Nacional

domingo 20 sep 2020 | Actualizado a 10:25

Amnistía Internacional denuncia impunidad sobre la represión postelectoral en Bolivia

La organización también lamentó las acciones del gobierno precedente de Evo Morales, del que recordó que puso en entredicho la labor de instituciones y personas respecto de la defensa de derechos en el país.

/ 21 de agosto de 2020 / 14:57

Una escena de la represión en el puente Huayllani, Sacaba, el 15 de noviembre de 2020. Foto: APG

La organización no gubernamental Amnistía Internacional denunció el jueves impunidad en Bolivia en los casos de violación de derechos humanos durante la represión militar-policial después de las elecciones anuladas de octubre de 2019.

En un informe “Para sanar la pandemia de impunidad”, sobre los sucesos posteriores a la crisis que derivó en la renuncia del presidente Evo Morales y la sucesión de Jeanine Áñez, la organización además hizo recomendaciones respecto de la crítica situación del país a los candidatos inscritos para las elecciones del 18 de octubre.

Un jefe militar impone la banda presidencial a Jeanine Áñez, el 14 de noviembre de 2020. Foto: Óscar Ortiz

“Bolivia enfrenta una grave crisis sociopolítica, que pone al país en una encrucijada. La única opción viable para salir de esta crisis es poner los derechos humanos de todas las personas en el centro de las respuestas. De lo contrario, se condena a la población, sobre todo a los grupos históricamente marginalizados, a una espiral de violencia y de continuas violaciones a sus derechos”, dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, según una nota de prensa de la organización de derechos humanos.

Al amparo del Decreto Supremo 4078, promulgado el 14 de abril y cuyo contenido libraba a los militares de una eventual proceso penal por sus acciones, las Fuerzas Armadas y la Policía Boliviana intervinieron una gigantesca columna marchistas en Huayllani, Sacaba (Cochabamba), el 15 de abril. La represión terminó inicialmente con una decena de fallecidos.

El 19 de abril, otra movilización, esta vez en la zona de Senkata, en El Alto, también fue reprimida por las fuerzas combinadas. Otra decena de muertos fue el resultado de las acciones. Los manifestantes habían bloqueado la salida de carburantes de la planta de la zona y el Gobierno consideró que la movilización tenía características de sedición y terrorismo.

Las movilizaciones se habían iniciado después de la dimisión de Morales, en reclamo por su retorno y en protesta contra el gobierno transitorio. Una crisis política se había desatado por las irregularidades en las elecciones halladas por la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), que había sido secundada por conflictos previos durante 21 días, propiciados por movimientos y organizaciones detractores de Morales y su gobierno.

Impunidad

En su informe, basado en investigaciones propias, Amnistía Internacional contabilizó al menos 35 fallecidos  y 883 en esas protestas. “Estas violaciones de derechos humanos no han sido investigadas adecuadamente, juzgadas y sancionadas, y permanecen en la impunidad”, señala el documento.

Insistentemente, el gobierno de Jeanine Áñez consideró que la intervención policial-militar no usó armas letales en ambos hechos. “En noviembre (de 2019), en la peor época de la democracia, las Fuerzas Armadas no dispararon ni un cartucho; ningún fallecido fue a causa de la Policía o las Fuerzas Armadas”, repitió el 10 de agosto el ministro de Defensa, Luis Fernando López, al anunciar la caravana de transporte de oxígeno medicinal de Santa Cruz a La Paz en pleno bloqueo de carreteras.

El informe Para sanar la pandemia de impunidad: https://www.amnesty.org/download/Documents/AMR1828712020SPANISH.PDF

En contrapartida, la organización también cuestionó la actuación del gobierno de Morales y de su entorno político, involucrados también en la crisis de octubre y noviembre del año pasado. “En diferentes momentos de la crisis postelectoral, altas autoridades del gobierno anterior emitieron declaraciones que contenían llamados a ejercer acciones violentas y amenazas de cercar ciudades si los paros continuaban”, recordó.

Ministerio de Justicia

“Hicieron declaraciones que ponían en entredicho la labor de las organizaciones nacionales e internacionales de la sociedad civil y suscitaron dudas respecto de la obligación de las autoridades bolivianas de proteger y garantizar el derecho a la libertad de expresión, de asociación y de reunión pacífica”, dice el informe.

Al respecto, el Ministerio de Justicia rescató este viernes esta parte del documento para recordar el papel de Morales y su gobierno en los hechos.

“Este informe de esta organización contiene información relevante sobre las violaciones de derechos humanos durante la crisis postelectoral. Amnistía Internacional señala que, en diferentes momentos de dicha crisis, altas autoridades del gobierno, incluido el expresidente Morales y sectores afines a él, emitieron declaraciones que contenían llamados a ejercer acciones violentas y amenazas de cercar ciudades si los paros continuaban”, dijo Justicia en un comunicado de prensa.

Amnistía Internacional se refirió también a las agresiones contra defensores de derechos humanos, como Waldo Albarracín, cuya vivienda fue quemada durante la crisis, como la de la periodista Casimira Lema, el entonces ministro César Navarro o el exgobernador de Oruro Víctor Hugo Vásquez.

“En ese sentido, Bolivia ha fallado en su obligación de proteger a las personas defensoras de derechos humanos y de garantizar un ambiente seguro y propicio para realizar su labor y ejercer su derecho a defender los derechos humanos”, dice el texto.

Periodistas

También se refirió a las agresiones a periodistas, locales e internacionales, en la crisis. “El gobierno interino ha creado un clima de miedo y censura a través de sus pronunciamientos y ha puesto en la mira a aquellos periodistas y comunicadores sociales que son críticos de su gestión”, afirma el informe.

Luego de los conflictos, la entonces ministra de Comunicación, Roxana Lizárraga, advirtió con procesar a “pseudo periodistas sediciosos”. Con “aquellos periodistas o pseudo periodistas que estén haciendo sedición se va a actuar conforme a la ley. Lo que hacen estos periodistas, en algunos casos bolivianos y extranjeros, que estén causando sedición en el país tienen que responder a la ley boliviana”, advirtió.

“Tal hostigamiento podría limitar de manera indebida la libertad de expresión en el país, al generar censura hacia líderes políticos, periodistas y personas defensoras de derechos humanos, incluidos los trabajadores de la salud”, advierte Amnistía Internacional.

Recordó que en esta cuarentena por la expansión del COVID-19 en el país las acciones se repiten y consideró que los “decretos 4199, 4200 y 4231, entre otros, que, con la justificación de enfrentar la pandemia, pretenden silenciar a aquellas personas que cuestionen sus políticas”.

Sobre este contexto de crisis, la organización describió que en Bolivia existe “un ambiente de creciente polarización e intolerancia, de actos de estigmatización, discriminación y racismo contra los pueblos indígenas y de falta de confianza en las autoridades bolivianas para impartir justicia independiente”.

“Bolivia requiere de un mecanismo independiente con personas expertas internacionales. Ello, para desentrañar la verdad y brindar justicia y reparaciones a las víctimas y sus familiares”, complementó.

Cree que es un paso fundamental que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) haya creado un Grupo Internacional de Expertos Independientes (GIEI) para el esclarecimiento de los hechos.

Además, con vistas a las elecciones generales del 18 de octubre, ahora validadas en la Ley 1315, promulgada por Áñez, Aministía Internacional recomendó a los ocho candidatos presidenciales “a que se comprometan públicamente con una agenda de derechos humanos para los próximos cinco años, asegurándose que sus propuestas de gobierno avanzan en el cumplimiento de las obligaciones internacionales que Bolivia voluntariamente ha contraído”.

Las elecciones fueron un último motivo de conflicto en el país. La Central Obrera Bolivia (COB) y el Pacto de Unidad propiciaron movilizaciones contra la postergación de los comicios dispuesta por el Tribunal Supremo Electoral (TSE). El bloqueo de carreteras de 12 días perjudicó el transporte y el gobierno señaló que la medida impidió el traslado de oxígeno y medicamentes para pacientes con COVID-19 especialmente para las ciudades de Cochabamba, La Paz y Oruro.

Por esos hechos, el Ministerio de Justicia instauró procesos contra los dirigentes de la movilización y contra Morales, entre otros.

(21/08/2020)

Comparte y opina:

Insultos y violencia empañan jornada de campaña política a un mes de los comicios

"Repudiamos los ataques violentos que hoy sufrió nuestra militancia en la ciudad de #Cochabamba. Exigimos respeto a nuestro derecho de realizar con libertad actividades pacíficas de campaña electoral", escribió en Twitter el candidato del MAS a la presidencia Luis Arce..

/ 19 de septiembre de 2020 / 21:07

El puesto del MAS en la plazuela 4 de Noviembre quedó reducida a cenizas

Por Paulo Cuiza

Cochabamba y Oruro fueron este sábado escenarios de violencia en medio de las campañas políticas que se masifican de cara a las elecciones nacionales del 18 de octubre. En la capital valluna, en medio de agresiones, militantes del MAS fueron echados de una plaza y en la capital orureña militantes del MAS y de Comunidad Ciudadana intercambiaron insultos y golpes.

En la plazuela 4 de Noviembre, al norte de la ciudad de Cochabamba, un puesto de campaña del Movimiento Al Socialismo (MAS) quedó reducido a cenizas y como prueba de la violencia que se desató en el lugar la mañana de este sábado, cuando un grupo identificado como miembros de la Resistencia Juvenil Cochala (RJC) enfrentó a militantes del MAS hasta echarlos del lugar.

“Nosotros estábamos acá haciendo campaña para nuestro binomio y para nuestras dos candidatas de la zona Norte y nuestra compañera plurinacional, pero de la nada aparecieron los compañeros de la Resistencia Juvenil Cochala y empezaron a botar gases lacrimógenos y empezaron a quemar todos, los compañeros tuvieron que correr y algunas compañeras fueron golpeadas (…). ¿Dónde está el estado de derecho y la libertad de expresión?”, relató una militante del MAS a la red Bolivisión.

El expresidente y jefe de campaña del MAS, Evo Morales, a través de sus redes sociales reprochó estas acciones. «Responsabilizamos a los golpistas por las agresiones de miembros de la Resistencia Juvenil Cochala contra militantes del MAS que hacían campaña en #Cochabamba. El peligro de la violencia, el racismo y el separatismo no debe volver al país”, escribió en Twitter.

Quien también se pronunció por la misma red fue el candidato a la presidencia por el MAS Luis Arce: “Repudiamos los ataques violentos que hoy sufrió nuestra militancia en la ciudad de #Cochabamba. Exigimos respeto a nuestro derecho de realizar con libertad actividades pacíficas de campaña electoral. ¡Basta de dictadura! #RecuperaremosLaDemocracia”.

Similares acontecimientos se produjeron al mediodía en la ciudad de Oruro, donde militantes de la alianza Comunidad Ciudadana (CC), cuyo candidato a la presidencia es el expresidente Carlos Mesa, y del MAS intercambiaron insultos e incluso llegaron a los golpes de puños y patadas.

La plazuela Cinco Esquinas se convirtió en el escenario de violencia. CC organizó una actividad de campaña por el lugar cuando una caravana del MAS cruzó el lugar. Allí los insultos se multiplicaron; los de CC arrancaron panfletos y echaron agua a sus rivales que se transportaban en minibuses, camionetas y otros vehículos.

“¡Fuera maleantes!, gritaron los militantes de CC. Las provocaciones derivaron en que los militantes del MAS dejen los vehículos y se enfrenten a sus rivales políticos. En segundos se armó un enfrentamiento con puños y patadas, del cual ni las mujeres se salvaron.

En medio de estos enfrentamientos, la Unión Europea (UE), las Naciones Unidas y la Iglesia Católica expresaron este sábado augurios de una campaña pacífica y comunicaron su beneplácito por “el inicio de la fase más activa del proceso electoral” y auguraron una campaña ordenada, propositiva democrática y pacífica de cara a las elecciones del domingo 18 de octubre.

(19/09/2020)

Comparte y opina:

Carlos Mesa deja a criterio de Jorge Quiroga la decisión de retirar o no su candidatura

“Tendría alguien un acuerdo de esa naturaleza sobre una hipótesis etérea que la totalidad de votos de la señora Áñez se van a trasladar a nuestra candidatura”, explicó el expresidente sobre rumores de una alianza con la otrora candidata, que desmintió.

/ 19 de septiembre de 2020 / 19:13

Carlos Mesa, en entrevista con Fernando del Rincón, la noche del viernes.

En un ensayo de posibilidades de descarte de candidatos con miras a la “unidad del voto”, el postulante presidencial de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, dejó a criterio de su contendor Jorge Quiroga, de Libre21, la eventual decisión de seguir o no en carrera electoral.

“Pienso que hay candidatos que no tienen ninguna posibilidad, que han ocupado cargos de responsabilidad, y en su conciencia deberían establecer si deciden retirar su candidatura”, respondió el expresidente ante la pregunta específica del periodista Fernando del Rincón, de CNN, de si sería posible hacer alianza con el también exmandatario.

Sin embargo, Mesa aclaró que lo suyo no es una presión para desencadenar renuncias con miras a fortalecerse electoralmente. “Nosotros estamos abiertos al diálogo, pero no quiero generar la sensación de que estoy presionando a una u otra candidatura; no lo he hecho con la presidenta Jeanine Áñez. No lo voy a hacer con otros candidatos”, dijo en CNN la noche del viernes.

“Coincido en que se trata de una decisión con responsabilidad histórica, sobre todo con personalidades que han ocupado la Presidencia, que son personas valiosas, que pueden dar una contribución. Dejo a criterio y a conciencia de lo que ellos decidan”, insistió en referencia Quiroga, bastante rezagado en las encuestas.

Al contrario, Mesa dijo que lo que plantea “es la unidad del voto a partir del ciudadano”.

Según los sondeos de opinión difundidos en las últimas semanas, Mesa ocupa el segundo lugar en intención de voto, aún a varios puntos de forzar una eventual segunda vuelta ante el candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce, quien lidera las encuestas.

Precisamente esos estudios de opinión obligaron a la presidenta Jeanine Áñez a declinar el jueves su candidatura, debido a que los sondeos no le daban proyección favorable.

Ese día también circuló información en sentido de que Áñez pactó con Mesa su salida con el fin de eventualmente beneficiarse de una posible ”impunidad” especialmente en los casos de las masacres de Sacaba y Senkata, que por la represión militar-policial de noviembre de 2019 terminó con una veintena de fallecidos.

Mesa desmintió la versión que difundió también el expresidente Evo Morales. “No hay acuerdo ni definición que ponga en tela de juicio la obligación que tenemos de investigar cualquier acusación o irregularidades en términos de derechos humanos del anterior gobierno y del actual gobierno, y es parte de la obligación de cualquier gobierno democrático”, afirmó el candidato de CC.

Sin embargo, Mesa abrió la posibilidad de una investigación de los hechos en caso de que fuera elegido el 18 de octubre. “Nosotros creemos que es parte de la democracia iniciar una investigación; si se establecen indicios, llevar adelante un proceso, con algo que es muy importante y que no tenemos en Bolivia: un Poder Judicial y un Ministerio Pública independientes”.

También desmintió que se hubiera reunido con Áñez antes de la renuncia de ésta a su candidatura. “No tuvimos ninguna reunión, ni con la Presidenta ni con representantes de la Presidenta, ni antes ni durante el proceso de evaluación que ellos hicieran y el momento que tomaron la decisión, ni hemos tenido después ningún tipo de encuentro ni conversación”.

Y explicó sus razones electorales también. “Tendría alguien un acuerdo de esa naturaleza sobre una hipótesis etérea que la totalidad de votos de la señora Áñez se van a trasladar a nuestra candidatura, no tiene ningún sentido”, dijo.

(19/09/2010)

Comparte y opina:

La UE, la ONU y la Iglesia Católica llaman a una campaña pacífica para las elecciones

Militantes del MAS fueron agredidos por miembros de la Resistencia Cochala y vecinos en Cochabamba, y masistas y mesistas se enfrentaron en Oruro este sábado.

/ 19 de septiembre de 2020 / 17:40

Ciudadanos votan en una mesa de Achacachi, en octubre de 2019. Foto: La Razón-archivo

En medio de enfrentamientos entre partidarios de una y otra fuerza política, la Unión Europea (UE), las Naciones Unidas y la Iglesia Católica expresaron su beneplácito por “el inicio de la fase más activa del proceso electoral” y auguraron una campaña ordenada, propositiva democrática y pacífica.

“Acudimos a la responsabilidad que corresponde a las campañas de los distintos candidatos y candidatas, y les hacemos un llamado para contribuir a que estas campañas estén a la altura de un proceso ordenado, democrático, propositivo y pacífico, como al que aspira la ciudadanía”, señala un comunicado de las tres instituciones difundida la tarde de este sábado.

A un mes de las elecciones del 18 de octubre, las distintas fuerzas políticas que terciarán en la votación acentuaron su campaña con concentraciones públicas y propaganda electoral, en el marco del calendario electoral, el saneamiento del padrón nacional y la elección de jurados.

Esta fase coincidió con la renuncia a su candidatura de la presidenta Jeanine Áñez, que era postulada por la alianza Juntos, compuesta por Demócratas, del gobernador Rubén Costas; Soberanía y Libertad (Sol.Bo), del alcalde Luis Revilla, y Todos, del también gobernador Adrián Oliva, entre otros.

No obstante, las campañas tropiezan con enfrentamientos callejeros entre partidarios de distintas fuerzas políticas. Este sábado, militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS) fueron atacados por miembros de la llamada Resistencia Juvenil Cochala (RJC) y vecinos en Cochabamba, y en Oruro, partidarios del MAS y Comunidad Ciudadana (CC) se agarraron a pedradas e insultos.

Los tres organismos auguraron que haya un clima pacífico en las actividades proselitistas. “En el espíritu de pacificación que debe primar en este proceso electoral subrayamos la importancia de que la competencia entre las fuerzas políticas se lleve a cabo en un marco de debate democrático con propuestas que contribuyan a la construcción de una Bolivia en paz, libertad, justicia y progreso”.

También auguraron una buena participación en las elecciones del 18 de octubre, postergadas tres veces debido a la emergencia sanitaria y diferendos políticos. “Nos alienta que, según las encuestas publicadas, hay una determinación mayoritaria de la población para asistir el día de las elecciones para contribuir con su voto al fortalecimiento de la democracia boliviana y el respeto a la voluntad popular”, firmaron las tres instituciones.

Las elecciones fueron definidas para el 18 de octubre. Participan ocho fuerzas políticas, entre ellas la alianza Juntos, que, a decir del Tribunal Supremo Electoral (TSE) aún no oficializó la renuncia de sus candidatos pese a haber sido anunciada el jueves.

(19/09/2020)

Comparte y opina:

Juntos perfila la renuncia uno por uno de candidatos o la cancelación de la alianza ante el TSE

Una “reunión política” definirá el curso que tomará Juntos de cara a su apoyo algún candidato.

/ 19 de septiembre de 2020 / 17:22

Edwin Herrera, vocero de Juntos

Por Paulo Cuiza

Luego de que la presidenta Jeanine Áñez declinara su candidatura a las elecciones de octubre, la alianza Juntos definirá este fin de semana su futuro político y para ello evaluará “dos caminos”: la renuncia uno por uno de los candidatos a diputados, senadores o la cancelación de la personería jurídica ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Edwin Herrera, vocero de Juntos, informó que la reunión será sábado y domingo para llegar al lunes con una decisión final.

“Estamos en horas previas a definir qué caminos se pueden seguir; un camino es de una renuncia uno por uno de los candidatos a partir de Jeanine Áñez y Samuel Doria Medina (excandidato a la vicepresidencia por Juntos) y otro camino es un trámite ante el TSE para la cancelación de la alianza Juntos que de alguna manera implique que todos quedemos fuera de la carrera electoral”, dijo Herrera a Unitel.

Una “reunión política” definirá el curso que tomará Juntos de cara a su apoyo algún candidato. Según dijo Doria Medina, apoyarán a aquel candidato que tenga más posibilidad y que garantice que el exmandatario Evo Morales y el Movimiento Al Socialismo (MAS) no vuelvan al gobierno.

Herrera anticipó “una transferencia de votos” en las regiones debido a la dimisión de Áñez y la presencia en esta alianza por agrupaciones “con mucho peso”.

El viernes, el gobernador cruceño y jefe de Demócratas, Rubén Costas, planteó que cada frente de la alianza Juntos debe “orientar” el voto de sus militantes y simpatizantes.

“La renuncia de Añez para evitar la dispersión, solo puede ser interpretada y entendida en términos de la construcción de la unidad de los votantes, toda vez que no ha sido posible la unidad de los candidatos”, dijo el aliado de Áñez.

La mandataria comunicó el jueves en un video grabado su decisión de dejar de lado su candidatura. La acompañaron Doria Medina, y aliados como Luis Revilla, alcalde de La Paz; Adrián Oliva, gobernador de Tarija; Herrera, y el ministro de Economía, Óscar Ortiz.

(19/09/2020)

Comparte y opina:

Arce: ‘Morales tiene todo el derecho de volver’

El viernes, en Caraparí, Tarija, Evo Morales anunció que si Arce vence en las elecciones generales del 18 de octubre, al día siguiente volverá a Bolivia.

/ 19 de septiembre de 2020 / 14:56

Arce visitó este sábado la calle Illampu en La Paz donde saludó a las comerciantes llamadas "las mañaneras"

El candidato a la Presidencia por el Movimiento Al Sociaismo (MAS), Luis Arce, aseguró este sábado que el exmandatario Evo Morales, con refugio político en Argentina, tiene todo el derecho de volver a Bolivia para defenderse de todas las acusaciones en su contra.

“Yo creo que él tiene todo el derecho de venir a defenderse de todas las acusaciones que le están haciendo”, respondió Arce a la prensa durante la caminata que incluyó varias zonas de La Paz y en la cual estuvo acompañado del candidato a la vicepresidencia, el excanciller David Choquehuanca.

El viernes, en un acto de campaña en Caraparí, Tarija, Morales anunció que si Arce vence en las elecciones generales del 18 de octubre, al día siguiente volverá a Bolivia.

“Estoy seguro, hermanas y hermanos, que no me van a abandonar ahora; ganamos las elecciones y al día siguiente estoy entrando por Yacuiba (Tarija) a Bolivia, retornando”, dijo el exmandatario a través de un contacto vía telefónica.

Arce lidera las encuestas de intención de voto a un mes de los comicios que el jueves tuvieron la primera baja con la renuncia a su postulación de la presidenta y ahora excandidata por la alianza Juntos Jeanine Áñez.

“Vamos a ganar y vamos a salir adelante”, remarcó entre tanto Choquehuanca, que resaltó la presencia de gremiales y otros sectores en la caminata del MAS.

Temas Relacionados

Comparte y opina: