Nacional

miércoles 28 jul 2021 | Actualizado a 14:03

Nueve momentos: Carlos Mesa fue el factor clave de la sucesión de Jeanine Áñez

En su declaración ante la comisión de fiscales, el 8 de junio reciente, la exmandataria transitoria recordó que Mesa objetó la sucesión de la senadora Adriana Salvatierra.

Carlos Mesa, en una concentración en la avenida Costanera de La Paz, en la que gritó: "¡O voy preso, o voy a la presidencia!"

/ 14 de junio de 2021 / 03:17

Jeanine Áñez acaba de vincular a Carlos Mesa con su sucesión y develar que éste impidió que Adriana Salvatierra u otros senadores del MAS asuman el poder en noviembre de 2019. Entonces, el expresidente se convirtió en el factor clave de la transición.

En su declaración ante la comisión de fiscales, el 8 de junio reciente, la exmandataria transitoria recordó que Mesa, entonces candidato perdedor de las luego anuladas elecciones del 20 octubre, objetó la sucesión de la senadora del Movimiento Al Socialismo (MAS) y de otros correligionarios suyos, aunque había dicho que esa “sucesión debería ser constitucional y que no aceptaría ninguna sucesión inconstitucional”.

“Luego, el señor Carlos Mesa realiza una declaración en una radio mencionando que no aceptaría la sucesión de Adriana Salvatierra”, contó Áñez, detenida en la cárcel de Miraflores y ahora acusada también de resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes, además de presuntos delitos de sedición, terrorismo y conspiración, a instancias de la exdiputada del MAS Lidia Patty.

Nada más al saberse de la renuncia de Evo Morales, el 10 de noviembre de 2019, el candidato de Comunidad Ciudadana (CC) dijo que la sucesión presidencial debía estar a cargo de “alguien que no sea del MAS”, como también recordó Áñez en su declaración ante los fiscales.

Mesa rozó entonces la segunda vuelta y en esa condición se convirtió en uno de los principales líderes de oposición y, así, en uno de los actores clave del quiebre institucional de entonces en al menos nueve momentos.

Primer momento, el TREP. Al paralizarse la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), la noche del 20 de octubre, el expresidente protestó por la falla del sistema, una transmisión de actas de votación paralela al cómputo oficial, aunque no vinculante.

Al día siguiente, en conferencia de prensa llamó a movilizaciones y vigilias en el país, “para estar en todos los tribunales electorales con la fuerza de la gente”. Consideró que la paralización del TREP pretende “bloquear la segunda vuelta”.

Fue el primer momento del protagonismo de Mesa en la crisis poselectoral. Denunció en la noche en la ciudad de Santa Cruz un “fraude escandaloso”.

En coincidencia con esas declaraciones, también esa noche, el entonces presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, anunció movilizaciones. “Mañana, a las 12.00 del día, empezamos a parar este país”, arengó en un primer cabildo en la Feria Exposición de Santa Cruz (Expocruz).

Fue el inicio de la revuelta, que tres semanas después terminaría con la renuncia de Morales.

El expresidente Evo Morales llamó a Carlos Mesa «el principal golpista» de 2019.

Segundo momento, la advertencia de Mesa. Una semana después, cuando las protestas se habían extendido en el país, una multitudinaria protesta tomó la avenida Costanera de La Paz. Allí, Mesa denunció que Morales y el vicepresidente Álvaro García lo acusaban de generar violencia.

Se declaraba otra vez víctima de las presuntas irregularidades en las elecciones. “Debo decirles que aquí estoy: ¡O voy preso, o voy a la presidencia!”, gritó con euforia ante la multitud.

Tercer momento, apoyo a Camacho. El 6 de noviembre, Mesa buscó a Camacho en el aeropuerto de El Alto. Para entonces, el líder cívico había logrado paralizar el país y porfiaba por tercera vez en llegar a La Paz, esta vez a dejar la carta de renuncia de Morales que él mismo redactó.

Sin conseguir su propósito, el candidato presidencial esperó al líder cívico hasta las 19.30 de ese día. “La Policía me bloqueó e impidió que me acercara a LF Camacho en el momento de su llegada al aeropuerto. Denuncio esta vulneración a mis derechos ciudadanos” (sic), justificó en su cuenta de Twitter.

Camacho prefirió propiciar las movilizaciones “sin políticos”. Pero a las 21.11, en la plaza Uyuni de La Paz, Mesa apareció junto a su acompañante de fórmula, Gustavo Pedraza, y el expresidente Jorge Quiroga para decir que no estaba en el aeropuerto, esto ante el supuesto acoso de los masistas en El Alto.

Cuarto momento, anulación de elecciones. De reclamar su derecho a una posible segunda vuelta, Mesa pasó a plantear la anulación de las elecciones. En una entrevista con el diario español El País, publicada el 23 de octubre, decía: “La segunda vuelta debe realizarse porque legítimamente votó el pueblo boliviano!”.

Sin embargo, días después, el 3 de noviembre, CC y Mesa cambiaron de posición: “La mejor solución a esta crisis, en las actuales circunstancias, es una nueva elección, administrada por un nuevo órgano electoral imparcial y con la observación rigurosa de la comunidad internacional”.

Se esperaba que la declaración abunde sobre las declaraciones de Camacho, un día antes en un cabildo multitudinario en el Cristo Redentor de Santa Cruz, cuando había invocado la participación de las Fuerzas Armadas en las movilizaciones, “para estar al lado de su pueblo”.

Quinto momento, pedido de renuncia. El domingo 10 de noviembre, Mesa pidió la renuncia de Morales y García, de quienes dijo que “no están en condiciones” de presidir nuevas elecciones. “Creemos que ésta es una decisión que debe tomar el presidente Morales; si le queda un ápice de patriotismo, debería dar un paso al costado”, dijo.

Morales, muy temprano ese día, había anunciado nuevas elecciones, “incorporando a nuevos actores políticos”, y la elección de un nuevo Tribunal Supremo Electoral (TSE), con el fin de bajar las tensiones y pacificar el país.

Esa madrugada había intentado comunicarse con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien se había anticipado a difundir el informe preliminar sobre los comicios del 20 de octubre, en el que la misión de observadores había hallado “graves irregularidades”.

Acto seguido, Almagro sugirió la continuidad del mandato de Morales.

Sexto momento, reuniones extralegislativas en la UCB. Mesa jugó un papel central en las negociaciones propiciadas por la Iglesia Católica y la Unión Europa (UE) inmediatamente después de la renuncia de Morales.

Allí hizo saber que no apoyará una eventual sucesión de Salvatierra, que había renunciado a la presidencia de la Cámara de Senadores de forma verbal. Áñez contó detalles de esa cita en la Universidad Católica Boliviana (UCB).

Ni Salvatierra ni otro senador del MAS estaban consignados entre las posibilidades. “Se dice que en la reunión se propuso que debía elegirse como presidente interino a un senador con experiencia, a lo que Carlos Mesa indica que la sucesión debería ser constitucional y que no aceptaría ninguna sucesión inconstitucional”, contó la exmandataria.

Además, recordó que supo de una reunión previa en la casa de José Antonio Quiroga, en la editorial Plural, a la que presuntamente asistieron Salvatierra, el entonces ministro de Comunicación, Manuel Canelas, y Ricardo Paz, asesor de Mesa.

Ahí preguntaron a Mesa sobre esa posibilidad. “Quiroga llama al señor Carlos Mesa por teléfono para consultarle y éste le responde que la ciudadanía no aceptaría esa sucesión, (que) las protestas continuarían”, prosiguió Áñez.

Séptimo momento, la opción Áñez. Alejada la posibilidad de que alguien del MAS sea quien suceda a Morales, Mesa y CC impulsaron la proclamación de Áñez, entonces segunda vicepresidenta de la Cámara de Senadores, con el apoyo de los asistentes a la cita en la UCB, salvo las representantes del MAS.

El propio Ricardo Paz, asesor de Mesa, se encargó de llamar la tarde del 10 de noviembre a Áñez, que se encontraba en Trinidad (Beni), para proponerle la decisión. “Entre las 18.00 y 19.00 (era de noche) yo recibo una llamada de Ricardo Paz, que me pone en altavoz, me explica que ellos estaban en una reunión buscando una reunión”, dijo la exmandataria transitoria en su declaración ante el Ministerio Público.

Estaba decidida la situación. En una entrevista con Piedra, papel y tinta de La Razón, la exdirectora de la Unidad de Investigaciones (UIF) Teresa Morales contó que el 11 de noviembre, en la reunión de la UCB, Mesa preguntó a Salvatierra sobre qué le parecía Áñez presidenta. “’Yo no entiendo por qué me preguntan si ya la señora Áñez se está moviendo en la cápsula presidencial; seguramente ustedes habrán decidido cosas’”, citó Morales a la senadora.

Es más, al día siguiente, de nuevo en la UCB, Mesa preguntó a la legisladora del MAS si había presentado su renuncia. Morales contó que Salvatierra respondió que “solo en redes sociales”.

La reunión previa a la autoproclamación de Áñez, el 12 de noviembre de 2019.

Octavo momento, garantías a la Asamblea. Al principio, Mesa propugnó una “sucesión constitucional” y también exigió garantías para el desarrollo de las sesiones con ese fin en la Asamblea Legislativa.

Ese 11 de noviembre, el expresidente instó a la Policía y a las Fuerzas Armadas a garantizar la seguridad de los legisladores del MAS para las sesiones de sucesión constitucional. Es más, pidió a la población no hostigar a los oficialistas.

Consideró que será importante que el MAS haga quórum en la Asamblea Legislativa. Ésta es “la única posibilidad de construir una sucesión democrática y una acción que esté bajo la norma constitucional para que el mundo no nos acuse de haber llevado un gran golpe de Estado”, justificó.

Noveno momento, la tesis del golpe. El 24 de enero de 2020, Áñez se proclamó candidata a la presidencia para las elecciones, inicialmente, del 3 de mayo. La decisión generó protestas y cuestionamientos de algunos políticos, en razón de que la mandataria había llegado al poder solo para llamar a nuevas elecciones.

Uno de ellos fue Mesa, que tres días después hizo un texto llamativo en su blog para cuestionar la candidatura de Áñez, que había formado la alianza Juntos con Samuel Doria Medina y Luis Revilla, entre otros.

“La tesis del golpe de Estado se basa en la idea de que quien lo dio usa la sucesión constitucional como una excusa para hacer realidad su verdadera intención: apropiarse del gobierno en el largo plazo como quien se apropia de un botín”, escribió el candidato de CC en un texto llamado Una decisión equivocada.

A cuatro días de la develación de Áñez sobre el papel de Mesa en la sucesión constitucional, por cuya acción el MAS y el Gobierno han comenzado un proceso político y judicial, el expresidente no se manifestó. El sábado, La Razón intentó infructuosamente con sus allegados una posición sobre el caso.

Mesa ya tuvo la experiencia de librarse del camino de la sucesión con otros políticos en 2005, cuando pidió a los entonces presidentes de las cámaras de Senadores, Hormando Vaca Díez (fallecido), y de Diputados, Mario Cossío, a resignar esa posibilidad para dar paso a la asunción del entonces presidente de la otrora Corte Suprema de Justicia, Eduardo Rodríguez Veltzé.

“Éste es un tiempo de renunciamientos, éste es un tiempo en el que el país no puede seguir apostando a la locura”, dijo el 7 de junio de aquel año.

La diferencia de entonces con el cambio de gobierno de 2019 fue que el viejo Congreso Nacional aceptó la renuncia de Mesa y, a la vez, posesionó a Rodríguez Veltzé.

Comparte y opina:

La Fiscalía revela que la pericia sobre las elecciones de 2019 costó unos $us 30.000

Un grupo de investigación de la Fundación General de la Universidad de Salamanca realizó la pericia, que ahora es cuestionada por sectores de la oposición política.

Edwin Quispe, secretario de la Fiscalía General del Estado.

/ 28 de julio de 2021 / 13:22

El secretario de la Fiscalía General del Estado, Edwin Quispe, informó este miércoles que la pericia internacional realizada a las elecciones anuladas de 2019 tuvo un costo aproximado de $us 30.000.

“El precio cancelado es de 216.000 bolivianos y fracción, lo que más o menos, convertido en dólares, son aproximadamente 30.000 dólares que se han pagado”, dijo Quispe en conferencia de prensa.

El Ministerio Público —en el marco del caso Fraude Electoral, que investigó las presuntas irregularidades en los comicios del 20 de octubre de 2019— realizó el proceso de contratación de una consultora internacional con el objetivo de que realice una “pericia en el área de seguridad informática y administración de redes” para el análisis de integridad electoral de las mencionadas elecciones.

Es así que el 15 de abril de 2021 —según información de la Fiscalía General— entre varios proponentes se designó al Grupo de Investigación Deep Tech Lab de BISITE, de la Fundación General de la Universidad de Salamanca (España), para realizar la pericia requerida “al verificar que cuentan con la suficiente capacidad técnica, científica y la idoneidad necesaria”.

El trabajo pericial, después de tres meses, concluyó con la emisión de un informe de análisis de integridad electoral, que tiene una extensión de más de 230 páginas y cuyas principales conclusiones fueron dadas a conocer ayer por el fiscal general del Estado, Juan Lanchipa.

En ese sentido, Lanchipa destacó que las investigaciones sobre la seguridad electoral encontraron “deficiencias e incidentes que no suponían riesgos para la integridad del proceso electoral, ni para los resultados del cómputo oficial y no se advierte manipulación de los votos, debido a que el sistema informático cuenta con la consistencia necesaria y en ningún momento fue alterado”.

Sin embargo, este informe generó una serie de cuestionamientos de parte de los actores políticos de la oposición porque consideran que es una “burla” e incluso creen que fue elaborado a medida del expresidente Evo Morales para lavar su imagen tomando en cuenta que él fue apuntado en su momento como uno de los supuestos impulsores del presunto fraude electoral.

Quispe, ante los cuestionamientos, respondió que el Ministerio Público no mezcla lo político con el trabajo técnico y defendió el informe del Grupo de Investigación.

“Hemos lanzado una convocatoria pública para que empresas consultoras se presenten y el grupo de investigación cumplió con todos los requisitos técnicos”, remarcó.

Comparte y opina:

Presidente de Diputados: Ahora no hay duda de que la OEA fue parte del ‘golpe de Estado’

La pasada jornada, el Ministerio Público presentó las conclusiones de una pericia internacional que descarta la “manipulación” de votos de los comicios de 2019.

Por Edwin Condori

/ 28 de julio de 2021 / 12:28

Después de que la Fiscalía presentó una pericia internacional que descarta la “manipulación” de votos en las elecciones anuladas de 2019, el presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, afirmó este miércoles que ahora no queda duda de que la Organización de Estados Americanos (OEA) fue parte del “golpe de Estado” de ese año.

“Con relación a la posición que tomó la OEA en su momento, nosotros hemos indicado que este organismo internacional era parte del golpe de Estado y ahora (el informe presentado por la Fiscalía) nos da la razón, no hay duda de que esta organización internacional estuvo y es parte del golpe de Estado”, dijo Mamani.

El martes, el fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, leyó las principales conclusiones de un informe elaborado por el Grupo de Investigación Deep Tech Lab de BISITE, de la Fundación General de la Universidad de Salamanca (España), que hizo las pericias sobre los resultados de las elecciones anuladas del 20 de octubre de 2019.

En ese sentido, destacó que las investigaciones sobre la seguridad electoral de ese año encontraron “deficiencias e incidentes que no suponían riesgos para la integridad del proceso electoral, ni para los resultados del cómputo oficial y no se advierte manipulación de los votos, debido a que el sistema informático cuenta con la consistencia necesaria y en ningún momento fue alterado”.

Aunque la OEA, en su auditoría realizada el mismo 2019 a los cuestionados comicios, aseguró que sí existieron “irregularidades” y “manipulación dolosa”, por ejemplo, en la alteración de las actas, la falsificación de las firmas de jurados de mesas y en el conteo de los resultados, lo cual agravó la crisis social y política que ese año se registraba en Bolivia en medio de una serie de protestas que denunciaban un presunto fraude electoral.

Protestas que incluso derivaron en la renuncia del entonces presidente Evo Morales el 10 de noviembre de 2019, que además fue presionado por un motín policial y una “sugerencia” de las Fuerzas Armadas para que dimitiera. Ahora ese hecho es investigado en el país como un “golpe de Estado”.

Comparte y opina:

Luis Arce viaja a Perú para la posesión presidencial de Pedro Castillo

El Jefe del Estado boliviano auguró “un porvenir de paz y prosperidad” a los peruanos.

Foto: Captura de video del Twitter de Luis Arce

/ 28 de julio de 2021 / 11:20

El presidente boliviano, Luis Arce Catacora, viajó este miércoles a Perú para asistir al acto de posesión del nuevo mandatario de ese país, Pedro Castillo, y dejó el mando del Estado Plurinacional al vicepresidente David Choquehuanca.

“Anunciamos que, en estos momentos nuestro presidente, Lucho Arce se dirige a Perú para la posesión presidencial del hermano Pedro Castillo y asume el mando en nuestra Bolivia, David Choquehuanca”, informó el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, mediante sus redes sociales.

Luego, por las mismas plataformas digitales, Arce auguró “un porvenir de paz y prosperidad para los hermanos peruanos”. Que “esta fecha histórica (…) represente una nueva era en la relación entre nuestros pueblos. ¡Felicidades Perú!”, agregó el Jefe del Estado.

Asimismo, en el mismo sentido, Del Castillo consideró que inicia “una nueva etapa de hermandad entre ambos pueblos”.

Según un reporte de la agencia AFP, el maestro rural de izquierda Pedro Castillo asumirá la Presidencia de Perú hoy con el reto de superar la pandemia, reactivar la economía y acabar con las convulsiones políticas que marcaron el último quinquenio.

Tres días de ceremonias están programadas por la juramentación del nuevo mandatario, quien recibirá la banda bicolor el mismo día en que Perú conmemora el bicentenario de su independencia.

Comparte y opina:

Pumari señala que informe presentado por la Fiscalía busca lavar la imagen de Evo Morales

El exdirigente cívico de Potosí afirma que el actual Gobierno maneja todos los poderes del Estado.

Por Yuri Flores

/ 28 de julio de 2021 / 11:14

El expresidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo) Marco Antonio Pumari afirmó este miércoles que el informe presentado por la Fiscalía General del Estado sobre la pericia a los resultados de las elecciones generales de octubre de 2019, pretende lavar la imagen del exmandatario Evo Morales, a quien le acusa de haber cometido un “fraude electoral” ese año.

“El informe que presentó (la Fiscalía de las elecciones en 2019) tiene un fin, el de lavar la imagen de Evo Morales”, afirmó el exdirigente cívico.

Ayer, el fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, presentó el informe del Grupo de Investigación Deep Tech Lab de BISITE, de la Fundación General de la Universidad de Salamanca (España), que hizo las pericias sobre los resultados de las elecciones anuladas de 2019.

Pumari aseguró que el Gobierno, al “tener un manejo de los poderes del Estado”, habla de un “supuesto golpe” y utiliza a la Fiscalía para colocar en el imaginario de la población esa versión. Además, dijo que Lanchipa se presta a ese tipo de accionares.

“No debemos olvidar que el señor Lanchipa trabajó con el gobierno de la señora Jeanine Áñez, hoy claramente le rinde pleitesías a un partido político y nuevamente debemos recordar el mal accionar que están tomando en este momento”, añadió.

El exdirigente dijo que el informe de la Universidad de Salamanca no es vinculante, a diferencia del documento presentado por la Organización de Estados Americanos (OEA), el cual debería ser considerado por la Fiscalía General para determinar las acciones judiciales.

Para este viernes, Comcipo realizará una marcha en la capital potosina en rechazo a la determinación del Ministerio Público.

Pumari indicó que pese a la persecución que realiza la Fiscalía General, él continuará en el país porque, afirmó, no cometió ningún delito en 2019 y solo apoyó las movilizaciones de la población que rechazaba que Evo Morales pretenda perpetuarse en el poder.

Comparte y opina:

Patty dice que a Lanchipa le tiemblan las manos para detener a Camacho y le pide dejar su cargo

La denunciante del caso Golpe de Estado afirmó que el Fiscal General solo está “disimulando” al asegurar que será convocado a declarar el Gobernador de Santa Cruz.

Por Edwin Condori

/ 28 de julio de 2021 / 10:48

La exdiputada del Movimiento Al Socialismo (MAS) Lidia Patty, que denunció el denominado caso Golpe de Estado de 2019, consideró este miércoles que al fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, le tiemblan las manos para detener al exlíder cívico y actual gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, pese a ser el principal sindicado en el proceso investigativo.

Durante el gobierno de Jeanine Áñez, “el Fiscal General ha sacado como casino los mandamientos de aprehensión para detener a nuestros hermanos, pero para Camacho le tiemblan las manos, no está trabajando por el pueblo (…), durante el golpe de Estado debería detenerlo a él y ahí lo hubiéramos respetado a ese Lanchipa”, afirmó.

El pasado 25 de julio, el Fiscal General indicó que “con seguridad lo van a citar” a Camacho, pero que “es una decisión de la comisión de fiscales dentro de la estrategia investigativa”.

Ayer, Camacho ratificó que asistirá a declarar cuando sea citado. “No voy a poner excusas y creo que el pueblo merece que hablemos, que no guardemos silencio”, subrayó. 

Sin embargo, “yo lo he denunciado el año pasado y hasta ahora (el Fiscal) no actúa, (…) solo está disimulando (indicando que lo convocará a declarar),  por eso yo siempre digo que debería dejar su cargo e irse a su casa, no debería seguir así disimulando en ese cargo”, agregó Patty.

Camacho lideró en 2019 las protestas cívicas alentadas por denuncias de presunto fraude electoral que, sumadas a un motín policial y una “sugerencia” de las Fuerzas Armadas para que Evo Morales deje la presidencia, derivaron en la renuncia de esa exautoridad.

Comparte y opina:

Últimas Noticias