Nacional

martes 2 mar 2021 | Actualizado a 17:03

Peña y Ortiz renuncian a Demócratas por divergencias sobre el apoyo a Camacho

Vladimir Peña y Óscar Ortiz habían anunciado una conferencia de prensa para hacer conocer su posición “con relación a las últimas definiciones de Demócratas” en Santa Cruz.

Vladimir Peña y Óscar Ortiz develan una crisis interna en Demócratas. Foto: La Razón

/ 21 de diciembre de 2020 / 12:58

La decisión de Demócratas, el partido del gobernador Rubén Costas, de apoyar la posible candidatura de Luis Fernando Camacho tuvo sus consecuencias: renuncian el hace poco precandidato a la Gobernación Vladimir Peña y el exministro y exsenador Óscar Ortiz.

La información fue conocida por La Razón de fuentes partidarias, que mencionaron que el apoyo a Camacho en desmedro de la militancia colmó el vaso. Peña y Ortiz renunciaron por “principios”, aunque —dijeron las fuentes— la decisión va más allá del apoyo eventual de dicha fuerza política a Camacho, excandidato presidencial por la alianza Creemos.

En Demócratas surgió la decisión de ese respaldo en al afán de agrupar el voto a un solo candidato, aunque no se oficializó aún la candidatura a la Gobernación del también expresidente del Comité pro Santa Cruz.

Peña, que hace unas semanas había renunciado a la Secretaría de Gobierno de Santa Cruz para postularse, y Ortiz llamaron a una conferencia de prensa para las 13.00 de este lunes en un hotel de la capital oriental para emitir “un comunicado sobre su posición con relación a las últimas definiciones de Demócratas en el departamento de Santa Cruz”.

Ortiz fue ministro de Economía en el gobierno de Jeanine Áñez, que al principio de su gestión tuvo respaldo de Demócratas.

Comparte y opina:

400 juezas y jueces electorales se capacitan en procedimientos para sancionar casos de acoso y violencia política

/ 2 de marzo de 2021 / 16:58

Alrededor de 400 juezas y jueces electorales reciben capacitación sobre el procedimiento específico para procesar las faltas y sanciones por acoso y violencia política que establece el Reglamento de faltas electorales y sanciones del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

La capacitación busca que las y los jueces conozcan el procedimiento especial para las faltas electorales por acoso y violencia política y las diferencias de éste con el procedimiento regular, ya que da un plazo de 24 horas para establecer medidas de protección a la víctima, medidas de reparación y establece sanciones económicas a organizaciones políticas.  El este proceso especial da un plazo de 25 días para que la o el juez electoral dicte sentencia.

Además, se busca que se apliquen las medidas de protección y reparación a la víctima que establece el Reglamento. La capacitación se divide en dos módulos, en el primero se expone el abordaje teórico y en el  segundo el  práctico, con la resolución de casos y el llenado de formularios.

Las y los jueces participantes se dividen en dos grupos. El primero participó el curso el 22 y 23 de febrero y el segundo grupo el 24 y 25 del presente mes.

El curso es impartido por la abogada constitucionalista Gabriela Sauma Zankys y el especialista en gobernanza Esteban Morales Belpaire. Además, se cuenta con las intervenciones del Experto de Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo de PNUD Rafael López.

COMPENDIO NORMATIVO

Comparte y opina:

El TSE y el TED Santa Cruz capacitan a mujeres indígenas que conformarán un grupo de observación electoral

/ 2 de marzo de 2021 / 16:16

Alrededor de 30 mujeres de la Confederación Nacional de Mujeres Indígenas de Bolivia fueron capacitadas respecto a la naturaleza de la elección de autoridades departamentales, regionales y municipales 2021 y recibieron información sobre el procedimiento de votación, con miras a conformar un grupo de observadoras indígenas de la Elección del 7 de marzo.

En el marco de un convenio interinstitucional suscrito por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), el Programa de las Naciones Unidad para el desarrollo (PNUD) y la Confederación Nacional de Mujeres Indígenas de Bolivia (CNAMIB), se realizó en la ciudad de Santa Cruz el Encuentro nacional “La democracia la hacemos todos y todas” para promover el diálogo y deliberación de las electoras indígenas.


Alrededor de 30 mujeres que representan a los pueblos indígenas de Bolivia participaron en el evento realizado este sábado en el Apart Hotel House Inn ubicado en la zona central de la ciudad de Santa Cruz.

En el encuentro se promovió un espacio de análisis y reflexión sobre las democracias representativa y comunitaria, y cómo incluir de manera efectiva las formas de participación política de los pueblos indígenas.

El vocal del TSE, Francisco Vargas Camacho, manifestó que las mujeres “se están empoderando y existe una mayor participación de mujeres indígenas; sin embargo, aún existen desafíos en lo que respecta a la relación entre el Estado y los pueblos indígenas, y hay que seguir trabajando con nuestras hermanas bolivianas en este espacio de diálogo”.


En la clausura del evento, la vocal del TSE, Rosario Baptista, destacó que la reflexión conjunta “nos ayuda a interpretar y a resolver los problemas, (porque) la mirada de una mujer está ligada a la vida y no es la misma que la de un hombre”, y agradeció a las mujeres indígenas por sus aportes que permiten construir “un camino para una mejor democracia”.

La presidenta de la Confederación Nacional de Mujeres Indígenas de Bolivia, Willma Mendoza, explicó que las mujeres asistieron al evento para recibir y fortalecer sus conocimientos sobre el proceso de votación, para luego replicar la información en sus comunidades, donde cumplirán funciones de observación electoral.

El TSE y el Tribunal Electoral Departamental (TED) de Santa Cruz organizaron el Encuentro “La democracia la hacemos todos y todas” con el apoyo del proyecto “Cultura de paz y fortalecimiento del Órgano Electoral Plurinacional (OEP)” del PNUD.

El proyecto busca desarrollar espacios de diálogo democrático con pueblos indígena originario campesinos para facilitar la entrega oportuna de información del proceso electoral en curso.

Comparte y opina:

¿Cómo fue la entrevista de Arana a Áñez? Al llamado de Murillo y con equipos de Bolivia TV

El periodista y candidato reveló en La Razón Radio los detalles de la conversación con Jeanine Áñez en agosto de 2019 y negó que hubiera recibido dinero por eso.

La selfi que se sacó Juan Carlos Arana con Jeanine Áñez. Foto: RRSS.

/ 2 de marzo de 2021 / 14:29

El periodista Juan Carlos Arana, candidato a la Alcaldía de La Paz por el Movimiento por la Soberanía (MPS), reveló este martes que en agosto de 2020, el entonces ministro de Gobierno, Arturo Murillo, lo llamó de manera sorpresiva para entrevistar a la ahora expresidenta Jeanine Áñez, muchos meses después de que la había solicitado a través de una carta.

“Yo mandé una carta como a todos los presidentes porque yo entrevisté a todos los presidentes, salvo a Víctor Paz Estenssoro. Entonces mandé una carta y nunca me contestaron (hasta que) el 2 de agosto recibí una llamada, era en la noche y estábamos en plena restricción (de circulación vehicular por la pandemia); yo estaba en mi casa (en La Paz), hacía mi programa desde ahí y era Arturo Murillo, quien me dice ‘gordito, has mandado una carta para entrevistar a la Presi’, yo dije ‘en noviembre’ y luego me dijo que me dará la entrevista”, contó Arana en entrevista con La Razón Radio (08.00, de lunes a viernes).

Sin embargo, aseguró que lo “pescaron” en un mal momento porque no tenía ni permiso de circulación ni tampoco personal disponible como para trasladarse de inmediato hasta el Palacio de Gobierno. Luego “me dice que la Presidenta está en Santa Cruz y que me va a recoger gente que está (llevando) medicamentos y algunas otras cosas (a esa región) en un avión de la FAB y (que él) dará la orden para que entre a ese avión”, relató.

Pero seguía existiendo el obstáculo de la falta de cámaras porque el periodista –de acuerdo a su versión– solo estaba con su celular y no podía filmar con ese equipo toda la entrevista.

Entonces, Murillo respondió que “acá vamos a poner a todo el personal del Canal 7 que está justamente con la Presidenta y así fue, a las 08.30 (del día siguiente) yo estaba sentadito en el hall del hotel Los Tajibos (…) y a las 17.30 recién bajó la señora de su habitación; luego entramos a una habitación de ese hotel, donde ya habían 10 personas, luces y cámaras del Canal 7”, detalló.

La entrevista duró aproximadamente 35 minutos porque después había otros periodistas que también estaban esperando hacer el mismo trabajo.

“El compromiso era que nos daban en bruto (todo el material) y nosotros sacábamos el lunes o martes en Posdata (editando a) unos 22 minutos”, pero nunca salió la entrevista en el programa, porque el domingo en la noche el canal estatal ya difundió todo sin editar, incluso, desde el saludo inicial y hasta la puesta del micrófono, lamentó.

Después, el periodista hizo “todo un escándalo” y trató de hablar con todos los involucrados en área de comunicación del Gobierno.

“Pero los cumpas (solo me dijeron) ‘hay que pena, se han equivocado, le habían sacado’. Ellos no respetaron las reglas del juego, (…) fue una traición a la confianza que teníamos, (…) piratearon una entrevista que no les correspondía, que no tenían derechos del autor”, exclamó.

Incluso dijo que esa emisión de la entrevista en Bolivia TV le generó problemas en RTP, el canal de televisión donde trabajaba y que por eso precisamente no podía salir su imagen en otro medio televisivo sin previa autorización.

En ese marco, calificó ese polémico hecho como un “acto abusivo y prepotente” porque consideró que fueron desleales con él y “encima ahora tiene que acarrear” con que la gente le diga que recibió dinero por la entrevista, extremo que negó de manera enfática.

“Los guerreros digitales dijeron (que esa entrevista) le costó al Estado Bs 100.000 y si la Presidencia le habrá pagado al canal estatal, no tengo idea, (pero a mí no)”, puntualizó.

La entrevista de entonces fue motivo de muchas repercusiones debido a la conversación amistosa y con muchos halagos a la mandataria de entonces. Incluso, el periodista se ocupó de hablar del perro de Áñez, Vicente.

Comparte y opina:

Arce promete a El Alto trabajar sin descanso ‘para que no exista impunidad por masacres’

En un informe preliminar, la CIDH calificó de “masacres” a la represión ocurrida en noviembre de 2019 en Sacaba y Senkata.

El presidente Luis Arce en El Alto. Foto: Rodwy Cazón.

/ 2 de marzo de 2021 / 14:00

El presidente Luis Arce, en la sesión de honor del Concejo Municipal por el aniversario 36 de El Alto, se comprometió a trabajar de manera incansable para que no haya impunidad por las “masacres” de 2019, durante el gobierno de Jeanine Áñez.

“Mi compromiso, hermanos y hermanas, como se los dije el año pasado recorriendo junto a ustedes por las calles de la ciudad de El Alto, escuchando su dolor y sus necesidades, (es que) he de trabajar sin descanso por el pueblo alteño, por la memoria, por la verdad y la justicia, para que no exista impunidad por las masacres, como la de Senkata”, dijo.

En ese sentido, recordó que el Gobierno también suscribió un protocolo marco con los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para el desarrollo de una investigación de “la violencia desatada durante el golpe de Estado y el establecimiento de responsabilidades”.

En un informe preliminar, la CIDH calificó de “masacres” a la represión en Sacaba (Cochabamba) y Senkata (La Paz), que derivaron en la muerte de al menos 26 personas y un centenar de heridos, en medio de una convulsión social que sucedió a la renuncia de Evo Morales y la asunción de Áñez.

Por estos sucesos, la anterior Asamblea Legislativa sugirió la instalación de un juicio de responsabilidades contra Áñez y sus ministros de Estado, además de otras autoridades.

En su informe, una comisión legislativa explicó que, bajo evaluación del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), se estableció que las muertes en ambas movilizaciones fueron causadas por armas de reglamento de la Policía Boliviana y las Fuerzas Armadas.

Comparte y opina:

Pary revela que familiares y aliados en el gobierno de Áñez trabajaron en el servicio exterior

Fueron identificados parientes de Áñez, Tomasa Yarhui, y los exministros Longaric, Coímbra y Murillo. Pary dijo que Mostajo ejerció irregularmente el cargo de “embajador”.

El embajador Diego Pary en el 'streaming' La Razón Radio.

/ 2 de marzo de 2021 / 13:42

El representante en la Misión Permanente de Bolivia en Naciones Unidas, Diego Pary, reveló este martes en La Razón Radio al menos cinco designaciones irregulares, de familiares y cercanos a altas autoridades, durante el gobierno transitorio de Jeanine Áñez. Detalló además el ejercicio ilegal de funciones del ex “embajador” Mohammed Mostajo.

“Se nombró al sobrino de (la excanciller) Karen Longaric (Albert Hoffman Lora) en la oficina regional en Santa Cruz; a la nuera o la novia del hijo de Longaric como agente consular en Corumbá (Jaqueline Montaño Castro); a la sobrina de Áñez (Andrea Echarte Áñez), que estuvo como secretaria en la embajada en Paraguay; al hijo de Tomasa Yarhui (Grover Yupari Yarhui), socia y candidata de Tuto Quiroga, nombrado en el consulado de Bilbao, en España”, dijo el también excanciller.

“El pueblo boliviano también sabe que la hermana del exministro de Gobierno Arturo Murillo (Jacqueline Murillo) fue nombrada cónsul en Miami”, complementó Pary.

En días pasados, en la transmisión de Piedra, Papel y Tinta de La Razón, el viceministro de Comercio Exterior, Freddy Mamani Machaca, había dicho que el hermano del exministro de Justicia, Álvaro Coímbra, había sido nombrado funcionario de la misión diplomática en Ginebra, Suiza, “sin ser funcionario de carrera”.

Luego de la entrevista de este martes, Pary pasó el dato de Juan Pablo Coímbra en esa oficina consular. Además de Víctor Landívar, como cónsul en Madrid, padre de la jefa de gabinete de Áñez, según citó.

En relación a Mostajo, ex “embajador de Ciencia, Tecnología e Innovación” del gobierno transitorio de Áñez, Pary explicó que el ejercicio de sus funciones fue ilegal, aparte de no ser, por norma del servicio exterior, homologado en la Cámara de Senadores. Áñez lo nombró “embajador” cuando solo era “primer secretario”, explicó.

“El cherry en la torta fue el nombramiento de Mohammed Mostajo como primer secretario en la Representación Permanente (de Naciones Unidas); se le dio el título de embajador cuando no existe esa categoría de embajador para un primer secretario, pero lo grave es que además de infringir la norma al nombrarlo embajador sin pasar por el Senado, Mostajo es nombrado ante la Misión Permanente de Bolivia con el ítem 2614 de planillas de Cancillería; lo que correspondía es que tras ese nombramiento él se traslade a Nueva York, se reporte allí y pueda iniciar sus funciones. El señor nunca se presentó en la Misión Permanente de Bolivia ante las Naciones Unidas”, reveló Pary a La Razón Radio desde Nueva York la mañana de este martes.

Añadió que la irregularidad de la labor de Mostajo es que “ejerció” su trabajo de “embajador” en San Francisco, California, desde el 17 de febrero de 2020, “donde Bolivia no tiene embajada ni consulado, ni siquiera un agente consular; esto es una muestra de que Mostajo ha sido nombrado y ha cobrado un salario, pero nunca ejerció funciones ni se presentó en la sede de sus funciones”.

“Lo claro es que tuvimos un manejo desastroso (del servicio exterior) que solo sirvió para favorecer a los compañeros políticos y familiares; esto ha dañado muchísimo nuestra diplomacia, ha perjudicado las relaciones internacionales de Bolivia, porque estas se las construye sobre la base de la confianza, de la buena fe, y este tipo de cosas desvirtúan dichas relaciones”, aseguró Pary.

En la Memoria Institucional que publicó la Cancillería bajo el ministerio de Karen Longaric, a fines de 2020, la “primera canciller de Bolivia” (como se denomina a sí misma) señala que un pilar fundamental de su gestión fue la “desideologización de la política exterior boliviana que implica el posicionamiento del país entre las naciones democráticas como un interlocutor serio”.

En el pilar de “institucionalización” de la Cancillería y el Servicio Exterior, dice Longaric, “la mayoría de los nombramientos de funcionarios (…) fueron para personal de carrera. También incorporé profesionales jóvenes con estudios especializados en el área y personas con experiencia en organismos internacionales. Es cierto que en esta gestión también hubo nombramientos políticos, sin embargo —a diferencia del gobierno anterior e incluso de la mayor parte de los gobiernos en la historia del país—, éstos fueron pocos”.

A la pregunta de si a las designaciones y ejercicio de funciones irregulares corresponde alguna acción legal, Pary apuntó que siendo todo el servicio exterior de dependencia directa del Ministerio de Relaciones Exteriores, en su oficina de Transparencia se está procediendo a las “investigaciones correspondientes”.

Comparte y opina: