Nacional

lunes 28 sep 2020 | Actualizado a 20:59

Con la ley de elecciones, está en manos del TSE resolver el conflicto con la COB

El Gobierno llama a los movimientos sociales a suspender los bloqueos y aseguró que la presidenta Jeanine Áñez promulgará la norma de manera “inmediata”.

/ 13 de agosto de 2020 / 13:28

Con el voto mayoritario del MAS en la Cámara de Diputados, habrá comicios hasta el 18 de octubre. Foto: Diputados

Sancionada la ley que fija elecciones generales hasta el 18 de octubre, la Cámara de Diputados dejó en manos del Tribunal Supremo Electoral (TSE) un eventual diálogo con la Central Obrera Boliviana para la resolución de los conflictos que sacuden al país desde el 3 de agosto.

La posición fue expresada por la jefa de bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS), Betty Yañíquez, quien pidió al TSE buscar un acuerdo con los sectores movilizados para la resolución de la crisis. “Ya hemos cumplido con lo que nos corresponde”, afirmó.

Entretanto, el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, anunció en rueda de prensa luego de la sanción de la norma que la presidenta Jeanine Áñez la promulgará “inmediatamente” recibido el documento de parte de la Cámara de Diputados.

“No hay argumento para los bloqueos. (…) Convocamos una vez a suspender todas las medidas de presión”, insistió el ministro, que lamentó la muerte de unas 40 personas a causa de los bloqueos y “por falta de oxígeno”.

Núñez también dijo que la “intransigencia” de los movimientos sociales afectó a la economía. Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), “la economía se encontraba en un proceso de repunte alentador”, aseguró.

Al terminar la sesión de la Cámara de Diputados, Yañíquez se dirigió a las Fuerzas Armadas y a la Policía Boliviana: “No se enfrenten al pueblo boliviano, son sus hermanos”.

El diputado Édgar Montaños (MAS) dijo que la Asamblea Legislativa puso su «granito de arena» en la solución del conflicto en el país. «Estamos poniendo candado a la fecha, para que nadie intente prorrogarla», dijo.

Además, pidió la suspensión de procesos judiciales iniciados contra dirigentes y jefes políticos a raíz del conflicto.

Los diputados del oficialismo Shirley Franco y Amilcar Barral discreparon con esta última posición y demandaron la celeridad de los juicios.

La COB el Pacto de Unidad llamaron a movilizaciones desde el 3 de agosto, con bloqueos que se expandieron por todo el país, en protesta por la postergación de elecciones para el 18 de octubre, dispuesta por el TSE.

El TSE intentó el 8 de agosto convencer a la COB sobre la fecha de los comicios en una reunión que no logró acuerdos más que la intención de homologar la fecha en una ley, como ocurrió este jueves.

Se prevé que la ley sea promulgada por Áñez a las 16.00 de este jueves.

(13/08/2020)

Comparte y opina:

Para el MAS, el gobierno de Áñez ‘se cae a pedazos’ y hay una ‘crisis generalizada’

Copa indica que hay desgobierno, peleas internas e intereses económicos tras la renuncia de dos ministros y la destitución de otro. Morales habla de privatización y corrupción.

/ 28 de septiembre de 2020 / 20:10

El expresidente Evo Morales y la presidenta del Legislativo, Eva Copa (MAS).

El terremoto en el gabinete ministerial de Jeanine Áñez marcó la agenda de este lunes con la renuncia de dos ministros y la destitución de otro. El opositor Movimiento Al Socialismo (MAS) señaló que el Gobierno transitorio “se cae a pedazos” y que lo sucedido no es más que un síntoma de que una “crisis generalizada”.

La presidenta del Legislativo y del Senado, Eva Copa, lanzó su opinión a través de su cuenta de Twitter. “El Gobierno transitorio de Áñez se cae a pedazos. El desgobierno, las peleas internas, los intereses económicos particulares y la corrupción destruyen una estabilidad económica, política y social de 14 años. La derecha no debe seguir gobernando al pueblo”.

Este lunes se conoció la destitución del ministro de Economía y Finanzas Públicas, Óscar Ortiz, de que quien ya se anunciaba su salida desde el fin de semana. La ahora exautoridad acusó al ministro de Gobierno, Arturo Murillo, de estar socavando el mandato de Áñez. Luego dimitieron sus colegas de Trabajo, Óscar Mercado y de Desarrollo Productivo, José Martínez.

Desde Argentina, donde está con refugio político, el expresidente Evo Morales, jefe de campaña del MAS, remarcó por Twitter que esto “No es solo una crisis de gabinete, es una crisis generalizada. Cientos de miles de personas caen en la pobreza, se privatizan nuestras empresas y la corrupción no cesa. Solo con @LuchoXBolivia saldremos adelante (sic)”.

(28/09/2020)

Comparte y opina:

Doria Medina lamenta disputa en el gabinete de Áñez y ahora dice que ‘nunca’ fue parte del Gobierno

El jefe de Unidad Nacional (UN) fue el acompañante de fórmula de Jeanine Áñez hasta que declinó su candidatura. El ministro Arturo Murillo fue parte de UN.

/ 28 de septiembre de 2020 / 19:21

La mandataria Jeanine Áñez con Samuel Doria Medina en Cochabamba durante la campaña de la alianza Juntos, antes de la dimisión de la Presidenta a su candidatura

Tras la crisis de gabinete, el jefe de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, aseguró que “nunca” fue parte del gobierno de Jeanine Áñez, de quien fue su acompañante de fórmula, y lamentó la disputa interna en el gabinete ministerial porque no solo “es fea”, sino que tiene efectos en las perspectivas económicas.

Doria Medina dejó su candidatura a la vicepresidencia, luego que Áñez decidiera dar un paso al costado en su decisión de terciar en las elecciones del 18 de octubre para alentar un bloque de unidad para evitar el triunfo del MAS. Dijo que espera que la Presidenta cumpla con responsabilidad lo que le queda de gestión.

“Lamento la disputa interna del gabinete, que no solo es fea: tiene efectos sobre las expectativas económicas. Nunca fuimos parte de este gobierno, pero siempre esperamos que cumpla su deber hasta el final con responsabilidad y pensando en la estabilidad del país. Aún lo espero”, expresó en su cuenta en Twitter.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, fue elegido como senador por Cochabamba por la alianza de la que formó parte Doria Medina. Murillo acompañó a Áñez desde el momento en que asumió el poder, en noviembre, tras la dimisión de Evo Morales.

(28/09/2020)

Comparte y opina:

Áñez marca distancia de Demócratas, con Suárez en medio y Murillo de protagonista

Luego de la destitución de Óscar Ortiz, en el partido de Rubén Costas dicen que mientras el Gobierno “tome más distancia, mejor para Demócratas”.

/ 28 de septiembre de 2020 / 18:32

Óscar Ortiz explicó este lunes que no renunció, que nombraron a otro en su lugar. Foto: José Lavayén-La Razón

No es la primera vez que Jeanine Áñez se desprende de un cuadro importante de Demócratas, su partido y respaldo político. Las divergencias con su colega de Gobierno, Arturo Murillo, obligaron la destitución intempestiva del ahora exministro de Economía Óscar Ortiz.

De larga trayectoria en la fuerza política liderada por el gobernador cruceño Rubén Costas, Ortiz había llegado al gobierno transitorio el 8 de mayo, esa vez como ministro de Desarrollo Productivo en reemplazo de Wilfredo Rojo. Y el 7 de julio fue posesionado como ministro de Economía en sustitución de José Luis Parada.

El cambio resultó intempestivo, y de la manera inusual. Al influjo de Murillo, fue el secretario privado de Áñez, Manuel Suárez, quien comunicó a Parada, por muchos años secretario de Hacienda de Costas, su separación.

“Demócrata” por “demócrata”, la destitución, no obstante, sorprendió en filas de Demócratas. “Le pidieron la renuncia (a Parada)”, dijo entonces una fuente partidaria a La Razón.

“El nuevo secretario privado fue quien despidió a JL (José Luis)”, contó.

Consultado sobre por qué Ortiz fue el elegido, la fuente respondió: “Por la relación con AM (Arturo Murillo), es quien ha tomado el control”.

Un poco de más de dos meses después, la historia parece repetirse, con Suárez en medio y Murillo como protagonista.

Ortiz no renunció, fue echado del gabinete por fuertes divergencias con Murillo, y la pérdida de confianza de Áñez.

Al menos tres conflictos precedieron a su decisión de comunicar este lunes su alejamiento del Gobierno por razones ajenas a su voluntad, según contó a La Razón la fuente política: mientras estuvo convaleciente de COVID-19, los directores de la Aduana Nacional y de la autoridad de Juegos, de tuición del Ministerio de Economía, fueron nombrados al influjo de Murillo, y la devolución de acciones de la Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica (ELFEC).

Murillo admitió que hubo “roces” sobre el caso ELFEC en el gabinete de Áñez, aunque no precisó entre quiénes.

Ortiz comunicó el sábado la decisión del Gobierno a sus correligionarios, una vez que supo que le pidieron la renuncia. Según el interlocutor de este diario, quien le comunicó que Áñez le pidió la renuncia fue Suárez, como también ocurrió con Parada.

La comunicación causó cierta desazón en Ortiz, quien, según la fuente, desafió a que la mandataria le pida la renuncia en persona. Como no pudo ocurrir esto último, el ahora exministro fue echado del Gobierno.

“Yo no he renunciado, aunque desarrollaron una campaña falsa diciendo que ya lo había hecho, solamente pare presionarme para que lo haga», afirmó molesto Ortiz en relación a los rumores que desde el viernes circularon en las redes sociales y algunos medios de información sobre su renuncia.

Si bien Demócratas mantiene su respaldo a Áñez, algunos creen que el Gobierno comete “torpezas que deja perplejos” a sus partidarios. Apuntan de esta actuación a Murillo y al ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, el otro hombre fuerte de la administración transitoria.

“Mientras más distancia tomen de nosotros, mejor para Demócratas”, dijo la fuente de La Razón.

Pero Áñez quiso terminar bien con Ortiz; le agradeció su colaboración en el Ministerio de Desarrollo Productivo, primero, y en el de Economía, después. “Le agradezco por su trabajo y su esfuerzo por Bolivia y por la economía de todos los bolivianos”, dijo al posesionar a su sustituto, Branko Marinkovic, exdirigente cívico cruceño que en los últimos años mantuvo fricciones con Costas y Demócratas.

(28/09/2020)

Comparte y opina:

Ortiz dice que Murillo toma decisiones en el Gobierno y que presiona para compra de camionetas por Bs 35 MM

El exministro de Economía describió al ministro Arturo Murillo como una persona que “le mete nomás”. No se puede, dijo, hacer gestión de gobierno en base a caprichos como “lo hace el ministro Murillo”.

/ 28 de septiembre de 2020 / 18:25

Ortiz durante una rueda de prensa

Por Paulo Cuiza

Horas después de su destitución, el exministro de Economía Óscar Ortiz aseguró que la presidenta Jeanine Áñez dejó el futuro del gobierno y del país en manos del ministro Arturo Murillo, a quien acusó de presionar para acelerar contrataciones como la compra de un lote de camionetas por Bs 35 millones que llegarán en 2021.

“Yo creo que hay un problema muy serio, y es que la presidenta Áñez le ha entregado el futuro del gobierno y del país y al ministro Murillo, que es una persona que no tiene la capacidad, no tiene la serenidad necesaria para poder resolver los problemas como corresponde que es buscando soluciones en el marco de la Constitución y las leyes”, sostuvo Ortíz.

Las diferencias entre ambos se hicieron públicas en las últimas horas, luego de la destitución de Ortiz. El propio Murillo reconoció la situación y la atribuyó a la actitud regionalista del exministro, en alusión a los cuestionamientos a la devolución de acciones nacionalizadas por la estatal ENDE a la privada ELFEC-Cochabamba.

“Qué tiene que ver con regionalismos una compra de camionetas por 35 millones de bolivianos que el ministro Murillo presiona y presiona para que se haga y que se van a entregar recién a mediados del próximo año. Eso debe dejarse para la próxima gestión”, afirmó Ortiz.

Además, describió a Murillo como una persona que “le mete nomás”. No se puede, dijo, hacer gestión de gobierno en base a caprichos como “lo hace el ministro Murillo”.

(28/09/2020)

Comparte y opina:

Con argumentos de rechazo, arranca audiencias de la Corte-IDH sobre la reelección

Representantes del Gobierno de Jeanine Áñez y de organizaciones de la sociedad civil esgrimieron sus argumentos para rechazar la reelección presidencial como un derecho humano

/ 28 de septiembre de 2020 / 18:01

Un adulto mayor emite su voto en una pasada elección.

Por Carlos Corz

Este lunes empezaron las audiencias en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte-IDH) sobre la reelección indefinida. Autoridades y representantes de la sociedad boliviana comparecieron ante los jueces y justificaron el rechazo a la repostulación indefinida avalada por el Tribunal Constitucional Plurinacional, bajo el amparo del derecho político a ser elegido del Pacto de San José de Costa Rica.

El representante de la Academia Boliviana de Estudios Constituciones, Jorge Asbún, y el constitucionalista José Antonio Rivera coincidieron en que no hay base jurídica internacional que respalde esa figura. “La limitación a la reelección presidencial no restringe los derechos humanos, un presidente no puede exigir derechos políticos en contra de las demás personas”, explicó Rivera.

El trámite lo activó el gobierno del presidente de Colombia, Iván Duque, a solicitud de cívicos y políticos bolivianos que rechazaron la reelección indefinida que permitió al expresidente Evo Morales postularse por cuarta vez consecutiva, pese a un referéndum que rechazó la reforma constitucional para un nuevo mandato presidencial en febrero de 2016.

Según el subprocurador de Defensa y Representante Legal del Estado, Alejandro Roda, no es un derecho humano el que un presidente se postularse indefinidamente. Además, recordó que la propia Constitución Política del Estado “establece una prohibición expresa de la reelección indefinida para evitar la perpetuación de una sola persona en el poder”.

Desde un punto de vista más humano, la presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia, Amparo Carvajal, contó en la audiencia virtual que personalmente le dijo a Morales que respete lo establecido en la Constitución. “Evo, por favor yo te lo pido”, recordó que le dijo.

Luego que el referéndum de 2016 rechazara la reforma para una nueva postulación de Morales, partidarios del MAS llevaron el caso al control constitucional bajo el argumento de que las limitaciones establecidas en la Constitución vulneraban el derecho político a ser elegido del entonces presidente.

Sustentaron ese argumento en el artículo 23 del Pacto de San José de Costa Rica sobre el derecho a ser elegido, que ahora está en cuestión en la audiencia. Con ese aval, se volvió a postular en las justas de octubre de 2019, que fueron anuladas tras una crisis por denuncias de fraude, un paro cívico, un motín policial y la sugerencia militar de dimisión.

Las audiencias se extenderán hasta el miércoles y la Corte tomará una posición sobre la opinión consultiva planteada por Colombia, país al que acudieron cívico porque fue garante del pacto político que dio paso a la nueva Constitución Política de Bolivia que no establece la repostulación indefinida.

(28/09/2020)

Comparte y opina: