Nacional

martes 18 may 2021 | Actualizado a 06:17

Frente a la crisis económica, el MAS pide ‘paciencia’ a la población

Falta poco para que termine la “pesadilla”, aseguró su vocero al anunciar la activación del ciclo económico del país.

Sebastián Michel, del MAS, analizando la coyuntura política en el programa "Piedra, Papel y Tinta", de La Razón. Foto: Álvaro Valero

/ 12 de octubre de 2020 / 13:07

Ante la crisis económica que agobia al país, el vocero del Movimiento Al Socialismo (MAS), Sebastián Michel pidió “paciencia” y a la gente que está pasando hambre que “aguante un poco más”, porque las empresas estatales volverán a funcionar, se activará el ingreso de recursos y la producción.

En el programa “Piedra, Papel y Tinta”, difundido por las plataformas digitales de La Razón este lunes, el delegado político anunció que la “pesadilla” de la crisis acabará el próximo domingo cuando se realicen las elecciones generales.

“Que la gente que está sufriendo, tenga un poco de paciencia; que la gente que está pasando hambre, aguante un poco más; ya falta poco para que termine la pesadilla”, dijo.

“Ya viene un momento mejor, ya viene un momento en que las empresas estatales van a volver a funcionar, llega un momento en que la distribución del ingreso va a volver a funcionar”, insistió Michel.

Además, anticipó que se reactivarán los ingresos económicos de la población a través de bonos, la demanda interna y el ciclo económico del país.

“Llega el momento en que tendremos que fomentar la producción otra vez para que la oferta esté disponible, pero también poner dinero a través de bonos en el bolsillo de la gente para que haya una demanda y el ciclo económico vuelva a funcionar. Con corazón vamos a salir adelante, esperen un poco, tengan paciencia, no pierdan la fe, vamos ganar”, reiteró en el programa conducido por la directora de La Razón, Claudia Benavente.

“Piedra, Papel y Tinta” se difunde por las plataformas digitales de La Razón, de lunes a viernes de horas 10.00 a 12.00.

Comparte y opina:

La banca privada dejó de percibir $us 3.543 MMel pasado año

Crisis. El sector espera recuperar ingresos en medio de ‘un alto grado de incertidumbre’, tras el diferimiento de créditos.

/ 16 de mayo de 2021 / 18:42

ECONOMIA

En 2020, con el diferimiento de 10 meses de cuotas de préstamos, el sector de bancos privados de Bolivia no ha recibido $us 3.543 millones, entre capital e intereses. Este monto representa 1,4 veces el patrimonio del sistema bancario nacional.

Estos datos fueron revelados a La Razón por el secretario ejecutivo de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban), Nelson Villalobos, quien precisó que el monto que dejó de percibir este sector se “constituye en un apoyo importante por parte de la banca para las familias y empresas del país durante la crisis sanitaria por el coronavirus COVID-19”.

De acuerdo con una evaluación efectuada para este medio, el ejecutivo dijo que el sistema financiero en su conjunto ha finalizado la gestión 2020 con resultados que muestran una baja del 60% con respecto a las utilidades de 2019, debido a la pandemia.

Pero que este resultado no refleja todos los efectos de la crisis sanitaria por el COVID-19, debido a que gran parte de los ingresos financieros se encuentran diferidos a largo plazo y que no han resido efectivamente recibidos, por lo que se debe esperar para su recuperación, con “un alto grado de incertidumbre”.

BANCOS. Las utilidades de este sector bajaron 60% en 2020. ÁLVARO VALERO

DIFERIMIENTO. En enero de este año, la entidades financieras advirtieron el “riesgo de una crisis” por un nuevo diferimiento de créditos que había anunciado el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas para todos los prestatarios, luego de que el sector transporte llevara adelante paros y bloqueos durante varios días.

Asimismo, tras aplicarse un periodo de gracia sin pago de interés para quienes reprogramen o refinancien su crédito, Asoban consideró que la citada determinación precautelaba la estabilidad del sistema financiero, condición clave para garantizar también la estabilidad de la economía nacional, afectada por una recesión económica como consecuencia de la pandemia.

No obstante, a la fecha, una de las principales consecuencias del citado diferimiento y posterior periodo de gracia “es el deterioro en la moral de pagos de los prestatarios, se observa que la cartera vigente reprogramada se ha incrementado, alcanzando a $us 1.784 millones, con un crecimiento de 119% entre marzo 2020 y marzo 2021”, aseguró Villalobos.

Respecto a la cartera en mora, tras el proceso de diferimiento de créditos, a marzo de 2021 alcanzó a $us 466 millones, mostrando una disminución de 11,9% con relación a 2020.

Este resultado se enmarca en un contexto en el que se difirieron cuotas por 10 meses la pasada gestión, y se amplió con un periodo de gracia hasta junio de 2021 para créditos reprogramados y refinanciados, sin afectar la calificación de los clientes. “Consecuentemente, el índice de mora se situó en 1,86%, manteniéndose en niveles bajos”, dijo.

El secretario ejecutivo de Asoban también destacó que las utilidades del sistema bancario nacional, a marzo de 2021, alcanzaron a $us 25 millones, registrándose una caída de 60% en los últimos 12 meses, manteniendo una tendencia observada al finalizar 2020. “Consecuentemente, la rentabilidad de las entidades financieras (privadas) se ha reducido, situándose en torno a 4%”, es decir, 6 puntos porcentuales por debajo del nivel registrado en marzo de 2020.

Consultado sobre la capacidad financiera del sector de la banca privada del país, Villalobos relievó que al 31 de marzo de 2021 “la liquidez total del sistema bancario registró un crecimiento de $us 544 millones, que equivalen a un aumento de 6,8% con respecto a 12 meses atrás”.

Sin embargo, insistió en que el principal efecto de las medidas adoptadas por el Gobierno se observa sobre el flujo de las entidades financieras, “el sistema bancario no ha recibido los recursos por concepto de pago de cuotas que son necesarias para dar continuidad a la expansión de la cartera, principalmente a través de recuperar el capital que ha sido colocado”, sostuvo.

DESAFÍOS. El 14 de abril pasado, Ronald Gutiérrez, gerente general del Banco Ganadero, fue nombrado presidente de Asoban para el periodo 2021-2022, luego de llevarse adelante una elección de la nueva directiva de esta asociación de entidades financieras. Este alto ejecutivo reemplaza en el cargo a Kurt Koenigsfest, quien falleció en febrero afectado por la pandemia del COVID-19.

Entre los desafíos que deberá enfrentar esta directiva de la banca privada, se encuentra el relacionamiento con las autoridades del Gobierno nacional.

“Nuestra organización gremial se caracteriza por la búsqueda constante de diálogo, expresando las posiciones desde un punto de vista netamente técnico, acercamiento que lleva al aporte de soluciones, aproximaciones que deben resultar en los debidos consensos en cuanto a la determinación de la política sectorial”, dijo Villalobos.

En consecuencia, la misión es “lograr la construcción de una relación pública y privada que permita abordar las diferentes tareas que garanticen mantener la solidez del sistema financiero, precautelando el ahorro del público a tiempo de aportar al desarrollo económico y social de nuestro país”, concluyó el ejecutivo. 

DEPÓSITOS. En el primer trimestre del año subieron 7,8%. FOTOS ARCHIVO LA RAZÓN

 En 2021 suben los ahorros en la banca

Las empresas y la población han incrementado sus ahorros en las entidades financieras, en un contexto de menor gasto e inversión, afirmó el secretario ejecutivo de la Asociación de Bancos Privados (Asoban), Nelson Villalobos.

La afirmación del ejecutivo surgió al efectuar un balance del sector, al 31 de marzo de 2021, señalando que la cartera del sistema bancario alcanzó a $us 25.000 millones, registrando un crecimiento de 3,4% a doce meses atrás. Un comportamiento que se explica básicamente por el aumento de la cartera empresarial, pyme y de vivienda de interés social; en tanto, los créditos a los sectores microcrédito, consumo y vivienda (sin vivienda social) registraron reducido crecimiento e incluso leves retrocesos.

Este resultado se enmarca en un contexto de menor crecimiento de la cartera que se observa desde hace varios años —dijo—, el que se ha acentuado en un contexto de pandemia que ha contraído varias actividades con efectos tanto en la colocación de operaciones, como en la postergación de proyectos en otros casos.

De igual manera, a marzo pasado, los depósitos alcanzaron a $us 28.301 millones, con un crecimiento de 7,8% en relación a similar periodo de 2020. “El dinamismo de los depósitos está siendo impulsado por los distintos tipos (caja de ahorro, vista y DPF), mostrando así que tanto empresas como personas han incrementado su ahorro en un contexto de menor gasto y menor inversión en determinadas actividades”, destacó Villalobos.

DIFERIMIENTO. Según Asoban, la medida deterioró la moral de pagos de los prestatarios. FOTOS ARCHIVO LA RAZÓN

CRECIMIENTO. La banca privada proyecta que en la presente gestión no se registrarán mayores tasas de crecimiento, en cuanto a cartera y depósitos, tras conocer la previsión del presidente Luis Arce, sobre un crecimiento de 4,4% del país en 2021, con perspectivas “esperanzadoras”.

“Las proyecciones de crecimiento anunciadas tanto por el Gobierno como por los organismos internacionales son factibles considerando el deterioro y la paralización de las actividades económicas de 2020 por la crisis sanitaria; a esto se suma la necesidad de implementar medidas que tiendan a la recuperación de la economía más allá de lo señalado, la coyuntura sanitaria y económica nos enfrentan a grandes desafíos para recuperar los niveles de crecimiento en términos absolutos a los registrados en 2019”, dijo.

Complementó que en el caso del sector bancario, debido a las tareas que se vienen desarrollando para implementar las medidas de reprogramación y refinanciamiento de la cartera, la valoración de riesgo de los distintos sectores de la economía, la política de diferimiento hasta diciembre de 2020, la necesidad de precautelar el ahorro del público, entre otras determinantes, “no se estiman mayores tasas de crecimiento, en cuanto a cartera y depósitos, de las que se han venido registrando en los últimos seis meses”.  

Comparte y opina:

Banco Ganadero habilita pago de app favoritas

SEGURO. El cliente cuenta con protección y respaldo ‘indemnizatorio’.

Para clientes que usan servicios digitales.

Por Marco A. Ibañez

/ 16 de mayo de 2021 / 18:20

EMPRESA

El Banco Ganadero habilitó el seguro de protección para operaciones con tarjeta de débito o de crédito, que permite al usuario realizar compras por internet de manera rápida y segura, sabiendo que ante cualquier inconveniencia, la entidad brindará soluciones.

Con este servicio, los “tarjetahabientes” de la entidad financiera que usan frecuentemente cuentas en Pedidos Ya, Spotify, Disney Channel, Netflix, Uber, pueden realizar los pagos directamente desde su celular. Además, durante el mes, pueden alcanzar hasta $us 100 en cancelaciones.

SEGURO. “Las apps de entretenimiento ya son parte de nuestras vidas, aún más durante este tiempo de pandemia donde se potenció lo digital. El tarjetahabiente del Banco Ganadero que obtiene este seguro de protección cuenta con un respaldo indemnizatorio ante los riesgos de interrupciones, pérdidas, clonaciones, asaltos o cualquier situación de riesgo a la que está expuesta toda transacción”, explicó el gerente de marketing de esta entidad, Edgardo Cuéllar.

Los clientes del Banco Ganadero que cuentan con una tarjeta de débito y de crédito pueden realizar transacciones financieras las 24 horas del día y los 365 días del año, accediendo a sus ingresos sin la necesidad de hacer filas.

Además de los 112 cajeros existentes, el Banco Ganadero cuenta con 25 autoservicios para realizar operaciones financieras sin bajarse de un vehículo, 14 Kiosko Smart que incluyen la transacción de depósitos bancarios y 79 sucursales y oficinas externas distribuidas en todo el país. Así también, el Banco cuenta con la app GanaMóvil y la plataforma web GanaNet para realizar transacciones financieras.

Comparte y opina:

PABLO GUARDIA: La ‘incobrabilidad’ en Tigo llegó al 80% el pasado año

El pasado año, las telefónicas que operan en el país fueron ‘muy afectadas’ por la crisis ocasionada por la pandemia del COVID-19. El índice de ‘incobrabilidad’ llegó hasta el 80%, comenta el Gerente General de Tigo Bolivia, compañía que continúa apostando a la eficiencia.

Por Marco A. Ibañez

/ 16 de mayo de 2021 / 17:54

ENTREVISTA

Frente a la crisis económica, Tigo determinó invertir en recursos humanos y técnicos para mantener a la población boliviana conectada a la distancia, logrando ampliar la capacidad de tráfico de internet hasta 70%. Según el gerente general Pablo Guardia, estas acciones ubicaron a la compañía con la ‘Mejor Reputación’ en el sector de telecomunicaciones en Bolivia.

—¿Desde Tigo, cómo se enfrentó la crisis del pasado año?

—En 2020, telecomunicaciones fue un sector muy golpeado y en lo que va del año 2021 parece que el esquema continúa. En nuestro caso, fue un año en el que invertimos recursos humanos y técnicos para mantener a los bolivianos conectados a la distancia. Ampliamos la capacidad de tráfico de internet hasta un 70%, es decir, tuvimos que incurrir en mayores costos para brindar nuestros servicios y mantener las tarifas para el usuario final. En el sector de telecomunicaciones, nos adaptamos al cambio de hábitos en el consumo de los usuarios, lo que se tradujo en un menor uso de telefonía móvil y una reducción de ingresos en los segmentos de pre y pospago. Además, la permanencia de las familias en sus hogares generó un incremento en la demanda de tráfico. En el caso de Tigo, se duplicó el uso de datos en las casas requiriendo inversiones en más enlaces internacionales, mayor uso de video para clases, mayor uso de teletrabajo, el ocio se volcó a plataformas de streaming de video y todo requiriendo inversión constante en equipos y trabajo constante de nuestro personal. A raíz del COVID-19 y sus efectos como la caída del empleo y cierre de negocios, provocaron una contracción en los ingresos de las operadoras. Además, las cobranzas se vieron afectadas en gran medida: el índice de incobrabilidad llegó hasta el 80%. Y en lo que va de 2021, continuamos en un esquema muy similar.

—¿Qué factores fueron clave para enfrentar la crisis?

—Nuestra ‘Sangre Tigo’, la capacidad técnica y de resiliencia de nuestro equipo, fue lo que nos ayudó a salir adelante durante la cuarentena. Pensando en nuestros casi 2.700 colaboradores, desarrollamos programas virtuales de bienestar y motivación para potenciar la conexión interna. Una gran manera de que los jefes estén cerca de sus equipos de trabajo y puedan apoyarlos en el día a día. Pese a las circunstancias, mantuvimos un soporte técnico estable, ampliamos nuestras radiobases para alcanzar a nuevas comunidades con nuestra oferta de servicios, ejecutamos planes de responsabilidad corporativa bajo el lema ‘Tigo presente en la educación virtual de Bolivia’ que han beneficiado a 390.00 personas con educación en línea para estudiantes y maestros; así como el fortalecimiento de la participación femenina en la economía digital.

—¿Ese accionar fue reconocido por el Ranking Merco 2020?

—Tigo se mantiene como la compañía con ‘Mejor Reputación’ en el sector de telecomunicaciones en Bolivia, según este ranking. Así también, nos mantenemos en el Top 5 de las empresas mejor reconocidas por su responsabilidad social empresarial.

—Ser líderes en el sector de telecomunicaciones, ¿qué implica para Tigo?

—El liderazgo alienta, pero también compromete. Estamos conscientes de que mantenerse en un sitial de preferencia en la mente de la población demanda aún más esfuerzo. No basta solo con brindar un servicio, sino que nuestro personal debe de hacerlo de una manera aún más eficiente, solucionando las dificultades y extremando esfuerzos para brindar un soporte técnico rápido, eficaz y con mejoras continuas.

—¿Cuáles son los retos de la empresa para este 2021?

—Conectar personas, mejorar sus vidas y desarrollar comunidades, sigue siendo nuestro hilo conductor en este 2021, seguimos creciendo con miles de kilómetros de fibra óptica y próximamente nuevos 200 lugares serán parte de nuestra cobertura móvil. De igual manera, aumentamos presencia en zonas clave del área rural y recientemente hemos lanzado nuevas radiobases para el servicio móvil en Yacuiba, La Asunta, Villa Alcalá, San Miguel de los Junos, Huacareta, Portachuelo, Concepción, San Jacinto, Arque, Patacamaya, conectando a nuevos usuarios de Cochabamba, Tarija, Santa Cruz, La Paz y Sucre. Tigo mantendrá también sus programas más importantes de RC sumando más comunidades y reduciendo la brecha digital en el país. A partir de abril empezó una nueva versión de ‘Maestros Conectados’, un exitoso programa de educación, que ha sido replicado en otras operaciones de la región. Además, a partir de este año y hasta 2024, tenemos los derechos de transmisión del fútbol profesional boliviano; un logro sin precedentes que celebramos en el marco de nuestro constante apoyo al deporte boliviano, desde nuestros tres canales Tigo Sports.

—En materia de inversiones para mejorar cobertura, nuevas redes o 5G, ¿cuáles son las previsiones?

—Nuestras inversiones se enfocan en la ampliación constante de nuestra cobertura en Internet fijo ilimitado y en el próximo lanzamiento de al menos 200 nuevas radiobases en todo el país.

PERFIL

Nombre: Pablo Guardia Vásquez

Cargo: Gerente General de Tigo Bolivia

EMPRESARIO

Con 20 años en el sector de telecomunicaciones, hace una década dirige las operaciones de Tigo Bolivia. Recibió el Premio a la Excelencia América Economía (2014), así como el Premio Merco al Empresario con Mejor Reputación en Bolivia. Es administrador de empresas con especializaciones en negocios internacionales en London Business School y el Digital Leaders en INCAE Costa Rica, además del IT Business Value en la Universidad Adolfo Ibáñez de Chile.

Comparte y opina:

Identifican 14 alimentos como base para la reactivación

Inversión. Son productos con alto potencial productivo y de generación de empleo

AGROALIMENTOS. El sector requiere inversiones para su desarrollo productivo.

Por Marco A. Ibañez

/ 10 de mayo de 2021 / 00:29

Economía

Tras el impacto del COVID-19, 14 productos del sector agroalimentario pueden ser la “punta de lanza” para la recuperación socioeconómica del país. El desarrollo de este grupo de alimentos generará divisas y empleo, pero requiere inversión.

Se trata de la castaña beneficiada, arroz en grano, azúcar y alcohol, leche fresca y procesada, maíz, café en grano y procesado, maní, aceite comestible, cacao y chocolate, harina de maíz, frejol, quinua, carne bovina y avícola.

Estos 14 productos fueron identificados en el “Mapeo de oportunidades de inversión privada en el sector agroalimentario para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”. Un estudio elaborado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Bolivia.

“El sector agroalimentario puede ser la punta de lanza para la recuperación socioeconómica, eso desde un punto de vista de soberanía o seguridad alimentaria pero también desde un punto de vista de generación de divisas y de generar un modelo de exportación y de sustitución de importaciones que le permita al país — por lo menos en este sector— recuperarse mucho más rápido de lo que se podrían recuperar otros sectores como el turismo o servicios”, anunció a LA RAZÓN el representante Residente Adjunto del PNUD, Dennis Funes.

Son 14 oportunidades de inversión para productos agrícolas industriales, que no solo tienen potencial para generar un retorno económico o financiero para toda la cadena productiva, sino también a nivel social y ambiental.

El mapeo de productos incluye fichas de inversión de acuerdo con la metodología SDG Impact, que permite mostrar el panorama en el que se desenvuelven y presenta su alineamiento con los ODS a través de indicadores.

La castaña beneficia a miles de productores locales. VÍCTOR GUTIERREZ

OPORTUNIDADES. Estas fichas contienen indicadores de retorno económico, es decir, los años en los que se puede recuperar la inversión, así como “el crecimiento anual que podría tener en términos económicos cada uno de estos productos”, sostuvo Funes.

También analiza cuáles son los posibles riesgos sociales y ambientales, debido al uso de químicos con la expansión de la frontera agrícola, deforestación, uso excesivo de agua o energía.

Y cómo mejorar la productividad bajo prácticas sostenibles, es decir, a través del uso eficiente del recurso hídrico, eficiencia energética, sin expandir áreas se busca elevar el rendimiento de cada producto cultivado por hectárea con tecnología y eficiencia.

Además, en estas fichas de inversión se incorpora un componente social, relacionado con el potencial de generación de empleos directos e indirectos que lleguen a los pequeños productores, es decir, se busca “transformar la realidad de la población que todavía vive en situación de pobreza o que se encuentra en una línea de vulnerabilidad de recaída a la pobreza”, dijo el representante del organismo internacional.

“Creemos que a través del sector agroalimentario y de estas 14 oportunidades que se han identificado se podrían generar mecanismos de resiliencia, de recuperación, que hagan que estas familias no retrocedan y que más bien avancen, que resistan la crisis y puedan seguir adelante en el desarrollo humano que han tenido los últimos años”, destacó.

El mapeo de productos elaborado por el PNUD establece entre sus conclusiones que el avance del sector agroalimentario en el país proviene de las inversiones realizadas, las cuales tuvieron una maduración por varios años y que pese a ello, en el corto plazo, la inversión en la industria de alimentos está compuesta solo por el 57% de los empresarios.

El restante porcentaje (43%) alega los problemas de inseguridad jurídica y el trámite tributario inmerso en una inversión.

Los recursos están concentrados en: mejoramiento de procesos, automatización de operaciones, mejoramiento de infraestructura, licencias y patentes y demás elementos de tecnología.

El financiamiento de la inversión es otra variable clave que considera el PNUD para el desarrollo del sector, debido a que solo el 2% de las empresas acude a formas innovadoras para sus inversiones que no sean la opción tradicional de financiamiento bancario, detalla el documento.

Un tercio de las empresas utiliza su capital propio, es decir, asume el riesgo, muy poco común en industrias alimentarias sensibles a la pérdida del producto.

Se puede acceder al mapeo de inversión en el siguiente link: https://www.bo.undp.org/

El sector agroalimentario requiere $us 300 MM de inversión

 Según evaluación del representante Residente Adjunto del PNUD en Bolivia, Dennis Funes, el sector de agroalimentos requiere a corto plazo una “inyección” de capital de al menos $us 300 millones para que pueda crecer y convertirse en la “punta de lanza” de otros rubros productivos.

“Idealmente un flujo de $us 500 o 1.000 millones sería lo ideal, pero sabemos que hay que repartir los pocos recursos entre muchos sectores y más o menos unos $us 300 millones creemos que es conveniente para poder iniciar todo este proceso de transformación del sector”, aseguró a este medio.

Con esa perspectiva, el mapeo de oportunidades de inversión privada en el sector agroalimentario —dijo— puede constituirse en una herramienta para cuantificar oportunidades para 14 productos que se pueden “canalizar” con estos recursos.

Con el objetivo de generar fuentes de financimiento, el PNUD impulsa un trabajo conjunto con actores clave del sector como la Bolsa Boliviana de Valores (BBV), banca privada y pública a fin de que puedan emitir instrumentos de deuda que estén alineadas para generar impactos positivos en el desarrollo sostenible.

“Estoy hablando de emisión de bonos, que ahora pueden ser catalogados de sociales o de impacto positivo en temas verdes o ambientales que permita que el flujo de financiamiento esté mejor dirigido a este tipo de inversiones de triple impacto no solo económico sino además social y ambiental”, argumentó Funes.

Para ello, se requiere de una normativa con incentivos, razón por la cual el organismo inició conversaciones con la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (Asfi) para la generación de mecanismos de financiamiento.

En el país cultivan diferentes variedades maní con

Una norma “que tenga toda esta teoría del cambio, que tenga toda una trazabilidad de los impactos con líneas de base muy claras y con metas estratégicas que le apunten en una manera muy coherente a las prioridades que tiene el Gobierno a lo que se ha establecido en el nuevo Plan de Desarrollo Económico y Social, la Agenda del Bicentenario, la Agenda de 2025 y de esta forma entonces se pueda alinear todo el flujo de financiamiento tanto de la inversión pública como la privada hacia un objetivo común, la reactivación económica tra el impacto de COVID- 19”, detalló el representante.

PLAZOS. La mesa de finanzas sostenibles, integrada por actores públicos y privados del ecosistema financiero nacional, es el escenario donde el organismo impulsa la aplicación de nuevos instrumentos de financiamiento. Una instancia que es integrada por la Bolsa Boliviana de Valores (BBV), Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban), el Banco de Desarrollo Productivo (BDP), las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), entre otras.

Se estima que los resultados de ese trabajo se conozcan en un plazo de al menos cuatro meses.

“Nosotros esperamos que a corto plazo se pueda emitir este tipo de instrumentos de financiamiento que busca impulsar proyectos de desarrollo sostenible, estamos hablando de unos tres o cuatro meses para que se puedan generar estos flujos”, concluyó el representante del PNUD.

PRODUCTOS CON POTENCIAL

CASTAÑA Inversiones sostenibles en el beneficiado y comercialización que pueden mejorar la economía de este sector.

ARROZ Inversiones en cultivos tendrán un impacto positivo porque aumentaría los ingresos, especialmente de los pequeños productores.

QUINUA Las inversiones en cultivos tienen muchos requerimientos de sistema y tecnología de producción.

CARNE DE RES Inversión en reproductores y material genético, también para la venta de carnes con hueso y animales vivos para faena.

AVÍCOLA En mejoramiento productivo y la cadena de produccción requiere inversión.

  

Comparte y opina:

Unilever se suma al ‘Hecho en Bolivia’

OFERTA. Es una aliada ‘imprescindible’ de los hogares bolivianos

Oferta de productos Unilever.

/ 9 de mayo de 2021 / 23:17

Unilever se sumó al relanzamiento del sello “Hecho en Bolivia” con todo su portafolio de productos especializados en limpieza de superficies, cuidado personal y cuidado de la ropa, que se han convertido en artículos de primera necesidad para las familias bolivianas.

“Unilever cuenta con todos los productos que se han convertido en aliados imprescindibles de los hogares para reducir el riesgo de contagio (pandemia COVID-19) por contacto con superficies infectadas y nuestra presencia en la feria fue además para resaltar que todos ellos son hechos orgullosamente en Bolivia”, destacó el gerente general de Unilever en Bolivia, Fernando Ciarroca.

La compañía tiene un rol trascendental en la lucha contra la pandemia desde diversos flancos. Sus productos resguardan a las familias bolivianas, ha protegido las fuentes de empleo que provee en el país y ha realizado importantes donaciones de los artículos necesarios para la limpieza y cuidado de las familias, dijo.

Desde hace más de 25 años, Unilever es fabricante en Bolivia de la mayoría de sus productos, entre los que destacan detergentes como OMO, los limpiadores OLA, los shampoo de la línea Sedal, los sanitizadores LIZ, entre otras marcas prestigiosas. “Llegamos a nuestros consumidores a través de varios canales de distribución, con el fin de cuidar y proteger a las familias bolivianas”, añadió Ciarroca.

La empresa se dedica a la producción, importación, exportación y distribución de productos de consumo masivo.

Comparte y opina:

Últimas Noticias