Nacional

Wednesday 7 Dec 2022 | Actualizado a 15:07 PM

Mesa amenaza con no asistir a la posesión y Arce dice que el cambio de dos tercios es legal

Fueron modificados 11 artículos, nueve de procedimiento y dos que se pueden considerar de fondo: designación de embajadores y ascensos de los altos jefes militares y policiales.

/ 28 de octubre de 2020 / 14:13

Antes de la posesión del presidente electo Luis Arce estalló el primer conflicto del futuro gobierno. Aprobada la modificación de 11 artículos del reglamento de debates de la Cámara de Senadores, que cambia la exigencia de aprobación por dos tercios a mayoría absoluta, Carlos Mesa anunció que su bancada no asistirá a la transmisión de mando del 8 de noviembre.

El líder de Comunidad Ciudadana (CC) exigió que el MAS revierta dichos ajustes. En tanto, luego de recibir su credencial la mañana de este miércoles, el mandatario electo señaló que tiene entendido que las referidas modificaciones están en el marco de la legalidad.

Mesa, aparte de ensombrecer la posesión de Arce y David Choquehuanca, afirmó que si el Movimiento Al Socialismo (MAS) no retrocede en los cambios CC presentará una acción constitucional contra las modificaciones.

“La información que nosotros tenemos es que claramente lo que ha hecho nuestra Asamblea es mantener toda la legalidad; hay muchas leyes que se van aprobar por dos tercios; eso lo establece la normativa. Así que no debe haber ninguna preocupación por esto”, destacó Arce.

La sustitución de los dos tercios por la mayoría absoluta de los senadores presentes toca nueve cuestiones de procedimiento y dos de fondo.

La presidenta del órgano legislativo, Eva Copa, explicó que “se han cambiado algunos artículos por el tema administrativo, eso es lo que tienen que entender. Estamos haciendo de que el tema administrativo sea más liviano, y que puedan ellos (los nuevos asambleístas) contar con el quorum correspondiente para poder agilizar los temas, es lo único que se está haciendo”.

La senadora del MAS, además, reveló que estas modificaciones fueron consensuadas en marzo con las bancadas de Unidad Demócrata (UD) y el Partido Demócrata Cristiano (PDC).

En vista a la futura Asamblea Legislativa, en que el MAS no tendrá los dos tercios de votos en ambas cámaras sino solo mayoría absoluta, Copa insistió en que de todos modos el oficialismo tendrá que “sentarse” con las dos fuerzas opositoras (CC y Creemos) “para poder consensuar y llegar a acuerdos en leyes que vengan del Ejecutivo, como lo hemos hecho siempre”.

La resolución aprobada la noche del martes en el Senado señala: “Artículo único. Se modifican los artículos 12, 53, 81, 94, 107, 109, 111, 167, 168, 169 y la disposición final segunda del reglamento general de la Cámara de Senadores, debiendo reemplazarse ‘dos tercios’, por ‘mayoría absoluta’”.

A continuación, el detalle de los referidos artículos:

Artículo 12. Se trata del procedimiento para impugnar la elección de un senador o senadora. Tras escuchar los informes correspondientes, es la Cámara que decide “por dos tercios de votos sobre la remisión o no del caso al Órgano Electoral Plurinacional”.

Artículo 53. Formación de Comisiones especiales, para cuya creación se dispone dos tercios de la Cámara. Esta comisiones se crean “para el tratamiento de asuntos cuyo carácter requieran tramitación extraordinaria”.

Artículo 81. Modificación del orden del día. Un senador, con el apoyo de otros dos, puede solicitar cambiar la agenda de la sesión, lo cual debe ser aprobado por dos tercios.

Artículo 94. La determinación de si una sesión es por tiempo y materia (hasta concluir el tema propuesto); se decide por dos tercios a sugerencia de un senador con el apoyo de otros dos legisladores.

Artículo 107. Se refiere a la “moción de dispensación de trámite y voto de urgencia”, cuando se exime del trámite normal “asuntos que por el carácter perentorio o de emergencia así lo requieren”. Pueden decidirlo por dos tercios de los senadores presentes, a propuesta de por lo menos dos senadores.

Artículo 109. Moción de cierre de debate, tanto para la discusión de leyes en grande y en detalle. Un senador puede proponer cerrar el debate tras “tres horas de discusión y sin que existan nuevos elementos de discusión”; lo cual se aprueba por dos tercios.

Artículo 111. Moción de modificación del orden del día; “se requiere del voto favorable de dos tercios de los senadores y senadoras presentes”.

Artículo 167. De “Honores públicos”, para cuando el senado aprueba o rechaza la concesión a personalidades del Cóndor de Los Andes en sus grados de Gran Collar, Gran Cruz o Gran Oficial. Por ahora se lo hace por dos tercios, en sesión reservada, de los senadores “presentes en sala”.

Artículo 168. Ascensos a grados máximos de las Fuerzas Armadas y Policía. Tras recibir los respectivos informes, en sesión reservada, los ascensos serán ratificados o rechazados por dos tercios “de los senadores presentes en sala”.

Artículo 169. Nombramiento de embajadores y ministros plenipotenciarios. Lo mismo, se aprueba o rechaza la propuesta del Ejecutivo en sesión reservada por dos tercios de los senadores presentes en sala.

Disposición final segunda del reglamento. Se refiere a la observancia del propio Reglamento. “la Cámara no podrá dispensarse de la observancia de este Reglamento, salvo que dos tercios de las senadoras y senadores presentes aprueben su dispensación”.

Mientras para el diputado opositor Amilcar Barral, la modificación del reglamento es una muestra de lo que se viene con la próxima Asamblea Legislativa, el senador masista Omar Aguilar destacó que con los cambios efectuados no se tocan importantes temas que desde la Constitución vienen dispuestos con dos tercios de aprobación o rechazo, como las designaciones del Defensor del Pueblo, Fiscal General, del Contralor General; la elección de los miembros del Tribunal Supremo Electoral; lo mismo sigue vigente dos tercios para la interpelación a ministros; la objeción del Procurador General del Estado; incluso la reforma parcial de la Constitución”.

Sobre que gran parte de las leyes se aprueban por mayoría en la Asamblea Legislativa, Aguilar cuestionó “¿qué es más importante, la aprobación de leyes o los ascensos de los altos jefes militares y policiales?”, en alusión a que los dos tercios daría mayor jerarquía a los ascensos que a las leyes ordinarias.

“Les pido, a los diputados y senadores de oposición, no le mientan al país; la Constitución está intacta, los temas importantes requieren dos tercios, y los cambios son de mera forma administrativa para que puedan trabajar en llano los próximos asambleístas”, finalizó Aguilar.

(28/10/2020)

Comparte y opina:

CC pedirá informe sobre el Silala al Canciller

Nacional. Un estudio determinante en el Silala fue el de las aguas subterráneas.

La definición de lo que es el Silala la deben dar los estudios, no la voluntad de cada quien.

/ 6 de diciembre de 2022 / 06:06

Comunidad Ciudadana (CC) pedirá un Informe Oral al canciller del Estado acerca de la “modificación” en que habría incurrido en 2018 la representación boliviana ante La Haya.afirmando que el Silala es un río.

La información fue brindada por el diputado de Comunidad Ciudadana (CC) Gustavo Aliaga.

En la Petición de Informe Oral (PIO) se pregunta la razón por la que en la Contramemoria se dice que es un río.

Luego de que más de cien años en que se habría dicho que solo eran unos manantiales.

La solicitud está dirigida al ministro de Relaciones Exteriores, Rogelio Mayta,

“¿Por qué en el momento del juicio, en 2018, el Gobierno modifica en la Contramemoria el punto y el corazón de la demanda: reconoce que es un río internacional?”, revela el diputado el contenido del pedido de informe.

Al respecto, el exagente de Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, Eduardo Rodríguez Veltzé, explicó al suplemento Animal Político (domingo 4 de diciembre) que en ningún momento antes de la entrega de la Contramemoria y la Contrademanda (que Bolivia presentó el 3 de septiembre de 2018), se había afirmado que el Silala era manantial que nacía y moría en Bolivia.

También puede leer: Morales cree que el ‘pacto por impunidad’ amenaza con enjuiciarlo por el caso Silala

A través de varios estudios que se hizo para responder a Chile se concluyó en que se trataba de un curso de agua transfronterizo.

En especial el estudio del Instituto Hidráulico Danés (DHI, por sus siglas en inglés).

Un hecho sustancial para sostener esto último fue el estudio de las aguas subterráneas, que se verificó iban de un país a otro.

Cuando Chile presentó su Memoria, la tenía respaldada con varios estudios que mostraban el carácter compartido del recurso. Lo que hizo Bolivia fue efectuar sus propios estudios, y solo con esto afirmó luego la naturaleza de “curso de agua internacional”.

Comparte y opina:

Juicio por el Silala, el peso de la ciencia

Desde el principio se sabía que el litigio por el Silala en buena medida era de estudios científicos.

El Silala es un manantial; sin embargo, estudios encargados por Bolivia en la causa contra Chile dieron con que también es un curso de agua transfronterizo

Por Iván Bustillos

/ 4 de diciembre de 2022 / 07:30

El punto sobre la i

En el litigio por el Silala ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, los estudios científicos y técnicos tuvieron un especial peso. Una prueba de esto es que en los alegatos orales, que se efectuaron en las primeras dos semanas de abril de 2022, hubo dos audiencias especiales, aquellas en que cada una de las partes interrogaba a los técnicos y científicos que había contratado la parte contraria, como queriendo probar la consistencia de las investigaciones del contrario y, a la vez, tratar de poner en evidencia lo que se consideraba sus debilidades.

Al principio del proceso en La Haya, que empezó en junio de 2016, con la presentación de la demanda chilena, era un punto de vista generalizado en el país que el Silala no es un río, sino manantiales que gracias a su canalización el agua se iba hacia Chile; sin canales, se decía, el agua se perdería en el entorno. Así, cuando se hablaba de estudios científicos para presentarlos a la Corte, en lo básico se pensaba en que dichas investigaciones lo único que debían hacer era demostrar que el Silala era manantial y no río. En el curso de la demanda, sin embargo, se vio que esto no podía ocurrir.

Cuando al exagente de Bolivia en La Haya por el caso Silala Eduardo Rodríguez Veltzé se le señala que fue Bolivia la que en la contrademanda “reconoció” el carácter del Silala de curso de agua internacional, en el acto reclama esto como, por lo menos, una imprecisión. Lo que pasó fue que Bolivia, por sus propios estudios, concluyó en la evidencia del curso de agua transfronterizo.

Cuando Chile presentó su solicitud de procedimiento (lo primero que entrega un país para abrir una causa en la CIJ) el 6 de junio de 2016, y luego, al año, su memoria, el 3 de julio de 2017, lo primero que quedó claro, apunta Rodríguez Veltzé, es que era un trabajo de larga preparación, “un conjunto muy grande de análisis de la zona, hidrológico, geológico, de la antigüedad del agua y otros”.

Ante tal volumen y calidad de argumento, era imperativo contar con unos propios estudios.

“Bolivia, cuando recibe esa memoria, ha trabajado, con mucho rigor, en preparar su propio entendimiento de lo que es el Silala”. O sea, si los estudios presentados por Chile señalaban, por ejemplo, que había flujos subterráneos transfronterizos, o que el flujo superficial tenía la suficiente fuerza para fluir hacia Chile por la gravedad, enfatiza el exagente, “todo eso había que comprobar para pronunciarse”, pronunciamiento que debía estar plasmado en la contramemoria que el país debía entregar un año después de entregada la memoria chilena.

Para preparar el pronunciamiento boliviano, detalla, se acudió a la “contratación de un conjunto de profesionales e instituciones que fueron aportando a la defensa de Bolivia en el Silala una cantidad de estudios”. Fue en esta circunstancia que se contrató al Instituto Hidrológico Danés (Danish Hydraulic Institute, DHI), una entidad especializada en el estudio de recursos hídricos transfronterizos.

Esto fue decisivo. Hasta ese entonces, se vio que los estudios efectuados anteriormente “eran parciales e incompletos, no se habían perforado pozos, y menos de profundidad, y menos se habían hecho exámenes sobre todo subterráneos”. Es aquí que intervino el DHI. Hay que recordar, como se informó en los alegatos orales, que el DHI hizo el estudio técnico entre febrero de 2017 y marzo de 2018.

La idea con el DHI era hacer un exhaustivo “trabajo de campo”: “Había que perforar, mandar agua a los laboratorios internacionales. Bolivia sacó como media tonelada de aguas, para saber la antigüedad de las aguas”, porque se decía que son bolsones de agua, que son aguas fósiles; se decía que es un desierto, que eso no se alimenta, cuando los registros de lluvia muestran que hay recargas sostenidas, relata el exagente.

“Entonces, a tiempo de responder (a la memoria chilena), en nuestra contramemoria Bolivia le dijo a la Corte: ‘Nuestros hallazgos, el conjunto de estudios que hemos logrado y que tenemos para responder a esta demanda, son éstos’. Así, no es apropiado decir que Bolivia respondió y reconoció” sin más, mucho menos que se “allanó” o “cedió” a la tesis de Chile.

Y he aquí otro aspecto clave del desarrollo del proceso: la coincidencia en muchos aspectos de los estudios nacionales, siempre en el lado boliviano, con los trabajos técnicos presentados por la parte chilena en el tramo chileno.

“Bolivia presentó su propio entendimiento, que era coincidente en muchos aspectos (con lo presentado por Chile)”. Calidad de las aguas en ambos lados de la frontera, profundidad de los flujos subterráneos, velocidad de estas aguas bajo tierra, entre otros, se vio que daban las mismas características. “Hay coincidencias notables”, señala el exagente.

Al respecto, el equipo de expertos de Bolivia cuando presentó a la Corte su Resumen de los hallazgos científicos de DHI con respecto a la disputa sobre el estado y uso de las aguas del Silala (Chile vs. Bolivia). Declaración escrita de DHI, el 10 de enero de 2022, señaló las coincidencias y divergencias con el documento que a su vez habían presentado los expertos por Chile.

A saber las coincidencias:

– Fuente de descarga: La principal fuente del agua superficial de los manantiales del Silala es la descarga de aguas subterráneas.

– Complejo: El Silala es un sistema de naturaleza compleja y comprende un mecanismo acoplado de aguas subterráneas y superficiales.

– Pendiente: En general, las pendientes tanto del nivel freático como del terreno son significativas. La construcción de los canales no puede haber cambiado la dirección del flujo en el agua superficial o subterránea.

– Drenaje de 1928: Las obras de drenaje de 1928 han afectado los caudales superficiales a través de la frontera y han llevado a una pérdida directa de agua por evapotranspiración y posiblemente infiltración.

– Aumento del caudal: Se está en acuerdo en que el flujo a través de la frontera ha aumentado como resultado de los drenajes artificiales y la canalización, pero en desacuerdo en la magnitud de este incremento.

– Reconocimiento de Chile: Los expertos de Chile están de acuerdo con DHI en que el simple cálculo manual del flujo de los canales presentados por ellos es insuficiente para evaluar cuantitativamente la magnitud de impacto de los canales.

A propósito, recuerda el exagente, todos estos estudios están a disposición pública, e invita a cualquiera que dude de la veracidad de los mismos a revisarlos y hasta ver en el terreno, en el Silala, la consistencia de estos trabajos.

Rodríguez Veltzé defiende, además, la “integridad” de la posición boliviana y de lo hecho y presentado a la Corte, en el sentido en que si algo debe buscar cualquier litigio judicial es llegar a la “verdad material de los hechos”; que el objeto en el proceso judicial no es empeñarse en demostrar lo que uno cree, más aún viendo que la materia en litigio es un hecho tangible, como son las aguas del Silala.

“La seriedad, la integridad, la responsabilidad yacía en actuar con lo que la realidad es, no con lo que alguien decía que era o con un imaginario”, remarca el exagente.

Pero determinar lo que realmente era el Silala era solo una parte. El otro gran hecho eran las canalizaciones que se habían hecho para captar el agua y conducirla hacia Chile. Hay que hacer notar, destaca el exagente, que Chile ni en su solicitud de procedimiento ni en su memoria habla de los canales.

Aquí vale la pena apuntar la descripción que hace el jurista de los canales, siendo alguien que estuvo allí en varias oportunidades: “Los canales no cubren la totalidad del Silala en nuestro territorio; están ahí en fracciones del curso de agua; hay canales transversales a curso de agua principal, que fueron hechos para captar el agua, hacer una suerte de ojos de agua; en unos sectores son canales anchos, en otros, angostos; y, en otro tramo, no hay canales porque el agua discurre por gravedad en un cañadón en forma de V, por varios cientos de metros; no todo está canalizado. Hay dos grandes flujos, uno del norte y otro del sur; en este último incluso hay una gradiente, que produce una caída de agua. Y, en el lado chileno hay el mismo tratamiento, captaciones, canal, tubos, etc.”

Esta constatación de los canales, pues, es el origen de la contrademanda boliviana (presentada junto con la contramemoria, el 3 de septiembre de 2018).

El razonamiento básico es, resume Rodríguez Veltzé: “Debe declararse que estos canales están en territorio sobre el cual Bolivia tiene soberanía, y, en consecuencia, Bolivia puede disponer de ellos; y si Chile quiere mantener el provecho del flujo mejorado, Bolivia y Chile deberían suscribir un acuerdo en el cual se fijen las condiciones de reconocimiento de la mejora que representan estos canales, sobre todo en la velocidad y calidad del agua”.

Es en este momento cuando surgió la diferencia entre los técnicos de ambos países: para Bolivia, quitando los canales, el flujo hacia Chile disminuiría entre 30 y 40%; y para Chile, menos de 8%.

En cualquier caso, esto planteaba la posibilidad de una negociación sobre el costo que podría implicar mantener los canales. Pero he aquí que el exagente hace una revelación, lo que, considera de suma importancia: Entregada la contrademanda, Chile respondió diciendo que “Bolivia proceda a desmantelar, y si ese desmantelamiento genera una disminución en el flujo que recibimos, Chile no va a reclamar”.

Esta posición la expresa en tres oportunidades, enfatiza Rodríguez Veltzé: “Lo dice al responder la contrademanda, en la memoria de contestación, por escrito; lo dice en las audiencias orales; y lo dice en el proyecto para iniciar una negociación en 2019”.

A tal punto, pues, llegaron las coincidencias básicas, las cuales la Corte solo recogió y sistematizó. Como se sabe, los jueces, en seis de los ocho petitorios presentados por las partes, decidió no pronunciarse, no sentenciar nada, porque vio que en el fondo ya no había litigio.

La audiencia de alegatos orales del viernes en la CIJ, en el caso Silala. Foto: CIJ

 En la actuación boliviana no hubo un ‘giro’

En el litigio que el país tiene con Chile desde junio de 2016 sobre lo que realmente es el Silala y los derechos y obligaciones que esta definición genera para ambos países, la representación boliviana no dio ningún “giro”, precisó a LA RAZÓN el exagente en este caso ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) Eduardo Rodríguez Veltzé.

El referido “giro”, viraje o cambio de argumento se refiere (como detalla el suplemento Animal Político del domingo 27) al hecho de que antes de que Bolivia presente a la CIJ su contramemoria y contrademanda (en agostoseptiembre de 2018), el argumento común que se manejaba era que las aguas del Silala son manantiales, aguas que por sí mismas, sin captación ni canalización artificial, no podrían llegar al lado chileno. Por tanto, no se trataba de un curso natural de agua compartido, de un “río”, tal como afirma Chile.

Pues bien, el exagente señaló que “en ningún momento” éste fue el argumento de Bolivia en los alegatos escritos bolivianos, tanto en su contramemoria como en la contrademanda, presentadas el 3 de septiembre de 2018, siendo éstos los primeros documentos del país ante la Corte, en respuesta a la memoria chilena.

En efecto, en la contramemoria se puede leer que “el Silala es un sistema complejo de aguas superficiales y subterráneas que atraviesan la frontera boliviano-chilena”. Pero tal caracterización de estas aguas tiene como condición imprescindible tomar en cuenta la canalización que se hizo del sistema para captar y conducir el agua hacia Chile.

“Hoy se sabe que el drenaje y canalización del Silala en Bolivia ha tenido un impacto considerable en la descarga de agua de manantial que emerge de los manantiales Silala, así como la tasa de flujo y volumen de agua que atraviesa la frontera boliviano-chilena. Al evaluar el Silala sin la presencia de la infraestructura artificial, el estudio de expertos más reciente realizado por Danish Hydraulic Institute en 2018 sugiere que los flujos superficiales disminuirían en un 30-40% por debajo de la actual tasa de flujo superficial, mientras que los flujos de agua subterránea aumentarían en un 7- 11% en comparación a lo que hoy presentan los flujos subterráneos”, destaca parte de la contramemoria.

 En relación a Chile, Bolivia es un país aguas abajo

Todas las argumentaciones que se hizo, todas las pruebas y contrapruebas presentadas, y todo el ejercicio jurídico que se llevó adelante en el caso Silala es un material de alto valor para que el país pueda encarar todos los cursos de agua pendientes con Chile, sobre todo cuando en la mayoría de los casos Bolivia es un país de aguas abajo, destaca el exagente Eduardo Rodríguez Veltzé.

“Si Bolivia examina su frontera de casi mil kilómetros con Chile y asume con responsabilidad los últimos estudios de inventario que se realizaron hace pocos años, advertirá que un altísimo porcentaje, más de 80% de los cursos de agua transfronterizos, llámense ríos, salares, bofedales, Bolivia es un país aguas abajo”.

Siendo un país aguas abajo, lo mejor es avanzar en acuerdos, asevera el exagente. “Tenemos el Lauca, el río Todos Santos, que es muy parecido (al Silala), excepto que las aguas son al revés, el bofedal baja hacia Bolivia, y hay una población allí, que se llama Todos Santos”, cita casos.

A Bolivia le interesa, por ejemplo, insiste, en aplicar en todo su alcance el principio del “Uso equitativo y razonable” para el Lauca, y para todos los recursos hídricos transfronterizos. “Bolivia tiene problemas de ríos con sus cinco vecinos”.

Bolivia también debe asumir una mirada más ‘moderna’ en el sentido de ‘amplia’, de uso del derecho internacional. Una “mirada grande” a trabajar con el resto de los países, bajo la premisa de que las aguas no son un tema de ‘soberanismo’ (que el recurso es mío y no lo comparto); “eso ya no hay más, la humanidad lo ha superado, porque las fronteras son artificiales, cuando la naturaleza busca sus cauces” por sí misma, destaca Rodriguez Veltzé.

 (*)Iván Bustillos es periodista de La Razón

Comparte y opina:

Jerges Mercado: Espero que el Senado también quiera pacificar con la aprobación de la ley

Jerges Mercado: Para el diputado, la violencia habría escalado si no aprobaban la ley del Censo.

Por Iván Bustillos

/ 28 de noviembre de 2022 / 06:06

El nuevo presidente de la Cámara de Diputados, Jerges Mercado, directamente afirma que la ley del Censo recién aprobada tiene el objetivo político de frenar el paro, que es falso que sea trofeo o parte de la agenda de Luis Fernando Camacho, que sí ha sido coordinada con el Órgano Ejecutivo.

En entrevista con La Razón, ayer, consideró que si Diputados ha sido capaz de pacificar de este modo al país, el Senado deberá tener el mismo talante.

—Finalmente, ¿qué pacto, acuerdo o acercamiento hubo para llegar a la ley?

—Aquí no hubo ningún pacto político; lo que hubo fue la voluntad de un grupo de parlamentarios de resolver un conflicto de 36 días, que había causado más de cuatro muertos, más de 200 heridos, violaciones de derechos humanos, gente sin poder llevar un pan a su mesa. Lo que se ha visto es que hubo una votación extremadamente alta, se superó los 2/3 del voto porque todos entendíamos que si no se resolvía el conflicto inmediatamente, había el riesgo de una escalada de violencia, un baño de sangre que hubiera impedido una solución pacífica, como la que hemos logrado.

—Les dicen traidores…

—Más allá de que nos digan algunos que somos traidores, aquellos que en su momento no pudieron resolver los conflictos en 2019, hoy nos llaman traidores. Lo que nosotros hemos logrado es evitar que se repitan los hechos de 2019. No solo es la ley, también es la paciencia de nuestro presidente Luis Arce, la prudencia de no sacar a la calle a la Policía y a las Fuerzas Armadas, como muchos querían.

Agradecerle porque nos dio todo el respaldo para que trabajemos esta ley, coordinadamente entre el Órgano Ejecutivo y el Legislativo. Y se presentó como bancada cruceña porque el conflicto era en Santa Cruz.

—Se dice que con esta ley solo se ha seguido la agenda del gobernador Camacho.

—Es falso que él nos hubiera marcado la agenda, no es así. Prueba de ello es que aquí llegaron seis proyectos de ley, y el proyecto que ha sido aprobado es el presentado por la bancada cruceña del MAS; obviamente, algunos aspectos hemos tenido que capturar, si vale el término, de otros proyectos de ley. Pero, fíjese, por ejemplo, que no se contempla cierta fecha que quería poner la oposición.

También puede leer: La Cámara de Diputados aprueba la ley del Censo y demanda la suspensión del paro

—En el fondo, esta ley no era necesaria, porque recursos y escaños se asignan automáticamente; ya está normado.

—Toda política pública tiene que juzgarse por los resultados. ¿Cuál era el objeto de esta ley? Desmovilizar a los movilizados en Santa Cruz, pacificar al país y volver a la normalidad, y lo ha logrado inmediatamente; a menos de 12 horas de haber sido aprobada, se han suspendido los bloqueos.

Después de un amplio debate entre los órganos Ejecutivo y Legislativo, hay que reconocer que la oposición ha participado, pero es la propuesta del MAS, y ha habido algunos pequeños elementos que por supuesto se han tenido que conversar.

—Ahora, en el Senado hay un escenario que todavía hay que superar.

—Yo diría a los senadores lo que les dije a los diputados, con muchos que yo hablé personalmente. Aquí se va a ver quiénes son los que quieren que el conflicto continúe y quiénes quieren que el conflicto se extinga; en la Cámara de Diputados hemos dado señales muy claras de que queremos que el conflicto se extinga y eso ha sido lo que motivó a que mayoritariamente, más de dos tercios, votemos por la ley; creo que en Senadores va a pasar lo mismo.

Hemos tenido la capacidad, desde Diputados, de suspender las medidas de presión, dar el retorno a la normalidad en Santa Cruz y Bolivia; espero que los senadores tengan la altura suficiente para continuar con esa línea de pacificación, de retorno a la normalidad y de la reconstrucción económica, y con una ley que no cambia sustancialmente muchos aspectos, pero que da señales políticas muy acertadas.

—¿Esta ley no es un trofeo para Camacho y compañía?

—Nada más falso, porque en las calles, en las rotondas, la gente estaba más radicalizada que los mismos dirigentes; es más, la gente se ha molestado porque ellos han aceptado; han ido a pintarrajearle la casa de Calvo, lo han correteado al rector, su vicerrector se le ha insubordinado.

Muchos no están de acuerdo porque se alimentan del conflicto. ¿Quiénes son los que se oponen a la ley que hemos sacado? Los que sobreviven políticamente gracias a los conflictos. Aquí se nota claramente quiénes quieren la paz y el retorno a la normalidad, y quiénes sobreviven creando conflicto y convulsión en el país.

—¿Cómo se cruza esto con las tendencias ‘evistas’ o ‘arcistas’?

—Quien le habla es un hombre de la revolución, de izquierda. Voy a cumplir 40 años de militar en la izquierda; por tanto, cualquiera que me diga ‘evista’, ‘traidor’, me da lo mismo. Ante todo, soy un revolucionario y milito en el MAS casi 20 años. Por tanto, creo que tenemos la solvencia moral suficiente como para decir lo que pensamos donde sea, incluyendo haber aprobado una ley que para algunos es traición, que para nosotros era lo oportuno y adecuado, lo que el pueblo boliviano necesitaba en ese instante.

Necesitaban esta ley el transportista, el cuentapropista, el gremialista, el campesino que no podía sacar sus productos; dicho de otra forma, los más pobres.

—¿Lo hecho con la ley dividirá todavía más al MAS?

—Hay algo que nos une a todos: somos anticapitalistas, antiimperialistas, antineoliberales, y tenemos un profundo compromiso con la justicia social; eso es lo que nos une a los masistas, independientemente de si somos de poncho y abarca o si somos de saco y corbata; y ahí no hay vuelta que darle, hay una unidad monolítica.

Invito a los compañeros, incluso a los que nos han detractado estos días, yo no les he querido responder como corresponde, porque tengo esperanza todavía de que vuelvan al redil. Quienes están causando división no somos nosotros, que hemos apoyado esta ley, porque de los 75 diputados del MAS, más de 50 han votado por esta ley; yo he sido elegido candidato a la presidencia por 75 votos contra 55 del segundo.

—¿Cómo será la gestión en la Asamblea después de la aprobación de esta ley?

—Es probable que trascienda en algunos aspectos, pero puedo asegurarle que los que estamos con el presidente Arce no es que seamos ‘arcistas’. Lo que entendemos es que el pueblo boliviano votó en 55% por Luis Arce y David Choquehuanca; nosotros hicimos campaña por Arce y Choquehuanca. ¿De qué depende en este momento la continuidad del proceso en Bolivia? Depende de que Arce y Choquehuanca hagan buena gestión. Si ellos no hacen buena gestión, acompañados por nosotros, el proceso va a quedar trunco. Nos guste o no nos guste, a quien no le guste, ése es su problema, pero esa es la verdad: nosotros tenemos que luchar para que el presidente Arce haga buena gestión, y estamos dispuestos a acompañarlo en todo.

Hay otros compañeros que están en otra línea y creen que más bien hay que golpearlo; nosotros creemos que los trapitos sucios se tienen que lavar internamente, y no darle a los medios motivos para que crean que hay una división que prácticamente no existe.

También puede leer: Jerges Mercado apunta a la mayoría de su bancada para aprobar ley del Censo esta tarde

Jerges-Mercado

PERFIL

Nombre: Jerges Mercado Suárez

Funciones: presidente de la Cámara de Diputados

MILITANTE Nació el 12 de abril de 1970. Fue ministro de Obras Públicas, director ejecutivo de la Federación de Asociaciones Municipales (FAM). Es diputado plurinominal.

Comparte y opina:

Mercado frontal: ‘Aquellos que no pudieron resolver la crisis de 2019 nos llaman traidores’

“Es falso que él (luis Fernando Camacho) nos hubiera marcado la agenda, no es así. Prueba de ello es que aquí llegaron seis proyectos de ley, y el proyecto que ha sido aprobado es el presentado por la bancada cruceña del MAS”, dijo.

El diputado del MAS Jerges Mercado, en entrevista pasada con Piedra, Papel y Tinta, de La Razón.

/ 27 de noviembre de 2022 / 22:45

El presidente de la Cámara de Diputados, Jerges Mercado, no se guardó palabra alguna para referirse a la probación de la ley del Censo y dijo que quienes no pudieron resolver la crisis en 2019 los llaman “traidores”.

“Más allá de que nos digan algunos que somos traidores, aquellos que en su momento no pudieron resolver los conflictos en 2019, hoy nos llaman traidores”, cuestionó el legislador cruceño del Movimiento Al Socialismo (MAS) en entrevista exclusiva con La Razón.

La madrugada del sábado, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de Ley de Aplicación de Resultados del Censo 2024 para la redistribución de escaños y recursos con el fin de resolver el paro indefinido en Santa Cruz.

Evo Morales

El expresidente Evo Morales consideró que la aprobación del proyecto desautoriza al presidente Luis Arce y es parte de los acuerdos de algunos “traidores” de su partido con la “derecha”.

Puede leer: Morales no para, ataca a tres ministros de Arce y dice que el Gobierno ‘se ha derechizado’

“Los llamados traidores renovadores no solo pactaron con la derecha para aprobar la ley del Censo. Se sometieron a la orden de Tuto Quiroga que instruyó al @ComiteProSC que ‘ley mata decreto’, escribió este domingo en Twitter Morales.

La aprobación del proyecto de Ley 05 repercutió en la casi inmediata suspensión de la protesta, anunciada al mediodía del sábado por el presidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Calvo.

La medida de presión había terminado 36 días después, en demanda de la realización del Censo en 2023. Sin embargo, el empadronamiento será el 23 de marzo de 2024.

¿Ley necesaria?

En el fondo esta ley no era necesaria, porque recursos y escaños se asignan automáticamente, ya está normado, preguntó el periodista de La Razón a Mercado.

“Toda política pública tiene que juzgarse por los resultados. ¿Cuál era el objeto de esta ley? Desmovilizar a los movilizados en Santa Cruz, pacificar al país y volver a la normalidad”, respondió.

Le interesa: Vicerrector de la UAGRM molesto: ‘Dos o tres personas no pueden rifar la lucha del pueblo’

Consultado el presidente de Diputados sobre si con la ley se siguió la agenda del gobernador Luis Fernando Camacho, que exigió la norma, contestó que es totalmente falso.

¿Agenda de Camacho?

“Es falso que él nos hubiera marcado la agenda, no es así. Prueba de ello es que aquí llegaron seis proyectos de ley, y el proyecto que ha sido aprobado es el presentado por la bancada cruceña del MAS”, dijo.

El proyecto de ley debió ser remitido a la Cámara de Senadores para su eventual revisión y sanción. Sin embargo, su presidente, Andrónico Rodríguez, adelantó que la norma es necesaria.

Más: Evo Morales advierte que el acuerdo por la ley de Censo incidirá en los escaños

El 11 de noviembre, en medio del paro y como sugerencia de la mesa técnica de Trinidad, el presidente Arce promulgó el Decreto Supremo 4824, que fija el Censo para el 23 de marzo de 2024.

Más información, en nuestra edición impresa de este lunes.

Comparte y opina:

Silala, curso de agua mejorado artificialmente

La apuesta ya no es que se acepte que el Silala es solo manantial, sino que es un flujo aumentado.

Este jueves 1 de diciembre, la corte internacional de justicia de la Haya dictará sentencia en el juicio con Chile

Por Iván Bustillos

/ 27 de noviembre de 2022 / 06:24

El punto sobre la i

Este jueves 1 de diciembre, la Corte Internacional de Justicia (CIJ), finalmente dará lectura a la sentencia en el caso Disputa sobre el estatus y uso de las aguas del Silala.

Un proceso que habrá durado seis años y casi seis meses.

Comenzó el 6 de junio de 2016, cuando Chile presentó su Solicitud de inicio de procedimiento ante la Corte en La Haya.

Pidió que la CIJ declare que “el sistema del río Silala, junto con las porciones subterráneas de su sistema, es un curso de agua internacional, cuyo uso se rige por el derecho internacional consuetudinario”.

Poco más de un año después, el 3 de julio de 2017, Chile presentó su Memoria, el documento en que argumenta su demanda.

Y, el viernes 31 de agosto de 2018, según una nota de prensa de la Cancillería de ese 31.

El lunes 3 de septiembre, según otra nota de la Cancillería del 19 de abril de 2022, Bolivia responde a Chile con su Contramemoria.

Pero, al mismo tiempo, sorprende al adversario interponiendo una Contrademanda (“Demandas Reconvencionales”, según denomina la Cancillería).

Antes de la Contrademanda, el alegato boliviano común era que el Silala sobre todo era un conjunto de manantiales en el lado boliviano.

Manantiales

Esos manantiales no se hacían curso de agua hacia Chile, no eran ‘río’, y que si ahora se iban a ese país era porque los brotes habían sido canalizados.

De hecho, como había afirmado a AnimalPolítico el excanciller Javier Murillo de la Rocha, las aguas del Silala que se iban a Chile eran “aguas transportadas”;.

«Está claro que si no se hubieran realizado las obras de ingeniería civil no habría existido ningún curso de agua”, aseguró.

El excanciller también apuntaba que el verdadero interés de Chile consiste en tener pleno derecho sobre el acuífero.

Además de la reserva de agua subterránea, que origina los manantiales en la superficie.

ARTIFICIAL.

Desde el nuevo documento, Bolivia reconoce que hay un flujo natural, pero que también hay un curso de agua artificialmente mejorado.

“En este escrito”, resume la Cancillería en una nota de prensa oficial del 19 de abril de 2022.

Luego de los alegatos orales, “Bolivia solicitó a la Corte que reconozca que las aguas de los manantiales del Silala son parte de un curso de agua artificialmente mejorado, estando solamente su flujo natural regido por el Derecho Internacional consuetudinario”.

En Chile, desde septiembre de 2018, esto fue tomado —y revelado (ese momento, el contenido de todos los documentos era reservado)— como un triunfo.

Ximena Fuentes, la agente chilena ante La Haya, destacaba el “giro argumentativo” que habría dado Bolivia en su Contrademanda.

“Es muy interesante que autoridades bolivianas hacen esta distinción entre lo que sería el flujo natural del Silala y el flujo superficial, porque ello implica un reconocimiento que nos tiene bastante contentos de que por lo menos hay un flujo natural que lo hace un curso de agua internacional y sobre el cual los dos Estados tendrían derecho”, declaró Fuentes a la prensa chilena al respecto.

Alegatos

Sin duda se trata de un nuevo escenario. ¿Qué pasó? ¿Por qué el evidente giro? En los alegatos orales se conoció la causa: el estudio de campo que el Gobierno contrató sobre la naturaleza de las aguas superficiales y subterráneas.

Es la Cancillería la que termina por precisar esta causa, en su nota de prensa de abril de 2022, cuando al anunciar que Bolivia presentó su Contrademanda a la Corte, informa que lo hizo “incluyendo un estudio encargado a la consultora internacional Danish Hydraulic Institute (DHI) para el estudio técnico de los flujos de agua superficial y subterránea del Silala, el estudio se desarrolló entre febrero de 2017 y marzo de 2018”.

En los alegatos orales, el agente boliviano en la Corte, Roberto Calzadilla, había dicho que al contratar el estudio, el interés nacional era caracterizar con la mayor precisión el caudal del Silala. “Los estudios que presentó el DHI ante la Corte se basan en un extenso programa de caracterización hidrológica del Silala realizada durante más de un año, que contempló la perforación de 29 pozos de profundidades de entre 5 y 150 metros y la instalación de diversos mecanismos para monitorear los niveles de agua”, destacó.

Tal como registró este suplemento en su edición del 10 de abril de 2022, el equipo de expertos de Bolivia presentó a la Corte el Resumen de los hallazgos científicos de DHI con respecto a la disputa sobre el estado y uso de las aguas del Silala (Chile vs. Bolivia). Declaración escrita de DHI, el 10 de enero de 2022; un texto de 31 páginas. Por su parte, el grupo de expertos contratados por Chile hizo llegar a la CIJ, el 14 de enero de 2022, su Declaración escrita de los expertos de la República de Chile, 37 páginas.

También puede leer: El 1 de diciembre, la CIJ hará conocer el fallo del juicio por el Silala

ESTUDIOS.

En el texto boliviano hay dos listados por demás ilustrativos: 1. Los “puntos en que concuerdan los expertos de Bolivia y Chile”; y, 2. Los “desacuerdos entre los técnicos de Bolivia y Chile sobre metodologías y resultados”. Solo a modo de ejemplo, se puede citar como coincidencias: “la principal fuente del agua superficial de los manantiales del Silala es la descarga de aguas subterráneas; el Silala es un sistema de naturaleza compleja y comprende un mecanismo acoplado de aguas subterráneas y superficiales; en general, las pendientes tanto del nivel freático como del terreno son significativas.

La construcción de los canales no puede haber cambiado la dirección del flujo en el agua superficial o subterránea”.

Y, sí la principal discrepancia es el cuánto ha aumentado el caudal del Silala con las canalizaciones. Chile dice que es ‘insignificante’; Bolivia, en cambio, afirma que es ‘considerable’; el DHI sostiene que de quitarse los canales y restaurarse los bofedales, habrá una disminución del caudal de entre 11 y 33 litros por segundo. Para Chile esto apenas es ‘sorprendente’.

Contrademanda

Cambio de escenario con la Contrademanda: ahora el objetivo es que la Corte reconozca “el curso de agua artificialmente mejorado”; por esto, apunta la Cancillería, Bolivia también pide “que la Corte reconozca su soberanía sobre los canales artificiales y los mecanismos de drenaje en el Silala que están ubicados en su territorio y su derecho soberano a decidir si los mantiene y cómo lo hará”.

Asimismo, en el documento Bolivia solicita que la Corte, a tiempo de reconocer su soberanía sobre el flujo artificialmente mejorado por las obras, considere lícito y legítimo que “la entrega de este flujo a Chile, incluyendo una compensación que debe ser pagada por esta entrega, está sujeta a la celebración de un acuerdo con Bolivia”.

La representación boliviana en el juicio en la CIJ también pidió “que la Corte reconozca que el uso actual que hace Chile de las aguas del Silala se efectúa sin perjuicio del derecho al uso de Bolivia. Por otra parte, se solicitó que ambas Partes tienen derechos y obligaciones respecto a las aguas que fluyen en forma natural”.

DEUDA.

Otro es el caso de la llamada “deuda histórica” que se tiene con el país por el uso de las aguas del Silala aun cuando ya habían dejado de existir las máquinas locomotoras a vapor, para lo que originalmente se captó y canalizó las aguas del manantial. Este será un asunto, dijo entonces el embajador Calzadilla, que se tratará directamente con la empresa que administró, y administra, el agua en el lado chileno.

Por el lado de Chile, es peculiar que tras los varios tomos de argumentación escrita y a pesar del cambio de estrategia de Bolivia, Chile al final reiteró los mismos cinco alegatos con los que empezó la demanda, en su Solicitud de junio de 2016, a saber:

a) El Silala es un curso de agua internacional.

b) Chile tiene derecho al uso equitativo y razonable de las aguas.

c) Chile tiene derecho al uso actual que hace del Silala.

d) Bolivia tiene la obligación de cuidar que el Silala en su territorio no se contamine.

e) Bolivia tiene la obligación de avisar a Chile sobre acciones o medidas que tome que puedan afectar negativamente al Silala.

El verdadero candado de los cinco alegatos chilenos —lo hicieron notar los abogados en los alegatos orales— es el inciso c, que Chile tiene derecho al uso actual que hace del Silala.

Desmantelar

Esta exigencia la reivindica luego de que en los alegatos sus abogados decían que Chile hasta alentaba que Bolivia pueda desmantelar la canalización hoy existente, lo cual naturalmente disminuirá el actual flujo hacia ese país.

Es una exigencia, además, que obliga a Bolivia a cuidar y mantener las actuales obras de canalización.

Si a Chile no le importaba que Bolivia desmantelara o no la canalización, “¿por qué amenazó Chile en su Solicitud a Bolivia con medidas provisionales (cautelares), si realizaba cualquier conducta que pudiera tener un efecto adverso sobre el uso actual de las aguas por parte de Chile, cosa que con toda seguridad habría producido el desmantelamiento de los canales?”

La advertencia que hace notar el abogado está inscrita en el párrafo 52 de la Solicitud de inicio de procedimiento de junio de 2016.

(*)Iván Bustillos es periodista de La Razón

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Últimas Noticias