Nacional

viernes 22 oct 2021 | Actualizado a 03:34

Exeni dice que la aprehensión de Murillo marca un quiebre en ‘disputa política’

A nivel político, esto le viene muy bien al oficialismo porque refuerza su posición respecto a lo que fue ese régimen provisorio y de alguna manera limita el posicionamiento de la oposición”, sostuvo José Luis Exeni

Los periodistas Antonio Dalence, José Luis Exeni y Freddy Morales junto a la directora de La Razón y Extra, Claudia Benavente, en el programa Piedra, papel y tinta.

/ 28 de mayo de 2021 / 23:09

La aprehensión del exministro de Gobierno Arturo Murillo marca un quiebre en la disputa política en Bolivia, según advirtió este viernes el politólogo José Luis Exeni, mientras que el periodista Freddy Morales sostiene que no percibe un cambio de actitud en los medios de comunicación respecto al gobierno de Jeanine Áñez.

“Esta detención marca un quiebre en la disputa política claramente, en la disputa discursiva en torno a lo que significó el régimen de Áñez y por supuesto en la arena judicial. A nivel político, esto le viene muy bien al oficialismo porque refuerza su posición respecto a lo que fue ese régimen provisorio y de alguna manera limita el posicionamiento de la oposición”, sostuvo Exeni en el programa por streaming de La Razón y Extra “Piedra, papel y tinta”.

A su turno, Morales, corresponsal de la cadena TeleSur, afirmó que, según su impresión, los medios de comunicación no tendrán una modificación “importante” en su manera de actuar con respecto al régimen de Áñez y citó que en las redes sociales se busca imponer en la agenda pública que el gobierno de Luis Arce busca distraer con el caso Murillo la lucha contra el COVID-19.

“En los medios de comunicación hay como esta tendencia, menos marcada que en las redes sociales porque en las redes sociales hay una actitud más dura”, sostuvo Morales, quien recordó que el jueves el arzobispo de La Paz, Percy Galbán, insistía en que no se use políticamente ninguna acusación contra el régimen de Áñez y que la justicia actúe.

El jede de redacción de Extra, Antonio Dalence, precisó que son al menos diez casos que involucran a Murillo en irregularidades cometidas en el Ministerio de Gobierno. “Él ha armado una estructura porque no es posible que este movimiento de dinero, que involucra al BCB, (Banco Central de Bolivia) no haya sido de conocimiento de la Presidenta, eso no es posible”.

Según Morales, no existe mayor cambio de opinión en algunos medios de comunicación. “Mantienen la misma actitud, he escuchado a colegas decir cómo el ministro (de Gobierno, Eduardo Del Castillo) se va a referir en esos términos al exministro Arturo Murillo, de un grupo de delincuentes”.

Exeni advirtió que el caso de Murillo resulta inocultable para los medios de comunicación y que no hubo posibilidades de “silencios” como ocurrió en el régimen de Áñez. Apuntó que el tema mayor debe ser la investigación de los casos de Sacaba y Senkata, donde murieron más de 20 personas por impactos de bala.

“Y respecto a los actores políticos de la oposición que como decía fueron aliados o parte del mismo gobierno o protectores de Murillo hoy todos reniegan de él como si fuera la peste, se indignan muchísimo por lo que hizo, ahí tampoco nadie habló de persecución política”, observó.

Morales recordó que en noviembre de 2019 hubo medios de comunicación que “minimizaron situaciones extremas y gravísimos” en el caso de Senkata, alentando una difusión de Murillo que apuntaba a exponer imágenes de una explosión de una refinería en México, que causó muertes, como para comparar la movilización en El Alto.

“No hubo ni una sola explosión de dinamita donde está la planta de YFPB, pero si uno escucha la radio y lee versiones de periódicos sigue encontrando que ese grupo de alteños querían hacer volar (Senkata) para que desaparezcan 20 kilómetros cuadrados de El Alto”, sostuvo.

Dalence recordó que gracias a los testimonios recogidos en el lugar de los hechos y la presencia misma de periodista se constató que fueron los propios vecinos de El Alto que tumbaron el muro de la planta de gas licuado de Senkata. “Son los mismos vecinos que se organizaron y empezaron a tirar el muro a la cuenta de tres”, indicó.

Exeni apuntó que la caída de Murillo, hombre fuerte del régimen de Áñez, genera dos efectos, el primero en la agenda política porque el tema seguirá “por mucho tiempo” en la cobertura mediática y, el segundo, en el debate político, especialmente en el cambio de la percepción de que fue un régimen de pacificación, de recuperación de la democracia por un régimen de corrupción y autoritario. “Creo que es un mensaje fuerte“, dijo.

Comparte y opina:

El Gobierno califica de ‘fracaso’ protesta, gremiales se dividen y una facción firma acuerdo

La dirigencia de Rodolfo Mancilla sostiene que la ley 1386 de lucha contra las ganancias ilícitas no los alcanza. Francis Figueroa, desde Santa Cruz, declaró un cuarto intermedio en las protestas

Protesta gremial en la ciudad de La Paz.

/ 21 de octubre de 2021 / 20:29

Un grupo de la dirigencia nacional de los gremiales se reunió con el Gobierno y acordó trabajar en el reglamento de la ley de estrategia de lucha contra la legitimación de ganancias ilícitas 1386, mientras que el bando liderado por Francisco Figueroa declaró un cuarto intermedio en la protesta y el lunes definirá nuevas acciones. Para el Gobierno, las protestas de esta jornada fueron un fracaso.

Gremiales del ala de Figueroa convocaron a un paro para este jueves y viernes, pero en los últimos días optaron por ir solo a las movilizaciones. En La Paz, Cochabamba y Santa Cruz hubo, en la mañana, marchas en demanda de la anulación de la ley que consideran hará un mayor control sobre su sector.

En Potosí, el Comité Cívico Potosinista (Comcipo), determinó cumplir con el paro de 48 horas que había definido la dirigencia de Figueroa, quien desde Santa Cruz organiza en la llamada cumbre intersectorial más protestas. Se determinó un cuarto intermedio y el lunes se retomará reuniones para definir nuevas acciones de protestas.

Mientras que en La Paz, otro grupo de gremiales se reunió con autoridades del Gobierno. “Se nos ha explicado y se ha establecido que la ley 13 86 no tiene alcance ni afecta a comerciantes minoristas de Bolivia y los gremialistas participaremos en la reglamentación de la ley”, informó el dirigente Rodolfo Mancilla tras la reunión en la Casa Grande del Pueblo.

Mancilla cuestionó la dirigencia de Figueroa y lo vinculó con los intereses del excívico y gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho. “Nuestro compromiso es firme con nuestro proceso de cambio”.

El ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño, calificó de fracaso el paro que convocó inicialmente Figueroa y descartó que la ley que aprueba la estrategia de lucha contra las ganancias ilícitas afecte los intereses de los gremiales, choferes o de cualquier ciudadano.

“Ha sido un total fracaso este paro convocado por el Comité Cívico de Santa Cruz y por el gobernador Camacho y alguno que otro loco en algún departamento”, afirmó en alusión a que el bloque de oposición política-cívica se pronunció en apoyo a la protesta.

“Es mentira que esta ley, la 1386, afecte la economía de los hermanos transportistas y de los hermanos gremiales, es mentira. Están queriendo utilizar este instrumento para gestar un segundo golpe de Estado, lo ratifico”, insistió.

Figueroa explicó que se declaró un cuarto intermedio en las protestas y que el lunes se retomará la coordinación para nuevas movilizaciones, sin embargo aseguró que persistirán protestas en Potosí, Cochabamba y Tarija.

El ministro Edgar Montaño (c) durante la conferencia de prensa de este jueves conjuntamente representantes de dos sectores de transportistas. Foto: Min Obras Públicas

Comparte y opina:

Jueces se declaran en emergencia por aprehensión de la jueza Lima y advierten ‘desprotección’

Melina Lima, jueza Anticorrupción y de Violencia contra la Mujer, fue aprehendida el miércoles por haber cerrado el caso de las hermanas de Doria Medina

La jueza, el jueves, en dependencias de la FELCC de La Paz. Foto: APG

/ 21 de octubre de 2021 / 18:27

La Asociación de Magistrados y Jueces de La Paz (Amalap) se declaró en emergencia por la aprehensión y proceso abierto contra la jueza Melina Lima por haber cerrado el caso contra las hermanas del empresario y político Samuel Doria Medina.

“En condición de autoridades judiciales, es evidente que no gozarnos de fuero o privilegio alguno, empero, si se consolidan estos hechos por demás infundados y arbitrarios se genera una desprotección total para la administración de justicia, ya que nuestro trabajo es precisamente resolver los conflictos penales y este trabajo no puede considerarse delictivo”, establece el comunicado de la Amalap.

Lima, jueza Anticorrupción y de Violencia contra la Mujer, fue aprehendida el jueves por haber cerrado el caso de las hermanas de Doria Medina, vinculadas a una empresa relacionada con paraísos fiscales. Acusan a la jueza por los delitos de prevaricato y resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes.

La Amalap aclaró que no se opone a la investigación, pero no se entiende la razón para aprehender a la jueza Lima.

Lee también: La Fiscalía deja en libertad a la hermana del político y empresario Samuel Doria Medina

En el comunicado difundido por la red Erbol se recuerda dos sentencias constitucionales por las cuales ninguna autoridad “está facultada para calificar de correcta o incorrecta la conducta de un juez y que, en ningún caso, las decisiones de autoridades jurisdiccionales pueden dar lugar a sanción alguna”, puesto que en el principio de independencia judicial supone la libre apreciación y resolución.

“El Estado está en la obligación de garantizar el desarrollo de la función jurisdiccional libre de presiones, en base al principio de independencia e imparcialidad”, demanda la entidad.

Alertó que con el caso de la jueza Lima “se sienta un precedente contra el trabajo de todos los Jueces del país, que en cualquier momento, por un criterio subjetivo de aplicación normativa u otros intereses, pueden ser aprehendidos y detenidos”. Los jueces se declararon en estado de emergencia.

Comparte y opina:

El Legislativo anula decreto de amnistía e indulto para procesados en el gobierno de Áñez

El decreto presidencial de amnistía fue aprobado en febrero para beneficiar a los perseguidos y sentenciados en el gobierno de Jeanine Áñez, sin embargo el GIEI advirtió que puede ser distorsionada su aplicabilidad

El pleno de la Cámara de Diputados en la Asamblea Legislativa.

/ 21 de octubre de 2021 / 17:47

La Asamblea Legislativa Plurinacional anuló este jueves el decreto presidencial de amnistía e indulto aprobado por el gobierno de Luis Arce en favor de los procesados en la gestión de Jeanine Áñez, en cumplimiento del informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y del pronunciamiento de la Defensoría del Pueblo.

El senador del MAS Adolfo Flores explicó que con la abrogación de la norma aprobada en febrero de 2021 se cumple una de las recomendaciones de los expertos que investigaron la violencia y muerte de 2019.

“Hemos tomado la decisión de abrogar el decreto y expresar que ese decreto tenía el perdón de penas de sentenciados y por el camino político los perseguidos políticos. Entendemos que solo han sido beneficiados los que tienen sentencia”, sostuvo.

El decreto de febrero establece que serán beneficiadas las “personas que fueron procesadas penalmente durante el Gobierno de facto, en franca vulneración de los derechos humanos, garantías y libertades constitucionales, por la presunta comisión de delitos que tengan relación directa con los conflictos sociales dentro la crisis política institucional del Estado acaecida en el país entre el 21 de octubre de 2019 y el 17 de octubre de 2020”.

El GIEI advirtió que esa norma debe ser anulada porque solo cuestiona el procedimiento y puede llegar a beneficiar a quienes fueron parte de la violencia y muerte de noviembre de 2019, en el gobierno de la expresidenta Áñez.

Comparte y opina:

Silva dice que es difícil convocar al diálogo a gremiales porque tienen ‘varias dirigencias’

El viceministro de Defensa del Consumidor aseguró que las medidas de protestas que protagoniza el sector gremial responden a amenazas de sus dirigentes y a la coordinación con autoridades y políticos de oposición.

El viceministro de Defensa del Consumidor, Jorge Silva, en entrevista con La Razón Radio

Por Mauricio Diaz

/ 21 de octubre de 2021 / 14:33

El viceministro de Defensa del Consumidor, Jorge Silva, afirmó este jueves que el Gobierno está dispuesto a que el sector gremial participe de los “ajustes” a la Ley 1386 de Estrategia Nacional de Lucha contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas, aunque ante la presencia de “varias dirigencias” es difícil convocarlos.

“Es complicado convocar a todos, porque unos van a aceptar, como los que ya han aceptado y han ido al diálogo y otros, por más que se les invite, se van a hacer ‘q’illis’” afirmó el viceministro Silva en una entrevista con La Razón Radio.

Aseguró que las medidas de protesta son coordinadas con cívicos regionales, autoridades y políticos opositores al gobierno del presidente Luis Arce.

Además afirmó que los gremiales asumen esa medida de protesta por “amenazas de sus dirigentes”, que los amedrentan con una multa económica o el cierre temporal de sus negocios.

Silva explicó que la ley en cuestión es una estrategia “para combatir a los narcotraficantes, aquellos que se dedican a la trata y tráfico de personas, los que falsifican sellos, billetes y corruptos”.

Por su parte, el dirigente de la Confederación de Gremiales de Bolivia, Toño Siñani, afirmó que solo los dirigentes de algunas federaciones de El Alto están marchando y amenazó con movilizar a sus bases si son agredidos por la Policía.

En la jornada pasada, el Comité Cívico Potosinista confirmó el paro con bloqueos en contra de esa ley, mientras que la dirigencia gremial a la cabeza de Francisco Figueroa descartó ese tipo de acciones, aunque anunció que se realizarán movilizaciones en el eje troncal del país. No descartó un paro de 48 horas en caso de que el Gobierno no abrogue la Ley 1386.

Ante esa medida, la Policía Boliviana aseguró que garantizará la normalidad de las actividades y habilitarán rutas alternas para que la circulación de vehículos no sea perjudicada.

Comparte y opina:

Richter califica de ‘contundente’ el pedido de EEUU y anuncia que la Cancillería le responderá

El vocero presidencial cree que las plataformas políticas todavía quieren preservar los “grupos irregulares” como un “último reservorio de esperanza para (…) desestabilizar el país”.

Jorge Richter en entrevista con La Razón. Foto: Oswaldo Aguirre.

/ 21 de octubre de 2021 / 14:23

El vocero presidencial, Jorge Richter, consideró este jueves que es “contundente” el pedido realizado por la Embajada de Estados Unidos en Bolivia para el desmantelamiento de “grupos irregulares” en el país.

“La Embajada americana lo que está señalando es un pedido contundente de decir: señores en Bolivia esto está existiendo y hay que (desarticular)”, afirmó Richter en una entrevista con el programa Piedra, Papel y Tinta de La Razón.

En pasados días, la Embajada de Estados Unidos denunció que “grupos paraestatales violentos” amenazan a activistas de derechos humanos y demandó al gobierno de Luis Arce su “desmantelamiento”.

Ese pronunciamiento surgió después de que la activista de derechos humanos Kathryn Ledebur y el abogado Thomas Becker –ambos ciudadanos estadounidenses– denunciaron que sufren constantes amenazas en Bolivia por parte de grupos, como la Resistencia Juvenil Cochala, que fueron identificados como “parapoliciales” por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

También puede leer: EEUU alerta a Bolivia sobre ‘grupos paraestatales violentos’ y pide su desmantelamiento.

Ahora, “a través de la Cancillería se va a tomar contacto (con Estados Unidos) para realizar la respuesta que corresponde, pero, de manera clara, el presidente (Arce), cuando se presentó el informe del GIEI, ya anunció que estos grupos van a ser desmantelados”, agregó Richter.

También puede leer: Arce demanda juicio de responsabilidades y anuncia eliminación de grupos ‘parapoliciales’.

El funcionario señaló que la desarticulación de estos grupos se realizará “aunque desde las plataformas políticas, (como) Creemos y Comunidad Ciudadana, se los trate todavía de preservar como un último reservorio de esperanza para ver si con ello pueden desestabilizar el país”.

Sin embargo, “no tienen futuro ni perspectiva”, concluyó el vocero.

Temas Relacionados

Comparte y opina: