Nacional

jueves 22 abr 2021 | Actualizado a 09:49

Chile invita a Bolivia a incorporarse al proyecto de cable submarino de fibra óptica

Sebastián Piñera hizo esa invitación en ocasión de la reunión virtual de los Jefes de Estado del Mercosur al cumplirse los 30 años de su creación.

Sebastián Piñera durante su participación en la reunión del Mercosur. Foto: Captura.

/ 26 de marzo de 2021 / 13:38

El presidente chileno, Sebastián Piñera, invitó este viernes a Bolivia y otros países de la región a unirse al proyecto que busca unir Sudamérica con el Asia Pacífico mediante un cable submarino de fibra óptica.

“Quiero fraternalmente invitar, como lo hemos hecho en varias ocasiones, a Paraguay, a Uruguay, a Brasil y a Bolivia a incorporarse a este proyecto que nos va a permitir una conectividad con tecnología 5G del Siglo XXI y que va a permitir también que nuestros sistemas internos puedan conectarse con el resto del mundo con una velocidad muy superior a la que tenemos hoy día”, dijo Piñera.

La autoridad chilena hizo esa invitación en ocasión de la reunión virtual de los Jefes de Estado del Mercosur al cumplirse los 30 años de su creación y donde también participó el presidente boliviano Luis Arce.

Además, Piñera confirmó que Argentina ya está participando en este proyecto porque es muy importante hacer un “esfuerzo adicional” en materia de integración digital.

Pues “este proyecto de un cable óptico submarino va a unir América del Sur con el mundo de Asia Pacífico y nos va a permitir, en consecuencia, tener una conexión de mucho mayor rapidez, seguridad y eficiencia, y no tener que pasar, como hacemos hoy día, por países del norte para conectarnos con los países del Asia Pacífico”, ratificó.

Asimismo, insistió en seguir impulsando el corredor bioceánico que permitirá unir los puertos de Brasil y del norte chileno, pasando por muchos países del Mercosur, para facilitar una mayor facilidad y eficiencia en la importación y exportación de productos.

Comparte y opina:

Comité de la UMSA sugiere enfatizar en la ventilación e incluso usar doble barbijo

El coordinador del COE-UMSA, Roger Carvajal, recordó que la ventilación ‘es el mecanismo más idóneo para reducir la carga viral’.

Por Edwin Condori

/ 22 de abril de 2021 / 09:19

El Comité Operativo de Emergencias de la Universidad Mayor de San Andrés (COE-UMSA) recomendó enfatizar en la ventilación de los ambientes para evitar que el COVID-19 genere mayores complicaciones en Bolivia e incluso sugirió el uso de doble barbijo.

Roger Carvajal, coordinador del COE-UMSA, dijo que la presencia de la variante brasileña P1 del COVID-19 da lugar a que se refuercen mucho más las medidas de bioseguridad porque es una variante del coronavirus “bastante peligrosa” debido a que se difunde rápidamente.

“Entonces, si es que viene la tercera ola con predominancia de esta cepa, pues van a existir problemas, por eso es que la gente tiene que estar preparada, previniendo con medidas de bioseguridad”, insistió.

Asimismo, recordó que antes se pensaba que el virus “venía en gotículas que no podían avanzar más allá de un metro y medio y luego caían por la gravedad”.

“Pero, luego se hicieron más estudios y se vio que hay otras gotículas más pequeñas que albergan menos virus y pueden flotar en el aire con aerosoles y estos aerosoles pueden estar suspendidos mucho tiempo mientras no haya un viento que los lleve y por eso es que en los espacios cerrados, así como el humo del tabaco cuando uno fuma, puede estar mucho rato ahí”, explicó.

Por tanto —según Carvajal— la gente puede estar inhalando y frente a esa situación lo que más se recomienda es la ventilación porque “es el mecanismo más idóneo para reducir la carga viral”, sin olvidar el uso del barbijo y otras medidas de bioseguridad.

Lo cual significa que “todos los ambientes tienen que estar abiertos porque no sabemos nunca qué persona podría estar liberando el virus y puede estar contagiando. Entonces, los minibuses, los carros, los restaurantes, todos tienen que estar ventilados, porque de otro modo la carga viral puede acentuarse, la gente contagiarse y si es la cepa P1 nos puede ir muy mal”, advirtió en una entrevista con Unitel.

Sin embargo, también admitió que es muy difícil que se pueda reducir el servicio de transporte con aglomeración de personas. “Por lo tanto, la gente, en los transportes, tiene que (mantener las) medidas de bioseguridad, redoblar e inclusive (usar) doble barbijo, que es lo que se está recomendando actualmente”, subrayó.

En consecuencia, según el profesional, la gente tiene que ser mucho más responsable y tomar en cuenta que principalmente está en sus manos el control de la pandemia. (22/04/2021)

Comparte y opina:

Molina insta a bajar la tensión por el censo y no caer en un ‘falso debate’

El debate sobre el censo surgió nuevamente a partir de una declaración del director del Instituto Nacional de Estadística (INE), Humberto Arandia, quien dijo que 'mínimamente el censo (recién) se llevaría adelante en 2024'.

/ 21 de abril de 2021 / 14:06

El analista Carlos Hugo Molina instó este miércoles bajar la tensión en el país por la posible postergación del censo, que debía realizarse en 2022, y no caer en un “falso debate” como si este trabajo resolvería todos los problemas de las regiones.

“El primer intento que estoy haciendo y voy a continuar (…) es bajar una tensión que efectivamente se estaba encaminando a lo que yo llamo un falso debate (porque) el censo no me va a resolver los problemas, no me va a dar las soluciones; el censo me va a dar los elementos e instrumentos sobre los cuales es imprescindible trabajar para enfrentar los problemas”, dijo en una entrevista con La Razón Radio.

Por tanto, insistió que el país no debe caer ni en falsos debates ni generar una dificultad innecesaria donde no debe haber.

Si “el debate (concluye solo en) sobre si es necesario hacer el censo o no es necesario, va a ser un falso debate, va a generar dificultades en un país en el que nos estamos acostumbrando a resolver los problemas por el conflicto”, remarcó.

Sin embargo, aclaró que “sí tiene que haber censo” y las razones por las cuales no pudiera realizarse en el año previsto tienen que pasar necesariamente por un pacto o una concertación.

Entonces, hay una necesidad “imprescindible (de llegar a un) acuerdo nacional (…) y mucho más en estas condiciones (porque hay que preguntarse) qué es lo que estoy esperando lograr con el censo y por qué es necesario, no se trata de solo cumplir con una obligación internacional (…), se trata en este caso de una responsabilidad con nosotros mismos” como país, señaló.

Pues, por ejemplo, recordó que en los últimos años se está sufriendo un proceso migratorio intenso “que cada vez es ignorando frente a la evidencia y eso es altamente peligroso y riesgoso porque la población no está donde dice estar”.

“Y esto es fundamental, porque si no sabemos dónde está y en qué condiciones está viviendo (la población), va a ser imposible aplicar las políticas públicas”, advirtió.

El debate sobre el censo surgió nuevamente a partir de una declaración del director del Instituto Nacional de Estadística (INE), Humberto Arandia, quien dijo que “mínimamente el censo (recién) se llevaría adelante en 2024”.

El último censo se realizó en 2012, por lo que el siguiente debiera ser el 2022 y el anuncio de Arandia desató una serie de reacciones, principalmente, en el departamento de Santa Cruz, donde incluso se hicieron anuncios de declaratoria de “emergencia” y la articulación de acciones cívicas.

Aunque luego el Gobierno salió a aclarar que por el momento no hay ninguna definición sobre el año de realización del Censo de Población y Vivienda. (21/04/2021)

Comparte y opina:

En la Cumbre Iberoamericana, Arce pide lucha conjunta contra el COVID-19 y liberar patentes

El Presidente señaló que se torna urgente realizar una reforma de los estándares internacionales, en especial los referidos a los derechos de propiedad intelectual, porque “no se puede ser indiferente ni mucho menos lucrar en momentos de pandemia”.

Foto: Captura de Bolivia TV

/ 21 de abril de 2021 / 13:03

El presidente Luis Arce, durante su intervención en la XXVII Cumbre Iberoamericana, reiteró este miércoles su pedido de una lucha conjunta contra la pandemia del COVID-19 y la liberación de las patentes de las vacunas.

“Este encuentro de países iberoamericanos tiene la tarea ineludible de levantar en alto las banderas de la defensa de la vida, la igualdad, la solidaridad y la complementariedad, pero también de un multilateralismo más solidario para superar (juntos) esta crisis”, dijo.

En ese sentido, enfatizó que es importante avanzar en un proceso de integración efectiva basado en la hermandad y la diplomacia de los pueblos.

Y por eso, “desde esta cumbre, quiero reiterar como país y como nación latinoamericana nuestra preocupación por la constatación de que la pandemia del COVID-19 ha puesto en evidencia la desigualdad en la distribución de vacunas y su acceso para las naciones del sur, tal como han denunciado, incluso, las Naciones Unidas y la propia Organización Mundial de la Salud”, añadió.

Lamentó que los países ricos hayan comprado más de la mitad del suministro de las vacunas en el mundo cuando solo representan el 16% de la población mundial y en consecuencia, ahora, más de 100 países no han vacunado ni a una sola persona de su población.

“La ciencia médica debe estar al servicio del ser humano sin ningún tipo de discriminación geográfica, política o social, y el acceso a las vacunas debe ser visto como un derecho humano”, subrayó.

Para eso, según el Jefe del Estado, las empresas farmacéuticas y gobiernos deben mantener una cooperación sincera e implementar la divulgación de sus conocimientos y tecnología para que “mediante un trabajo conjunto se garantice el acceso inmediato y oportuno a las vacunas para las personas más vulnerables”.

Asimismo, aseguró que hasta el momento, las medidas implementadas por los países y organismos internacionales no son suficientes para lograr el acceso equitativo a insumos, medicamentos, vacunas y otros elementos necesarios para contener el COVID-19.

Por lo tanto, en criterio de la autoridad, se torna urgente realizar una reforma de los estándares internacionales, en especial los referidos a los derechos de propiedad intelectual, porque “no se puede ser indiferente ni mucho menos lucrar en momentos de pandemia”.

También exhortó de manera enfática a la Organización Mundial de Comercio y a la Organización Mundial de Propiedad Intelectual a una pronta modificación de los estándares internacionales que protegen la hegemonía de la industria farmacéutica “a costa del perjuicio de miles de millones de seres humanos”.

Pues, “las poderosas transnacionales farmacéuticas, que tienen patentes sobre los diagnósticos, medicamentos y vacunas, deben liberarlas y hacerlas de dominio público o emitir autorizaciones voluntarias sin costo para lograr un acceso real de parte de todas las naciones sin excepción”, remarcó.

En el mismo sentido, hizo un llamamiento a los países desarrollados, que tienen más vacunas de las que su población necesita, a que las distribuyan con aquellos que las carecen.

“Pero, además, hay que advertir que las naciones del norte tampoco superarán plenamente los efectos económicos de la pandemia, por más que destinen miles de millones de dólares, si las naciones del sur son dejadas en la más absoluta vulnerabilidad. (Entonces), cumbres (como ésta) deben aportar al trabajo conjunto a favor de los pueblos”, insistió.

Comparte y opina:

Ministro de Salud: Llegada de nuevas cepas del COVID-19 ‘es totalmente inevitable’

El Gobierno todavía espera los resultados de laboratorios internacionales sobre la presencia de la variante brasileña del coronavirus.

El ministro de Salud, Jeyson Auza. Foto de archivo: ABI

/ 21 de abril de 2021 / 08:38

El ministro de Salud, Jeyson Auza, ratificó que es inevitable la llegada de las nuevas cepas del COVID-19 a Bolivia, después de que el martes, autoridades de Santa Cruz y Beni, con base a estudios de laboratorios privados, informaron que ya circula la variante brasileña P1 en esas dos regiones.

“En cuando a la llegada de las nuevas cepas que existen en el mundo, eso, en un país globalizado, es totalmente inevitable; hemos recibido el reporte de la UMSA (Universidad Mayor de San Andrés), el cual manifiesta que esta cepa (brasileña ya) pudiese estar presente y lo asumimos que así podía ser; (ahora solo) estamos a la espera de los resultados de los laboratorios internacionales, los cuales seguramente van a confirmar esta situación o van a dar más bien adecuaciones u otros descubrimientos”, dijo.

Agregó que si los resultados de los laboratorios internacionales ratifican la presencia de la variante P1 en Bolivia, se continuará “con la misma lógica” que en este momento el país está enfrentando la lucha contra la pandemia.

“Y con esto queremos dar tranquilidad a la población boliviana porque nosotros ya hemos asumido que vamos a (…) contar con la cepa P1 y otras cepas desde el 22 de marzo, cuando (empezamos a realizar)  todo un despliegue de contención y mitigación en las zonas fronterizas para no repetir los escenarios que se dieron en la primera ola”, remarcó la autoridad en una entrevista con Cadena A.

Mientras el país sigue en una segunda ola del coronavirus, que –según el Ministro– es mucho más agresiva y además se prevé que la tercera ola también podría ser de similares características, “a menos que se tomen medidas de contención y mitigación, que sí las estamos asumiendo”.

Incluso, “nosotros habíamos previsto de que inmediatamente (se registre) el descenso de la segunda ola, iba a iniciar la tercera ola y las medidas de contención que estamos llevando adelante están logrando que tal vez la línea de tendencia siga horizontal y no vaya en ascenso”, señaló. Los primeros dos casos de COVID-19 en Bolivia se registraron el 10 de marzo de 2020 y desde entonces se reportaron un total de 291.675 infecciones, de los cuales 240.336 pacientes lograron recuperarse de la enfermedad, 38.644 todavía tienen el virus activo en su organismo y 12.695 personas perdieron la vida.

Comparte y opina:

Más del 5% de la población boliviana fue vacunada hasta la fecha

Hasta el momento llegaron 1.100.970 dosis, según el Ministerio de Salud.

/ 20 de abril de 2021 / 15:33

El ministro de Salud, Jeyson Auza, informó este martes que hasta el momento el porcentaje de la población vacunada contra el COVID-19 en todo el territorio nacional ya superó el 5% (590.000). Según la última proyección del Instituto Nacional de Estadística (INE), la población estimada para este año es de 11,8 millones.

“Hasta la fecha hemos superado ya más del 5% de vacunación de la población en general”, confirmó la autoridad en una conferencia de prensa realizada tras la llegada de 200.000 vacunas rusas Sputnik V.

Asimismo, dio a conocer que con el arribo del nuevo lote de  fármacos, el país ya recibió más de un millón de dosis, que son distribuidas a cada uno de los servicios departamentales de salud.

“Para ser exactos, 1.100.970 dosis (llegaron hasta el momento)”, precisó la autoridad gubernamental, a tiempo de ratificar que el Gobierno ruso se comprometió a proveer al país de otras 200.000 dosis más antes de que concluya abril.

Auza subrayó que estas nuevas dosis permitirán dar continuidad al plan nacional de vacunación, mientras el líder de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, consideró que es un “fracaso” el plan de vacunación contra el COVID-19. (20/04/2021)

Comparte y opina:

Últimas Noticias