Nacional

sábado 16 ene 2021 | Actualizado a 23:49

René Sanabria, el general destacado y encarcelado en EEUU por narcotráfico

Fue trasladado a Bolivia tras cumplir con su condena por narcotráfico. En menos de 20 años, se convirtió en uno de los agentes más respetados del país y en menos de dos días su imagen fue destruida

René Sanabria, este miércoles en su audiencia cautelar.

Por Ghilka Sanabria

/ 6 de enero de 2021 / 19:24

Este miércoles retornó a Bolivia el general retirado de la Policía René Sanabria Oropeza, tras cumplir parte de su condena por narcotráfico en Estados Unidos. El 24 de febrero de 2011, en Panamá, fue arrestado, acusado de traficar 144 kilos de cocaína desde Bolivia hasta Estados Unidos.

Hasta ese momento era director del Centro de Inteligencia y Generación de Información (Cegein), dependiente del Ministerio de Gobierno. Es un hombre de contextura delgada, de tez morena, de baja estatura y carácter estricto, la firmeza de su personalidad.

Era conocido por una carrera proba en la Policía Boliviana, hasta ese febrero de 2011. Ganó un cupo en la Escuela Nacional, ahora Anapol, y en 1977 fue uno de los más destacados de su promoción.

Desde entonces pugnó por ascender hasta llegar a general, distinguiéndose por su aplicación y alta moral. Luego del incidente que lo llevó tras las rejas, uno de sus compañeros, el coronel retirado Rolando Fernández aseguró que las referencias que tenía de Sanabria eran la de “un hombre intachable”.

En menos de 20 años, se convirtió en uno de los agentes más respetados y un “policía serio que gozaba de prestigio”, por sus múltiples méritos y logros, especialmente en la lucha contra las drogas. Esa imagen fue destruida en menos de dos días.

“Era un hombre consecuente con su trabajo, con una carrera muy limpia, no conozco una sola denuncia en su contra, pero lamentablemente nos hemos encontrado con esta desgraciada sorpresa. Dicen que la peor corrupción es la del mejor hombre, y él era considerado el mejor hombre”, declaró Fernández a un diario cochabambino en el 2011.

El 8 de enero de 2007, la entonces ministra de Gobierno Alicia Muñoz posesionó a Sanabria como titular de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) y en menos de medio año de gestión logró incautar 14 toneladas de cocaína.

A la conclusión de su gestión, había superado las 600 toneladas de droga incautada, la mayor parte marihuana, y había capturado a más de 6.000 personas involucradas en la producción y venta de droga.

Eso le valió su ratificación. En 2008 duplicó la incautación de cocaína a 28 toneladas; su premio en esa gestión, fue convertirse en general y ocuparse del control moral de la Policía, como jefe del Tribunal de Disciplina.

Condenó a los jefes policiales que negaron apoyo a sus camaradas en el linchamiento de Episana y pasó a retiro a casi un centenar de sus colegas involucrados en hechos delictivos.

En 2009 pasó a ‘servicio pasivo’, para luego ser invitado a hacerse cargo de la Cegein a partir de enero por el entonces viceministro de Defensa Social Felipe Cáceres.

La función del Cegein era realizar contrainteligencia en tareas antidroga y de desarticular redes de corrupción en la Justicia, el Ministerio Público y la Policía.

En 2011, el ya prestigiado general (r), exjefe antidrogas y miembro del Centro de Inteligencia y Generación de Información (Cigein) del Ministerio de Gobierno, iba a concretar un negocio de $us 5,6 millones por el envío de 2,8 toneladas de cocaína al mercado de Miami, Estados Unidos.

La Razón replicó en febrero de 2011 una información que fue difundida por el diario chileno El Mercurio. En esa se indicaba que Sanabria tenía previsto cobrar alrededor de $us 2.000 por el traslado de cada kilo de 2,8 toneladas de cocaína cuyo destino era Estados Unidos.

El 19 de agosto de 2010, según un reporte policial, Sanabria viajó a Arica, Chile, junto al coronel Milton Sánchez Pantoja, comandante del Distrito Policial 4 de la zona Sur de La Paz, con el objetivo de concretar el negocio del envío de 144 kilos de cocaína a Miami, vía Panamá, a bordo de un contenedor. En ese viaje, el exgeneral recibió $us 75 mil, como adelanto. Ambos transitaron en bus, para no despertar sospechas.

Sanabria realizaba el trato con una pareja que aparentaba ser un matrimonio que tenía conexión con grupos de narcotraficantes en Miami, pero que en realidad eran agentes encubiertos del OS-7 de los carabineros chilenos, quienes trabajaban en estrecha relación con personeros de la DEA norteamericana.

Según el informe de El Mercurio, Sánchez tenía conocimiento cabal sobre bandas mafiosas y circuitos de tráfico de drogas en la región.

Sanabria y Sánchez, tras su llegada a la Terminal de Arica, tomaron un taxi para llegar a un hotel lujoso de la ciudad chilena. Allí se encontraron con la pareja de supuestos narcos, con quienes debían cerrar el trato del envío de los 144 kilos de droga.

Después de almorzar, todos se fueron a una habitación para cerrar trato. “Parecía un escenario seguro para Sanabria y Sánchez. Pero la realidad era otra. Desde el cuarto contiguo, como en una producción cinematográfica, la cita era monitoreada mediante micrófonos por un grupo de expertos del OS-7”, relata la nota de El Mercurio.

El operativo concluyó con la detención del general en retiro Sanabria y Foronda Azero, en Panamá, el 24 de febrero de 2011, luego de que los agentes encubiertos y la DEA hicieron un seguimiento de los 144 kilos de cocaína que fueron enviados, desde Bolivia vía Arica, en un contenedor con rocas de zinc. Posteriormente, los dos capturados fueron enviados a Estados Unidos.

Los delitos por los que se acusó a Sanabria fue la vulneración del título 21, secciones 963 y 952 de la ley de Estados Unidos.

Según expuso entonces, el fiscal federal Brian Dobbins, el exgeneral boliviano estaba vinculado con traficantes colombianos que tenían que repartir los cargamentos de droga, que transportaba desde Bolivia, en distintas ciudades de Estados Unidos.

La Fiscalía estadounidense reveló que Sanabria y sus cómplices fueron acusados de poseer varias propiedades y cuentas bancarias por un total de medio millón de dólares, así como $us 560.000 que habrían obtenido a través de las operaciones ilícitas. Estas cuentas estaban registradas a nombre de supuestas empresas, en un banco cuestionado por la justicia estadounidense que suele ser utilizado para el lavado de dinero. La Fiscalía de EEUU solicitó el decomiso de esas cuentas.

Sanabria fue trasladado hasta La Paz y enfrenta un proceso por narcotráfico.

(06/01/2021)

Comparte y opina:

Gobierno empieza a planificar futura entrega de vacunas contra el COVID-19

Jorge Richter informó también de la realización de auditorías a entidades públicas para conocer la situación en la que quedaron tras la administración del gobierno transitorio.

El vocero presidencial Jorge Richter.

/ 15 de enero de 2021 / 14:43

El vocero presidencial Jorge Richter, a la conclusión del gabinete ampliado que se desarrolló la mañana de este viernes, informó que se coordinó con las diferentes instancias ejecutivas la entrega de vacunas contra el COVID -19 una vez lleguen al país, así como otros temas relativos a esta problemática.

“Primero tienen que llegar las vacunas, pero ya se hizo conocer a las gobernaciones, el concepto sobre el cual se realizará su distribución”, aseguró.

El Gobierno adquirió 5,2 millones de dosis de vacunas Sputnik V, desarrollado por el Centro Nacional Gamaleya de Epidemiología y Microbiología de Rusia, y 5 millones de dosis del inmunizante de AstraZeneca/Oxford, fabricado por el Instituto Serum de la India, para inmunizar a la población mayor de 18 años.

Richter agregó que se realizará la entrega a las gobernaciones y éstas a los municipios en los primeros y segundos niveles para que se inmunice a la sociedad. También se refirió a la “instalación de mesas de trabajo para optimizar la lógica de responsabilidades compartidas”.

Respecto al inicio de labores escolares, que inicialmente estuvo planificado para principios de febrero, remarcó que “la próxima semana se hará un anuncio oficial, luego de haber escuchado argumentos de todos los sectores”.

También dijo que se ha encomendado a diferentes instancias normar el Decreto Supremo 4451, que es específico para frenar el avance del COVID-19.

“Hemos solicitado que se trabaje en el marco del nuevo decreto que se ha publicado la noche del jueves y algunas normas que preservan la salud de los empleados públicos como el horario continuo, la alternancia en la asistencia laboral. Esto, para apoyar la lucha que se está promoviendo (desde el Gobierno) para contener la enfermedad, pero de manera compartida”, remarcó.

En cuanto al tema económico, el vocero informó que se determinó auditorías en las diferentes entidades estatales para conocer “el estado en que las dejaron después de la gestión de (la presidenta transitoria Jeanine) Áñez”. (15/01/2021)

Comparte y opina:

El gabinete ampliado analiza lucha contra la pandemia y reactivación económica

La reunión es semipresencial y se realiza en el Campo Ferial 'Chuquiago Marka' desde las 08.00.

Por Ghilka Sanabria

/ 15 de enero de 2021 / 09:34

Al inicio del gabinete ampliado instalado la mañana de este viernes, el presidente Luis Arce Catacora anunció que se abordarán temas relativos a la reactivación económica y lucha contra la pandemia del COVID-19, cuya segunda ola de contagios fue declarada en el país.

“Esta reunión está diseñada para que podamos intercambiar ideas acerca de algunos tópicos; hay varias cosas que debemos comunicarles, razones de porqué, por ejemplo, hemos hechos una reducción entre el 20 y 30% de los presupuestos en cada una de las instituciones. Tiene mucho que ver con lo que nos han dejado los del gobierno de-facto en materia económica”, adelantó el Mandatario en palabras inaugurales.

Esta reunión, en la que se aplica la modalidad semipresencial, se efectúa en el Campo Ferial “Chiquiago Marka” desde las 08.00 y participan ministros y directores de entidades del Estado.

Arce también indicó que en el gabinete ampliado se abordarán temas referidos a la reactivación económica, porque “tampoco alcaldías y gobernaciones están pasando por  un buen momento”.

“La intención es devolverle la salud, la educación y las obras inconclusas que durante once meses el pueblo boliviano ha estado sometido a la ausencia de todo esto”, agregó.

Destacó que en reuniones previas con diferentes instituciones se determinó que la inversión pública con procesos ágiles es el mejor camino para salir adelante en este momento de aflicción y pobreza.

Advirtió que es fundamental “estar preparados para enfrentar la segunda ola del coronavirus que se lamenta en nuestro territorio”.

“No quisiéramos que el tema del COVID-19 afecte el bolsillos de los bolivianos”, aseguró. Concluyó que “las soluciones y mecanismos tienen que ser discutidas para no afectar la economía de los servidores públicos, porque el virus vino para quedarse y hay que saber enfrentar esta situación”.

Por su parte, el vicepresidente David Choquehuanca advirtió que la sociedad boliviana enfrenta otra pandemia que es el racismo y la burocracia, que también tienen que ser discutidos.

“Después de la pandemia, nada tiene que ser igual, así que estamos empezando a trabajar una nueva normalidad en el mundo. Los seres humanos tenemos que ser resilientes”, manifestó. (15/01/2021)

Comparte y opina:

A 40 años de la Masacre de la Harrington, Asofamd ve que todavía no se aprende el valor de la democracia

El 15 de enero de 1981, ocho dirigentes del MIR fueron asesinados por la dictadura de Luis García Meza y Luis Arce Gómez.

/ 15 de enero de 2021 / 07:24

La historia los llamó héroes. Fueron ocho bolivianos que murieron acribillados por ametralladoras de paramilitares el 15 de enero de 1981 en la calle Harrington Nº 730 de la zona de Sopocachi, en La Paz.

Hoy, cuando ya pasaron cuatro décadas de este hecho, quienes fueron los directos afectados por la matanza perciben con desaliento que aún no se aprende el valor de la democracia.

“Ojalá que las muertes de ocho compatriotas bolivianos que estaban luchando contra la última dictadura militar de Bolivia, realmente hubiesen tenido impacto”, dice a La Razón la presidenta de la Asociación de Familiares de Detenidos, Desaparecidos y Mártires por la Liberación Nacional de Bolivia (Asofamd), Ruth Llanos, aún desalentada por las lecciones no aprendidas del hecho.

Pudo servir “para que estudiantes, para que jóvenes de ahora, para que varias generaciones que surgieron y nacieron después de la conquista de la democracia hubiesen aprendido; pero no es así, estos últimos 40 años se dan en el contexto de lo que hemos tenido durante estos últimos meses —no hace mucho— en noviembre de 2019, en Bolivia también realizaron masacres”, reclama.

La denominada “Masacre de la calle Harrington” fue el preámbulo  del fin de los regímenes dictatoriales militares en el país.

“Fue una época muy dura.  Era terrible, porque había el toque de queda. Primero era hasta las ocho de la noche y luego nueve, once. Hubo muchos casos de gente que le faltaba unos metros para llegar a su casa y resulta que la tomaban presa porque se pasó del toque de queda. Un régimen totalmente de terror”, cuenta Beatriz Suárez, viuda de José Luis Suárez, uno de los ocho militantes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) que perdieron la vida en la masacre.

Los otros fueron Arcil Menacho Loayza, José Reyes Carvajal, Ramiro Velasco Arce, Artemio Camargo Crespo, Ricardo Navarro Mogro, Jorge Baldivieso Menacho y Gonzalo Barrón Rendón.

“No sé cuánto de deuda tenemos con estos ocho maravillosos hombres que murieron para nada; para que todos se olviden, para que los utilicen una vez al año (…)”, cuestiona Llanos, quien dice que el amor infinito a la patria, a la democracia, a la libertad, a la justicia, lamentablemente no fue aprendido.

En 1993, después de un juicio de responsabilidades que se extendió por casi una década, el dictador Luis García Meza fue sentenciado a 30 años de prisión sin derecho a indulto.

Junto con él, también su ministro del Interior, Luis Arce Gómez, y 13 paramilitares más.

“La condena refleja lo que pasó. Lo que puedo decir es que García Meza nunca cumplió su sentencia porque fue cobijado bajo las cálidas mantas de Cossmil y se enfermó todo el tiempo; nunca cumplió sus años en Chonchocoro. Arce Gómez estuvo en Estados Unidos por delitos de narcotráfico. Él si cumplió sus días, pero varios ya salieron aprovechando del COVID-19, y ahora estarán felices en sus casas, aprovechando de los recursos mal habidos”, comenta Llanos.

Para Suárez, el que los familiares de las víctimas de la dictadura hayan ganado un juicio de responsabilidades contra García Meza fue un gran logro.

“Ha sido un gran paso, porque García Meza ha sido el primer dictador condenado y tomado preso en América Latina. Es evidente que hay cosas que no se pueden recuperar, como la vida: el criar a nuestros hijos sin padre. Eso no tiene precio y no se puede recuperar con nada”, apunta.

Fernando Rodríguez, de la Comisión de la Verdad, afirma que de manera paralela a la Masacre de la calle Harrington hubo investigaciones sobre otros hechos ocurridos durante la dictadura de García Meza.

“Sin embargo, la Comisión de Verdad ha ratificado algunas hipótesis que se plantearon, una de ésas fue que si bien hubo enfrentamiento, aunque no estaban armados los dirigentes del MIR, algunos salieron con vida y fueron conducidos a una camioneta”.

“Nos dieron unos certificados de defunción que ya estaban preparados, en los que decía que murieron por herida de bala en el cráneo, lo cual era mentira. Mi marido salió con vida, lo torturaron y mataron en el Estado Mayor, tenemos testimonios y testigos de ello”, recuerda Suárez, que corrobora la hipótesis de la Comisión que concluyó sus labores en 2019, cuando presentó un informe pormenorizado al gobierno de Evo Morales.

Pese que hasta el momento las investigaciones por la Masacre de la Harrington estarían concluidas, existe la amargura de quienes quedaron sin sus seres queridos.

“Hay culpables que están sueltos; seguro. Pero después del ‘juicio del siglo’ que se llamó, fue un paso muy importante que se dio; hicimos meter presos a muchos de esos paramilitares. No a todos (…), pero sin duda hay gente a la que se juzgó”, remarca Suárez.

Aún queda pendiente mucho por decir, mucho por corregir y sobre todo mucho por aprender de ese episodio oscuro. “Tuvimos un triunfo y tampoco se lo reconoce”, cuestiona Llanos.

Las víctimas de la calle Harrington

José Luis Suárez. Fue docente de Sociología en universidades e institutos castrenses. Fue dirigente de los catedráticos y presidió el frente universitario del MIR.

Ricardo Navarro. Fue ingeniero, docente universitario y dirigente de la Federación Universitaria Local (FUL) de la UMSA y del frente universitario del MIR.

Artemio Camargo. Fue secretario general de la mina Siglo XX, primer secretario de Conflictos de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia.

José Reyes Carvajal. Dejó la carrera policial y estudió Derecho en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) a sus 22 años. Luego pasó a la carrera política.

Ramiro Velasco. Fue economista, docente universitario de Macroeconomía. Entre 1974 y 1975 estudió un curso de posgrado en Planificación en Varsovia (Polonia).

Arcil Menacho Loayza. En 1955 fue encarcelado por luchar contra las dictaduras. Gran parte de su vida la pasó en la clandestinidad. Fue el mayor del grupo.

Gonzalo Barrón. Desde el colegio fue dirigente, estudió Arquitectura y para entonces ya era parte del MIR. Participó en luchas de reivindicación universitaria.

Comparte y opina:

Mesa propone debate para diferir subnacionales y retornar a una cuarentena rígida

CC pide que la vacunación sea gratuita y voluntaria, además del esclarecimiento en la información sobre la adquisición y características de la vacuna rusa.

Por Ghilka Sanabria

/ 13 de enero de 2021 / 12:53

El líder de Comunidad Ciudadana (CC),Carlos Mesa, propuso este miércoles en conferencia de prensa un debate para el diferimiento de elecciones subnacionales y para el retorno a la cuarentena rígida, como medida de lucha contra el COVID-19, cuya segunda ola enfrenta Bolivia.

“Nuestro candidato a la Alcaldía de La Paz Waldo Albarracín ve conveniente la postergación a las elecciones subnacionales. Nosotros sugerimos que haya un trabajo del Tribunal Supremo Electoral  en base a informes de  un equipo médico que haga recomendaciones de plazos y avance de pandemia. No como se hizo en año pasado, que se postergó una y otra vez y el tema fue expuesto a debate”, dijo.

Respecto al posible retorno a una cuarentena rígida, Mesa cree conveniente que debe ser consensuado entre todos los sectores y “no dejar que la determinación sea dividida por regiones o municipios”.

En la oportunidad, Comunidad Ciudadana presentó un documento de 11 puntos denominado “Pacto por la salud del pueblo boliviano” en el que se exige al Gobierno el esclarecimiento sobre los procesos de adquisición de la vacuna rusa y si existe algún de tipo de reacción médica en  quienes se les aplique.

También se menciona la necesidad de prestar mayor atención en temas de la pandemia al área rural, reposición a sus cargos del personal médico cuyos contratos fenecieron y la suspensión del reclutamiento militar hasta que pase esta fase de contagios. (13/01/2021)

Comparte y opina:

Municipio paceño desmonta horno crematorio clandestino en Villa Copacabana

Una funeraria ofrecía dentro de sus servicios la cremación de cuerpos, sin contar para ello con medidas de bioseguridad.

Por Ghilka Sanabria

/ 13 de enero de 2021 / 09:12

La Alcaldía de La Paz intervino y desmontó un horno crematorio clandestino ubicado en la avenida Paraguay, entre los macrodistritos Centro y Miraflores, a denuncia de los vecinos que desde ayer efectuaban protestas pidiendo su retiro.

“Somos vecinos de los Claveles, Miraflores, Villa Copacabana, estamos muy preocupados por este tema que ocasiona una contaminación en toda la zona”, manifestó un ciudadano entrevistado por la Red ATB.

Las autoridades municipales conversaron con el dueño de una funeraria, que supuestamente ofrecía dentro de sus servicios la cremación de restos humanos.

“Una actividad de estas características no puede funcionar en un espacio destinado a residencias y ante la evidencia que no se cumple con permisos ni recaudos de bioseguridad, procedemos a desmontarlo”, declaró el jefe de Gestión Social y Promoción Económica de la Subalcaldía San Antonio, Carlos Calderón, quien se hizo presente en el lugar. (13/01/2021)

Comparte y opina:

Últimas Noticias