Nacional

sábado 5 dic 2020 | Actualizado a 21:51

El Celag revela en un libro el ‘imperialismo recargado’ de Trump en América Latina

Tiene un capítulo específico sobre Bolivia, un país, señala el documento, donde la presencia de Estados Unidos tiene larga data y se expresa, sobre todo, en la terciarización de la asistencia para el desarrollo a través de fundaciones y ONG.

/ 21 de octubre de 2020 / 14:42

Trumperialismo: La guerra permanente contra América Latina es el libro colectivo del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag) que revela el “imperialismo recargado” del polémico presidente estadounidense en su política aplicada en la región. Un documento que tiene un capítulo específico sobre Bolivia y su relación con Estados Unidos.

El documento fue coordinado por Silvina Romano y tiene como autores a Aníbal García, Tamara Lajtman, Arantxa Tirado, Bartolomé Pasquet y Félix Caballero. Este miércoles a las 18.00 (hora boliviana) será su presentación virtual, con la participación de Romano y otros consejeros e investigadores, a través de las plataformas que tiene el Celag.

“El libro muestra el alcance y la complejidad del gobierno de Trump en sus relaciones con América Latina. Es algo mucho más serio y preocupante que sus frases provocativas, que tratarnos como ‘países de mierda’ o reafirmar la Doctrina Monroe a nivel continental. Tiene implicancias en el devenir político y económico de la región”, señala una nota de prensa enviada a La Razón Digital.  

Indica que los ejemplos más claros de esto es la participación de agencias estadounidenses en el juicio contra el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, “o el apoyo de agencias de gobierno, fundaciones y organismos internacionales (subordinados a EEUU) al gobierno de facto surgido de un golpe de Estado en Bolivia”, entre otros casos.

Cada capítulo muestra “las decisiones del gobierno de Trump con respecto a América Latina como parte de una trayectoria de instituciones y agencias estadounidenses que operan históricamente en América Latina. Los datos sobre economía, política y geopolítica expuestos en el libro, muestran importantes continuidades con gobiernos anteriores”.

“La diferencia del gobierno de Trump, es que retomó políticas que venían operando, pero las exacerbó, acompañándolas con un discurso típico de Guerra Fría, de polarización entre ‘buenos y malos’, reviviendo el anticomunismo… Por eso hablamos de un ‘imperialismo recargado’, porque no es necesariamente algo nuevo, sino una amplificación de políticas y decisiones que se vienen aplicando hace al menos dos décadas”, añade el boletín.

Sobre el capítulo de Bolivia, Romano, en un contacto con La Razón Digital, indicó que en el documento se explica cuál es la presencia de Estados Unidos en Bolivia, en términos del proceso histórico, es decir, cómo se expresa esto a través de instituciones o agencias del gobierno estadounidense, o del sector privado de ese país.

“Exponemos que esta presencia se ha dado en Bolivia de modo muy similar al de Guatemala, a través de la asistencia para el desarrollo y no solamente por la vía bilateral, desde organismos estadounidenses, sino a través de la terciarización de esta asistencia, mediante fundaciones y organismos no gubernamentales, con programas de asistencia para la democracia, el desarrollo de determinados sectores de la sociedad, temas culturales”.

La cientista política añadió que lo importante de esto es que, en algunos casos, estas entidades “pueden llegar a tener alguna influencia o injerencia en la vida política del país, es decir, en asuntos internos. Y se genera una fuerte tensión porque se supone que este no es el objetivo de la asistencia para el desarrollo y de ningún modo se permitiría el tema de injerencia política. Pero en los hechos, sucede, no solo en Bolivia, sino en otros países”.

Ante ello, los autores realizaron una red de relaciones entre ciertos sectores de la política y la prensa bolivianas “vinculadas a esta asistencia para el desarrollo, a organismos internacionales también, e incluso a corporaciones transnacionales y agencias del gobierno estadounidense”. Es por ello que este diagnóstico no solo abarca el mandato de Trump.  

“Tiene que ver con una articulación institucional. Nos centramos en la asistencia para el desarrollo, hay otro tipo de presencia, pero parece que esa es la más duradera, la que ha echado raíces con mayor eficiencia. Entonces hacemos un relato que no comienza con el golpe (de 2019), sino que es anterior y va dando ahí una serie de relaciones de trayectorias institucionales y personales que muestra, de algún modo, en términos sociológicos, eso es muy interesante, cómo opera esta presencia, pero no por imposición sino por el modo en que funciona una red institucional de larga data en el país”.

(21/10/2020)

Comparte y opina:

El Gobierno defiende reprogramación de créditos, pide a Asoban sumarse de manera sincera a esfuerzos

La medida los enfrenta. Los bancos catalogan la decisión como “inconstitucional”, el Ministerio de Economía ratifica su legalidad y les pide actitud consecuente por el bien de la población.

El ministro de Economía, Marcelo Montenegro. Foto: APG

/ 5 de diciembre de 2020 / 20:59

El Ministerio de Economía y Finanzas Públicas y la Asociación de Bancos de Bolivia (Asoban) se enfrascaron en un conflicto por el refinamiento y/o reprogramación de créditos dispuesto por el Decreto Supremo 4409. Las entidades financieras rechazaron la medida y la calificaron de “inconstitucional”, el Gobierno defendió su decisión y sostuvo que es legal.

“La Asoban expresa su desacuerdo con el Decreto Supremo 4409, que modifica la reglamentación respecto a los intereses devengados sobre el capital diferido. Esta medida vulnera lo establecido por la normativa legal sobre las relaciones y obligaciones contractuales entre privados, la seguridad jurídica y contraviene la Constitución Política del Estado, al obligar su aplicación retroactiva”, establece el comunicado difundido este sábado.

Horas después, en una nota de prensa, el ministerio dijo que rechazaba “categóricamente la sugerencia de la Asoban en el sentido de que se vulneren las normas establecidas”. Asimismo, “esta cartera de Estado reafirma su compromiso con el pueblo para salir adelante e insta a todos los actores del sector privado a sumarse a estos esfuerzos de manera sincera y con una actitud consecuente con el país”.

El Gobierno suspendió el cobro de intereses adicionales por el diferimiento de créditos y dispuso su devolución en caso de que el prestatario haya reanudado su plan de pagos, en contrapartida al decreto que había aprobado la expresidenta transitoria Jeanine Áñez. También estableció el refinanciamiento y la reprogramación de los créditos para los prestatarios que así lo soliciten.

“Nuestro decreto supremo establece los montos que se estaban computando como intereses adicionales, (los cuales) se suspenden, no se van a cobrar. Y ello porque no es correcto, (porque) hubo una mala aplicación del diferimiento. La ley fue estricta con la idea de que las cuotas, tanto capital como interés, queden congeladas y no surta ningún interés extraordinario”, explicó el jueves el ministro de Economía, Marcelo Montenegro.

(05/12/2020)

Comparte y opina:

Mamani desahucia el proyecto de PGE 2021 del gobierno de Áñez y afirma que se hacen ajustes

El presidente de la Cámara de Diputados informa que se devolvió el proyecto al Órgano Ejecutivo porque “no condice con la realidad”, y que su tratamiento es urgente.

El presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani (MAS). Foto: ABI

/ 5 de diciembre de 2020 / 08:24

El presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, del Movimiento Al Socialismo (MAS), desahució la aprobación del proyecto de Presupuesto General del Estado (PGE) 2021 que presentó el gobierno transitorio de Jeanine Áñez porque “no condice con la realidad”, y señaló que se lo devolvió al Órgano Ejecutivo para que realice los ajustes requeridos.

“El proyecto más urgente en mesa es la ley de presupuesto general que fue presentado por el anterior gobierno a la Cámara Baja. Hay muchas observaciones porque no condice con la realidad de nuestro país. Se lo devolvió al Órgano Ejecutivo y esta semana nos lo presentarán y se trabajará en la comisión respectiva, y convocaremos a sesión para su aprobación”, indicó.

Mamani culpó a las “malas acciones” del mandato de Áñez por la actual crisis económica, a lo que se sumó la paralización de las actividades económicas que provocó la pandemia del coronavirus, con las respectivas cuarentenas. “Vamos a hacer todos los ajustes necesarios porque ese proyecto de ley tiene que estar a la altura de lo que requiere el pueblo”.

A finales de octubre, el anterior ministro de Economía, Branko Marinkovic, dijo que el proyecto de presupuesto consolidado para el siguiente año es de Bs 216.5501 millones, mientras que el agregado llega a Bs 283.032 millones, destacando que se destina el 10,1% de esos recursos, o sea Bs 21.835 millones, para el sector salud.

(05/12/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Áñez espera audiencia con el GIEI para presentar ‘pruebas que el Gobierno quiere ocultar’

La expresidenta publicó una carta enviada el 27 de noviembre al secretario ejecutivo del grupo de expertos, Jaime Vidal, que investiga la violencia en el país entre septiembre y diciembre de 2019.

La expresidenta interina Jeanine Áñez.

/ 5 de diciembre de 2020 / 07:58

La expresidente interina Jeanine Áñez reveló una carta dirigida al secretario ejecutivo del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), Jaime Vidal, fechada el 27 de noviembre en Santa Cruz, en la cual pide una audiencia para explicar su versión de la crisis de 2019 y “presentar todas las pruebas que el actual gobierno quiere ocultar”.

“Estoy a la espera de que CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos) y la GIEI me reciban para escuchar mi aporte a la investigación sobre la violencia y los DDHH que están realizando en nuestro país. Esa investigación debe ser imparcial y espero ser escuchada” (sic), escribió en Twitter la exmandataria que se confinó en el Beni desde el sábado 7 de noviembre.

Los cinco expertos del GIEI llegaron a Bolivia el lunes 23 de noviembre para investigar los hechos de violencia y la violación de derechos humanos entre septiembre y diciembre del año pasado. Se anunció que se entrevistarán con todas las personas que quieran dar su testimonio sobre los acontecimientos de entonces, y hablarán con (ex)autoridades y organizaciones.

“Es imprescindible que el Grupo Internacional de Expertos Independientes, me reciba en audiencia para exponer y presentar todas las pruebas que el actual gobierno quiere ocultar y que no sea de conocimiento de los Expertos. En apego a mis derechos humanos consagrado en el Pacto de San José de Costa Rica, a que todos somos iguales ante la ley, a la no discriminación y a ser oída con las debidas garantías, es que realizó la presente solicitud” (sic), dice una parte de la misiva que Áñez publicó en las redes sociales.

La CIDH conformó el GIEI, grupo que tiene autonomía plena. La Comisión presentó en noviembre del año pasado, cuando Áñez ya era presidenta, un informe en el cual identificó graves violaciones a los derechos humanos y dos “masacres”, en Sacaba y Senkata, donde fallecieron dos decenas de personas por operativos conjuntos de militares y policías.

El gobierno de Áñez objetó el documento y acordó, en diciembre de 2019, la llegada del GIEI al país. No obstante, según el secretario ejecutivo de la CIDH de entonces, Paulo Abrao, en entrevista con La Razón, Áñez puso trabas a la instalación del grupo, lo que recién pudo efectivizarse en el gobierno de Luis Arce. La defensora del Pueblo, Nadia Cruz, denunció también esto.

(05/12/2020)

Comparte y opina:

Alianzas en el limbo y a contrarreloj, este sábado se cierran las inscripciones

En La Paz, la alianza Unidos anunció su conformación para la postulación del médico Luis Larrea a la Alcaldía. Partidos y agrupaciones ciudadanas siguen en arduas negociaciones.

La votación en las elecciones del 18 de octubre. Foto: APG

/ 5 de diciembre de 2020 / 07:25

Este sábado se cierran las inscripciones de alianzas políticas ante los nueve Tribunales Electorales Departamentales (TED) con miras a los comicios subnacionales de marzo de 2021. Sin embargo, hasta el viernes no había claridad en el tema y partidos y agrupaciones ciudadanas nacionales y regionales continuaban en negociaciones de último momento.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) fijó para este sábado 5 de diciembre el plazo, además de que esta semana también comenzó el empadronamiento masivo de nuevos votantes y ciudadanos que cambiaron de domicilio, lo que se extenderá hasta el 17 de diciembre, con la atención en los centros de registro durante los siete días de la semana.

Las gestiones para entablar alianzas, sobre todo de las organizaciones políticas opositoras al MAS, no rindieron frutos importantes hasta el viernes, especialmente en el eje central del país. En La Paz, el único asomo por ahora es del frente Unidos, que postulará a la Alcaldía al médico Luis Larrea, con el MNR, ADN, PDC y el expresidente Jorge Quiroga como la base de apoyo.

Tras la contundente victoria del Movimiento Al Socialismo (MAS) en las elecciones nacionales de octubre, que llevó a la presidencia a Luis Arce, el alcalde de La Paz, Luis Revilla (Sol.bo), planteó entonces la unidad de los opositores a esta tienda política, sobre todo en las ciudades capitales, para entablar los comicios del domingo 7 de marzo de 2021.

De acuerdo con el cronograma del TSE, el 7 de diciembre comienzan las actividades de difusión de propaganda electoral en actos de campaña, mientras la inscripción de candidatos a las gobernaciones y las alcaldías se realizará entre el 18 y 19 de diciembre, y ese día comenzará igualmente la difusión de estudios de opinión e intención de voto en materia electoral.  

(05/12/2020)

Comparte y opina:

Morales pide a la Policía devolución de objetos robados de su domicilio en Achumani

En carta al comandante Aguilera, denuncia que uniformados le sustrajeron obsequios de jefes de Estado y piezas de “valor histórico y sentimental”.

El expresidente Evo Morales, cuando retornó al país en noviembre. Foto: AFP

/ 5 de diciembre de 2020 / 00:59

Mediante una carta enviada al comandante general interino de la Policía, coronel Jhonny Aguilera, el expresidente Evo Morales solicitó que le ayude con la devolución de los objetos que le fueron sustraídos por uniformados de su vivienda en la zona de Achumani, en La Paz, el 10 de diciembre del año pasado.

“La casa de mi hermana Esther fue quemada y mi casa de Cochabamba fue saqueada. En ambos casos, grupos paramilitares entrenados con mucha anticipación y financiados se ensañaron y atacaron esos domicilios. Sin embargo, el 10 de diciembre de 2019, producto de la persecución política, personal de la Fiscalía y de la Policía allanaron el domicilio que tenía en anticrético en el barrio de Achumani de la ciudad de La Paz. Es decir, no fueron paramilitares encapuchados que actúan bajo el amparo del anonimato, sino autoridades claramente identificables”.

En la misiva fechada ayer, añade que el lugar “fue precintado y se designó a personal de la Policía para, supuestamente, custodiarlo. En lugar de hacer eso, esas personas hicieron exactamente lo mismo que los grupos irregulares: destruyeron la propiedad, saquearon y robaron todo lo que estaba a su alcance”, señala Morales.

Aparte de los daños materiales, continúa el exmandatario, se sustrajeron objetos como obsequios de jefes de Estado y piezas de “valor histórico y sentimental”, entre otras. “Debido a que es extremadamente fácil determinar quiénes sustrajeron esos objetos y al ser miembros de la Policía Boliviana solicito a Ud. garantizar la devolución de todas esas cosas. Eso servirá para diferenciar a los buenos policías —que son la mayoría— de quienes utilizan el uniforme verde olivo para beneficio personal”.

Morales publicó en su cuenta de Twitter las copias de la carta de dos páginas, en la que añade que “el pueblo boliviano es testigo de que antes y durante el golpe de Estado perpetrado el 10 de noviembre de 2019, se desató una ola de violencia y persecución política que tuvo como objetivo el amedrentamiento y el escarmiento de autoridades de gobierno y de la Asamblea Legislativa pertenecientes al MAS-IPSP”.

El líder cocalero renunció a la presidencia el 10 de noviembre del año pasado, agobiado por las protestas cívicas, un motín policial, la presión de las Fuerzas Armadas para que presente su dimisión y un polémico informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) que alimentó el discurso del fraude en los comicios del 20 de octubre, en los que Morales ganó sin necesidad de ir a una segunda vuelta con el candidato Carlos Mesa (CC).

(05/12/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Últimas Noticias