un bloqueo en seis departamentos del país genera preocupación debido a la emergencia sanitaria, que requiere la provisión de insumos médicos y, especialmente, oxígeno medicinal.

El dirigente de Soberanía y Libertad (Sol.bo) consideró que lo que falla en la situación actual en el país es la cultura política. Falla “la cultura política, basada esencialmente en la confrontación y con dramáticas limitaciones para la generación de acuerdos, peor si estos son de mediano y largo plazo”, dijo a La Razón.

(06/08/2020)

Comparte y opina:

Un homenaje con incidentes entre los órganos Legislativo y Ejecutivo

El canal estatal Bolivia Tv cortó el mensaje de Eva Copa y su reportero impidió escuchar a la legisladora con comentarios de contexto y ajenos al discurso.

/ 6 de agosto de 2020 / 16:03

Eva Copa dirigió de forma virtual la sesión de la Asamblea Legislativa. Foto: APG

La sesión de la Asamblea Legislativa en homenaje a los 195 años de fundación de Bolivia duró solo el discurso de su titular en ejercicio, la senadora Eva Copa, y fue clausurada inmediatamente después ante la ausencia del informe de la presidenta Jeanine Áñez, que no había llegado a despacho.

Cuando terminó de hablar Copa, pidió a la senadora secretaria la lectura del siguiente punto del orden del día: presentación del informe de la presidenta Áñez. “No se ha recibido ningún informe escrito, Presidenta”, dijo la legisladora secretaria.

Enseguida, Copa instruyó a su colega Milton Barón la continuación de la sesión. “Al no haberse recibido el informe escrito por parte de la presidenta transitoria del Estado, se encuentra agotado el orden del día”, dijo el legislador.

Luego, legisladores de oposición entonaron el “Salve Oh Patria”.

Mientras, en el Palacio de Gobierno, los invitados y funcionarios de la administración Áñez aguardaban sentados en el hall el informe de la mandataria.

Minutos después de terminada la sesión en la Asamblea Legislativa, Añez pronunció su discurso al pie de las gradas, en el hall. Comenzó su mensaje con un reclamo a la Asamblea Legislativa sobre la aprobación de créditos para el pago del Bono Salud, que prometió el 19 de julio.

Además fustigó al Tribunal Supremo Electoral (TSE) por la postergación inconsulta de las elecciones para el 18 de octubre, que en su criterio fue “un juego infantil”, poco serio, de fechas, con la consecuencia de los bloqueos en el país.

Al terminar el discurso, otro incidente se presentó en medio de este conflicto de poderes. El viceministro de Coordinación Gubernamental, Israel Alanoca, intentó sin éxito la presentación del informe escrito de la mandataria. Un grupo de legisladores había cerrado las oficinas de la Asamblea Legislativa y consideró que era tardía la presentación de los documentos.

El funcionario aprovechó la ocasión para denunciar que “los parlamentarios hayan saboteado este informe”, en pleno aniversario de la patria.

La Asamblea Legislativa había invitado a Áñez a la presentación de su informe de gestión desde el edificio legislativo, contiguo al Palacio de Gobierno. La mandataria no asistió a la sesión, a la que asistió el expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé (2005-2006).

Exembajador y exagente en La Haya en el gobierno de Evo Morales, Rodríguez Veltzé lamentó que el “desencuentro y la confrontación sigan siendo la tónica de estos días” y llamó a apelar a la cultura de la paz y el diálogo.

Otro incidente fue visto en la transmisión del canal estatal Bolivia Tv. Cuando Copa comenzaba a hablar, fue interrumpida por largos comentarios de parte del reportero que contaba el hecho. El relato del periodista no dejó escuchar el mensaje de la legisladora.

El reportero hizo contexto, por ejemplo, de la composición de la Asamblea Legislativa. El corte fue considerado como un hecho de censura en las redes sociales.

No ocurrió lo mismo con el discurso de Áñez, por más de media hora desde el Palacio de Gobierno.

(06/08/2020)

Comparte y opina:

Añez en campaña: Bolivianos deberán elegir entre los que saben hacer bonos y los que no

La mandataria acusó al resto de los candidatos de haber formado el “partido contra los bonos” y reclamó a la Asamblea Legislativa la aprobación de créditos.

/ 6 de agosto de 2020 / 14:39

El discurso de aniversario patrio de Jeanine Áñez en el Palacio de Gobierno. Foto: APG

La presidenta transitoria Jeanine Añez, en su informe de aniversario de la patria, llamó a que los bolivianos en las próximas elecciones voten “entre los que saben hacer bonos y los que no saben hacerlo”, esto. Lo dijo segundos después de que afirmara: “Permítanme hablar de los bonos, que es justamente lo que nosotros sabemos hacer”, en referencia a su gobierno.

Los bonos (Canasta, Familia, Universal, y el proyectado Salud) fueron una parte sustancial del informe de Añez; un hecho significativo de esto fue que ni bien comenzó su discurso emplazó nuevamente a la Asamblea Legislativa a “liberar” el crédito externo que permitiría  pagar dicho bono.

La convocatoria velada a votar por su candidatura fue reforzada luego con el reproche que hizo a “todos” los candidatos por no apoyar abiertamente la política gubernamental de los bonos.

Tras recordar que “ya son 19 días” de que “lanzó” el Bono Salud, de Bs 500, y que no ha podido pagarlo por la oposición del Movimiento Al Socialismo (MAS), que no le aprueba el crédito en la Asamblea Legislativa, acusó: “Pero también es claro para todos que el resto de los políticos y candidatos a la presidencia han guardado un silencio cómplice con el MAS en la lucha por los bonos. Nunca escuché a los candidatos pelando para defender o impulsar el bono Canasta, Familia y Universal”.

Lo que le parece peor aún a Añez es que no le hayan apoyado en su reclamo a la Asamblea Legislativa para “liberar” el referido crédito externo. “Más grave aún, mucho más grave, nunca escuché a ninguno de los candidatos, ni a los del MAS ni a los otros, reclamando (sic) que la Asamblea libere el dinero para pagar el bono Salud”, protestó.

Y de nuevo, la mandataria transitoria, volvió al discurso apolítico, esta vez contra los demás candidatos: “Esos candidatos estaban y están ocupados en hacer política, estaban y están llenándose la boca con palabras complicadas para justificar sus intereses políticos, y ninguno, ni en la derecha ni en la izquierda, ni los nuevos ni los viejos abrieron ni abren la boca para reclamar por el bono Salud”.

El reproche contra los demás candidatos fue coronado con la acusación de que sus opositores prácticamente formaron un partido contra-bonos: “Fue como si todos los candidatos a la presidencia hubieran hecho un nuevo partido, el partido contra los bonos”.

Con base en esta recriminación a los demás postulantes, la mandataria cerró su mensaje sobre los bonos con el llamado a votar por quienes “saben hacerlos”.

“Por eso lo digo sin vueltas: en Bolivia hay dos caminos de futuro, el camino de los que saben hacer solidaridad, y el camino de los que no saben hacerlo; por eso está claro que a la hora de pensar en el futuro, los bolivianos van a elegir entre los que saben hacer bonos y los que no saben hacerlo, entre los que saben hacer las cosas ayudándonos unos a otros, y los que no saben hacerlo; entre los que piensan en la gente y los que piensan en el poder”.

Añez dio tal importancia a los bonos, que dijo que serán parte fundamental de la economía en la próxima década. “Los bonos representan las políticas de ayuda y solidaridad que necesitará Bolivia y los bolivianos en los siguientes diez años para salir de la situación en la cual nos está dejando la pandemia”.

Así, al final, llamó a todos los candidatos a firmar un “acuerdo nacional por los bonos”, según el cual se determinen dos acciones: en lo inmediato que se permita pagar el bono Salud, y entre enero y febrero de 2021 se vuelva a pagar los bonos Canasta, Familia e Universal.

Hasta la fecha, en poco más de tres meses, el gobierno transitorio pagó, por una sola vez, los bonos Casta (Bs 400), Familia (Bs 500) y Universal (Bs 500); asegura que con estos pagos llegó a más de nueve millones de personas.

(06/08/2020)

Comparte y opina:

Una dura Áñez fustiga en su mensaje a los órganos Legislativo y Electoral

Desde el Palacio de Gobierno, la mandataria transitoria cuestionó los “juegos infantiles” del TSE de modificar las elecciones y el bloqueo a los créditos en la Asamblea Legislativa.

/ 6 de agosto de 2020 / 12:45

Jeanine Áñez pronunció su mensaje desde el Palacio de Gobierno. Foto: ABI

En su mensaje de aniversario de Bolivia, la presidenta transitoria Jeanine Áñez no se guardó las formas ni su molestia para fustigar a dos órganos del Estado, Legislativo y Electoral, a los que reclamó respectivamente la aprobación de créditos y el “juego infantil” de la modificación de la fecha de las elecciones.

Sin haber participado de la sesión de honor de la Asamblea Legislativa, como estaba previsto, la mandataria pronunció su discurso desde el viejo Palacio de Gobierno, al pie de las gradas del hall y vestida de ocasión, con una nueva banda presidencial que no mostró el diseño de la wiphala, como usaba su antecesor, Evor Morales.

Luego de saludar a la titular en ejercicio de la Asamblea Legislativa, Eva Copa, y a senadores y diputados, Áñez comenzó su discurso directamente con el reclamo a los legisladores del Movimiento Al Socialismo (MAS) por la aprobación de créditos para el Bono Salud, de Bs 500, que anunció hace tres semanas. “Liberen ese dinero”, repitió varias veces.

El asunto la ocupó durante gran parte de su discurso, que incluso rayó en la oferta electoral cuando dijo que los bolivianos “deberán elegir entre los que dan bonos” y los que la impiden. Finalmente, pidió a los asambleístas de la oposición y a los candidatos presidenciales a propiciar una “acuerdo nacional por los bonos”.

“De aquí en adelante, en Bolivia, hay dos caminos. El camino de los que saben hacer solidaridad y el camino de los que no saben hacerla”, insistió.

Luego su mensaje fue dirigido al Tribunal Supremo Electoral (TSE), al que cuestionó la modificación de la fecha de las elecciones, del 6 de septiembre, consignada en la Ley 1306, al 18 de octubre. “Al Tribunal Electoral le pido algo sobre las fechas de elecciones: sean serios, por favor, y dejen de mover las fechas”.

Y siguió, consideró que esos “juegos infantiles” avivaron los conflictos sociales en el país, que se expresan desde el lunes con bloqueo de carreteras en al menos 128 puntos, según reportes del Pacto de Unidad, que, junto contra la Central Obrera Boliviana (COB), propicia las protestas contra la postergación de las elecciones.

“Es el Tribunal, y no mi gobierno, quien fija y mueve las fechas de las elecciones. Ya se fijaron para el 18 de octubre, y vamos a respetarla. Soy republicana y estoy orgullosa de serlo; respeto y voy a respetar siempre la independencia de poderes”, dijo Áñez.

Además, aclaró que no se prorrogará en sus funciones, a pesar de la ampliación de su mandado obligada por la sucesiva postergación de las elecciones de este año. “No existe ningún proyecto para prorrogar, ni por un solo día, el mandato de mi gestión. Siempre hemos dicho, y lo seguiremos diciendo con firmeza, que vamos a ir a elecciones en la fecha que fije el Tribunal Electoral”.

Áñez hizo un repaso a su llegada al poder tras la renuncia del expresidente Evo Morales. “No fue sencillo abrir el camino de la democracia después de 14 años de gobierno autoritario”, dijo.

El 12 de noviembre del año pasado, Áñez, entonces segunda vicepresidenta de la Cámara de Senadores, esperó un pronunciamiento del Tribunal Constitucional, que finalmente llegó en forma de comunicado y que señaló una sucesión “ipso facto”, ante la crisis de desgobierno de esos días.

En su discurso, la mandataria también anunció la incorporación en el Presupuesto General del Estado de 2021 del 10% de los recursos para el ítem de salud. “Vamos a tener el mejor sistema de salud del continente”, prometió.

Adelantó que desde la segunda quincena de este mes el Gobierno entregará 150.000 bolsas de medicamentos “para tratar el coronavirus en sus fases de síntomas leves y síntomas moderado”.

Además, lamentó la decisión que tomó la clausura del año debido a la emergencia sanitaria. “Fue una decisión muy difícil. Para nosotros, la educación es un derecho y sabemos que a la vez, es un camino para crear oportunidades para nuestros jóvenes”, dijo.

El discurso-informe de Áñez estaba programado para la sesión de la Asamblea Legislativa. Sin embargo, luego del discurso de la titular en ejercicio de ese órgano, Eva Copa, la directiva cerró la sesión con el parte de que el informe escrito no había llegado a despacho. Y Áñez tuvo que dirigir su mensaje desde el Palacio de Gobierno, en cuyo hall a esa hora ya esperaban los invitados.

(06/08/2020)

Comparte y opina: